Posts tagged ‘movilización social’

marzo 11, 2014

Marchas contra la pobreza

Iturria: ELA Sindikatua – 2014/03/10

Los sindicatos y organizaciones sociales que integran la plataforma Gune han llamada a participar en las marchas que en los próximos días se llevarán a cabo en distintas comarcas de Hego Euskal Herria para denunciar “el empobrecimiento y la precariedad”. La primera columna saldrá de Ermua el 11 de marzo.

Los siguientes días partirán columnas de Arrasate, Gernika, Eibar, Erandio, Azkoitia, Santurtzi, Bilbo, Donostia, Basauri, Laudi, Orduña, Irun, Gasteiz, Hernani, Zumarraga e Iruñea.

El 22 de marzo tendrá lugar una marcha a Madrid.

Marchas contra la pobreza

marzo 11, 2014

Viernes 14 de marzo “Marcha por Ezkeraldea”, en el contexto de las “Marchas por la Dignidad”.‏

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2014/03/11

Campaña de denuncia de diferentes agentes sociales y sindicales contra las políticas que nos abocan a la pobreza y la precariedad. Por este motivo se impulsarán diversas iniciativas en las comarcas de Euskal Herria. Así, este viernes una marcha recorrerá la comarca con mayor tasa de paro y pobreza.

Pan, trabajo y techo.

Dentro de la campaña de denuncia que diferentes agentes sociales y sindicales estamos desarrollando contra las políticas antisociales que nos abocan a la pobreza y la precariedad tendrán lugar una serie de marchas que recorrerán las distintas comarcas de Euskal Herria a partir de mañana martes 11 al jueves 20 de marzo.

Estas marchas forman parte de la iniciativa “Marchas de la Dignidad”, y confluirán el sábado 22 de marzo en una multitudinaria manifestación en Madrid.

Marcha por Ezkerraldea

En concreto, y en el ámbito de esta iniciativa, este viernes 14 de marzo partirá la “Marcha por Ezkerraldea” desde el Parque de Santurtzi a las 10:30 horas para finalizar en la Plaza del Kasko de Sestao, municipio con la tasa de paro y pobreza más alta de Euskal Herria, un 26%.

A lo largo de esta “Marcha” se realizarán diferentes paradas para visualizar las situaciones de recortes, paro, precariedad y pobreza que sufre la comarca de la Margen Izquierda: en el Ayuntamiento de Santurtzi; ante las oficinas del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide de Portugalete; en el Centro Comercial “Ballonti”; el ambulatorio de Repelega; y la sede central de la Seguridad Social en Ezkerraldea en Sestao.

Nos arrastran al empobrecimiento y la precariedad

A través de esta nueva movilización, se volverá a insistir en la denuncia de las situaciones que padecen las personas y familias de la Margen Izquierda. Así…

  • 22.525 personas están desempleadas, de las cuales el 56% no perciben ningún tipo de prestación.
  • Además, 40.000 personas tiene un contrato en precario; o 1.800 personas trabajan en las grandes superficies comerciales de la comarca por salarios inferiores a 500 euros al mes.
  • Estas circunstancias provocan que 50.000 familias sufran situaciones de pobreza y tengan serias dificultades para llegar a fin de mes. En este contexto no es de extrañar que 6.000 personas dependan de los recursos asistenciales del banco de Alimentos o los comedores sociales de Cáritas de la comarca.
  • Datos a los que debemos añadir que 1.200 familias han sido desahuciadas de sus viviendas en los últimos 2 años.

Colectivos sociales, sindicales y asambleas de personas en paro de Ezkerraldea:

Asambleas de Parados y Paradas de Ezkerraldea y Zona Minera, Barakaldoko Gazte Asanblada, Berri-Otxoak (Barakaldo), Centro Asesor de la Mujer de Barakaldo “Argitan”, Portugalete Eraikitzen y Santurtziko Herri Komitea.

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CNT y CGT.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=d1aJiIIQVoc]
dc6e9b7b6bf7d855e775d8c19e709ee1_XL
febrero 28, 2014

TROIKA, GOBIERNOS Y MULTINACIONALES EN BILBAO

Iturria: naiz.info – 2014/02/27

Ane Garay Zarraga, Erika González y Pedro Ramiro, Júlia Martí Comas, Mikel De la Fuente Lavín y Juan Hernández Zubizarreta. Miembros del Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL), Integrantes del colectivo RETS, y profesores de la  UPV/EHU

«Sus propuestas se dirigen a consolidar el poder de dominación de los ricos contra las mayorías sociales; diseñan un nuevo orden feudal blindado por su policía. Pero fuera de su castillo, las organizaciones sociales, los sindicatos, el movimiento popular y las víctimas de tanto atropello discutiremos sobre cómo desarrollar alternativas fuera del capitalismo, hablaremos de la marcha por la dignidad del 22 de marzo y de la Carta de los Derechos Sociales de Euskal Herria y, además, nos movilizaremos en contra de la cueva de ladrones en que han convertido al museo Guggenheim.»

El 3 de marzo se organiza en el museo Guggenheim de Bilbao la primera edición del Global Forum Spain con el lema “España: de la estabilidad al crecimiento”. A este foro asistirán el presidente del Gobierno español y varios de sus ministros; mandatarios de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y la OCDE; presidentes y consejeros delegados de empresas transnacionales; el lehendakari, alcaldes y autoridades de la Comunidad Autónoma Vasca. Según Urkullu, este foro es «una oportunidad para Euskadi porque se va a debatir sobre un modelo de crecimiento basado en la eficiencia, la competitividad y la internacionalización».

Hace unas semanas, el diario económico “Cinco Días” anunciaba este evento con el titular “Un foro como el de Davos, pero en el mismo Bilbao”. Y es que la reunión de las personas más ricas del mundo que se realiza a principios de cada año es, efectivamente, el modelo a seguir en un encuentro que estará blindado y cerrado al debate. En él se hablará de capitalismo puro y duro, de medidas al servicio de las multinacionales y las clases dominantes. Todo ello con el objetivo de fortalecer la imagen del Estado español y de las multinacionales, empleando un sólido aparataje mediático para tratar de dirigir las miradas a las cifras de las grandes corporaciones y bancos y vender, una vez más, la idea de que se ha iniciado la «senda de la recuperación» tras la crisis financiera y económica.

Para ello, entre los invitados se encuentran los líderes de las principales instituciones que nos gobiernan, como el FMI, la Comisión Europea y el Eurogrupo, conformado por los ministros de Economía de la UE. Son ellos quienes dictan las políticas de ajuste estructural a cambio de préstamos que garantizan la continuidad de la deuda ilegítima. Y tienen sus razones: han convertido una tremenda injusticia –la de salvar con una multimillonaria financiación pública a los responsables de la crisis financiera– en una extraordinaria oportunidad de negocio para los grandes capitales.

El Gobierno español, organizador del evento, tiene claro los puntales sobre los que ha de sustentarse el proyecto de marca España: crecimiento económico, atracción de inversión extranjera y ampliación de mercados para las grandes compañías españolas. Así, su política económica se orienta en ese sentido, a pesar de que en el último año hayan ido quedando en entredicho los estandartes de este proyecto de marca-país: el primero de ellos, Eurovegas, que se presentaba como un modelo ejemplar para la atracción de capitales extranjeros y creación de empleo, no hace falta recordar cómo ha terminado; los segundos, las obras de ampliación del Canal de Panamá y de construcción del AVE a La Meca, que reproducen las mismas lógicas de la burbuja inmobiliaria y del tsunami urbanizador que hemos vivido aquí y cuyos efectos, desgraciadamente, conocemos bien.

Pero es que, además, las políticas de «eficiencia, competitividad e internacionalización» no van a producir los supuestos beneficios que las inspiran: según un reciente informe del Servicio de Estudios del BBVA, el crecimiento previsto para el año 2014 (el 0,9% del PIB) dará lugar a un aumento del empleo neto de 60.000 puestos de trabajo; con el desempleo actual, el mantenimiento de ese ritmo exigiría ¡100 años! para eliminar totalmente el desempleo. Apostar por el crecimiento económico para acabar con el desempleo, como hacen tanto la troika como los gobiernos español y vasco, es una apuesta insostenible, ya que con el actual modelo productivo basado en el uso intensivo de recursos naturales ese crecimiento es ecológica y socialmente insostenible. Junto a ello, se justifica la durísima reforma laboral de 2012 y su probable ampliación en la necesidad de reducir el coste del trabajo para mejorar la «competitividad» de las empresas y así aumentar las exportaciones y el empleo. Sin embargo, el aumento del poder empresarial para modificar las condiciones de trabajo no ha conducido a la creación de empleo, sino que se ha incremento el ritmo de su destrucción.

Por su parte, las políticas del Gobierno vasco, tanto del anterior como del actual, son una versión algo edulcorada de las del gobierno central, pero no tanto por un mayor «espíritu social» como por la mayor fortaleza del sindicalismo combativo y del movimiento social. El Plan de Empleo 2014-2016 prevé aportaciones presupuestarias que no permitirán la eliminación de un desempleo que, en el último año, ha aumentado más que el del Estado español, a la vez que no contempla la creación directa de empleo por el sector público; todo ello, cuando las ampliaciones de las jornadas pactadas están siendo acompañadas de despidos del personal eventual en las administraciones públicas. A la vez, el acuerdo fiscal que han alcanzado PNV, PSOE y PP renuncia a obtener los ingresos fiscales necesarios para mantener y mejorar el empleo público y para ampliar las prestaciones sociales, otorgando un trato fiscal muy favorable a las rentas del capital. Mientras tanto, la patronal vasca se felicita por las sucesivas reformas laborales y por el final de la ultractividad de los convenios.

Junto a la Troika, las instituciones internacionales y los gobiernos español y vasco, los otros actores fundamentales de este evento son las empresas transnacionales. No en vano, el Club de Exportadores e Inversores Españoles y el Consejo Empresarial para la Competitividad son también organizadores del Global Forum Spain. Por eso, en una de las mesas centrales, “La competitividad de la economía europea en un mundo global”, van a intervenir los presidentes de Telefónica, BBVA, Inditex e Iberdrola, cuatro ejemplos de grandes corporaciones expertas en amasar ganancias a costa de la explotación de las y los trabajadores, la destrucción del medio ambiente, la especulación financiera y la acumulación por desposesión.

Ahí estará César Alierta, presidente de Telefónica, que formó parte –al igual que Sánchez Galán, de Iberdrola– del grupo de directivos que el pasado enero acompañó a Rajoy hasta Washington para promocionar los negocios de las grandes empresas españolas en Estados Unidos. Alierta, que en 2012 se embolsó un sueldo de 6,35 millones de euros al tiempo que anunciaba un ERE que afecta a 6.830 trabajadores y trabajadoras, defenderá en el foro el modelo de «eficiencia y competitividad» que sigue su empresa: subcontratación, despidos, represión sindical… A su lado, Francisco González, presidente del BBVA –cargo por el que cobró 2,96 millones y más de un millón en acciones en 2012–, es un claro representante del modelo financiero y de sus malas prácticas: junto a sus inversiones poco éticas, como la financiación de empresas de la industria del armamento o de proyectos energéticos que supondrán graves impactos ambientales, sociales y culturales, el BBVA es responsable del 12% de los desahucios por impago de hipotecas en el Estado español y forma parte del entramado financiero que ha causado la actual crisis de deuda pública.

Junto a ellos se sentarán Pablo Isla e Ignacio Sánchez Galán, presidente y consejeros delegado de Inditex e Iberdrola, respectivamente. Siguiendo la senda de Amancio Ortega, su predecesor en el cargo y máximo accionista del grupo, Isla cobró un salario de 9,4 millones de euros en 2012 –sin tener en cuenta otros pagos en acciones o fondos de pensiones– y ha combinado una imagen pública de «empresario de éxito» con las graves denuncias por explotación laboral en los talleres que Inditex tiene subcontratados por todo el mundo. Por su parte, Galán, que ganó 6,27 millones de euros ese mismo año –sin contar otros 1,15 millones en acciones–, no mencionará que el crecimiento global de las operaciones de su compañía se sostiene sobre la violación de los derechos económicos, sociales y culturales de millones de personas y la destrucción del planeta.

Desempleo, empobrecimiento, desigualdad, exclusión social, pérdida de derechos… todas ellas son secuelas de las políticas que han impuesto los protagonistas de este foro. Sus propuestas se dirigen a consolidar el poder de dominación de los ricos contra las mayorías sociales; diseñan un nuevo orden feudal blindado por su policía. Pero fuera de su castillo, las organizaciones sociales, los sindicatos, el movimiento popular y las víctimas de tanto atropello discutiremos sobre cómo desarrollar alternativas fuera del capitalismo, hablaremos de la marcha por la dignidad del 22 de marzo y de la Carta de los Derechos Sociales de Euskal Herria y, además, nos movilizaremos en contra de la cueva de ladrones en que han convertido al museo Guggenheim.

febrero 27, 2014

Presentación movilizaciones contra la cumbre de la Troika en Bilbo

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2014/02/27

Esta mañana se ha realizado una rueda de prensa para presentar las movilizaciones que se desarrollarán este próximo lunes 3 de marzo en Bilbo el marco de la cumbre “Foro Global España 2014”.

TROIKA, y sus complices, GO HOME!!!

Congreso que se celebrará en Bilbo, en el museo Guggenheim; y que contará con la presencia de Christine Lagarde (FMI); Joaquín Almunia (europar omisarioa); Jeroen Dijsselbloem (Eurotaldea), Ángel Gurría (OCDE), César Alierta (Telefónica), Francisco González (BBVA), Pablo Isla (Inditex), José Lladó (Técnicas Reunidas), Carlos Palacio (Talgo), Francisco José Riberas (Gestamp), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Jorge Sendagorta (SENER), el Rey, Mariano Rajoy, Luis de Guindos, Iñigo Urkullu, Iñaki Azkuna y otras “personalidades”.

Hay que tener en cuenta que las políticas de la “Troika” nos condenan al paro, a la precariedad y la pobreza; para que se enriquezcan más los de siempre. El capital y la banca deciden, Europa acata; Madrid impone y las diferentes administraciones públicas (Gobiernos de la CAPV y Navarra; Diputaciones; y Ayuntamientos) las aplican.

MOVILIZACIONES:

Para finalizar señalar que cada vez somos más personas las que nos organizamos para daros respuesta. Os avisamos: nos tenéis enfrente y luchamos por una sociedad más justa y solidaria. Así,

  • A las 10 de la mañana partirán dos columnas desde el Teatro Arriaga y el Sagrado Corazón para confluir en la Plaza Moyua.
  • Otra marcha partirá desde la Margen Izquierda a las 9:30 horas desde el Parqued e Zorroza; iniciativa organizada por las Asambleas de Parados y Paradas de la comarca. Marcha que confluirá con las otras dos columnas.
  • A la tarde hay prevista una nueva manifestación. Partirá a las 7 de la tarde de la Plaza Euskadi, junto a la Torre de IberTrola.

Plataforma de colectivos sociales y sindicales:

AGENTES SOCIALES: AHT Gelditu! Elkarlana, Anitzak, Arabako Pentsionistak Lanean, Argilan, Asamblea abierta en defensa de las prestaciones sociales, Distintas asambleas de parados y paradas de Bizkaia y Gipuzkoa, Askapena, Asociación de Trabajadoras del Hogar, Asociación de vecinas vecinos de Bilbao la Vieja, Baietz Basauri!, Barrenkale, Berri-Otxoak, Bilgune Feminista, Bizkaiko Emakumeen Asanblada, Colectivo de Parados de Iruñerria, Coordinadora de grupos de San Francisco, Bilbao la Vieja y Zabala, Coordinadora de ONGD de Euskadi, Danok Lan, Desazkundea, Eginaren eginez, Eguzki, Elkartzen, Erromoko Greba Batzordea, Eskuz Esku, Ezker Gogoa, Euskal Herriko emakumeen mundu martxako plataforma, Gipuzkoako pentsionisten duintasun elkartea, Ikasle Abertzaleak, Harresiak Apurtuz, Kakitzat, Komite Internazionalistak, Lanegia, Matxingune taldea, MDMA Taldea, MOC,  Mugarik Gabe, Mujeres del Mundo, Pentsionistak Martxan, Plataforma por los derechos sociales de Gasteiz, Plaza Beltza Kultur Elkartea, Posada de los Abrazos, Renta Básica Universal Taldea, Salhaketa, Sare Antifaxista, SOS Racismo-SOS Arrazakeria, Urtxintxa Eskola, Zazpigarren alaba.

SINDICATOS: ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, HIRU, CGT-LKN y CNT.

GO-HOME-KARTELA-dig
octubre 14, 2013

La plataforma Gune exige a las instituciones vascas que «suplan el deterioro social» que provoca Madrid

Iturria:  diariovasco.com – 2013/10/14

El sábado por la tarde celebrarán manifestaciones en Vitoria, San Sebastián, Bilbao y Pamplona contra la reforma de las pensiones

La plataforma Gune, que lideran ELA y LAB e incluye a una cincuentena de organizaciones sociales y sindicales, saldrá a la calle el próximo sábado en las capitales vascas y en la navarra en contra de la reforma de las pensiones y para exigir a las instituciones vascas que “suplan el deterioro social” que provoca Madrid.

Las manifestaciones, anunciadas ya a finales de septiembre, se celebrarán este sábado por la tarde en las cuatro capitales y se centrarán en denunciar el “nuevo robo” que supone la última reforma de la pensiones y mostrar el rechazo a la misma, además de reclamar un sistema público de pensiones vasco y que Vitoria complemente y cubra la pérdida de ingresos que supondrá esa reforma a los pensionistas.

Los organizadores, con los secretarios generales de ELA, Adolfo Muñoz, y LAB, Ainhoa Etxaide, a la cabeza, han hecho hoy en Bilbao un llamamiento a la participación en estas marchas.

Con ello buscan, en palabras de Muñoz, impedir que la reforma se apruebe y “exigir a las administraciones vasca que suplan el deterioro social que provoca las decisiones que se están tomando en Madrid. Cualquier otra cosa que hagan no nos vale”. Y es que, según ha recordado, con el nuevo factor de sostenibilidad, las pensiones “automática y permanentemente se van a recortar, ya no va a hacer falta hacer más reformas”.

Muñoz, ha arremetido contra unos gobiernos y una clase política que se dedican a “intoxicar”, a fomentar la “ignorancia social” y que va “en limusina” frente al “deterioro monstruoso” que está sufriendo todo lo social. “Ya basta de que la política acepte ser cautiva, estar secuestrada, por un poder económico que está aprovechando la ocasión para hacerse de oro”, ha recalcado.

En este sentido, y junto al deterioro de las pensiones actuales y futuras, el dirigente de ELA ha recordado, además, que los salarios están cayendo “mucho más” que lo que dice el Gobierno español “y de eso no habla nada el Gobierno Vasco”. “Montoro miente y el ministro de Economía, Guindos, también porque la caída salarial está siendo muy grande”, ha insistido.

Rn la misma línea, Ainhoa Etxaide ha subrayado que la reforma de las pensiones no responde, como argumenta el Gobierno, a una necesidad económica o de ahorro, asegurando que “estamos ante una decisión política de seguir robando a la sociedad, de seguir desviando fondos públicos” y que “las instituciones vascas no tienen intención de hacer absolutamente nada ante esta situación”.

“El último pacto político del PSE-PP-PNV no es más que un pacto político para hacer políticas económicas que no cambian la situación, que van a seguir ahondando en la misma tendencia”, ha apuntado.

octubre 13, 2013

Homenaje de Ahaztuak a Periko Solabarria, símbolo de la lucha de la clase trabajadora

Iturria: naiz.info – 2013/10/13

El histórico militante ha dedicado el homenaje celebrado en La Arboleda a los jóvenes de Ernai que, junto a él, están imputados por la Audiencia Nacional y a los prisioneros políticos vascos.

Periko Solabarria durante el homenaje. (Jon HERNAEZ / ARGAZKI PRESS)

Periko Solabarria durante el homenaje. (Jon HERNAEZ / ARGAZKI PRESS)

El acto organizado por Ahaztuak ha comenzado a las 11.00 de la mañana en Triano, donde Periko Solabarria ejerció de cura durante los años más duros de esa zona minera de Meatzaldea. El historiador Txema Uriarte ha recordado que en las minas de esa comarca nació y se gestó el movimiento obrero vasco con la primera gran huelga en 1890 cuando «ocho columnas de mil mineros cada una» bajaron por los montes en manifestación «para reivindicar libertad y jornadas laborales de ocho horas».

El homenaje se ha trasladado después a la plaza de Zugastieta. Margari López, que tuvo que refugiarse en aquella zona «tras la entrada de los batallones fascistas», también ha sido homenajeada junto a Solabarria.

La secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, una trabajadora de Konecta, Leire Sainz-Ezkerra, un exprisionero como Paul Asensio, entre otros, y dos comunistas de Asturias, Anita Sirgo y Vicente Solis, que desde la cuenca minera del Nalón han traído el abrazo solidario de los mineros han asistido al acto.

septiembre 25, 2013

Movilización en Barakaldo contra los recortes y los desahucios

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2013/09/25

Los derechos sociales no se sortean

Esta mañana se ha desarrollado una movilización ante el Departamento de Acción Social del Ayuntamiento de Barakaldo (Bizkaia) para denunciar los continuos recortes en materia de vivienda (y las “Ayudas de Emergencia Social”), por parte del consistorio fabril y el Gobierno Vasco.

Esta iniciativa coincide con el sorteo que se desarrolló ayer al mediodía de 72 viviendas de protección oficial ubicadas en la “Avenida Altos Hornos” de la localidad.

Aumentan los precios de acceso a  la vivienda habitual

Hay que tener en cuenta que el precio medio de una vivienda en nuestro municipio es uno de los más altos del Estado Español. En concreto, nuestra localidad se encuentra en entre las diez más caras en cuanto al acceso a la primera vivienda se refiere (sea en propiedad o alquiler). Así, según datos oficiales del “INE” (Instituto Nacional de Estadística), en Barakaldo el precio del metro cuadrado es de 2.487 euros; y el alquiler se sitúa en los 739 euros mensuales.

Por otro lado, y según el “EUSTAT” (Instituto Vasco de Estadística), del total de 45.323 viviendas, 40.932 son primera residencia, lo que supone el 90’4% del parque inmobiliario; 598, el 1’3%, son “segunda residencia”; y el 8’3% de las viviendas están vacías, esto significa que 3.751 casas estén deshabitadas. 

Se mantiene el número de desahucios en Barakaldo

Los últimos datos del “Consejo del Poder Judicial” (primer trimestre del 2013) señalan que en Barakaldo 53 familias perdieron sus viviendas por no poder hacer frente a sus alquileres o hipotecas. En concreto, 35 perdieron su vivienda sin llegar a la ejecución judicial; y en 18 de los casos el desalojo fue debido a un requerimiento judicial (4 por ejecución hipotecaria; y 14 en aplicación de la “Ley de Arrendamientos Urbanos”).

BERRI-OTXOAK
(Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales)

[youtube http://youtu.be/LcUDyepG8a0]
julio 19, 2013

Iniciativas contra los recortes en las fiestas de Barakaldo

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2013/07/19

Las fiestas de Barakaldo afrontan su recta final…

  • A lo largo de 10 intensos días festivos acudimos, una vez más, puntuales a nuestra cita con la denuncia y la reivindicación -irónica y jocosa- desde nuestra pequeña aportación en la Txosna AskaBerri.
  • Como todos los años la denuncia de los astronómicos sueldos de los políticos del “Equipo de Gobierno” del consistorio forma parte fundamental de la decoración de la Txosna. También se han sacado 8.000 pegatinas a todo color para repartir en la bajada y en el recinto festivo a lo largo de los 10 días de fiestas.
  • En un archivo adjunto os enviamos la decoración de la txosna y la propaganda que hemos editado este año coincidiendo con las fiestas de nuestra localidad.

¿Crisis, qué crisis?

  • Debemos recordar que el Alcalde de Barakaldo, Alfonso García, nos cuesta, a los vecinos y vecinas del municipio, la friolera de 83.058 euros anuales; o la Concejal de Acción Social,Amaya Rojas, 78.065 euros anuales. Esto ocurre cuando los servicios sociales municipales se encuentran saturados; se da un alarmante aumento del desempleo; el 59% de las personas en paro no perciben ningún tipo de prestación o subsidio; las personas reales demandantes de empleo son 14.000 (13.913); despidos en las principales empresas de la comarca; elevadas tasas de precariedad laboral; y decenas de familias de nuestra localidad que son desahuciadas de sus viviendas…
  • Tampoco hemos querido olvidarnos del que era hasta hace unos días el Alcalde de Barakaldo, y en la actualidadad senador, Tontxu Rodriguez. Ahora se embolsará la nada desdeñable cantidad de 83.547 euros al año. A lo que le debemos añadir unas dietas de 120 euros diarios para sus desplazamientos (150 euros por día si es por el extranjero); una tarjeta para taxis de 250 euros mensuales; teléfono móvil gratis; un ordenador portátil; y una Tablet de última generación. ¿Para qué, y para quién, no hay dinero?

BERRI-OTXOAK
(Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales)

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=8zwjhtz5qEg]

1b278d77351d6a3a1c18651fef8ccedb_XL

julio 17, 2013

Lucha de clases y sentido de la vida: el motor de la historia

Iturria: Pedro Antonio Honrubia Hurtado / Kaos – 2013/07/17

El sentido de la vida no solo no es algo del pasado, sino que no podrá serlo nunca. El sentido de la vida es, junto a la lucha de clases, el motor de la historia. O, dicho de otro modo, la lucha de clases no puede ser entendida sin analizar su relación con las cuestiones de sentido de la vida…

Nuestra realidad hoy es el fruto de un proceso histórico, desarrollado a la luz de la lucha de clases, donde las cuestiones de sentido de la vida han jugado un papel fundamental, aunque a no pocos intelectuales hablar en estos términos les parezca propio de un pensamiento irracional  casi primitivo y, por tanto, impropio de la modernidad, donde, se supone, estas cuestiones han quedado superadas y relegadas a espacios privados de alcance personal y subjetivo, desde donde reminiscencias del pasado se pueden hacer presentes con normalidad.

Nosotros, en cambio, pensamos que tal hipótesis no puede estar más equivocada: nuestra sociedad actual no solo maneja sus propios códigos de sentido que le han permitido ser lo que es hoy y funcionar como funciona en la actualidad, sino que, además, sin analizar estas cuestiones a lo largo del proceso histórico que ha vivido occidente en los últimos siglos, es imposible comprender ninguna de las dos cosas: ni el proceso histórico como tal, ni la situación actual.

El sentido de la vida no solo no es algo del pasado, sino que no podrá serlo nunca. Ni en esta ni en ninguna otra sociedad. El sentido de la vida es, junto a la lucha de clases, el motor de la historia. O, dicho de otro modo, la lucha de clases no puede ser entendida sin analizar su relación con las cuestiones de sentido de la vida. Son estas cuestiones las que permiten, en última instancia, que una determinada ideológía de clase dominante pueda ser asumida como ideología hegemónica por el conjunto de la sociedad, sometiendo así a las clases dominadas a los intereses de las clases dominantes, cuyo modelo de sociedad hacen suyo y, por ende, actúan en defensa de los intereses de la clase dominante como si estuvieran defendiendo con ello los suyos propios. Lo que la lucha de clases es en el plano de la realidad material, el sentido de la vida, como reflejo de ésta, lo es en el ámbito de la hegemonía cultural. No hay hegemonía cultural que no se haya basado en cuestiones de sentido de la vida para imponerse socialmente, y no hay proceso de cambio revolucionario real que, a una vez que se desarrolla al amparo de la evolución y los cambios en la estructura económica, no esté relacionado, de una forma o de otra, con cuestiones de sentido de la vida.

La imposición de una hegemonía de clase, principalmente si está basada en el consentimiento como principal mecanismo de acción existencial, toma siempre de las cuestiones de sentido su carácter hegemónico.

Así, cuando los códigos de sentido que son propios de ese modelo hegemónico son mayoritariamente asumidos como válidos por el global de la sociedad, tanto por los miembros de las clases dominantes, como, sobre todo, por los medios de las clases dominadas, el consentimiento, la aceptación social de la hegemonía, es un hecho. En cambio, cuando estos códigos de sentido comienzan a tambalearse, incluso aunque la hegemonía se pueda seguir sustentando sobre la imposición de la violencia, la represión y la coacción, tal hegemonía habrá entrado en una profunda crisis de la que difícilmente podrá salir victoriosa a la larga, salvo que sea capaz de volver a imponer sus códigos de sentido como mayoritariamente aceptados y compartidos por el conjunto de la sociedad, ya sean los mismos que habían dejado de ser efectivos y habían provocado la crisis de hegemonía, ya sean otros que resulten de la reformulación y adaptación al proceso histórico de esos primeros, o ya sean unos nuevos que nazcan a la luz de lo acontecido en las luchas sociales y políticas, así como en las transformaciones de tipo económico, que son propias a todo periodo de crisis de hegemonía. Un periodo en el que, como afirmase Gramsci, los viejo no termina de morir y lo nuevo no acaba de nacer.

Por ello, los momentos más potencialmente revolucionarios, entendiendo por revolución el avance hacia un cambio de modelo que contenga cambios de orden cualitativo y no meramente cuantitativo, no son, lejos de los que se pueda creer desde una perspectiva marxiana clásica, los momentos de mayor penuria en la condición económica de las clases explotadas, sino los momentos donde, unida a los condicionamientos económicos, la cuestión de sentido entra en crisis, donde los sujetos de una sociedad se rebelan contra el sistema socio-cultural hegemónico, cuando ya no aceptan como eficientes los criterios socio-culturales de sentido impuestos por las clases dominantes. Gramsci lo llamaría crisis de hegemonía. Si bien es cierto, claro, que cuanto peores son las condiciones económicas de la sociedad mayor será la posibilidad de que tal sociedad, al menos en lo que toca a sus clases dominadas, acabe por perder la confianza en la plena incuestionabilidad del sacro hegemónico establecido y, en consecuencia, deje de hacer suyas las respuestas de sentido que emanan de él.

Cuando la vida del hombre carece de sentido, mejor dicho, cuando el sistema socio-cultural impuesto ya no es capaz de satisfacer las exigencias de sentido vital de la mayoría de sus ciudadanos, cuando el modelo sacro/religioso hegemónico dejar de ser absoluto e incuestionable per se, entonces la revolución, no solo política o económica, sino en su máxima expresión como revolución civilizatoria, está próxima, es inminente. Por el contrario, mientras las clases desfavorecidas encuentren acomodo en el sistema social que los explota y ello quede justificado por una cuestión de sentido, ya pueden ser periodos de hambre y penuria, de recortes sociales o cualquier otra forma de ataque contra los derechos e intereses de las clases explotadas, que pocos serán los cambios en el sistema económico y social imperante ya que, pareciera, lo que más atormenta al ser humano a lo largo de la historia no es el hambre, que es ley de la naturaleza buscar comida cuando no se tiene, si no el desconocer la finalidad de su existencia. El hambre produce revoluciones políticas coyunturales que, incluso, pueden llegar a ser reversibles y remplazadas con el tiempo por aquel mismo modelo político y económico al que habían conseguido derrocar temporalmente -como trístemente sabemos por propia experiencia en nuestra historia socialista revolucionaria-, pero solo la decadencia en los modelos de sentido produce revoluciones civilizatorias. La historia está llena de ejemplos.

No es, pues, como pensaba Hegel, la lucha por la libertad y el reconocimiento lo que mueve la parte “thymótica” de la existencia en su evolución, como motor de la historia, a través del proceso histórico. Es la capacidad -o no- que tenga una determinada ideología dominante, es decir, vinculada a una determinada realidad concreta expresada en lucha de clases, de someter tales deseos a los códigos de sentido que le sean propios como ideología dominante, viendo con ello los individuos saciados sus deseos más profundos, incluidos aquellos que nacen de la lucha por la libertad y el reconocimiento.

Tales deseos no son ni podrían ser nada, de no ser por su vinculación con la lucha de clases, es decir, por su relación entre diferentes sujetos, integrantes de diferentes clases sociales, que representan intereses antagónicos, y que, efectivamente, solo pueden ser entendidos, unos y otros, sobre su comparación con su opuesto, pero no desde la base de querer y poder apoderarse, como expone la dialéctica hegeliana, de aquellas cosas que son también deseadas por quienes no pueden poseerlas ni apoderarse de ellas cuando otro ser humano ya lo ha hecho, sino desde la percepción que cada cual pueda tener de su capacidad para controlar -o no- el devenir de su propia existencia, la capacidad para satisfacer –o no- sus propias necesidades vitales y, por supuesto, su relación con la propiedad -o no- de los medios de producción que han de servir para abastecer de lo necesario para la satisfacción de tales necesidades.

Las clases dominantes son clases dominantes porque existen clases dominadas, y los sujetos de las clases dominantes solo se pueden reconocer como tales porque existen sujetos a los que pueden percibir como dominados, eso es cierto. Pero, precisamente, por esa misma razón, si fueran la lucha por el reconocimiento y la búsqueda de la libertad, en sí mismos, los valores y motivos que mueven al hombre a actuar y a mover la historia, a llevarla desde unos estados civilizatorios a otros, nunca el sujeto de las clases dominadas aceptaría someterse, por consentimiento, al orden social representativo de los intereses de clase de la clase dominante, pues, en su comparación con ésta, se reconocería a sí misma como clase dominada, y ello impediría que pudieran sentir saciados ni sus deseos de libertad ni sus ansias de reconocimiento respecto a ese otro -como afirma Hegel-, pues ni es libre ni es reconocido socialmente aquel que es excluido del poder político y económico y es relegado a una situación de sumisión y explotación, y si en algún momento acepta tal situación como válida o natural, no será porque su miedo a la muerte o cualquier otra cosa semejante le haya paralizado en su afán de ser reconocido o en su lucha por la libertad, sino que será porque el “otro”, la clase dominante, habrá conseguido convencerle, por vía del sentido, de que así lo haga.

Lo que fusiona en un mismo proyecto histórico a dominados y dominantes, no es ni el Estado –como afirma Hegel- ni la coacción que se pueda imponer a través del mismo, es el sentido de la vida, son las hermenéuticas de sentido que se desarrollan  al amparo de la dialéctica existente entre los deseos e intereses de las diferentes clases sociales, pero expresada en forma de hegemonía cultural, política, económica e ideológica de la clase dominante.

El Estado es un mecanismo más en manos de las clases dominantes, pero por sí mismo no es capaz de poder garantizar la unión de intereses, en un mismo proyecto histórico, o, mejor dicho, la confusión de intereses de las clases dominantes y las clases dominadas en un mismo modelo de sociedad histórica. De hecho, cuando ha logrado hacerlo no ha sido sobre la base de su capacidad de coacción, sino sobre su transmutación ideológica en un proyecto colectivo, de tipo emocional y profundamente vinculado con cuestiones de sentido, como es la “nación”, agente ideológico que otorga sentido de identidad y pertenencia, esto es, sentido, a la vida de las personas, y que absorbido por la ideología burguesa en no pocas ocasiones consigue confundir al individuo de la clase dominada y hacerle creer que forma parte de un mismo proyecto común de intereses colectivos no determinado por relaciones de clase, sino por la común pertenencia a una misma colectividad de intereses: tal cual ha sido y es el modo de funcionamiento del nacionalismo burgués como ideología.

La dialéctica del amo y el esclavo de la que Hegel nos habla no puede ser, pues, una simple cuestión de deseos innatos, de luchas por la satisfacción de estos o aquellos deseos, sino una cuestión de realidades materiales y sociales, reflejada, como bien viese Marx, en forma de lucha de clases. La lucha de clases es el motor de la historia y se expresa, desde el punto de vista del “thymos”, no en deseos satisfechos o insatisfechos, sino en cuestiones de sentido que sirven para anular o enmascarar éstos, independientemente de que estén o no estén satisfechos. De hecho, mientras exista un código de sentido que se imponga como hegemónico, tales deseos no podrán aparecer, ante la consciencia de los hombres, sino como satisfechos.

El intocable de la India que se sienta satisfecho con su condición de tal, porque esté firmemente convencido de que es un producto del karma y que, por tanto, debe asumirlo así, y actuar en consecuencia, para poder evolucionar, en la siguiente vida, hacia otra de las capas superiores de la sociedad hindú, jamás de rebelará contra el sistema de clases que hace posible esa realidad social, ni despertará deseos ni de libertad ni de reconocimiento alguno, tampoco se verá como esclavo, ni como un marginado, ni como un oprimido, y si alguno de estos pensamientos apareciera, si no le hace dudar de tales códigos de sentido que dan explicación y valor a su realidad subjetiva como miembro de una clase explotada, humillada y marginada, serán rápidamente anulados por el efecto de sus propias creencias y sus propios códigos de sentido interiorizados. Los guerrilleros maoístas, en cambio, que han dejado de creer en tal modelo de sentido, sí están dispuestos a luchar a muerte contra el sistema político y económico que hace posible la división de clases en la India, y no porque les mueva ningún deseo innato de libertad o reconocimiento, sino porque han comprendido que la libertad de los oprimidos solo podrá venir de la mano de la derrota de los opresores y el derrocamiento del sistema político y económico que los ampara, incluido, por supuesto, el propio código de sentido que le es inherente y que sirve para que otras muchas personas que siguen creyendo en él, pese a ser de clases oprimidas, no piensen siquiera en liberarse de su situación, pues para ellos tal liberación se deberá dar en la próxima reencarnación y no en esta vida de miseria y explotación que viven ahora. Ningún guerrillero creerá verdaderamente en el karma ni en nada de la metafísica hinduista que justifica el sistema de castas.

Así, como afirma Zizek, “cualquier universalidad que pretenda ser hegemónica debe incorporar al menos dos componentes específicos: el contenido popular auténtico y la deformación que del mismo producen las relaciones de dominación y explotación. […] La hegemonía ideológica no es tanto el que un contenido particular venga a colmar el vacío universal, como que la forma misma de la universalidad ideológica recoja el conflicto entre (al menos) dos contenidos particulares: el popular, que expresa los anhelos íntimos de la mayoría dominada, y el específico, que expresa los intereses de las fuerzas dominantes.[1].

Las clases dominantes, cuando uno de estos proyectos tiene éxito, consiguen así imponer su ideología dominante sin necesidad de que ésta exprese únicamente la defensa de sus intereses de clase, sino que también es capaz de abrir un espacio, real o imaginado, para que los sujetos de las clases dominadas puedan verse reflejados en lo propuesto, a nivel de códigos de sentido, por tal ideología dominante, y, con ello, puedan sentir que sus deseos más profundos, tanto a nivel de identidad, como a nivel de reconocimiento, como cualquier otro deseo que pueda adquirir un carácter similar (el deseo de pertenencia a una comunidad que comparte un proyecto de vida y unas finalidades históricas colectivas, por ejemplo, citado por Zizek como clave en el éxito del fascismo entre las masas de varios países durante la primera mitad del siglo XX), se están viendo plenamente satisfechos. Ello, finalmente, genera una adhesión emocional del sujeto al normal funcionamiento del sistema que garantiza su implicación no solo en el normal funcionamiento del mismo, sino, llegado el caso, incluso en la defensa del mismo de cualquier peligro que pueda amenazarlo.

La lucha de clases, pues, es el motor de la historia. Pero esa lucha de clases tiene una forma de hacerse presente en los hombres ante la historia, y esa forma no es otra que las cuestiones relacionadas con las hermenéuticas de sentido hegemónicas, con las cuestiones de sentido de la vida. La lucha por apropiarse de la hegemonía cultural, expresada en forma de hermenéutica de sentido dominante, es una manifestación fundamental de la lucha de clases, es, ella misma, lucha de clases. Las clases sociales no solo se enfrentan por el control de los medios de producción, sino que lo hacen también -deben hacerlo- por el control del dominio sobre las cuestiones de sentido de la vida. Cuando una de ellas consigue apoderarse de tal control e imponer como hegemónica su propia ideología expresada en forma de hermenéutica de sentido, su control sobre el resto de clases sociales, y, por tanto, sobre los medios de producción, está garantizado.

De la misma manera, si una clase dominada quiere derrocar a la clase dominante, además de ser absolutamente necesario que sus integrantes hayan dejado de asumir como propio el marco de sentido que les estaba proporcionando como válido y universalmente aceptable la clase dominante, debe de luchar también por imponer su propio código de sentido dominante, y solo en aquellos casos donde la sociedad pudiera funcionar sin la existencia de clase social alguna, porque la acción de las clases dominadas, en su lucha contra el poder de las clases dominantes así lo haya logrado, la hermenéutica de sentido que sea propia de esa sociedad no expresará hegemonía alguna, sino el verdadero estado de la evolución histórica en que el antagonismo de clase habrá dejado de existir y, por tanto, el proyecto de sentido será verdaderamente un proyecto colectivo donde los intereses de todos los miembros de la sociedad se fusionan en un mismo proyecto histórico.

Se dará entonces una hegemonía cultural y una hermenéutica de sentido que ya no será el reflejo del dominio de una clase sobre otras, sino la expresión simbólica, en el mundo de las ideas y de la consciencia social, de la inexistencia de dominio, esto es, de una sociedad basada en la justicia social, la cooperación mutua, la igualdad y la solidaridad: “de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”.

A su vez será esa sociedad donde los sujetos que en ella vivan ya no darán sentido a sus vidas a través del egoísmo, el individualismo o la competitividad, pues, de acuerdo a las propias necesidades del sistema productivo, convertidas en hermenéutica de sentido como expresión ideológica de tales necesidades, serán la solidaridad, la cooperación, la identidad en la igualdad y la confianza en la justicia social lo que hará de esos seres humanos los sujetos virtuosos que la propia estructura económica de la sociedad demande, y, con ello, no habrá el menor espacio ni al conflicto social por cuestiones económicas ni a la cosificación de los seres humanos por el efecto de su tener, esto es, expresados a través de tales relaciones de posesión, en la terminología de Fromm, como meros exponentes del modo de existencia vinculado al tener, sino que será la sociedad del ser humano en su máxima expresión como sujeto referido al modo de existencia del ser: el sujeto comunista.

julio 3, 2013

Movilizaciones contra el recorte de las pensiones

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2013/07/03

Gizarte eskubideen alde…

El martes 9 de julio se realizarán concentraciones a las 11:30 horas ante las sedes de la Seguridad Social de Bilbo (Gran Vía, 89), Gasteiz (Eduardo Dato, 36) y Donosti (c/ Podavines, 1-3). A finales de mes se realizará en Iruñea.

 Mugi Gaitezen.

Estas iniciativas surgen para denunciar a quienes nos imponen el empobrecimiento generalizado para asegurar sus ganancias; y frente a las élites políticas gobernantes en nuestro pueblo que comparten e impulsan el proyecto neoliberal. Hay que tener en cuenta que…

  • El factor de sostenibilidad pretende disminuir drásticamente la cuantía de las nuevas pensiones. El objetivo es recortar  el gasto en pensiones de manera automática.
  • No es la esperanza de vida quien pone en peligro las pensiones. Son las políticas neoliberales quienes hacen insostenible el sistema de pensiones.
  • El factor de sostenibilidad viene para imponer nuevas tendencias: pensionistas con pensiones más bajas y más trabajadoras y trabajadores sin pensiones.
  • El factor de sostenibilidad es la alfombra roja que el Estado pone para que los bancos y las aseguradoras puedan aumentar su cuota de mercado.

 Murrizketarik EZ!!!

Ahora más que nunca es necesario construir una Euskal Herria sobre unas bases sociales que garanticen la igualdad, la justicia social y la dignidad.

BERRI-OTXOAK
(Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales)

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=CyBZoSEYq2k]

A %d blogueros les gusta esto: