Posts tagged ‘PIB’

octubre 29, 2012

O la deuda o nosotros

Iturria: rebelion.org / Mariucha Fontana – 2012/10/29

El rescate de la banca convertido en deuda pública es un atraco a los trabajadores y al pueblo para garantizar los beneficios privados de los banqueros y socializar sus pérdidas.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2013 aprobados con el voto del PP en su primer trámite parlamentario, son una clara demostración de que gobiernan para la banca y están dispuestos a inmolar a los trabajadores y al pueblo para hacer lo que exige la troika en beneficio de los banqueros, los especuladores, los grandes empresarios y los millonarios. El rescate de la banca convertido en deuda pública es un atraco a los trabajadores y al pueblo para garantizar los beneficios privados de los banqueros y socializar sus pérdidas.

Las cuentas presentadas (ver el recuadro adjunto) tendrán gravísimas consecuencias para la vida del pueblo trabajador. El pago de las cargas y de los intereses de la deuda equivalen a la suma de los gastos de todos los ministerios. Como en una transfusión de sangre, un puñado de bancos absorbe toda la riqueza que los trabajadores producen, exigiendo aún más sobreexplotación. Con ello los recortes se profundizan, es un atraco sin fin a la clase trabajadora y al pueblo para mantener los beneficios del 1% de capitalistas. Nos enfrentamos a una disyuntiva en que o trabajamos y comemos o pagamos la deuda, una deuda que nos es nuestra sino de los banqueros y que nos conduce a un empobrecimiento sin precedentes.

Vivimos en una situación de permanente atraco. Los empresarios, aprovechándose de la crisis y de la reforma laboral, rebajan sueldos y abusan de una mano de obra joven altamente cualificada, pagando sueldos indignos. Los ERES no paran. Una cantidad enorme de parados están dejando de cobrar la prestación y no consiguen empleo, y cerca de dos millones de familias tienen ya a todos sus miembros en paro y sin ingreso alguno. Una situación que sigue empeorando, pues se profundiza la recesión y el desempleo superará el 25% en el 2013. Muchos trabajadores/as no cobran sus sueldos y se ven obligados a hacer huelgas para cobrarlo.

A esta situación insostenible, se le suman nuevos recortes en los Presupuestos del 2013, que el ministro de la Hacienda, Cristóbal Montoro, califica cínicamente como “los más sociales de la democracia”. En ellos a la reforma laboral, al “pensionazo”, al robo de la paga de navidad de los empleados públicos, al recorte de la prestación por desempleo, a la subida del IVA, de la luz y del gas, a los desahucios masivos, se les suman nuevos recortes en el gasto público y social para poder destinar más dinero aún a los bancos.

El gobierno anunció que “incrementaría” las pensiones en un 1%, casi dos puntos por debajo de la inflación. La difusión de la noticia de que la Seguridad Social acumula un déficit superior al 10% confirma que ni tan sólo ese 1% está garantizado, dibujándose en el horizonte nuevos “pensionazos”.

El propio ministro de Hacienda anuncia además que preparan nuevas “reformas estructurales”, 43 reformas legales que afectarán al mercado laboral y la política de empleo, la educación, las pensiones, el sector público, la ciencia, la competencia, el mercado inmobiliario, el sector primario y la seguridad jurídica…, es decir, un conjunto de leyes que profundizarán en los recortes y agresiones a la mayoría social.

Otro rescate, otro atraco

Los Presupuestos de 2013 han sido descalificados por el propio FMI y por la mayoría de los “expertos” y economistas de la burguesía por considerarlos “optimistas”, al basarse en un escenario de caída del 0,5% del PIB, cuando la recesión que ellos prevén es tres veces superior.

Es por ello que este presupuesto es visto como chapucero e increíble porque ni la recaudación será la prevista ni los gastos tampoco, ya que aumentará el desempleo y el paro, además de la deuda. Una deuda que cuanto más se paga, más se debe, dado que los intereses suben a voluntad de la banca y de los especuladores, con la troika exigiendo más recortes para pagarla.

De hecho estos Presupuestos son la antesala de un nuevo e inminente rescate. En la reciente reunión de jefes de Estado de la UE, el gobierno de Rajoy acaba de recibir la orden de Merkel de sumar los 40 mil millones del rescate bancario a la deuda del Estado, así como de que debe hacer efectiva la petición de rescate bajo “condiciones estrictas” supervisadas por la troika, es decir, una nueva reforma laboral y otro “pensionazo”, más desempleo y rebajas salariales, nuevos recortes sociales y el desmantelamiento de la educación, la sanidad y los servicios públicos.

La espiral a la griega es el camino a seguir en todo el sur de Europa. Grecia ya está a las puertas de un nuevo “rescate” con el que la troika (BCE, FMI y Comisión Europea) impondrá nuevos recortes. Ahora les exigen una nueva reforma laboral, cuyas medidas principales son la ampliación de la semana laboral a 6 días, la reducción de las indemnizaciones por despido, eliminar los aumentos salariales por antigüedad y congelar los salarios hasta que el índice de desempleo se sitúe por debajo del 10%. Además exigen más despidos masivos de empleados públicos (entre 5 y 15 mil).

El nuevo rescate que se avecina solo interesa a la banca y a las multinacionales españolas y supondrá un nuevo y profundo atraco al pueblo y a la soberanía del Estado español, que camina en dirección a la semicolonización. Como gritaba la gente en las manifestaciones del 13-O: “No queremos, no nos da la gana de ser una colonia de la banca alemana”.

No debemos, no pagamos

No hay salida a la crisis sin acabar con el pago de esta deuda ilegítima y sin romper con la Unión Europea del capital, con el euro y con la troika. Hablar de salir de la crisis en contra del PP sin dejar de pagar la deuda, como hacen el PSOE, CCOO y UGT y hasta Izquierda Unida, es seguir haciendo que el coste de la crisis de los capitalistas lo paguemos nosotros. La opción hoy es sencilla: o empleo, o pago de la deuda; o sanidad y educación públicas o pago de la deuda; o se come, se estudia y se tienen pensiones dignas o se paga la deuda. No hay otra alternativa.

CIFRAS DE LOS PRESUPUESTOS 2013

Rescate al banquero…

Subida del 33,8% de los intereses de la deuda a los bancos.

El 50% del presupuesto es para pagar la deuda.

la deuda ha crecido hasta el 90% DEL PIB.

El 80% de la “deuda pública” es del “rescate” de la banca.

…Recorte al obrero

Reducción del 6,3% en prestaciones para desempleo.

Reducción del 17,2% en Educación.

Recorte del 22,6% en Sanidad.

Reducción del 20% en dependencia.

Recorte del 25% en los servicios públicos.

octubre 16, 2012

El 1,3% de los ciudadanos acumula el 44,4% del PIB de la CAV

Iturria: Kaos en la Red / Agencias – 2012/10/16

El 1,3% de la población acumula un patrimonio del orden de 37.502 millones de euros, lo que equivale al 44,4% del PIB de la CAV, según han informado hoy en Donostia responsables de la Plataforma Pobreza Cero.

Además de estos datos, que se refieren a 2011, han indicado que ese mismo año se cuantificaron en 88.643 las personas que padecían pobreza y exclusión social en Euskadi, es decir, un 4,1% de la población, al que se sumaba un 15% más en situación de “riesgo”.

Sólo en Gipuzkoa, el año pasado se contabilizaron 455 personas sin vivienda, de las que 45 dormían directamente en la calle únicamente en Donostia, mientras que el resto pernoctaba en alguno de los recursos asistenciales existentes en el territorio.

Las cifras sobre necesitados se prevén peores para este año, han advertido en rueda de prensa Ainitze Zabala y Jesús Otxoa, miembros de esta plataforma que agrupa en Gipuzkoa a 24 organizaciones y movimientos sociales, entre los que se encuentran Cáritas, Medicus Mundi, SOS Racismo, Amnistía Internacional o Unicef.

EMPEORA CON LA CRISIS  Otxoa ha asegurado que durante 2012 “la crisis se ha agudizado” y “afecta cada vez más a las clases medias de la población”, a profesionales que se han quedado sin trabajo y se ven abocados a recurrir a servicios sociales a los que nunca se habían dirigido.

Ha agregado que, pese a la incidencia de la pobreza “a nivel local” y los efectos de la actual crisis en los habitantes de los denominados países desarrollados, se trata de un fenómeno “global”, por el que 1.300 millones de personas viven actualmente en el mundo con menos de un euro al día, al mismo tiempo que 10% de la población del planeta posee el 85% de toda la riqueza.

Todo ello debe llevar a la sociedad a movilizarse, han comentado los miembros de la Plataforma Cero, quienes han anunciado el programa de actividades que, bajo el lema “Sí a los recortes” pero “en riqueza, desigualdad y despilfarro”, se desarrollará en Euskadi esta semana con motivo del Día Internacional contra la Pobreza, este próximo día 17.

Han pedido “salir a la calle” a protestar por “las políticas injustas, regresivas e impuestas” y a reivindicar “un nuevo modelo”, una solución que “pasa por el control de la riqueza y no por aniquilar los derechos conseguidos tras años de lucha”.

Una marcha reivindicativa en bicicleta el próximo miércoles por la tarde, con salida del Peine del Viento y llegada a Sagüés, previo paso y paradas ante sedes institucionales, bancarias o de grandes cadenas, es el acto central del programa en Donostia, que incluye una conferencia sobre consumo y la proyección de un documental sobre la deuda mundial.

En otras localidades guipuzcoanas, como Zarautz o Eibar, así como en Bilbao y Gasteiz, se desarrollarán también actividades similares, dentro de una iniciativa que, según han precisado, tiene “carácter internacional”.

octubre 11, 2012

Estatu espainiarreko bankaren beharrizanak

Iturria: Manu Robles-Arangiz Institutua Fundazioa – 2012/10/10

Joan den ostiralean argitaratu zuten Oliver Wyman kontsultorak estatu espainiarreko bankaren egoerari buruzko txostena. Txosten honetan irakur daitekeenez estatu espainiarreko bankak 53.745 milioi euroko kapital defizita dauka eta ia erdia Bankiari dagokio (24.743 milioi euro).

ELAren Azterketa Bulegoko 11. Buletinetik hartua

Erresistentzia froga hauek paperean egindako simulazioak dira, ekonomiaren okertze orokor baten aurrean, langabeziaren igoerarekin, kredituen ordaintze ezarekin eta inbertsioen balio gutxitzearekin, banku eta kutxek duten ahalmenaren inguruan. Kasu honetan saiakerak egiteko jarritako oinarrizko testuingurua hurrengoa da: BPGdren %1,7ko jaitsiera metatua 2014rarte eta %23,4ko langabezi tasa. Kontutan hartzen den bigarren testuingurua, testuinguru zaila da, honako ezaugarriekin: BPGdren %6,5eko jaitsiera metatua 2014 urterarte, batazbesteko %29ko maileguen ordainketa eza eta %27,2ko langabezia. Oinarrizko testuinguruan kreditu erakundeek ustezko galerei aurre egiteko benetako kapitalaren (Tier1) portzentaia %9koa da eta testuinguru zailagoan %6koa.

Guztira 14 banka erakunde aztertu dira, estatu espainiarreko sistema finantzieroaren %90a ordezkatzen dutelarik. 14 banketxe hauetatik 4 nazionalizatutakoak dira, hau da FROBak (Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria) kontrolatuak. Guztira, txostenaren arabera, nazionalizatutako lau banketxe hauek 46.206 milioi euroko berkapitalizazio beharrizana dute. Bankia zerrendaburu da 24.743 milioi euroko kapital beharrizanarekin, atzetik Catalunya Caixa 10.825 milioi euroko beharrizanaz, Novagaliciak 7.176 milioi euro behar ditu eta Banco de Valenciak beste 3.462 milioi euro. Lau erakunde hauek kapital beharrizan osoaren %86a batzen dute.

Nazionalizatuak izan ez diren beste hiru bankuk kapital beharrizana dute: Banco Popular (3.223milioi euro), Banco Mare Nostrum (2.208 milioi euro) eta Ibercaja, liberbank eta Caja3 ren arteko fusioa (2.108 milioi euro).

Aztertutako gainontzeko zazpi bankuek ez dute kapital beharrik. Hauetxek dira: Santander, BBVA, Caixabank, Kutxabank, Sabadell, Bankinter eta Unicaja eta Caja España Dueroren arteko fusioa.

2011 urtean egindako azket estres testean 5 banku espainiarrek ez zuten froga gainditu. Azterketa hau gainditzeko %5eko kaudimen koefizientea izatea beharrezkoa zen. 2010 urte bukaeran, kapital gehikuntzarik egin gabe 9 banku espainiarrek ez zuten beharrezko kaudimen koefizienterik froga gainditzeko. Eta 2011ko apirilean, kapital gehikuntzak egin ondoren 5 bankuk ez zuten gainditu. Froga gainditu ez zuten bankuak hauek izan ziren: Unnim, Catalunyacaixa, CAM, Caja3 eta Banco Pastor. Momentu horretan Espainiako Bankuaren esanetan, 5 banku hauek ez zuten kapitala gehitzeko beharrik espainiar finantzar sistemak bazituelako hornikuntza orokor edota bono bihurkor nahikoa eta froga egiteko orduan ez zirenak kontutan hartu; beraien ustez hala izanez gero %5eko kaudimen koefizientea gaindituko lukete. Banka Europearreko Aginpidearen (EBA) arabera 7 erakunde espainiarrek froga justu gainditu zuten beraien kaudimen koefizientea %5 eta %6 bitartean zegoelako.

EBAren gomendioen artean zegoen ikuskariek froga gainditu ez zuten erakundeei kapital beharrizanak betezea eskatzea. Espainiako Bankuak ziurtatu zuen nahiz eta froga ez gainditu espiniar erakunde batek ere ez zuela kapital gehikuntzarik behar erresistentzia frogen ondorioz. Elena Salgadok, ordungo ekonomia presidente ordea, ziurtatu zuen emaitzak ezin hobeak zirela eta espainiar finantziar sistemaren sendotasuna bermatzen zuela.

Espainiako Bankuak adierazi zuen espainiar bankaren sektoreak gardentasun osoko froga bat egin zuela.

Estatu espainiarrean nota ona eraman zuten bankuetxeak honakoak izan ziren: Banca March, Kutxa, Unicaja, BBVA, BBK, Banco Santander, Banc Sabadell eta Bankia. Hauetxek izan ziren estatuko sistema finantzieroko kalitatezko baliabide onenak zituztenak. Handik urtebetera esanguratsua da adibidez, Bankiari gertatu zitzaiona.

Argi geratu zen 2011ko estress testaren froga fartsa haundi bat izan zela. Are gehiago 2010ekoak, non Irlandako bankuak esaterako, “osasuntsuak” zirela esan zuten eta lau hilabete geroago erreskate finantzieroa jaso zuten.

Aldioro sistema finantzieroari egiten zaizikion frogak zalantzagarriak dira, orain arte egindako guztiak nabarmen geratu direlako argitaratu eta denbora gutxira. Joan den astean aurkeztutako txostenean, esaterako, testuinguruak azaldu dituguneko paragrafoan aipatutako benetako kapitalaren portzentaia desberdina da bi testuinguruetan. Arrigarria da testuinguru zailago batean galerei aurre egiteko kapitala oinarrizko testuinguruan baino baxuagoa izatea. Aipagarria da, portzentai hori legez finkatzen dela eta gobernuak 24/2012 Errege Dekretuz finkatu zuen: “kreditu erakundeek, gutxienez, dauzkaten arrisku esposizioen %9ko kapitala izan behar dute”. Beraz, simulazioa %9a kontutan hartuta egin izan bazen bankuen kapital beharrizana ez litzateke 53.700 milioi eurokoa izango askoz ere altuagoa baizik. Akats hau nabarmen geratzen da “Entite bakoitzaren emaitzak” atalean Santanderrek eta BBVAk oinarrizko testuinguruan askoz ere kapital gutxiago agertzen denean testuinguru zailean baino.

Argi dago beraz, estatuko bankan izugarrizko galerak metatuko dituela eta arazo horren konpnbidea zortzapena murriztea izango dela. Ez da egia mailegua ekonomia errealeara aterako denik eta begibistakoa da bankuak diru publikoaz erreskatatzen jarraituko dutela.

octubre 11, 2012

Necesidades de la banca española

Iturria: Manu Robles-Arangiz Institutua Fundazioa – 2012/10/10

El viernes pasado se hizo público el informe que ha realizado la consultora Oliver Wyman sobre la situación de la banca española. De dicho informe se desprende que la banca española tiene un déficit de capital de 53.745 millones de euros y que casi la mitad de esa cantidad pertenece a Bankia (24.743 millones de euros).

Recogido del Boletín 11 del Gabinete de Estudios de ELA

Las pruebas de resistencia consisten en simulaciones hechas sobre papel acerca de la capacidad de los bancos y cajas para enfrentarse a un deterioro general de la economía y algunas de sus secuelas como un aumento del desempleo, el impago de créditos y la devaluación de sus inversiones. En este caso se han establecido un escenario base con una caída acumulada del PIB del 1,7% y una tasa de desempleo del 23,4% y otro adverso con una caída acumulada del PIB del 6,5% hasta el 2014, un escenario de impago de crédito del 29% de media y un escenario donde el desempleo alcanza el 27,2%. En el escenario base el capital puro con el que las entidades pueden hacer frente a sus supuestas pérdidas (Tier1) es del 9% mientras que en el escenario adverso es del 6%.

En total se han analizado 14 entidades bancarias que representan en torno al 90% del sistema financiero del Estado español. De estos 14 bancos 4 son entidades nacionalizadas, por lo tanto controladas por el FROB. En total, el informe estima que las cuatro bancas nacionalizadas tienen una necesidad de recapitalización de 46.206 millones de euros. Bankia encabeza la lista, con una necesidad de capital de 24.743 millones de euros y le siguen Catalunya Caixa, que precisa 10.825 millones de euros, Novagalicia, con una necesidad de capital de 7.176 millones de euros y el Banco de Valencia con otros 3.462 millones. Estas cuatro entidades nacionalizadas concentran el 86% de las necesidades de capital.

En total, el informe estima que las cuatro bancas nacionalizadas tienen una necesidad de recapitalización de 46.206 millones de euros.

Otras tres entidades no nacionalizadas pero con necesidades de capital adicional, son: Banco Popular (3.223 millones de euros), Banco Mare Nostrum (2.208 millones de euros) y la fusión de Ibercaja, Liberbank y Caja3 (2.108 millones de euros).

El resto de entidades que completan el análisis no necesitan capital. Estas son : Santander, BBVA, Caixabank, Kutxabank, Sabadell, Bankinter y la fusión de Unicaja y Caja España Duero.

En el último test de estrés llevado a cabo en 2011, 5 bancos españoles suspendieron. En este test se solicitaba un ratio de solvencia del 5% para aprobarlo. A finales de 2010 y sin ampliar capital 9 entidades españolas no tenían el ratio de solvencia suficiente como para aprobar este examen. En abril de 2011 y después de haber realizado ampliaciones de capital, 5 entidades españolas suspendieron por no haber llegado al %5 de ratio de solvencia. Los bancos españoles con suspenso fueron Unnim, Catalunyacaixa, CAM, Caja3 y Banco Pastor. En este momento el Banco de España dijo que estos bancos no necesitaban ampliaciones de capital ya que el sistema español contaba con provisiones genéricas o bonos convertibles que de ser tenidos en cuenta para calcular la nota les haría aprobar. A pesar de ello la Autoridad Europea Bancaria (EBA) destaca que 7 entidades españolas tendrían un aprobado raspado al tener un ratio de capital entre el 5 y el 6%.

La EBA recomendaba a los supervisores nacionales que requiriesen a las entidades suspendidas a tomar medidas para cubrir sus necesidades de capital. El Banco de España aseguró que pese a los suspensos “ninguna entidad española requiere aumentar su capital como consecuencia de las pruebas de resistencia de la EBA”. La vice presidenta económica Elena Salgado, en la línea del gobernador del Banco de España, aseguró que el resultado del test de estrés era excelente y que mostraba la solidez del sistema financiero español.

El Banco de España declaró que el sector bancario español se sometió a un ejercicio de total transparencia.

Las buenas notas en España se la llevaron Banca March, la Kutxa, Unicaja, BBVA, BBK, Banco Santander, Banc Sabadell y Bankia. Fueron las entidades con mayor nivel de recursos de máxima calidad del sistema financiero español. Transcurrido un año desde la realización del último examen de la banca, no hay más que ver lo que ha sucedido, por ejemplo, con Bankia.

El test de estrés de 2011 demostró ser una farsa aún más rápido que el realizado en 2010, cuando los bancos irlandeses, por ejemplo, fueron proclamados como “sanos”. Cuatro meses después tuvieron que recibir un rescate financiero.

La credibilidad de estas pruebas periódicas al sistema financiero es dudosa, ya que todas las realizadas hasta el momento han quedado en evidencia al de pocos meses. En este informe presentado la semana pasada, por ejemplo, el porcentaje de capital puro mencionado en la descripción de los escenarios simulados es diferente. Curiosamente se pide menos capital para hacer frente a las pérdidas en un escenario adverso. Cabe destacar que ese porcentaje se fija por ley y el gobierno lo estableció en el RD 24/2102: “las entidades de crédito deberán contar con un capital principal de, al menos, el 9% de sus exposiciones totales ponderadas por riesgo”. Por lo tanto, si la simulación se hubiese hecho tomando en cuenta ese 9%, la necesidad de capital de la banca no hubiese sido de 53.700 millones de euros, sino que mucho más elevada. Este error se refleja en el informe cuando en el apartado de “Resultados por Entidad” el Banco Santander y la BBVA tienen menos capital en el escenario base que en el adverso.

Está claro que el total de la banca del Estado español acumulará enormes pérdidas y que la solución será ir reduciendo el endeudamiento, por lo tanto, no es cierto que el crédito vaya a fluir en la economía real y más cuando es evidente que se seguirán rescatando bancos con dinero público.

octubre 4, 2012

Lo que los Presupuestos Generales del Estado (neoliberal) esconden

Iturria: Attac.es /Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España – 2012/10/04

  • El Gobierno prevé un fuerte repunte de la deuda pública, que espera cerrar el año en el 85,3% y subir en 2013 hasta el 90,5% del PIB. El PP lo atribuye al crédito del rescate al sector financiero. No hace mención alguna a la relación de las políticas de austeridad que aplica. En 2011, bajo gestión socialista durante 11 meses, cerró en el 68,5%.
  • El desfase presupuestario de 2012 se irá al 7,4%, un punto más del que la UE aceptó ampliar. El de 2011 queda en las cifras que aporta el gobierno en el 9,4% del PIB, a causa -vuelve a decir- de las pérdidas que ha sufrido el FROB al socorrer a las entidades con problemas.
  • Los Ayuntamientos tendrán un 40% menos para sus políticas sociales de ayudas a los más necesitados. De 50 millones de euros pasan a 30 millones los que se destinan a ese fin. La cifra de personas que recurren a estos servicios básicos ha aumentado de forma exponencial en los últimos años y se estima que ya recurren a esa asistencia 8 millones de españoles o residentes en España. Le sirve para pagar la luz, el gas o el agua, y hasta para alimentarse y vestirse.
  • En este apartado se restan 200 millones más a la ayuda a la Dependencia.
  • El Ministerio de Sanidad es el que registra mayor rebaja en 2013 al caer su dotación en un 22,6 % respecto al año anterior: 121 millones menos. En Abril de este año, el Gobierno ya recortó casi 4.000 millones de euros, a los que se añadieron 7.000, seis días más tarde.
  • Crecen los presupuestos de Ministerio de Economía y Competitividad (4 %) y de Presidencia (0,6 %).

A partir de aquí recojo algunos puntos del resumen valorado que ha hecho Ignacio Escolar y comparto.

  • El Gobierno, salvo nueva rectificación, terminará con la ayuda de los 400 euros para los parados de larga duración. El Plan prepara acaba el 15 de febrero y no hay prevista ninguna otra prórroga en los Presupuestos Generales del Estado.
  • La Agencia Tributaria pierde un 7,7% de su presupuesto. Habrá menos dinero para que los inspectores fiscales combatan el fraude fiscal y la economía sumergida.
  • Las prestaciones por desempleo caen un 6,3%. Montoro no aclara cómo cuadra esto con su discurso sobre la voluntad social de estos presupuestos.
  • El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte pierde un 17,4%. El Gobierno vende como gran gesto que suben las becas, pero esa subida es ridícula: solo 23 millones de euros, apenas un 2,4%. (Añado que ya había perdido desde la gestión del PP 2.220 en los presupuestos de 2012. Y 3.000 en el añadido inmediatamente posterior).
  • En realidad no suben las becas, solo algunas de ellas. El gasto total en becas y ayudas a estudiantes cae en realidad un 3,8%. Solo suben –cito textualmente los presupuestos– “la dotación a las becas universitarias y no universitarias de carácter general, que son las más representativas, así como la compensación a las Universidades de precios públicos por los servicios académicos a los becarios exentos de su pago”.
  • Los funcionarios tendrá otro año más, tras dos recortes, el sueldo congelado.
  • El gasto en Política Exterior cae en 188 millones de euros. Este recorte se lo lleva el hachazo en la AECI (la Agencia Española de Cooperación Internacional, 30% menos), en el Fondo del Agua y en el gasto en cooperación, promoción y difusión al exterior, como el Instituto Cervantes). Sin embargo, la Acción Exterior, es decir, el gasto en embajadas y consulados, sube ligeramente.
  • El Gobierno sigue sin aclarar si las pensiones se revalorizarán con la subida del IPC a final de año. Probablemente será que no, y solo lo sabremos después de que terminen de votar los pensionistas gallegos.
  • El Gobierno asegura que solo suben las pensiones, los intereses de la deuda y las becas. Se olvida de una partida: el espionaje. Aumentan los fondos reservados del CNI en dos millones de euros. (Añado que también crecieron en 2012 los de Seguridad e Instituciones Penitenciarias).

Es decir, en el menos desfavorable de los casos -si además no hubiera mala gestión-, la mayor parte de los recortes van a pagar los intereses de la deuda. Pero va a aumentar. Alguna razón más debe haber. ¿Las políticas de austeridad? Y si aumenta la deuda ¿no habrá que pagar más dinero? entonces hay que seguir aplicando recortes. ¿Hasta dónde? ¿Todos en el sentido de mermar a los ciudadanos el Estado del Bienestar? ¿Hasta cuándo?

Hasta que los bancos se estabilicen y vuelvan a facilitar crédito, nos dicen. Pero la deuda va a seguir aumentando y la disminución de recursos de los ciudadanos también. Seguirá bajando la economía. Aumentará el paro. Más personas tendrán menos recursos. Y disminuirá el poder adquisitivo del conjunto. ¿Más recortes?

Y ¿por qué ha seguido perdiendo dinero Bankia por ejemplo estando ya nacionalizada y con un nuevo equipo gestor? Casi 4.500 millones de euros en el primer semestre de 2012.

¿Adónde vamos?

octubre 2, 2012

¿Podemos permitirnos nuestro estado social?

Iturria: eldiario.es / José Moisés Martín – 2012/10/02

“Tendremos el Estado del Bienestar que podamos permitirnos”. Esta es la frase que, repetida hasta la saciedad, quiere intentar convencer a la ciudadanía de que España ha estado viviendo por encima de sus posibilidades.

Pero, ¿es esto cierto? La cuestión que se pone encima de la mesa, entonces, es determinar si el Estado del Bienestar que hemos construido en España es sostenible o desorbitado, y, si lo es, cuál sería el Estado del bienestar adecuado a nuestras posibilidades económicas.

Para ello, examinaremos la evolución del gasto social en España en los últimos años, y, como es habitual, lo pondremos en relación con nuestro entorno más próximo, esto es, la Unión Europea. Utilizaremos los datos oficiales de EUROSTAT, tanto en las series de protección social como en las series de gasto público. Estas series contabilizan el gasto en protección social y en salud, pero no los de educación, que, tradicionalmente en España, son considerados gasto social.
El Gasto social antes de la crisis: un estado social modesto 

Entre el año 2000 y el año 2007, el gasto en protección social (excluyendo educación) en España se ha mantenido prácticamente invariable en términos de porcentaje del Producto Interior Bruto, alrededor del 20% del PIB, y menor que la media de la Eurozona para ese mismo período, que ha oscilado entre el 26 y el 27% del PIB.

Porcentaje de gasto
Porcentaje de gasto

Se podría argumentar que en España el gasto social ha sido menor que la media de la Eurozona debido a nuestra menor renta per cápita y, por lo tanto, a que España se encuentra en peor situación económica para sostener su gasto social. La realidad desmiente esta afirmación. De acuerdo con EUROSTAT, España ha convergido en términos de renta per capita muy rápidamente, hasta situarse, al inicio de la anterior década, por encima del 90% de la media de la Eurozona en términos nominales. Sin embargo, y aún con cierta convergencia, el gasto social per capita estuvo, hasta 2007 por debajo del 65% de la media de la Eurozona.

Convergencia_Económica
Convergencia_Económica

Este diferencial social con la Eurozona es debido a dos componentes: en primer lugar, a un menor peso del gasto social en la distribución del presupuesto público. En España, el gasto social ha representado, entre 2002 y 2007, entre un 51% y un 52% de todo el gasto público,  mientras que la media de la eurozona para ese mismo período se situaba entre el 57% y el 58%. En segundo lugar, al menor tamaño del sector público español en relación con el tamaño medio del sector público de la Eurozona. El gasto público español entre 2002 y 2007 se situó entre el 38% y el 39% de nuestro PIB, mientras que la media de la eurozona se situaba, para esos años, entre el 48% de 2003 y el 46% de 2007.

La crisis y el descuadre de las cuentas públicas. Funcionan los estabilizadores automáticos.

Desde 2007, la crisis económica y financiera que asola el mundo y, especialmente a la eurozona, han desencadenado un proceso de ajuste de las cuentas públicas que se está cebando especialmente en el Estado del Bienestar. Para analizar este segundo período, utilizaremos las series de gasto público en protección social de EUROSTAT, que nos permitirán analizar los años 2007 a 2010.

Lo primero que se puede observar es el incremento del gasto público en protección social entre 2007 y 2010, que pasa del 20% al 24,6% del PIB.

Gasto_Social
Gasto_Social

Sin embargo, una buena parte del incremento se debe al aumento de las prestaciones por desempleo, que pasaron de significar el 1,6% del PIB en 2007 al 3,2% en 2010. El segundo gran incremento se debe a las transferencias de la Seguridad Social en pensiones, que pasó del 8,6% al 10,1% del PIB. En ambos casos (desempleo y seguridad social) se trata de lo que los economistas denominan “estabilizadores automáticos”, esto es, sistemas de transferencias que se reducen en situaciones de bonanza económica y que se expanden en situación de crisis.

De manera que, descontando el efecto de las prestaciones por desempleo y las pensiones, que, como hemos señalado tienen un componente automático de crecimiento, el gasto social discrecional –no sujeto a variaciones automáticas- en España entre 2007 y 2010 ha permanecido prácticamente estable.

Composición_gasto
Composición_gasto

¿Podemos permitirnos nuestro estado social?

Tras examinar nuestro gasto social, y observar su evolución antes y después de la crisis económica internacional, cabe preguntarse: ¿puede España sostener su estado del bienestar?

Para responder a esta pregunta nos basaremos en un análisis del gasto social del conjunto de la Unión Europea [1], tanto de la Eurozona como de los países que mantienen sus monedas, intentando explicar el gasto social per cápita como una función del PIB per cápita. Esto es, obteniendo la relación entre los recursos disponibles (PIB) y el uso (Gasto social). Para ello realizamos una regresión de corte transversal, eligiendo el año 2009 al ser el último año antes de los ajustes fiscales que se produjeron, en 2010, para toda la Unión Europea.

Como se puede observar en el gráfico, el gasto social europeo está muy directamente relacionado con el nivel de renta de cada país, obteniéndose una correlación muy alta (El coeficiente de determinación R2=0,9793) entre el PIB per cápita y el gasto social per cápita. De esta alta correlación podemos concluir que el gasto en protección social en la Unión Europea está muy directamente relacionado con el nivel de renta.

Nivel_Renta
Nivel_Renta

La recta de ajuste definiría el modelo “teórico” o “esperable” de esta relación directa, de manera que los países que se situaran por encima de la misma estarían dedicando más dinero al gasto social del que correspondería por su nivel de renta (Francia, Dinamarca), y los que se situaran por debajo estarían dedicando menos dinero del que sería esperable (Chipre, Irlanda).

De acuerdo con este ajuste, España no sólo no tiene un gasto social por encima de sus posibilidades, sino que está dedicando a gasto social ligeramente menos dinero de lo que le correspondería por nivel de renta. Para situarse en su nivel “teórico” de gasto social, España tendría que haber dedicado a gasto en protección social un 12% más de lo que dedicaba en 2009.

Conclusión: no es la riqueza, sino cómo la repartimos.

Una vez observados estos elementos, podemos concluir que:

  1. El gasto social en relación al PIB España se ha mantenido en niveles invariables durante la anterior década y hasta el comienzo de la crisis económica. No hubo burbuja social, como algunos pretenden hacer creer.
  2. El incremento desde el inicio de la crisis se explica en gran medida por los estabilizadores automáticos como las pensiones y el seguro del desempleo, y no tanto por un incremento del gasto discrecional.
  3. En su punto álgido antes de los primeros recortes, el gasto social en España no sólo no era desorbitado en función de nuestra riqueza como país, sino que era inferior a lo esperable por nuestro nivel de renta.

El mantenimiento del estado del bienestar no está en riesgo por motivos económicos. España debería tener capacidad para sostener su gasto social, más allá de las difíciles circunstancias en las que ahora se encuentran nuestras finanzas públicas, si su fiscalidad fuera la adecuada. La clave, de nuevo, no está en la riqueza del país, sino en cómo la distribuimos entre los que vivimos en él.


[1] Se ha excluido a Luxemburgo, por su poca significación demográfica y sus niveles de renta y gasto social extremadamente alejados del conjunto de la Unión Europea.

septiembre 4, 2012

La crisis de deuda y la socialización de pérdidas financieras

Iturria: diagonalperiodico.net – 2012/08/30

Respuestas al cataclismo

Ante las políticas de austeridad que desmantelan la Europa que conocíamos, el autor apuesta por la movilización y la denuncia de las políticas de choque.

“Quien siembra vientos, recoge tempestades”. En ésas estamos. Ahora que el espectro del comunismo se ha alejado paulatinamente desde la caída del muro de Berlín, el capitalismo, erigido sistema globalizado, ya no tiene necesidad de hacer concesiones como las que hizo Roosevelt en su época con el New Deal. Puede rematar el trabajo comenzado en la era Reagan- Thatcher para echar por tierra el Estado del bienestar.

El estado de choque en que se ha sumido Europa con la “crisis de la deuda” ofrece la oportunidad de acelerar ese ataque contra los derechos que adquirimos luchando. La precariedad se extiende dentro de los propios países considerados ricos. El sobreendeudamiento y la pobreza masiva ya no es propiedad exclusiva de los países del Sur: esos ingredientes inherentes al capitalismo radical ya no tienen fronteras.

Nos dirigimos hacia el mismo camino que ya tomaron algunos países de América Latina por los mismos motivos cuando la “década perdida” y las revueltas del hambre, un camino que ya ha recorrido Grecia. España está llevando a cabo un rescate bancario enorme, nacionalizando las deudas privadas en beneficio de los detentores del capital pero, ¿a qué precio?

Tras haber ofrecido cerca de un millón de euros a cada uno de los despachos privados de auditores OliverWyman yRoland Berger, el Gobierno de Rajoy abona alrededor de dos millones de euros a la empresa privada Álvarez & Marsal para crear la entidad que gestionará los activos tóxicos de los bancos nacionalizados. Así pues, son cuatro millones de euros que salen de las arcas del Estado para pagar a empresas privadas.

No olvidemos que los bancos privados españoles se financian en el BCE al 1%, al tiempo que perciben intereses sobre la deuda pública del país del que son acreedores. Unos jugosos beneficios que parecen insuficientes para colmar las pérdidas debidas a una corrupción endémica, a unos salarios prohibitivos y a una gestión desastrosa en el sector inmobiliario. ¿De modo que no basta con conceder dinero barato por vía del BCE para que esos bancos especulen y se enriquezcan con la deuda pública? ¿Es preciso también que la población venga en su auxilio?

En Grecia, donde el paro alcanzó el nuevo récord histórico del 23,1% de la población activa en mayo de este año, el nuevo Gobierno de Antonis Samaras se está preparando para reducir el gasto público en 11.500 millones de euros para 2013 y 2014 para satisfacer a la Troika de acreedores (Unión Europea, BCE y FMI). Las pensiones ya se han reducido en un 40% en dos años. El desbloqueo o no del siguiente tramo de préstamos de la UE y del FMI esperado por Atenas, de un montante de 31.500 millones de euros, depende de la aplicación de esta nueva ola de austeridad. Grecia acaba de embolsarse en agosto 4.063 millones de euros en bonos del tesoro a tres meses, a una tasa del 4,43%, para poder hacer frente a un vencimiento de 3.200 millones de euros del BCE. Afectada por un sobreendeudamiento crónico cuidadosamente mantenido, Grecia no se beneficia de sus entradas de capital, que desaparecen inmediatamente en forma de reembolsos; sólo una ínfima parte del dinero permanece en las arcas del Estado.

Otros países están entrando en la espiral infernal del ajuste estructural, en el que el endeudamiento sirve como pretexto para imponer la austeridad. Después de Chipre, las tres principales agencias privadas de calificación han bajado la nota de la deuda soberana de Eslovenia, donde los tipos de interés para préstamos a largo plazo están por las nubes. El gran plan de austeridad votado a principios de julio por el Parlamento para reducir el déficit público al 4% del PIB de aquí al final de 2012, frente al 6,4% actual, no basta. En los próximos meses debería hacerse público un segundo plan destinado a recortar aún más el gasto público, so pena de que la Troika envíe una misión de expertos a investigar las cuentas públicas.

El FMI ha suspendido un desembolso a Ucrania, que se niega a aumentar el precio del gas, al igual que hizo con Grecia cuando esperaba los resultados de las últimas elecciones. Impera el dictado de los acreedores. Ante los mayores retrocesos sociales desde la guerra, es hora de reclamar justicia, soberanía popular y democracia real. Es necesario rechazar radicalmente esta política de austeridad que no ofrece ninguna salida de la crisis, sino que, por el contrario, incrementa el déficit y la deuda. Ha llegado la hora de que las fuerzas de la izquierda se unan, sin concesiones con el capitalismo, para hacer frente a este ataque sin precedentes contra la democracia.

Grecia_Mehran Khalili
agosto 30, 2012

Deuda privada, pública y social

Iturria: quiendebeaquien.org – 2012/08/24

Artículo de Alfredo Serrano, doctor en Economía y coordinador de América Latina de la Fundación CEPS. Publicado en el semanario de economía del periódico ecuatoriano El Telégrafo el 13/08/2012

El neoliberalismo es una construcción hegemónica en múltiples ámbitos de la vida, también en la economía. Cuando se habla de deuda, ésta sólo puede ser de un color. La deuda está condenada a ser circunscrita a lo financiero. La deuda sólo puede ser aquella que poseen los acreedores internacionales y que debe cobrarse aunque sea menoscabando a las grandes mayorías. La deuda privada ha de pagarse aunque sea a costa de más deuda social. Para la integración neoliberal de la Unión Europea, y para su instrumento bipartidista en buena parte de la periferia, la deuda social no tiene ni por asomo la misma importancia que lo adeudado a buena parte de la oligarquía financiera. La deuda social, no importa, no existe, no precisa ser saldada.

En España, antes que llegara esa tormenta llamada crisis, la deuda era mayoritariamente privada. El modelo económico elegido por el bipartidismo español, por ejemplo en el periodo 1998-2007, se dedicó a crecer en base a una deuda privada exacerbada, y a una política presupuestaria que priorizaba el pago a los acreedores privados de toda tenencia de deuda pública. Es así como se obtiene, en el año 2007, una deuda pública española del 36% del PIB. Por el contrario, la deuda privada española crecía del 100% al 200% en menos de ocho años, alcanzando así el oro olímpico como velocista de deuda privada, muy por encima del medallista dominante en estos avatares, Estados Unidos, que para conseguir esa marca necesitó 22 años. Ser campeón en esta modalidad requiere jugadores con mucho entrenamiento, pero esencialmente, exige que haya árbitros y jueces que toleren e incluso premien estas prácticas de crear riqueza ficticia en base a pilares crediticios insostenibles. La deuda privada no es per se el problema, sino cómo se usa, y cómo se puede crear (y distribuir) riqueza real, permitiendo a su vez ir pagándola sin necesidad de endeudarse socialmente.

La política económica, pactada por el régimen bipartidista español, se basaba -en resumidas cuentas- en una triada neoliberal: a) esta financiarización de la economía sin base productiva que hacía aumentar el PIB gracias a la burbuja inmobiliaria y financiera sin cambiar la base estrecha de la economía (el turismo), b) mínimo gasto social (de los más bajos de la UE) para conformar un estado de bienestar aparente, y c) política tributaria que exonera a las grandes fortunas, recauda a partir de las clases medias, y realza la imposición indirecta condenando a las clases más populares a mayor sacrificio tributario. El resultado es de conocimiento de todos. La fiesta duró lo que el capital financiero de los países centrales europeos habían decidido que dure. La deuda privada era excesivamente alta, sin capacidad de generar ingresos para su propio pago, y entonces, comenzó a tambalear la arquitectura que sostiene las ganancias de la oligarquía financiera mundial.

Durante esos años, nadie de la super-estructura hegemónica se preocupó por ningún ratio acerca de la deuda privada. Los criterios de convergencia de la UE eran nominales, nunca reales; y dentro de éstos, sólo se atendía a la deuda pública. Jamás a la deuda privada. Mucho menos a la deuda social. Ni el Banco Central Europeo, ni FMI, ni Comisión Europea, ni gobierno español, se llamara Partido Socialista o Partido Popular, nadie, absolutamente nadie, se dedicó a poner restricciones en el endeudamiento privado en España. La sacrosanta economía de mercado se regula así mismo con manos cada vez más invisibles, no necesita nadie que le diga nada acerca de cuánto o cómo debe endeudarse. Lo público, ya es otra cosa. Mejor pongamos un ratio por si acaso. Y de deuda social, mejor ni hablar aunque sea la propia constitución liberal del 78, la pactada en la transición hacia una democracia coartada, la que diga en su artículo 1, literalmente que “los problemas sociales deben ser resueltos por el Estado”. No obstante, la deuda privada tampoco es mayoritariamente de las familias como se suele afirmar intencionadamente para culpabilizar a éstas del mal de todos los males. Tres cuartas partes de la deuda privada pertenece a muy pocas empresas (menos del 1% tiene el 95% de la misma).

He aquí cuando el neoliberalismo usa el sector público. Porque es enfáticamente mentira que el neoliberalismo haya hecho desaparecer lo público, ni haya desregulado. Las políticas neoliberales privatizaron todo lo rentable, y proponen un sector público corporativo que salve a algunos poderes económicos cuando las vacas comiencen a ser flacas. No titubea en regular a favor de la gran minoría, y en este caso, conformó grandes autopistas que disfrazaban a la deuda privada como pública. A veces, disimuladamente con ayudas y subvenciones o exenciones. Otras veces, por vía directa, con salvataje bancario que garantiza con deuda pública el saneamiento de los activos tóxicos que no podían sostener la deuda privada. Así, en pocos años, después de una suerte de keynesianismo regresivo, o dicho de otro modo, un intervencionismo corporativo a favor de una minoría, la deuda pública crece y crece y sigue creciendo. Y en sólo cuatro años, se duplica, ya pasa a estar por encima del 80% del PIB, superando así los ratios establecidos por el mismo poder económico. La deuda privada procura seguir pasando desapercibida, y si alguien dice algo, lo más cómodo: la culpa es de las familias.

Los poderes económicos ordenan una transición para España donde el centro del huracán es la deuda pública. La privada no interesa porque es culpa de ellos mismos. Y la social, menos porque es la que padecen las grandes mayorías. La única prioridad es pagar la deuda pública que además está en manos de esa gran banca europea. De nuevo, el FMI, el dependiente Banco Central Europeo, los tecnócratas, toda la plutocracia y el gobierno español, centran toda su atención en esta deuda, como si la deuda social no tuviera ninguna importancia para la gran mayoría. ¿Qué carajo importa la deuda laboral, la deuda habitacional, la deuda sanitaria, la deuda educativa, o la deuda histórica del franquismo?

Ecuador mostró otro camino. Lo primero fue la decisión política de revisar otra decisión política, no técnica: contratar deuda ilegítimamente. Se optó por saldar la legítima, la deuda social. La pobreza se redujo, las desigualdades, el desempleo, el subempleo sigue siendo alto pero también disminuyó. Todavía resta mucho para cambiar el régimen de acumulación hacia otro más distributivo, pero el camino queda mucho más allanado cuando las necesidades inmediatas se van resolviendo. La deuda pública también se redujo pero con una estrategia más digna e inteligente. La amenaza creíble de no pagar deuda ilegítima provocó que los cobardes acreedores aceptaran un pago por el 30% de su valor inicial (ilegitimo). La deuda pública se fue pagando, pero la deuda social ha sido el eje de una nueva manera de hacer política. Esto, que parece tan complicado, sólo se consigue si las mayorías deciden hacerlo. Esto es la política.

agosto 28, 2012

El reino de España sangra a su población para salvar sus bancos privados

Iturria: Jérome Duval – ATTAC-CADTM País Valencià – 2012/08/28

Bankia, caso emblemático de la crisis bancaria española

El rescate de BFA-Bankia, via nacionalización de sus pérdidas y activos tóxicos, seguido de una demanda histórica de ayuda publica de 19.000 millones de euros (23.500 millones en total con las ayudas ya recibidas), ha precipitado a España en una histeria política, cuyo pulso es batido por la tensión financiera de los plazos que marcan los acreedores. El anuncio del gobierno de Rajoy el pasado 9 de junio de 2012 de un plan de rescate,- que antes había rechazado-, de hasta 100.000 millones de euros (entorno al 10% del PIB), destinado a sanear el conjunto del sector financiero español, puso a los mercados y las instituciones financieras internacionales bajo tensión. Las reuniones del eurogrupo, del G-20 o las videoconferencias, se suceden desde Roma, Washington, París o Bruselas sin lograr calmar el furor de los especuladores, embravecidos en el mercado de deuda. Durante ese tiempo, la ciudadanía sufre nuevas medidas antisociales, hundiéndola en una precariedad cada vez más extrema.

En el meollo de esta crisis está BFA-Bankia, cuarto banco del país en términos de capitalización bursátil, con 10 millones de clientes y alrededor de 380.000 accionistas. Bankia representa el 10% del sistema financiero español. Sin duda es el banco más expuesto a los créditos inmobiliarios de alto riesgo, por lo que está considerado como un banco “sistémico”: su quiebra podría arrastrar al conjunto del sector bancario y seguidamente, a toda la economía del país. Bankia, o más exactamente BFA-Bankia, nació a finales de 2010 y es el fruto de un inteligente conglomerado que permite aislar los activos inmobiliarios problemáticos de las siete cajas de ahorros reagrupadas en el seno de su matriz BFA (Banco Financiero y de Ahorros). Ésta, ayudada por el Estado, opera como el “banco malo” de Bankia. El Estado avala la montaña de activos inmobiliarios dudosos reunidos en BFA mientras que su filial Bankia, desembarazada de tan pesada carga, intenta atraer capital de pequeños inversores para su salida a bolsa. El objetivo está claro: transferir los riesgos resultantes de la burbuja inmobiliaria, del sector privado al público. Contribuyentes, clientela perjudicada y pequeño accionariado en riesgo a causa de las recomendaciones irresponsables de la banca, quedarán directamente afectados; pero aún más ampliamente, la población española en su conjunto sufrirá de nuevo el lastre de una deuda privada devenida pública. Se trata de nuevo de una excelente oportunidad para los banqueros,-responsables de inversiones de alto riesgo que han desembocado en pérdidas astronómicas-, de salvar sus apuestas indecentes.

Los sucesivos gobiernos de Zapatero (PSOE, izquierda liberal) y de Rajoy (PP, derecha liberal creada por el franquista Manuel Fraga), escogen socorrerles desembarazándoles del riesgo insostenible derivado de la burbuja inmobiliaria e inyectando dinero cargado directamente a los presupuestos del Estado, en detrimento de sectores vitales como la protección social, la educación, la sanidad o aún la lucha contra los incendios. Dado que el Estado se endeuda para sanear la banca, los recortes presupuestarios que afectan al estado del bienestar son decretados ineludibles para lograr reducir el déficit ocasionado. He aquí la trampa que queremos denunciar. BFA-Bankia, que ha sido criticada además por contar entre sus directivos1 con antiguos miembros activos del Partido Popular, sobre todo de la antigua Caja Madrid,- actualmente integrada en BFA-, representa un caso de escuela que mezcla políticos y banqueros al servicio de las finanzas.

BFA, el “banco malo” de Bankia

A raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria, la reestructuración del sector bancario ha provocado que el número de cajas de ahorro pase de 45 a una quincena desde principios de 2011. En consecuencia, además de los cierres de sucursales y los consiguientes despidos, el capital ha quedado concentrado en las manos de enormes entidades consideradas “too big to fail” (“demasiado grandes para caer”). Sólo dos pequeñas cajas escapan a la fusión: Caixa Ontinyent y Caixa Pollença.

BFA (Banco Financiero y de Ahorros) nace el 3 de diciembre de 2010 y comienza a operar en enero de 2011. Esta nueva entidad es el fruto de la fusión de siete cajas de ahorro regionales, minadas por una burbuja inmobiliaria que no acaba de desvelar la profundidad de la crisis: se trata de Caja Madrid y Bancaja que detentan la mayoría del accionariado (52,06% y 37,70% respectivamente), a las que se incorporan Caja de Canarias (2,45%), Caja de Ávila (2,33%), Caixa Laietana (2,11%), Caja Segovia (2,01%) et Caja Rioja (1,34%). Más allá del Banco de España y los altos responsables de Bankia, el gobierno socio-liberal de Zapatero tiene la responsabilidad de haber autorizado y alentado tal fusión. A final de 2010, el FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria)2, el fondo público de ayuda al sector, otorga un préstamo de 4.465 millones de euros a BFA, la matriz de Bankia, y abre así la vía a la nacionalización de la banca. Esta operación tenía como objetivo sanear las cuentas de las cajas de ahorros reagrupadas en el seno de la nueva entidad. Pero ello se revelará insuficiente.

Señalemos además que BFA posee participaciones en Concesiones Aeroportuarias (7,86%), Deoleo (9,63%), Desarrollos de Palma (10,38%), Ejido Desarrollos Urbanos (7,34%) Grupo Inmobiliario Ferrocarril (10,17%), Haciendas Marqués de la Concordia (8,47%), IAG (12%) Mercavalor, Sociedad de Valores y Bolsa (10,48%), NH Hoteles (9,22%), Numzaan (7,41%), Mapfre (15%) e Iberdrola (5,27%).3

La exposición de los acreedores, principalmente en el sector bancario español, acumulaba a fines de 2011, según declaraciónes del Banco de España, entre 176.000 y 184.000 millones de euros de activos inmobiliarios problemáticos. BFA, que a juzgar por sus propias cuentas, es la más expuesta al sector inmobiliario, a la altura de 37.500 millones de euros a finales de 2011, de los que 31.798 millones son activos inmobiliarios problemáticos (créditos con riesgo de no ser reembolsados), cierra su primer año de ejercicio con las mayores pérdidas de la historia de la banca española. Tras haber declarado beneficios de 309 millones de euros en 2011 bajo la gestión de Rodrigo Rato, BFA anuncia un saldo negativo de 439 millones, antes de reconocer finalmente,-ya tras la marcha del ex dirigente del FMI-, haber acumulado 3.318 millones de euros en pérdidas durante 2011. Si añadimos las pérdidas ocasionadas por la depreciación de los títulos en bolsa, esta suma sobrepasaría los 7.263 millones de euros.4 El shock es tanto más importante cuanto que Zapatero y el Banco de España habían incitado vivamente a numerosas empresas del IBEX 35 a comprar sus acciones, con una inversión próxima a los 3.000 millones de euros.5

Esta gestión desastrosa del banco, no impidió a su presidente director, Rodrigo Rato, embolsarse 2,34 millones de euros de salario fijo, ni a Francisco Verdú, su consejero delegado, de ser remunerado con 1,57 millones en 2011.6 (Por haber llegado durante el año, no percibe la totalidad de su retribución anual de 2,26 millones). Jose Luis Olivas, vicepresidente de Bankia antes de dimitir y aún hoy presidente de Bancaja, ha recibido 1,62 millones de euros en 2011. Finalmente, José Manuel Fernández Noriella, que reemplazó a Olivas, ha cobrado 725.000 euros ese mismo año 2011. Esto no son más que remuneraciones fijas, en las que no se incluyen por tanto las posibles remuneraciones variables o aquellas percibidas como administradores de otras empresas.

Por tanto, se distribuyeron sumas colosales antes de que la banca solicitara fondos públicos para ponerse a flote. En febrero de 2012, una nueva ley7 limita a 600.000 euros de remuneración fija los salarios de los directivos de entidades que hayan recibido dinero del Estado. Una medida insuficiente y muy tardía si consideramos que los miembros del consejo de administración de BFA, que recibió 4.465 millones de ayudas públicas a través del FROB, se repartieron entre enero y noviembre de 2011, más de 9 millones de euros.8 Es necesario privatizar las pérdidas urgentemente, haciendo pagar a los responsables que tanto se aprovecharon y no socializarlas como hace el gobierno; es más que hora de poner el sector bancario bajo control público sin que por ello el Estado deba asumir el coste de la operación. Son los grandes accionistas quienes deben asumir los gastos y los directivos deben ser perseguidos por la justicia a fin de determinar sus responsabilidades en la debacle.

Rodrigo Rato se provee de un paracaídas dorado antes del crash de Bankia

Bankia sale a bolsa el 20 de julio de 2011. Rodrigo Rato, exministro de economía y vicepresidente económico de Jose María Aznar cuando se producía el crecimiento de la burbuja inmobiliaria, antiguo director del FMI y presidente de Bankia, toca la campana con orgullo a la apertura de la Bolsa ese día. La acción vale 3,75 euros y todo va bien en el mundo de las finanzas desregularizadas que goza de un nuevo producto sobre el que apostar. El 7 de mayo de 2012, la acción se cambia a 2,37 euros (o sea un hundimiento del 37% en diez meses) y, como en el FMI en 2007, Rodrigo Rato presenta su dimisión antes de finalizar su mandato. Será reemplazado dos días después (el 9 de mayo) por José Ignacio Goirigolzarri con el consejo del propio Rato, que lo señala como “la mejor persona en este momento para dirigir este proyecto”. Arturo Fernández, vicepresidente de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresionales) y consejero de Bankia, afirmaba a su vez que “el trabajo de Rato ha sido ejemplar”.9

El escándalo Goirigolzarri

Antes de retomar el control de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri ha ocupado, entre otros, el puesto de vicepresidente de Repsol (abril 2002-abril 2003) y Telefónica (abril 2000-abril 2003) ocupando asiento en el consejo de administración hasta 2003, prosiguiendo su larga carrera de 30 años en el seno del segundo banco español, BBVA, donde percibía cerca de 4,6 millones de euros al año (salario fijo y remuneración variable). Ha sido también consejero de BBVA-Bancomer (México), Citi Bank (China) y de CIFH (Hong Kong) durante este periodo. En septiembre de 2009, en pleno debate internacional sobre la limitación de salarios y bonus, deja su puesto en el BBVA con una jubilación anticipada cercana a los 3 millones de euros brutos al año. Mientras la crisis se extendía violentamente por Europa, ¡cobra de golpe 68,7 millones de euros!10 A pesar del escándalo ocasionado, nada cambia en el seno de la banca: dos años después, en 2011, Francisco González, presidente de BBVA y Ángel Cano, consejero delegado, perciben una remuneración total de 4,9 millones de euros y 3,6 millones respectivamente. Ese año, el comité de dirección recibió en total 9,35 millones de euros de remuneración fija y 14,2 millones de remuneración variable11.

Nacionalización del banco malo

Nada más llegar a Bankia, Goirigolzarri propone la toma de control de BFA por el estado. El gobierno responde rápidamente que aportará el capital necesario para el saneamiento y controlará así el 100% de BFA. El Estado se convierte el accionista mayoritario de esta entidad, que detentaba entonces más del 45% de participación en Bankia y desde el mismo momento entra en el capital de las sociedades de las que BFA es también accionista.

Así, algunos días después de la dimisión de Rodrigo rato, el FROB decide transformar los 4.400 millones de euros inyectados a finales de 2010 bajo la forma de participaciones preferentes convertibles a 5 años en simples acciones. En efecto, como nos explica Mikel Barba: “Estas participaciones están sujetas al pago de intereses y deben ser recompradas por la entidad en un período de cinco años. En caso de que la entidad no pueda devolver el dinero aportado en cinco años, las participaciones se convierten en capital con lo cual el Estado pasa a ser propietario de una parte -o de la totalidad- de la sociedad. (…) El FROB reconoce que no va a recuperar en un plazo de cinco años el dinero que colocó en las preferentes de BFA, por lo que decide convertirlas en capital. Pasa de ser un acreedor de la empresa a ser el propietario12.”

El 25 de mayo, después de que la agencia de calificación Standard & Poor´s anunciara la degradación de la nota de Bankia y otros cuatro bancos españoles a rango de inversión especulativa, la cotización de los títulos de Bankia fue suspendida mientras su consejo de administración trata de determinar el montante de la nueva ayuda requerida. BFA-Bankia, que había recibido ya 4.400 millones de euros en dinero público del FROB, solicita finalmente 19.000 millones de euros suplementarios al Estado. Ello marca de hecho, la más grande operación de salvamento del sector financiero de la historia española. La nacionalización de la banca al borde de la quiebra viene así a sumarse a la larga lista de aquellas ya realizadas desde el inicio de la crisis, tanto en España (Catalunya Caixa, NovaGalicia Caixa, Banco de Valencia, sin contar las otras entidades que habían percibido inyecciones de dinero, como Caja Castilla la Mancha, Cajasur, o la CAM), como en el extranjero. A título de ejemplo, la banca franco-belga-luxemburguesa Dexia ha sido rescatada de la quiebra en dos ocasiones y la operación ha costado 18.000 millones de euros a los contribuyentes13.

Mariano Rajoy ha asegurado que el salvamento de Bankia no tendría ningún impacto sobre el déficit público del país, que se había comprometido a reducir del 8,9% al 5,3% del PIB este año 201214. Sin embargo nada es menos seguro que esto y durante los primeros cinco meses del año 2012 (de enero a mayo), el déficit del Estado ha alcanzado ya el 3,4%, con un aumento del 30,6% en relación al mismo periodo del año anterior.

Durante ese tiempo, prosigue el hundimiento de los títulos de Bankia. El 20 de junio de 2012, la cotización alcanza los 80 céntimos de euro, o sea una pérdida de 80% desde su salida a bolsa. Igualmente, el anuncio del eurogrupo el 9 de junio de 2012 de una inyección que podría alcanzar los 100.000 millones de euros,- muy por encima de los 37.000 millones estimados necesarios por el FMI15 y de los 62.000 millones de las consultoras Oliver Wyman y Roland Berger-, no ha beneficiado a Bankia, que es la única entidad financiera del Ibex 35 que ha registrado una caída de su capitalización bursátil desde esta fecha hasta el 30 de junio. Los títulos han perdido 9,80% durante este corto periodo, mientras los demás bancos registraban ganancias tras la euforia provocada por el anuncio del rescate16. El 17 de julio, los títulos caían a 0,59 euros, su mínimo, antes de remontar en agosto ante la proximidad de una inyección inminente de capital europeo, del que Bankia sería el primer beneficiario. La salida a bolsa es un fiasco soportado por los pequeños inversores que ven sus depósitos reducidos a nada, mientras los grandes inversores, bien informados, huían de la debacle.

En un texto escrito en 201017, David Hall afirmaba que la crisis financiera y económica es el resultado de préstamos insostenibles y de la creación de formas complejas de deuda por los bancos. Desde la quiebra en septiembre de 2008 de Lehman Brothers, los Estados Unidos y otros gobiernos decidieron, tras decenios de privatizaciones, salvar los bancos nacionalizándolos o inyectando capital para recuperar su solvencia. No nos engañemos, el Estado queda en general, fuera de la gestión, que se mantiene en manos de banqueros. No se trata de una debilidad del capitalismo, sino al contrario de una maniobra para reforzarlo socializando las pérdidas, antes de volver a privatizar el establecimiento, viable de nuevo gracias al saneamiento. El FMI describe esto como “una transferencia de riesgo sin precedentes del sector privado al público18.”

Traducido por Mireya Royo.

Notas

(1) Ver la lista detallada: http://www.diarioelaguijon.com/noticia/2098/DENUNCIA-CIUDADANA/Las-redes-sociales-denuncian-la-lista-de-familiares-y-miembros-del-PP-colocados-en-Bankia.html

(2) La constitución del FROB, aprobada por el Parlamento el 8 de junio de 2009 y desarrollada por el Real Decreto de 26 de junio del mismo año (RD 9/2009), trata de socorrer a los bancos debilitados por su exposición al sector inmobiliario y en crisis desde el estallido de la burbuja en 2008. El fondo público de ayuda al sector financiero (FROB) controla hoy día NovaGalicia, CatlunyaCaixa, Banco de Valencia y Bankia. Su capital de 9.000 millones de euros, proveniente de los presupuestos del Estado se agota a finales de 2011, y de ahí el interés suscitado por el rescate europeo en cuanto a la amplitud de las sumas necesarias

(3) http://www.elmundo.es/elmundo/2012/05/09/economia/1336577121.html

(4) http://www.elconfidencial.com/economia/2012/05/28/bfa-eleva-a-7263-millones-sus-perdidas-en-2011-las-mayores-de-la-historia-de-la-banca-98908/ y Reuters, 29 mayo 2012,http://fr.reuters.com/article/businessNews/idFRPAE84S02120120529

(5) “Bankia y el fiasco de la política”El País, 1 julio 2012.

(6) El País, 7 mayo 2012, http://economia.elpais.com/economia/2012/05/07/actualidad/1336412114_356055.html

(7) Real Decreto-ley 2/2012, de 3 de febrero, de saneamiento del sector financiero. Titulo IV,http://www.boe.es/boe/dias/2012/02/04/pdfs/BOE-A-2012-1674.pdf

(8) http://www.elconfidencial.com/economia/2012/02/16/bfabankia-reparte-9-millones-entre-sus-consejeros-antes-de-la-limitacion-de-salario-92727/

(9) « el trabajo de Rodrigo Rato ha sido ejemplar » en « La situación de Bankia no es tan desesperada »ABC Punto Radio, 08/05/2012, http://www.abc.es/20120507/economia/abci-bankia-situacion-desesperada-201205072233.html

(10) “Goirigolzarri, el ejecutivo de la pensión millonaria en el BBVA”El País, 7 mayo 2012,http://economia.elpais.com/economia/2012/05/07/actualidad/1336396158_000163.html ;http://elpais.com/diario/2009/10/01/economia/1254348005_850215.html

(11) http://economia.elpais.com/economia/2012/02/10/actualidad/1328863666_274271.html

(12) Ver Mikel Barba, El caso Bankia o las cinco maniobras de una gran estafahttp://www.rebelion.org/noticia.php?id=149845

(13) El CADTM Bélgica y ATTAC introdujeron el 23 de diciembre de 2011 un recurso ante el Consejo de Estado belga para anular el Real Decreto del 18 de octubre 2011 que otorga una garantía de Estado de 54.450 millones de euros a determinados préstamos de Dexia que supone el equivalente al 15% del PIB (Producto Interior Bruto) de Bélgica. Verhttp://cadtm.org/Resume-du-recours-Dexia-intente

(14) Esto antes que Bruselas, viendo irrealizable el objetivo, acordara un año de retraso, llevando a 2014 en lugar de 2013 el objetivo de déficit por debajo del 3%. Reuters, 7 julio 2012.

(15) « Le FMI appelle à un filet de sécurité crédible pour les banques espagnoles  » Les Echos 9 de junio 2012-

(16) “Todas las entidades financieras que cotizan en el Ibex 35, salvo Bankia, han registrado importantes ganancias en Bolsa desde que el pasado 9 de junio el Eurogrupo brindó a España hasta 100.000 millones para sanear el sector. (…) Bankia ha sido la única entidad que cotiza en el Ibex 35 que ha registrado pérdidas en este periodo, al caer un 9,80%.” Bankia, incapaz de sumarse a la euforia del rescate financiero, 30 junio de 2012, http://www.intereconomia.com/noticias-negocios/claves/bankia-incapaz-sumarse-euforia-rescate-financiero-20120630

(17) Why we need public spending, David Hall, PSIRU, University of Greenwich, p.11, octubre de 2010.

(18) Ibidem y FMI, Global Financial Stability Report, julio de 2009, http://www.imf.org/external/pubs/ft…

Publicado en el periódico Diagonal

agosto 9, 2012

“Las clases dominantes han manipulado nuestro sentido común económico”

Iturria: Enric Llopis / attacmadrid.org – 2012/08/08

Políticos como Rajoy y Rubalcaba, economistas y periodistas, entre otros, repiten al referirse a la crisis de las deudas soberanas que el estado es similar a una familia y que, en consecuencia, ha de ajustar ingresos y gastos. El corolario de esta argumentación es que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades y, por tanto, ahora debemos ajustarnos el cinturón”. Sin embargo, a juicio del filósofo Antoni Doménech, “esta metáfora (la asimilación del estado a una familia) no hace sino poner de manifiesto cómo las clases dominantes están manipulando nuestro sentido común”.

El catedrático de en la facultad de Económicas de la Universidad de Barcelona, Antoni Doménech, ha impartido una conferencia sobre “El uso del lenguaje como instrumento de dominación” en la Universidad de Verano que organiza Socialismo 21. Formado intelectualmente bajo la influencia del filósofo marxista Manuel Sacristán, Doménech es actualmente editor de la revista “Sin Permiso”. Entre sus principales obras destacan “De la ética a la política. De la razón erótica a la razón inerte” (1989) y “El eclipse de la fraternidad. Una revisión republicana de la tradición socialista” (2004).

Aunque se hace pasar por evidente, por una cuestión de sentido común, la equiparación de un estado a una familia esconde una falacia, según Antoni Doménech. Es cierto que cuando una familia contrae una deuda, está forzada a su devolución y le condicionan los ingresos. Pero el estado cuenta con muchos más recursos: el poder de recaudar impuestos, la capacidad de imprimir dinero fiduciario para pagar a los acreedores; además, si el estado decide reducir el gasto, esta decisión puede tener consecuencias en los ingresos (cosa que no ocurre con el ahorro familiar). Por último, si el estado conserva su soberanía monetaria es técnicamente imposible que se le obligue a quebrar, aunque puede hacerlo por una decisión política propia.

Precisamente en este punto –la pérdida de la soberanía monetaria por parte de los estados- es donde radica el problema, y no –como suele afirmarse en la citada metáfora de sentido común – en que el gasto público supere a los ingresos. Por ejemplo, el endeudamiento público de Estados Unidos es de más del 100% del PIB, el de Japón se sitúa en torno al 200%; el de Inglaterra, cerca del 100% y el de España en un 74%. Al no contar con soberanía monetaria, ni existir una autoridad fiscal común, los países de la Unión Europea –sobre todo los de la periferia, como España- se encuentran en manos de los mercados financieros. Por eso el estado español paga un 7% de intereses en los bonos a 10 años, mientras que Estados Unidos y Japón abonan menos del 2%, e Inglaterra un 2,1%. Es decir, unas tasas de endeudamiento menor pueden implicar un pago de intereses superiores.

El catedrático de filosofía, cofundador y redactor de revistas como “Materiales” y “Mientras tanto”, pone asimismo el ejemplo de California, estado norteamericano que si se constituyera como entidad independiente, sería una de las diez grandes potencias del mundo. Sin embargo, las finanzas públicas de California se hallan técnicamente en quiebra. “No cuentan con soberanía monetaria –dependen del dólar- pero todas sus facturas e impagos los afronta finalmente Washington; ni siquiera California ha de emitir bonos de deuda específicos, ya que ésta se halla mutualizada por los Estados Unidos al 2% de interés”, subraya Antoni Doménech. Es la diferencia entre un espacio monetario –Estados Unidos- con una autoridad fiscal única y, por tanto, capacidad de emitir deuda mutualizada, y la Unión Europea.

Lo que ha creado Europa, según Doménech, es “un verdadero monstruo”. “De ahí que un pequeño problema (por su peso económico dentro de la UE) como el de Grecia, haya puesto en riesgo la economía europea e incluso el conjunto de la economía mundial; toda esta crisis institucional –que resquebraja los cimientos sobre los que se forjó la UE- tiene como trasfondo una gigantesca crisis del sistema capitalista; en este contexto, ahora mismo vemos como España es el foco de todas las tormentas especulativas”, agrega.

“ Europa vive un momento dramático y los remedios están resultando catastróficos”, a juicio de Antoni Doménech. Por ejemplo, “se ha creado un fondo de estabilidad financiero, teóricamente para adquirir deuda pública de los países en apuros, pero al mismo tiempo la legislación europea permite que actúen –de manera totalmente desregulada- los mercados de derivados financieros de impagos crediticios; en estos mercados opera la aristocracia financiera mundial; permiten apostar porque una situación vaya a peor, por ejemplo, la quiebra de Grecia; no hay más que repasar la trayectoria de Goldman Sachs para ver cómo una sociedad puede hacer fortuna apostando a pérdidas ”.

En la presente coyuntura, ¿abandonar el euro es la solución? Antoni Doménech recuerda que se mostró contrario al ingreso del estado español en la moneda única y también al tratado de Maastricht, “pero romper con el euro en las circunstancias actuales será una catástrofe para todo el mundo, incluida Alemania, que podría perder, como mínimo, el 40% de su PIB”. El euro corre peligro por la vertiginosa crecida de la prima de riesgo en los países de la periferia europea, pero esta amenaza genera también oportunidades para la izquierda. “Se abre una puerta, un amplio margen para un partido de izquierdas inteligente que sepa negociar y jugar sus bazas, como bien hizo Syriza”.

Otra cuestión que se plantea es la posibilidad de una quita de la deuda pública. “Si la situación empeora, cosa que ocurrirá, es éste uno de los escenarios previsibles”. A juicio de Doménech, “también en este punto la izquierda ha de hilar muy fino; no valen las respuestas meramente retóricas. A la hora de establecer una quita hemos de considerar que los Fondos de la Seguridad Social son tenedores de deuda pública española por valor de 60.000 millones de euros; habría que observar todos los matices y estudiar muy bien cómo se realiza la quita para que no se vean afectadas las pensiones”.

Así las cosas, el catedrático de Filosofía califica el momento económico actual de “muy crítico”. Tres circunstancias confluyen en el escenario global: una crisis europea –con España e Italia como eje de las turbulencias- a la que no se vislumbra salida; incluso un cambio en la posición de Merkel debería sortear el escollo añadido del Tribunal Constitucional alemán. En segundo lugar, la desaceleración económica en Estados Unidos, que podría conducir a una victoria de Romney en las elecciones de noviembre. Y, por último, la desaceleración de la economía china, con los efectos que ello pudiera tener en América Latina. Además, “la financiación del consumo en Estados Unidos mediante deuda adquirida por China es un fenómeno que no volverá”.

En plena zozobra europea, ¿Cómo paliar en lo posible los efectos del cataclismo? Lo más urgente, según Antoni Doménech, es crear la unión bancaria europea y la garantía única de depósitos. “Se está produciendo una fuga masiva de capitales y depósitos de la periferia europea rumbo a Alemania; en el caso de España, a un ritmo que equivale al 50% del PIB anual, según reconoce la banca privada suiza en uno de sus informes; si Grecia saliera del euro –y esta es la baza que supo jugar Syriza- se desencadenaría una fuga de depósitos a Alemania y, continuando con esta hipótesis, quebrarían la bancas española, italiana y también la alemana, que es acreedora de las demás”.

Si las cosas así ocurrieran, el Bundesbank no tendría dinero para rescatar a los bancos alemanes pues está atado a una deuda de un billón de euros con el Banco Central Europeo. El BCE pediría esta cantidad a Alemania para rescatar a los bancos de la periferia europea y, en ese punto, el país germano incumpliría el Target 2 (sistema de compensación de pagos entre los bancos centrales de la eurozona), lo que supondría la ruptura de la Unión Europea. En tal coyuntura, Alemania vería cómo mengua una parte notable de su PIB, al tiempo que confiscaría los depósitos bancarios de italianos, españoles y franceses que hubieran buscado refugio en aquel país.

Esta catarata de desastres “Alemania no se la puede permitir, pero puede que todo esto ocurra porque las elites políticas y económicas no entienden nada, como tampoco entendían lo que pasaba en los años 30; contra lo que dice el tópico, si Roosevelt adoptó medidas intervencionistas es porque le empujó el movimiento obrero norteamericano; Resulta una tragedia el funcionamiento de las elites en el capitalismo, son incapaces de adoptar ninguna medida eficaz”, explica el autor de “El eclipse de la fraternidad. Una revisión republicana de la tradición socialista”.

¿Qué alternativa podría plantear la izquierda? Según Doménech, “resulta indispensable hablar de crecimiento ”; sin esta idea, a juicio del docente, es muy difícil acumular energía transformadora. “Para impulsar reformas es necesario el crecimiento, como advirtió Keynes a Roosevelt en su día”. Ahora bien, “este crecimiento no ha de ser forzosamente destructivo, ya que puede venir de las inversiones públicas en tecnologías sostenibles o energías verdes; pero hace falta crecer para conseguir el pleno empleo y un empoderamiento mayor de la clase trabajadora; sólo así nos podremos plantear metas mayores”, concluye

A %d blogueros les gusta esto: