Posts tagged ‘derechos laborales’

noviembre 24, 2012

Un nuevo modelo de sociedad – Carmen Castro

Iturria: ATTAC / Carmen Castro – 2012/11/22

Carmen Castro es economista y experta en Políticas Europeas de Género. Nos cuenta desde distintas perspectivas cómo la gran estafa que estamos viviendo es producto de una sociedad donde priman los objetivos monetarios frente al actualmente tan vulnerado derecho básico de ciudadanía, un derecho imprescindible para generar el corpus de los derechos colectivos y sociales desde la igualdad.

[youtube http://youtu.be/Ur8bGlo9Wus]
noviembre 23, 2012

BATALLA POR LA DIGNIDAD

Iturria: Naiz.info – 2012/11/23

El pasado 5 de noviembre, seis trabajadores de Telefónica comenzaron una huelga de hambre para exigir la readmisión de Marcos Andrés Armenteros, despedido por estar de baja médica y no ser «rentable». Cuatro trabajadores siguen a día de hoy con la protesta, cada día más debilitados, pero con fuerza y ánimos ante la repercusión creciente que está consiguiendo su ayuno.

Telefonica1

Los cinco huelguistas, en su 16º día de ayuno
Marcos ganó la batalla judicial, después de que el juez dictaminase el despido como improcedente. Sin embargo, se ha negado a readmitirlo.

Este domingo, cuatro trabajadores de Telefónica –empezaron seis– cumplirán tres semanas de huelga de hambre exigiendo la readmisión de Marcos Andrés Armenteros, que tras 24 años en la empresa, fue despedido cuando estaba de baja médica. La compañía, con un beneficio récord de 28.000 millones de euros en los primeros nueve meses de 2012, le comunicó que ya «no es rentable».

Marcos ganó un primer juicio, en el que la justicia dictaminó que se trataba de un despido nulo. Volvió al trabajo, algo que, al fin al cabo, es lo único que exige. Tras el recurso de Telefónica, otro juzgado decretó el despido como improcedente, tras lo cual la empresa volvió a despedirle. En un ejemplo de dignidad laboral y solidaridad colectiva, poco frecuentes en los días que corren, Marcos y cinco trabajadores más decidieron entonces que la huelga de hambre y el encierro indefinido eran la única alternativa que les quedaba.

La decisión la tomaron, en primer lugar, para exigir la readmisión de su compañero; pero también para denunciar a una empresa con beneficios millonarios que se superan año tras año y que no tiene pudor alguno a la hora de despedir a trabajadores que están en baja médica, bajo el argumento de que ya no son rentables, mientras renueva el contrato de Iñaki Urdangarin por 1,5 millones de euros al año. Una empresa que en veinte años ha pasado de tener una plantilla de 75.000 trabajadores a una de menos de 25.000.

Alberto Díaz, uno de los trabajadores en huelga de hambre, explica que Telefónica es un monstruo alimentado por los propios poderes del Estado, a la que se le deja hacer y deshacer a su antojo, y pone en valor la lucha colectiva de los trabajadores, abandonada desde hace tiempo por los sindicatos mayoritarios. «¿Qué legado dejaremos a nuestros hijos? ¿El iPhone 5?», se preguntaba recientemente en un entrevista.

Su lucha no es fácil, ya que se enfrentan a una de las multinacionales más grandes del Estado, con tentáculos capaces escampar el silencio sobre la protesta de sus trabajadores. Pero tampoco los medios de comunicación son lo que eran y las redes sociales han permitido que el caso tome relevancia, saltando en esta última semana a medios más tradicionales y despertando la solidaridad de otros trabajadores y movimientos sociales. También en Euskal Herria, donde delegados del Comité de Gipuzkoa realizaron un ayuno en solidaridad con los compañeros de Barcelona.

Así, Díaz confiesa que, tras casi tres semanas, se encuentran debilitados –el jueves uno de los trabajadores abandonó el ayuno por recomendación médica–, pero que la solidaridad desde distintos frentes y la apertura de la protesta a medios tradicionales les da ánimos para seguir, al menos hasta el fin de semana. «Después valoraremos, dependiendo de lo que digan los médicos y de cuál sea el contexto político, hasta donde seguimos».

noviembre 22, 2012

La plantilla de Mesa en Mungia inicia huelga indefinida por la negociación de un convenio “digno”

Iturria: Finanzas.com – 2012/11/22

La plantilla de la empresa Manufacturas Electricas S.A. (Mesa) situada en Mungia ha iniciado una huelga indefinida en demanda de un convenio que garantice condiciones dignas.

En un comunicado, ELA ha recordado que el último convenio de aplicación finalizó en diciembre del 2011 y desde entonces han tratado de llegar a acuerdos con la empresa.

“Aunque se han llevado a cabo algunas reuniones, la empresa no muestra interés de negociación real”, ha explicado el sindicato, para añadir que, por ello, la plantilla inició movilizaciones el 5 de octubre y, desde entonces, han realizado paros de horas y de días. “Hoy han dado un paso más, convocando huelga indefinida”, ha informado.

MESA, centrada en la actividad del sector eléctrico y perteneciente al grupo Schneider Electric, cuenta con una plantilla cercana a los 350 trabajadores, ubicados exclusivamente en Mungia.

noviembre 22, 2012

ELA acusa a la patronal de hacer una escabechina en las condiciones laborales

Iturria: Finanzas.com – 2012/11/21

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha acusado a la patronal de servirse de las sucesivas reformas laborales para hacer una auténtica “escabechina” en las condiciones laborales de los trabajadores “utilizando” los seis millones de parados como elemento de “chantaje”.

Muñoz ha comparecido hoy en rueda de prensa en Bilbao, junto a los responsables de los servicios jurídicos del sindicato, Aimar Kortabarria, y de negociación colectiva, Joseba Villarreal, para hacer una reflexión sobre el papel de los sindicatos tras las sucesivas sobre reformas laborales, que ha calificado de “brutales”.

El líder de ELA ha recordado que estas reformas, entre otras muchas cuestiones, dan prioridad al convenio de empresa sobre los de ámbito sectorial; otorgan al empresario la posibilidad de no aplicar lo pactado por cuestiones económicas u organizativas, y limitan a un año el principio de ultraactividad, que mantenía la vigencia de un convenio hasta que se acordase uno nuevo.

Esto hace, según ha explicado, que los trabajadores que no consigan renegociar sus condiciones laborales pueden quedar, a partir del próximo 7 de julio (un año después de la entrada en vigor de la norma) sin un convenio que les dé cobertura, lo que va a generar “una situación muy complicada”.

Muñoz ha denunciado que todas estas normas dan en la práctica a las patronales el poder de la “unilateralidad” a la hora de determinar las condiciones de trabajo.

Con todo ello, según Muñoz, se genera un nuevo escenario en el que los grandes acuerdos interprofesionales, que ha denominado “burocráticos”, ya “no valen para nada”, y no se garantiza la aplicación del convenio sectorial, que ya no es de mínimos, y que el empresario puede dejar de aplicar en cualquier momento.

Eso obliga a los sindicatos, según el secretario general de ELA, a orientar su actividad hacia la empresa. “El sindicato que no esté bien asentado en las empresas -ha asegurado- no va a contar, no va a tener posibilidades de condicionar las relaciones laborales”.

Es más, según Muñoz, “el sindicalismo que quiera vivir en el reino imaginario de que va a influir en acuerdos interprofesionales para condicionar a una patronal que actúa como lo está haciendo, está colaborando en su desaparición”.

Porque, según Muñoz, lo único que persigue la patronal con la propuesta de los acuerdos interprofesionales es obtener el “reconocimiento social” que les otorgaría la presencia de los sindicatos en la negociación.

Por eso ha anunciado que si en Euskadi se volviera a dar la “escenificación” de un acuerdo interprofesional, ELA “no acudirá: no les vamos a dar (a la patronal) ese reconocimiento social”.

noviembre 10, 2012

El mito del Emprendedor (o Enterpreneur)

Iturria: Econonuestra.org / J. Rodríguez – 2012/11/07

El neoliberalismo es por un lado la práctica social, económica y política hegemónica dentro del capitalismo contemporáneo, pero por otro lado,  también es la ideología que trata de legitimar tales prácticas. En este artículo nos ocuparemos de desmontar una parte de esa ideología: lo que llamamos el “mito del emprendedor”. Y lo haremos de forma empírica, a partir de datos y bases de datos suministradas por los propios organismos internacionales encargados de promocionar el llamado emprendimiento o enterpreneurship.

El neoliberalismo como práctica es el intento (parcialmente exitoso) de aumentar la tasa de ganancia del capital y mejorar su valorización a través de distintos métodos: privatización, apertura externa y de mercados, y desregulación y desreglamentación financiera y del mercado laboral. Por su parte, la ideología neoliberal trata de legitimar tales cambios radicales, y uno de sus instrumentos es el mito del enterpreneur. Mientras la ideología neoliberal dominante devalúa socialmente la función central de los trabajadores y sus condiciones laborales, en contrapartida realza como elemento imprescindible en la generación de riqueza el papel del llamado enterpreneur o empresario. Término al que se recurre ahora bajo el eufemismo del “emprendedor”. Es decir, del voluntarioso generador de ideas, sin el que, se dice, los trabajadores no tendrían ni siquiera trabajo, y no podrían reivindicar esos “trasnochados” derechos laborales, que apenas conservan de forma precaria.

Desmontemos el mito del emprendedor con datos y estadísticas. Todos los datos utilizados proceden del Global Enterpreneurship Monitor (GEM), que proporciona la base de datos internacional la más amplia y homogénea por países sobre enterpreneurship.

Primera falacia: La tasa de emprendimiento en España es baja, lo que explica, al menos en parte, la profundidad y duración de la crisis, el desempleo o la crisis fiscal de las administraciones

La tasa de emprendimiento en España es más alta que en las principales economías de la OCDE, como Alemania, Francia, Italia o Reino Unido. Y además, lo es de forma continuada si se analizan las series históricas.

Gráfico 1

Como vemos en el gráfico 1 la medida estándar de emprendimiento (o ratio de emprendimiento) no sólo no es menor en España respecto a otros países, sino que en algunos años es incluso superior. Si no se cumple la premisa de la falacia (la tasa de emprendimiento en España es baja)  no se sigue que el origen de la crisis esté en la falta de emprendimiento, y que el apoyo a éste diera un resultado diferencialmente positivo para la salida de la crisis.

Segundo falacia: En España y los países latinos hay poco espíritu emprendedor, que implica escaso apoyo a los emprendedores, y que  su fracaso sea más probable

En el gráfico 2 se ofrecen datos de la valoración de la población en edad de trabajar sobre el emprendimiento como carrera profesional deseable. En contra de lo inicialmente esperado por los tópicos, esa valoración es superior en España, no sólo respecto a otros países europeos, sino respecto incluso a EEUU.

Gráfico 2

Tercera Falacia: El emprendimiento genera renta y empleo, y mejora la productividad, por lo que las naciones más prósperas serán las que tendrán más emprendedores.

El desmontaje de esta falacia nos parece que asesta un golpe definitivo al mito del emprendedor. Si un mayor emprendimiento generará un mayor desarrollo económico, renta, o riqueza, se tendría que apreciar una relación creciente por países entre renta per cápita y tasa de emprendimiento, a mayor emprendimiento mayor renta, y viceversa.

Sin embargo, esto es falso, en el gráfico 3 se muestra para los países europeos en la base de datos del GEM, la renta per cápita y la ratio de emprendimiento. El resultado no puede ser más decepcionante para los creyentes en el mito del emprendedor. No existe relación alguna entre emprendimiento y renta per cápita, como se puede ver fácilmente al realizar una simple regresión lineal.

Gráfico 3

Pero para los defensores y creyentes en el mito del enterpreneur, el siguiente resultado plasmado en el gráfico 4 es aún más demoledor. En el gráfico 4 se muestra la relación entre renta per cápita y ratio de emprendimiento para el conjunto de países (88 países) para los que se proporcionan datos en la base de GEM. El resultado es absolutamente opuesto a lo que la ideología neoliberal del emprendedor trata de inculcarnos. Una mayor tasa de emprendimiento implica una menor renta per cápita. Es decir, los países en desarrollo o con menor renta per cápita tienen una mayor ratio de emprendimiento que las economías desarrolladas. En la medida que la menor productividad y renta per cápita de las economías subdesarrolladas está relacionada con una mayor atomización empresarial, un mayor grado de informalidad, que son en realidad las variables que se relacionan con el llamado emprendimiento, y no la innovación o la mejora de la renta per cápita.

Gráfico 4

Evidentemente la historia del emprendedor como gran generador de renta y bienestar es pura ideología, en el sentido que su único efecto práctico es la legitimación de las políticas neoliberales (fundamentalmente de la desregulación y precarización laboral), pero carece efectos materiales sobre las causas, desarrollo y consecuencias de las políticas neoliberales.

En términos coloquiales, tener más o menos emprendedores o espíritu emprendedor no mejora ni está relacionado con la renta per cápita y/o el bienestar. Ni España es un país que carezca de emprendedores o espíritu emprendedor, según esto es medido por los propios organismos públicos y privados encargados promocionar esta ideología; ni el grado de emprendimiento tiene relación alguna con la crisis económica y financiera actual, y mucho menos con su resolución.

En definitiva, a la teoría económica clásica de Adam Smith, David Ricardo y Karl Marx, -que establecía el lugar central del trabajo como generador de renta y valor, sin el que el capital y su agente, el emprendedor, tan sólo sería propietario de un conjunto de medios de producción sin fin alguno, se opone un pastiche ideológico (el mito del emprendedor) sin base material y empírica alguna, como hemos demostrado, y que apenas es una mala copia del concepto de empresario schumpeteriano.

noviembre 7, 2012

TSJPV declara nulo el despido del delegado sindical de CNT en la planta de Panda en Bilbao

Iturria: Finanzas.com – 2012/11/07

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha declarado la nulidad del despido del delegado de este sindicato en la planta que Panda Security SL tiene en Bilbao, incluido en el ERE de 128 trabajadores que la empresa llevó a cabo a finales de 2011, según ha informado el sindicato en un comunicado.

La CNT ha explicado que el citado delegado sindicado “ya fue despedido en 2009 tras la celebración de actos de conciliación y constitución de la Sección Sindical de CNT dentro de la compañía, donde no se había realizado ninguna actividad sindical hasta entonces”.

Según ha indicado la organización anarcosindicalista, transcurridas unas semanas desde los actos de conciliación y la notificación a la empresa de la existencia de una sección sindical, el trabajador fue despedido.

Tras esta “arbitraria” decisión de Panda, el juzgado de lo social, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y por último el Tribunal Supremo (TS) manifestaron la nulidad del despido, indicando que “se vulneraban derechos fundamentales”.

La CNT ha precisado que el TS  “ni siquiera admitió a trámite el recurso de la empresa, por lo que en febrero de 2011 se hacía firme la sentencia de despido nulo”.

noviembre 6, 2012

Un nuevo ajuste en Bridgestone puede afectar a unos 200 empleos en Euskadi

Iturria: Deia.com – 2012/11/06

Las plantas de Basauri y Usansolo se verían afectadas, según fuentes sindicales

La empresa japonesa fabricante de neumáticos Bridgestone, titular de las plantas de la antigua Firestone en Basauri y Galdakao, tiene previsto comunicar hoy en Basauri a los sindicatos cómo afectará el ajuste de personal, planta a planta, que anunció en la reunión del comité europeo celebrada el pasado día 30 en Bruselas y que contempla una reducción de la plantilla en Europa de unos 750 trabajadores, de ellos unos 460, un 13% del total, en las instalaciones del Estado. El ajuste se plantea para adecuarse a la notable caída de la demanda en Europa, y según fuentes sindicales, puede afectar a 200 trabajadores en Euskadi.

Bridgestone tiene cuatro instalaciones en el Estado: Burgos, destinada a producir neumáticos para coches; Basauri, que fabrica neumáticos especiales y para camiones y autobuses; Puente San Miguel (Cantabria), encargada de elaborar las cubiertas para tractores y material agrícola; y la pequeña planta de Usansolo-Galdakao, que se encarga de producir material textil. En total emplean a unas 3.500 personas.

El notable descenso de las ventas tanto de turismos como de camiones y autobuses en Europa, un 7,6% y un 10,3%, respectivamente, en los nueve primeros meses, según ACEA, y las perspectivas negativas de fin de año han aconsejado a la dirección de Bridgestone Europa a reducir la plantilla en varias de las nueve plantas de que dispone en la UE.

Fuentes sindicales vascas señalaron que hoy está prevista en Basauri una reunión con todos los representantes de los trabajadores de las fábricas de Bridgestone en el Estado y temen que se confirme un ajuste de plantilla del orden de las 460 personas, de las que cerca de 200 en Euskadi, repartidas entre Basauri, unas 165, y Usansolo, 30.

Fuentes de la empresa se limitaron a señalar que sí está previsto una adecuación de plantilla para ajustarse a la menor demanda pero indicaron que primero se comunicará y negociará con los sindicatos.

Bridgestone -con cerca de 1.400 personas en plantilla en Basauri y un centenar en Usansolo- ha aplicado este año varios ERE de reducción de jornada y de hecho en septiembre llegó a un acuerdo para implantar, entre otros, uno del 8 al 27 de noviembre en Basauri.

Bridgestone España obtuvo un beneficio de 18 millones de euros en 2011, cuatro millones menos que en el ejercicio precedente. En Basauri, planta capaz de producir hasta 5.000 cubiertas diarias, existe cierto resquemor a la mayor competencia de la fábrica polaca de Stargard, que en 2014 ampliará su producción a 3.750 cubiertas diarias tras una inversión de 120 millones de euros.

noviembre 2, 2012

España: el fin del milagro, el regreso al subdesarrollo

Iturria: Marcos Roitman Rosenmann / Kaos en la Red – 2012/11/02

Los años felices en los cuales España parecía salir del subdesarrollo se esfuman. Fue un tiempo que se adjetivó, cuando las cifras macroeconómicas eran un éxito, como el milagro español. Como sucedió con el milagro brasileño de los años 70 del siglo XX, ambos carecían de legitimidad política.

Sirva este recordatorio para valorar, en su dimensión, el significado de los recortes, las reformas laborales y el aumento de la desigualdad en España. Si a mediados del siglo pasado sus élites se vanagloriaban de haber dejado atrás la España rural y caciquil de posguerra, lo hacían convencidas del carácter irreversible del proceso. La visión lúgubre de un país inconexo, autárquico y fuera del orden mundial fue sustituida por una España alegre, moderna y emprendedora. La modernización social hizo acto de presencia. Al férreo control político, la dictadura opuso un sentido social a sus reformas. Proteccionista del trabajador y limitante del poder de los empresarios. Su visión corporativa de la sociedad llevó a la dirigencia franquista a valorar como triunfo la paz obtenida a base de garrote y represión.

La población sentía que el franquismo era permisivo y que si no se metía en política, podría gozar de oportunidades, hasta los años 50, desconocidas. Las cartillas de racionamiento eran pasado. El pleno empleo se acariciaba y la clase obrera industrial accedía a vivienda social, crédito privado, educación… Se edificaba un sistema de salud pública que iba cubriendo poco a poco a la población. La etapa de la beneficencia, pobreza extrema y exclusión social eran reminiscencias y así fue interpretada por las autoridades. Se dejó en manos de la Iglesia y organizaciones de caridad residual. Por otro lado, las relaciones sociolaborales entraron en un periodo de poca conflictividad, aunque se mantuvo la represión en los enclaves tradicionales, como la minería. Sin embargo, hubo acuerdos de base. Los contratos daban seguridad al trabajador, impedían el despido arbitrario y libre y sujetaban al empresario a estrictas normas de negociación colectiva, vía los sindicatos verticales. Los sueldos subían en proporción al coste de vida. La gente parecía estar contenta. La mejora en las condiciones de vida de las clases trabajadoras tuvo efectos inmediatos sobre el consumo, el crecimiento y la distribución de la renta. Las desigualdades disminuían, y muchos pudieron acceder a una vivienda de protección oficial. Sus hijos podían incorporarse a la universidad y la política diseñada de familias numerosas comenzaba a dar frutos. Con cuatro o cinco hijos, las demandas educativas aumentaron. La educación, a pesar de sus componentes ideológicos franquistas, sufrió la avalancha. Si en 1957 había 64 mil 281 estudiantes universitarios, en 1968 la cifra se disparó a 139 mil 266. Nuevas universidades, más becas, más profesores, mejores sueldos y sobre todo control político. Aun así, la vida parecía entrar en esa dinámica de progreso imparable. Así ocurría en cuanto a las migraciones campo-ciudad. De casi 30 millones de españoles, entre 1961 y 1969 cambiaron de residencia unos 3.5 millones de personas. De ellas un millón abandonó poblaciones de menos de 10 mil habitantes; casi 300 mil pasaron a engrosar ciudades de 10 mil a 100 mil habitantes, y cerca de 800 mil buscaron asentarse en ciudades de más de 100 mil habitantes.

La urbanización se consolida y la industrialización da frutos. La población activa en el sector industrial crece 7.8 por ciento entre 1964 y 1969. Los trabajadores especializados fueron las figuras del proceso. La estructura social se diversificaba, posibilitando el ascenso social. España se integra a las llamadas sociedades de clases medias. La meritocracia, las reformas de acceso a la función pública, la perspectiva institucional y menos política, hicieron que los gobiernos se definieran como tecnocráticos. El franquismo ideológico tenía los días contados. Lo sustituía una élite interesada en perpetuar un proyecto que se desprendiera de sus raíces dictatoriales. La sociedad española debía creer en la instauración de una monarquía parlamentaria, apoyada en la democracia representativa, fuente del progreso. Las clases medias se sintieron arropadas, compraron el discurso. España seguía la senda del progreso.

Pero algo no calzó en los planes. El neoliberalismo se adueñó de las élites dirigentes. Unos y otros se hicieron eco de las críticas al Estado de bienestar y comenzaron a destruir lo poco que de forma paternalista hizo el franquismo. En vez de hacer una crítica política a la tiranía y separar el polvo de la paja, se procedió a tirar el agua sucia con el niño dentro. El sector público se privatizó. Se impuso la categoría de rentabilidad gerencial en sanidad, educación, construcción social y servicios de atención primaria. El dinero ha sido la marca universal de medida.

Así han llegado los cambios. También en la política. El marketing electoral sustituye el debate ideológico, los programas y las alternativas. Se vende un producto. El ciudadano se esfuma. Hay consumidores de objetos imposibles que mantienen su fidelidad al producto. España hoy es una sociedad dual. El subdesarrollo social, económico y también político es la consecuencia de la fiebre liberalizadora. Los índices de pobreza, exclusión social, marginación, desempleo, pérdida de derechos laborales, sindicales o culturales están en todas las estadísticas. Y lo peor, siguen aumentando.

El suicidio del dueño de un quiosco de periódicos en Granada, agobiado por las deudas y desahuciado por el banco, es la punta del iceberg. A diario, las entidades bancarias, Santander, BBVA, las cajas privatizadas, desahucian a 535 familias. Padres con hijos en edad escolar, bebés, o personas mayores a su cargo. Sin trabajo, se ven abocados a vivir en la calle. Son al menos, 2 mil personas al día. Sin embargo, existen más de 3 millones de pisos vacíos. Más de la mitad en manos de entidades financieras. Pero eso no les preocupa ni a la élite política ni a los bancos. Prefieren hacer la vista gorda y seguir la senda del subdesarrollo. Hoy miles de jóvenes y familias emprenden, como durante el franquismo, el éxodo. Alemania y América Latina se convierte en su destino. El milagro español resultó ser una falacia.

octubre 31, 2012

ELA y LAB se concentran en Vitoria para reclamar “mejores” condiciones laborales tras la muerte de un trabajador

Iturria: Europa Press – 2012/10/31

Los sindicatos ELA y LAB ha celebrado este miércoles una concentración silenciosa frente a la sede de la patronal alavesa-SEA en Vitoria para reivindicar unas “mejores” condiciones laborales y expresar su solidaridad con la familia del trabajador fallecido el pasado jueves en una empresa de Vitoria.

En declaraciones a Europa Press, el responsable en ELA de Salud laboral en Alava, Luis Bernardo Ochoa, ha denunciado la muerte, el pasado jueves, del operario, de 37 años de edad y de nacionalidad colombiana, fallecido en un accidente laboral en la empresa vitoriana ‘Grupos Diferenciales’, tras quedar atrapado cuando trabajaba en un horno.

El portavoz de ELA ha recordado que en Alava este año han muerto siete trabajadores, por lo que ha reivindicado unas “mejores” condiciones laborales.

En este sentido, ha denunciado la situación que están viviendo actualmente los trabajadores ante la “precariedad laboral y la falta de unos planes estratégicos para la Seguridad Laboral en las empresas”. “Esperamos que estos planes no se dejen en el olvido y que la salud de los trabajadores no tenga que ser a cuenta de más muertes”, ha concluido.

octubre 30, 2012

Tres de cada cuatro empresas han usado la reforma para despedir o bajar salarios

Iturria: Cincodias.com – 2012/10/30

El 73% de las empresas ha utilizado la reforma laboral para despedir, bajar el sueldo a sus trabajadores, o cambiarles de puesto, según una encuesta del bufete Sagardoy y el Grupo Adecco, que se centra sobre todo en las decisiones tomadas por las grandes empresas. En este sentido, este sondeo indica que uno de cada cuatro despidos siguen pagándose a más de 45 días.

Tres de cada cuatro empresas ha utilizado la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy para despedir o modificar sustancialmente las condiciones de trabajo de sus empleados (fundamentalmente para rebajarles el salario). Sólo el 27 de las compañías consultadas no han adoptado ninguna clase de medida de ajuste, ni piensa efectuarla en los próximos tres meses. Esta es una de las conclusiones extraidas de la primera encuesta hecha pública sobre el grado de utilización de la nueva normativa laboral, elaborada por el Sagardoy Abogados y el grupo de empleo temporal Adecco.

Desglosando las distintas medidas de ajuste facilitadas en la reforma laboral, la más utilizada fue la modificación de las condiciones laborales, empleada por el 43,4% de las compañías que respondieron a esta encuesta; siendo la bajada salarial la modificación a la que más recurrieron, según los autores del informe. Seguidamente, se situaron las medidas de ajustes a través de la movilidad funcional (reorganización de los puestos de trabajo), usada por el 40%. Y, en tercer lugar, el 37,1% despidió a trabajadores.

No obstante, este termómetro de la utilización de la reforma laboral se corresponde más con el uso que están haciendo de la nueva ley las grandes empresas que las pequeñas, ya que de las 2.500 compañías a las que consultaron, contestaron 273; y de estas, 234 fueron grandes empresas y las 38 restantes pymes, según ha precisado hoy uno de los responsables del estudio, Íñigo Sagardoy, durante su presentación.

Hecha esta precisión, los autores de este estudio resaltaron que la mayoría de las empresas no opta por una sola medida de ajuste sino por una combinación de varias de ellas. Así, del 37% de las compañías que declaran que han efectuado o piensan despedir trabajadores en los próximos tres meses, la mayoría de ellas (80%) acuden también a otras medidas de ajuste incluidas en la ley como las citadas bajadas salariales (ya sea por la vía de la modificación del artículo 41 o por el descuelgue del convenio de referencia); la movilidad funcional (cambio de puesto); la reducción de la jornada o la movilidad geográfica. Sólo el 20% restante no tomará más medidas que los despidos.

El 73% de las empresas ha utilizado la reforma laboral para despedir, bajar el sueldo a sus trabajadores, o cambiarles de puesto, según una encuesta del bufete Sagardoy y el Grupo Adecco, que se centra sobre todo en las decisiones tomadas por las grandes empresas. En este sentido, este sondeo indica que uno de cada cuatro despidos siguen pagándose a más de 45 días.

A %d blogueros les gusta esto: