Posts tagged ‘sentencia’

julio 20, 2013

Un juez reduce de 16 a 4 el número de trabajadores despedidos de Alfus FCC

Iturria: Gara.net – 2013/07/20

Un juzgado de lo Social ha estimado de forma parcial las causas productivas alegadas por la empresa Alfus FCC Ámbito de Bedia, por lo que ha reducido de 16 a cuatro el número de trabajadores despedidos previsto en el expediente de ERE de extinción de esta planta. El juez considera que no existen causas económicas que avalen el expediente de regulación. Los 64 trabajadores de esta compañía permanecen en huelga indefinida desde el pasado 29 de abril contra estos despidos, que fueron ejecutados el 31 de mayo.

Anuncios
diciembre 12, 2012

TSJPV anula la decisión de Corrugados Azpeitia de extinguir los contratos de 60 trabajadores de su plantilla

Iturria: Finanzas.com

Estima que la empresa “optó, de manera consciente y voluntaria, por hurtar a la negociación” durante el período de consultas

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha declarado nula la decisión adoptada el pasado 17 de julio por la mercantil Corrugados Azpeitia S.L.U. de extinguir los contratos de 60 trabajadores de su plantilla.

En sentencia fechada este pasado martes, contra la que cabe interponer recurso, el TSJPV estima la pretensión inicial de la demanda presentada el pasado 14 de agosto de 2012 por el Comité de Empresa y los sindicatos ELA y LAB frente a Corrugados Azpeitia y doce mercantiles más del Grupo Gallardo, así como contra el Fondo de Garantía Salarial y el Ministerio Fiscal, para reclamar la nulidad o subsidiariamente la improcedencia del despido de los trabajadores por concurrir “un vicio en el procedimiento”.

La sentencia reconoce la legitimación de las centrales sindicales ELA y LAB para ejercitar la acción de impugnación del despido, pero rechaza su argumentación de que el ERE presentado por la empresa el pasado 15 de junio de extinción de 60 contratos y de suspensión de otros 228 hasta el 31 de diciembre, de entre el total de sus 313 trabajadores, por causas económicas, productivas y organizativas, fuera una consecuencia de la convocatoria de huelga.

Al respecto, se considera probado que el paro se convocó en “protesta frente a las medidas de despido y suspensión propuestas por la empresa”. El Tribunal declara nula la decisión, adoptada en fecha 17 de julio de 2012 por la mercantil Corrugados Azpeitia S.L.U., de extinguir esos 60 contratos, al considerar que la compañía no cumplió con el deber de “negociar de buena fe” con el Comité de Empresa en el curso del período de consultas.

En este sentido, se recoge que Corrugados Azpeitia “optó, de manera consciente y voluntaria, por hurtar a la negociación colectiva la materia referida al número de contratos a extinguir”, respecto de la cual mantuvo y trasladó al Comité de Empresa su posición “inamovible e inflexible de resolver la totalidad de los inicialmente previstos, sin contemplar ninguna alternativa”.

El tribunal considera que la empresa al “imponer” esa “premisa previa” a las negociaciones sobre un aspecto “tan básico y relevante” cometió “un grave e injustificado incumplimiento de la obligación de negociar de buena fe”. En este sentido, considera que la compañía “desnaturalizó el proceso de consultas” y “a la propia finalidad de ese trámite, impidiendo toda posibilidad de acuerdo, y viciando de nulidad la decisión extintiva”.

Por otro lado, en la sentencia se contempla que no ha lugar a pronunciamiento alguno sobre el Fondo de Garantía Salarial al ser ajeno a la cuestión debatida. Corrugados Azpeitia S.L.U., dedicada a la fabricación de acero corrugado destinado, fundamentalmente, al sector de la construcción, está integrada en el Grupo Alfonso Gallardo, cuya sede social se encuentra en Jerez de los Caballeros (Badajoz).

Previamente a este ERE, el 10 de noviembre de 2011, la empresa solicitó autorización para resolver los contratos de 140 trabajadores a su servicio y suspender/reducir en un porcentaje máximo del 50 por ciento la jornada de la práctica totalidad de la plantilla a lo largo de todo el año 2012.

Además, el 11 de enero del presente año el Gobierno vasco autorizó un ERE de extinción de los contratos de cien trabajadores y la suspensión temporal, en el período comprendido hasta el 30 de junio de 2012, durante un promedio de 60 días laborables, de otros 303 empleados de la plantilla al estimarse acreditadas las causas económicas y productivas alegadas por la empresa.

La Administración laboral autorizó un menor número de extinciones y un mayor número de suspensiones, en base a las previsiones de mejora paulatina del mercado del corrugado en los próximos años, realizadas por la propia empresa en el Plan de Viabilidad 2012-2016, según el cual el Grupo Alfonso Gallardo se responsabilizaba de mantener la actividad de la industria durante el período de duración del mismo. PLAN VIABILIDAD

A tal fin, Corrugados Azpeitia SL recibió del Gobierno vasco un Préstamo Participativo de cinco millones de euros, destinado exclusivamente a la financiación del citado Plan de Viabilidad y se acordó que las extinciones se efectuarían por prejubilaciones, extinción solidaria incentivada hasta un máximo de 87 trabajadores, y despido colectivo hasta un número máximo de cien contratos.

Los sindicatos ELA y LAB y el Presidente del Comité de Empresa presentaron recurso a esta resolución, pero se desestimó. El pasado 31 de mayo de 2012, la Dirección de Corrugados Azpeitia trasladó al Comité de Empresa su intención de despedir a 60 empleados y suspender los contrato del resto, tras lo cual la plantilla inició paros y movilizaciones.

Corrugados Azpeitia obtuvo unos beneficios de más de 5,5 millones de euros en 2008, mientras que en 2010 y 2011 registró pérdidas por un importe de 35,5 y 19,2 millones de euros, respectivamente.

septiembre 10, 2012

ELA gana la primera sentencia del TSJPV sobre un despido colectivo tras la reforma

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/09/10

En la misma se declaran nulos los 13 despidos efectuados por la empresa Koyo Bearings S.A. por haberse vulnerado el derecho a la libertad sindical de ELA, y se condena de forma solidaria a la empresa Koyo y la multinacional Jtekt Corporation, considerados grupo empresarial a efectos laborales, a la inmediata readmisión de los despedidos.

El Tribunal Superior de Justicia del Pais Vasco (TSJPV) acaba de dictar con fecha 4 de septiembre la primera sentencia en un procedimiento de Despido Colectivo por causas económicas tras la reforma laboral. En la misma se declaran nulos los 13 despidos efectuados por la empresa Koyo Bearings S.A. por haberse vulnerado el derecho a la libertad sindical de ELA, y se condena de forma solidaria a la empresa Koyo y la multinacional Jtekt Corporation, considerados grupo empresarial a efectos laborales, a la inmediata readmisión de los despedidos.

La empresa Koyo inició con fecha 27 de febrero del presente año periodo de consultas para extinguir 16 contratos de trabajo alegando causas económicas y productivas. El proceso culminó con un acuerdo suscrito por la mayoría del Comité de empresa, perteneciente al sindicato UGT, por el que se acordó extinguir el contrato a 13 trabajadores y suspender de empleo a otros 14.

Recurrida dicha decisión por el sindicato ELA, la sentencia ahora dictada declara la nulidad de tales despidos por entender que se ha producido una “vulneración de la libertad sindical de ELA” destacando entre otros elementos que “todos los despedidos están afiliados al sindicato ELA”, “que todos los despedidos se presentaron como elegibles en la candidatura del sindicato” y que “el que es sindicato mayoritario en el Comité de empresa, recordamos UGT, no se ha visto afectado en afiliado alguno”.

Este es un capítulo más del conflicto laboral que se vive en esta empresa, antigua Timken, conflicto que se inició en el año 2009 y que derivó en una huelga que duró un año y 8 meses. Muchos meses de huelga en los que la empresa demostró su prepotencia y su forma de actuar con aquellos que no admiten sus imposiciones, son activos en la huelga, se niegan a firmar EREs y reivindican sus derechos.

Coincidiendo con su reincorporación al trabajo tras la huelga, la empresa despidió a nueve trabajadores, también mayoritariamente afiliados a ELA, y también esta vez fue condenada a readmitir a los despedidos. En todo este periodo es destacable la sintonía mostrada en todo momento entre la multinacional y los miembros de UGT, mayoritaria tras las elecciones hechas una vez acabada la huelga, con respecto a todas las medidas planteadas por aquella.

Esta sentencia demuestra que, a pesar de la flexibilidad introducida por la última reforma laboral en la normativa sobre despidos colectivos, las empresas no pueden hacer todo lo que quisieran, y que la confrontación para la defensa de nuestros derechos da resultado.

ELA valora positivamente esta sentencia del TSJPV, que viene a garantizar un derecho fundamental como es el de la libertad sindical y constituye un antecedente para evitar que las empresas puedan utilizar los EREs para despedir a los trabajadores en función de su afiliación, actividad u opinión sindical, como es el caso.

A %d blogueros les gusta esto: