Posts tagged ‘servicios públicos’

junio 6, 2013

Ondarroa pierde el servicio de ginecología

Iturria: diariovasco.com – 2013/06/06

Ondarroa ha perdido el servicio de ginecología que desde hace hace unas semanas ha comenzado a ofrecerse desde el Centro de Salud de Durango.

Una reorganización de servicios y plantillas llevada a cabo en Osakidetza conlleva que todas las pacientes de Ondarroa tengan que recibir atención en Durango. Fuentes sanitarias de Ondarroa señalaban que «no estamos ante un recorte, pero sí ante una reorganización del servicio, en el que las principales perjudicadas van a ser las mujeres».

En esta dirección, señalan desde el Centro de Salud de Ondarroa que «es inconcebible esta modificación llevada a cabo porque no es lo mismo una consulta ginecológica que exige la inmediatez de atención que otro proceso traumatológico o otro tipo de enfermedad que puede esperar».

En principio, mujeres del Lea Artibai han mostrado su malestar por la pérdida del servicio de ginecología de los ambulatorios de Ondarroa, Lekeitio y Markina. Frente a ello, el Centro de Salud de Ondarroa indica que «esta medida va a afectar a de manera muy negativa a Ondarroa porque este tipo de atención exige una próximidad. Sin embargo, ahora las pacientes tendrán que afrontar desplazamientos, o tener que esperar a las citas, cuando muchas veces exige una rápida atención».

En esta situación, también se indica que «no procede decir que se quiere reorganizar el servicio cuando es exigible la normalización de las consultas de Ginecología como la manera más razonable de conseguir que este tipo de patologías pueden ser detectadas lo antes posible, sin tener que obligar a las pacientes a tener que trasladarse. Son cuestiones imprescidibles de entender porque estamos hablando de salud, frente a un objetivo de reorganización que es dictado por un departamento», señalan desde el Centro de Salud ondarrés.

Anuncios
mayo 12, 2013

Miles de personas reivindican los servicios públicos

Iturria: europapress.es – 2013/05/11

Miles de personas han secundado esta tarde las manifestaciones unitarias convocada en las tres capitales vascas por todos los sindicatos representados en la mesa general de la función pública (CC.OO., LAB, ELA y UGT) en defensa de los servicios públicos y han solicitado al Ejecutivo vasco que retire el decreto de ampliación de jornada laboral.

Bajo el lema ‘Dekreturik ez! Enplegu Suntsiketarik ez! Zerbitu publikoen defentsan, hemen erabaki!’ (No al decreto, no a la destrucción de empleo, en defensa de los servicios públicos, aquí se decide) las marchas, que también eran apoyadas por otras centrales sindicales como ESK, STEE-EILAS, Satse o SME, han querido denunciar las medidas adoptadas por el Gobierno vasco en el ámbito del sector público, entre ellas, la ampliación de la jornada laboral.

La protesta de Bilbao ha partido a las cinco y media de la tarde de la Plaza del Sagrado Corazón y, a la misma hora, ha salido la marcha de San Sebastián desde el Boulevard. Por último, en Vitoria la manifestación se ha iniciado a las siete de la tarde de la calle Bilbao.

En la capital vizcaína, tras recorrer las principales calles de la capital vizcaína, la manifestación ha concluido en la plaza del Teatro Arriaga entre lemas en contra de los recortes. Al inicio de la misma, el responsable de Servicios Públicos de ELA, Igor Izagirre, ha manifestado que el decreto de ampliación de la jornada laboral supondrá “destrucción” de empleo y ha calificado de “inaceptable” que, con la actual situación de desempleo, el Gobierno vasco opte por “destruir empleo y vaya en contra de la calidad de los servicios públicos”. “Ahora es cuando más necesidad hay de esos servicios públicos”, ha apuntado.

En este contexto, ha exigido a Lakua que retire un decreto hecho “a través de la imposición” y que supone la destrucción de empleo. “Exigimos respeto al marco vasco de negociación. No aceptamos que se hagan decretos y se impongan las condiciones laborales de los trabajadores”, ha advertido, para añadir que no se pueden aceptar “injerencias” de Madrid.

Por último, ha hecho un llamamiento a la sociedad vasca y a los trabajadores de los servicios públicos a seguir por el camino de la movilización y “apoyar masivamente la huelga general del próximo 30 de mayo”.

Desde LAB, han mostrado su rechazo al decreto del Ejecutivo no solo porque supone una ampliación de jornada para funcionarios sino porque va a repercutir especialmente en la destrucción de puestos de trabajo. Según sus cálculos, alrededor de 2.000 puestos “están en juego”.

“La manifestación es un fiel reflejo del enfado que el decreto ha generado en todos los colectivos y esperemos que el Gobierno vasco recapacite y retire el decreto”, ha señalado la representante de LAB Arantzi Sarasola.

Asimismo, han advertido al PSE-EE de que, en el caso de que acepte del Gobierno vasco la “oferta para llegar a un acuerdo de estabilidad” no lo van a poder hacer sobre la premisa de la destrucción de servicios y empleo público.

Por su parte, desde Comisiones Obreras, Pablo García ha calificado la jornada de “especial” y ha subrayado que los trabajadores del servicio público vasco tienen claro que hay que “evidenciar lo que en la mesa de negociación no quiere hacer evidente” el Gobierno vasco.

“Mientras los recortes sigan y la negociación siempre sea a la baja van a tener un problema con la parte social y con CC.OO. En ningún momento hemos decidido levantarnos de ninguna mesa, pero en las mismas se está para trabajar en beneficio de los trabajadores, algo que no parece entender el Ejecutivo”, ha indicado.

“GOBIERNO HIPÓCRITA”

Asimismo, la representante de UGT Arantza Agote ha indicado que es “necesario dar una respuesta contundente a las políticas de recorte del Gobierno vaco”, que, a su juicio, inciden directamente en el empleo.

“Este Gobierno es un hipócrita al afirmar que está haciendo políticas para generar empleo cuando lo que hace es destruir miles de puestos, incidiendo directamente en los eventuales”, ha advertido para añadir que desde Lakua se quiere “de nuevo engañar a la ciudadanía”.

Por último, la representante del sindicato de Enfermería SATSE ha confiado en que la presente sea la legislatura del “talante y del talento” ya que la sociedad vasca no se puede permitir “más gobiernos imponiendo condiciones y decretos para regular los decretos de las personas”.

mayo 7, 2013

El 11 de mayo manifestaciones por el empleo en el sector público

Los sindicatos con representación en la mesa general -ELA, LAB , CCOO y UGT- han convocado una manifestación para el próximo 11 de mayo en Gasteiz, Bilbo y Donostia bajo el lema “ Dekreturik ez! Enplegu Suntsiketarik ez! Zerbitu publikoen defentsan, hemen erabaki!”.

La protesta de Bilbao partirá a las 17,30 de la Plaza del sagrado Corazón. Para la misma hora se ha convocado la manifestaciòn de Donostia que saldrá desde el Bulevard y, por último, la marcha partirá a las 19 horas de la Plaza Bilbao en Gasteiz.

abril 8, 2013

¿Es eficiente privatizar?

Iturria: Miguel Garcia / economiacritica.net – 2013/03/20

Decía el polémico economista J.K. Galbraith que la mayoría de los fenómenos económicos de importancia podían explicarse a través del lenguaje común y sencillos ejemplos; cuando las explicaciones van recubiertas de supuesto vocabulario  científico y humo matemático, suelen buscar legitimar intereses particulares más que explicar el fondo de los problemas.

La cuestión de la privatización y su supuesta eficiencia esotérica, basada en las milagrosas propiedades del afán de beneficio en cualquier momento y lugar, es un magnífico ejemplo. Nos toman por idiotas.

Si nos liberamos por un segundo de la ideología dominante y nos preguntamos fríamente de qué depende la eficiencia, la respuesta seguramente irá encaminada a hablar de unos objetivos congruentes basados en unos criterios de organización y gestión adecuados ¿Es entonces el tipo de propiedad lo más inmediato para  relacionar con la eficiencia? No parece lo más natural.

La evidencia también se muestra tozuda frente al neoliberalismo; algunos ejemplos: El agua que con tanto ahínco buscan privatizar en Madrid, volvió a ser recuperada y convertida en una empresa rentable en Paris. Tampoco parecen ser buenas las experiencias de los ferrocarriles privatizados en Argentina y Reino Unido, hundidos ante la falta de inversión. ¿Y la sanidad? No parece ser que el amado modelo estadounidense, que permite morir a ciudadanos de enfermedades tratables, sea además, ningún  ejemplo de ahorro.

Se acusa al sector público de tendencia a la burocratización, de generar organigramas ineficientes, como si el sector privado estuviera inmunizado cual superhéroe ante estos males. Pero los gigantes ineficientes de pies de barro, tampoco parecen entender de propiedad si miramos las antaño imbatibles Ford o General Motors postradas y rescatadas, o como empresas chinas de capital mixto han demostrado desde el pragmatismo de la ausencia de derechos, ser mejores explotadores que muchos de sus competidores del “purismo del libre mercado”.

Aun así, aceptemos la premisa: el sector privado es más eficiente por definición. Y entonces miremos un poco más allá, haciéndonos la pregunta que sesudos analistas omiten hacer: ¿Qué entendemos por eficiencia?

Si nos atenemos a la visión convencional, empresa eficiente es un eufemismo de empresa rentable; cuanto más mejor. Parece lógico que las empresas actúen de este modo, aunque es cuestionable el hecho de sustituir la palabra rentable o lucrativa por eficiente, para revestirlo todo de una supuesta carga científica. Otra vez, si miramos un poco más allá, comienzan a surgir los problemas debajo de la alfombra.

¿Es la sanidad más rentable la más eficiente? Pongamos un sencillo ejemplo: El antiguo paciente de la sanidad pública es ahora un cliente de la eficiente sanidad privada. Bien, si nos encontramos sujetos a la lógica de la máxima rentabilidad como criterio, y el gestor privado del hospital tiene la opción de elegir entre curar una enfermedad o cronificar la misma con tratamientos paliativos ¿Cuál será su incentivo? Asusta pensarlo, pero en marketing lo llaman fidelización del cliente.

Pensemos también en la agricultura, y en el peligro latente de las llamadas semillas terminator, esterilizadas para hacer dependientes año a año a los pequeños productores. Tampoco nadie duda de lo rentable que resulta destruir la también privatizada IBERIA, no para los trabajadores claro, sino para los eficientes bolsillos de los corsarios financieros. ¿Hacer negocio con la muerte? Seguro que privatizar cementerios y cobrar tasas por mantener los nichos es eficiente, es decir, rentable.

No deberíamos sorprendernos, el ataque a lo común va mucho más allá de lo que queremos ver y se dirige a la esfera local, amenazando la realidad de miles de pequeños municipios; por definición ineficientes, prescindibles por tanto, como sus urgencias sanitarias. Con el anteproyecto de ley de reforma municipal se abre la veda: el agua de los municipios, la gestión de residuos, mercados centrales como Mercamadrid o cementerios pasarán a ser objetivos prioritarios. Una ley nacional para una imposición europea, como casi siempre. Al menos, se agradece la claridad en los objetivos buscados:

“(…) se suprimen monopolios municipales que venían heredados del pasado y que recaen sobre sectores económicos pujantes en la actualidad.” Anteproyecto de Ley para la Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local

¿Pero no habíamos quedado en que lo público siempre es ineficiente? Sorprende entonces que se acuse a los municipios de acaparar actividades rentables y no deficitarias. ¿Potencialmente demasiado rentables para ser públicas? También es llamativo que la mayoría de las hoy  punteras grandes multinacionales españolas, procedan del oxidado sector público español; la herencia recibida a precio de saldo no debió ser tan mala como se ha querido hacer ver desde determinadas esferas de poder.

Cuanto más avanzamos más dudoso parece el otorgar características milagrosas al afán de privatizar, y menos demoniacas las características que presenta el sector público. Esto nos podría llevar a pensar que la propiedad al fin y al cabo no importa, como parece querer demostrar la experiencia China. Nada más lejos de lo que quiere mostrar este artículo.

La propiedad en última instancia claro que importa; y mucho. Importa porque solo desde fuera de la empresa privada podemos entender la eficiencia como algo diferente al máximo beneficio económico: la eficiencia en pro del beneficio social, la única compatible con un desarrollo ecológicamente sostenible, con no esquilmar ecosistemas bajo la lógica de la ganancia.  Importa porque, al fin y al cabo, todo el mundo prefiere ser el dueño del fruto de su trabajo a vivir con un salario cada vez más precario, subempleado en un puesto de trabajo donde no  comprendes muy bien para qué estudiaste tantos años aquello que te gustaba.

Sin duda, pura utopía a día de hoy. Quizá, abrir los ojos ante las mentiras que se convierten en verdad de tanto repetirse, sea el impulso que nos haga caminar hacia una sociedad donde la  eficiencia, sea algo más que el afán insaciable de lucro.

diciembre 25, 2012

El negocio de privatizar lo público

Iturria: NuevaTribuna.es / Edmundo Fayanas Escuer | Profesor y licenciado en Historia – 2012/12/18

El  neoliberalismo nos va a plantear dentro de poco privatizar hasta el aire que respiramos. En ese absurdo mundo neoliberal que representa Rajoy y su PP, pretenden la privatización entre otros  aspectos, la sanidad y la educación.

¿Qué significa privatizar la sanidad? Los neoliberales del PP plantean la privatización sanitaria, y esto pasa por demoler un sistema público sanitario eficiente y barato, por otro que nos lleva a la ruina, como veremos. Veamos algunos aspectos.

Modelos sanitarios que son referentes para el PP.

• El modelo anglosajón o norteamericano, donde lo privado es lo que manda. Todos deben saber que las empresas sanitarias norteamericanas que cotizan en el Dow Jones  neoyorkino son las más rentables, muy por encima de las financieras, es decir, son empresas donde el beneficio prima sobre la salud. Según numerosos estudios realizados por distintas organizaciones médicas se reconoce que más de un 20% de las intervenciones quirúrgicas en centros privados no son necesarias y lo único que buscan es el beneficio.

El gasto sanitario de Estados Unidos es del 17% del PIB.   Este no cubre al 20% de su población, pues no tiene ninguna cobertura sanitaria y otro 50% tiene una cobertura médica muy por debajo del sistema público español.   Sin embargo tiene un coste que duplica al español. ¿Es esta la alternativa del PP?

• El modelo holandés está gestionado por mutuas privadas. El sistema es universal, gratuito y el Estado fija los límites de los servicios de salud esenciales.  Se empezó pagando 170 euros mensuales, pero ya están en 210 euros y con una disminución de las prestaciones que tenían, que rondan el 25%, es decir pagar más por recibir menos.   Holanda gastó, en 2010, el 15% de su PIB, es decir un 65% más que el gasto sanitario de España y además con menos prestaciones.

Este sistema fue impulsado por la derecha a inicios del 2000, con los mismos argumentos que usa el PP, diciendo que lo privado da más barato el servicio y con mayor eficiencia. Entonces el gasto estaba en el 12 % de su PIB, actualmente está en el 15% y con menores servicios,

Su cartera de prestaciones sanitarias como ya hemos visto ha disminuido, pero además el sistema deja hoy a 150.000 holandeses sin ningún tipo de seguro y otros 320.000 no pueden pagarlo, es decir, tenemos un 5% de su población sin cobertura médica.   A todo ello hay que añadirle, que en sus presupuestos sanitarios del 2010 se presenta un déficit de 1.400 millones de euros ¿Es este el modelo que plantean los del PP?

• El sistema sanitario español gasta aproximadamente el 9% de su PIB, mientras que en la Unión Europea a 15 es del 12%.  En la última década, el crecimiento del gasto sanitario español ha sido del 2,7% anual, mientras que en los países de la U. E. ha sido del 4,1%. El coste sanitario en 2010 por cada español era de 1.673 euros, mientras que en la Unión Europea a 15 era de 2.103 euros anuales.

El número de trabajadores sanitarios españoles representan el 4,1%, mientras que en la Unión Europea a 15 es del 6,6%. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Vicenc Navarro “gran parte del crecimiento sanitario en España ha sido en el sector privado.   España es uno de los países en los que la población paga más por sus servicios sanitarios privados y ello es consecuencia del subdesarrollo del sector sanitario público”.

¿Qué pasa con la sanidad madrileña?

En su intento de privatización, no hay un solo informe económico que lo avale ni ningún organismo médico que lo apoye. Siguen con la cantinela de que lo privado es más barato que lo público. Queda desmontado rápidamente, simplemente consiste en acudir a los presupuestos que ellos presentan para ver, que la mentira es algo congénito en el PP. Veamos los datos que aportan los presupuestos  sanitarios de la Comunidad de Madrid.

En el año 2010, la Comunidad de Madrid presupuestaba en 277.375 euros el coste anual por cama en le sistema público, mientras que pagó 434.686 euros el coste anual por cama en los hospitales de gestión privada o semi privada. ¿Es lo privado más eficiente que lo público con sus datos?

En el año 2011, los fondos destinados en los presupuestos sanitarios madrileños aumentaban en el sector privado un 30%, mientras que los de la sanidad pública se les recortaban un 9%. Los siete hospitales con gestión semiprivada y que su construcción estaba presupuestado en 701 millones de euros, cuando se terminen de pagar habrán costado a la sanidad madrileña  unos 5.000 millones de euros, es decir, un 700%. A esto se le llama hacer un negocio redondo. ¿Es esto a lo que ellos llaman eficiencia económica?

Por si aún  les quedan dudas del modelo, en los presupuestos de la Comunidad de Madrid de 2011, el coste que se pagó a la multinacional Capio por cama/año fue de 535.000 euros y a la Fundación Jiménez Díaz unos 675.000, es decir, más del doble que  a la pública.

En los propios presupuestos de 2013, nos hablan de  un coste en lo público de 400-442 euros persona, mientras que los privatizados nos hablan de 505 euros en el hospital de Valdemoro, 592 euros en el de Móstoles y 586 euros en el de Torrejón.

Los presupuestos de 2013 presentan un recorte de 787,75 millones, que significa un recorte del 17,1% respecto al de 2012. El reparto de dicho recorte es: los hospitales públicos tiene un 16,19%, los de gestión semi privada un 28,66% en un intento de descapitalización para así justificar su privatización, mientras que los centros privados tienen un aumento del 4%.

El actual sistema de privatización se basa fundamental en tres empresas. Veamos:

• Capio, que surge en el año 1998 como Ibérica de Diagnóstico e Cirugía, IDC. Es vendida en el año 2005 a la multinacional sanitaria sueca Capio por 331 millones de euros. En el 2011, se separa de la multinacional sueca aunque conserva el nombre, y paga 900 millones de euros. Su actual accionariado está compuesto por CVC Capital Partners, que es un fondo de capital riesgo británica con sede en Luxemburgo, que es un paraíso fiscal, con el 80 % de su propiedad y siendo dirigidos por personajes muy próximos al PP. El restante 20% está en manos de Abertis que se dedica a aparcamientos y autopistas, Cortefiel en textil o la telefónica “R”. El 65 % de sus ingresos provienen del gasto público.

• Ribera Capital que se creó para llevar adelante el proyecto de privatización de la sanidad pública valenciana, participando Adeslas que aportaba su saber sanitario. Las empresas constructoras Dragados y Lubasa y en el apartado financiero Bancaja y la CAM ¿Les suena?

Actualmente, el Banco Sabadell está intentando aumentar su participación en dicha empresa, proveniente de la adquisición de la CAM y negocia con Bankia para comprarle la parte de Bancaja. Está claro que ve negocio. Además forman parte, Adeslas que pertenece a la sociedad británica Goodrower y Sanitas, que pertenece al grupo británico Bupa International.

• El grupo Quirón-UPS. Dominado mayoritariamente por el fondo de capital riesgo Doughty Hanson.

Después de todos estos datos podemos concluir con varias consideraciones:

• Quieren convertir un servicio público eficiente, barato y apreciado, en otro en el que el beneficio privado prime sobre la salud y además dirigirlo hacia un oligopolio.

• El beneficio privado es el fin, la propia Capio presume de que por cada euro invertido ella obtiene 2,7 euros, este negocio se obtiene a costa de nuestra salud.

• ¿Por qué tanto interés del PP en la privatización? Hay muchísimos rumores sobre notables políticos del PP en estas empresas. Yo no tengo datos y además estos son difíciles de dar dada la opacidad de estas empresas, pero sí cabe preguntarnos sobre dos exconsejeros de la sanidad madrileña, Lamela y Güemes.

• En Estados Unidos son las empresas sanitarias y farmacéuticas las que más invierten en política apoyando al candidato republicano e hicieron todo lo posible para que Obama no sacara su reforma sanitaria. En un sistema de financiación de los partidos políticos tan opacas como la española, cabe preguntarnos, si estas empresas sanitarias no juegan ya el mismo papel que las norteamericanas.

Es hora de una vez, que los españoles ejerzamos nuestros derechos ciudadanos y rechacemos no solo la privatización sanitaria, sino a todas las empresas españolas que participan en ella.  Para ello propongo, se saquen los dineros del banco Sabadell, no se compre en Cortefiel, no se aparque en Abertis. Si lo hacemos podemos pararlos y hacerles entender que con nuestra salud, cero negocio.

noviembre 13, 2012

Privatizar hospitales sale caro

Iturria: eldiario.es / Raúl Rejón – 2012/11/12

El pago a empresas subcontratadas para atender a los pacientes cuesta más que la asignación anual de la Comunidad a varios de los hospitales que va a privatizar

Privatizar hospitales públicos, como prevé hacer la Comunidad de Madrid, sale caro. El sistema escogido, pagar a una empresa una cantidad por habitante y año para atender a la población asignada a los hospitales, suma en muchas ocasiones más dinero que el que la Consejería de Sanidad destina al servicio médico de esos hospitales mediante los presupuestos.

Este desfase se da sobre todo cuanto mayor es el hospital y a más pacientes (clientes) se atiende. Con los datos disponibles, el Hospital Infanta Leonor (del barrio madrileño de Vallecas), recibió de  las cuentas públicas 99 millones de euros en 2012. Su memoria anual de 2010 recoge un gasto de 100 millones. Su población de referencia es de 325.000 vecinos, que multiplicado por los 441 euros por año que calcula Sanidad que se abona en los convenios privatizadores por la asistencia sanitaria da un total de 143.325.000 euros. 43 millones más. Para que la asignación de dinero público a la futura empresa por esa asistencia sumara 100 millones, la cuota per capita debería quedarse, aproximadamente, en 307 euros por persona y año. En los presupuestos de 2013, Vallecas tiene asignados 13 millones a la espera de su externalización.

El Infanta Leonor es uno de los seis centros que se estrenaron con una fórmula por la que la atención sanitaria es gestionada por una empresa pública que recibe una asignación anual con la que tiene que administrarse. Así, en este centro, al comienzo de este ejercicio, la gerencia explicó a la plantilla que su objetivo era “poder pagar todas las nóminas” como objetivo principal. Con su asignación, la dirección médica del hospital tiene que decidir si profundizar en la plantilla, el material, la investigación u otra partida. Y justificarlo ante la consejería en su memoria. Según una facultativa del centro: “No damos pérdida ninguna”.

Lo mismo ocurre si se miran las cuentas del Infanta Sofía en la localidad de San Sebastián de los Reyes (anexa a Madrid). Su memoria de 2010 suma 108 millones y los presupuestos de 2012 registraron 107,9. Su área de influencia suma 300.000 cartillas, es decir, 132,3 millones de euros si la asistencia fuera privatizada. En 2013, su partida es de 13 millones.

El Hospital del Sureste, en Arganda del Rey, recibió en 2012 55 millones por sus 150.000 vecinos de referencia. El convenio les augura unos 66 millones. El del Henares en Coslada tuvo una partida de 74 millones con lo que quedaría más o menos igual.

Los centros más pequeños (ahora más costosos) sí verían reducida su partida con este sistema al pasar el Infanta Cristina de Parla (120.000 cartillas sanitarias) de 71 a 55 millones y el del Tajo en Aranjuez de 47 a 28 millones (su población de referencia es la más pequeña, 65.000 ciudadanos).

octubre 11, 2012

Limpieza privatizada

Iturria: Gara.net – 2012/10/11

Los representantes de ESK, ELA, LAB, UGT y CCOO del Hospital de Cruces rechazan «la privatización de la limpieza del nuevo edificio de Laboratorios» para los próximos cuatro años. Denuncian que, «a la chita callando», la dirección aprovechó el verano para abrir el proceso de contratación del servicio que termina en diciembre de este año.

Las centrales sindicales critican «el desprecio a las propuestas de trabajadores y sindicatos» y manifiestan que la dirección «ha actuado con una total falta de transparencia y ha optado por una política de hechos consumados».

Por este motivo, han convocado a una concentración para hoy a las 13.30 en la entrada del Hospital de Cruces y el lunes a las 11.45 horas en la entrada del pabellón de Gobierno de este centro.

agosto 31, 2012

Cinco falacias sobre sanidad e inmigrantes

Iturria: Ignacio Escolar / El Periodico – 2012/08/31

1. «No pueden tener sanidad si no pagan a la Seguridad Social». Falso. La sanidad ya no se financia con cargo a la Seguridad Social, sino con los impuestos. Cualquier persona que viva en España, con o sin papeles, paga impuestos desde el momento en que consume y compra, por ejemplo, una simple barra de pan. Además, si aceptamos que el pago de la Seguridad Social es requisito imprescindible para la sanidad pública, ¿tendrían derecho a ella los parados? ¿Puede ser ese el criterio en un país con una economía sumergida del 20% y un paro del 25%?

2. «Nadie va a quedar desatendido porque los inmigrantes podrán ir a urgencias». Falso. Si el Gobierno pretende ahorrar 500 millones de euros -una cifra exagerada que no ha explicado-, es obvio que será a cambio de negar servicios y asistencia a los inmigrantes sin papeles. Si la asistencia fuese la misma, ¿cuál sería el ahorro?

3. «Los inmigrantes colapsan la sanidad». Falso. Van al médico bastante menos que la media porque son más jóvenes y porque algunos temen ser expulsados del país. En el 2008, según un estudio de la sociedad de medicina SemFYC, el 57,7% de los españoles pasaron al menos una vez por su médico de cabecera frente al 12,7% de los inmigrantes. También acuden a las urgencias cerca de un 50% menos.

4. «Abusan del turismo sanitario». Falso. Mezclar a los inmigrantes sin papeles con los ciudadanos de países ricos de la UE que vienen a España a operarse es desviar el debate. La atención sanitaria a los europeos que vienen a España no se regala: ya se factura a sus respectivos países. Además, la buena sanidad pública española es un argumento a favor del turismo -nuestra principal exportación-, especialmente entre los jubilados europeos que se gastan su pensión en la costa.

5. «En otros países europeos tampoco se les atiende». Es una media verdad. Lo que se omite es que son países como Polonia, Chipre, Eslovenia o la República Checa, mientras que en Francia, Bélgica, Portugal o Italia sí reciben atención sanitaria. El debate es otro: qué clase de Europa queremos ser.

agosto 10, 2012

“Ya no te llaman perroflauta si protestas”

Iturria: diagonalperiodico.net – 2012/08/09

Las plantillas del sector público se resisten a la imagen del funcionario que intenta imponer el Gobierno para justificar los recortes.

Las movilizaciones de julio/agosto de empleados públicos contra los recortes han sorprendido: por su composición (las famosas camisetas de policía en las manifestaciones), por su fecha (el tópico dice que a partir del 15 de julio la protesta se va de vacaciones), por sus formas (con cortes de tráfico olvidados desde hace tiempo en este tipo de manifestaciones).

Los penúltimos recortes del Gobierno pueden poner de acuerdo a más de tres millones de empleados públicos que viven de hecho realidades laborales completamente distintas, desde la ordenanza con plaza en un ministerio hasta el basurero subcontratado por un ayuntamiento. Tres trabajadoras del sector público nos dan su visión de las recientes movilizaciones.

“La paga extra no la usaba para comprarme chuches”

Ester, administrativa en el CSIC, Madrid

El personal del CSIC en Madrid ha participado en los cortes de tráfico espontáneos desde el primer día de protestas. Entre el recortazo del viernes 13 y los cortes de tráfico la plantilla de la institución se vio sacudida por la misiva interna de la secretaría económica del CSIC en la que se aseguraba que el Estado no había ingresado las transferencias corrientes y de capital correspondientes al mes de mayo y junio, motivo por el que la entidad había cancelado supuestamente los pagos a proveedores para garantizar los ingresos de las nóminas. Una semana después la transferencia llegó, pero la alarma ya había cundido en una institución que ha visto cómo en 2012 se han recortado un 25% el gasto en investigaciçon.

Ester lleva contratada por obra y servicio en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas desde hace cuatro años y afirma que nota un cambio de actitud. “La gente estaba viviendo de lo que quedaba de vacas gordas. Si protestabas te llamaban ’perroflauta’, pero eso se está acabando, ahora todo el mundo se siente identificado”, opina.

De 30 años de edad, el recorte en la paga extra de Navidad le afecta de una manera especial porque en diciembre paga el doble de hipoteca. “Yo cuento con ese dinero para pagar mi cuota, no estamos hablando de que me quieran quitar dinero que yo quiera para comprarme chuches”, se queja. “Pero todavía no pienso que me lo vayan a quitar”, explica desafiante. “El problema para protestar es que intentar presentar a los funcionarios como cabeza de turco”.


“Esto no afecta sólo al estereotipo de funcionario”

Eva Sánchez, funcionaria en la Seguridad Social, Barcelona. Delegada de CGT

La plantilla del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) en Barcelona ha estado cortando la calle todos los días desde el viernes 13 de julio hasta el viernes 3 de agosto. Eva Sánchez lleva trabajando 22 años en el INSS, y afirma que en esta ocasión fuea la gente quien se autoorganizó “para exigir movilizaciones a los sindicatos”. Su centro de trabajo conserva una alta proporción de personal funcionario: “aquí los laborales son tan sólo un 1%, cuando en la administración local ya va siendo corriente que la proporción sea exactamente la inversa”.

Preguntada sobre cómo la afectan los últimos recortes, llama la atención que mencione la subida del IVA en segundo lugar después de la eliminación de la paga extra de navidad. “Es que lo de los recortes no es un asunto de empleados públicos, cuando hemos salido a protestar cada día nos hemos dirigido a un punto distinto del barrio para explicarlo”, afirma. El siguiente sitio que visitarán, ahora que sus protestas han quedado acotadas a los viernes, será el mercado del barrio de Gràcia. “Nos estamos juntando con la gente de Extranjería, los compañeros de Inspeccion de Trabajo, con el Centro de Atención Primaria (CAP) de Gràcia, y la respuesta de la gente que nos escucha es muy buena”.

Como para el resto de empleados públicos, la cobertura de las bajas médicas serán peores para Sánchez que para las plantillas de las medianas y grandes empresas del sector privado: tan sólo se cubrirá el 50% del sueldo. “Vamos a ser los únicos empleados de la gran empresa a los que no se nos cubre el 100% de la baja”, destaca la sindicalista, dado que la mayoría de convenios en el sector privado la empresa completa la parte de la baja que no cubre la Seguridad Social.

“El día que salgamos a la calle tenemos que salir todos. Esto afecta a empleados públicos como los de Renfe, los del Metro, el basurero, el jardinero, gente que muchas veces está subcontratada, no estamos hablando de la típica imagen del funcionario”, explica en previsión de futuras movilizaciones.


“Hay una especie de absentismo en la lucha”

E., empleado en la Comunidad de Madrid

“En nuestro departamento éramos 6 y ahora estamos 2”, dice este delegado de prevención que prefiere permanecer en el anonimato y para quien los recortes no son una novedad. Primero fueron a por el sueldo: como otros contratados laborales de su área, (“no personal funcionario”, remacha) acumula una pérdida de poder adquisitivo del 17,8% en los últimos ejercicios, pues llevan desde el año 2007 sin renovar el convenio y tres más de congelación salarial. “Hace ocho años que no nos suben el IPC, pero teníamos contraprestaciones: formación, bajada de jornada, ayuda por tratamiento dentales”, explica. “Pero lo primero que nos hizo salir a la calle no fue el sueldo, lo que nos hizo salir fueron los recortes por parte y ordenados por Esperanza Aguirre en materia de empleo, educación y sanidad”, explica.

Si hasta ahora predominaba “una especie de absentismo en la lucha”, ahora admite que en las protestas han pasado de ser “8 o 9” a salir “muchos más” cada viernes. “Esto no son órdenes del sindicato, sino que es la propia gente que dice tenemos que salir”, aclara.

Todo ello pese a que trabajan cara al público en una actividad delicada y muy sensible: el servicio de empleo autonómico, un área que de forma progresiva se está externalizando a ETT y empresas sociales. “Antes un argumento para no protestar era que se hacía por respeto a los parados. También hay miedo a ’los antisistema’, no hay esa cultura de salir a protestar”, afirma. “A mí como laboral me pueden despedir mañana después de trabajar 22 años en la administración. Lo de la paga ya es la gota que colma el vaso” declaraba entonces, cuando no se conocía la intención del Gobierno de que la anulación de transferencias a las autonomías cuente como criterio para que las administraciones públicas puedan hacer despidos colectivos.

agosto 10, 2012

La doble “inviabilidad” de los servicios

Iturria: Ezequiel – Kaos en la Red – 2012/07/27

La búsqueda del beneficio siempre ha sido una máxima de las empresas capitalistas. Esto es extensible al sector privado de la enseñanza, que en un acto despreciable ha recibido una media de 2.411€ por alumno en subvenciones, mientras nuestra pública se queda en los huesos.

Según los datos publicados por el INE el pasado Miércoles las subvenciones a centros privados y concertados ha aumentado un en casi un 30% desde el curso 2004-2005 al 2009-2010. Esto no debería ser permisible, y menos aun cuando la escuela pública está languideciendo a causa de los numerosos recortes.

Y esque las élites no se conforman con educar a sus hijos a su manera en sus colegios, si no que además nos roban el dinero necesario para poder dar a los nuestros una educación de mayor calidad. Tanto los centros privados como concertados obtienen unos jugosos beneficios a costa de las ayudas del estado y por ende del contrubuyente, en el curso 09-10 la enseñanza privada no universitaria extrajo unos beneficios de 491 millones de euros y esto es un 7,4% más que en el 2005. Así mismo casi un 60% de los ingresos de estos centros provienen del Estado, por lo cual no son autosuficientes, no son viables económicamente hablando y como tal, debería ser suprimido. La lista de servicios públicos “inviables” dada por el ejecutivo es enorme, empezando por las universidades y pasando por cuestiones tan delicadas como la ayuda a la minería o la ley de dependencia, las cuales se están viendo ya afectadas o se verán gravemente afectadas en breve, pero en esta lista negra sigue sin aparecer al enseñanza privada, a todas luces sostenida por todos.

Los más pudientes se burlan de nosotros claramente y le dan la vuelta a a la tortilla de la inviabilidad cuando quieren, no me importa que haya instituciones educativas de este tipo pues cada cual es libre de educar a sus hijos donde mejor le parezca, pero el problema de esto es que esas instituciones las mantenemos todos, pero muy al contrario de numerosos servicios públicos que  estan apunto de ser suprimidos, no todos hacemos uso de ellas. Quizá no seria tan insultante que estas instituciones subsistieran a duras penas, pero la cuestión es que generan beneficios, pero…¿Realmente pueden generar beneficios unas instituciones que reciben el 60% de sus ingresos del estado? Evidentemente es otra de las desfachateces de los partidos dominantes en España, no solo financian estas instituciones sino que incluso siendo un lastre económico permiten que se lucren.

Deberíamos estar todos los días en la calle pidiendo que todos los porcentajes en ayudas a la privada se “inyectaran” al “enfermo” público. Que se atengan a las reglas báscias del capital, si algo no genera beneficios, que se cierre y au. Pero de esta forma de actuar podemos extraer otra lectura y es que esta ya no es la edad dorada del capitalismo, sino que está viejo, decrépito, pierde las formas y no se mantiene fiel a sí mismo. Es el momento propicio para actuar.

La fuente de datos en la que me he basado, publicada por el INE: http://www.ine.es/prensa/np727.pdf

A %d blogueros les gusta esto: