Posts tagged ‘Presupuestos Generales del Estado’

noviembre 28, 2012

ONG denuncian que el Gobierno incumple la Constitución con las políticas adoptadas en respuesta al VIH/sida en 2012

Iturria: Europa Press – 2012/11/27

LA ALIANZA DE PLATAFORMAS DEL VIH Y EL SIDA

Pide al Gobierno 750.000 euros más para programas no aprobados este año

La Alianza de Plataformas del VIH y el sida denuncia que el presupuesto del Gobierno y la política puesta en marcha para dar respuesta al VIH en España es “insuficiente”, supone un “retroceso” e incumple sus obligaciones respecto a la protección de la salud, dictadas en la Constitución, la Ley General de Sanidad y la Ley General de Salud Pública.

Por este motivo, las más de 300 entidades que la forman, se unen bajo el lema ‘Más derechos, menos recortes, menos excusas’, y buscan el apoyo de los ciudadanos para que conviertan el próximo 1 de diciembre, Día Mundial del Sida, “en un día de reivindicación y lucha para garantizar el estado de bienestar, el acceso universal a la sanidad y las políticas de respuesta al VIH”.

“No aceptamos las medidas del Gobierno porque la realidad que marca el VIH no nos permite dar un paso atrás”, afirma Montse Pineda, portavoz de la Alianza de Plataformas, quien recuerda que, tras los recortes realizados durante 2012, no están dispuestos a aceptar que ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, quiera destacar como un aspecto positivo el mantenimiento del presupuesto para el Plan Nacional sobre el Sida en el año 2013, tal y como ha hecho recientemente en la presentación en el Congreso del Presupuesto de este Ministerio para 2013.

De este modo, se realizarán acciones coordinadas en toda España, donde se dará a conocer que este año 2012 “ha sido un año trágico para la respuesta frente al VIH” que, añaden, “deja una realidad y un contexto desesperanzador si lo comparamos con el de solamente un año antes”.

Así, desde la plataforma se tacha de irresponsable al Gobierno que ha “roto” el acceso igualitario de toda la ciudadanía a las coberturas sanitarias básicas y, denuncia, “está abonando el terreno para que aumente en los próximos años el número de personas infectadas por el VIH y el de enfermas de sida, así como la marginalización de muchas de ellas, lo que va a tener grandes y graves repercusiones personales, sociales, sanitarias y también económica”.

“El VIH no entiende de crisis y el abandono o el recorte de las acciones de prevención del VIH incrementará el número de nuevas infecciones”, explica otro de sus portavoces Juan Ramón Barrios, quien destaca las acciones preventivas, “que son más baratas, en dinero y en vidas humanas, que los tratamientos para el sida”.

DEMANDA UN MAYOR PRESUPUESTO EN 2013

Pare evitar el retroceso reivindican la aprobar un adendo presupuestario de 750.000 euros como medida correctora ante la actual resolución provisional de la convocatoria estatal de subvenciones para ONG en 2012 con el fin de incluir los programas que, “a pesar de ser considerados como favorables”, han quedado excluidos de la propuesta de subvención y que no han obtenido otra financiación para acciones relacionadas con el VIH ni en esta convocatoria ni en otras partidas de Sanidad.

Asimismo, pide incrementar las partidas presupuestarias para la respuesta al VIH en 2013, incluidas las destinadas a la convocatoria de subvenciones para entidades sin ánimo de lucro, a las transferencias específicas para las comunidades autónomas y para el ámbito penitenciario, además de que éstas aparezcan consignadas, de forma explícita e inequívoca, en los Presupuestos Generales del Estado que se elaboren en los próximos años.

Desde la Alianza de Plataformas se pide una respuesta a la infección por VIH y el sida “comprometida, eficaz, sostenida y solidaria”, exigiendo a Sanidad, y, para ello, pide que se convoque de forma inmediata el Comité Asesor y Consultivo (COAC) de ONG de la Comisión Nacional de Coordinación y Seguimiento de programas de prevención del sida, así como convocar inmediatamente la propia Comisión Nacional.

También que se favorezca la participación de las ONG en la elaboración del nuevo Plan Estratégico 2013-2017 y en la puesta en marcha del mismo; así como en el establecimiento de las líneas de acción prioritarias para la SPNS; y mantener la consideración de la excepcionalidad del VIH

Finalmente, incluir a las personas inmigrantes en situación irregular dentro del sistema sanitario y garantizar el acceso a la atención y tratamiento en las mismas condiciones que el resto de la población. De este modo, España evitaría incumplir sus “compromisos internacionales que tiene suscritos en la respuesta frente al VIH”, explica Carlos Savoie otro de los portavoces.

Anuncios
noviembre 7, 2012

La carta de los científicos a Rajoy: «Van a firmar la sentencia de muerte de la ciencia»

Iturria: ABC.es – 2012/11/06

Trece importantes investigadores españoles, entre ellos Margarita Salas y Ginés Morata, piden al presidente del Gobierno que no recorte los recursos y subvenciones destinados a I+D+i

Trece científicos punteros españoles, entre ellos la bioquímica Margarita Salas y el biólogo Ginés Morata, han enviado una carta al presidente del Gobierno,Mariano Rajoy, para pedirle que no recorte los recursos destinados a I+D+i, en concreto las subvenciones, ya que esto supondría casi “sentenciar a muerte” la ciencia pública.

“Como investigadores e investigadoras del sector público, donde se hace la casi totalidad de la investigación fundamental de excelencia (…), debemos alertarle de que aprobar el borrador -de presupuestos- actualmente en debate en el Congreso de los Diputados, sería firmar casi una sentencia de muerte para nuestro campo”, aseguran.

La misiva, de cuyos principales argumentos han informado algunos de sus firmantes, fue enviada a Rajoy el pasado 24 de octubre. Las mismas fuentes han detallado que aún no han recibido respuesta oficial.

Los científicos y científicas que apoyan esta iniciativa son de Madrid, Barcelona, País Vasco, Asturias y Aragón, pertenecientes al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, universidades, centros de investigación y un hospital.

Entre ellos, hay premios nacionales de investigación, como la bioquímica Margarita Salas o la química María Vallet, o premios Rey Jaime I, como el químico Luis Oro. También la rubrica Ginés Morata, premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 2007, y Flora de Pablo, profesora de investigación y exdirectora del Instituto de Salud Carlos III.

Al menos como en 2012

La carta, además de a Rajoy, se ha enviado al ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y a la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela. En ella se pide que se mantengan los presupuestos para investigación, desarrollo e innovación, específicamente en los capítulos de subvenciones, “de forma que sean al menos iguales a los de 2012”.

Los firmantes advierten de que en el sector público es donde se hace casi toda la investigación fundamental de excelencia en España, “donde se había logrado en la primera década de este siglo llegar a un nivel nunca obtenido”.

De aprobarse, señalan, los presupuestos tal y como ahora están en el Congreso -los fondos bajan más de un 13%- se vería gravemente afectado el Fondo Nacional para la Investigación Científica y Técnica, que financia actividades de I+D+i a través de diversas convocatorias públicas. «El tejido de grupos de investigación puntera y su impacto en la economía productiva lleva mucho tiempo para su creación, pero su destrucción es extraordinariamente rápida si se producen vaivenes de financiación», subrayan los suscriptores de esta carta no abierta.

octubre 22, 2012

“El gasto militar previsto para el año 2013 es de 16.492 millones de euros, más del doble de lo que el Gobierno ha dicho”

Iturria: periodismohumano.com / Centro de Estudios para la Paz Delàs de Justìcia i Pau- 2012/10/18

  • La deuda en gasto militar del Ministerio de Defensa amenaza con engrosar el déficit público
  • La deuda por los Programas Especiales de Armamentos (PEAS) alcanza los 32.000 millones de € y los créditos entregados a las empresas militares ascienden a 15.559 millones de €

La economía del Ministerio de Defensa es insostenible y puede derivar en una situación de suspensión de pagos técnica y en un endeudamiento que podría convertirse en déficit público en 2013. El principal causante de la difícil situación económica del ministerio es el gasto militar, concretamente los Programas Especiales de Armamentos (PEAS), cuya deuda asciende a 32.000 millones de €. Estos programas de armas tienen escasa utilidad estratégica para las necesidades reales de defensa y la mayoría de ellos acabarán su vida útil sin haber entra nunca en combate.

El informe Verdades y mentiras en el presupuesto militar español de 2013 publicado por el Centro de Estudios para la Paz JM Delàs recoge los principales datos de la realidad del presupuesto militar español con el objetivo de mostrar cómo el Ministerio de Defensa esconde cada año en partidas de otros ministerios más de la mitad del presupuesto militar. En el documento se analizan la incidencia del gasto militar sobre el montante final de la deuda pública, su efecto negativo sobre el gasto social y el preocupante caso de los PEAS y el crédito extraordinario concedido para cubrir su escandalosa deuda. El Centro Delàs también incluye en el informe el análisis detallado del presupuesto de defensa de 2013 y lo compara con el 2012, haciendo especial hincapié en comprobar si los recortes del Gobierno en esta área son definitivos o si las cifras sufrirán una modificación a mitad del ejercicio para aumentar la partida presupuestaria.

En lo que se refiere a gasto militar -16.492 millones de € previstos en 2013-, el informe destaca que éste entorpece el crecimiento de la economía productiva. Los nuevos riesgos y amenazas de los países industrializados ya no pueden combatirse con el armamento de una economía de defensa y por ello el modelo debe virar y poner a las personas, y no a los estados, como sujeto central de la seguridad. Países como Alemania y Francia, entre otros, ya han diseñado programas de reducción de efectivos y plantillas militares. España puede también reducir el endeudamiento y el déficit público apostando por la seguridad común a escala regional y por las políticas de desarrollo humano en educación, salud, derechos humanos y de disminución de las desigualdades económicas.

octubre 15, 2012

Los presupuestos de la deuda

Iturria: madrilonia.org – 2012/10/12

Como ya sabíamos por Grecia, Portugal e Irlanda y antes por los países de América Latina que tuvieron que sufrir el ajuste estructural impuesto por el FMI durante los años ochenta, el gobierno de la deuda no sólo implica una transferencia permanente de recursos públicos, en última instancia de riqueza social, hacia los acreedores financieros. También implica una constante declaración de que todas las políticas públicas, hasta el más nimio gesto del Estado, van a estar subordinadas al pago de la deuda.  En casos como el de España, en el que además de la deuda pública los niveles de endeudamiento privado son gigantescos, este enunciado puede hacerse extensivo a toda la estructura económica, a toda la producción social. A fin de cuentas, los productos financieros no son más que eso, derechos privados sobre los recursos sociales del futuro. La deuda se sitúa por encima de cualquier otra consideración social, ética o legal, vía reforma constitucional. Los derechos futuros de los acreedores, de la oligarquía financiera están por encima de los derechos de la ciudadanía.  Tenemos deberes de pago sin derechos de vida. 

Los Presupuestos del Estado de 2013 son exactamente este tipo de declaración política de sumisión al poder financiero. Como ya aprendimos en los Presupuestos de 2012, de poco sirven las cuentas de los presupuestos a la hora de saber cuáles van a ser los recortes reales.  Como ya sucediera el año pasado, los nuevos recortes en educación, sanidad, en el seguro de desempleo o en las pensiones van a venir en disposiciones adicionales y en anuncios posteriores, preferentemente por sorpresa y con la menor cantidad de detalles posibles. Para lo que sí han servido los presupuestos es para decir que la deuda manda y en su presentación se declaró por activa y por pasiva que pagar la deuda va a ser la prioridad absoluta del Estado.  De hecho, en estos presupuestos el servicio de la deuda, 38.590 millones de Euros ya cuesta más que el pago de todas las nóminas de los funcionarios y la partida del pago de intereses aumenta frente a la del año pasado en más de 10.000 millones de euros. Una cantidad semejante a los recortes en sanidad y educación impuestos a las Comunidades Autónomas en Marzo de 2012.

En lo demás, los presupuestos son una trampa para la opinión pública tolerada por Bruselas y Alemania. Como se han hartado de decir en los grandes medios sin analizarlo políticamente, las previsiones económicas que maneja el gobierno para 2013 en términos de PIB y de empleo están descaradamente distorsionadas al alza. Esto afecta a las previsiones de ingresos del Estado que se estiman muy por encima de sus niveles reales. A medida que se vayan incumpliendo estas previsiones de ingresos del Estado, y creciendo el déficit, se irán anunciando recortes y privatizaciones que no constan en los presupuestos. Los candidatos más firmes a ser los primeros campos en ser recortados son las pensiones, que ya en estos presupuestos descienden en relación al IPC, y las diferentes modalidades de prestaciones por desempleo. Medidas ambas que lejos de haber surgido de los actuales programas de austeridad forman parte de la agenda neoliberal desde mediados de los ochenta y que se repiten como un mantra en los informes de los principales organismos económicos transnacionales FMI, BM y OCDE.

¿Tendríamos que pensar que los economistas del gobierno se han equivocado? Desde luego, hasta el economista más dogmático debería saber que en un contexto de austeridad en toda Europa y desaceleración en medio mundo, escasez de crédito, caída de la demanda interna y facilidades crecientes para el despido, no hay resortes para que se recupere el crecimiento. Más convincente es pensar que las trampas contables están toleradas por Europa como parte de la estrategia de gobierno de la economía española que se viene practicando desde el verano de 2011. Por un lado, el gobierno español sabe que cada anuncio de recortes sociales le supone una pequeña crisis de legitimidad que sumadas han dado como resultado una gran crisis de legitimidad, no sólo del gobierno sino del régimen. Por otro lado, Bruselas y Berlín deben mantener la ilusión de la soberanía nacional española si no quieren que suceda como Grecia. En el país heleno la toma directa de los asuntos políticos nacionales a cargo de la UE le ha valido para que su intervención haya sido percibida, por una parte importante de la población, como parte del proyecto político neoliberal de expolio en lugar de como una prescripción aséptica de normas económicas. Además está explícita injerencia liderada por Alemania está  provocando una politización incipiente de la escala europea. Para que esto no suceda es necesario que la UE no asfixie al gobierno de Rajoy y se vea obligada a gobernar España de una manera tan visible que focalice el conflicto político entre la UE y las poblaciones de los países de la periferia europea.

El “aire” que Bruselas da al gobierno es muy limitado y, en última instancia, la UE se va a ver abocada a gobernar de forma más directa en España.  A pesar de que oigamos rumores cada vez más fuertes de rescate, España ya está tutelada desde un mecanismo de intervención europea que desarrolla los mismos mecanismos de un rescate pero de manera escalonada. La economía española es demasiado grande para ser puesta a disposición de los agentes financieros mediante el rescate de la misma manera que en Grecia. En su lugar, el rescate funciona mediante un goteo constante de intervenciones sobre los tipos de interés de la deuda soberana que deben ir asociados a contrapartidas en términos de privatizaciones y recortes. Pero las contrapartidas no llegan por si mismas sino que las imponen los mecanismos disciplinarios de la Unión Europea. No es casualidad que en la semana antes de la presentación de los presupuestos y tras la visibilización a escala internacional de la puesta en cuestión de la legitimidad del gobierno que supuso el 25S, el Banco Central Europeo suspendiese su programa de compra de bonos y dejase aumentar la prima de riesgo como “recordatorio” disciplinario de cuál es el programa político que tiene que emprender el gobierno: austeridad, recortes y privatizaciones.

En realidad, la única ruptura posible con este modelo de gobierno de la deuda es la declaración de un impago democrático de la deuda decretado “desde abajo”. Para llegar a este escenario es indispensable que salte en pedazos el pacto bipartidista que junto a CIU ha gobernado España desde 1978 y que no es más que un impedimento para que la ciudadanía se plantee democráticamente el modelo de sociedad y de economía en la que quiere vivir. Y que nuestras demandas se encuentren con las de los demás países, cada vez más,  de la UE sometidos al gobierno de la deuda y los programas de austeridad, creando un nuevo espacio europeo para el empoderamiento democrático frente a los intereses de los capitalistas financieros transnacionales. Como ya dijimos claramente entre los días 25 y 29 de septiembre, el primer paso para que llegue este momento es que el gobierno de Rajoy dimita y que nos veamos las caras directamente con la alianza Alemania/agentes financieros que detenta el mando europeo en estos momentos.

octubre 4, 2012

Lo que los Presupuestos Generales del Estado (neoliberal) esconden

Iturria: Attac.es /Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España – 2012/10/04

  • El Gobierno prevé un fuerte repunte de la deuda pública, que espera cerrar el año en el 85,3% y subir en 2013 hasta el 90,5% del PIB. El PP lo atribuye al crédito del rescate al sector financiero. No hace mención alguna a la relación de las políticas de austeridad que aplica. En 2011, bajo gestión socialista durante 11 meses, cerró en el 68,5%.
  • El desfase presupuestario de 2012 se irá al 7,4%, un punto más del que la UE aceptó ampliar. El de 2011 queda en las cifras que aporta el gobierno en el 9,4% del PIB, a causa -vuelve a decir- de las pérdidas que ha sufrido el FROB al socorrer a las entidades con problemas.
  • Los Ayuntamientos tendrán un 40% menos para sus políticas sociales de ayudas a los más necesitados. De 50 millones de euros pasan a 30 millones los que se destinan a ese fin. La cifra de personas que recurren a estos servicios básicos ha aumentado de forma exponencial en los últimos años y se estima que ya recurren a esa asistencia 8 millones de españoles o residentes en España. Le sirve para pagar la luz, el gas o el agua, y hasta para alimentarse y vestirse.
  • En este apartado se restan 200 millones más a la ayuda a la Dependencia.
  • El Ministerio de Sanidad es el que registra mayor rebaja en 2013 al caer su dotación en un 22,6 % respecto al año anterior: 121 millones menos. En Abril de este año, el Gobierno ya recortó casi 4.000 millones de euros, a los que se añadieron 7.000, seis días más tarde.
  • Crecen los presupuestos de Ministerio de Economía y Competitividad (4 %) y de Presidencia (0,6 %).

A partir de aquí recojo algunos puntos del resumen valorado que ha hecho Ignacio Escolar y comparto.

  • El Gobierno, salvo nueva rectificación, terminará con la ayuda de los 400 euros para los parados de larga duración. El Plan prepara acaba el 15 de febrero y no hay prevista ninguna otra prórroga en los Presupuestos Generales del Estado.
  • La Agencia Tributaria pierde un 7,7% de su presupuesto. Habrá menos dinero para que los inspectores fiscales combatan el fraude fiscal y la economía sumergida.
  • Las prestaciones por desempleo caen un 6,3%. Montoro no aclara cómo cuadra esto con su discurso sobre la voluntad social de estos presupuestos.
  • El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte pierde un 17,4%. El Gobierno vende como gran gesto que suben las becas, pero esa subida es ridícula: solo 23 millones de euros, apenas un 2,4%. (Añado que ya había perdido desde la gestión del PP 2.220 en los presupuestos de 2012. Y 3.000 en el añadido inmediatamente posterior).
  • En realidad no suben las becas, solo algunas de ellas. El gasto total en becas y ayudas a estudiantes cae en realidad un 3,8%. Solo suben –cito textualmente los presupuestos– “la dotación a las becas universitarias y no universitarias de carácter general, que son las más representativas, así como la compensación a las Universidades de precios públicos por los servicios académicos a los becarios exentos de su pago”.
  • Los funcionarios tendrá otro año más, tras dos recortes, el sueldo congelado.
  • El gasto en Política Exterior cae en 188 millones de euros. Este recorte se lo lleva el hachazo en la AECI (la Agencia Española de Cooperación Internacional, 30% menos), en el Fondo del Agua y en el gasto en cooperación, promoción y difusión al exterior, como el Instituto Cervantes). Sin embargo, la Acción Exterior, es decir, el gasto en embajadas y consulados, sube ligeramente.
  • El Gobierno sigue sin aclarar si las pensiones se revalorizarán con la subida del IPC a final de año. Probablemente será que no, y solo lo sabremos después de que terminen de votar los pensionistas gallegos.
  • El Gobierno asegura que solo suben las pensiones, los intereses de la deuda y las becas. Se olvida de una partida: el espionaje. Aumentan los fondos reservados del CNI en dos millones de euros. (Añado que también crecieron en 2012 los de Seguridad e Instituciones Penitenciarias).

Es decir, en el menos desfavorable de los casos -si además no hubiera mala gestión-, la mayor parte de los recortes van a pagar los intereses de la deuda. Pero va a aumentar. Alguna razón más debe haber. ¿Las políticas de austeridad? Y si aumenta la deuda ¿no habrá que pagar más dinero? entonces hay que seguir aplicando recortes. ¿Hasta dónde? ¿Todos en el sentido de mermar a los ciudadanos el Estado del Bienestar? ¿Hasta cuándo?

Hasta que los bancos se estabilicen y vuelvan a facilitar crédito, nos dicen. Pero la deuda va a seguir aumentando y la disminución de recursos de los ciudadanos también. Seguirá bajando la economía. Aumentará el paro. Más personas tendrán menos recursos. Y disminuirá el poder adquisitivo del conjunto. ¿Más recortes?

Y ¿por qué ha seguido perdiendo dinero Bankia por ejemplo estando ya nacionalizada y con un nuevo equipo gestor? Casi 4.500 millones de euros en el primer semestre de 2012.

¿Adónde vamos?

octubre 2, 2012

Presupuestos 2013, un engaño más

Iturria: eldiario.es / Juan Torres López- 2012/09/30

Como se recordará, el Gobierno de Rajoy retrasó la presentación de los Presupuestos de 2012 hasta después de celebradas las elecciones andaluzas para ocultar a los electores sus incumplimientos y los recortes tan duros que les imponía, en contra de lo prometido en su programa electoral.

Este año vuelve a haber citas electorales pero no puede hacer lo mismo. En lugar de ello, ha optado por presentar unos presupuestos para 2013 falseados, evitando producir un impacto muy negativo en la opinión pública (por ejemplo, sin hacer referencia a lo que hará con la obligada revalorización de las pensiones, que debería constar en estos Presupuestos) y a sabiendas de que en los próximos meses, o incluso semanas, tendrá que ir corrigiendo lo dicho ahora porque será imposible que, con los números presentados, se cumplan los objetivos que va a exigir Europa y que el propio Partido Popular dice haber asumido.

Sin perjuicio de que haya que analizar con más detalle el documento presupuestario, las claves principales del que nos acaban de presentar son las siguientes.

Escenario irreal

En primer lugar, los Presupuestos 2013 están basados en un escenario macroeconómico completamente irreal. Es materialmente imposible que, con las políticas que se están aplicando y con las previstas, así como con la evolución presente de nuestra economía se pueda conseguir que la caída del PIB sea solo del 0,5% en 2013. Como también lo es que el consumo privado disminuya tan escasamente como se prevé (-1,4%), que la inversión solo descienda un 2,1%, frente a la caída de quizá más del 10% que va a tener en 2012, que las importaciones disminuyan tan poco (-1,5%), cuando lo más seguro es que el precio del petróleo suba bastante, o que las exportaciones crezcan un 6% (frente a un 1,6% estimado para 2012) cuando sabemos que nuestra producción de automóviles, por ejemplo, está cayendo un 22%, que las pernoctaciones turísticas disminuyeron un 10% en este verano, o que la economía europea se va a resentir cada vez más por el efecto de las políticas de austeridad.

Lo que hace el Gobierno es recurrir a un viejo truco: se infla la proyección de crecimiento y así las cifras presupuestadas de ingresos son mayores, pudiendo presentar entonces mejores registros de saldo presupuestario.

El tiempo dirá quién lleva razón. De momento, como se puede demostrar leyendo el libro Lo que España necesita, quien está equivocándose y mintiendo es el Gobierno y por mi parte me permito asegurar que con estos Presupuestos y con los recortes que conllevan incluso será imposible que se alcance el objetivo de déficit de 3,8% del PIB de la Administración Central y la Seguridad Social previsto para 2013. El Gobierno de Rajoy está engañando una vez a los españoles.

Maniatados por la deuda

La segunda característica de los Presupuestos de 2013 a mi juicio es que ya muestra que la carga de la deuda y de los intereses es materialmente insoportable. Uno de cada cuatro euros de gasto público irá destinado a pagar intereses (38.590 millones euros, y eso en una previsión igualmente optimista), de modo que el recorte conjunto que deberán hacer los diversos ministerios (3.883 millones de euros) apenas sirve para cubrir la mitad de los que van a aumentar respecto a 2012 (9.742 millones de euros, como he dicho, en estimación optimista).

Si a los intereses se añade el principal de la deuda que España va acumulando, es fácil deducir que estos Presupuestos no resuelven nada porque dejan a nuestra economía y a la sociedad en su conjunto con las manos atadas: una deuda artificialmente alimentada y encarecida nos consume sin remedio.

Recortes profundamente antisociales

El ministro de Hacienda miente también ante los españoles cuando afirma que “el ajuste no se está haciendo sobre el gasto social”. La afirmación es tan falsa y demagógica que avergüenza, máxime cuando son sus propios compañeros de gobierno y de partido los que difunden a los cuatro vientos que el Estado de Bienestar es una carga insoportable y que hay que reducirlo drásticamente.

Los Presupuestos de 2013 hacen recaer el ajuste en los derechos sociales y van a suponer una nueva rebaja del gasto social en España por varias razones:

– Siguen suponiendo una pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores tanto por la congelación de salarios directos (empleados públicos), como por la reducción de salarios indirectos (educación, sanidad, servicios de dependencia) o salarios diferidos (pensiones).

– Los recortes que se vienen realizando y que profundizan los Presupuestos de 2013 son también muy antisociales porque debilitan, por no decir que destrozan, las fuentes de creación del capital social (formación, investigación, transferencia del conocimiento, redes sociales, infraestructuras…) que son mucho más necesarias para la población de menos renta de cara a generar por su cuenta nuevas fuentes de ingresos y bienestar.

– El Gobierno del Partido Popular sigue renunciando a realizar un ajuste fiscal progresivo, equitativo y que equilibre el sacrificio de los diferentes grupos sociales. En lugar de afrontar una lucha efectiva contra el fraude y una reforma impositiva que permita aumentar la recaudación sin deprimir el consumo y el empleo, se ha limitado a realizar cambios mínimos que más bien pueden ocultar nuevas facilidades a especuladores, poseedores de dinero negro y promotores.

– Miente también el ministro en este aspecto si se tiene en cuenta que las transferencias a las comunidades autónomas (que principalmente se dedican luego a gasto social) disminuirán en 2013 en 1.175 millones de euros (o en más si como en 2012 hay recortes adicionales).

Nuevas leyes para concentrar privilegios y poder en los mercados

Como en otras ocasiones, la presentación de los Presupuestos se aprovecha para anunciar una batería muy amplia de normas orientada a reforzar la libertad de las grandes corporaciones en perjuicio de los intereses generales o incluso de los principios básicos de los estados democráticos.

Esto último es lo que implica en mi opinión la creación de una autoridad fiscal independiente que solo se puede interpretar como el dar un paso más para vaciar de contenido a los parlamentos a la hora de hacer que se ejecuten las preferencias que los ciudadanos expresan cuando votan.

Y junto a esta propuesta, otras encaminadas, según dice el Gobierno, a liberalizar los mercados, pero que en realidad solo se destinan a proteger aún más a los grupos económicos y financieros más poderosos. Su resultado será el mismo que el alcanzado en otras ocasiones cuando, defendiendo la libertad de mercado con grandes proclamas, se han eliminado normas regulatorias y protección de los consumidores: mercados más concentrados, precios más elevados, ingresos más altos para los grandes propietarios.

En definitiva, estos Presupuestos son un engaño más del Gobierno de Mariano Rajoy: no se van a cumplir, pero contienen nuevos recortes y medidas depresivas que van a empeorar aún más la situación. Los empresarios pequeños y medianos, los que se dedican a crear riqueza y precisan de financiación y demanda, no van a obtener lo que precisan y estarán en peores condiciones para crear empleo o simplemente para mantener abiertos sus establecimientos; los trabajadores y los pensionistas van a ganar menos; España va a seguir perdiendo capital social e intangible… Eso sí. El Partido Popular habrá sorteado mintiendo una dificultad más procurando perder los menos votos posibles, que es lo único que parece interesarle.

La complicidad de Bruselas

Una última consideración. Podría sorprender, que a pesar de que sea evidente que parten de estimaciones inasumibles y nada realistas, Bruselas haya dado enseguida su visto bueno a estos Presupuestos, diciendo que incluso van más lejos de lo esperado. A mi juicio es normal: no les preocupa que España se recupere o no, ni siquiera que llegue a cumplir sus propias exigencias de déficits (ellos saben mejor que nadie que con más austeridad es imposible lograrlo porque los ingresos caen mucho más que los gastos: usan la exigencia como excusa no como objetivo posibilista). Lo que buscan es simplemente que los bancos españoles paguen sus deudas a los centroeuropeos y preparar el definitivo asalto a nuestra economía que se producirá en la ya inmediata oleada de privatizaciones que van a darse en España, unas preparadas en bandeja directamente por el Gobierno, y otras como inevitable consecuencia del deterioro de los servicios públicos mal financiados.

Hay que romper la soga

Los Presupuestos 2013 tensan aún más la soga que nos tiene atrapados y no hay más remedio que cortarla cuanto antes.

Pero el problema ya no es solo económico o financiero sino político y social.

El PSOE primero y ahora el PP han descoyuntado a España. Ahora no hay otra solución a nuestros problemas que poner sobre la mesa la imperiosa necesidad de lograr un nuevo acuerdo de salvación social y nacional (que dada la realidad de nuestro Estado debería ser en realidad,  de unidad plurinacional, federal). A estas alturas me temo que no hay más que dos alternativas: mantener una confianza suicida en que la misma Europa que nos hundió va a rescatarnos, o confiar en nosotros mismos y, por primera vez, hacer frente a lo que nos está condenando inútilmente al desastre y decir ¡Basta!, naturalmente, sin que eso signifique que no debamos mirarnos al mismo tiempo hacia dentro y afrontar también nuestras propias debilidades con transparencia.

Sin poner sobre la mesa un NO radical a seguir aplicando políticas que nos arruinan, sin proponer una quita de nuestra deuda, repudiando la ilegítima, y sin una renegociación con Europa de la política económica y de las condiciones generales de consolidación del euro, no tenemos solución. Si los españoles quisiéramos, podríamos conseguir darle la vuelta a la situación.

septiembre 30, 2012

Presupuestos de risa

Iturria: Eldiario.es – Isacc Rosa – 2012/09/30

¿De qué se reían tanto ayer los miembros del Gobierno que anunciaron los Presupuestos Generales de 2013? Si siguieron la rueda de prensa por televisión, notarían que los tres ministros parecían por momentos al borde de la carcajada. La vicepresidenta Sáenz de Santamaría tuvo un par de muecas (por ejemplo cuando presentaba el plan PIVE para renovar vehículos) en que parecía incapaz de contener una risa que empujaba tras los dientes; el ministro De Guindos fue el más circunspecto de los tres, aunque también sonreía a menudo; y Montoro acompañaba sus enmarañadas palabras con una risilla más pronunciada que de costumbre.

¿De qué se reían, por qué parecían refrenar una risa mayor, por qué se les ponía expresión bobalicona al explicar –si se puede llamar explicar a ese palabreo confuso- las medidas? ¿Risilla de nervios? ¿Sonrisa tonta de mala conciencia? ¿De vergüenza? ¿Sadismo? ¿Careta forzada para amortiguar las malas noticias?

Por un momento llegué a pensar que iban a contarnos un chiste. No digo un chiste para relajar el ambiente, para aliviar tensiones o contrarrestar el estado de ánimo resultante de unos presupuestos tan deprimentes, no. Me refiero al gran chiste: los propios Presupuestos de 2013, que bien pueden ser contados en forma de chiste malo, de esos clásicos que empiezan con la fórmula: “Va la vicepresidenta del Gobierno y dice a los ciudadanos: tengo una noticia buena y otra mala, ¿cuál queréis primero? ¿La mala? Pues venga.”

La noticia mala es que los intereses de la deuda se lo comerán todo, pues suman casi 40.000 millones de euros (en pesetas da más risa, sobre todo a los más mayores: casi seis billones y medios). Que en el mejor de los casos (y siempre que se cumplan unas previsiones que no se creen ni los ministros de risa floja que las anunciaron ayer) el paro se mantendrá en 2013 por encima del 24% (otros organismos aventuran un 26%). Que todas las partidas de gasto bajarán salvo el pago de los intereses de la deuda, las pensiones y las becas (aunque esto último nos lo creeremos cuando lo veamos). Que nos darán otra vuelta de tuerca para que nos jubilemos cuanto más tarde mejor. Que no se repondrá empleo público (por segundo año, para mayor deterioro de los servicios). Que los funcionarios seguirán congelados (ídem de lo anterior, pero por tercer año consecutivo). Que el Gobierno meterá el cuchillo en la hucha de las pensiones para sacar unas monedas (3.000 millones) con que terminar el año. Que se avecina un “plan de reformas estructurales” para el próximo semestre con 43 nuevas reformas que nos darán más de un susto. Que la austeridad nos asfixiará más todavía, porque los recortes se hacen sobre lo ya recortado, y en algunos casos la tijera ya tocará hueso.

La noticia buena, alegren esa cara, es que por mal que vaya todo lo anterior, siempre podrán encontrar empleo: en Eurovegas, que para que empecemos a creernos que va en serio, el Gobierno ha tenido el detalle de modificar la ley para que los ayuntamientos puedan perdonar impuestos a aquellos inmuebles que tengan interés “por concurrir circunstancias sociales, culturales, histórico artísticas o de fomento del empleo”. En Eurovegas, como saben, concurren todas ellas, así que Mister Adelson ya tiene concedida una de sus exigencias para venir a España.

No, como chiste no tiene mucha gracia. Pero aun los tienen peores, que la gracia de este Gobierno es inagotable. Empezarán por contarnos varias veces el mismo chiste de ayer, aunque cada vez más adornado: cuando lo leamos en el BOE, cuando sepamos detalles ocultos que sí cuentan a los inversores extranjeros, cuando revisen sus propios Presupuestos con una ampliación de recortes dentro de unas semanas como ya ocurrió con los de 2012. Y como suele pasar con los chistes, en cada repetición nos hará menos gracia.

Luego vendrá el viejo chiste del “¿qué prefieres, susto o muerte?”, para explicarnos el rescate cuando llegue el momento. Entre medias nos contarán un par de chistes protagonizados por catalanes, que por aquí hacen mucha risa y al PP suelen darle resultado con los suyos. Y estirarán un poco más el chiste del euro (que es del tipo clásico “van un francés, un alemán y un español…”).

No sabemos si en Bruselas les habrán hecho mucha gracia estos presupuestos, porque los europeos son muy estirados y a veces no entienden la guasa española. Por aquí también hay cada vez más gente cansada de que se rían. De que se rían de nosotros. Si usted es de los que ya no le ve la gracia al asunto, mañana sábado hay otra convocatoria para volver al Congreso, para rodearlo de nuevo y contar otros chistes bien diferentes. Ya veremos quién ríe el último.

julio 2, 2012

Entran en vigor los Presupuestos Generales del Estado de 2012, los más antisociales de los últimos 35 años

Iturria: Agencias – Kaos en la Red – 2012/07/01

El Pleno del Congreso aprobó de forma definitiva el proyecto de ley de Presupuestos el jueves, apenas un mes antes de que el Gobierno comience a tramitar las cuentas del próximo ejercicio, cuyo primer paso será la presentación del techo de gastos ante la Cámara Baja a finales de julio.

La aprobación de los Presupuestos en el Congreso, seis meses más tarde de lo normal como consecuencia de las elecciones generales que se celebraron el 20 de noviembre, se produjo después ser enmendados durante su paso por el Senado.

En este trámite se incorporaron apenas una decena de enmiendas presentadas por la oposición o pactadas por el PP con algunos grupo. Desde un primer momento el Ejecutivo ya había avisado de que no se aceptarían enmiendas que supusieran un aumento del gasto, ante las limitaciones impuestas por la necesidad de reducir el déficit público del 8,5% del año pasado al 5,3% pactado para este ejercicio.

El Gobierno siempre ha insistido en que se tratan de unas cuentas “realistas” que “permitirán reducir el déficit público” y, así, “ganar credibilidad, generar confianza y acabar con la incertidumbre”.

La oposición ha insistido en que las cuentas serán “ineficaces contra la crisis” y que los recortes aplicados a los gastos abocarán a una recesión aún mayor así como a una “crisis social”. Además, han vuelto a lamentar que la previsión de ingresos es “poco realista”, que los recortes atacan a los servicios públicos esenciales, y que “se sacrifica todo a un único objetivo que ni siquiera se va a lograr”.

Más información:

Los Presupuestos del PP

El gobierno de Mariano Rajoy retrasó la presentación de los Presupuestos Generales del Estado hasta justo después de que se celebrasen las elecciones andaluzas con el evidente propósito de que seguir engañando a los ciudadanos diciéndoles lo contrario de lo que tenía pensado hacer. Como se sabe, no le sirvió de mucho y el Partido Popular no va a gobernar en Andalucía, que era lo que se buscaba. Ahora, por fin, sabemos lo que se propone hacer el Gobierno.

De momento solo conocemos las grandes líneas de los ingresos y gastos de Estado pero creo que son suficientes para llegar, en esta primera valoración de urgencia, a algunas conclusiones fundamentales.

Ingresos

A pesar de que se dice que su propósito principal es contener el déficit, el Gobierno actúa muy tímidamente sobre la recaudación de ingresos cuando en este aspecto estamos muy por debajo de los niveles potenciales que permitirían tener mucho más desahogo en los gastos. De hecho, los Presupuestos no contemplan subidas en el IRPF (ya se hizo el 30 de diciembre) ni en el IVA que son los impuestos con mayor capacidad recaudatoria (aunque no cabe descartar que lo hagan a lo largo del año). Tampoco contemplan subidas en impuestos sobre la gasolina que, además de mayor capacidad recaudatoria, pueden modificar pautas de consumo e incentivar el uso de otro tipo de transportes.

Los Presupuestos sí contemplan una serie de modificaciones en el Impuesto de Sociedades limitando las deducciones y reformando el sistema de pagos fraccionados orientadas a aumentar su recaudación. El inicio de una reforma de este impuesto puede considerarse positiva pero las medidas que prevé adoptar el ejecutivo son tímidas e insuficientes y pueden terminar por perjudicar a las pequeñas y medianas empresas cuando son las grandes y las entidades financieras las que evitan pagarlo en mucho mayor proporción.

Según los técnicos del Ministerio de Hacienda, este impuesto tiene “vías de escape” que permiten que las grandes empresas reduzcan el tipo nominal del 30% hasta el 17% o hasta el 16,08 que pagan de media las 105 mayores entidades de crédito, frente el 22% que pagan la mayor parte de las microempresas o el 20% de las pequeñas empresas.

Con los cambios en este impuesto que se han aprobado, el ejecutivo pretenden incrementar la recaudación en 5.350 millones de euros. Pero me parece una estimación muy posiblemente exagerada porque se basa en una previsión del crecimiento previa del PIB que está muy sobrevalorada y por encima del que realmente se registrará en 2012, sobre todo, después de estos presupuestos como después comentaré. Sin embargo, si se hubiera adoptado una medida como la que proponen los técnicos del Ministerio (un tipo impositivo del 35% para bases imponibles a partir del millón de euros de beneficios) se podrían recaudar 13.900 millones de euros. Es decir, más, solo con la reforma de un solo impuesto, de lo que el gobierno pretende recaudar reformando IRPF, Sociedades y otros especiales (12.314 millones de euros).

Otra de las medidas aprobadas para aumentar ingresos y reducir gastos es la subida y generalización de las tasas judiciales. Pero en mi opinión se trata de una medida que en términos relativos no tiene un gran efecto recaudatorio sino (como todos los mecanismos de copago), un menor recurso a la Administración de Justicia solo de las rentas más bajas, lo que es manifiestamente injusto. E incluso puede generar gasto adicional si impulsa la recurrencia al sistema de justicia gratuita que presenta muchas imperfecciones y lagunas y que quizá debería ser revisado para garantizar que se aplique con auténtico sentido de la justicia.

Finalmente, en el capítulo de ingresos el Gobierno ha aprobado una regularización que es una auténtica amnistía fiscal. Por cierto, del mismo tipo de la propuesta por Rodríguez Zapatero y que Rajoy y otros dirigentes del PP, con su habitual demagogia, descalificaron en su día.

Lo que se persigue con esta amnistía, según el Ministro de Hacienda, es que afloren capitales hasta ahora no declarados y para ello contempla dos vías o procedimientos. Una, destinada a las sociedades de mayor tamaño que hasta ahora viniesen tributando (o mejor dicho, que vinieran no tributando) en los llamados “países de reducida tributación”, es decir, en los paraísos fiscales, o que han obtenido allí dividendos o rendimientos del capital. El Gobierno ha aprobado que si se repatrían esos rendimientos solo tendrán que tributar al 8%.

La otra vía ofrece a las personas físicas o jurídicas que afloren rentas, bienes o derechos hasta ahora no declarados en el IRPF, Impuesto de Sociedades o Impuesto sobre la renta de no residentes una tributación al 10% y, además, que los puedan declarar con confidencialidad y discreción.

Por mucho que estas amnistías puedan traer de ingresos (que no los suelen traer en grandes cantidades porque solo suelen recurrir a ella los defraudadores minoristas y no los mayoristas del fraude) representan siempre una terrible injusticia, una rendición de los gobiernos ante los delincuentes, una falta de patriotismo y, en el plano económico y financiero, la renuncia a perseguir como se debe a quienes estafan a la sociedad e incumplen las leyes. Los ciudadanos deberían condenarla y repudiarla porque simplemente va a significar que el gobierno que la aprueba acepta como principio que unos hayan de cumplir con nuestras obligaciones fiscales y otros no.

Gastos

En el capítulo de gastos es donde se contemplan las medidas más drásticas (el Ministro de Asuntos Exteriores los calificó como “presupuestos de guerra”), y aunque de momento solo conocemos la magnitud general y algunas cifras concretas en algunas partidas generales, su cuantía y orientación nos permiten adelantar el efecto final que van a tener sobre la economía.

Solo en los presupuestos de los ministerios se contempla un recorte de 13.406 millones de euros lo que significa que algunas líneas de actuación política tan significativas como la cooperación al desarrollo (disminuyen el 71%), el apoyo a la automoción y coche eléctrico (disminuye un 87,5%) o las actuaciones de desarrollo rural (disminuyen el 85,9%) quedan en mínimos de mínimos. Y que otras tan decisivas como la atención a la dependencia o las políticas activas de empleo desaparecen por completo al disminuir el 100%, como le pasa al Fondo de integración de inmigrantes que desaparece, a pesar de que representa una cantidad muy pequeña en relación con el conjunto del Presupuesto.

Y a eso hay que añadir el recorte del 36,1% en inversiones públicas que habrá que conocer con más detalle y analizar con cuidado cuando se conozcan en toda su extensión los Presupuestos para poder evaluar su efecto concreto, aunque el general es indiscutible: una caída inmediata del PIB y de la creación de empleo.

Conclusiones

En mi opinión, y solo a tener de los datos que de momento ha anticipado el gobierno, en estos Presupuestos hay dosis diferentes de distintos ingredientes: recortes muy grandes de gasto que se harán efectivos, otras previsiones de austeridad que será imposible llevar a cabo, sobrevaloración en el incremento previsto de la recaudación impositiva y una renuncia a abordar los problemas de fondo que ocasionan el déficit público.

Además de las valoraciones que he avanzado más arriba, yo creo que las implicaciones principales de estos primeros Presupuestos del gobierno de Rajoy son las siguientes

a) Suponen unos recortes de gasto excepcionales que van a afectar principalmente a las partidas que benefician a las rentas más bajas y a la promoción de la actividad empresarial y la actividad económica.

b) Precisamente por esto último, van a provocar una caída muy fuerte del ritmo de crecimiento, van a destruir miles de empresas y empleo y agudizarán la recesión en la que nuevamente se encuentra la economía española.

c) Ni siquiera van a poder reducir el déficit en las cifras en que se propone el Ejecutivo porque inflan las previsiones de aumento de ingresos y porque la reducción de gastos previstas en algunas partidos va a ser imposible que se lleven a cabo si no es con una buena dosis de contabilidad creativa de la que el Partido Popular tiene una gran dominio puesto que ya la utilizó abundantemente en su anterior etapa de gobierno. Salvo que haya complicidad de las autoridades europeas con los verdaderos objetivos que persiguen estos Presupuestos, y a los que más abajo me referiré, lo más probable es que los cuestionen poniendo en duda su realismo y que reclamen mayor disciplina aún en su intento suicida de salvar a la banca europea por encima de todo.

d) Estos Presupuestos responden al empecinamiento de las autoridades europeas, compartido por los dirigentes del PP, en creer que el problema que tiene la economía española es el déficit público cuando el verdaderamente grave es la deuda privada y la situación de la banca.

El error consiste en tratar de salir de la situación en la que estamos dando recursos sin límite a los bancos para que echen el peso de la deuda que han generado por su irresponsabilidad sobre las espaldas del resto de la economía y en exprimir a consumidores y empresas para que la paguen de sus bolsillos.

Pero eso, además de radicalmente injusto, es sencillamente imposible que llegue a buen término, incluso para la banca. Con presupuestos como este las economía se hunden inevitablemente. Y como los bancos españoles (como los italianos) están utilizando los billones que les da el Banco Central Europeo para colocarlos en los mercados financieros, lo que están provocando es atraer a los especuladores que los van a hundir sin remedio. Por eso las autoridades europeas empiezan a decir ya que hay que rescatar a los bancos españoles. Quieren acabar cuanto antes y obligar de una vez a que España reciba los préstamos que necesitan los bancos para que estos paguen pronto a sus acreedores europeos y dejen de desestabilizar la zona euro.

Los Presupuestos del PP hundirán a la economía española en una recesión más grave y dejan sin solucionar sus problemas auténticos.

mayo 4, 2012

La previsión del Gobierno para 2015 es haber reducido casi ¼ parte del presupuesto de la sanidad pública

Iturria: CAS Madrid 2012/05/04

El Consejo de Ministros del pasado día 27 de abril, el Gobierno aprobó la remisión a la Unión Europea y a la Comisión Europea del Programa Nacional de Reformas 2012 (http://www.lamoncloa.gob.es/NR/rdonlyres/8A9ED6BD-9183-41EA-A8AC-E4DA56487D8E/202008/PNRDEFINITIVO.pdf) y la actualización del Programa de Estabilidad Programa de Estabilidad 2012-2015 (http://www.lamoncloa.gob.es/NR/rdonlyres/8A9ED6BD-9183-41EA-A8AC-E4DA56487D8E/202009/ActualizacinProgramaEstabilidad2.pdf).

De los datos que aparecen en dicha documentación se deduce que el dinero público dedicado a sanidad descenderá del 6,5 % del PIB en 2010, al 5,1 % del PIB en 2015; lo que supone para ese año -2015- y según sus propios datos, una disminución del 21,5 % del gasto sanitario total (más de 15.000 millones sobre los cerca de 70.000 actuales).

Para hacerse una idea más concreta, 15.000 millones equivalen al presupuesto sanitario anual de Cataluña y Madrid juntas (unos 15 millones de habitantes); o, en otro ejemplo, al cierre de 40 grandes hospitales públicos del tamaño de La Paz o Valle Hebrón (con una media de 400 millones de presupuesto cada uno).

A estas medidas de “recorte” hay que añadir las intenciones del Gobierno de privatizar la gestión de centros públicos y ponerla en manos de empresas lucrativas, con las que se suscribirán contratos que exigirán el pago de altísimos cánones o alquileres, lo que reducirá todavía más la parte de los presupuestos dedicados a la asistencia a los pacientes.

abril 10, 2012

El Ministro de las empresas armamentísticas y sus negocios: El gasto militar sólo se reduce un 1’298 % y no el 8,8% anunciado

Iturria: Colectivo Utopía Contagiosa – Kaos en la Red – 2012/04/10

La primera conclusión es que, a pesar que desde los voceros del Ministerio de Defensa dicen que el descenso de sus gastos va a ser un 8’8 %, el verdadero gasto militar va a bajar sólo – 223’89 millones de €, es decir un 1’298 % menos que el año pasado. Una vez más, el gobierno manipula y miente.

Hemos leído los Presupuestos Generales del Estado para completar el informe inicial que sigue (quizá haya algún fallo por lo rápido del trabajo).  La primera conclusión es que, a pesar que desde los voceros del Ministerio de Defensa dicen que el descenso de sus gastos va a ser un 8’8 %, el verdadero gasto militar va a bajar sólo – 223’89 millones de €, es decir un 1’298 % menos que el año pasado.

La siguiente conclusión es que el gobierno del PP, a pesar de su cacareada ley de transparencia, sigue manipulando las cifras del gasto militar y las esconde dentro de otros ministerios con total impunidad.

Una tercera conclusión es que el mundo militar sigue siendo insolidario con los civiles en estos tiempos de crisis galopante y de recortes generalizados.

En la tabla que sigue hemos incluido los datos que nos ofrecía Pere Ortega en su trabajo:  “La verdad del gasto militar español en 2011″.

Ciertamente no son totalmente comparable sus datos y los nuestros, pero aún así los incluimos porque es interesante tener una visión de la evolución del conjunto.

Conceptos

2012(2)

2011(1)

2010(1)

2009(1)

2008(1)

Ministerio de Defensa

6.316’45

7.156’38

7.694’86

8.240’77

8.492,61

Organismos autónomos del Ministerio de Defensa

1.095’35

1.175,51

1.218,19

1.334’63

1.334,63

Centro Nacional Inteligencia (3)

221’2

228,20

241,37

264’71

264,71

Total Ministerio de Defensa

7.633’00

8.560,0

9.154,42

9.726,36

10.091,95

Clases pasivas militares

3.585´73

3.252,15

3.328,59

3.298,14

3.184,35

Isfas (otros Ministerios)

624´89

624,89

617,53

602,53

565,60

Guardia Civil (Ministerio de Interior)

2.733´55

2.790,96

2.973,17

2.941,51

2.893,37

Créditos I+D y ayudas militares (Ministerio de Industria) (4)

758´18

794,84

979,21

1.157,52

1.388,57

OTAN, UEO (Ministerio de Exteriores) (5)

127,72

9,82

11,07

56,57

7,80

Total defensa criterio OTAN

15.463’07

16.032,75

17.063,99

17.782,63

18.131,64

Intereses de Deuda Pública (6)

1.557’79

1.212,00

1.125,20

834,57

858,68

Total gasto militar 

17.020’86

17.244,75

18.189,19

18.617,20

18.990,32

Gasto militar liquidado (añadiendo posteriores Fondos de Contingencia)

 

 

1.153,22

1.153,22

1.597,12

Total gasto militar final

 

 

19.038’27

19.770,42

20.587,44

Diferencia Gasto Ministerio de Defensa / Gasto Militar final

 

 

+11.343’41

+247’41 %

+11.529´65

239’91 %

+12.094’83

+ 242’41 %

(1)     Datos de Pere Ortega en su informe:  el gasto militar del estado español para el año 2011.Todos los datos en millones de euros.  Nuestros datos están sacados del los Presupuestos Generales del Estado.

(2)    Datos provisionales de Utopía Contagiosa.

(3)    El CNI se ha transferido al Ministerio de Presidencia

(4)    Incluye Subvenciones en apoyo al sector de la Defensa por un monto de 0´58 millones de euros

(5)    Incluye Operaciones de Mantenimiento de la Paz por un monto de 119´52 millones de euros.

(6)    Los intereses de la deuda para el año 2012 son 28.849 millones de €.  Le hemos aplicado el 5’4 % (criterio a la baja en el que sólo hemos aplicado la deuda que corresponde al Ministerio de Defensa, no al total del Gasto Militar, criterio que pensamos que es el que aplican los datos anteriores, aunque en nuestra opinión se debería cuantificar sobre el total del Gasto Militar, con lo que la cifra sería más abultada).

Por nuestra parte sólo un trío de notas más que añaden sonrojo alcontinuo engaño informativo que son las cifras del gasto militar y que lo aumentarán considerablemente durante la ejecución de los presupuestos durante el 2012:

  • Aún no tenemos datos del verdadero gasto militar ejecutado en 2011 y, por supuesto, en 2012.  Pero conviene recordar que con los datos de los años pasados, el aumento del gasto militar final suele ser 2’4 veces lo que se anuncia en los presupuestos.
  • Hemos dejado de cuantificar (porque nos parece que en años anteriores no se hacía) algunos datos que nos parece que también se deben incluir en el concepto de gasto militar, como por ejemplo, los de FRONTEX en el Ministerio de Interior, que podrían ser considerado como vigilancia de fronteras dentro del marco militar global.
  • Aún nos queda por investigar más en profundidad otros ministerios que quizá escondan más gasto militar.

Esperamos que estos datos alternativos sean de utilidad a los parlamentarios en la futura discusión del presupuesto y en la presentación de enmiendas.  También deseamos que los periodistas los difundan con ánimo crítico y constructivo.

 

A %d blogueros les gusta esto: