Posts tagged ‘Maroto’

enero 5, 2013

Las empleadas del 010 potencian sus protestas al llegar a 50 días en huelga

Iturria: noticiasdealava.com – 2013/01/05

Recrearán en cinco plazas del centro los números de sus jornadas de movilización

Vitoria-Gasteiz. Las trabajadoras en huelga del teléfono 010 y el servicio de atención a la ciudadanía han previsto nuevas movilizaciones durante la próxima semana, cuando 23 de las 40 empleadas de este área llegarán a los 50 días en huelga.

Las protestas, con las que denuncian el plan de ajuste del gabinete Maroto que puede suponer desde marzo la pérdida de 20 empleos, consistirán en una escenificación de las jornadas de huelga: la plantilla recreará el lunes, a las 12.00 horas en el suelo de la Plaza Nueva de Vitoria, el número 50; el martes se repetirá la acción con el número 51 en la plaza de los Fueros, y así sucesivamente en la plaza del Machete, la plaza de la Provincia y la Virgen Blanca.

Anuncios
diciembre 23, 2012

Navidad en guerra

Iturria: noticiasdealava.com – 2012/12/23

LOS FUNCIONARIOS EXIGEN A MAROTO “REFLEXIÓN” ANTE LOS RECORTES Y DESPIDOS IMPULSADOS POR EL EQUIPO DE GOBIERNO

CUANDO toca sanear cuentas, la tijera suele apuntar primero a los trabajadores más débiles. Da igual que la empresa sea privada que pública. En el Ayuntamiento de Vitoria, el hacer más con menos del gabinete Maroto ha mermado las condiciones de los funcionarios, mandado a la calle a decenas de eventuales, rescindido parte del servicio de atención a la ciudadanía y puesto en el disparadero a más de 350 personas con contratos de obra. Al primer edil le espera una Navidad calentita, de lucha y reivindicación, mientras el discurso de la ciudadanía empieza a cambiar. Aquella visión del funcionario privilegiado dentro de una estructura sobredimensionada empieza a perder peso frente a la sensación de que sí hay dinero para dietas, asesores y grandes proyectos personalistas. Por eso, los trabajadores del Consistorio desean que Olentzero traiga al alcalde “empatía y cordura, reflexión y ganas de escuchar” para garantizar unos servicios de calidad y el mantenimiento del empleo público.

Son muchos los frentes que Javier Maroto tiene abiertos. El de los trabajadores -casi todos trabajadoras- del servicio de atención a la ciudadanía se hace oír todos los días en la calle, desde que hace casi un mes se declararon en huelga. El alcalde quiere acabar parcialmente con este recurso, subcontratado a través de la empresa SIC, cubriendo los veinte puestos de las ventanillas de los centros cívicos con conserjes y oficiales de control. Según el PP, esta fórmula es la mejor para la ciudadanía, porque “permitirá ampliar el horario y dará a estos funcionarios una oportunidad única de promoción interna”. El comité de empresa del Ayuntamiento, sin embargo, cree que la calidad de la asistencia se resistirá porque esos empleados municipales “tendrán que asumir una doble e incluso triple carga de trabajo”. Además, acusa al primer edil de recurrir al divide y vencerás, “malmetiendo, enfrentando a los funcionarios con los subcontratados, creando un clima laboral que es cada vez peor”.

Aún no se ha concretado qué ahorro se conseguiría con esta fórmula. El gabinete Maroto sólo aseguró que los complementos destinados a estos oficiales de control ofrecen un resultado contable mejor que mantener la subcontrata, mientras que quienes llevan dos décadas poniendo voz y rostro al servicio de atención a la ciudadanía sostienen que este recurso “siempre ha sido rentable y no tiene por qué dejar de serlo ahora”. Ixone Iriarte, portavoz de estos trabajadores, reconoce que ella y sus compañeros llegan a las navidades “agotados, con el ánimo tocado, al igual que el bolsillo, sin ver predisposición a reflexionar por parte del gobierno”. El PP sigue sin atender las peticiones de los grupos de la oposición ni de este colectivo de paralizar el bautizado como plan de racionalización de recursos humanos para tratar de alcanzar un acuerdo. “Lo único que pedimos es llegar a un punto intermedio”, sostiene esta profesional.

Si Maroto quiere ampliar el horario del servicio de atención a la ciudadanía, “nosotros podemos hacer más horas”. No es gente a la que se le caiga los anillos. Estos trabajadores cobran 1.000 euros al mes. Bueno, cobraban hasta que empezaron la huelga. Ahora reciben 600, gracias a la caja de resistencia de sus sindicatos. “Es una medida paliativa, pero ahora con la Navidad… Qué vamos a contar que la gente no sepa. Es época de cenas, de regalos, de juntarse con la familia y disfrutar… Pero evidentemente no estamos con la mejor disposición para celebrar las fiestas”. En primavera, si no se produce un giro inesperado de los hechos, llegará la cola del paro para buena parte de ellos. Por eso, Iriarte apela a la reflexión. “El gobierno está haciendo todo esto de una forma precipitada, no teniendo en cuenta nada más que su voz, cuando es posible intentar llegar a un acuerdo”, insiste.

Quienes se comerán las uvas como desempleados son los 25 trabajadores de contratos de programa que el gabinete Maroto decidió extinguir recientemente. Además, el comité de empresa se teme que al menos el 90% de los otros 345 terminen de aquí a diciembre de 2011, tengan puesta fecha de revisión o de finalización. “Sabemos por los comentarios que se hacen dentro de los departamentos que va a ser así, excepto por alguno suelto que queda para 2014. Y es muy preocupante, porque estos son contratos estructurales, no coyunturales, de uno, dos, tres y hasta 18 años. Es el caso, por ejemplo, de la limpieza de centros públicos. ¿Acaso es algo que debe terminar en algún momento?”, ejemplifican los representantes de los trabajadores, conocedores del razonamiento esgrimido por el gabinete Maroto. Según el PP, estos contratos se hacen para tareas y proyectos con un determinado periodo de duración, por lo que si se extinguen hay que suponer que es porque esas labores concluyeron.

“No es cierto. Pero lo que sí es verdad es que están perjudicando la calidad del servicio dado, porque ahora el citado personal de limpieza de centros educativos no llega a todo. Se les está diciendo incluso que empiecen limpiando los baños, si no da tiempo a más”. Es uno de los ejemplos con los que el comité de trabajadores del Consistorio intenta hacer entender a los ciudadanos que los recortes en la plantilla municipal “afectan a todo el mundo, no sólo a los funcionarios”. A su juicio, la plantilla que ha tenido hasta ahora el Ayuntamiento “es la que se necesitaba para seguir ofreciendo los servicios al mismo nivel que antes”, por lo que auguran un futuro negro. “Si sólo hay que verlo en el tema de las piscinas, que han bajado un grado para ahorrar”. No obstante, la repercusión en la calidad de la atención prestada es sólo uno de los problemas. Más trabajadores en la calle, como los de los contratos de programa, supone más desempleo en una ciudad con 20.000 parados, menos consumo, más crisis.

“El alcalde debe parar esta sangría y reflexionar”, afirman los representantes sindicales de los funcionarios, quienes también mantienen activa su guerra por la suspensión de la paga extra de Navidad. El alcalde les ha dado la posibilidad de adelantar la de junio, gesto que “es un paripé, porque siempre se ha podido”. El comité tiene claro que, si quisiera, el Ayuntamiento podría recortar de “muchas otras partes”. Por ejemplo, aparcando proyectos partidistas al estilo del Anillo Verde Interior, cuyas siguientes fases “dudamos que vengan cofinanciadas por otras instituciones”. Los sindicatos también consideran que podrían dejarse en stand-by grandes obras como las de los centros cívicos. “Puede que los vecinos los esperen con ganas, pero es más importante que los actuales servicios públicos sigan siendo modélicos, ofreciéndose con calidad”, afirman. Tampoco se olvidan del entramado de asesores, gente de partido fichada por los grupos políticos y pagada con el dinero de todos los contribuyentes. Al gabinete Maroto le faltan dedos de las manos para enumerar los suyos.

noviembre 30, 2012

Maroto echa a 25 trabajadores a la calle en diciembre con la vista puesta en otros 345

Iturria: noticiasdealava.com – 2012/11/30

FUNCIONARIOS Y OPOSICIÓN ACUSAN AL PP DE DESTRUIR PUESTOS TEMPORALES GOTA A GOTA

El equipo de gobierno llama sin éxito a la tranquilidad, mientras pone fecha de revisión a los contratos de programa

Trabajar para el Ayuntamiento de Vitoria ya no implica estabilidad laboral. El 40,7% del personal es eventual y hay 370 contratos de programa que podrían finalizar entre 2012 y 2013. Son las consecuencias del hacer más -o intentarlo- con menos de Javier Maroto. Un eslogan que, inevitablemente, se cobra víctimas. Desde el pasado año, el gobierno ha suprimido más de 60 plazas y ahora está a punto de cargarse 25 de los 27 puestos temporales que tenían la fecha de revisión establecida para el 31 de diciembre. Por eso, los representantes de los funcionarios están seguros de que casi todos los restantes contratos correrán la misma suerte, por mucho que el alcalde intente mandar mensajes de tranquilidad a través de su portavoz Ainhoa Domaica. Las llamadas a la calma hace tiempo que no cuelan. El ERE, aplicado con cuentagotas, es ya una realidad en el Consistorio.

Los contratos de programa se realizan teóricamente en situaciones de sobrecarga de trabajo de los departamentos o para atender necesidades temporales, y en muchas ocasiones los costes son sufragados por subvenciones de otras administraciones. Por eso, el gobierno se defiende y asegura que lo que está haciendo es “revisarlos para, en función de las necesidades y del mantenimiento o no de esas ayudas, renovarlos o rescindirlos”. Sin embargo, el listado elaborado por el PP, y al que ha tenido acceso este periódico, desvela que en la práctica es significativo el número de empleados que llevan trabajando años bajo el estigma de esta figura temporal, desempeñando puestos principales. Los hay que arrastran cinco o seis ejercicios en esta precaria situación e incluso existe un arquitecto que vive de su contrato de programa desde hace casi dos décadas. Y en breve, se encontrará con un pie en la calle.

A final de año, se irán a la calle 25 de los 27 trabajadores temporales que tenían la fecha de revisión-cese contemplada para el 31 de diciembre. En la lista del equipo de gobierno aparecen las siguientes personas: un técnico de actividades socioculturales de Montehermoso -éste ya es seguro que empezará 2013 sin puesto-, otro del Plan Joven, un técnico de artes escénicas de la Red de Teatros, un arquitecto técnico que trabaja de refuerzo en infraestructuras deportivas, dos administrativos de Seguridad Ciudadana, otros dos de Gestión Tributaria, uno del servicio de Inspección, un técnico de la unidad de responsabilidad patrimonial de Hacienda, un auxiliar de programación para la minfoweb, dos trabajadoras sociales del programa de acogida, otras dos que canalizan las demandas de primera atención de los Servicios Sociales, un sociólogo de Promoción Económica, una responsable de Unidad de la Tercera Edad, dos auxiliares de enfermería, un operario de limpieza de dicho servicio, un economista de auditorías, un inspector de contratas del área de Planificación Ambiental, otro de seguimiento y control de residuos urbanos, un técnico de eliminación de barreras arquitectónicas y, por último, un conserje.

Ya en 2013, habrá diez personas que con toda seguridad se quedarán sin trabajo, puesto que los programas en los que se enmarcan sus contratos tienen puesta la fecha de finalización en la documentación del equipo de gobierno. Son dos arquitectos y un administrativo encargados de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, un economista, cuatro técnicos y un sociólogo del servicio de apoyo a empresas de Promoción Económica, así como un empleado del programa e-learning. No obstante, el comité del Consistorio teme que a lo largo del próximo año los caídos se acaben contando por cientos, puesto que quedarían otros 333 trabajadores pendientes de si su contrato se revisa o se cesa. “Y para casi todos va a ser lo segundo”, sostiene.

No es sólo la impresión de los sindicatos. Los grupos de la oposición dibujan el mismo futuro. Tras conocer el listado del gobierno, el PNV mostró una profunda preocupación. “Nos tememos que se va a echar gente a la calle”, alertó el concejal nacionalista Iñaki Prusilla. Una impresión que en el PSE es certeza. A mediados de año, los socialistas ya acusaron al PP de querer pergeñar “el mayor ERE” de Vitoria. Por eso, ayer volvieron a la carga, con nuevos detalles extraídos de la polémica lista. “En cuatro meses, se van a quedar sin trabajo 80 personas, en su mayoría mujeres mayores de 45 años”, recriminó la edil Maite Berrocal. También la edil de Bildu Itziar Amestoy dio por hecho las no renovaciones. “Es un goteo para que poco a poco la gente se vaya por la puerta de atrás”, lamentó.

Promoción Económica, Servicios Sociales y Seguridad Ciudadana serán las áreas más afectadas, de cumplirse los malos presagios. Justo las más necesarias en plena crisis. Y el PP, mientras tanto, se limita a pedir tranquilidad.

https://i1.wp.com/static.noticiasdealava.com/images/2012/11/30/54-11896551_1.jpg

noviembre 5, 2012

010: una llamada con respuesta

Iturria: noticiasdealava.com – 2012/11/04

Trabajadores de las oficinas de atención ciudadana se movilizan para exigir que se mantengan sus puestos

UnA consulta y 144 trámites que pueden solucionarse. Ésta es la función que en la actualidad ofrecen el teléfono 010 y las oficinas de atención ciudadana en Vitoria. Todo un emblema de las políticas de proximidad. Pero los trabajadores de este servicio, que en la actualidad agrupa a 40 personas de una subcontrata, temen que este sistema se venga abajo. Los cambios que baraja el Ayuntamiento de Vitoria, para que este servicio pueda ser atendido por los oficiales de control en la red cívica, han sembrado dudas sobre su futuro. Las movilizaciones ya han comenzado. Porque esta plantilla quiere seguir siendo la voz del Ayuntamiento, y promete no quedarse afónica.

“Hace apenas unos minutos ha llamado un hombre que, tras cuatro intentos de suicidio, se le iba a acabar el paro y no sabía qué hacer. Le hemos derivado a una asociación de padres y madres separados”. Ésta es sólo una de las consultas que se han atendido en este servicio, en este caso apenas veinte minutos antes de que una parte de sus trabajadores se reuniera con este rotativo. Era una oportunidad para poner cara a estas bibliotecas de trámites, protocolos y números. Así son el 010 y las oficinas de atención ciudadana. Ésas que sirven para tramitar un padrón, escuchar a personas mayores preocupadas por que les acaban de llamar de una encuesta que no han entendido, informar sobre el estado de las nevadas o recoger las quejas de los ciudadanos. Y, muchas veces, todo a la vez y para un único usuario. Alguna de las trabajadoras lo llama la “atención maratón”.

Este servicio arrancó en Vitoria en 1994. El entonces alcalde José Ángel Cuerda se preguntó por qué un ciudadano de un barrio de la periferia debía perder una mañana en desplazarse al centro para realizar unos trámites. Eneka Pérez de Arenaza era una de las cuatro primeras personas que integraron ese servicio telefónico. Al principio, para comunicar las campañas de limpieza o informar de los eventos que ocurrían en la ciudad, recuerda que se pasaban el día preguntando en cada departamento, además de “recoger recortes de periódicos y estar atentas a los carteles colgados en la calle”.

El resultado debió ser positivo, porque un año después se incorporaron otras cinco personas. Tras, eso sí, realizar unas entrevistas personales y pruebas de euskera -el teléfono fue un precursor en este sentido- para asegurarse que los elegidos tenían una personalidad adecuada. Amable. Cercana. Alguien debió darse cuenta que ellas eran mejores, porque al final hay 40 personas en este sistema -doce entre Olaguíbel y el 010, veinte repartidas por los centros cívicos y otras ocho para cubrir reducciones de jornada- y el 90% son mujeres.

El servicio, según cuenta otra de las veteranas, Karmele Mendiguren, ha tenido a veces “altibajos”. Las trabajadoras han denunciado en varias ocasiones sus condiciones laborales, la falta de pausas. En la actualidad, el horario en general de este servicio va de 9.30 a 14.00 horas y de 16.30 a 19.30. Lo cierto es que, pese a haberse convertido en un referente municipal -que ha inspirado a otras ciudades como Bilbao, Pamplona, Sevilla o Logroño-, el servicio nunca ha dejado de estar subcontratado. Desde 1996 dependen de la empresa Servicios Informáticos y Consulting. El coste para las arcas municipales asciende a 1.167.000 euros al año.

Estas empleadas conocen la cifra de memoria. También se han ofrecido en diversas ocasiones para trabajar directamente para el Ayuntamiento, pero nunca han tenido la posibilidad de presentarse a una Oferta Pública de Empleo sobre sus puestos. Y dudan que, ahora, este servicio se pueda cubrir de otra forma. No, al menos, con la misma calidad. “Al final el ciudadano será el más perjudicado”, apunta otra trabajadora, Ixone Iriarte.

Es un aviso para navegantes. Porque, según denuncian, el gabinete Maroto maneja un “programa de racionalización” -ellas, al mencionarlo, lo pronuncian con cuidado- que pretende que los oficiales de control de los centros cívicos, que se encargan de cuestiones como el cuidado y apertura de las instalaciones, asuman ahora sus funciones. Y el grupo actual pasaría a una bolsa de trabajo, aunque dudan de su viabilidad. En definitiva, denuncian que se apueste por un personal que atiendan diversas tareas pero sin especializarse como el actual, que ha aprendido los protocolos “con una formación continua. A menudo nos llaman desde los propios departamentos municipales para saber cómo funciona esto o aquello”, cuenta Lucía Arribas. “Y hacemos trámites de mucha responsabilidad”, precisa Laura Garalde.

La plantilla del 010 y las oficinas de atención al ciudadano no entienden por qué ahora su labor no resulta esencial. Han pasado de ser referentes a sentirse prescindibles. El Ayuntamiento, en respuesta a una reciente queja planteada en el buzón ciudadano, defendió que se trata de una labor “estratégica” que debe desempeñar, “en la medida de lo posible”, personal propio. Mientras, la plantilla actual teme que, ya en marzo, veinte de estos puestos se supriman.

Sus protestas ya han llegado a las calles de Vitoria. Hace una semana recogieron firmas en la plaza de la Virgen Blanca y el martes, aprovechando la afluencia de seguidores al partido de Copa Alavés-Barcelona, repitieron en Mendizorroza. Se les reconoce por sus camisetas verdes, las mismas que llevaron durante el reportaje, en las que se lee Trabajadores competentes y el servicio excelente, ¿de dónde sobra gente? Un lema que resume el orgullo de una plantilla que se sabe cercana al ciudadano, que resuelve sus dudas. Un trabajo que a menudo le ha valido los halagos de la clase política; ahora espera que esos concejales respondan a su llamada.

Trabajadores del 010 y las oficinas de atención ciudadana posan con sus camisetas reivindicativas (DNA)
noviembre 5, 2012

Cuarenta empleos amenazados por el plan de ahorro del equipo de Maroto

Iturria: Gara.net / Txotxe Andueza – 2012/11/04

El proyecto de remodelación de los servicios de atención a la ciudadanía elaborado por el equipo de maroto en el Ayuntamiento de Gasteiz tiene en vilo a más de cien familias. Están las de las 40 personas que hoy atienden esos servicios, que si el proyecto se lleva a cabo perderán su empleo, y las de quienes trabajan en los centros cívicos, que se verán obligados a asumir sus funciones.

Muchas de las personas que desde la creación de este servicio hace ya 19 años vienen atendiendo las consultas y trámites en las oficinas de atención ciudadana y en el número de teléfono 010, siempre a través de una contrata, creían que esas tareas deberían gestionarse con recursos directos del Ayuntamiento. Pero ni siquiera se habían puesto a reclamar en serio una equiparación de condiciones con los empleados municipales, que consideraban más que justa. Así lo reconocen Karmele Mendiguren y Lutxi Arribas, dos de las componentes del comité de trabajadores de SIC, empresa que, entre otros servicios, gestiona estos de atención a la ciudadanía.

Por eso la sorpresa fue aún más desagradable cuando lo que hasta entonces había sido una utopía -la gestión pública de este servicio- se les presentó de repente como una amenaza a sus empleos. La primera noticia la tuvieron el 2 de octubre pasado cuando desde el comité de empresa del Ayuntamiento les informaron de la existencia del proyecto del Gobierno municipal de modificar el modelo de atención a la ciudadanía.

Menos empleo y calidad

El proyecto elaborado por el Departamento de Función Pública supone la sustitución escalonada de las 40 personas de las oficinas de atención ciudadana de los centros cívicos y Olagibel y el servicio de atención telefónica 010, por quienes hoy en día trabajan en los centros cívicos como oficiales de control.

Este proceso constaría de dos fases: en la primera, se prevé el relevo de las 20 personas que atienden las oficinas situadas en los centros cívicos. En la segunda, se daría el relevo en la oficina de Olagibel y el servicio 010. Resultado para 2014: destrucción de cuarenta empleos (de los que 36 son mujeres), y sobrecarga de trabajo para los oficiales de control de los centros cívicos de la ciudad.

Mendiguren y Arribas afirman que este proyecto tiene «muchas carencias, en detrimento de la eficacia y la calidad del servicio, además de no dar cobertura a las trabajadoras que en casi dos décadas han conseguido consolidar el servicio».

En opinión de estas representantes sindicales, en el proyecto municipal «se valora muy positivamente el trabajo del puesto de oficial de control, lo que está muy bien, pero no se valora adecuadamente la labor que se realiza en las oficinas de atención ciudadana», lo que achacan a que los responsables municipales «no conocen realmente la labor que se desarrolla en esas oficinas», que siempre han estado gestionadas por empresas.

Finalmente advierten que las consecuencias no serán solo laborales, ya que en su opinión la ciudadanía se va a ver seriamente perjudicada «porque las múltiples funciones que se van a imponer a los oficiales de control reducirán la calidad de este servicio».

Movilizaciones y apoyos

Las cuarenta personas que atienden estos servicios no han tardado en poner en marcha una dinámica de denuncia, movilización y contactos, que ha tenido su primer hito en la aprobación de una moción en el Ayuntamiento de Gasteiz en contra de la destrucción de empleo, con el apoyo de PSE, Bildu y PNV, y el único voto en contra del PP, partido gobernante en el Consistorio. Y tienen intención de seguir, porque «es decepcionante que no nos hayan tenido en cuenta, pero por más que nos digan que esto es irreversible, no vamos a rendirnos».

Afortunadamente, estas trabajadoras no están solas en su denuncia. Tampoco los representantes sindicales del Ayuntamiento de Gasteiz ven con buenos ojos un plan que busca el ahorro económico «a costa de sobrecargar a una determinada categoría de trabajo y mermar la calidad del servicio». Y se posicionan en contra de que para ello se ponga en la calle a quienes llevan años desempeñando su labor en estos servicios.

El comité, que dice representar tanto a los trabajadores municipales como a los subcontratados, rechaza un plan que hablando de «internalización» de la atención ciudadana deja fuera a todo su personal, y recuerda que «siempre hemos apostado por la defensa de los servicios públicos y por una reversión de los prestados por empresas subcontratadas, sin la pérdida de puestos de trabajo.

octubre 5, 2012

ELA exige mantener los 40 empleos de atención ciudadana

Iturria: noticiasdealava.com – 2012/10/05

La central sindical pide a Maroto una negociación real ante los cambios de personal que lleva a cabo

“Existe carga de trabajo para el personal municipal y para el subcontratado”

Vitoria-Gasteiz. Los recortes del gobierno de Javier Maroto afectan no sólo a las partidas presupuestarias de los distintos departamentos sino también a la plantilla que trabaja en el Ayuntamiento, sobre todo al personal subcontratado. Ante los movimientos que últimamente se viene realizando (modificaciones y/o creaciones de puestos, movilidad forzosa de funcionarios, cambio de calendarios…), ELA exige una negociación real al alcalde porque considera que los cambios se están haciendo “sin base jurídica suficiente y sin criterios de igualdad, mérito y capacidad para la ocupación de puestos de nueva creación”.

El Ayuntamiento comunicó el martes al comité de trabajadores la futura reversión del servicio de atención ciudadana y teléfono 010, que desde su implantación hace 17 años está subcontratado. En la actualidad hay 40 trabajadores de la empresa SIC en el servicio. “Somos favorables a procesos de reversión, pero con los mismos trabajadores, al menos con las mismas condiciones laborales, y para siempre”. Por ello, la central ve necesario mantener los 40 puestos de trabajo en las oficinas de atención ciudadana de las personas que hasta ahora lo realizaban, ya que -dicen- existen fórmulas legales si se da la voluntad política necesaria.

“Compartiendo los objetivos que recoge el plan presentado por el Ayuntamiento de Vitoria en cuanto a la mejora y ampliación de la atención ciudadana, y afirmamos que existe carga de trabajo suficiente tanto para el personal municipal como para el que actualmente está subcontratado”, aseguran desde ELA.

Trabajadores irrumpen en una comisión del Ayuntamiento para protestar por los recortes. (Jorge Muñoz)
septiembre 14, 2012

EUSTORMA, baietz plaza bete !!!

septiembre 14, 2012

Trabajadores públicos anuncian una protesta constante contra los recortes

Iturria: noticiasdealava.com – 2012/09/14

Los comités quieren implicar en la lucha a la ciudadanía

El movimiento Eustorma, integrado por empleados de Consistorio o Diputación, se congrega en los Fueros

El alcalde de Vitoria, vestido como un rey de la baraja con tijera; el presidente del Gobierno, con una motosierra; y el diputado general de Álava, con un serrucho. Ésta es la imagen que representa por qué hasta 16 comités de trabajadores y juntas de personal vinculadas a las instituciones se concentraron ayer en la plaza de los Fueros de Vitoria. Quieren decir basta a los recortes y, por ello, anuncian “una movilización constante”.

“Confiamos en que la ciudadanía se sume, porque al fin y al cabo hablamos de la calidad de sus servicios públicos. Con los recortes en Sanidad, Educación, Cultura o en las prestaciones sociales, el modelo de ciudad está cambiando”, apunta Rubén Egia, delegado del sindicato LAB y miembro del comité de trabajadores del Consistorio de Vitoria.

Éste es uno de los comités que forman parte de Eustorma, una entidad que primero agrupó a trabajadores municipales y empresas que operan para el Ayuntamiento y que, ahora, implica también a empleados para la Diputación. Confían, de hecho, en que se lleguen a sumarse empleados del Gobierno Vasco.

Porque, pese a haber protagonizado movilizaciones durante la balconada del pasado 4 de agosto, en Okina o en el festival de televisión, estos comités anuncian nuevas concentraciones. Su reflexión es que sólo así se puede defender la calidad de los servicios públicos.

Los comités integrados en Eustorma se movilizaron ayer en la plaza de los Fueros. (Josu Chávarri)
junio 25, 2012

Los trabajadores del Ayuntamiento y de subcontratas hacen muro contra Maroto

Iturria: noticiasdealava.com – 2012/06/23

Los comités critican la destrucción de empleo y la calidad de los servicios
Llaman a la ciudadanía a sumarse a la manifestación convocada para el día 28

El hartazgo hace la unión. “Y ahora el alcalde nos va a tener enfrente”. Los comités de trabajadores del Ayuntamiento de Vitoria, AMVISA, Tuvisa, Ensanche 21, la escuela de danza, el conservatorio de música, SIC, Viveros Perica y FCC han decidido revelarse juntos contra el gobierno Maroto por “la destrucción de empleo y el deterioro de los servicios públicos”. Tienen claro que dinero hay, pero para otros intereses, y confían en que los ciudadanos se movilicen junto a ellos por la defensa de unas prestaciones de calidad en la manifestación que partirá el día 28 de la Virgen Blanca a las 19.00 horas. Según alertaron, los gasteiztarras acabarán siendo los principales perjudicados por el alto grado de interinidad de la plantilla municipal y la tendencia a la subcontrata.

Los datos recabados por los comités cantan por sí solos. Hay un 40,7% de eventualidad en el personal del Ayuntamiento y 503 puestos de programa -algo así como contratos de obra- “a los que se va a poner fecha de finalización”. Eso significa que medio millar de personas se verán en la calle. “Y esto no se va a producir de golpe, sino poco a poco”, advirtió, en nombre de la plantilla, Mónica Gómez de Segura. Desde diciembre, ya se han suprimido “más de 60 puestos de trabajo”, entre programas y plazas de plantilla. Y, según dijo, se han reducido en más de un 20% las contrataciones para hacer sustituciones. “Despidos mudos” lo llaman.

Dentro de los organismos autónomos, la inestabilidad es aún mayor. Tuvisa tiene un 70% de interinidad, un 90% el conservatorio de danza y en la escuela de música Luis Aramburu toda la plantilla tiene contratos del 30% de jornada. Respecto a las principales empresas subcontratadas, FCC no sabe lo que son las sustituciones, el 010 está inmerso en un cambio de convenio que contempla la doble escala salarial y Perica va a contar con menos trabajadores en la campaña de verano. Mientras tanto, todas esas personas que esperan su oportunidad en la bolsa de trabajo municipal se ven cada día más angustiadas por la tendencia a la privatización, que a la vez supone la creación de empleo con peores condiciones. En el caso de la temporada estival de Mendi y Garrama, los trabajadores van a ganar un 50% menos que si los hubiera fichado el Ayuntamiento. Y eso que el ahorro que logra el Consistorio no es mucho.

El empeño por reducir el gasto público hace, no obstante, distinciones. “Maroto crea empleo en otro sentido”, criticaron los comités. Se refieren a los 37 asesores, 3 directores generales con complemento, 14 directores generales con un 25% de dedicación y 98 trabajadores que cobran un plus. “Que no nos engañen. Nos van a tener enfrente y vamos a tratar de frenar todos los recortes”, alertaron. Un muro simboliza desde ayer su afán.

Manifestación partirá el día 28 de la Virgen Blanca a las 19.00 horas

– Vitoria-Gasteiz –

 

A %d blogueros les gusta esto: