Posts tagged ‘pensiones’

marzo 14, 2014

El Banco de España llama a abaratar aún más el despido y privatizar las pensiones

Iturria: Librered.net – 2014/03/14

140657-656-302

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha dicho este miércoles que “habrá que hacer ciertos retoques” tanto a la reforma laboral como al sistema de pensiones, al tiempo que ha apostado por la creación de un sistema de pensiones privado que sea complementario al actual.

Linde ha admitido que hay que “tocar cosas” en la reforma laboral y la de pensiones, aludiendo a que el Gobierno de Mariano Rajoy seguirá las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y abaratará aún más el despido de trabajadores. Por otro lado, como ha afirmado Linde, también se espera que el Ejecutivo español recorte las pensiones e inicie un plan privatizador.

El gobernador del Banco de España ha resumido estas drásticas medidas contra la clase trabajadora con un “nada es perfecto en esta vida”.

Además, Linde ha destacado que gracias a la reforma laboral los empresarios han logrado importantes recortes salariales en sus trabajadores.

Sobre las pensiones, Linde ha llamado directamente a iniciar un proceso de privatización del sistema actual.

septiembre 19, 2013

LAB: «Las pensiones por el trabajo a tiempo parcial serán de miseria»

Iturria: Gara.net – 2013/09/19

LAB aseguró ayer que la discriminación de la mujer se mantendrá con la nueva regulación en materia de protección social del trabajo a tiempo parcial y, además, «condena a las mujeres a la miseria». La central dice que permite «el acceso a más mujeres, pero es insuficiente».

LAB aseguró ayer que la nueva regulación en materia de protección social del trabajo a tiempo parcial «condena a las mujeres a la miseria». Zaloa Ibeas, secretaria del área de la Mujer e Izaskun García, secretaria de políticas transversales, analizaron las consecuencias del Real Decreto Ley 11/2013 por el que se modifican ciertas materias del trabajo a tiempo parcial para cumplir con las sentencias del Tribunal de Justicia europeo y el Tribunal Constitucional español que confirmaron que había una desigualdad manifiesta en el sistema de cómputo de cotizaciones de los trabajos a tiempo parcial, que son soportados fundamentalmente por las mujeres. Más del 7o% de quienes trabajan bajo ese contrato son mujeres.

Las dos se mostraron críticas con la resolución porque «vuelve a desaprovechar la oportunidad de establecer un sistema de pensiones justo e igualitario, que no discrimine a las mujeres, al apostar por medidas de parcheo que perpetúan la situación de discriminación».

García lamentó que no se entienda de esta manera por parte de CCOO y UGT , porque, «si bien la regulación disminuye el periodo de cotización mínimo exigido para acceder a la pensión de la jubilación, todas aquellas que no acrediten quince años de cotización, verán reducida su pensión en la proporción al periodo que le falte para alcanzar esa edad mínima para tener acceso a pensión».

LAB realizó un trabajo extenso de recogida de firmas, que después se entregaron en las oficinas de la Seguridad Social demandando el fin de esa discriminación. Fueron más de 7.000 solicitudes, como recordó Zaloa Ibeas, que criticó que «se ha aprovechado el verano para aprobar este decreto».

Izaskun García dijo que la nueva reglamentación otorgará «pensiones de miseria, ya que a pesar de que la mayoría de la pensiones serán complementadas, este complemento no podrá dar lugar a una pensión superior a la que le correspondería al trabajador como prestación no contributiva». Explicó que los firmantes del acuerdo establecieron «un coeficiente de parcialidad», que recorta de forma expresa las pensiones.

Tanto García como Ibeas pidieron un Marco Vasco de Relaciones Laborales y de Prestación Social para «regular un sistema basado en la justicia y la solidaridad».

Etiquetas: , ,
julio 9, 2013

Concentraciones ante la Seguridad Social contra el recorte de las pensiones

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) / Kaos – 2013/07/09

Esta mañana se han realizado concentraciones ante las sedes de la Seguridad Social de Bilbo, Donosti y Gasteiz, las cuales han sido convocadas por más de una cincuentena de colectivos sociales y sindicales. En la de Bilbo han participado más de un centenar de personas.

Murrizketarik EZ!!!

Estas iniciativas surgen con el ánimo de denunciar otro recorte socialla nueva reforma de las pensiones. Además, estas movilizaciones han servido para exigir una Euskal Herria asentada en unas bases sociales que garanticen la igualdad, la justicia social y la dignidad.

Gizarte eskubideen alde!!!

Bajo la excusa del “factor de sostenibilidad” se ha decidido disminuir la cuantía de las nuevas pensiones. El objetivo es recortar el gasto en pensiones de manera automática:pensionistas con pensiones más bajas; y más trabajadoras y trabajadores sin pensiones. 

No es la esperanza de vida quien pone en peligro las pensiones. El factor de sostenibilidad es la alfombra roja que el Estado pone para que los bancos y las aseguradoras puedan aumentar su cuota de mercado. Las políticas neoliberales sí lo hacen insostenible.

BERRI-OTXOAK
(Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales)

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=emdu9xzxoJA]
julio 3, 2013

Movilizaciones contra el recorte de las pensiones

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2013/07/03

Gizarte eskubideen alde…

El martes 9 de julio se realizarán concentraciones a las 11:30 horas ante las sedes de la Seguridad Social de Bilbo (Gran Vía, 89), Gasteiz (Eduardo Dato, 36) y Donosti (c/ Podavines, 1-3). A finales de mes se realizará en Iruñea.

 Mugi Gaitezen.

Estas iniciativas surgen para denunciar a quienes nos imponen el empobrecimiento generalizado para asegurar sus ganancias; y frente a las élites políticas gobernantes en nuestro pueblo que comparten e impulsan el proyecto neoliberal. Hay que tener en cuenta que…

  • El factor de sostenibilidad pretende disminuir drásticamente la cuantía de las nuevas pensiones. El objetivo es recortar  el gasto en pensiones de manera automática.
  • No es la esperanza de vida quien pone en peligro las pensiones. Son las políticas neoliberales quienes hacen insostenible el sistema de pensiones.
  • El factor de sostenibilidad viene para imponer nuevas tendencias: pensionistas con pensiones más bajas y más trabajadoras y trabajadores sin pensiones.
  • El factor de sostenibilidad es la alfombra roja que el Estado pone para que los bancos y las aseguradoras puedan aumentar su cuota de mercado.

 Murrizketarik EZ!!!

Ahora más que nunca es necesario construir una Euskal Herria sobre unas bases sociales que garanticen la igualdad, la justicia social y la dignidad.

BERRI-OTXOAK
(Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales)

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=CyBZoSEYq2k]

junio 20, 2013

Pensiones: ¿demografía o lucha de clases?

Iturria: Juan Torres López / Público.es – 2013/06/07

Los bancos y las grandes compañías de seguros (cuyos representantes tienen amplia mayoría en el grupo de sabios que creó el gobierno para que proporcionara las claves de la nueva reforma) llevan muchos años tratando de gestionar en provecho propio el gran volumen de fondos que mueven las pensiones públicas. Con tanta liquidez como la que maneja la seguridad social se pueden obtener grandes ganancias en unos mercados financieros como los de hoy día, en donde las nuevas tecnologías permiten invertir con rentabilidad a una velocidad de 250 millones de dólares por segundo.

Pero las pensiones públicas son un derecho muy querido por la población y un instrumento que la gente sabe que es el más eficaz para evitar la pobreza de la mayor parte de nuestros mayores: ¿cuántas personas ganan lo suficiente como para ahorrar con su solo sueldo mientras trabajan lo suficiente para vivir con dignidad cuando se jubilan?

Por eso les resulta tan complicado a bancos y seguros conseguir directamente la opción a la que realmente aspiran, privatizar las pensiones públicas para gestionarlas por entero. Y por eso es por lo que han tenido que elegir un camino intermedio, debilitar progresivamente al sistema público para que la gente, temerosa de que sea insuficiente para garantizarle una vejez decente, trate de cubrirse las espaldas (quienes pueden) ahorrando en planes privados.

Para conseguirlo, la estrategia seguida por los bancos y por los que defienden sus intereses ha sido muy clara: asustar constantemente a la población diciéndole que dentro de unos años no se podrán financiar las pensiones públicas, así que lo más razonable y previsor es justamente eso, ahorrar en planes privados. Y la convicción se ha conseguido divulgando hasta la saciedad un argumento que aparentemente es indiscutible: como cada vez vivimos más y hay más personas jubiladas resulta que la factura a pagar por las pensiones públicas será tan cara en un futuro próximo que el sistema será materialmente insostenible.

Con el fin de convencer a la gente de esa idea los bancos y compañías de seguros vienen financiando generosamente a un buen número de economistas que periódicamente presentan sus previsiones siempre de la misma forma. Con gran cobertura mediática informan a los cuatro vientos de que dentro de tantos o cuantos años la seguridad social tendrá un déficit insuperable y que eso colapsará el sistema público de pensiones así que hay que rebajarlas, atrasar la edad de jubilación y, en suma, hacer más difícil que realmente sirva de protección suficiente en la vejez.

Es muy significativo que ninguno de ellos (he dicho bien, ninguno) haya acertado nunca. Algo normal porque sus modelos son muy sofisticados pero concebidos a propósito para “demostrar” lo que estaba establecido de antemano para asustar: que habría déficit en 1990, en 1995, en 2000, 2005, 2010, 2030, 2060…. Y es verdaderamente sorprendente que los bancos y compañías de seguros hayan seguido pagando buena cantidad de millones a esos mismos autores a pesar de que no acertaban nunca en las previsiones para los años a los que ya se ha llegado. Un caso único en los anales de la historia: nunca los bancos han mirado tan mal por su dinero gastándolo en economistas que no aciertan nunca en las previsiones que se le piden.

Muy sorprendente salvo, claro está, que no busquen argumentos científicos y rigurosos sino excusas para presionar y sacar adelante su estrategia.

En todos esos informes los argumentos que dan para asustar a la gente y lograr que el mayor número posible de personas salga corriendo a suscribir planes de ahorro privados son aparentemente muy sofisticados y se presentan como el último grito del conocimiento científico. Pero en realidad son una manipulación grosera de los hechos y de lo que de verdad sabemos sobre las pensiones y la evolución de los sistemas de seguridad social.

En el libro que Vicenç Navarro y yo acabamos de publicar (Lo que debes saber para que no te roben la pensión, publicado por Espasa) explicamos con claridad la falsedad de sus argumentos. Recomiendo vivamente que se lea y difunda para poder explicar a la gente las mentiras que nos están diciendo. Pero ahora simplemente quiero mencionar la falacia sobre la que la mayoría de los sabios convocados por el gobierno están basando sus conclusiones acerca de la sostenibilidad del sistema.

Parten de una idea también aparentemente indiscutible: hay que lograr que el sistema de pensiones públicas sea sostenible, es decir, que sus gastos no superen a los ingresos porque si no se vendría abajo. Y, para ello, como he dicho, lo único que se les ocurre es rebajar la cuantía de las pensiones. Una falacia porque equivale a decir que para que no bajen las pensiones en el futuro lo que hay que hacer es que bajen ya, desde ahora.

Podemos afirmar que este tipo de argumentos son falsos porque, suponiendo que lo adecuado sea lograr la sostenibilidad equilibrando ingresos y gastos (en muchos países se financian a través de los Presupuestos del Estado), no podemos actuar solo sobre los gastos sino también sobre los ingresos.

Y resulta que es falso que los ingresos del sistema de pensiones públicas dependan solo de variables demográficas y particularmente de la mayor esperanza de vida (un concepto que, como explicamos en el libro, utilizan erróneamente). También dependen de otras variables, algunas de las cuales nunca se mencionan.

Una de ellas es el empleo, otra el nivel de salario y, por tanto, la desigualdad.

Pongamos un ejemplo muy fácil.

Supongamos que financiar las pensiones públicas cuesta 7 euros, que los ingresos totales de una sociedad son de 40 euros que se reparten al 50% entre los propietarios del capital y los asalariados y que éstos dedican la mitad de sus salarios a financiar las pensiones, es decir, 10 euros. Por tanto, en este caso, habría 3 euros de superávit (10-7=3) en el sistema de pensiones, dinero de sobra para financiarlas.

Pero ahora supongamos que se han aplicado políticas muy injustas que disminuyen los salarios en beneficio de las rentas del capital, por ejemplo, haciendo que a éstas últimas le corresponda 30 euros y a los asalariados solo 10 euros. Si aceptamos que la población trabajadora y los pensionistas siguen siendo los mismo, a las pensiones solo irán ahora 5 euros y por tanto, no habría suficiencia para pagar las pensiones, el sistema tendría un déficit de 2 euros (5-7= -2).

Es fácil comprobar, por tanto, que los ingresos con los que se financian las pensiones públicas se deterioran no solo porque vivamos más y haya menos gente trabajando (incluso esto puede ser un factor poco preocupante si logramos, como suele suceder siempre a lo largo de la historia, que los que trabajan sean más productivos y que menor número de empleados puedan mantener a más número de pensionistas). Como en el ejemplo que acabo de poner, el sistema puede entrar en déficit si la masa salarial disminuye, bien porque haya menos empleo, bien porque los empleados perciban menos salario.

Por tanto, basar la sostenibilidad del sistema solo en el factor demográfico del envejecimiento (sin hablar nada de la gran concentración de la renta a favor del capital que se viene produciendo) es un truco para rebajar la pensión y lograr lo que he dicho que de verdad persiguen los bancos y compañías de seguro.

Por tanto, lo que en realidad pone en peligro a las pensiones públicas (entre otras cosas que explicamos en el libro) no es que vivamos más años, sino las políticas de austeridad que crean paro, y que por tanto hacen que haya menos cotizantes. Y, sobre todo, la mayor desigualdad de rentas, que es lo que se viene produciendo en los últimos años, porque, como he mostrado en el sencillo ejemplo anterior, con la desigualdad disminuye la masa salarial con la que se financian.

En definitiva. El problema que amenaza a las pensiones no es de naturaleza demográfica. No. Lo que hay detrás es en realidad un conflicto de intereses entre grupos sociales, entre los de arriba y los de abajo, entre banqueros y financieros y la inmensa mayoría de la población que vive de su salario, entre propietarios del capital y asalariados. Dicho más claramente, es la lucha de clases. Ese conflicto que dicen que ya no existe para hacernos creer que los asuntos sociales son neutros y que solo los pueden arreglar los técnicos mediante fórmulas matemáticas (como las del grupo de sabios del PP) que nadie más que ellos puede entender.

Lo cierto es todo lo contrario. El futuro de las pensiones públicas no depende de esas fórmulas sino de la fuerza que tengan los asalariados para defender sus derechos y para asegurar que sus ingresos no disminuyan constantemente como viene sucediendo.

junio 19, 2013

Un acceso casi vedado a las pensiones contributiva

Iturria: Isabel Otxoa / diagonalperiodico.net – 2013/06/03

Si no ha comenzado a trabajar a los 26 años y si, comenzando a esa edad, ha interrumpido sus periodos de cotización tendrá difícil jubilarse a los 65 años

DAVID FERNÁNDEZ

DAVID FERNÁNDEZ

La velocidad y amplitud de los recortes en la protección de la Seguridad Social ha propiciado un debate en el que la atención se ha centrado en las reformas que afectaban a la población ocupada, y dentro de ésta a quienes tienen empleo estable. Las reformas han consistido en crear condiciones de acceso más exigentes a las pensiones, como en la jubilación anticipada y la parcial, y condicionar la posibilidad de jubilación ordinaria a períodos más largos de cotización y una mayor edad. Así es que la cuantía de las prestaciones va a disminuir en general porque las condiciones de cálculo serán más duras, pero para una parte de la población la cuestión será otra: la imposibilidad de acceder a las pensiones, o el acceso en cantidades irrisorias. En el transcurso de cinco años han cambiado las reglas de juego, en algunos casos sin apenas período de transición. Es el caso del salto del tiempo mínimo de cotización exigido para tener derecho a la pensión de jubilación, que hasta el año 2007 era de 12 años y 10 meses y debía pasar gradualmente a los 15 años hasta 2013. El informe del Gobierno español al Pacto de Toledo de 2008 indicaba que el salto a los 15 años afectaría a 90.000 mujeres y 30.000 hombres en edades cercanas a la jubilación. La gradualidad de la medida se eliminó en 2010.

En el caso de quienes logren acceder a la pensión de jubilación con carreras cortas, los recortes generales tendrán un impacto especial. Al haberse ampliado el período a tener en cuenta para el cálculo de la base reguladora de la pensión desde los 15 hasta los 25 años anteriores a la jubilación, personas que cumplan el período mínimo para el acceso a la pensión, que –por el momento– sigue siendo 15 años, pero no lleguen a los 25 que se tomarán para el cálculo de la base, tendrán un vacío de cotización. El sistema de cobertura también ha sufrido una radical rebaja en el Régimen General y supone la nula cobertura en el caso de los Regímenes de Autónomos y el Sistema Especial de Hogar. La extensión del período de cómputo deja a la gente más expuesta a circunstancias que le hagan bajar la base, como cotizaciones a tiempo parcial, vacíos de cotización debidos a salidas del mercado laboral, períodos de percepción del subsidio de desempleo…

Períodos bajos de cotización

Los 38 años y seis meses de cotización que se exigen para acceder a la jubilación a los 65 años exigirían haber comenzado a trabajar en la economía formal desde los 26 años y medio, y no haber interrumpido nunca la cotización, lo que en las condiciones del mercado laboral actual resulta un planteamiento estratosférico para una parte importante de la población. La intermitencia en los contratos, el trabajo a tiempo parcial, los servicios en la economía sumergida… van a dar como resultado períodos muy inferiores de cotización. Lo mismo cabe decir de la exigencia de 37 años de cotización para la pensión del 100%, que tendrá como resultado la reducción generalizada de la cuantía de las prestaciones. También tendrá su efecto a medio plazo la imposición cada vez más frecuente del alta en Autónomos para trabajar en lo que en realidad es trabajo por cuenta ajena. Las personas obligadas a darse de alta lo harán casi siempre en la base mínima posible, porque para escoger otra serían precisos dos elementos: ingresos altos y estabilidad laboral. La reforma de la Ley de Depen­dencia en julio de 2012 suprimió el abono del Convenio Especial con la Seguridad Social a cargo de la Administración del Estado en favor de quienes estaban cuidando en el entorno familiar. Afectó en su momento a las 180.021 personas beneficiarias del Convenio, de las que el 92,5% eran mujeres. A 1 de marzo de 2013, las personas que tienen suscrito el Convenio, que ahora corre ya totalmente de su cuenta, son 20.993. A la vista queda que este ha sido uno de los recortes más brutales con efectos en materia de prestaciones de Seguridad Social.

Visto que los colectivos en situación más precaria tendrán mayores dificultades para alcanzar el derecho a pensión, el sistema de pensiones mínimas (que son de cuantía diferente según las circunstancias y clase de pensión) tenía que haberse reforzado. Se ha seguido el camino contrario. En el año 2011, el 26,65% de las pensiones de jubilación y el 33,60% de las pensiones de viudedad tenían complemento a mínimos. El complemento es la cantidad de dinero que se paga para alcanzar la pensión mínima, y que se suma a la pensión generada por cada cual según su historia de cotización. Hasta el año 2013, la cantidad no tenía límite. En las pensiones que empiecen a cobrarse a partir del 1 de enero de 2013, el complemento a mínimos no podrá ser superior a la cuantía de las pensiones no contributivas, que este año es de 364,90 euros al mes en catorce pagas. De acuerdo a las estadísticas de la Seguridad Social sobre cuantía inicial de las pensiones actualmente en vigor, el nuevo sistema de cálculo hubiese impedido alcanzar las pensiones mínimas de jubilación, incapacidad permanente y viudedad a una cifra aproximada de 530.000 pensionistas, de los que el 74% serían mujeres.

El antiguo Inem lo pone más difícil todavía

Una instrucción del Servicio Público de Empleo Estatal (SPEE) difundida el 27 de mayo ha dado orden de que aquellas personas mayores de 55 años que perciban un subsidio de desempleo dejen de cobrarlo cuando cumplan los 61 años. La Cadena Ser adelantó esta noticia, que supondrá que aquellas personas que no han cotizado suficiente para jubilarse queden en un limbo hasta los 65 años establecidos actualmente.

Isabel Otxoa. Profesora de Derecho del Trabajo en la UPV/EHU

junio 18, 2013

¿Quiénes son “los mercados”?

Iturria: eduardogarzon.net – 2013/06/18

“Hay que contentar a los mercados”. Eso nos decían cuando la prima de riesgo estaba muy elevada, y eso nos siguen diciendo cuando la prima de riesgo sólo está elevada. El Estado español necesita demostrarle a los mercados que cumple sus compromisos y que tiene capacidad para devolver todo el dinero que está tomando prestado, nos dicen. Para lograrlo, el Estado debe presentar unas cuentas públicas saneadas, esto es, un déficit fiscal reducido y una cantidad de deuda total aceptable. Por lo tanto, y según este razonamiento, el objetivo del gobierno español debe ser reducir sus gastos (no todos, y unos más que otros, curiosamente) y debe aumentar sus ingresos (no todos, y unos más que otros, curiosamente). Así nos encontramos con una situación en la que el gobierno termina reduciendo las partidas presupuestarias de educación, sanidad, prestaciones por desempleo, pensiones, etc. (dejando en un segundo lugar las de Defensa, Iglesia, Corona, algunas Administraciones…) y aumentando impuestos como el IVA, el de hidrocarburos, el de las rentas del trabajo, el del tabaco, etc. (dejando en un segundo lugar los de las rentas del capital, el impuesto de patrimonio, el impuesto de sociedades…), con el objetivo final de complacer a los mercados. Pero… ¿quiénes son los mercados?

Cuando hablamos de “los mercados” no estamos hablando de un ente abstracto o indefinido; “los mercados” tienen nombre y apellidos. Con este término se hace referencia a una serie de agentes económicos (particulares, empresas y administraciones públicas) que han prestado dinero al Estado español mediante la compra de títulos de deuda pública. Vamos a ver quiénes son estos agentes económicos que poseen estos títulos.

Tenedores deuda pública española

Como se puede apreciar en el gráfico, una buena parte de estos agentes corresponde a entidades financieras españolas (38,74%). Merece la pena destacar que la inmensa mayoría de estas empresas han sido ayudadas con fondos públicos en alguna ocasión, por lo que sorprende ver que sean estas empresas ayudadas las que prestan dinero a (y por lo tanto hacen negocio con) el Estado español. Una paradoja que esconde una auténtica estafa, como vimos en un artículo anterior. El siguiente sector en importancia (37,39%) lo representan los agentes no residentes en territorio español, es decir, particulares, administraciones públicas y –sobre todo– empresas financieras extranjeras. El tercer peso más notable (13,57%) corresponde a las propias administraciones públicas españolas, fundamentalmente al Fondo de Reserva de la Seguridad Social (la hucha de las pensiones). Otro sector importante es el de los fondos de inversión y de pensiones (7,09%). Finalmente, y con un reducido peso, tenemos a las empresas no financieras (2,45%) y a particulares (0,86%).

Ahora bien, cuando queremos bajar un poco más a lo concreto nos encontramos con un problema. Si intentamos saber quiénes son exactamente los agentes que operan con los títulos de deuda pública –para, entre otras cosas, averiguar quiénes están especulando contra ella en determinadas ocasiones (leer este artículo para entender cómo y cuándo lo hacen) – comprobamos que no hay forma de hacerlo. Podemos acceder a través del registro del Banco de España a las operaciones de compra y venta de títulos en un determinado momento, pero no podemos saber quiénes las están llevando a cabo. El Banco de España no publica esa información, y no hay forma humana de conocer con exactitud quién o quiénes están especulando con estos títulos. Uno no puede ocultar su asombro frente a esta situación, ya que si dispusiésemos de esa información podríamos saber quién o quiénes están lucrándose gracias al mayor coste que le supone al Estado financiarse (y por lo tanto, saber quiénes son en parte los responsables de los recortes que se ejecutarán en consecuencia). El argumento de los administradores del Banco de España es que conocer esa información carece de relevancia, debido a que el mercado de deuda pública es un mercado competitivo en el que intervienen muchos actores y que por lo tanto ninguno de ellos puede tener más poder que otros. Algo que, gracias a experiencias pasadas, sabemos es profundamente falso.

Sin embargo, aunque no podamos conocer el nombre y apellidos de aquellas personas que operan con títulos de deuda pública española, sí podemos saber algunas cosas de las personas que se benefician de estas operaciones (y que en última instancia son tan responsables de la sangría de recursos públicos como los que ejecutan la acción).

Empecemos centrándonos en los fondos de inversión. Como ya sabemos, los fondos de inversión son vehículos utilizados para invertir en activos financieros. Reúnen el dinero de muchas personas, y luego un operador financiero se encarga de destinar todo ese dinero a un proyecto del que se obtiene una rentabilidad. Uno de estos proyectos es la posesión de deuda pública española. Veamos qué familias utilizan estos vehículos financieros atendiendo a su nivel de renta (en la zona superior del dibujo aparecen las familias de mayor renta) (1).

Participantes en fondos de inversión

Como se puede apreciar en el dibujo, a medida que las familias gozan de una mayor renta, existe mayor uso de este tipo de instrumentos financieros. Así, solamente el 2,1% del 20% más pobre de las familias españolas emplean fondos de inversión. En cambio, el 18,4% del 10% más rico de los hogares españoles acude a este vehículo de inversión. En realidad, las diferencias se hacen notablemente palpables para el 20% más rico de la población. Vemos, por lo tanto, que los principales beneficiarios de los fondos de inversión son las familias más acaudaladas.

Ahora pasemos a los planes de pensiones, que son vehículos de inversión parecidos a los fondos de inversión pero mucho menos arriesgados (y por lo tanto, recurren a comprar títulos de deuda pública en mayor medida que los fondos de inversión).

Participantes en planes de pensiones

Comprobamos que se obtienen unos resultados similares a los anteriores. El 20% más pobre sólo utiliza este tipo de instrumento financiero en un 7,4% de los casos. Para las familias correspondientes al 10% más rico, esta participación es del 54,2%. Conforme las familias son más ricas, más utilizan y más se benefician de los planes de pensiones.

Veamos por último quiénes son, de alguna forma, los que se benefician de que las entidades financieras inviertan en títulos de deuda pública española. Esta constatación es la que menos información nos aporta de todas, porque existen importantes limitaciones metodológicas al respecto (no distinguimos entre empresas financieras y no financieras, no analizamos la cuantía ni evolución de los dividendos, ni conocemos en qué proporción invierten en este negocio atendiendo a cada una de las empresas). Sin embargo, se presentan los resultados como aproximación analítica, de forma que nos podamos hacer una ligera idea de quiénes son los que más se benefician de la posesión de títulos de deuda pública.

propietarios de acciones en bolsa

De nuevo, los resultados nos resultan familiares. Sólo el 3,5% del 20% más pobre posee acciones cotizadas en bolsa, mientras que este peso es del 34,9% para el 10% más rico de la población española.Son las familias más ricas las que más invierten en bolsa, y por lo tanto, las que más se benefician de la evolución positiva de estas empresas (especialmente en el caso del 10% más rico de la población).

En resumidas cuentas, estamos en condiciones de afirmar, pese a los impedimentos metodológicos señalados, que los principales beneficiarios del negocio de la deuda pública española son las familias más acaudaladas del país (y de otros países, en tanto en cuanto podemos imaginar que la distribución por renta de los propietarios de acciones de empresas financieras y participación en activos financieros es similar en el extranjero). Así las cosas, nos damos cuenta de que cuando nos dicen que hay que realizar recortes y aumentos de impuestos para contentar a “los mercados”, a quienes estamos contentando es en su mayoría a buena parte de las capas más acaudaladas de la población. Un perfecto fraude, por dos razones: en primer lugar, no podemos olvidar que los recortes y subidas de impuestos afectan más a las familias que menos recursos tienen y que afectan menos a las familias más acaudaladas; y en segundo lugar porque son las familias más acaudaladas precisamente quienes más se beneficiaron de las rebajas impositivas durante los últimos años, dándose la terrible paradoja de que hoy día el Estado español tiene que pedir prestado, y por favor, el mismo dinero que no hace mucho tiempo recaudaba fácilmente por impuestos a los mismos agentes económicos que hoy día se lucran con este negocio tan rentable.

junio 13, 2013

El interés del Banco Mundial en el recorte de nuestras pensiones

Iturria: Carlos Gómez Gil / Rebelión.org – 2013/06/13

La aprobación del informe para la reforma del sistema de pensiones realizado por el grupo técnico designado por el Gobierno , anuncia lo que será un recorte efectivo de lo que, según decía el Partido Popular y el propio Mariano Rajoy, era una de las líneas rojas intocables; una más que cae. Desde hacía tiempo, la Troika, el FMI y el BM, además de todo el aparato político y mediático neoliberal en España, venían reclamando un recorte de las pensiones públicas, en línea con lo que se ha hecho en aquellos países sometidos a planes de rescate, como Portugal, Grecia e Irlanda, y anteriormente otros muchos.

El argumento esencial para justificar dicho recorte se basa en el aumento en la esperanza de vida, algo que parece convertirse en un costoso capricho que hay que penalizar. Sin embargo, no se ha insistido en el esfuerzo que desde hace lustros vienen desplegando el FMI y el BM para recortar al máximo el sistema público de pensiones, tratando así de trasladar estos recursos del Estado a las entidades bancarias y financieras privadas, al tiempo que rompen con un componente de solidaridad esencial de los Estados modernos para convertirlo en un componente especulativo más del capital privado.

El Partido Popular va a proceder a un recorte efectivo de las pensiones, y con ello, va a socavar uno de los escasos espacios que no había tocado hasta el momento. Para ello ha encontrado en las proyecciones demográficas y el aumento en la esperanza de vida la coartada para justificar este recorte, un argumento que coincide con las repugnantes declaraciones que se han venido haciendo desde organismos como el FMI, y con las exigencias que desde hace tiempo vienen haciendo públicas el BCE, la Comisión Europea y Alemania El argumento demográfico admite muchas lecturas contrarias a las que se dan, si bien, sería bueno que se conociera que todas las proyecciones demográficas que ha venido realizando la ONU resultaron fallidas al no contemplar la evolución de indicadores complejos. Sin embargo, lo llamativo es que todos estos sesudos especialistas, muchos de los cuales trabajan para bancos y fondos de pensiones, no se hayan dado cuenta de que lo que pone en riesgo al sistema público de pensiones en España no es que vivamos más, sino la falta de cotizantes a la Seguridad Social como consecuencia de liderar a nivel mundial las tasas de desempleo. ¿Nadie considera que esa debe ser la prioridad política y económica para cambiar el rumbo de nuestra sociedad, y con ello también garantizar las pensiones futuras?

La tesis de que como la sociedad española está envejeciendo hay que reformar el sistema de pensiones porque es insostenible, ignora que, cuando se miran otras partidas presupuestarias, como el ejército, allí no hay cálculo de sostenibilidad de ningún tipo porque se plantea que hay que pagar un ejército y lo tenemos que hacer entre todos, sea cual sea su coste. Es una lógica perversa que aplicamos en función del resultado político que queremos tener, porque la lógica de la sostenibilidad también podríamos llevarla a la partida de deuda pública o a otras tantas.

Los mismos argumentos que defiende el Banco Mundial desde hace lustros

Sin embargo, lo que ahora ha pronosticado este grupo de técnicos designado por el Gobierno del PP viene siendo anunciado desde hace años por otros supuestos “expertos” que fracasaron estrepitosamente en sus anuncios de calamidades y desastres sobre las pensiones, bajo el patrocinio del propio Banco Mundial. Efectivamente, desde hace años el BM viene pronosticando la quiebra del sistema de pensiones públicas en Europa y en España, promoviendo los sistemas privados gestionados por los bancos. ¿Cuál es la razón de tanta osadía intelectual y política? Muy sencilla, el interés de recortar el Estado por un lado y transferir al sistema privado la gestión de un volumen de capital formidable derivado de los fondos de pensiones públicos.

La conexión entre los fondos privados y los recortes públicos viene de lejos. A mediados de la década de los 90 ya proliferaron los estudios que auguraban la quiebra de los sistemas públicos de pensiones y exigían recortes inmediatos o privatizar las pensiones. Los lanzaron simultáneamente instituciones internacionales, como el Banco Mundial y los servicios de estudios de las entidades financieras, las principales interesadas en el desarrollo de los fondos privados. En todos los casos se repetía el argumento de que el envejecimiento de la población llevaría a la quiebra del sistema público de pensiones. En consecuencia, se aconsejaba pasar de un sistema de reparto, en el que todos los trabajadores están obligados a cotizar para pagar las pensiones de los jubilados actuales, a otro de capitalización, en el que cada cual ahorra para su propia pensión futura a través de una entidad bancaria.

Más aún, cuando se está analizando la propuesta de reforma contenida en el informe que se ha trasladado al Gobierno, empieza a confirmarse que el recorte propuesto es de los más duros en los países occidentales, similar al que Suecia ha llevado a cabo , pero con un mercado de trabajo y Estado del Bienestar bien distinto. Pero, qué casualidad, esa misma reforma emprendida por Suecia es la que el Banco Mundial viene reclamando aplicar al resto de países, y que ahora España pone encima de la mesa.

Los fracasados anuncios de colapso en el sistema de pensiones de España

Entre 1995 y 2000, coincidiendo con esta primera batería de informes, los fondos privados vivieron un auge excepcional, pasando de gestionar 4,9 billones de euros a 11,5 billones en sólo cinco años. En España, donde la catarata de estudios partió del Círculo de Empresarios y tuvo aportaciones de los servicios de estudios de las principales instituciones financieras, pasaron en el mismo periodo de 13.000 a 38.000 millones de euros. Entonces, el horizonte de quiebra solía situarse ya en el año 2000, pero el derrumbe nunca llegó. Por el contrario, desde entonces, todos los ejercicios de la Seguridad Social se han cerrado con superávit. Pese a los errores en sus anuncios de desastre, las instituciones insisten periódicamente con nuevos informes equivalentes. El Círculo de Empresarios, por ejemplo, lanzó el último en junio de 2009, sin mencionar que en 1996 había pronosticado que el sistema público español acumularía hoy un déficit equivalente al 10,74% del PIB cuando en realidad hay una hucha de ahorro que equivale al 6% del PIB, una cantidad superior a los 60.000 millones de euros, la llamada “hucha de las pensiones”, una de las más elevadas entre los países occidentales.

Los efectos de las políticas de ajuste del FMI y del BM

Desde el comienzo de la década de los 90, el debate internacional sobre la reforma de los sistemas de pensiones ha estado dominado por las teorías surgidas en el entorno del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y la OCDE, apoyadas en los planes de ajuste estructural aplicados, que defienden fuertes recortes en los sistemas de públicos pensiones acompañados de la capitalización individual a través del sector privado.

La implantación del modelo privado del Banco Mundial adolece de graves defectos, al basar todo el sistema sobre el mecanismo de las cuentas de ahorro individual y, en consecuencia, marginando a todos aquellos trabajadores a quienes sus circunstancias laborales les impiden tener una vida laboral continuada y unos ingresos apreciables, algo particularmente grave en el mercado de trabajo de España.

Las experiencias privatizadoras en el sistema de pensiones impulsadas por el BM y el FMI en los países del Este y particularmente en Chile, en el marco de sus políticas macroeconómicas, han provocado que pocos años después de su implantación la mayoría de estos países estén estudiando reformas sobre sistemas que se consideran fracasados, cuando no descapitalizados e incapaces de cumplir sus fines.

Por ello, simplemente con ver el despliegue de informes realizado por el Banco Mundial exigiendo la urgente reforma de los sistemas públicos de pensiones basta para comprender los motivos reales de la reforma que se va a llevar a cabo en España. Una reforma que pretende erosionar el papel y la capacidad del Estado en la provisión de servicios esenciales, en este caso, unos recursos básicos a las personas mayores, en línea con los deseos de un capitalismo voraz, para transferir todo este capital público a las instituciones bancarias y financieras privadas.

¿Todavía creen que son solo razones demográficas las que están detrás del informe recientemente aprobado para justificar el recorte de las pensiones? Pues aquí tienen algunos de los numerosos estudios impulsados por el Banco Mundial, y que también inspiran el informe que se acaba de aprobar:

-WORLD BANK. (1994), Averting the Old Age Crisis. Policies to Protect the Old and Promote Growth, Oxford University Press.

– WORLD BANK, (2000), Social Protection Team, Human Development Sector Unit. Europe and Central Asia Region. Balancing Protection and Opportunity: A strategy for social protection in transition economies, The World Bank, Washington DC.

– WORLD BANK, (2000), World Development Indicators on line, ( http://www.devdata

worldbank.org/data on line).

– WORLD BANK, (2000), “Modelo de reforma de los sistemas de pensiones”, Pension Reform Primer, Washington D.C.

– WORLD BANK, (2000), “La cobertura. El alcance de la protección de los sistemas de retiro”. Pension Reform Primer Note, Washington.

– WORLD BANK, (2000), “El retiro. ¿Puede la reforma de las pensiones invertir la tendencia hacia el retiro anticipado? Pension Reform Primer Note, Washington.

– WORLD BANK. (2000), “La Administración Pública, 1ª Parte. ¿Invierten bien los gobiernos las reservas de pensiones? Pension Reform Primer.

– WORLD BANK. (2000), World Development Report, 2.000/2.001Attacking Poverty. The World Bank, Washington D.C.

-WORLD BANK. (2001), “La cobertura. El alcance de la protección de los sistemas de retiro”. Pension Reform Primer. The World Bank, Washington DC. Septiembre.

– WORLD BANK, (2001), Social Protection Sector Strategy. From safety net to springboard, The World Bank, Washington D.C.

– WORLD BANK, (2001), “Second pillars. Provider and product selection for funded individual accounts”. WORL BANK Pension Reform Primer.

– WORLD BANK, (2001), New ideas about old age security. Toward sustainable pension systems in the 21 century. Edited by HOZLMANN, R. and STIGLITZ J.E. The World Bank, Washington D.C.

– WORLD BANK, (2003), Pension Reform in Europe: Process and Progress, The World Bank, Washington D.C.

– WORLD BANK, (2005), Keeping the Promise of Old Age Security in Latin America, The World Bank, Washington D.C.

– WORLD BANK, (2006), Independent Evaluation Group, Pension Reform and the

Development of Pension Systems. An evaluation of World Bank Assistance, World

Bank, Washington DC.

junio 9, 2013

Entrevista Vicenç Navarro y Juan Torres: “Lo que debes saber para que no te roben la pensión”

Iturria: rtve.es – 2013/06/06

PENSIONES DE JUBILACIÓN. La crisis económica, el paro, las prejubilaciones y el aumento de la esperanza de vida hacen que nos planteemos si habrá pensión de jubilación para todos. Sobre el tema, Vicenç Navarro, catedrático de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra, y Juan Torres, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla, han escrito “Lo que debes saber para que no te roben la pensión”, un texto que trata de poner las cosas en su sitio de la forma más clara posible.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=3dUKP2Fw_-0]
junio 8, 2013

Pentsioen jaitsiera orokorrari atea ireki dio adituen proposamenak

Iturria: Jon Fernández / Berria.info – 2013/06/08

  • Pentsioak gaurkotzeko inflazioa erabili beharrean iraunkortasun faktorea erabiltzea proposatu du aditu batzordeak

  • Espainiako Gobernuak alderdiei bidali die proposamena, erreforma negoziatzeko

Praktikan, egungo erretiratuen erosteko ahalmena jaistea ekarriko du Espainiako pentsioen erreformak. Aurrerantzean pentsioak ez dira KPI kontsumo prezioen indizearen arabera gaurkotuko. Beste aldagai batzuei lotuta egongo da pentsioen eguneraketa etorkizunean: alde batetik, Gizarte Segurantzaren diru kutxaren osasunari lotuta, eta, bestetik, pentsiodunen bizi-itxaropenari. Baina hemendik aurrera erretiratzen direnentzat gogorragoa izango da kolpea: zuzeneko jaitsiera nabariko dute euren pentsioan. Eta luzera begira pentsio nominalak igotzen jarraitu arren, erreformaren proposamena egin duen aditu taldeak onartu du soldataren batez bestekoaren eta pentsioaren arteko zuloa geroz eta handiagoa izango dela, pentsioen kaltetan. Hau da, gaurko zein biharko pentsiodunen poltsikoek igarriko dituzte erreformaren eraginak.

Oraindik ez da erreforma onartu —Mariano Rajoyren gobernuak irailerako prest egotea agindu dio Bruselari—, baina prozesua aurrera doa. Gobernuak orain hilabete inguru hautatutako hamabi kideko aditu taldeak erreformarako proposamen txostena onartu zuen atzo, kontrako boto bakarrarekin eta abstentzio batekin. Hain zuzen, txosten horrek proposatu dio Madrilgo gobernuari pentsioak KPIaren arabera egin beharrean iraunkortasun faktorearen arabera gaurkotzea. Hamabi adituetatik zortzi bankuen edo aseguru etxeen soldatapekoak izanak dira, eta atzokoan CCOOko ordezkariak ere txostenaren alde bozkatu zuen. UGTko ordezkaria izan zen kontra bozkatu zuen bakarra, eta PSOEren ordezkariak egin zuen abstentzioaren alde. Txostena dagoeneko Espainiako Enplegu Ministerioaren esku dago.

1. Zein da aldaketa nagusia?

Desindexizazioa. Pentsioaren eguneraketa KPIaren arabera —inflazioaren arabera— neurtu beharrean iraunkortasun faktorearen arabera kalkulatzea. Bi aldagaik osatzen dute iraunkortasun faktorea: alde batetik, FEI —belaunaldi arteko zuzentasun faktorea— aldagaia sortu dute, eta, bestetik, FRA —urteroko errebaluazio faktorea—.

2. Zer da FEI?

Erretiratu berrien hasierako pentsioak kalkulatzeko erabiliko den faktore bat da, haien bizi-itxaropen estimazioan oinarrituta. Printzipioz, arrisku demografikoei aurre egitea du helburu. Txostengileen arabera, Espainian gaur bederatzi milioi pentsiodun daude, baina 2052an hamabost milioi izango dira.

Pentsiodun bakoitzak jasoko beharreko dirua haren bizi-itxaropenaren arabera banatuko da: zenbat eta bizi-itxaropen luzeagoa izan, urtean kopuru txikiagoa kobratuko du erretiratuak. Hau da, zenbat eta gehiago bizi, pertsona bakoitzari aurreikusitako bizi arteko pentsio bolumen osoa urte gehiagotan zatituko zaio kalkulua egiterakoan. Horrek, praktikan, etorkizuneko pentsioak jaitsiko ditu: hamarkada bakoitzean %5 inguru beheratu daiteke, hainbat kalkuluren arabera. Txostenak pentsio txikiak «aurrezki pribatuekin» osatzeko aukera ere aipatzen du.

Gainera, aldiro aldatu beharko lirateke FEIren balioak, unean uneko bizi-itxaropen datuen arabera. Zehaztu beharko da zenbat urtetik behin egin bizi-itxaropenaren berrikusketa.

Dena dela, jada pentsiodunei FEI faktorea ez aplikatzeko gomendatzen du txostenak. Horren ordez, Gizarte Segurantzaren egoera ekonomikoa okerra denean, pentsioak izoztea proposatzen du. Izozte hori «egungo pentsiodunentzako babes saretzat» jo dute adituek.

3. Zer da FRA?

Urtetik urtera pentsioak eguneratzerakoan Gizarte Segurantzaren kontuei begiratuko dio FRAk. Txostengileen esanetan, «pentsio sistemaren oreka bermatuko du». Hau da, Gizarte Segurantzak irabaziak baino gastu gehiago dituen urteetan behera egingo dute pentsioek —edozein delarik KPIaren joera—, eta Gizarte Segurantzak superabita lortzen duenean gora egingo dute pentsioek. Alegia, pentsioak igoko direla soilik Gizarte Segurantzak ondo funtzionatzen duenean.

Faktore horrek Espainiako egoera ekonomikoaren menpe jartzen ditu pentsiodunen diru sarrerak. %27ko langabezia tasarekin eta aurreikuspen ekonomiko ilunekin ez dirudi urte gutxiren buruan lortuko denik Gizarte Segurantzan kotizazioak igo eta geroz eta desorekatuagoa dagoen langile (pentsio ordaintzaile) eta pentsiodun (pentsio jasotzaile) kopuruen arteko oreka lortzea. Ahultasun ekonomikoa ez eze, demografia ere arazo zaio Madrili, datozen urtetan pentsiodunen kopurua nabarmen handituko duelako baby boom belaunaldiak.

4. Pentsiodunek aurrez kalkulatu ahal izango dute pentsioaren gaurkotzea?

Gaur egun KPIaren bilakaerari begira jakin dezakete pentsiodunek hurrengo urtean zer bilakaera izango duten euren pentsioek. Erretiratuei segurtasun batzuk emate aldera, KPI bezalako indize bat sortzea gomendatu diote adituek gobernuari, eta indize hori aldiro argitaratzea pentsiodunek haren bilakaera jarraitu ahal izan dezaten.

5. Inflazioaren gainetik hazi ahal izango dira pentsioak?

Txostenak atea zabalik laga dio ekonomia hazten ari denean eta Gizarte Segurantzaren kutxak superabita daukanean pentsioen eguneraketa inflazioa baino handiagoa izateari. Areago, txostengileak baikorrak dira, eta epe ertainera eta luzera erreformarekin pentsioen batez bestekoa igo egingo dela uste dute. Hori bai, aitortu dute pentsioen balizko hazkunde hori datozen hamarkadetako soldaten hazkundea baino txikiagoa izango litzatekeela.

6. Noiz sartuko litzateke indarrean pentsio eredu berria?

Iraunkortasun faktorearen oinarritako pentsio sistema datorren urtetik 2019ra bitartean indarrean sartzea gomendatu dute adituek. Azken hitza, dena den, gobernuak dauka.

7. Noiz onartuko dute erreforma?

Datorren udazkenean onartzea espero du Rajoyren gobernuak. Baina oraindik bidea du egiteko txostenak. Gobernuak dagoeneko alderdi politikoei igorri die adituen proposamena. Printzipioz Toledoko batzordearen esku geratuko da erreforma adosteko ardura. Halere, alderdiak ados jartzen ez badira, PPk gehiengo osoa baliatuko du. Pentsioen erreforma da Europako Batzordeak Madrili eskatutako egiturazko erreformetako bat.

Ostera, Jose Luis Rodriguez Zapateroren gobernu sozialista hasi zen erreformarekin. Urtarrilaz geroztik indarrean da erretiro adina 65etik 67ra atzeratu, aurretiazko erretiroak zaildu eta kotizazio urteak luzatzen dituen erreforma. 2027. urtera bitartean mailaka ezartzekoa zen erreforma, baina Rajoyk azkartu egin nahi du prozesua, eta baldintzak gehiago gogortu.

 

ERREAKZIOAK

Adolfo Muñoz ELAko idazkari nagusia

«Sortzen ari diren sistema da pentsioen aurkako eraso nagusia. Iraunkortasun faktore bakarra da enpleguak funtzionatzea. Enpleguaren eta soldaten aurka egiten ari direna Gizarte Segurantza hustutzen ari da».

Ainhoa Etxaide LABeko idazkari nagusia

«Gehiengo handia gizarte honen motorra gara, aberastasuna sortzen dugunak. Eskubideak ditugu, eta iraunkortasun faktoreak esan nahi du ez dugula pentsiorako eskubiderik, aukera bat izango dela».

Unai Sordo Euskadiko CCOOko idazkari nagusia

«Gobernuak aurrez aurre izango gaitu pentsio sistema elkarrizketarik gabe aldatu nahi badu. Unerik txarrena da orain sistema aldatzeko, baina hala egingo dute ereduaren aldaketa erradikala justifikatzeko».

Fatima Bañez Espainiako Enplegu ministroa

«Eskerrak eman nahi dizkiet adituei, beren profesionaltasun eta zintzotasunarengatik. Espero dut alderdiek eta gizarte eragileek ere ezaugarri horiek erakustea. Ahalik eta adostasun handiena behar dugu».

J. Antonio Garcia Rubio IUko Enplegu idazkaria

«Aditu ustez inpartzial horien ondorioak onartezinak dira, eta pentsio plan pribatuak laguntzera bideratuak. Erabilitako indizeek nahi zuten ondorioa lortu dute, eta zenbakiak trikimailuz josita daude».

Candido Mendez UGTko idazkari nagusia

«Pentsioen jaitsiera ez da ibili beharreko bide bat. Gobernuak zuhur jokatu beharko luke, eta Toledoko Itunean eta elkarrizketa sozialean beste neurri batzuk proposatu. Oraingo legea errespetatu behar da».

Joan Tarda ERCko diputatua Espainiako Kongresuan

«Eraso bat da langile klasearen koroaren harribitxiaren aurka. Sistema berriaren helburua da publikoa zenean funtzionatu duen sistema pribatizatzea, marrazoei eta eta finantza merkatuei mesedei egiteko».

A %d blogueros les gusta esto: