Posts tagged ‘Seguridad Social’

noviembre 1, 2012

Nueva reforma de la Seguridad Social

Iturria: José Ramón Urrutia Elorza / Noticias de Gipuzkoa – 2012/10/29

El gobierno del PP, con las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros extraordinario del día 27 de setiembre, prepara una nueva reforma de la Seguridad Social, que sería la décima desde la transición a la democracia, sin que la aprobada por los socialistas con los sindicatos UGT y CCOO como compañeros de viaje el pasado mes de julio del año 2011, haya prácticamente entrado aún en vigor.

Pocos meses después de la publicación de la última reforma en el Boletín Oficial del Estado, el Director del Departamento Europeo del FMI decía textualmente, anticipándonos lo que nos va a venir, “La reforma no es tan buena como las que hemos visto recientemente en otros países europeos”.

¿Qué aspectos más importantes puede contemplar la reforma anunciada?

1.-La modificación de las condiciones de la jubilación anticipada y de la jubilación parcial.

Parece muy posible que en el nuevo texto se retrase el acceso a la jubilación anticipada desde los 61 años a los 63 años, sin las excepciones actualmente vigentes.

A fecha presente un trabajador puede jubilarse anticipadamente a los 61 años con una reducción de su pensión. A partir del 1 de enero de 2013, y con la reforma aprobada por el presidente Rodríguez Zapatero, la jubilación prematura solo se podrá conseguir a los 63 años, salvo para los despedidos por causa objetiva económica y en los casos de jubilación parcial por contrato de relevo, que mantienen la posibilidad de hacerlo a los 61 años.

El gobierno del PP, con la nueva reforma anunciada, pretende suprimir estas dos excepciones, y generalizar los 63 años como edad más temprana para acceder a la pensión de jubilación.

Poner más dificultades a la jubilación anticipada a los 61 años, afectará a los trabajadores que pierdan su empleo en edades elevadas.

En la actualidad un trabajador que sea despedido o que pierda su puesto de trabajo en edad superior a los 50 años, con la dificultad existente a la fecha y en un futuro próximo en el mercado laboral, el único camino posible, salvo una rápida readaptación profesional y ubicación en otro puesto de trabajo, es el de agotar el período de percepción tanto de la prestación por desempleo y del subsidio, si tuviera derecho a ello, como paso previo a la jubilación anticipada.

En el año 2011, a nivel estatal, se beneficiaron de la jubilación anticipada más de 110.000 trabajadores, casi el 40% de los que alcanzaron ese año la prestación de jubilación.

2.-La aceleración en la aplicación de los factores de sostenibilidad existentes en la reforma socialista.

La nueva renovación pretende revisar, en concreto acortar, los períodos transitorios establecidos en la anterior reforma, para elevar cuanto antes a 67 años la edad de retiro, dejando abierta la opción de los 70 años. En cuanto a los años de cotización los 37 años serán requisito imprescindible, pudiéndose ampliar hasta los 38,5 años.

En íntima relación con todo lo anterior, se intenta ampliar el período de cómputo para el cálculo de la pensión de jubilación superando los 25 años, y tendiendo hacia un alargamiento progresivo que contemple toda la carrera profesional del trabajador, como ya se viene utilizando en otras reformas llevadas a cabo recientemente en la UE. Este aspecto ya se anunciaba y se anticipaba en la última reforma aprobada. Además en función del aumento de la esperanza de vida del colectivo de pensionistas y beneficiarios, el sistema público irá exigiendo más años de cotización y actualizando las bases de cotización para conseguir la prestación de jubilación (sostenibilidad del sistema).

Por ahora, el período de carencia, mínimo exigido para tener derecho a pensión de jubilación, se mantendrá en quince años.

Todo lo anterior supondrá una rebaja sustancial e importante en la futura pensión del actual cotizante, con el único objetivo de frenar el déficit galopante del sistema público de pensiones.

3.- La rebaja de las cotizaciones y la subida de las bases máximas.

Parece ser, que la rebaja comprometida con los empresarios, para ayudar a la tan esperada recuperación del empleo, y que iba implicar una reducción en los ingresos por cotización por parte de los empleadores en los ejercicios 2013 y 2014, tal como se especificaba en el documento-programa remitido por el gobierno con fecha de agosto pasado a la Comisión Europea como compromiso de información a cambio de la prórroga de un año en la exigencia de reducción del déficit a una cuantía equivalente al 3% del PIB español, no se va a llevar a efecto.

Por otro lado, el gobierno del PP va a proponer que la base máxima de cotización para los trabajadores por cuenta ajena se incremente en cinco puntos porcentuales en 2013 y 2014, así mismo el ejecutivo subirá también en ambos años un punto adicional a la variación del IPC la cuantía de la pensión máxima. Este último aspecto no se había contemplado ni modificado desde hace muchos años en las reformas llevadas a cabo.

Las bases de cotización en el régimen de la Seguridad Social están topadas en 3.230 euros/mes, y un colectivo importante de trabajadores de cierta cualificación, responsabilidad y con salarios superiores queda exento de cotización. Con la elevación de la base mensual se intenta incrementar los recursos del sistema público. En la actualidad solo el 4% de los aportantes totales cotiza sobre la base máxima.

Además el ejecutivo del PP, salvo imprevisto de última hora, también se propone llevar a cabo un incremento adicional de un punto en la base mínima de cotización de todos los trabajadores autónomos.

Como colofón, es intención de la Administración del Estado completar a su cargo la financiación de los COMPLEMENTOS A MÍNIMOS DE LAS PENSIONES (contribución para aquellos que no han llegado a cotizar el mínimo requerido), lo que supone en realidad adelantar el compromiso adquirido en el Pacto de Toledo, y aliviar a la Seguridad Social, a sus cotizantes y pensionistas, de una carga y un compromiso que nunca debieron de haber financiado, ya que es un gasto social que siempre debía de haber sido soportado por el Presupuesto del Estado, y con cargo a los impuestos recaudados. En algo se aliviará el déficit de la Seguridad Social.

julio 14, 2012

Recorte a los más débiles: los nuevos parados pierden hasta un 17%

Iturria: hoy.es – 2012/07/12

El Gobierno quiere introducir cuanto antes un sistema automático de ajuste de las pensiones

España tiene una tasa de paro del 24,44%; hay más de cinco millones y medio de desempleados, de los que cada vez un porcentaje menor cobra la prestación, y ayer el presidente del Gobierno puso en duda sus ganas de trabajar. Rajoy justificó el recorte de las prestaciones por desempleo «para animar a la búsqueda activa de trabajo» y que «no generen efectos desincentivadores» en esa búsqueda. Por eso, el Gobierno reducirá la prestación de los «nuevos» parados hasta un 17% a partir del séptimo mes, ya que solo recibirán el 50% de la base reguladora en lugar del 60% actual.
En estos momentos, el importe medio bruto de las prestaciones contributivas por desempleo se sitúa en 28,85 euros diarios, 865 euros al mes, por lo que el recorte lo dejaría ligeramente por encima de los 700 euros en promedio a partir del séptimo mes. No afectará a los que cobren menos de 665 euros al mes si tienen hijos o 500 euros al mes si no tienen hijos. Eso deja fuera del recorte al 27% de los desempleados con derecho a prestación que se vayan añadiendo, según cálculos del Ministerio de Empleo. En la actualidad, 2,9 millones de parados reciben algún tipo de prestación, de los que solo 1,3 millones cobran la prestación contributiva, que es más elevada que la asistencial.
Además, se mantendrá el periodo máximo de 24 meses de duración de la prestación. Los sindicatos han reclamado al Ejecutivo que prorrogue el Plan PREPARA, que acaba en agosto y consiste en una ayuda de 426 euros durante seis meses a parados que han agotado todas las prestaciones.
Junto con el recorte en el pago de las prestaciones, el Gobierno también reducirá las bonificaciones a la contratación, excepto en el nuevo contrato de emprendedores -con un año de prueba sin indemnización por despido- y para promover la inserción laboral de personas discapacitadas.
Sin embargo, rebajará las cotizaciones sociales dos puntos en dos años, lo que tendrá un efecto inmediato y nada positivo en los ingresos del sistema de Seguridad Social sin que esté garantizada su compensación con la aparición de nuevos afiliados. Cada reducción de un punto en las cotizaciones sociales son 3.000 millones menos de ingresos, con lo que va a perder 6.000 millones a partir de 2014. Esta menor recaudación para la Seguridad Social, que es la encargada de pagar las pensiones, se produce tras haber alertado el secretario de Estado de que pueden producirse «tensiones de liquidez» y tal vez tenga que recurrir al Fondo de Reserva.
Precisamente, los pensionistas o futuros pensionistas también deben tentarse la ropa. El presidente del Gobierno anunció un proyecto de ley que llevará al Pacto de Toledo para «acelerar la aplicación del factor de sostenibilidad y abordar el tratamiento de la jubilación anticipada», tal y como exige Bruselas. Eso significa que se establecerán mecanismos automáticos de ajuste en pensiones en función del aumento de la esperanza de vida. Fuentes del Gobierno explican que introducir mecanismos automáticos no supone hurtar la negociación al Pacto de Toledo. En todo caso, el proyecto de ley que se lleve al Congreso introducirá cambios que si, como es previsible, van en la misma línea que otros países introducirá una nueva rebaja en las pensiones, tras la ya aprobada con el Gobierno de Rodríguez Zapatero. En Suecia, el factor de sostenibilidad supone que se rebaja automáticamente la cuantía de las pensiones y en Italia se retrasa la edad de jubilación al aumentar la esperanza de vida.
En España, la ley de estabilidad presupuestaria establece que los parámetros fundamentales del sistema de la Seguridad Social se revisarían en función de la esperanza de vida que se calculara estadísticamente a partir de los 67 años, que es la edad de jubilación. Claro que el acuerdo con los agentes sociales era empezar a revisarlo a partir de la aplicación íntegra de la reforma que está prevista en 2027. Ya no se esperará a esa fecha para modificarlo. Fuentes del Gobierno explican que se trata de que, igual que las pensiones se revisan automáticamente con el IPC -excepto cuando se decide congelarlas como hizo Zapatero en mayo de 2010-, también automáticamente se ajusten según los parámetros que se llevarán en el proyecto de ley al Congreso.
Parados, pensionistas… y dependientes. El recorte también les alcanza. Rajoy se escudó en que hay que «garantizar su sostenibilidad» para advertir de que «se racionalizará el gasto en el sistema de dependencia, revisando el baremo y las prestaciones económicas». El Gobierno ya ha presentado a las comunidades autónomas un plan para reformar la ley de dependencia que supone rebajar un 15% los sueldos de los cuidadores familiares, que ahora cobran 400 euros de media.
julio 14, 2012

El Gobierno prepara una rebaja de las pensiones para compensar el aumento del déficit de la Seguridad Social

Iturria: Vozpopuli.com / Kaos en la Red – 2012/07/12

Para ello, plantea convocar el Pacto de Toledo y encarar una nueva reforma de las pensiones en la que el IPC dejará de ser el referente exclusivo para su actualización…

Mariano Rajoy se refirió ayer a estos planes del Gobierno con el anuncio de que está ya en marcha un proyecto de ley para acelerar la aplicación del llamado “factor de sostenibilidad” y abordar un nuevo tratamiento para la jubilación anticipada, tal y como establecen las recomendaciones de la Comisión Europea.

El Gobierno está analizando el calendario parlamentario para ver la posibilidad de convocar el Pacto de Toledo este mes de julio y poder plantear la reforma a todos los grupos parlamentarios con carácter de urgencia. En síntesis, lo que pretende es acabar con el IPC como la única referencia para la actualización de las pensiones. La ley de Estabilidad presupuestaria faculta al Ejecutivo para crear un nuevo índice en el que entrarán otras referencias como el envejecimiento de la población, la inflación, el déficit de la Seguridad Social y la evolución de la población activa. Es un sistema similar al que funciona en Suecia y la intención del Gobierno es que esté operativo para incluirlo en los Presupuestos estatales de 2013 que entrarán en el Congreso el próximo septiembre.

El sistema cuenta en la actualidad con 8,9 millones de pensionistas y cerró el año pasado con un déficit de 995 millones de euros como consecuencia de unas pérdidas cercanas a los 2.600 millones de euros generadas por la propia Seguridad Social y de los 992 millones del Fondo de Garantía Salarial, cifras que se vieron parcialmente compensadas por el superávit superior a los 2.500 millones de los servicios públicos de empleo. De momento, el Gobierno no ha tenido que hacer uso del Fondo de Reserva, que acumula 67.000 millones de euros, pero si no afronta reformas, su utilización en el futuro sería imprescindible. Las mismas fuentes recuerdan que el superávit registrado el pasado mayo en la Seguridad Social fue un espejismo, pues se debió, en parte, al adelanto de las transferencias del Estado.

En los planes del Gobierno figura también mejorar la información que recibe el ciudadano sobre toda su vida laboral y sobre las aportaciones que ha hecho a lo largo de la misma a la Seguridad Social para que, en algunos casos, tome conciencia de que lo que recibe no guarda proporción con lo que ha ingresado en el sistema.El llamado “factor de sostenibilidad” del sistema incluido en la ley de Estabilidad Presupuestaria permite también al Gobierno retrasar la edad de jubilación más allá de los 67 años si la situación económica continua su deterioro. Las mismas fuentes recuerdan que cada punto de rebaja en las cotizaciones supone para las arcas de la Seguridad Social un coste aproximado de 3.500 millones. Rajoy anunció ayer que se reducirá un punto en 2013 y otro adicional en 2014, una medida que para la CEOE se queda corta teniendo en cuenta la proporción en la que se va a subir el IVA.

A %d blogueros les gusta esto: