Posts tagged ‘UPN’

marzo 14, 2013

Trabajadores del Consistorio de Burlata se movilizan por el convenio

Iturria: Gara.net – 2013/03/14

Empleados del Ayuntamiento de Burlata se movilizaron ayer para exigir al alcalde de la localidad, Juan Carlos González Muñoz, de UPN, la mesa de la negociación del convenio. La concentración, que fue convocada por ELA, LAB y CCOO, se celebró bajo el lema «Cumple tu palabra. Negoziazioa orain».

Los sindicatos convocantes de la protesta recordaron que el 12 de diciembre el alcalde se comprometió a convocar la mesa, con la presencia de todos los grupos políticos y sindicales. Desde entonces «no ha habido respuesta, una tomadura de pelo, no ha cumplido su palabra y nuevamente nos engaña».

Las centrales dan de plazo hasta el día 21 para una reunión para la negociación, ya que si no se movilizarán «con mayor contundencia».

Anuncios
febrero 16, 2013

CAN: erregimenaren zutabea noiz eroriko

Iturria: Iván Giménez / argia.com – 2013/02/10

Azken boladan, Iruñera datozen turista saldoek, ohiko bisita lekuez gain (Santo Domingo aldapako ukuiluak, Estafetako bihurgunea, zezen plaza…) txoko berri  bat aurkitu dute: San Bartolome gotorleku txikiaren harresiko arraila. Iruindarrok uste genuen ia ez ginela ezertaz harritzen, baina turista horiek arrakala xume bati argazkiak egiten ikuste hutsak lortu du harridura berriro gugan piztea. Nafarroako Gobernuko Turismo Departamentuak lortu ez duena Cerveraren eta Asiainen sugetzarrak erdietsi du: Nafarroak (Shakespearek aurreikusi zuen bezala) mundu osoa harritu du.

Bistan denez, arrail horretan jadanik ez dago inongo gutun-azalik. Baina egon al zen noizbait? Ala guardia zibilek jarritako amua da han egondako dokumentu bakarra? Eta gutuna existitu bazen, zer zuen barruan? Agian, norbaitek Cerverari aurrea hartu zion eta argitaratu diren azken  eskandaluak arrail xume horretatik irtendakoak dira.

Agian, gutun-azal ospetsu horretan azaltzen ziren azken urte hauetan UPNren eta PSNren buruzagiek kobratutako 800.000 euroko dietak, gehienak ezkutukoak, aitortu gabeak. Edo Washington-en Nafarroako Kutxak 2010ean irekitako bulegoaren truke (ia hasieratik itxita egon dena) urtero ordaintzen den 3 milioiko alokairua. Edo CANek zenbat diru ebatsi dien ehunka hiritarri lehentasunezko akzio traidore horien bidez. Edo azken hiru urteotan enpresaren balantze ekonomikotik nola lurrundu diren 1.000 milioi euro… Edo nork agindu zituen 80 milioiko galerak eragin zituzten hainbat inbertsio industrial, hori dena urte bakar batean (2011n, hain justu). Edo inpunitate, zigorgabetasun sentsazioa noraino iristen den 500 euroko billeteak hain modu zakarrean garbitzeko, Barcinaren Gobernuko kontseilari-ohia zen Pejenaute gizajoak egin zuen bezala. Edo non dauden CANen Iruñeko bulegoak saltzeagatik kobratutako 86 milioi euroak, eta nortzuk (Barcinaz gain) erosi zuten urteko %6ko interesa bermatuta (euriborra %1era ez dela iristen kontuan hartuta. Edo nork erabakitzen zuen UPN, PSN, patronala eta Nafarroako betiko erregimena kudeatu dutenen aldeko mailegu malguegiak (nolabait esateagatik) onartzea.

Hala ere, Cervera-Asiain aferak harrotutako hautsak ez dezala lausotu benetako mamia: Nafarroako erregimenaren zutabe nagusia, Nafarroako Kutxa hain zuzen ere, elite ezagun baten proiektu faraoniko eta galgarriak finantzatzeko tresna hutsa izan da: Gendulain mamu-hiria, Logroñoko autobidea, Nafarroako Ubidea, eta abar.

Gutxi batzuek gogoratuko dute Washingtongo bulegoko inaugurazio haluzinagarri hartan Urdangarin bera izan zela, eta negoziorako aholkulari bezala De Guindos aukeratu zutela. Orain Miguel Sanz, Enrique Goñi eta Yolanda Barcina epaitegian daude haien txanda itxaroten, Palmako dukearekin berriro noiz elkartuko zain. Baina nola? Giltzapeturik edo gutaz barre egiten? n

noviembre 29, 2012

ELA y LAB denuncian la falta de política industrial en Sakana

Iturria: noticiasdenavarra.com – 2012/11/28

CON 1.775 DESEMPLEADOS, CREEN QUE ESTA SITUACIÓN SE DEBE A LA “DEJADEZ PREMEDITADA” DE UPN

Delegados de ELA y LAB así como miembros de la Asamblea de Parados de Sakana denunciaron ayer la falta de una política industrial por parte del Gobierno de Navarra ante la grave situación socioeconómica de la comarca, con 1.775 personas inscritas en las oficinas de empleo. “El Gobierno de UPN no ha apostado por esta zona y la situación actual es fruto de la dejadez premeditada de UPN”, señalaron Gorka Vierge y Gaizka Uharte, responsables de ELA y LAB en Sakana respectivamente. La concentración, en la que participaron unas 40 personas, fue en el exterior de las antiguas instalaciones de Gamesa en Alsasua, donde meses después de su cierre se anunció la instalación de Fluitecnik y 43 puestos de trabajo. “Fluitecnik no llegó a durar un año con las puertas abiertas y hoy en día en Sakana tenemos 400 desempleados más que entonces”, señalaron. Al respecto recordaron el cierre de otras empresas como Inasa ante la “pasividad” del Ejecutivo foral.

La concentración fue en las instalaciones de la antigua Gamesa. (N.M.)

noviembre 6, 2012

Bomberos denuncian el “despilfarro” cometido por UPN y los recortes que está llevando a cabo

Iturria: ateakireki.com – 2012/11/05

El Ayuntamiento de Pamplona de la mano del Gobierno de Navarra ha realizado en los últimos tiempos obras de “dudosa utilidad” relacionadas con los servicios de emergencias, y en concreto con los de bomberos. “En ellas se malgastan millones de euros que más tarde se restarán de las partidas asignadas a sanidad, educación, dependencia, pensiones o como en nuestro caso, a los servicios de emergencias”, han denunciado los y las trabajadoras de AEN.

[youtube http://youtu.be/6-mgRT4t_Tk]

“L@s bomber@s tenemos un ejemplo claro, el solar vacío donde hoy estamos. Yolanda Barcina vio imprescindible derribar el parque de bomberos que existía para construir un Museo dedicado a los Sanfermines. El tan necesario museo no lo fue tanto ya que ni se comenzó a construir. En esta operación han derrochado casi 30 millones de euros”, han recordado.

En concreto, UPN gastó 11.7 millones de euros por la compra de terrenos de la antigua Liebehrr con la idea de unificar los parques de bomberos, pero nunca se utilizaron. Invirtió 10.3 millones de euros en la construcción del parque de Cordovilla y otros 2.17 millones en la construcción del parque de Iruña-Trinitarios. Además, gastó 4.82 millones en proyectos del Museo de Sanfermines, sin que ni siquiera se haya hecho una sola obra.

Total de dinero gastado, 28.99 millones de euros, de los cuales 12.47 milllones se han traducido en “algo de utilidad” y el resto, 16.52 millones de euros se han convertido en “humo”: proyectos y solares.

“Y ahora dicen que hay que apretarse el cinturón. Quienes han realizado todo esto, hablan de gestión eficaz: Eliminando servicios y personal para ahorrar unas migajas en comparación con lo que han dilapidado, denuncian los y las trabajadoras de la Agencia Navarra de Emergencias, quienes apuestan por “un modelo político, económico y social que no esté basado en la injusticia y el chanchulleo”.

noviembre 5, 2012

Prohibido poner pancartas contra los recortes en edificios públicos de Navarra

Iturria: Eleconomista.es – 2012/11/03

El Gobierno navarro ha decidido prohibir a partir de ahora cualquier protesta de este tipo en los edificios públicos para “garantizar el buen uso de los bienes y espacios públicos”.

No quieren ver ni una pancarta ni una pegatina en contra de los recortes. El Gobierno navarro ha decidido prohibir a partir de ahora cualquier protesta de este tipo en los edificios públicos para “garantizar el buen uso de los bienes y espacios públicos”.

De esta manera, los empleados no podrán poner pancartas, carteles o mensajes reivindicativos. La medida también afecta a los coches oficiales y a los uniformes, como por ejemplo el de los bomberos.

Quiere evitar así imágenes como la de los bomberos de Madrid que llevan pegatinas en las que se leen sus reivindicaciones.

octubre 30, 2012

Forua, aparteko paga eta baloiak kanpora botatzea

Iturria: ELA Sindikatua / Ivan Giménez – 2012/10/29

Erabileraren erabileraz, hitz batzuek bere esanahi guztia galdu eta, azkenean, gauza bat eta kontrakoa adierazten dute. Edo bestela esanik, sinbolo barren hutsak izatera iristen dira, halako kontzeptu hanpatsuak, eta zerbait ezkutatzeko, jendea nahasteko eta ziria sartzeko erabiltzen dira, denboraren joanean hartu duten ustezko ospea ederki baliatuta. Horixe da Forua, gaur egun.

Eta Parlamentuak ez badu Foruaren (1982ko Foru Hobetzea) muinetako bat babesten, hau da, ez badu babesten Nafarroak eskumen osoa duela bere enplegatu publikoen gaineko legeak egiteko (eta, Estatuaren esku-sartzea eragozteko), bi gauza hauetako batek ez du piperrik balio: edo Foruak edo parlamentariek, ez baitituzte herritarren eskubideak babesten.

Nafarroako eskumen oso hori, egia esan, sekulako traba izaten ari da UPNrentzat eta PPrentzat, bi-biak ere dena zentralizatzeko ahaleginean ari baitira, bai eta enplegatu publikoak pobretzeko lehia bizian ere; orain, gainera, 2012ko soldataren % 7 ezabatu nahian: Eguberrietako saria, alegia. Nik ere, tira, uler dezaket bi alderdiek tinko baino tinkoago esatea derrigorrezkoa dela Raxoiren Lege Dekretua betetzea, halaxe komeni baitzaie: jakina, soldatak murrizten dituzte eta, horrez gain, errua Madrili botatzen diote, edo Bruselari, edo Berlini …., eta 60 milioi euro aurrezten dituzte, zertarako eta dirutza hori kirol-pabilioi hutsetan, zirkuituetan eta inora ere ez doazen trenetan xahutzeko.

Gauzak horrela, Foru Gobernuak hainbat astetako atzerapenez eman die sindikatuei txosten juridiko jakin bat, eta txosten horrek, egia esan, erabat jarri du zalantzan aparteko paga ezabatzeko derrigortasuna. Edozein gauza, denbora irabazteko, eta bidenabar, 2013ko pagak aurreratzearen ziria lau haizeetara zabaltzeko, ebasketa mozorrotze aldera. Zer pentsatuko lukete, adibidez, ideia hori ontzat jo dutenek, azaroko lansaria ezabatuko bagenie, hurrengo soldata egun batzuk aurreratzearen ordainez? Ez da horren ideia ona, ezta?

Parlamentuko oposizioari, alabaina, askoz ere gehiago exijitu behar zaio. Talde guztiak irmo mintzatu baitira 25.000 nafar langile ingururi aparteko paga ezabatu nahi dien Barcinaren legearen aurka. Guztien iritziz, huraxe “engainu hutsa” da; orduan, zergatik abstenitu dira PSN, NaBai eta I-E? Abstentzio horri esker proiektu hori aurrera baitoa eta parlamentuko txosten batean aztertuko da. Ez al zen errazagoa proiektuaren kontra bozkatzea, edo osoko zuzenketa aurkeztea (Bilduk egin zuen bezala), legea Barcinari itzultzeko eta pilota berriz ere haren teilatuan jartzeko? Nolanahi ere, hilabete bat gelditzen da, abian den txostenak norabidea zuzendu dezan eta behar diren neurriak har ditzan aparteko paga kobratzeko.

Ez dezagun bistatik gal Gobernuak duela arazoa: indarrean dauden Aurrekontuetatik atera nahi baitu aparteko paga eta, hartara, berariazko lege bat onetsi behar du Nafarroako Administrazio Publikoetako Langileen Estatutua ere aldatzeko (1993), non argi eta garbi ezarria baitago aparteko bi paga daudela. Une honetan, argi dago UPNk gutxienez ere beste bazkide bat behar duela parlamentuan (PPz gainera) era horretako lege bat onesteko, baina ez badu bazkiderik aurkitzen… ez da aparteko paga ezabatuko duen legerik sortuko. Barcinaren Gobernuak ez du legezko euskarririk izanen bere enplegatuen diruaz jabetzeko, eta Estatuak, gainera, ez du legerik errekurritzerik izanen, ez baita legerik izanen. Zer gertatuko ote litzateke, ondoren?

Hori hipotesien alorrean sartzea da. Agintariek darabilten argudioaren arabera, Estatuak eragotzi eginen du, nola edo hala, aparteko paga ordaintzea; argudio ezkor eta etsikor hutsa da. Argudio horren arabera, izan ere, onena izanen da sekula santan ezer ez egitea (ez politikoki, ez sindikalki), Madrildik etor ote daitekeen erantzunaren beldurrez. Eta Estatuko abokatuaren balizko errekurtsoari aurre egiteari dagokionez, esan beharra dago arrisku hori beti egoten dela Foru Parlamentuak lege bat onesten duen aldi bakoitzean. Arrazoibide hori bururaino eramanez gero, gainera, parlamentua erabat geldirik legoke; hau da, errekurtso baten gaineko beldurrak eraginda, ez dugu deus ere eginen.

25.000 langile horiei beren soldata ordaindu nahi ez dienak (Foru Administrazioak, udalek, mankomunitateek, NUPek, enpresa publikoek…) mataza juridiko latzean nahasi nahi gaitu, herritarrak gogogabetzeko, eta politika (edo bestela esanda, posiblearen artea, aukeraren artea: erabakiak hartzea) beste batzuek erabakitzen duten kudeaketa hutsa izan dadin, neurri bakoitza derrigorrezkoa eta alternatibarik gabea delakoan. Eta horrek, zalantzarik gabe, antz handia dauka diktadurarekin. Azken buruan, ez da kontu juridiko bat, borondate politikoa baizik.

Barcinaren Gobernuko txostenak berak aitortzen du berariazko lege bat onetsi beharra (eta txosten hartan esaten da murrizketa “aplikagarria” dela; ez besterik). Horrela, beraz, Zuzenbideaz haratago goaz, politika hutsaren alorrean barneratzeko: hots, legeak gehiengoz bakarrik onesten dira, eta gehiengoak irizpide politikoetan oinarrituta osatzen dira. Hau da, aparteko paga kobratzea 50 parlamentari nafarren mendean dago; ez beste ezeren edo inoren mendean. Baloiak jokatzeko daude eta ez kanpora botatzeko. Eta, parlamentari batzuek diote: eta, hala ere, Estatuak errekurtsoa jartzen badu? Erantzuna Parlamentuko letratuetako batek eman du bere txosten juridikoan: gobernu zentralaren gainean “karga prozesala” erortzen denez, hark arrazoitu beharko du bere neurrien premiazkotasuna, eta azken emaitza ez daiteke “behin-betikotzat” jo.

Aipatu letratuak, gainera, mandatu deseroso bat ere helarazi die parlamentariei, haiek guztiak Foruen defendatzaile garbi askoak izaki (edo horixe aldarrikatzen dute ozenki): “Onar al dezake besterik gabe Foru Komunitateak foru-araubidearen betiko eskumenaren muina bete-betean ukitzen duen neurria?” Eta letratuak berak hauxe ohartarazi die jaun-andere parlamentariei: “Hori abagune politikoaren arloari dagokio”. Jakinen ote dute oposizioko parlamentariek abagune hori ikusten edo txostenaren paperen artean galduko ote zaie?

octubre 30, 2012

El Fuero, la paga extra y balones fuera

Iturria: ELA Sindikatua / Ivan Giménez- 2012/10/29

Hay palabras que, a base de manosearlas, pierden todo su significado y acaban representando una cosa y la contraria. O lo que es lo mismo, se convierten en símbolos vacíos, en conceptos grandilocuentes empleados para despistar, ocultar y engañar bajo el manto de su supuesta e histórica grandeza.

Eso es el Fuero hoy en día. Si una parte tan importante del Fuero (Lorafna, ley de 1982) como la competencia exclusiva de Navarra para legislar sobre sus empleados públicos -impidiendo la injerencia estatal- no es defendida por el Parlamento, una de las dos cosas no nos sirve: o el Fuero o los parlamentarios que no defienden los derechos de sus ciudadanos.

Esa competencia exclusiva de Navarra ha terminado siendo un engorro tremendo para UPN y PP en su afán centralizador y en su apuesta por empobrecer a los empleados públicos, ahora con la supresión del 7% de su salario de 2012, o sea, la paga extra navideña. Uno puede entender, incluso, que ambos partidos defiendan a machamartillo que el Decreto-Ley de Rajoy es de obligado cumplimiento, porque les conviene: rebajan salarios y además pueden echar la culpa a Madrid, Bruselas o Berlín… además de ahorrarse 60 millones de euros para derrocharlos en trenes a ninguna parte, circuitos y pabellones vacíos…

Con esa premisa, el Gobierno foral retrasa varias semanas la entrega a los sindicatos del informe jurídico que pone seriamente en duda la obligatoriedad de suprimir la paga extra. Lo que sea con tal de ganar tiempo y, por el camino, lanzar el camelo de adelantar las pagas de 2013 para que no se note el hurto. ¿Qué pensarían los que la han calificado de buena idea si les suprimiéramos el salario de noviembre a cambio de adelantarles unos días la siguiente nómina? Ya no parece tan buena idea, ¿verdad?

Ahora bien, a la oposición parlamentaria debe exigírsele mucho más. Todos los grupos se han manifestado rotundamente contra la ley de Barcina que suprime la paga extra para unos 25.000 trabajadores navarros. Si para todos era un “engaño”, ¿por qué la abstención de PSN, NaBai e I-E permite que ese proyecto siga adelante y se vaya a estudiar en ponencia parlamentaria? ¿No era más sencillo votar en contra del proyecto, o enmendarlo a la totalidad -como hizo Bildu-, para devolver la ley a Barcina y colocar de nuevo la pelota en su tejado? En todo caso, queda un mes para que la ponencia ya en marcha corrija el rumbo y arbitre las medidas oportunas para el cobro de la paga extra.

No perdamos de vista que es el Gobierno quien tiene el problema: quiere sacar la paga extra de los Presupuestos vigentes, y para ello tiene que aprobar una ley específica que modifique también el Estatuto del Personal de las Administraciones Públicas de Navarra (1993), donde se establece claramente que hay dos pagas extraordinarias. A estas alturas, está claro que UPN necesita como mínimo otro socio parlamentario (además del PP) para aprobar una ley en este sentido, pero si no lo encuentra… No habrá ley para suprimir la paga extra. El Gobierno de Barcina no tendrá soporte legal para quedarse con el dinero de sus empleados, y además el Estado no podrá recurrir una ley que no existe. ¿Qué pasaría después?

Eso es terreno ya para la hipótesis. El argumento de que el Estado impedirá como sea el abono de la paga extra, aparte de ser derrotista, implica que siempre será mejor no actuar (ni política ni sindicalmente), por miedo a la reacción de Madrid. Y afrontar un hipotético recurso del abogado del Estado es un riesgo que siempre existe tras aprobar una ley en el Parlamento foral. Siguiendo este razonamiento hasta el final, acabaríamos en la parálisis legislativa: no hacemos nada por miedo a un recurso.

Quien no quiere pagar su salario a esos 25.000 trabajadores (Administración foral, ayuntamientos y mancomunidades, UPNA, empresas públicas…) busca enredarnos en una maraña jurídica que desanime al ciudadano y convierta la política (es decir, el arte de lo posible, de lo opcional: la toma de decisiones) en una mera gestión de lo que deciden otros, vendiendo cada medida como obligatoria y sin alternativas. Es decir, lo más parecido a una dictadura. En el fondo, no se trata de una cuestión jurídica, sino de voluntad política.

Hasta el informe jurídico del Gobierno de Barcina (donde se dice que el recorte “es aplicable”, nada más) reconoce la necesidad de aprobar una ley específica. Así, queda superado el ámbito del Derecho y nos internamos en el de la pura política: las leyes sólo se aprueban por mayoría, una mayoría que se forma por criterios políticos. Es decir, el cobro de la paga extra sólo depende de los 50 parlamentarios navarros, de nadie más. No se pueden echar balones fuera. Y algunos de ellos dicen: ¿y si aún así el Estado recurre? La respuesta la da uno de los letrados del Parlamento en su informe jurídico: el Gobierno central, sobre quien cae el peso de “la carga procesal”, deberá justificar la urgencia de sus medidas, con un resultado final que no puede darse por “definitivo”.

Y dicho letrado manda también un recado incómodo a los parlamentarios, todos ellos defensores sin tacha de los Fueros (o eso proclaman): “¿Puede ser admitida sin más por la Comunidad Foral una medida que afecta tan de lleno al núcleo de la tradicional competencia del régimen foral?” Y el propio letrado advierte a sus señorías: “Esto pertenece al ámbito de la oportunidad política”. ¿Sabrán ver esa oportunidad los parlamentarios de la oposición o se les extraviará en el papeleo de la ponencia?

octubre 18, 2012

Democracia de excepción y la tragedia de los bienes comunes

Iturria: Rebelion.org / Ignazio Aiestaran – 2012/10/18

Ignazio Aiestaran. Escritor y profesor de filosofía de la Universidad del País Vasco

La conferencia que UPN censuró en Pamplona

Nota de Rebelión: El pasado 3 de octubre el autor debía haber pronunciado en el Condestable de Pamplona una conferencia cuyo texto publicamos más abajo, inscrita en un ciclo de charlas en euskera con el título El tiempo que nos toca vivir. Pero el escritor y doctor en Filosofía renunció a impartirla ante la exigencia de la directora del área de Cultura del Ayuntamiento (UPN), Teresa Lasheras, para que modificara el título y el resumen de la charla que figuraría en el tríptico del ciclo de conferencias. A la concejala le pareció tan subersivo el título de la ponencia: Salbuespen demokrazia eta ondasun erkideen tragedia (Democracia de excepción y la tragedia de los bienes comunes), como el resumen de la misma donde se citaban a autores como Naomi Klein, Michael Hardt o Antonio Negri y se hablaba de las consecuencias de la globalización, de la doctrina del shock o de la involución democrática que, a juicio del autor, vivimos con la crisis como coartada.

Democracia de excepción

Vivimos tiempos excepcionales, donde la excepción es la norma. O así nos lo quieren hacer creer. Las élites políticas repiten diferentes consignas con el fin de justificar que no hay otra salida posible y que sus decisiones excepcionales son únicas e inapelables, afirmando que “es lo que hay que hacer”, “no se puede hacer otra cosa”, “cueste lo que cueste”. Para dar cobertura a esas proclamas ideológicas recurren a la argucia de la excepcionalidad. En abril del 2012, el presidente del poder ejecutivo del Reino de España justificaba la política de recortes con estas palabras: “Lógicamente eso nos sitúa en una situación excepcional y tenemos que reaccionar con medidas excepcionales”. La vicepresidenta de ese mismo ejecutivo ya había preparado el camino a finales de diciembre del 2011 con la siguiente declaración: “No hay que temer ese tipo de movimientos, puesto que estamos ante medidas temporales, medidas excepcionales; pero, insisto una vez y otra, estamos con medidas temporales, excepcionales”. Es el nuevo movimiento de las medidas excepcionales.

Dada esta situación de excepción, el presidente de la Generalitat de Catalunya ha optado por invertir esta lógica desde una expresión reivindicativa, adelantando las elecciones, en los siguientes términos: “En momentos excepcionales, decisiones excepcionales”. Por último, el mismo presidente de la República Francesa decía en agosto de 2012 que la situación era una crisis excepcional: “Estamos ante una crisis de excepcional gravedad, una crisis larga”. Y añadía que la situación era equiparable a una batalla: “Hace falta tiempo para ganar la batalla del crecimiento, del empleo y de la competitividad, porque es una batalla”. Es la batalla de la excepcionalidad silenciosa y prolongada.

Lo que todas estas voces políticas recogen con variaciones y diferencias no es sino una estrategia diseñada por un sector nada democrático de la Unión Europea. Una de las figuras más sobresalientes en la arquitectura económica y política de esta Europa de los mercaderes es Jean-Claude Trichet. Ha manejado todos los hilos posibles sin pasar nunca por las urnas: gobernador del Banco de Francia (1993-2003), presidente del Banco Central Europeo (2003-20121) y en la actualidad miembro activo del consejo de directores del Banco de Pagos Internacionales, que es el banco central de 60 bancos centrales del mundo, un mega-banco con sede en Suiza que influye y asesora sobre política monetaria y estabilidad financiera. Desde estas posiciones, Trichet se ha convertido en el adalid de la teoría del excepcionalismo en su forma más radical. Él la ha llamado “federación por excepción” o también “excepcionalismo europeo”.

En su discurso de despedida como presidente del Banco Central Europeo, en octubre de 2011, ya lanzó la siguiente pregunta amenazadora: “¿Sería demasiado atrevimiento concebir que esta futura unión económica y monetaria, dotada de un mercado, una moneda y un banco central únicos, tuviera además un poder ejecutivo?”. Con ello planteaba la creación de un nuevo poder que asumiría la vigilancia estricta de las políticas fiscales y financieras, con la facultad, “en casos excepcionales”, de adoptar decisiones de castigo en aquellos casos donde los pueblos no adopten las medidas restrictivas de las demandas presupuestarias de la Eurozona En esos casos excepcionales también se podría penalizar a los pueblos o naciones que escojan partidos equivocados o rebeldes que no sigan las consignas de los imperativos de los mercados.

Esta teoría del excepcionalismo ejecutivo supone un peligro para las libertades democráticas de los pueblos. Por caso, en mayo del 2012 Trichet impartió una conferencia en Washington sobre la crisis. Allí propuso un “salto cuántico” en la gobernanza y en la soberanía de la Unión Europea, estableciendo directamente una “federación por excepción”, según sus palabras. Cuando un país adopte “políticas aberrantes” no acordes con los criterios económicos de estabilidad financiera, entonces se podría castigar directamente a los pueblos que sostienen esas políticas, según su criterio.

El filósofo alemán Jürgen Habermas, en su último libro sobre la constitución de Europa, ha criticado esta postura y el hecho de que Trichet reclame un ministerio de finanzas común para la Eurozona, pero sin mencionar la parlamentarización. Habermas se opone con fuerza a esta fórmula porque ve un claro “desequilibrio entre los imperativos de los mercados y la fuerza reguladora de la política” a través de un “federalismo ejecutivo” que gestiona el proyecto europeo a puerta cerrada, sin debatir en el espacio público. Habermas advierte con preocupación que este federalismo ejecutivo posibilita un dominio intergubernamental del Consejo Europeo, bajo el camuflaje de pedir “más Europa”. En realidad, más Europa no significa más solidaridad y más democracia, sino más finanzas y más plutocracia, como cuando el 22 de julio de 2011 Angela Merkel y Nicolas Sarkozy llegaron a un arreglo entre el liberalismo económico alemán y el estatismo francés para propiciar una involución posdemocrática contraria al espíritu del Tratado de Lisboa que Habermas rechaza con rotundidad:

“Mediante este camino de una dirección central por parte del Consejo Europeo, podrían trasladar los imperativos de los mercados a los presupuestos nacionales. De este modo, acuerdos tomados sin transparencia y carentes de forma jurídica tendrían que imponerse, con ayuda de amenazas de sanciones y de presiones, a los parlamentos nacionales menguados en su poder. Los jefes de gobierno tergiversarían de esta forma el proyecto europeo hasta convertirlo en su contrario. La primera comunidad supranacional juridificada democráticamente se convertiría en un arreglo para el ejercicio del dominio burocrático-posdemocrático”.

Lo que Habermas advierte como una futura amenaza para las democracias de Europa, por desgracia ya se ha hecho realidad, cuando se aprobó la reforma de la Constitución del Reino de España, para incluir la cláusula que limita la posibilidad de deuda del Estado social, así como para asegurar el pago a los acreedores por encima de los derechos sociales y de las necesidades colectivas. En solo treinta días se hizo el cambio, entre agosto y septiembre de 2011, mediante un procedimiento de urgencia y de una única lectura, en lo que se llegó a denominar “reforma exprés”. Los dos grupos parlamentarios mayoritarios -los más constitucionalistas- la tramitaron sin apenas opción a debate o rectificación, y desde luego sin hacer una consulta popular previa o el referéndum deliberativo correspondiente. Ningún otro grupo parlamentario apoyó esta reforma, con la excepción de un grupo minoritario, Unión del Pueblo Navarro. En el Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados se recogen las palabras del representante de UPN que bien resumen la trapacería y componenda de este tipo de medidas:

“Es verdad que la presentación de esta iniciativa no ha sido la perfecta, pero, señorías, no exageremos. Otros cambios legales de muy dudosa constitucionalidad se han aprobado en esta Cámara con muchos menos votos, sin consenso, y desde luego sin referéndum.”

En todas estas decisiones y medidas se trasluce una estrategia calculada por aprovechar la crisis como coartada para imponer unas políticas determinadas bajo el discurso del miedo. En su despedida del Banco Central Europeo Trichet mencionó a Jean Monnet, uno de los padres fundadores de la Unión Europea. En sus memorias, Monnet mantenía una teoría concreta sobre el uso de las crisis: “Los seres humanos no aceptan el cambio más que por necesidad, y no ven la necesidad más que en la crisis”. Trichet cita esta referencia y añade: “Confío en que los cambios de hoy, provocados por la crisis mundial, sean precisamente de esos que Jean Monnet esperaba que pudieran promover un nuevo marco institucional”. Así se aprovecha la amenaza de la crisis de la deuda soberana para hacer todas las reformas y todos los recortes que la ciudadanía europea no aceptaría de otra manera. Este pensamiento coincide plenamente con lo que Naomi Klein ha definido como “la doctrina del shock”.

Esta doctrina se inició cuando el economista norteamericano Milton Friedman le escribió una carta en 1975 a Augusto Pinochet, el cual para entonces ya era conocido por sus masacres despiadadas en Chile. Friedman le recomendaba en aquella misiva que aplicara un “tratamiento de choque” para que su país abrazara el “completo libre mercado” con un recorte del 25% del gasto público en seis meses, aún a sabiendas del aumento del desempleo. Friedman subrayó que Pinochet debía actuar de manera decidida y rápida, como la terapia de choque que se le da a un paciente de forma abrupta y repentina. El general aplicó a rajatabla la recomendación del economista de Chicago, aprovechando que el país se había convertido en una dictadura. Desde entonces esa política monetaria de estabilidad financiera se ha aplicado en otros países, bajo la supervisión del Fondo Monetario Internacional, con independencia de los estragos y del sufrimiento que generan en la población.

La teoría de la terapia de choque económica se basa en poner freno a la inflación más allá de la política monetaria: mediante un cambio súbito y brutal de política se alteran rápidamente las condiciones y expectativas de la ciudadanía, dejando claro que se va a recortar el gasto público y que los sueldos ya no subirán. Cuando Pinochet aplicó la receta de Friedman en el primer año la economía chilena se contrajo un 15% y la tasa de desempleo pasó del 3% al 20%. La doctrina del shock aprovecha las crisis para que la clase dirigente que ha perdido su credibilidad ante la ciudadanía aplique duras lecciones bajo una recesión o una depresión. En 1982 Friedman lo dejó claro en sus memorias biográficas: “Sólo una crisis –real o percibida como tal– produce un verdadero cambio”. En esto coinciden Friedman, Monnet y Trichet. Cuando viene una crisis económica de suficiente gravedad, los dirigentes se ven liberados para hacer lo que consideren necesario en nombre de la reacción a una emergencia nacional, y entonces, nos dice Klein, las crisis se convierten en zonas “ademocráticas”, paréntesis en la actividad política donde no parece ser necesario el consentimiento ni el consenso. Eso mismo está ocurriendo en la Unión Europea y es lo que Enzensberger califica como “la expropiación política de los europeos”.

Así, en situaciones de emergencia, la teoría del excepcionalismo somete las democracias a las terapias de choque aplicables en época de crisis. Se empieza reduciendo prestaciones, después se mutilan derechos y luego se termina por recortar la misma democracia, a fin de socializar pérdidas y privatizar ganancias con la excusa de la deuda soberana. Todo aparenta ser excepcionalmente lícito y soberano: se comienza modificando el texto de una constitución, posteriormente se quiere modular el derecho a manifestarse y se acaba por censurar una conferencia. Y todo para engañar y tutelar, que es lo que les gusta a algunos. Todo por la gran mentira. Que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, cuando la mayoría hemos vivido y vivimos por debajo de nuestras posibilidades y capacidades. Ese es el verdadero problema. Así que la cosa (pública) solo puede empeorar. Primero fue malestar, después indignación. Ahora ya es asco, el asco indecible.

Ignazio Aiestaran. Escritor y profesor de filosofía de la Universidad del País Vasco
octubre 15, 2012

ELAk erabat arbuiatzen du abenduko ordainsaria kentzeko Foru Gobernuaren proiektuak Parlamentuan aurrera segitu izana

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/10/15

ELAk talde politikoei gogoraratzen die 2012ko soldataren %7a mantentzeko ardura osoa daukatela. Oso kritikagarria da UPNren proiektu horren aurkako zeuden alderdi batzuek, bozkatzeko orduan, azkenik onartu izan dutela euren abstentzioen bidez.

ELA sindikatuak erabat arbuiatzen du abenduko ordainsaria (hau da, urteko %7ko soldata) kentzeko Foru Gobernuaren proiektuak Parlamentuan aurrera segitu izana, atzoko osoko bilkuran oposizioko alderdiek ez zutelako euren gehiengoa aprobetxatu Barcinari bere proiektua itzultzeko. Oso kritikagarria da UPNren proiektu horren aurkako zeuden alderdi batzuek, bozkatzeko orduan, azkenik onartu izan dutela euren abstentzioen bidez.

ELAk talde politikoei gogoraratzen die 2012ko soldataren %7a mantentzeko ardura osoa daukatela, LORAFNA legeak Nafarroari ematen baitio arlo horren ahalmen osoa, beste inon gertatzen ez dena. Horrela aitortzen dute Parlamentuko zein Gobernuko txosten juridikoek.

Gauzak horrela, ELAk ez du uste batzorde parlamentari bat sortzea balizko irtenbide onena denik, arazoa luzatzeaz gain, abenduko ordainsaria kentzeko proposamena ere bere baitan hartuko duelako. Dena den, Parlamentuko alderdiei eskatzen diegu behar diren neurri guztiak hartzeko, beti ere 2012ko Nafarroako Aurrekontu Orokorretan dauden ordainsari guztiak ordaintzeko, langile publiko guztiontzako eta aurreikusita dagoen epean.

Zentzu honetan, eta batzorde hori jada gauzatu den neurrian, ELAk eskatzen du bere baitan parte hartzea bere jarrera ezagutzera emateko. Gainera, ELAk berresten du bere mobilizazioaren aldeko apustua, talde politikoengan presioa egiteko beste biderik ez dagoelako.

octubre 15, 2012

ELA rechaza frontalmente que la propuesta del Gobierno foral para suprimir la paga extra siga adelante en el Parlamento

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/10/15

ELA recuerda a los grupos parlamentarios que tienen la responsabilidad exclusiva de que los empleados públicos mantengan ese 7% de su salario en 2012. Es muy criticable que algunos partidos que decían estar en contra de la ley de UPN, al llegar la hora de votarla, hayan permitido con su abstención que esta siga adelante.

ELA rechaza frontalmente que el proyecto de Ley Foral impulsado por el Gobierno de Navarra para suprimir la paga extra de los empleados públicos (supone el 7% de su salario anual de 2012) siga adelante en el Parlamento tras el pleno de ayer en que los partidos de la oposición no sumaron mayoría para devolver a Barcina dicha propuesta. Es muy criticable que algunos partidos que decían estar en contra de la ley de UPN, al llegar la hora de votarla, hayan permitido con su abstención que esta siga adelante.

ELA recuerda a los grupos parlamentarios que ellos tienen la responsabilidad exclusiva de que los empleados públicos no pierdan ese 7% de su salario en 2012, ya que la Ley Orgánica del Amejoramiento del Fuero de Navarra (Lorafna) atribuye a la Comunidad Foral competencias exclusivas en esta materia, algo que no ocurre en ningún otro territorio. Así lo reconocen tanto el informe jurídico del Parlamento como el del propio Gobierno.

Así las cosas, ELA considera que la creación de una ponencia parlamentaria no es la mejor solución, porque además de dilatar la cuestión, debatirá entre otras propuestas la de suprimir la paga extra. En todo caso, ELA exige a los grupos parlamentarios que adopten las medidas necesarias para que, con cargo a los presupuestos generales de Navarra de 2012, el personal de las Administraciones Públicas de Navarra perciba las retribuciones recogidas en dichos presupuestos y en las fechas establecidas.

En este sentido, y dado que dicha ponencia ya es una realidad, ELA solicita su participación en ella para exponer su postura sindical, y además reafirma su apuesta por la movilización de los trabajadores, única vía para mantener la presión hacia los grupos parlamentarios.

A %d blogueros les gusta esto: