Posts tagged ‘Mario Monti’

agosto 31, 2012

Italia: Monti despedirá a 300.000 funcionarios

Iturria: Giuseppe Bottazzi (Milán) – Kaos en la Red – 2012/08/31

El Gobierno italiano aplicará un plan de recorte que afectará de nuevo a la sanidad (5.000 millones menos en 2013), a las administraciones locales y a los funcionarios.

EN 2015, ITALIA PAGARÁ CIEN MIL MILLONES DE INTERESES DE LA DEUDA DE DOS BILLONES

El último tijeretazo al sector público italiano está a punto de implantarse, camuflado como un plan de crecimiento económico.Serán 4.500 millones de euros cuyo objetivo es “evitar” en 2013 la anunciada subida del IVA. El Gobierno de Mario Monti, a menos de un año de su toma de posesión, ya le ha costado a los italianos unos 60.000 millones de euros entre nuevos impuestos y recortes a los servicios públicos. Ajustes sangre, sudor y lágrimas que tenían que “tranquilizar a los mercados” y que, sin embargo, no han conseguido hacer mella en los altos costes de financiación de la deuda italiana que sigue por las nubes, un paso por detrás de la española.

El último retoque a la Spending review —el tecnócrata Monti prefiere utilizar estos términos en inglés para llamar a su plan de control del gasto público— afectará a las administraciones locales en diferentes provincias. Este verdadero golpe de hacha para el sector público transalpino llegó el pasado 5 de julio, cuando el Ejecutivo del antiguo comisario europeo lanzó el plan de ahorro, más profundo que las ya negras previsiones.

Tras un Consejo de Ministros que duró más de siete horas, Monti anunció que Italia iba a ahorrar 26.000 millones de euros durante 2014, un esfuerzo comparable al decreto Salva Italia (de 30.000 millones) que impuso nada más llegar al Gobierno a finales de 2011.

4.500 millones del gasto público

La prioridad era recortar 4.500 millones en 2012, una cantidad prevista para evitar otra subida del IVA programada para octubre de 2012. El tijeretazo, sin embargo, ha ido más allá para generar un ahorro de 10.500 millones en 2013 y de 11.000 millones en 2014. Dinero que, una vez más, se utilizará para hacer frente a las consecuencias de la especulación. Según las previsiones, en 2015 Italia habrá pagado unos cien mil millones de euros para hacer frente a los intereses sobre su enorme descubierto de dos billones de euros.

La recaudación de fondos no es el único objetivo del Ejecutivo italiano. El plan de control del gasto, según el Ejecutivo italiano, pretende “reducir de manera estructural el peso del Estado” para aumentar la eficiencia del país. Un propósito que afectará en primer lugar a casi 300.000 funcionarios cuyo destino es ser despedidos o prejubilados. De hecho, la medida de mayor impacto estructural de la spending review ha sido la reducción del 20% de los cargos directivos en la administración pública y del 10% en el resto de niveles.

Otro recorte importante de Monti se ha dado contra los gobiernos provinciales. El primer ministro italiano ha intentado eliminar totalmente la administración pública en las provincias, aunque finalmente ha optado por reducir el número de provincias (de provincias, de 110 a 49, se eliminan 61), con un ahorro de 7.200 millones de euros en 2013. Se trata de un nivel de Gobierno local inútil, se justifican los tecnócratas, que supone un despilfarro para las finanzas públicas, dicen. La cuestión es ver si los recortes afectarán a algunas de las competencias de las provincias, entre otras la gestión de las escuelas.

Eliminación de coches oficiales

El discurso de Monti y de sus ministros se basa en la lucha contra el despilfarro y los privilegios de la clase política italiana. Sin embargo,junto a una medida popular como la reducción del 50% del número de coches oficiales (recorte por el que esperan recaudar 1.500 millones en 2012 y 3.000 millones de euros en 2013), el Gobierno de Roma ha dado también un tijeretazo a los servicios básicos, empezando por la sanidad.

Aunque en el Consejo de Ministros del pasado julio no se ha aprobado el previsto cierre de los hospitales más pequeños, la sanidad contribuirá de manera significativa al plan de recortes, con unos 5.000 millones en 2013. A esto hay que añadir el efecto de la austeridad impuesta a las regiones. Se cierra el grifo que financiaba los fondos de los servicios públicos locales.

El resultado es que los gobiernos autonómicos están recortando todo lo que pueden, empezando, ellos sí, por los hospitales. La situación de los Ayuntamientos es parecida. Monti ha intentado compensar los recortes a nivel local con la introducción de nuevos impuestos sobre la vivienda. Sin embargo, la medida no ha resultado muy eficaz.

Tras la aprobación de la spending review la asociación italiana de ayuntamientos ha lanzado la alarma: “Nos han confirmado la destrucción del fondo para las políticas sociales, que antes era de mil millones y ahora se ha reducido a 11 millones. Es el funeral del Estado de bienestar”, han declarado. Con el coste de financiación de la deuda, que sigue por las nubes, Mario Monti y sus ministros han indicado un único camino para salir del circulo vicioso: el crecimiento de la economía.

Su receta para estimular un país en recesión, sin embargo, no pinta bien: el ministro de desarrollo económico y antiguo banquero Corrado Passera acaba de lanzar un plan basado en desgravaciones fiscales para quien financie nuevas autopistas y líneas de trenes de alta velocidad. Pero, sobre todo, ha anunciado una estrategia para aliviar el elevado coste de abastecimiento energético: se doblará la producción nacional de petróleo, para hacer más fáciles las nuevas perforaciones en los mares italianos.

El 1 de Mayo miles de estudiantes denunciaron los recortes de Monti en Turín. Foto: Mirko Isaia.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: