Posts tagged ‘Portugal’

agosto 16, 2012

La deuda, versión moderna de la esclavitud

Iturria: RT.com – 2012/08/15

La alta deuda de Grecia, España o Italia es un método de subyugación financiera de los ciudadanos por parte de los bancos mundiales, advierten expertos
Los sistemas de la banca rectora mundial se basan en los principios de la esclavitud financiera en forma de una deuda inasumible que transfiere sistemáticamente la riqueza de los ciudadanos a las manos de los ultra-ricos.
Inicialmente los préstamos iban destinados a aliviar la situación de una u otra nación y permitir un mejor nivel de vida, pero en verdad resulta que, antes al contrario, agrava el estado económico de un país sumiéndolo en la esclavitud y en la miseria, lo que se aprecia ahora en Grecia, España, Italia, Portugal y otros países, explican los expertos de theeconomiccollapseblog.com.
Así lo confirman las siguientes señales que ponen de relieve la posición de esclavo de los deudores.
1. En cierta etapa los países que se están ahogando en sus deudas deben implementar “medidas de austeridad” en un intento por mantener su solvencia. Esto conduce a una desaceleración económica y al aumento catastrófico del desempleo, una situación típica ahora en España y Grecia.
2. El progreso económico se estanca y puede realmente dar marcha atrás en un sistema basado en la deuda. Así, por ejemplo, en Grecia un gran número de ciudadanos tiene que cambiar sus automóviles por bicicletas debido del gasto que supone circular en coche, debido al precio del combustible y las reparaciones.
3. El sistema bancario nacional inevitablemente se fundirá en algún momento. Cada burbuja de la deuda, como ocurre en la zona euro, finalmente estalla. Pese a los esfuerzos europeos, la gente saca dinero de los bancos del sur de Europa a un ritmo asombroso.
4. En todos los países con un sistema basado en la deuda los impuestos se elevan a niveles ridículos. Cuando se recortan impuestos con una mano, acaban aumentando los impuestos de diez maneras diferentes con la otra.
5. La moneda nacional pierde su valor lenta pero constantemente. Por ejemplo, desde la creación de la Reserva Federal (FED), el dólar de EE.UU. ha disminuido su valor en más del 95%.
6. Cuando las cosas se deterioran, los disturbios en las calles se hacen más y más frecuentes. Hace unas semanas, más de un millón de empleados públicos salieron a la calle en más de 80 ciudades españolas diferentes.
7. Cuando una economía basada en la deuda se colapsa, la escasez total tiende a sentirse, y así lo confirma lo que pasa en Grecia, donde la escasez de medicamentos se ha convertido en un problema acuciante.
8. La desesperación se apodera de la población hasta el punto de que ésta empieza a unirse para robar alimentos y suministros de los almacenes, lo que ya se ve en algunos países de Europa.
9. Llega un momento en el que los servicios esenciales pueden empezar a resentirse. Las autoridades de Grecia están preocupadas ante posibles interrupciones en el suministro de gas natural y de electricidad como resultado del impago de facturas pendientes durante períodos prolongados.
10. En una depresión económica son muchas las personas que comienzan a perder totalmente la esperanza. En el sur de Europa un número creciente de padres se enfrenta a situaciones tan desesperadas que tienen que abandonar a sus bebés.
11. Se registra un aumento en los suicidios cuando una economía se derrumba. Grecia, por ejemplo, nunca había registrado una tasa de suicidios tan en alza como ahora.
Anuncios
julio 15, 2012

Inermes ante el golpe neoliberal

Iturria: Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España

La presidenta de facto de la UE, Angela Merkel, acaba de visitar su protectorado italiano. La crónica del gran Pablo Ordaz nos da cuenta de lo satisfecha que está con los progresos realizados por el tecnócrata que colocaron al mando ella y la troika (UE, BCE y FMI):

No fue de extrañar, por tanto, que Merkel dedicara encendidos elogios a “las reformas realizadas en tiempo muy breve” por Mario Monti. Unas medidas que, según las filtraciones –aunque discrepantes entre sí–, ahorrarían 3.000 millones en Sanidad llevándose por delante 216 pequeñas clínicas y eliminando 18.000 camas hospitalarias. O unos 7.000 millones cortándole el grifo a los entes locales hasta el punto de eliminar algunas provincias. O, en solo cuatro meses, una reducción drástica del monto de las nóminas prescindiendo de uno de cada 10 empleados públicos y suspendiendo las oposiciones hasta el año 2016.

Salivaba la alemana viendo cómo se van a quedar los ciudadanos sin hospitales, camas donde los hubiere, y sin Estado directamente, ése que sufragan con sus impuestos cada vez más elevados. Buen chico este Monti, para eso le nombramos. Y las víctimas están en la inopia.

De madrugada ya, el gobierno tecnócrata italiano ha aprobado las medidas: “ahorrará” -podéis traducir por robará a los contribuyentes- 26.000 millones de euros en tres años. Con las medidas anunciadas, más o menos.

Lo mejor es que Rajoy se dispone a recortar 40.000, casi, casi, el doble, echad cuentas pues. Cospedal ya ha quitado el agua mineral a los enfermos hospitalizados. Artur Mas reparte meriendas a los presos según viene el día. Pero falta lo mejor, lo que se dispone a hacer el gobierno central de Mariano Rajoy: congelar pensiones, reducir la prestación por desempleo (en el país con el récord del mundo industrializado), subir el IVA a productos de primera necesidad… Incluso han apuntado ya que les van a quitar la paga extra de Navidad a los funcionarios. A nuestros médicos, enfermeras, profesores, bomberos, y cuantos sostienen el funcionamiento de uno de los Estados con menor servicio público de Europa.

Y lo que venga, el festín ya ha empezado. Mirad a Italia. Y a Grecia por ejemplo. El diferencial con el bono alemán, tras el rescate, se sitúa en los 2.425 puntos con su bono a diez años en el 25,69%. Por su parte, Portugal tampoco se libra: su riesgo se dispara por encima de los 866 puntos al registrar su bono la cota del 10,11%. Nuestra prima también anda hoy en subida libre. Y eso lo paga quien lo tiene que pagar: los ciudadanos. Y los muy canelos -griegos, portugueses y españoles- votan neoliberal. Los dispuestos a “tragar” deben tener la certeza de que les queda mucho por engullir y que nos están obligando a los demás a su dura dieta.

Y mientras otro de los órganos ejecutores del plan, el BCE da un nuevo balón de oxígeno a los bancos.

Hay otros caminos. En la economía y en la democracia. Argentina condena a 50 años de cárcel al dictador Videla por el robo de bebés. Aquí, el PP anda muy molesto con el juez que ha imputado a la cúpula de Bankia. Que se ande con cuidado Andreu, que Garzón, la cúpula policial y el grupo de Hacienda que investigaron Gürtel ya están fuera de juego. El neoliberalismo no viene solo.

En España, algo más de diez millones de personas, el 30,2% del electorado tienen la culpa de esta situación. Quienes en toda Europa votaron esta UE azul también. Y, sin duda, todos los que callan.

La realidad existe aunque no la veamos. En la marea baja, cuando las aguas se retiran, dejan desnuda La Isla (como ésta de Asturias) con las cuevas de Alí Babá al descubierto.

junio 12, 2012

Las siete grandes mentiras sobre el rescate español

Iturria: Ignacio Escolar – 2012/06/12

Luis de Guindos: “Es un apoyo financiero que no tiene nada que ver con un rescate”. “No hay ni el más mínimo rescate al respecto”.

Falso. El dinero sale de los fondos europeos de rescate y se presta al Estado, no directamente a los bancos, como pretendía España. Aunque las condiciones sean algo diferentes al de los demás países rescatados, la realidad es que España se ha convertido en el cuarto país de Europa en recurrir a estas ayudas, tras Grecia, Irlanda y Portugal. Así lo ve toda Europa y la prensa internacional.

Mariano Rajoy: “Lo que hay es una línea de crédito”.

Falso. No son los bancos quienes piden el dinero prestado a Europa, se comprometen a devolverlo y pagan los intereses. Es España, a través de una entidad pública: el FROB. La mayoría de los bancos no recibirán préstamos desde el FROB –no los podrían devolver–, sino inyecciones de capital.

Mariano Rajoy: “No afecta al déficit público”.

Falso. Todo el dinero que pida prestado al FROB irá a la deuda pública y sus intereses, al déficit. Si se alcanzan los 100.000 millones y el tipo de interés, como se dice, es del 3%, supondrá 3.000 millones de euros más en el déficit anual: por comparar, es dos veces lo que ahorró Zapatero congelando las pensiones en 2010.

Mariano Rajoy: “El que ha presionado he sido yo. A mí nadie me ha presionado”.

Falso. Europa –especialmente Alemania y los países del norte– ha presionado a España para que acepte esta opción. Dentro del desastre, el procedimiento de rescate no es especialmente malo: había opciones mucho peores. Pero tampoco es el modelo soñado por el Gobierno español, que habría preferido una intervención del BCE o un rescate directo a los bancos sin que el Estado tuviese que avalar la operación.

Luis De Guindos: “Ayudará a las familias y a las empresas”. “Servirá para que vuelva a fluir el crédito, para que crezca la economía y se cree empleo”.

Falso. El dinero público inyectado a los bancos irá a provisiones de pérdidas, no al crédito. De hecho, a corto plazo lo más probable es que el crédito se restrinja aún más porque todas las entidades financieras –las buenas, las malas y las regulares– tendrán que aumentar aún más sus provisiones, por lo que no podrán prestar.

Cristóbal Montoro: “No van a venir los hombres de negro”. Falso. La temida troika –el FMI, el BCE y la Comisión Europea– también va a aterrizar en España. Serán ellos quienes decidan la reestructuración del sector financiero y también quienes vigilen “de cerca y regulamente” el cumplimento de los compromisos españoles contra el déficit.

Luis de Guindos: “Las condiciones se les van a imponer a los bancos”.

Falso. España va a tener que firmar un ‘memorandum of understanding’: un tratado, como el de Grecia, Irlanda y Portugal. Y en el propio comunicado del Eurogrupo queda claro que la ayuda al sector financiero está condicionada al cumplimiento de los compromisos anteriores de España en la lucha contra el déficit. No hay condiciones explícitas, pero sí las hay implícitas. En breve veremos nuevos recortes y subidas de impuestos, por mucho que el Gobierno hoy los niegue con la misma contundencia con la que antes negó el rescate.

 

A %d blogueros les gusta esto: