Posts tagged ‘Luis de Guindos’

agosto 23, 2012

Crean un “Banco malo” para trasladar su responsabilidad en los activos inmobiliarios al sector público

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/08/23

El Secretario General de ELA, Adolfo Muñoz, critica con dureza lo que el PP, este mismo mes de agosto, está planteando para trasladar al sector público la responsabilidad del estropicio realizado por el poder financiero en el sector inmobiliario.

“El denominado banco malo es un instrumento para que el Estado se haga cargo de la diferencia entre el valor que tienen asignado esos activos en los balances de los bancos (muy inflado) y el que resulte de una hipotética venta. De esa manera, el Estado se haría responsable de las pérdidas de la banca. Esta operación es una auténtica estafa que pretenden que la paguemos con nuevos recortes sociales”.

“A los bancos se les consintió (tanto el PSOE, como el PP) inflar la valoración de sus activos inmobiliarios para hacer creer que su situación estaba saneada. Evidentemente, todo era mentira; todo formaba parte de una irritante farsa. Hoy es el día en que esos activos siguen sin actualizar su valor a precios de mercado; siguen sin tener en cuenta la depreciación real que han tenido en el mercado. Y eso no se ha hecho –explica Muñoz- porque lo que se pretende, una vez más, es trasladar la responsabilidad de esa depreciación a lo público. Para ese objetivo se está hablando a tres bandas (Comisión Europea, Gobierno del PP y la Banca) de que la transferencia de los activos a esa nueva sociedad (banco malo) se haría a “un precio de mercado razonable a largo plazo”. Una artimaña, un eufemismo, para que por los bienes transferidos se hagan llegar a los bancos a un precio muy por encima del valor de mercado y que la depreciación de esos bienes no les repercuta en negativo”.

“Una vez que se transfieran los activos inmobiliarios al banco malo –añade Muñoz- esa nueva sociedad los iría vendiendo en el mercado a precios mucho más bajos. Con el banco malo el Estado se convertiría en una gran inmobiliaria para que las pérdidas privadas de la Banca se paguen con dinero público”.

LA MODIFICACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN, ACORDADA POR EL PSOE Y EL PP, PERMITE UN ATAQUE CONTINUADO CONTRA LOS DERECHOS SOCIALES

“Todo el mundo da por descontado que esa sociedad a la que se llama banco malo será pública, ya que ningún interés privado se va a meter en esa ruinosa operación. Y, lo que es más grave, ese desastroso negocio para lo público significa que las pérdidas (que serán multimillonarias) van a pasar a tener la consideración de deuda pública, es decir, aumentará la deuda pública como consecuencia del trato privilegiado a la Banca. Es aquí donde entra en juego, de nuevo, la reforma de la Constitución en la que, como se recordará, se estableció que la prioridad de la política presupuestaria, antes que cualquier otro gasto público o social, es el pago de la deuda. Esa reforma –un auténtico golpe de Estado antisocial- fue aprobada hace un año a propuesta del PSOE. La derecha nunca ha tenido complejos a la hora de hacer lo que pide el capital, ha aprovechado muy bien sus tiempos en el gobierno; lo que resulta incomprensible es el grado de corrupción ideológica de la denominada socialdemocracia para, de un día para otro y despreciando cualquier elemento democrático y participativo, cambiar la finalidad de lo público, subvertir las funciones de equilibrio social que tenía encomendadas y entregarse a los intereses de los especuladores”.

Muñoz llama la atención sobre el silencio cómplice de la política. “Es mucho lo que está en juego, se están tomando decisiones durísimas que tienen por objeto el empobrecimiento de la sociedad y, desgraciadamente no escuchamos ni reflexiones, ni mucho menos percibimos actos políticos de rebeldía que estén a la altura de la gravedad de la situación”. Muñoz insiste en que “la política solo reaccionará ante el clamor de la sociedad que se moviliza. Con ese objetivo está convocada en Hego Euskal Herria la huelga general para el día 26 de Septiembre con otros sindicatos y movimientos sociales”.

Anuncios
agosto 23, 2012

“Banku txar” delakoa sortuko dute banketxeek higiezinetan dituzten galerak arlo publikoari leporatzeko

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/08/23

Adolfo Muñoz ELAko idazkari nagusiak gogor jo du PP abuztu honetan prestatzen ari den proiektu baten kontra, izan ere, arlo publikoari leporatu nahi baitizkiote finantza-botereek higiezinen sektorean sortu duten deskalabrua.

“Banku txar delako horrekin estatuak bere gain hartuko du galera bat, aktibo horiek banketxeen balantzeetan duten balio puztua eta balizko salmenta batean lortuko litzatekeen prezioaren arteko aldea alegia. Horrela Estatuak bankuen galerak bere egiten ditu. Operazio hau benetako iruzur bat da, eta murrizketa sozial gehiago ezarriz ordainarazi nahi digute”.

“Banketxeei ametitu egin zieten -PSOEk zein PPk- beren higiezin aktiboen balioa puztea, horrela saldu baitzezaketen egoera saneatua zutela. Argi geratu da dena gezur hutsa zela, fartsa bat goitik behera. Artean aktibo horien balioa ez da merkatuaren errealitatera egokitu, ez baita aintzat hartu izan duen jaitsiera erreala”. Eta Muñozek dioenez, hori ez da egin balio jaitsiera horren ardura arlo publikoari leporatu nahi diotelako. Honetarako hiru alderdi (Europako Batzordea, PPren Gobernua eta bankuak) ari dira tratutan banku txarra izango den sozietate berri horretara egiteko aktiboen transferentzia “epe luzerako arrazoizko merkatuko prezioan” izan behar dela. Eufemismo horrekin, dio Muñozek, “mozorrotu nahi dute kontua dela banketxeei merkatukoak baino askoz prezio altuagoak ordaintzea, horrela ondasunek izan duten prezio jaitsierak kalterik eragin ez diezaien”.

ELAko idazkari nagusiaren arabera, “higiezin-aktiboak banku txarrera transferituz gero sozietate honek merkatuan prezio askoz merkeagoan salduko lituzke. Banku txarraren bitartez Estatua higiezin-agentzia erraldoi bat bihurtuko litzateke, banketxeen galera pribatuak diru publikoz ordaintze aldera”.

PSOEK ETA PPK BULTZA ZUTEN KONSTITUZIO ALDAKETAK ESKUBIDE SOZIALEN AURKAKO ETENGABEKO ERASOARI BIDE EMAN DIO

“Mundu guztiak badaki banku txar izeneko sozietate hori publikoa izango dela, inongo interes pribatu ez baitago honelako operazio kaltegarrian sartuko. Eta larriena da desastre hutsa den negozio hau milaka milioiko galerak zor publikotzat hartuko direla aurrerantzean, hots, zor publikoa hazi egingo da banketxeei emandako pribilegiozko tratua medio. Hemen aplikatzen da, berriro, Konstituzioaren erreforma: honen ondorioz aurrekontu-politikaren lehentasuna zorra ordaintzea da, beste edozein gastu publiko edo sozialen gainetik. Erreforma hura, –benetako estatu-kolpe antisoziala- duela urtebete onartu zen, eta PSOEk bultza zuen. Eskuinak inoiz ez du konplexurik izan kapitalak eskatzen diona egiteko; gobernuan izan den denbora ondo baliatu du; haatik, ulergaitza da sozialdemokrazia izeneko horren usteltze ideologikoa, bapatean, inolako prozesu demokratiko edo parte hartzerik gabe publiko denaren xedea aldatu, oreka soziala sustatzeko zeuzkan egitekoak hankaz gora jarri eta espekulatzaileen interesen eskuetan jarri baita”.

Muñozek politikaren isiltasun konplizea nabarmentzen du. “Jokoan asko daukagu; gizartea pobretzeko helburua duten erabaki latzak hartzen ari dira, eta zoritxarrez ez dago inongo gogoetaren berririk, eta are gutxiago matxinatzeko ekintza politikorik, egoera larri honek eskatuko lukeen pareko ezer”. ELAko buruak dioenez, “politikak erantzungo badu, mobilizatzen den gizarte baten ondorioz izango da. Horretarako dago deituta, beste hainbat sindikatu eta gizarte-mugimendurekin batera, Hego Euskal Herrian irailaren 26ko greba orokorra”.

julio 16, 2012

“Mandan acreedores y rentistas. Esos son los que tienen el poder”

Iturria: Salvador López Arnal / Rebelion.org – 2012/07/16

Reconocido académico, Alberto Montero Soler es un excelente economista, cada vez más imprescindible para la ciudadanía que ansía y busca información crítica, y un sólido y consistente intelectual comprometido que transita por caminos nada cómodos ni trillados.

Si te parece, podríamos empezar por el nuevo paquete de recortes. Nos haces un breve resumen.

Bueno, el paquete de recortes se centra en varios frentes. Todos ellos regresivos desde un punto de vista social y erróneos desde una perspectiva económica por cuanto van a profundizar inequívocamente la recesión económica en la que nos encontramos.

En primer lugar, yo creo que habría que destacar el paquete de medidas fiscales. Ahí se ha centrado el grueso de la reformas y por ahí se apuntan tendencias de futuro muy preocupantes.

Por un lado, tenemos la subida del IVA normal en tres puntos, del 18% al 21% y del IVA reducido que sube del 8% al 10%, quedando intacto el IVA superreducido en el 4%; con el agravante de que hay bienes y servicios cuyo IVA pasa del reducido al normal desde el momento en que entre en vigor la medida a primeros de septiembre. Esta subida se acompaña con subidas a los impuestos especiales sobre el tabaco y la tributación medioambiental.

Por otro lado, y aunque no se ha concretado, se anuncian nuevas subidas de los impuestos sobre el consumo de energía a pesar de que en los últimos 6 años éstos han aumentado ya en más de un 70%.

Además, se elimina la desgravación por la compra de vivienda habitual, una medida que había sido reintroducida por el gobierno del PP nada más llegar al poder y que tan sólo ha durado seis meses.

En segundo lugar, y con un peso también muy importante, se encuentran los recortes centrados en el mercado de trabajo. Ahí nos encontramos, de entrada y en lo que a la función pública se refiere, con la supresión de la paga extraordinaria de Navidad para los funcionarios, lo que, por término medio, supondrá una reducción salarial del 8%; la equiparación de la situación de incapacidad laboral temporal a la del resto de trabajadores (y, por lo tanto, el Estado dejará de complementar la percepción por baja durante los primeros días hasta el 100% del salario, como ocurría ahora), y la reducción del número de días de asuntos propios de los que estos disfrutaban.

Por otro lado, la cuantía de las prestaciones por desempleo también se ve afectada y a partir del sexto mes los nuevos perceptores se encontrarán con que la base reguladora que se usa para calcularlas se reduce del 60% al 50%.

Igualmente, se ha anunciado que se eliminarán bonificaciones a la contratación de nuevos trabajadores o de trabajadores de colectivos con problemas específicos de inserción laboral.

El punto es importante.

Lo es desde luego. Tampoco se quedan sin recortes el sistema de pensiones y el gobierno también ha anunciado que se revisará el Pacto de Toledo para acelerar la prolongación de la edad de jubilación a los 67 años.

Y, finalmente, también hay que tener en cuenta que se reducen las cotizaciones sociales, que bajarán un punto en 2013 y otro más en 2014 o, lo que es lo mismo, el gobierno también baja el salario diferido de los trabajadores, aquél que contribuye a dotar de fondos a la Seguridad Social para que pueda atender prestaciones por desempleo y pensiones de jubilación.

Y en tercer lugar yo destacarían los recortes en materia democrática, esto es, los que afectan directamente al ejercicio de nuestros derechos y que sustancia la débil democracia de nuestro país. Por ese lado hay que destacar la reducción del número de concejales y el ataque a los ayuntamiento frente al realce de las Diputaciones provinciales, unas instituciones que si por algo destacan es porque los diputados no son elegidos democráticamente y porque se han convertido en un centro de colocación de cuadros y militantes de los partidos políticos.

Por otro lado, también se recortan el número de liberados sindicales por lo que la organización de los trabajadores en los centros de trabajo se verá seriamente afectada.

Se recortan también las subvenciones para partidos políticos (por lo que el peso de la financiación privada y el riesgo de cooptación de éstos a favor de intereses particulares se incrementa); para las organizaciones empresariales y para los sindicatos.

¿Cuál de las medidas te parece más criticable?

Yo creo que la más criticable es la que resulta de la conjunción de la subida del IVA con la bajada en las cotizaciones sociales, ambas ligadas en la lógica del recorte en un sentido muy perverso. Me explico.

Se ha planteado una reducción de las cotizaciones sociales compensada con un incremento del IVA, ¿qué significa esto? Pues básicamente que, de entrada, las cotizaciones sociales, pagadas por trabajadores y empresarios, son tratadas como un impuesto sobre el trabajo, en lugar de como salario diferido del trabajador que le permite acceder a una prestación de desempleo o, llegado el momento, a su pensión de jubilación. Al bajar las cotizaciones sociales, el gobierno lo que está bajando es el componente diferido del salario del trabajador; sin embargo, lo que argumentan es que están reduciendo los impuestos sobre el trabajo con el fin de abaratar la contratación para el empresario. Pero, insisto, eso no es así; lo que se está reduciendo es el salario diferido de los trabajadores.

Tienes razón, se ha insistido poco en este punto, pero es de enorme importancia.

Y, al mismo tiempo, esto se compensa con una subida del IVA, que es un impuesto tremendamente regresivo y que pagamos todos los ciudadanos pero que, proporcionalmente, afecta más a quienes dedican un mayor porcentaje de su renta, si no todo, al consumo. Así, a pesar de que en términos absolutos esas personas pagan menos IVA que quienes tienen rentas más elevadas, sin embargo, como destinan toda su renta al consumo, porque carecen de capacidad de ahorro, el impacto que tiene la medida sobre su economía es mayor.

El resultado final es tremendo. Los trabajadores pierden salario, en su componente diferido, y además ven como su salario directo, tras la subida del IVA, se traduce en una menor renta disponible y en un menor poder adquisitivo como consecuencia del incremento del precio de los bienes y servicios tras la subida del IVA.

Pero la cosa no termina ahí. Como esas cotizaciones sociales alimentan el fondo de la Seguridad Social para el pago de las prestaciones de desempleo y de jubilación, a medida que no sólo hay un menor número de trabajadores ocupados sino que, además, se reduce el monto de esas cotizaciones, se pone en riesgo la solvencia financiera del sistema de pensiones y de las prestaciones por desempleo y se acometen, en nombre de la sostenibilidad del sistema, medidas privatizadoras. ¿Es o no es maquiavélico?

En el sentido usual del término -algo injusto con el propio Maquiavelo- lo es, sin duda. Creo, además, que enlazas muy bien los diferentes nudos de su (contra)reforma antiobrera.

Era, dijeron hace varias semanas, una línea de crédito concedida a la banca sin condicionalidad alguna. ¿Nos mintieron?

Como bellacos; sin ninguna duda. Mientras de Guindos y Rajoy trataban de venderlo como un triunfo, hablando de un préstamo en condiciones muy favorables y sin condicionalidad, la declaración del Eurogrupo sobre esa misma reunión ya hablaba de ello. Es cierto que lo hacía en términos muy suaves, pero cualquiera que esté habituado a leer ese tipo de declaraciones sabe la carga de profundidad que llevan palabras aparentemente suaves.

¿Qué consecuencias crees que pueden tener las medidas de las que hablamos para la economía y la sociedad españolas?

Sobre eso no tengo la menor duda. De entrada, un agravamiento de la recesión como consecuencia de la subida de impuestos. En una economía capitalista como la española, en la que el consumo es su motor fundamental (si bien se encuentra muy debilitado en estos momentos), todo lo que afecte al consumo -y tanto la subida del IVA y otros impuestos como la reducción de los salarios le afectan-, se traduce en una profundización de la recesión.

Y, por otro lado, también hay que tener en cuenta que todo ello repercutirá en un progresivo empobrecimiento de la clase trabajadora de este país que ve cómo se recortan sus salarios, por vía de decretos a los empleados públicos, y por la vía de las fuerzas del mercado -y la presión del ejército de reserva que suponen los cinco millones y pico de desempleados- a los trabajadores del sector privado. Pero que también ve cómo, progresivamente, las estructuras de bienestar que le permitían satisfacer necesidades básicas al margen del mercado, están deteriorándose y forzando a quienes aún pueden permitírselo a adquirir esos servicios en el mercado. Avanzamos, pues, hacia una sociedad mucho más mercantilizada, si cabe.

Hace tiempo que lo digo: esta crisis acabará empobreciendo hasta extremos de hace décadas a las clases medias de este país. De eso tampoco me cabe la menor duda.

Uso más tinta negra para dibujar el escenario. Además de lo anterior: recortes en educación y sanidad, copago farmacéutico, contrarreforma laboral, amnistía fiscal. ¿Hacía donde vamos?

Hacia el abismo, Salvador, hacia el abismo. Para salvar al euro y al proyecto hegemónico alemán se van a sacrificar las condiciones de vida de los ciudadanos de todos los Estados miembros periféricos de la Eurozona. Así que o Europa cambia radicalmente sus políticas y su institucionalidad o Europa nos hunde. Y creo que sobre eso algo aún deberíamos poder debatir y decidir los ciudadanos españoles, en particular, y los europeos en general. El Estado que desee mantenerse en el euro tiene todo el derecho del mundo a seguir ahí, pero no a costa del empobrecimiento de sus vecinos.

¿Quién manda en España en tu opinión? ¿El gobierno, los bancos, el ladrillo y sus afines, la troika europea?

Mandan los acreedores. Lo que está ocurriendo en estos momentos en Europa es una guerra entre deudores y acreedores tanto entre Estados como al interior de cada estado.

Los Estados acreedores del núcleo exigen el pago de las deudas a los Estados deudores de la periferia y, para ello, los fuerzan a llegar hasta el rescate y, con ello, a alterar toda su estructura fiscal y de bienestar con vistas a garantizarse el pago de la deuda, a pesar de que ello suponga desmantelar los Estados de bienestar.

Y dentro de cada Estado, los bancos y el sistema financiero en general se encuentran en guerra contra los deudores, a los que exprimen hasta el extremo para conseguir que paguen sus deudas. Y, si no, véase que sentido tiene las decenas de miles de desahucios que tienen lugar cada año en este país mientras hay varios millones de inmuebles deshabitados.

Los gobiernos de los países periféricos se encuentran, así, comprimidos entre, cuando no cooptados por, la presión de los bancos al interior y la presión de los países acreedores desde el exterior.

Así que mandan acreedores y rentistas. Esos son los que tienen el poder.Y por si alguien tiene dudas, basta con leer lo que dijo el ministro de Guindos al semanario alemán ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’ al mismo tiempo que se aprobaban los recortes: “Devolveremos el crédito. No habrá pérdidas para los acreedores”. Toda una declaración de principios

Has escrito: “si examinamos el paquete y lo agregamos a los que se vienen aplicando a “pildorazos” desde 2010 por el gobierno de Zapatero, la conclusión no deja lugar a dudas: España ha sido “rescatada” por Europa”. ¿Qué significa que España haya sido rescatada por Europa?

Significa que España ha perdido soberanía como estado para poder aplicar la política económica que estime oportuna, para poder atender las necesidades de sus ciudadanos que éstos consideren prioritarias; que los esfuerzos de este gobierno se orientarán a partir de ahora a gestionar las miserias para evitar un colapso social mientras el dinero sale a espuertas hacia los acreedores, porque así lo manda la reforma constitucional aprobada recientemente impuesta por Alemania.

Con el acuerdo del PSOE y del PP.

Efectivamente. Significa que vivimos en un protectorado en el que nuestros gobernantes carecen de margen para hacer política más allá de lo meramente testimonial; significa que vivimos en un país en el que las decisiones que compete tomar al gobierno serán supervisadas y autorizadas por una instancia europea que controlará el presupuesto. En definitiva, significa que vivimos en un país que carece de autonomía, soberanía e independencia. A eso me refería cuando hablaba de que España va camino de convertirse en un protectorado alemán.

Has escrito también: “No crean otra cosa, no se dejen engañar por juegos de logomaquia: España está intervenida y lo peor es que es normal que así sea porque somos un país en quiebra que no es que se encuentre ya al borde del abismo sino que está en una caída libre que se acelerará un poco más tras las medidas aprobadas ayer”. ¿Por qué somos un país en quiebra y en caída libre?

Somos un país en quiebra porque tenemos un pasivo exigible, unas obligaciones, mucho mayor que nuestro activo. Esa es la definición de quiebra y, en el caso de España, lo que tenemos es una deuda, pública y privada, que supera el 400% del PIB y tenemos una economía en recesión y, por lo tanto, que cada vez genera menos recursos para poder ir atendiendo a los vencimientos y al pago de los intereses de esa deuda. Si a eso se le añade que la financiación que debe captar el estado y las empresas para atender a sus vencimientos o refinanciar la deuda son cada vez más elevados y, por lo tanto, que la carga se va haciendo cada vez más pesada, la conclusión a la que puedes llegar es que España es un país en quiebra o camino de la quiebra, para no ponernos excesivamente dramáticos.

Hablas también del “trilema” complejo al que se enfrenta el país: la primera opción, señalas, “es aquélla de la que nadie quiere hablar salvo, paradójicamente, los finlandeses: la salida del euro”. La segunda, apuntas, “es permanecer en el euro asumiendo su arquitectura actual y el sentido de las reformas que se están produciendo en la misma”. La tercera “sería hacer frente a nuestra realidad, una deuda privada impagable, y tirar de las recomendaciones” nada menos que del FMI. Todo parece indicar, prosigues, “que será la segunda la opción elegida”. ¿Cuáles serán a medio plazo las consecuencias de esta decisión si ése fuera el caso?

Las consecuencias son dramáticas. Si llega a cortarse la financiación para España deberemos ser intervenidos, ya sí en sentido estricto y formal (porque ahora lo estamos de facto), y a cambio de préstamos y créditos para sostener la actividad del estado, se impondrán todo tipo de recortes y un adelgazamiento hasta el raquitismo de la administración, especialmente la vinculada a la prestación de bienestar. Y todo ello para tratar de que los ingresos por la vía de los impuestos no se destinen a cosa distinta de la atención al pago de la deuda y sus intereses.

Si quieres saber cuáles son las consecuencias de forma más tangible, basta con que mires lo que ha ocurrido en Grecia o cómo se deteriora a ritmos acelerados la situación en Portugal. Esos son los espejos en los que debemos mirarnos si queremos saber cuál puede ser nuestro futuro.

Nos enfrentamos, afirmas también, “a una recesión que puede alargarse fácilmente 20 años”. ¿No exageras? ¿Por qué 20 años? ¿De qué tipo de recensión estás hablando?

Estoy hablando de lo que técnicamente se llama una “recesión de balances”, en la terminología del economista japonés Richard Koo.

La diferencia entre una recesión normal y una recesión de balances es que en la segunda, que suele tener lugar tras el estallido de la burbuja de algún activo, una amplia porción del sector privado, en lugar de tratar de maximizar sus beneficios, está intentando minimizar sus deudas.

Así, cuando estalla una burbuja que se ha financiado eminentemente a partir de deuda, el precio de los activos colapsa mientras que las obligaciones permanecen, lo que deja a la mayor parte de los balances del sector privado en quiebra. A las familias y a las empresas sólo les queda entonces, para tratar de recuperar su solvencia financiera, intentar sanear sus balances ya sea incrementando el ahorro o amortizando parte de la deuda. Se produce, entonces, lo que se denomina un fenómeno de “desapalancamiento” generalizado que provoca una contracción de la demanda agregada (como consecuencia de la disminución del consumo ante el incremento del ahorro) y lanza a la economía a este tipo de recesión especial.

Y es una recesión especial porque frente a ella los instrumentos tradicionales de la política económica -y, en especial, la política monetaria- se vuelven absolutamente inoperantes.

Ese es el tipo de recesión que viene experimentando Japón desde hace más de 15 años y ese es el tipo de recesión en el que se encuentra la economía española. De ahí que me aventure a afirmar que si no hay cambios radicales en los objetivos de la política económica y se sigue insistiendo en la austeridad, el horizonte es de una recesión de 20 años.

Te has puesto un poco técnico pero creo que entendemos bien lo que señalas.

Cito un paso de un artículo reciente de Rafael Poch de Feliu: “Ahora que ya nos han intervenido en toda regla quizá comprendamos, como país, el estado y sentir de los griegos de los que hemos estado desmarcándonos de forma tan miserable. Somos víctimas del mismo fraude que ellos: los de abajo pagando por estafas internacionales realizadas por el sector financiero y consentidas por el poder político. Los ahorros y sacrificios son para pagar las deudas de ese sector, que es internacional. Y los imponen los mismos políticos que sancionaron el casino”. ¿Estás de acuerdo con esta consideración?

Completamente de acuerdo. Me parece una descripción precisa de lo que está ocurriendo y de ese gesto miserable que han tenido los gobiernos de todos los países periféricos antes de ser rescatados afirmando que su país (Portugal, Irlanda o España) no era Grecia. Ahora, lamentablemente, todos somos Grecia.

La última, tras agradecerte una vez más tu disponibilidad y tu enorme generosidad: ¿está el euro en crisis o es la Europa construida conforme a los mercado la que nos lleva al abismo? ¿Cabe inventar aún una Europa conforme a los ciudadanos y sus naciones o es una simple quimera que llegaría a destiempo?

El euro está en crisis desde que nació, Salvador. Ya lo he escrito en otros lugares: el euro estaba mal diseñado y llevaba inserto en su código genético los factores y dinámicas que, llegado el momento, cuando se activaran, provocarían este tsunami en el que nos encontramos.

Y, por otra parte, euro y Europa de los mercados son cuestiones indisociables. El euro no se creó para facilitar los intercambios de los ciudadanos en sus viajes de turismo por Europa; se creó para facilitar el intercambio de mercado a gran escala. Son cara y cruz de una misma moneda, valga la broma fácil.

Y esa Europa de los Ciudadanos como caberla inventar, cabe inventarla. Sin embargo, que llegue a materializarse eso ya es otra cosa. Dudo mucho de que en el estado de cosas actual y con Alemania actuando como potencia hegemónica que gestiona el euro y las instituciones europeas según sus intereses vaya a producirse ese vuelco.

Siento una vez más mostrarme tan pesimista, pero no hacerlo me parecería intelectualmente deshonesto.

 

junio 14, 2012

Embusteros e incompetentes

Iturria: attac.es – Ricardo García Zaldívar – Presidente de ATTAC España.

Además de las graves consecuencias económicas y sociales que traerá el ya confirmado rescate de España por la UE, hay que resaltar otro hecho no menos importante: recordarnos a la ciudadanía la desagradable cruz que supone estar gobernados por embusteros y por incompetentes. Rajoy sigue añadiendo mentiras a las mentiras de los últimos meses y ha dado un paso de gigante para probar la nefasta gestión de la crisis de su equipo ministerial. Es verdad que los intereses financieros especulativos exigen a los políticos, en su propio beneficio, la ocultación de la realidad; pero es igualmente cierto que los ciudadanos exigimos a nuestros gobernantes, en defensa propia, transparencia informativa.

Tras afirmar reiteradamente que no habría rescate, el último embuste del gobierno ha sido proclamar que es España quien ha pedido el rescate, y no la UE quien ha forzado a aceptarlo. No es lo mismo llamar que salir a abrir. Aunque Guindos ha declarado que se trata de “un préstamo en condiciones muy favorables que implicará contraprestaciones únicamente para la banca”, podemos preguntarnos qué grado de credibilidad le queda al Sr. Rajoy y al Sr. Ministro para hacernos pensar que va a ser así. En los movimientos sociales sabemos que cero. Estamos siguiendo los pasos de Grecia, Irlanda y Portugal y la pérdida de soberanía a manos del capital financiero se hará cada vez más patente. Vendrá la burocracia tecnócrata de Bruselas a “vigilar in situ” la evolución de nuestras variables macroeconómicas, el pago de las deudas y el cumplimiento del déficit. El resto del ajuste ya no es necesario imponerlo, pues hace meses que España ya está “intervenida”. Porque este gobierno embustero se ha encargado de hacer aplicadamente y de motu propio lo que se les ha exigido a los otros países rescatados.

Pero además de embustero este gobierno es incompetente. Machaconamente se nos ha dicho que la crisis era debida a que los ciudadanos habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades, y que por ello, la prioridad debían ser las políticas “de austeridad”. Solo ahora, forzados por los acontecimientos, se reconoce que el tumor estaba en el sistema financiero, pero el problema es que difícilmente se podría haber realizado una gestión más tardía y desastrosa de la crisis de Bankia y del resto de las cajas y bancos cercanos a la quiebra técnica. La factura que ahora se estima en 100.000 millones de euros podría haberse reducido considerablemente si el gobierno hubiera defendido mejor los intereses de sus ciudadanos frente a los requerimientos de banqueros y especuladores (por ejemplo, prescindiendo en todo momento plantear una quita a los acreedores) y también si hubiera negociado con más profesionalidad y firmeza las condiciones de la ayuda de la UE (sin aceptar, por ejemplo, que sea el Estado español a través del FROB quien acabe avalando los créditos a las entidades financieras en apuros). Y esto, por no hablar de la indignidad de la amnistía fiscal puesta en marcha esta semana…

Frente a este gobierno embustero e incompetente no hay otra alternativa que la de seguir presionando desde la ciudadanía para forzar un cambio radical de las políticas dirigidas a salir de la crisis. Es oportuno recordar, aunque sea sintéticamente, cuatro propuestas ineludibles y largamente respaldadas por movimientos sociales como ATTAC. Son estas:

1.  Creación de una comisión formada por personas con acreditada experiencia en el mundo de las finanzas y de la economía mundial que depure las responsabilidades de los causantes de la crisis del sistema financiero español.

2.  Consolidación de una potente banca pública en base a las nacionalizaciones realizadas, con la cual financiar y estimular una reactivación  económica sostenible, generadora de riqueza social y de empleo decente.

3.  Auditoría de la deuda pública y privada existente, con una investigación pormenorizada y rigurosa de los contratos de deuda vigentes, tendente a identificar y rechazar aquellos considerados ilegítimos.

4.  Modificación de los acuerdos de la UE en materia de fiscalidad y que permitan dotar al Banco Central Europeo de poderes para emitir títulos propios de deuda pública, con los que financiar su presupuesto y las necesarias ayudas a los países y a los Estados.

¿Utopías de una izquierda radical? En ATTAC pensamos que no. No hay que olvidar que la aplicación del programa del partido de la izquierda griega, Syriza, si gana dentro de unos días las elecciones -como es bien posible-, puede ayudar a hacer despertar a una ciudadanía europea aletargada y resignada a aceptar todo lo que está imponiendo la troika (Bruselas, el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional). ¿Hasta cuándo?

Ricardo García Zaldívar es doctor en Economía

junio 12, 2012

Las siete grandes mentiras sobre el rescate español

Iturria: Ignacio Escolar – 2012/06/12

Luis de Guindos: “Es un apoyo financiero que no tiene nada que ver con un rescate”. “No hay ni el más mínimo rescate al respecto”.

Falso. El dinero sale de los fondos europeos de rescate y se presta al Estado, no directamente a los bancos, como pretendía España. Aunque las condiciones sean algo diferentes al de los demás países rescatados, la realidad es que España se ha convertido en el cuarto país de Europa en recurrir a estas ayudas, tras Grecia, Irlanda y Portugal. Así lo ve toda Europa y la prensa internacional.

Mariano Rajoy: “Lo que hay es una línea de crédito”.

Falso. No son los bancos quienes piden el dinero prestado a Europa, se comprometen a devolverlo y pagan los intereses. Es España, a través de una entidad pública: el FROB. La mayoría de los bancos no recibirán préstamos desde el FROB –no los podrían devolver–, sino inyecciones de capital.

Mariano Rajoy: “No afecta al déficit público”.

Falso. Todo el dinero que pida prestado al FROB irá a la deuda pública y sus intereses, al déficit. Si se alcanzan los 100.000 millones y el tipo de interés, como se dice, es del 3%, supondrá 3.000 millones de euros más en el déficit anual: por comparar, es dos veces lo que ahorró Zapatero congelando las pensiones en 2010.

Mariano Rajoy: “El que ha presionado he sido yo. A mí nadie me ha presionado”.

Falso. Europa –especialmente Alemania y los países del norte– ha presionado a España para que acepte esta opción. Dentro del desastre, el procedimiento de rescate no es especialmente malo: había opciones mucho peores. Pero tampoco es el modelo soñado por el Gobierno español, que habría preferido una intervención del BCE o un rescate directo a los bancos sin que el Estado tuviese que avalar la operación.

Luis De Guindos: “Ayudará a las familias y a las empresas”. “Servirá para que vuelva a fluir el crédito, para que crezca la economía y se cree empleo”.

Falso. El dinero público inyectado a los bancos irá a provisiones de pérdidas, no al crédito. De hecho, a corto plazo lo más probable es que el crédito se restrinja aún más porque todas las entidades financieras –las buenas, las malas y las regulares– tendrán que aumentar aún más sus provisiones, por lo que no podrán prestar.

Cristóbal Montoro: “No van a venir los hombres de negro”. Falso. La temida troika –el FMI, el BCE y la Comisión Europea– también va a aterrizar en España. Serán ellos quienes decidan la reestructuración del sector financiero y también quienes vigilen “de cerca y regulamente” el cumplimento de los compromisos españoles contra el déficit.

Luis de Guindos: “Las condiciones se les van a imponer a los bancos”.

Falso. España va a tener que firmar un ‘memorandum of understanding’: un tratado, como el de Grecia, Irlanda y Portugal. Y en el propio comunicado del Eurogrupo queda claro que la ayuda al sector financiero está condicionada al cumplimiento de los compromisos anteriores de España en la lucha contra el déficit. No hay condiciones explícitas, pero sí las hay implícitas. En breve veremos nuevos recortes y subidas de impuestos, por mucho que el Gobierno hoy los niegue con la misma contundencia con la que antes negó el rescate.

 

junio 12, 2012

Bankuei diru publikoa ematea eta jendeari kentzea bidegabea eta inmorala da

2012/06/11

ELAren iritiz, hau ez da erreskate bat, amildegirako bultzakada baizik. Adolfo Muñozek azpimarratu du gobernu espaniarra gezurretan ari da berriro ere eta helburua bankuei dirutza publikoa ematea da, eskubide laboral eta sozialak murrizten diren bitartean. Horrez gain, ez dela kreditorik izango, azpimarratu du.

Adolfo Muñoz “Txiki”, ELAko idazkari nagusia eta Mikel Noval, arlo sozialeko arduradunak asteburu honetan hitzartu den erreskatearen inguruko balorazio egin dute Donostian.

2012ko ekainaren 9an eurotaldearen bilera bat izan zen bideokonferentzia bidez; hor Espainiako gobernuak aurreratu zuen “epe laburrera” (besterik zehaztu gabe) diru kopuru handi bat eskatuko zuela maileguan. Beraz, eskaria eta baldintzak ez dira jakinak.

Eurotaldearen komunikatuak dioenez, mailegua 100.000 milioi eurokoa izango da, hots, espainiar estatuko administrazio guztiek 2011n izan zuten defizita baino gehiago, BPGaren %10.

Mailegua gobernuari ematen diote, ez bankuei. Dirua Bankuen berregituratze ordenaturako Funtsak (FROB) jasoko du; funts hau Espainiako gobernuaren esku dago. FROBek, Gobernuak alegia, jasoko du dirua, eta gobernuak berak itzuli beharko du, interes bat ordainduta.

Mailegua gobernuak itzuli behar du, ez bankuek. Eurotaldearen komunikatua argia da: “Espainiako gobernuak finantza-laguntzaren erantzukizun betea izango du eta Elkar aditzeko Memoranduma sinatuko du”. Memorandum honetan jasoko dira gobernuak aintzat hartu beharko dituen baldintza eta konpromisoak.

Gobernuak dirutza hori bankuei emango die. Ez die mailegu gisa helaraziko, eman egingo baitie, Bankiaren kasuan iragarri den legez. Begibistakoa da gobernuak ez duela dirurik irabaziko; galdu egingo du, asko gainera. Baina ez dakigu zenbat. Bankiari gobernuak 23.500 milioi euro emango dizkio, bankuaren kapitala eskuratzeko. Operazio honen helburua bankua saneatzea da eta berriro pribatizatzea; zentzuzkoa da uste izatea pribatizazio hori, bankua irauteko gauza bada, oso merke aterako dela. Eta gauza bera gertatuko da kasu guztietan.

Bankuen eskuetara pasako den errenta kopuruak langabezia eta murrizketa sozial gehiago ekarriko ditu. ELAk ez ditu onartzen engainurako erabiltzen diren izenak, hala nola “erreskatea” edota “baldintza oso egokiak dituen finantziazio europarra”:

  • Grezia, Irlanda eta Portugalekin egin dituzten operazioak ez dira erreskateak izan, amildegirako bultzakadak baizik. Hain zuzen hori ari da orain espainiar estatuarekin gertatzen. Lau kasuetan gauza bera gertatzen da: gobernuari emandako maileguak ez dira herritarrentzat, enpresa pribatuentzat baizik. Betiere diruaren zati handi bat zuzenean bankuei ematen zaie, orain espainiar estatuan gertatzen den bezalaxe.
  • Finantzaketak ez du baldintza errazik izango. Filtrazioen arabera, interes-tipoa %3 eta 3,5 bitartekoa izango da, hots, Europako Banku Zentralak EBko finantza-erakundeei eman dien dirua baino garestiago (hau %1an zegoen).
  • Ajuste- eta murrizte-politikak areagotu egingo dira, eta horrekin batera langabezia eta gizarte-babesaren desagerpena. Operazio honek defizita eta zor publikoa handitzea eragingo du. Gobernuek defizita eta zor publikoa gutxitzeko erabakitzen dituzten politikak ikusirik, baliabideak bankuen esku jartzeak beste gai batzutarako aurrekontua murriztuko du: osasungintza, hekuntza, gizarte-prestazioak, etab. Bankuei dirua eman eta jendeak behar duenetik kenduko da.

Ez da egia aurrekontu-politikari eta gizarte-murrizketei dagokienez baldintzarik ezarriko ez denik:

  • Gobernuak, batetik, kreditua bere interesekin itzuli beharko du, eta bestetik, mailegua sinatzen denean politika publikoei buruzko baldintzak ezarriko dizkiote. Gaur ez dakigu oraindik baldintza horiek zein diren. Gobernuak dio bankuentzat baino ez direla izango, baina hau sinestuko duen inor ez dago. Izan ere, Alemaniako finantza-ministroak esan baitu: bankuentzako exijentziak baldintzen zati bat besterik ez dira. Gobernua prozesu honetan gezurrari gezur jardun da, eta hala jarraitzen du (adibidez, Rajoyk duela hilabete eskas esan zuen diru publikotik bankuentzat ez zela euro bat ere emango; duela hamar egun ukatu egin zuen Europar Batasunari dirua eskatzekoa zenik).
  • Eurotaldearen komunikatuak dio “arlo hauetako aurrerapidea zorrotz eta aldian-aldian behatuko da, finantza-laguntza eman ahala.” Zein arlotaz ari da? Aurrekontu-politika, desoreka makroekonomikoak zuzentzea edota egiturazko erreformak. Beraz, eurotaldeak gobernuari dirua emateko erabakia eskubide laboral eta sozialak murriztearekin lotzen du. Hori gertatu da orain arte Grezian, Portugalen eta Irlandan.
  • Politika hauek baldintzatuta daudela nabarmena da: Europar Kontseiluak maiatzaren 30ean Espainiako gobernuari egin zizkion gomendioetan besteak beste hauek aipatzen ditu: defizit publikoa are gehiago murriztea, gizarte-kotizazioak jaistea, BEZa eta beste zeharkako zerga batzuk gehitzea, erretiro adina 67 urtera arte atzeratzeko erabakia lehenago aplikatzea, eta pentsioekiko murrizketa gehiago ezartzea. Zalantzarik gabe, etorkizuneko akordioak honelako gomendioak gauzatzeko “betebeharra” jasoko du.
  • Nazioarteko Diru Funtsaren (NDF) egitekoa gainbegiratzea izango da; honek argi uzten du politikek herritarrentzat ondorio latzak izango dituztela. Eurotaldearen komunikatuak dioenez, “NDF gonbidatzen dugu aldian-aldiko txostenen bidez finantza-laguntzaren aplikazioa babestera eta gainbegiratzera”. Beraz, NDFak kontroleko egiteko bat izango du, eta hori politikak baldintzatuta daudelako.

Ez da kreditu gehiago emango; aitzitik, finantza-erakundeen zulo izugarriak estaltzeko erabiliko da. Finantza-sektorearen inguruan orain arte erabaki diren erreforma guztiekin kreditua enpresa eta familiei iristeko aukera erraztu nahi omen zen. Baina ez da halakorik gertatu, ezta orain gertatuko ere. Finantza-erakundeek berebiziko zuloak dituzte, eta zulo hauen benetako neurria ezezaguna da; gobernuak sartzen duen dirua zuloak estaltzeko izango da. Gogora dezagun joan den abendu eta otsaila bitartean Europako Banku Zentralak 200.000 milioitik gorako maileguak eman dizkiela espainiar bankuei, hiru urterako epearekin, baina horregatik kreditua ez da gehitu.

Politika hauek aplikatu eta gizartea desinformatzeko akordio politiko bat dago. Informazio mordoa ematen digute, baina benetan erabaki denari buruz oso datu gutxi. Hizkuntza manipulatu egiten da. Gobernuan edozein indar dagoela ere, ezarritako politikak antzeko norabidean joan dira. Zalantza bat pizten da, ea beste estatu-itunen bat itxiko ote duten herritar gehienen kalterako harrapaketa hau babesteko.

Horrenbestez, hauek dira ondorioak:

  • Larunbatean iragarri zena gobernuaren estrategiako beste urrats bat da: bere helburua bankuei dirutza publikoa ematea da, eskubide laboral eta sozialak murrizten diren bitartean. Estrategia honen oinarriak gezurra eta botere ekonomiko, finantzario eta politikoaren arteko adostasuna dira.
  • Zalantzarik ez badute bankuak ordaintzeko gai izango direla, edota espainiar estatuko bankuetan inbertitzea errentagarria dela, inberti beza kapital pribatuak. Ez dugu nahi gure bermearekin erreskatatzerik; abalatuz gero, guztiok izango gara biktimak. Ez gara fio. Egin dutenari aurre egitea nahi dugu, gainerako herritarrok aurre egin behar izaten dugun bezala.
  • Operazioa amildegirako bultzakada bat da, ez erreskate bat. Herritar gehienentzako txirotzea ekarriko du, langabezia eta gizarte-babesaren galera izango baitira nagusi.
  • Bankuei dirua ematea, jendeari kentzen dioten artean, bidegabea eta immorala da. Gaizki kudeatutako bankuei utzi egin behar zaie erortzen: ezin dira arduragabeak eta oportunistak saritu. Erortzen uzteak eragingo lukeen kostua onbideratzea baino merkeagoa izango da. Ez da bidezkoa egunero banku gutiziatsuek biktimak egitea (etxebizitza galtzen duen jendea, hura ordaintzeko erdibidean denean; arrazoizko proiektuetarako krediturik lortzen ez duten enpresa errealak), eta aldi berean oinarri ustelak dituzten erraldoi aseezin horiei dirua ematea.
  • Politikak aldarazteko bide bakarra ukapen soziala eta mobilizazioa ditugu.

Dar dinero público a la banca para quitárselo a la gente es injusto e inmoral

2012/06/11

Para ELA, el acuerdo del pasado sábado “no es un rescate, sino un empujón hacia el precipicio. Adolfo Muñoz ha reiterado que “Rajoy ha vuelto a mentir y que el gobierno va a trasvasar enormes cantidades de dinero público a la banca, recortando los derechos laborales y sociales”. “Mientras tanto seguirá sin haber crédito”, ha subrayado.

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz “Txiki”, ha comparecido en Donostia junto al responsable del área social, Mikel Noval para hacer una valoraciòn de las consecuencias del acuerdo del eurogrupo del pasado sábado para el rescate de la banca.

El comunicado del eurogrupo señala que el volumen del préstamo será de 100.000 millones de euros, una cifra que supera el déficit público que tuvieron en 2011 todas las instituciones del estado español juntas. Esta cifra equivale, aproximadamente, al 10% del PIB.

Es un préstamo al gobierno, no un préstamo a la banca. El dinero lo recibirá el Fondo para la Reestructuración Ordenada de las instituciones bancarias (FROB), que es un Fondo del Gobierno español. El FROB (el Gobierno) recibirá los fondos, y será el gobierno el que los tenga que devolver, pagando un interés.

Quien tiene que devolver el crédito es el gobierno, no la banca. El comunicado del eurogrupo es claro, e indica que “el Gobierno español conservará la plena responsabilidad de la ayuda financiera y firmará el Memorando de Entendimiento”. En este memorando se recogerán las condiciones y compromisos que deberá adquirir el gobierno.

El gobierno dará esta ingente cantidad de dinero público a la banca. No se lo va a prestar sino que se lo va a dar, como se ha anunciado en el caso de Bankia. Es obvio que el gobierno no va a ganar dinero, sino que va a perder, y mucho. Lo que no se sabe es cuánto. En el caso de Bankia el gobierno piensa darle 23.500 millones de euros, destinados a adquirir capital del Banco. El objetivo de esta operación es sanear el banco y volver a privatizarlo, y lo razonable es pensar que la la futura privatización (en caso de que la entidad sobreviva) se haga a precio de saldo. Es lo que ocurrirá en todos los casos.

Es un trasvase de renta a la banca que va a suponer más paro y más recortes sociales. ELA rechaza la utilización de términos engañosos como “rescate” o “financiación europea a condiciones muy ventajosas”:

  • Las operaciones aplicadas con Grecia, Irlanda o Portugal no han sido ningún rescate, sino un empujón al precipicio. Y eso es lo que ocurre ahora con el Estado español. En los cuatro casos ocurre lo mismo: préstamos al gobierno para ponerlos en manos no del pueblo, sino de empresas privadas de distinta índole. En todos los casos una parte importante de ese dinero se da directamente a la banca, como ocurre ahora con el estado español.
  • La financiación no va a ser en condiciones muy ventajosas. Según las filtraciones, el tipo de interés será de entre el 3 y el 3,5%, muy superior al 1% al que el Banco Central Europeo ha estado prestando a las entidades financieras de la Unión Europea.
  • Se van a intensificar las políticas de ajuste y recortes, con el consiguiente aumento del paro y de la desprotección social. Esta operación va a suponer más déficit y deuda pública. Teniendo en cuenta las políticas acordadas por los gobiernos para reducir el déficit y la deuda pública, destinar recursos a la banca reducirá los recursos económicos destinados a otras cuestiones, como la sanidad, la educación, las prestaciones sociales, etc. Es decir, se va a dar dinero a la banca para quitarlo de lo que la gente necesita.

No es verdad que no vayan a imponerse condiciones de política presupuestaria o de recortes sociales:

  • Además de que el gobierno devuelva el crédito con sus correspondientes intereses, cuando se firme el préstamo se le impondrá condiciones sobre sus políticas públicas. Hoy todavía no se conocen estas condiciones. El gobierno insiste en que solo afectarán a los bancos. Esto no hay quien se lo crea. Lo ha dicho el ministro de finanzas de Alemania: lo que se exija a la banca será una parte de las condiciones, pero habrá más. El gobierno ha mentido continuamente en este proceso y lo sigue haciendo ahora (por ejemplo, Rajoy decía hace apenas un mes que no iba a haber ni un euro de dinero público para la banca, o hace diez días negaba que iba a pedir dinero a la Unión Europea).
  • El comunicado del eurogrupo indica que “se vigilará de cerca y de forma periódica el progreso en estas áreas, al mismo tiempo que se proporcione la ayuda financiera.” Las áreas a las que se refiere son la política presupuestaria, corregir los desequilibrios macroeconómicos o las reformas estructurales. Es decir, el eurogrupo relaciona claramente ir entregando el dinero al gobierno a que éste aplique las políticas de recortes de derechos laborales y sociales. Igual que ha ocurrido hasta ahora en Grecia, Portugal o Irlanda.
  • Un ejemplo de la condicionalidad de estas políticas lo tenemos en las recomendaciones del Consejo Europeo al gobierno español, aprobadas el pasado 30 de mayo, que, entre otras cuestiones, instan a la reducción adicional del déficit público, a reducir las cotizaciones sociales y aumentar el IVA y otros impuestos indirectos, a adelantar el retraso de la edad de jubilación a los 67 años y tomar nuevas medidas de recorte de las pensiones. Sin duda, el acuerdo futuro contemplará la “obligatoriedad” de aprobar este tipo de recomendaciones.
  • El Fondo Monetario Internacional tendrá un papel de supervisión, lo que avala que las políticas van a tener efectos nefastos para la población. El comunicado del eurogrupo recoge que “Invitamos al FMI a apoyar la aplicación y la supervisión de la ayuda financiera mediante informes periódicos”. Esto supone dar un papel de control al FMI, lo que está relacionado con la condicionalidad de las políticas.

No va a suponer más crédito, sino la cobertura de agujeros gigantescos de las actuales entidades financieras. Con todas las reformas hasta ahora aprobadas para el sector financiero se ha dicho que pretendían favorecer que el crédito fluya a las empresas y a las familias. Nada de eso ha ocurrido. Y tampoco pasará ahora. Las entidades financieras tienen unos agujeros enormes, cuyas cifras reales se desconocen, y el dinero que meterá el gobierno es para tapar los agujeros. Basta recordar que entre diciembre y febrero el Banco Central Europeo ha prestado más de 200.000 millones de euros a la banca del estado español, a tres años, sin que por ello haya aumentado el crédito.

Existe un acuerdo político de fondo para aplicar estas políticas y desinformar a la sociedad. Se nos ofrece una gran avalancha de información, pero con muy pocos datos sobre lo que realmente se ha aprobado. Se manipula el lenguaje. Con independencia de quién esté en el gobierno, las políticas aplicadas han ido en la misma dirección. La duda que surge es si habrá una formalización de un nuevo Pacto de Estado para dar cobertura a este saqueo contra la mayoría de la población.

En definitiva, podemos concluir que:

  • Lo anunciado el sábado es un paso más en una estrategia diseñada por el gobierno para trasvasar enormes cantidades de dinero público a la banca, recortando los derechos laborales y sociales. Esta estrategia se basa en la mentira y en el acuerdo entre los poderes económico, financiero y político.
  • Si no tienen dudas de que la banca va a pagar o de que invertir en la banca del estado español es rentable, que lo haga el capital privado, no el público. No queremos que se les rescate con nuestro aval, si les avalamos las víctimas seremos todos. No nos fiamos. queremos que respondan por todo lo que han hecho, como hacemos el resto de conciudadanos.
  • La operación es un empujón al precipicio, no un rescate. Va a suponer un empobrecimiento generalizado de la población, a través del aumento del paro y de la desprotección social.
  • Dar dinero a la banca y quitárselo a la gente es totalmente injusto e inmoral. Hay que dejar caer a la banca que lo ha hecho mal: no se puede premiar a los bancos irresponsables y oportunistas. El coste que tendríamos que asumir por dejarlos caer es mucho menor que el vamos a sufrir por sacarlos a flote. No es justo que todos los días siga habiendo víctimas de los bancos codiciosos (personas que pierden casas a medias de pagar, empresas “reales” que no obtienen créditos para proyectos razonables), mientras que se da dinero a esos gigantes insaciables con pies de barro.
  • El rechazo social y la movilización es la única vía para conseguir cambiar las políticas.
abril 9, 2012

¿Quién define la confianza de los mercados financieros?

Iturria: Publico.es – 2012/04/05

– Vicenç Navarro
Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

El argumento más frecuentemente utilizado por el gobierno Rajoy para justificar los enormes recortes de gasto público en España es la necesidad de “recuperar la confianza de los mercados financieros”, la frase más utilizada por todos los proponentes de las políticas de austeridad. De ahí que debería ser un motivo de gran atención mediática averiguar cómo se define tal supuesta confianza de los mercados, y quién tiene el poder de definición. Es sorprendente, en este sentido, la escasa atención mediática sobre estos puntos.

El indicador más frecuentemente utilizado para medir tal confianza de los mercados son los intereses que el Estado debe pagar para poder vender su deuda pública. A mayor desconfianza, mayores los intereses, y viceversa. A mayor confianza, menores intereses. Pero, ¿quién define los intereses? La respuesta conforme a la ortodoxia neoliberal es que son los “mercados”. Pero, como toda ortodoxia, ésta se basa en fe más que en evidencia. Ésta muestra que, en general, son las agencias de valoración de bonos las que, con sus evaluaciones, guían el comportamiento de tales mercados financieros. En realidad, uno de los instrumentos más valiosos que tienen las instituciones financieras (tales como los bancos, las compañías de seguros y los fondos de alto riesgo) que intervienen en el supuesto mercado, son las agencias de evaluación de los productos financieros (en inglés Credit Rating Agencies) que, en teoría, valoran tales productos –como los bonos públicos de los Estados- y dicen a las instituciones financieras si vale la pena invertir en ellos o no. Cuando una de tales agencias valora negativamente los bonos públicos de un Estado, éste tiene que aumentar los intereses de tales bonos a fin de hacerlos más atractivos para las instituciones financieras. Es lo que se llama “recuperar la confianza de los mercados”.

En teoría, tales agencias podrían justificar su existencia si su trabajo fuera independiente, objetivo y creíble. Pero no es así, tal como lo demuestra la evidencia acumulada. Estas agencias son meros instrumentos de aquellas instituciones que, en gran parte, las financian. De ahí que siempre valoren muy positivamente los productos de las instituciones que les financian (sean bancos, compañías de seguro, u otros) mientras que valoran negativamente a ciertos productos si ello favorece los intereses de tales instituciones financiadoras. De nuevo, la evidencia de ello es abrumadora. Esto fue reconocido por el vicepresidente de una de ellas, la famosa Moody’s, que tras dejar la compañía, declaró a la Comisión Federal de EEUU encargada de analizar las causas de la crisis  financiera, que lo más importante para tal agencia no era la objetividad en sus estudios del valor de los productos financieros sino la satisfacción de sus clientes que financiaban tales estudios (citado en el artículo de John Ryan “Do we need Credit Rating Agencies?” en Social Europe Journal. 16.03.12). Más claro imposible.

Para comprender y predecir sus valoraciones basta conocer quiénes les financian. Así, en EEUU, ha habido una campaña promovida por Wall Street, el centro financiero de EEUU, que tiene como objetivo desacreditar la deuda pública del gobierno federal como manera de forzar recortes en la Seguridad Social y privatizar las pensiones y los programas sanitarios a las personas de la tercera edad. Con la ayuda de los medios afines, Wall Street ha estado promoviendo tal mensaje a través de sus agencias de valoración, devaluando su valoración de los bonos públicos federales. (Antonio Caño en sus sesgados informes sobre EEUU –ver El País de 18.03.12- también transmite este mensaje sobre la deuda pública federal de EEUU). Tales bonos, sin embargo, no tienen ningún problema. Prueba de su salud es que los bonos federales tienen los intereses más bajos de la OCDE (el club de países más ricos del mundo). Si tuvieran problemas, tendrían intereses elevados. La desvaloración de los bonos del Estado federal por parte de tales agencias no tuvo ningún impacto, excepto desacreditar en EEUU todavía más a tales agencias, incluso más de lo que ya lo estaban. Un tanto semejante ocurrió con la devaluación de los bonos públicos del Estado francés, valoración que respondía a una campaña encaminada a penalizar al gobierno francés por su petición de establecimiento de una agencia pública europea que las sustituyera.

El gobierno español, sin embargo, raramente las criticó. Antes al contrario, la ministra de Economía y Hacienda del gobierno Zapatero, Elena Salgado, las alabó, y se opuso al establecimiento de las agencias públicas europeas. Su docilidad hacia tales agencias privadas era sorprendente en una ministra de un gobierno socialista. Su temor (algunos dirían pánico) a antagonizarlas llegó a niveles extremos. Un tanto semejante ocurre con el actual ministro de Economía y Competitividad Luis de Guindos, que fue el director en España del Banco Lehman Brothers que, al colapsar debido a sus prácticas especulativas, creó la crisis financiera. Su obediencia a los mandatos de tales agencias es absoluta.

¿Por qué no se las ignora y se crea una agencia pública europea?

La evidencia de que tales agencias son meros instrumentos de las instituciones financieras hace que se haya estado explorando el desarrollo de agencias públicas de valoración que sean más objetivas y más creíbles que las actuales. El Parlamento Europeo ya ha recomendado el establecimiento de tal agencia. Predeciblemente, la mayor fuerza opositora procede del capital financiero que las financia y sostiene y, como no, del Banco Central Europeo que, como he indicado muchas veces, no es un banco central, sino un lobby de la banca. La avalancha de lobbies intentando que no se constituya esta entidad pública es abrumadora, y es probable que no se apruebe. Y así estamos.

En Estados Unidos, sin embargo, se ha aprobado una ley –The Dodd Frank Act- que elimina la regla que instruía hasta ahora el deber de las pensiones publicas, así como de los bonos públicos, de vender sus activos valorados negativamente por tales agencias. Esta regla les dio un enorme poder que ahora desaparecerá. Nada de esto está pasando en la UE, cuyas instituciones, incluyendo el Banco Central Europeo, continúan considerando tal evaluación como criterio de valoración de la deuda pública. Y ello ocurre a pesar de que la motivación política de tales agencias es obvia si se mira cómo se creó el llamado “problema de la deuda pública” que se inició en Grecia, cuando el Presidente socialista, George Papandreu anunció que la deuda pública griega era mayor que la anunciada por el gobierno conservador anterior. En teoría, tal declaración del Sr. Papandreu parecería “haber descubierto” que las cuentas del Estado no eran correctas. Pero, en realidad, la falta de credibilidad de las cuentas griegas era bien conocida antes de que el Presidente Papandreu lo indicara. Ya en 2004, la Oficina de Estadísticas de la UE –Eurostat-había indicado que las cuentas del Estado griego no eran creíbles, lo cual no fue obstáculo para que las agencias de valoración mantuvieran la evaluación positiva de la deuda pública griega. Fue al anunciarlo el Presidente Socialista cuando se cambió la evaluación, pasando a ser negativa, iniciándose la cascada de valoraciones negativas, primero Grecia, después Portugal, y más tarde España e Italia. ¿Cómo es que las agencias habían valorado positivamente la deuda publica de todos estos países y sólo hasta aquel momento se cambió de valoración positiva a negativa? Y la respuesta es fácil de ver si uno deja de creer en el dogma liberal. Fue el intento del capital financiero de crear la crisis de la deuda pública, de cuya especulación ganó pingües beneficios.

Lo que pasó en Grecia había pasado antes en EEUU. Recordemos que en EEUU tales agencias valoraron muy positivamente los productos de los bancos estadounidenses (incluido el Lehman Brothers del Sr. Luis de Guindos, actual Ministro de Economía), que colapsaron el día después de que les dieran matrícula de honor. En ambos casos, en las dos vertientes del Atlántico, su comportamiento fue el que respondió a los intereses del capital financiero. El famoso “problema de la deuda pública” fue y continúa  siendo un problema artificial, creado, en parte, por las agencias de valoración, para obtener los intereses de aquellas instituciones que las financian. El hecho de que se haya creado este problema (un problema que es falso) se debe a que a los bancos les ha ido muy bien con la existencia de tal problema. Así de claro.

abril 8, 2012

La orden de los amos surte su efecto y De Guindos anuncia reformas inminentes en sanidad y educación

Iturria: Kaos en la Red – Publico.es — 2012/04/06
Después de que la Troika al completo lanzase sus órdenes al gobierno español, y que los “mercados” impusiesen su voracidad no aplacada ni con los presupuestos más antisociales de la historia, el gobierno anuncia que habrá reformas inminentes en sanidad y educación. Los lacayos no fallan a los amos.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado “la reforma de los servicios públicos, sobre todo en sanidad y educación” como las próximas medidas del Gobierno.

Después de la subida de impuestos, la prórroga a la congelación del sueldo a los funcionarios, la suspensión de la incorporación de nuevas ayudas para la Ley de Dependencia, la promulgación de la reforma laboral y la presentación de los presupuestos, pocos pilares del Estado del Bienestar quedan pendientes de modificación.

En una entrevista adelantada por la edición digital del rotativo alemán Frankfurter Allgemeine, el titular de Economía ha asegurado que España saldrá “por su propia fuerza” y “reforzada” de la crisis. “España es un país que ha cometido errores en el pasado y acumulado desequilibrios. Ahora está en la senda de la corrección de todos esos problemas”, asegura de Guindos, que añade que el Ejecutivo, “elegido hace cuatro meses, tiene una mayoría absoluta en el parlamento y un mandato claro para el ahorro y las reformas” con el que conseguirán superar la coyuntura heredada.

Preguntado por los recortes presupuestarios de 25.000 millones de euros, subraya que “la consolidación financiera es inevitable”: “El gobierno anterior ha dejado un déficit del 8,5% en vez del 6% previsto”. Por eso debemos hacer esfuerzos suplementarios y además en medio de una recesión. Debemos recuperar sobre todo la confianza en la economía española, no solo alcanzar un déficit del 5,3% este año, sino del 3% en que viene. Estamos comprometidos con esa meta”, explica el ministro.

Tras el batacazo en las bolsas de este jueves, cuando la prima de riesgo volvió a los niveles de noviembre y rozó los 400 puntos, el ministro se ha mostrado seguro de que los mercados reaccionarán positivamente cuando estudien con precisión los presupuestos y ha justificado la necesidad de continuar con unas reformas que generen confianza: “Si no ven una consolidación se podría encarecer la financiación del estado. Y eso podría conducir a que también el sector privado tenga dificultades. Por eso es imprescindible el control del déficit”, ha sentenciado.

En cuanto a las perspectivas para 2012, reconoce que “este año será difícil, pero será a la vez el año en el que se sienten las bases para la recuperación. El gobierno es consciente de ello y no quiere generar falsas expectativas para este año a la vista de la situación. Será duro con menos crecimiento y, lamentablemente, con mayor desempleo”, ha vuelto a avanzar.

Amnistía fiscal

También rechaza las críticas a la amnistía fiscal, que no se aplicará en Euskadi ante la negativa de las diputaciones de Bizkaia y Guipuzkoa, y antepone la necesidad de que España busque posibilidades de “lograr ingresos para reducir su déficit” y acabar con la economía sumergida.

Sobre la huelga general con la que cientos de miles de personas respondieron a la generalización del despido de 20 días, aprobada en la reforma laboral, el titular de Economía subraya que el Gobierno no cederá a las presiones de los sindicatos, aunque mantiene su “respeto al derecho de huelga”.

A %d blogueros les gusta esto: