Posts tagged ‘IVA’

agosto 27, 2012

¿Qué futuro nos espera?

Iturria: rosamariaartal.com – Rosa María Artal – 2012/08/27

El 1 de Septiembre va a marcar un punto de inflexión en nuestro camino a la pobreza. Según el diseño del PP para, presuntamente “salir de la crisis”, pagaremos más por menos y mermará de nuevo nuestra calidad de vida. Sube el IVA con incrementos sin precedentes. En múltiples productos. Puede que entre lo más notable esté la elevación del precio de las proteínas: carne, pescado… Como en tiempos de la posguerra habrá que dosificarlas, tomarlas mucho más de tarde en tarde. Entretanto –y la verdad no es demagogia- os invito a daros una vuelta por el Club del Gourmet de El Corte Inglés por ejemplo. Un obsceno espectáculo de ostentación en donde vemos elevadísimos precios de alimentos por ser a veces tan solo más sofisticados y llamados a distinguirse de clases con menos recursos.

A partir de ese 1 de Septiembre también pagaremos íntegramente medicinas de uso muy habitual como el Almax o el Fortasec, expectorantes o –con más consecuencia para quienes lo necesitan- vasodilatadores periféricos. En torno a 150.000 emigrantes se verán privados de la sanidad pública, salvo en urgencias, contraviniendo los derechos humanos.

Todo es para pagar un pufo de los poderes financieros que los ciudadanos de a pie no causamos. Espero que todo el mundo recuerde el inicio de la crisis mundial. Ésa que agravó en España la burbuja inmobiliaria –inflada por el PP y no desactivada por el PSOE de Zapatero- y nuestro endémico tejido productivo basado en el turismo y los servicios.

Toda Europa se encamina a la pobreza. Le Monde recoge las declaraciones de un responsable de Unilever, una potente industria de alimentos cosméticos anglo-holandesa, que así lo afirma textualmente. Y en ese conjunto hay sociedades destinadas a pasarlo peor. Muy prácticos los de Unilever, declaran que van a tratar al mercado español como a los países asiáticos en vías de desarrollo: venden productos en envases más pequeños para que sean más baratos. El gasto se nota menos, aunque sea el mismo.

Porque ¿Qué nos espera? Se puede firmar y rubricar que con estas medidas no “se sale de la crisis”, se ahonda. La subida del IVA en Portugal ha conseguido recaudar menos por ese impuesto: los ciudadanos reducen sus compras y no les salen las cuentas al gobierno conservador. Suele pasar con esta injusta tasa. Se fastidia al contribuyente y encima se obtienen menos ingresos. Ni a mala fe, sale peor.

Pero es a Grecia adonde debemos mirar con más atención aún. Tenemos en común con ese país la corrupción política y la tolerancia social a esa corrupción. Algo que siempre pasa una durísima factura. Y aunque en una economía aún más débil, los mismos fundamentos productivos: turismo y construcción inmobiliaria.

El escritor griego Petros Márkaris ha escrito un libro, Las luces se apagan, donde reseña el camino seguido tras 18 meses de “reformas” noeoliberales. Y es desolador. Entresaco algunos párrafos del artículo que Márkaris ha escrito en El País y que merece la pena leer completo:

“Mientras tanto, el conjunto de los ciudadanos sin recursos no deja de crecer. Muchos de ellos no pueden ni siquiera costearse sus medicamentos. ¿Qué hacen entonces? Recurren a la organización Médicos sin Fronteras, que proporciona de forma gratuita algunas medicinas. Las dos clínicas de Médicos sin Fronteras que existen en Atenas están pensadas para asistir a inmigrantes sin recursos, que llegan a Grecia desde África en barcas de remos. Pero cada vez son más los griegos que piden ayuda. Algunos días hay casi mil personas haciendo cola en Médicos sin Fronteras.

Entre ellos, por ejemplo, diabéticos que ya no pueden permitirse comprar insulina. La miseria de los inmigrantes se extiende a los griegos. Hasta hace apenas medio año, cuando me asomaba a la calle desde el balcón de mi casa, veía a inmigrantes que revolvían entre los cubos de basura, en busca de algo para comer. En las últimas semanas, se han unido a ellos cada vez más griegos. No quieren revelar su miseria, por eso hacen su ronda a primera hora de la mañana, cuando las calles están casi desiertas.

(…)

Lo peor para los miembros del partido de los mártires es el desánimo. Han perdido la esperanza. Para ellos, tras la crisis no se esconde perspectiva alguna de alcanzar un futuro mejor. Cuando uno habla con ellos, no es posible dejar de pensar que solo están esperando a que llegue el final. Cuando una gran parte de la sociedad no logra reunir el optimismo necesario, significa que la vida es en verdad agobiante. En muchos de los bloques de viviendas en los que viven ciudadanos con ingresos escasos o moderados ya no se enciende la calefacción. Las familias carecen de dinero para gasóleo, o prefieren utilizarlo para otras cosas.

(…)

La recesión no es la única preocupación de los mártires. A pesar de que sus negocios ya no rinden, están obligados a pagar sus tributos por partida triple: primero, el Impuesto sobre la Renta, después diferentes impuestos adicionales y, por último, un complemento de solidaridad. Un impuesto este, el de solidaridad, que el año próximo deberán abonar en dos ocasiones, mientras que otro impuesto indirecto, el IVA, se incrementó dos veces durante el año pasado. Mientras que los defraudadores no pagan nada o casi nada de estos impuestos adicionales o del complemento de solidaridad, porque muchos no presentan la declaración de Hacienda o disfrazan una gran parte de sus ingresos, los ciudadanos honrados no pueden casi ni respirar.

(…)

La contención del consumo y la falta de créditos ha frenado el crecimiento económico del país y, por este motivo, son muchas las pequeñas empresas que se hunden estos días. Desaparecen, pero no se llevan consigo las numerosas deudas contraídas. Mi cuñado, representante de moda infantil, me contaba entristecido que solo la pasada semana había vivido tres casos semejantes. Es desesperante. Ahora, delante de las oficinas de empleo, se ven largas colas de parados que cada mes aguardan pacientemente la orden de pago con la que el banco debe transferirles su subsidio. Sin embargo, nunca pueden tener la certeza de que el pago llegue a principios de mes. A veces, tienen que esperar algo más para cobrar sus 416,50 euros, pues el número de parados no deja de crecer y a las oficinas de empleo se les termina el dinero.

(…)

El cuarto y último partido de la sociedad griega es el que más me preocupa. Es el partido de los desesperanzados: los jóvenes griegos, sentados todo el día frente al ordenador, buscando en Internet, desesperados, un trabajo, sea donde sea. No son emigrantes como sus abuelos, que en los años sesenta llegaron a Alemania desde Macedonia y Tracia para buscar trabajo. Estos jóvenes han ido a la universidad, algunos incluso tienen un doctorado. Sin embargo, cuando terminan la carrera se van directos al paro. (…)

Ya sea a causa de la recesión, de las medidas de contención del gasto, del recorte de la deuda o de las reformas, el caso es que vamos a sacrificar a tres generaciones en nombre de la crisis. Hoy son los jóvenes los que más pierden; mañana lo seremos nosotros, porque en algunos años nos faltarán las fuerzas para seguir luchando. (…)”.

Pero no todos pierden en Grecia, tampoco en España, ni en el resto de Europa…

“Está claro que los beneficiarios y los defraudadores no tienen tales preocupaciones. Apenas sienten que el país está en crisis. Antes de que Grecia entrase en esta situación, ya habían trasladado su dinero al extranjero. Mientras que los bancos griegos han perdido en los últimos 18 meses alrededor de 6.000 millones de euros, los bancos extranjeros —especialmente los suizos— se frotan las manos”.

Añadamos que los griegos han cometido el error histórico de volver a entregar el poder a los causantes de sus males. Como en otros países, como en España, el miedo y la manipulación, el desinterés por la realidad, conduce a votar contra los propios intereses. Nada conseguiremos mirando para otro lado. Discutiendo si son galgos o podencos mientras nos engulle el lobo. Enchufándonos en vena fútbol, cualquier otra distracción, o diciéndonos que no queremos sufrir pensando estas cosas o que no sirve para nada lo que hagamos. Un negro futuro camina sin pausa, y es inexorable si no se cambia su trazado.

agosto 13, 2012

Los ajustes mermarán el 10,5% la renta de las familias

Iturria: Casmadrid.org – 2012/08/13

Los impopulares ajustes que el Gobierno ha adoptado para rebajar el déficit hasta el objetivo pautado por Bruselas -6,3 por ciento este año- van a suponer un esfuerzo extraordinario, otro más, para las familias españolas. En concreto, una familia media (un matrimonio, ambos en activo, con dos hijos) contará con 3.218 euros menos, es decir, el 10,5 por ciento de su renta per cápita anual.

Calculadora en mano, los expertos tienen las cuentas claras: 192 euros menos al año por el alza del IRPF, 1.500 euros por la eliminación de la paga extra a los funcionarios, más 470 euros adicionales por la subida del IVA; 756 euros para compensar la bajada de la Renta Básica de Emancipación y 300 euros más por el curso universitario de uno de los hijos.

Si extrapolamos los 3.218 euros a una renta per cápita familiar, que los últimos análisis cifran en 17.000 euros al año, el golpe es superior: 19 por ciento. No obstante, los expertos matizan que hay que tener en cuenta que la renta per cápita media incluye todos los supuestos -parados, funcionarios, activos, etc.-, por ello, es más baja que la de nuestra familia modelo.

Los malabares empiezan a primeros de mes. Entre los primeros disgustos del Ejecutivo estaba el alza del IRPF, que defendió porque afectaba más a las rentas altas. Pero la mayoría de declarantes cotiza por las bases más bajas. Así, el grueso de la recaudación procede de salarios menores.

El 75,9 por ciento está en los dos primeros tramos y más de nueve millones de asalariados en el primer tramo de la base liquidable, con un sueldo medio de 682 euros. El impacto, por lo tanto, que tuvo la medida sobre su salario es de dos euros mensuales. Los más de cinco millones que están en el segundo tramo, con una renta media de 1.552 euros al mes, han visto aumentada su retención mensual en 14 euros -168 euros menos al año-. Así, en una familia donde uno de los miembros de la pareja esté en el primer tramo y el otro en el segundo, su presupuesto ha mermado en 192 euros al año.

agosto 13, 2012

Tras la ayuda a los bancos, el rescate a las finanzas del Estado está de camino

Iturria: Naiz.info – Joseba Salbador –  2012/08/13

Transcurridos apenas dos meses desde el anuncio de ayuda a los bancos, el segundo rescate podría ser un hecho el próximo mes de setiembre. Los problemas de financiación han colocado al Estado español al borde del colapso y lo que se pretende ahora es que el BCE acuda a comprar deuda soberana.

La posibilidad de que la maltrecha economía española pudiera necesitar de un segundo rescate ya se mencionó a solo tres días del anuncio del rescate financiero, hace ahora dos meses, cuando ‘The Guardian’ advertía de que «el país no puede darse el lujo de financiarse a tasas de interés del 6,5% a diez años» y afirmaba que «mientras persistan estas tasas, la trama se encamina hacia un plan de rescate más grande».

En dos meses, la situación, lejos de mejorar, ha empeorado, y el interés del bono español a diez años sigue rondando el 7% -el viernes cerró al 6,90% tras llegar al 7,62% el 24 de julio-, con lo que los problemas de liquidez se agudizan. Es decir, al Estado le resulta cada vez más difícil acceder a los recursos necesarios para amortizar la deuda vencida y hacer frente a la nueva. Según algunas fuentes, con la prima de riesgo disparada, el Estado tendrá que pagar 8.000 millones de euros más por intereses de la deuda el año que viene con relación a los que ha pagado este.

Detrás de todo esto se encuentra la ausencia de crecimiento de la economía española, que no genera recursos, tal y como lo está reflejando la progresiva caída de la recaudación. Como consecuencia de ello, el déficit público seguirá creciendo, de tal forma que el Estado español parece haberse resignado a solicitar nuevamente ayuda europea para salir de esta situación.

El plan que se baraja es que el Banco Central Europeo (BCE) acuda a comprar deuda soberana española bajo el control de la Comisión Europea. El presidente del BCE, Mario Draghi, no descartaba en sus últimas declaraciones la posibilidad de comprar deuda pública de los estados con problemas de financiación, aunque matizaba que les corresponde a ellos pedir ayuda al fondo de rescate.

Balón de oxígeno pero con recortes

La compra de deuda soberana por parte del BCE puede suponer un balón de oxígeno para los próximos dos o tres años, pero ello acarreará nuevos ajustes y recortes sociales durante varios años más, con lo que, desgraciadamente, cobra fuerza la sensación de que esto no ha hecho más que empezar. Líderes políticos de la oposición (PSOE e IU) han llegado a acusar a Rajoy de ocultar información sensible a los ciudadanos.

El presidente del BCE dejaba claro recientemente que acudir a estos mecanismos acarrea estrictas condiciones, es decir, un nuevo pliego de reformas y ajustes, extremo que venía a confirmar el ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, al admitir que los ajustes adoptados hasta el momento «son solo el inicio» y que los nuevos tijeretazos «serán muy dolorosos» porque serán «ajustes sobre ajustes».

De hecho, el plan presupuestario para 2013 y 2014 aprobado por el Gobierno español y desvelado el pasado viernes por Rajoy contempla un ajuste de 38.956 millones para 2013 y de 50.075 millones para 2014, lo que, sumado a los 13.118 millones de este año, dan un monto total de 102.149 millones de euros.

Hasta la fecha, los principales recortes aprobados han sido la subida del IVA, el recorte de las prestaciones por desempleo, la supresión de la deducción por vivienda y la eliminación de una paga a los funcionarios, entre otros. Todo parece indicar que los próximos en padecer los nuevos tijeretazos de Rajoy serán los pensionistas, que verán endurecidas las condiciones de acceso a las jubilaciones anticipadas.

De momento, no hay confirmación oficial sobre las fechas en las que se oficializará este segundo rescate, aunque podría haber novedades a la vuelta de las vacaciones. La Comisión Europea ha desmentido que haya convocada una reunión extraordinaria del Eurogrupo para el día 3 de setiembre, pero fuentes diplomáticas afirman que sí se prepara un encuentro para la primera semana del próximo mes. Sea como fuere, la fecha exacta no se conocerá antes del 20 de agosto.

Etiquetas: , , , ,
julio 17, 2012

¿Hasta cuando?

Iturria: Xavier Caño Tamayo, ATTAC-ACORDEM – 2012/07/13

El FMI recomienda con insistencia al Reino de España que recorte sueldos de los empleados y funcionarios públicos, rebaje salarios en general y aumente el IVA e impuestos especiales, además de reclamar al gobierno de Rajoy que acelere las privatizaciones. También propone reducir las cotizaciones de las empresas a la Seguridad Social. En la misma línea que el Banco Central Europeo o la Comisión Europea. Jamás se sacian.

Mientras tanto, los especuladores hacen crecer torticeramente los intereses de la deuda pública de España, Italia u otros países europeos, en tanto el desempleo en la eurozona roza el 11% de la población activa (24 y 23% en España y Grecia, pero no se vislumbra ni de lejos la salida de la crisis ni el fin o siquiera freno de la especulación desatada que no cesa. En cambio, Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo, justifica la especulación en los mercados de deuda soberana, porque esperan -dice- que los gobiernos de la eurozona apliquen las reformas de calado prometidas. Ya sabemos que son esas reformas: reducción de salarios y pensiones, desprotección social, despido fácil, precariedad laboral, reducción presupuestaria en educación y sanidad públicas, muchos menos servicios sociales, poner en manos privadas lo que es de de todos (pues eso es privatizar)…

Por supuesto, Mario Draghi rechaza de plano comprar en el mercado secundario deuda pública de estados de la Unión para contener la especulación. Draghi expresó explícitamente tal rechazo al responder a un eurodiputado que denunció que los “mercados” (los grandes especuladores del sector financiero) castigan a países solventes, aumentando sus problemas. Cierto. ¿Cómo explicar que la prima de riesgo se dispare mientras se recorta disfrute de derechos y se agrede a la ciudadanía, pues eso son las “reformas”? ¿Acaso los “mercados” se han convertido en ONG? Evidentmente, no. Especulan, hacen trampa y sube la prima de riesgo y, por tanto, los tipos de interés de la deuda soberana, porque con la indiscutible complicidad imprescindible del FMI, BCE y Comisión Eurpea, el beneficio fácil está asegurado. Y porque a los “mercados” les importa un rábano todo lo demás. ¿O acaso lo que realmente desea el 0.1%, la clase dominante, la minoría rica privilegiada, los “mercados” (o como quieran llamarlos) es que retrocedamos al siglo XIX o aún mejor al XVIII, antes de la Revolución Francesa, la que trajo la democracia y los derechos ciudadanos?

Lo cierto es que el presidente del BCE (antaño esbirro a sueldo de Goldman Sachs, uno de los bancos de inversión responsable de la crisis financiera, como está ampliamente documentado) está donde está para favorecer a muy pocos que mangonean la economía y finanzas europeas en su exclusivo beneficio. ¿O aún hay dudas?

Pensando en Draghi, otros parecidos y en sus amos, la ciudadanía debería empezar a organizarse y movilizarse para que los responsables de la crisis-estafa rindan cuentas ante los tribunales. Si a un pringado con una navaja que roba unos cientos de euros en un estanco le caen de dos a cinco años de cárcel, ¿por qué se han de librar los codiciosos sin freno que se han quedado ilegitimamente con todo lo que han podido y han provocado (y mantienen) una crisis que es sufrimiento, pobreza y dolor de millones de ciudadanos y ciudadanas?

De esta conspiración contra la ciudadanía de Europa y del mundo, tenemos cumplida cuenta en el Reino de España con los recortes y medidas de ahorro contra el déficit público que empezaron hace meses y se rematan con las anunciadas recientemente. Medidas que sin duda son la mayor agresión al estado de derechos sociales (¡no de bienestar, por favor!) de toda la historia de la democracia. Medidas en la línea impuesta por el FMI, BCE y Comisión Europea.

Un significativo broche de ese ataque en toda regla contra la ciudadanía es la repugnante escena televisiva de los diputados del Partido Popular aplaudiendo con entusiasmo los recortes del subsidio a los desempleados. Imagen a la que añadir las de gente ensangrentada y aporreada por anti-disturbios en la Puerta del Sol de Madrid, más todas las imágenes de las injustificadas y desproporcionadas cargas policiales con uso excesivo de fuerza desde el nacimiento del 15 Men toda España, hasta los golpes contra los mineros del carbón manifestándose en la capital española. Y, como guinda de ese pastel de indignidad, la diputada del Partido Popular Andrea Fabra exclamando alegre de forma perfectamente audible “¡Qué se jodan!” al oír a su presidente la reducción o supresión de subsidios o ayudas a quienes sufren el paro. Así lo documenta un vídeo captado en un informativo de televisión, velozmente difundido por las redes sociales, como he comprobado personalmente.

A tal obsceno panorama hay que añadir el afán en los recortes de derechos sociales de la ciudadanía por parte de casi todos los gobiernos autonómicos (con mención especial del de CiU que preside Artur Mas) y la ausencia cobarde del PSOE en el conflicto, incapaz de hacer una oposición digna de tal nombre, escudándose en la majaderia de la “oposición responsable”. ¿Qué responsabilidad es la de transigir con las agresiones contra la ciudadanía de un gobierno y una mayoría parlamentaria neofranquistas?

Además de los brutales recortes presupuestarios sociales, de la flagrante traición a sus promesas electorales, de las mentiras por sistema, de tomar a las ciudadanas y ciudadanos por estúpidos más la mayor violación sistemática organizada de los derechos sociales de todos, nos insultan y escupen a la cara. ¿Qué es, si no, ese aplauso enfervorizado y prolongado a las medidas contra los parados, medidas que aumentarán la incertidumbre y angustia de millones de personas? ¿O desear “que se jodan” quienes van a caer sin remedio en la pobreza si no han caído ya?

Esta es la gente sin decencia que gobierna España. Esta es la gente indeseable que gobierna el mundo en su beneficio, caiga quien caiga. ¿Hasta cuando abusarán de nuestra paciencia?

julio 16, 2012

“Mandan acreedores y rentistas. Esos son los que tienen el poder”

Iturria: Salvador López Arnal / Rebelion.org – 2012/07/16

Reconocido académico, Alberto Montero Soler es un excelente economista, cada vez más imprescindible para la ciudadanía que ansía y busca información crítica, y un sólido y consistente intelectual comprometido que transita por caminos nada cómodos ni trillados.

Si te parece, podríamos empezar por el nuevo paquete de recortes. Nos haces un breve resumen.

Bueno, el paquete de recortes se centra en varios frentes. Todos ellos regresivos desde un punto de vista social y erróneos desde una perspectiva económica por cuanto van a profundizar inequívocamente la recesión económica en la que nos encontramos.

En primer lugar, yo creo que habría que destacar el paquete de medidas fiscales. Ahí se ha centrado el grueso de la reformas y por ahí se apuntan tendencias de futuro muy preocupantes.

Por un lado, tenemos la subida del IVA normal en tres puntos, del 18% al 21% y del IVA reducido que sube del 8% al 10%, quedando intacto el IVA superreducido en el 4%; con el agravante de que hay bienes y servicios cuyo IVA pasa del reducido al normal desde el momento en que entre en vigor la medida a primeros de septiembre. Esta subida se acompaña con subidas a los impuestos especiales sobre el tabaco y la tributación medioambiental.

Por otro lado, y aunque no se ha concretado, se anuncian nuevas subidas de los impuestos sobre el consumo de energía a pesar de que en los últimos 6 años éstos han aumentado ya en más de un 70%.

Además, se elimina la desgravación por la compra de vivienda habitual, una medida que había sido reintroducida por el gobierno del PP nada más llegar al poder y que tan sólo ha durado seis meses.

En segundo lugar, y con un peso también muy importante, se encuentran los recortes centrados en el mercado de trabajo. Ahí nos encontramos, de entrada y en lo que a la función pública se refiere, con la supresión de la paga extraordinaria de Navidad para los funcionarios, lo que, por término medio, supondrá una reducción salarial del 8%; la equiparación de la situación de incapacidad laboral temporal a la del resto de trabajadores (y, por lo tanto, el Estado dejará de complementar la percepción por baja durante los primeros días hasta el 100% del salario, como ocurría ahora), y la reducción del número de días de asuntos propios de los que estos disfrutaban.

Por otro lado, la cuantía de las prestaciones por desempleo también se ve afectada y a partir del sexto mes los nuevos perceptores se encontrarán con que la base reguladora que se usa para calcularlas se reduce del 60% al 50%.

Igualmente, se ha anunciado que se eliminarán bonificaciones a la contratación de nuevos trabajadores o de trabajadores de colectivos con problemas específicos de inserción laboral.

El punto es importante.

Lo es desde luego. Tampoco se quedan sin recortes el sistema de pensiones y el gobierno también ha anunciado que se revisará el Pacto de Toledo para acelerar la prolongación de la edad de jubilación a los 67 años.

Y, finalmente, también hay que tener en cuenta que se reducen las cotizaciones sociales, que bajarán un punto en 2013 y otro más en 2014 o, lo que es lo mismo, el gobierno también baja el salario diferido de los trabajadores, aquél que contribuye a dotar de fondos a la Seguridad Social para que pueda atender prestaciones por desempleo y pensiones de jubilación.

Y en tercer lugar yo destacarían los recortes en materia democrática, esto es, los que afectan directamente al ejercicio de nuestros derechos y que sustancia la débil democracia de nuestro país. Por ese lado hay que destacar la reducción del número de concejales y el ataque a los ayuntamiento frente al realce de las Diputaciones provinciales, unas instituciones que si por algo destacan es porque los diputados no son elegidos democráticamente y porque se han convertido en un centro de colocación de cuadros y militantes de los partidos políticos.

Por otro lado, también se recortan el número de liberados sindicales por lo que la organización de los trabajadores en los centros de trabajo se verá seriamente afectada.

Se recortan también las subvenciones para partidos políticos (por lo que el peso de la financiación privada y el riesgo de cooptación de éstos a favor de intereses particulares se incrementa); para las organizaciones empresariales y para los sindicatos.

¿Cuál de las medidas te parece más criticable?

Yo creo que la más criticable es la que resulta de la conjunción de la subida del IVA con la bajada en las cotizaciones sociales, ambas ligadas en la lógica del recorte en un sentido muy perverso. Me explico.

Se ha planteado una reducción de las cotizaciones sociales compensada con un incremento del IVA, ¿qué significa esto? Pues básicamente que, de entrada, las cotizaciones sociales, pagadas por trabajadores y empresarios, son tratadas como un impuesto sobre el trabajo, en lugar de como salario diferido del trabajador que le permite acceder a una prestación de desempleo o, llegado el momento, a su pensión de jubilación. Al bajar las cotizaciones sociales, el gobierno lo que está bajando es el componente diferido del salario del trabajador; sin embargo, lo que argumentan es que están reduciendo los impuestos sobre el trabajo con el fin de abaratar la contratación para el empresario. Pero, insisto, eso no es así; lo que se está reduciendo es el salario diferido de los trabajadores.

Tienes razón, se ha insistido poco en este punto, pero es de enorme importancia.

Y, al mismo tiempo, esto se compensa con una subida del IVA, que es un impuesto tremendamente regresivo y que pagamos todos los ciudadanos pero que, proporcionalmente, afecta más a quienes dedican un mayor porcentaje de su renta, si no todo, al consumo. Así, a pesar de que en términos absolutos esas personas pagan menos IVA que quienes tienen rentas más elevadas, sin embargo, como destinan toda su renta al consumo, porque carecen de capacidad de ahorro, el impacto que tiene la medida sobre su economía es mayor.

El resultado final es tremendo. Los trabajadores pierden salario, en su componente diferido, y además ven como su salario directo, tras la subida del IVA, se traduce en una menor renta disponible y en un menor poder adquisitivo como consecuencia del incremento del precio de los bienes y servicios tras la subida del IVA.

Pero la cosa no termina ahí. Como esas cotizaciones sociales alimentan el fondo de la Seguridad Social para el pago de las prestaciones de desempleo y de jubilación, a medida que no sólo hay un menor número de trabajadores ocupados sino que, además, se reduce el monto de esas cotizaciones, se pone en riesgo la solvencia financiera del sistema de pensiones y de las prestaciones por desempleo y se acometen, en nombre de la sostenibilidad del sistema, medidas privatizadoras. ¿Es o no es maquiavélico?

En el sentido usual del término -algo injusto con el propio Maquiavelo- lo es, sin duda. Creo, además, que enlazas muy bien los diferentes nudos de su (contra)reforma antiobrera.

Era, dijeron hace varias semanas, una línea de crédito concedida a la banca sin condicionalidad alguna. ¿Nos mintieron?

Como bellacos; sin ninguna duda. Mientras de Guindos y Rajoy trataban de venderlo como un triunfo, hablando de un préstamo en condiciones muy favorables y sin condicionalidad, la declaración del Eurogrupo sobre esa misma reunión ya hablaba de ello. Es cierto que lo hacía en términos muy suaves, pero cualquiera que esté habituado a leer ese tipo de declaraciones sabe la carga de profundidad que llevan palabras aparentemente suaves.

¿Qué consecuencias crees que pueden tener las medidas de las que hablamos para la economía y la sociedad españolas?

Sobre eso no tengo la menor duda. De entrada, un agravamiento de la recesión como consecuencia de la subida de impuestos. En una economía capitalista como la española, en la que el consumo es su motor fundamental (si bien se encuentra muy debilitado en estos momentos), todo lo que afecte al consumo -y tanto la subida del IVA y otros impuestos como la reducción de los salarios le afectan-, se traduce en una profundización de la recesión.

Y, por otro lado, también hay que tener en cuenta que todo ello repercutirá en un progresivo empobrecimiento de la clase trabajadora de este país que ve cómo se recortan sus salarios, por vía de decretos a los empleados públicos, y por la vía de las fuerzas del mercado -y la presión del ejército de reserva que suponen los cinco millones y pico de desempleados- a los trabajadores del sector privado. Pero que también ve cómo, progresivamente, las estructuras de bienestar que le permitían satisfacer necesidades básicas al margen del mercado, están deteriorándose y forzando a quienes aún pueden permitírselo a adquirir esos servicios en el mercado. Avanzamos, pues, hacia una sociedad mucho más mercantilizada, si cabe.

Hace tiempo que lo digo: esta crisis acabará empobreciendo hasta extremos de hace décadas a las clases medias de este país. De eso tampoco me cabe la menor duda.

Uso más tinta negra para dibujar el escenario. Además de lo anterior: recortes en educación y sanidad, copago farmacéutico, contrarreforma laboral, amnistía fiscal. ¿Hacía donde vamos?

Hacia el abismo, Salvador, hacia el abismo. Para salvar al euro y al proyecto hegemónico alemán se van a sacrificar las condiciones de vida de los ciudadanos de todos los Estados miembros periféricos de la Eurozona. Así que o Europa cambia radicalmente sus políticas y su institucionalidad o Europa nos hunde. Y creo que sobre eso algo aún deberíamos poder debatir y decidir los ciudadanos españoles, en particular, y los europeos en general. El Estado que desee mantenerse en el euro tiene todo el derecho del mundo a seguir ahí, pero no a costa del empobrecimiento de sus vecinos.

¿Quién manda en España en tu opinión? ¿El gobierno, los bancos, el ladrillo y sus afines, la troika europea?

Mandan los acreedores. Lo que está ocurriendo en estos momentos en Europa es una guerra entre deudores y acreedores tanto entre Estados como al interior de cada estado.

Los Estados acreedores del núcleo exigen el pago de las deudas a los Estados deudores de la periferia y, para ello, los fuerzan a llegar hasta el rescate y, con ello, a alterar toda su estructura fiscal y de bienestar con vistas a garantizarse el pago de la deuda, a pesar de que ello suponga desmantelar los Estados de bienestar.

Y dentro de cada Estado, los bancos y el sistema financiero en general se encuentran en guerra contra los deudores, a los que exprimen hasta el extremo para conseguir que paguen sus deudas. Y, si no, véase que sentido tiene las decenas de miles de desahucios que tienen lugar cada año en este país mientras hay varios millones de inmuebles deshabitados.

Los gobiernos de los países periféricos se encuentran, así, comprimidos entre, cuando no cooptados por, la presión de los bancos al interior y la presión de los países acreedores desde el exterior.

Así que mandan acreedores y rentistas. Esos son los que tienen el poder.Y por si alguien tiene dudas, basta con leer lo que dijo el ministro de Guindos al semanario alemán ‘Frankfurter Allgemeine Zeitung’ al mismo tiempo que se aprobaban los recortes: “Devolveremos el crédito. No habrá pérdidas para los acreedores”. Toda una declaración de principios

Has escrito: “si examinamos el paquete y lo agregamos a los que se vienen aplicando a “pildorazos” desde 2010 por el gobierno de Zapatero, la conclusión no deja lugar a dudas: España ha sido “rescatada” por Europa”. ¿Qué significa que España haya sido rescatada por Europa?

Significa que España ha perdido soberanía como estado para poder aplicar la política económica que estime oportuna, para poder atender las necesidades de sus ciudadanos que éstos consideren prioritarias; que los esfuerzos de este gobierno se orientarán a partir de ahora a gestionar las miserias para evitar un colapso social mientras el dinero sale a espuertas hacia los acreedores, porque así lo manda la reforma constitucional aprobada recientemente impuesta por Alemania.

Con el acuerdo del PSOE y del PP.

Efectivamente. Significa que vivimos en un protectorado en el que nuestros gobernantes carecen de margen para hacer política más allá de lo meramente testimonial; significa que vivimos en un país en el que las decisiones que compete tomar al gobierno serán supervisadas y autorizadas por una instancia europea que controlará el presupuesto. En definitiva, significa que vivimos en un país que carece de autonomía, soberanía e independencia. A eso me refería cuando hablaba de que España va camino de convertirse en un protectorado alemán.

Has escrito también: “No crean otra cosa, no se dejen engañar por juegos de logomaquia: España está intervenida y lo peor es que es normal que así sea porque somos un país en quiebra que no es que se encuentre ya al borde del abismo sino que está en una caída libre que se acelerará un poco más tras las medidas aprobadas ayer”. ¿Por qué somos un país en quiebra y en caída libre?

Somos un país en quiebra porque tenemos un pasivo exigible, unas obligaciones, mucho mayor que nuestro activo. Esa es la definición de quiebra y, en el caso de España, lo que tenemos es una deuda, pública y privada, que supera el 400% del PIB y tenemos una economía en recesión y, por lo tanto, que cada vez genera menos recursos para poder ir atendiendo a los vencimientos y al pago de los intereses de esa deuda. Si a eso se le añade que la financiación que debe captar el estado y las empresas para atender a sus vencimientos o refinanciar la deuda son cada vez más elevados y, por lo tanto, que la carga se va haciendo cada vez más pesada, la conclusión a la que puedes llegar es que España es un país en quiebra o camino de la quiebra, para no ponernos excesivamente dramáticos.

Hablas también del “trilema” complejo al que se enfrenta el país: la primera opción, señalas, “es aquélla de la que nadie quiere hablar salvo, paradójicamente, los finlandeses: la salida del euro”. La segunda, apuntas, “es permanecer en el euro asumiendo su arquitectura actual y el sentido de las reformas que se están produciendo en la misma”. La tercera “sería hacer frente a nuestra realidad, una deuda privada impagable, y tirar de las recomendaciones” nada menos que del FMI. Todo parece indicar, prosigues, “que será la segunda la opción elegida”. ¿Cuáles serán a medio plazo las consecuencias de esta decisión si ése fuera el caso?

Las consecuencias son dramáticas. Si llega a cortarse la financiación para España deberemos ser intervenidos, ya sí en sentido estricto y formal (porque ahora lo estamos de facto), y a cambio de préstamos y créditos para sostener la actividad del estado, se impondrán todo tipo de recortes y un adelgazamiento hasta el raquitismo de la administración, especialmente la vinculada a la prestación de bienestar. Y todo ello para tratar de que los ingresos por la vía de los impuestos no se destinen a cosa distinta de la atención al pago de la deuda y sus intereses.

Si quieres saber cuáles son las consecuencias de forma más tangible, basta con que mires lo que ha ocurrido en Grecia o cómo se deteriora a ritmos acelerados la situación en Portugal. Esos son los espejos en los que debemos mirarnos si queremos saber cuál puede ser nuestro futuro.

Nos enfrentamos, afirmas también, “a una recesión que puede alargarse fácilmente 20 años”. ¿No exageras? ¿Por qué 20 años? ¿De qué tipo de recensión estás hablando?

Estoy hablando de lo que técnicamente se llama una “recesión de balances”, en la terminología del economista japonés Richard Koo.

La diferencia entre una recesión normal y una recesión de balances es que en la segunda, que suele tener lugar tras el estallido de la burbuja de algún activo, una amplia porción del sector privado, en lugar de tratar de maximizar sus beneficios, está intentando minimizar sus deudas.

Así, cuando estalla una burbuja que se ha financiado eminentemente a partir de deuda, el precio de los activos colapsa mientras que las obligaciones permanecen, lo que deja a la mayor parte de los balances del sector privado en quiebra. A las familias y a las empresas sólo les queda entonces, para tratar de recuperar su solvencia financiera, intentar sanear sus balances ya sea incrementando el ahorro o amortizando parte de la deuda. Se produce, entonces, lo que se denomina un fenómeno de “desapalancamiento” generalizado que provoca una contracción de la demanda agregada (como consecuencia de la disminución del consumo ante el incremento del ahorro) y lanza a la economía a este tipo de recesión especial.

Y es una recesión especial porque frente a ella los instrumentos tradicionales de la política económica -y, en especial, la política monetaria- se vuelven absolutamente inoperantes.

Ese es el tipo de recesión que viene experimentando Japón desde hace más de 15 años y ese es el tipo de recesión en el que se encuentra la economía española. De ahí que me aventure a afirmar que si no hay cambios radicales en los objetivos de la política económica y se sigue insistiendo en la austeridad, el horizonte es de una recesión de 20 años.

Te has puesto un poco técnico pero creo que entendemos bien lo que señalas.

Cito un paso de un artículo reciente de Rafael Poch de Feliu: “Ahora que ya nos han intervenido en toda regla quizá comprendamos, como país, el estado y sentir de los griegos de los que hemos estado desmarcándonos de forma tan miserable. Somos víctimas del mismo fraude que ellos: los de abajo pagando por estafas internacionales realizadas por el sector financiero y consentidas por el poder político. Los ahorros y sacrificios son para pagar las deudas de ese sector, que es internacional. Y los imponen los mismos políticos que sancionaron el casino”. ¿Estás de acuerdo con esta consideración?

Completamente de acuerdo. Me parece una descripción precisa de lo que está ocurriendo y de ese gesto miserable que han tenido los gobiernos de todos los países periféricos antes de ser rescatados afirmando que su país (Portugal, Irlanda o España) no era Grecia. Ahora, lamentablemente, todos somos Grecia.

La última, tras agradecerte una vez más tu disponibilidad y tu enorme generosidad: ¿está el euro en crisis o es la Europa construida conforme a los mercado la que nos lleva al abismo? ¿Cabe inventar aún una Europa conforme a los ciudadanos y sus naciones o es una simple quimera que llegaría a destiempo?

El euro está en crisis desde que nació, Salvador. Ya lo he escrito en otros lugares: el euro estaba mal diseñado y llevaba inserto en su código genético los factores y dinámicas que, llegado el momento, cuando se activaran, provocarían este tsunami en el que nos encontramos.

Y, por otra parte, euro y Europa de los mercados son cuestiones indisociables. El euro no se creó para facilitar los intercambios de los ciudadanos en sus viajes de turismo por Europa; se creó para facilitar el intercambio de mercado a gran escala. Son cara y cruz de una misma moneda, valga la broma fácil.

Y esa Europa de los Ciudadanos como caberla inventar, cabe inventarla. Sin embargo, que llegue a materializarse eso ya es otra cosa. Dudo mucho de que en el estado de cosas actual y con Alemania actuando como potencia hegemónica que gestiona el euro y las instituciones europeas según sus intereses vaya a producirse ese vuelco.

Siento una vez más mostrarme tan pesimista, pero no hacerlo me parecería intelectualmente deshonesto.

 

julio 15, 2012

BOE: Las 91 páginas de la infamia. Así se consolida la demolición controlada del estado social

Iturria: Kaos en la Red- 2012/07/14

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este sábado el paquetazo antisocial de Mariano Rajoy, la consolidación definitiva de la demolición controlada del estado social, iniciada en su última fase por Zapatero en Mayo de 2010 y de la que aún quedan por vivir muchos episodios dramáticos.

En total, 91 páginas en las que se resumen un extenso abanico de iniciativas con las que el Ejecutivo pretende obtener en dos años y medio hasta 65.000 millones de euros, y mediante el cual se pone contra la pared a las clases trabajadoras de este estado, ya antes arrinconadas por las diferentes reformadas aprobadas desde 2010.

El Real Decreto-ley aprobado entra en vigor este domingo 15 de Julio, si bien muchas de sus disposiciones empezarán a estar vigentes con posterioridad, como ocurre con una de las medidas ‘estrella’ de este macroajuste: la subida del IVA, que entrará en vigor a partir del 1 de septiembre.

Además del alza del IVA, otras medidas destacables de esta norma son la supresión en 2012 de la paga extraordinaria de Navidad a los empleados públicos, el recorte de los ‘moscosos’ y la eliminación de los ‘canosos’ al colectivo de funcionarios, y la reducción de la base reguladora de las prestaciones por desempleo desde el 60% al 50% a partir del sexto mes para los nuevos perceptores, entre otras. Entre otras muchas sorpresas: subida del IRPF para los autónomos, elimimación del subsidio especial de desempleo para mayores de 45 años, y un largo etcétera de medidas que dejan los derechos de las clases trabajadoras a la altura del betún, y con tendencia a la baja.

Para más inri, en el preámbulo del Decreto, el Gobierno señala que las medidas de ajuste fiscal son “imprescindibles” en estos momentos para garantizar que España cumple “rigurosamente” sus compromisos fiscales dentro del marco de déficit excesivo establecido por Bruselas. Es decir, se reconoce que se entrega la sangre del obrero para satisfacer las demandas de los mercados, y, en concreto, para que los bancos españoles puedan ser rescatados, con el estado como avalista, por la UE.

Asimismo, deja claro que estos recortes deben combinarse con nuevas reformas estructurales, las cuales están por anunciarse. Pero esa será otra etapa del plan neoliebral que no parará hasta dejarnos sin nada, si es que, claro, no somos capaces de derrocarlo antes y mandar a sus ejecutores a un tribunal por delitos de lesahumanidad.

Ver documento completo pinchado este mismo enlace

julio 15, 2012

La dignidad de intentarlo

Iturria: Olga Rodríguez – eldiario.es – 2012/0714

”Por razones ajenas a Renfe y relacionadas con la protesta minera, el tren llegará a Gijón con media hora de retraso”, nos informaron por megafonía a los pasajeros que hace unos días viajábamos de Madrid a Gijón. Asturias nos recibía con una ráfaga de realidad: La protesta minera se sentía incluso en un vagón de tren. Ningún viajero protestó. Hubo algún comentario de solidaridad en voz alta. La unidad que mantienen los mineros ha despertado simpatías entre otros sectores de la población. Madrid lo dejó claro en la noche del martes, cuando decenas de miles de personas quisieron acompañar hasta la madrugada a los mineros.

“Esto está siendo duro”, me decía hace unos días en Asturias un minero. “Los encerrados llevan ya más de 40 días bajo tierra. Los de la marcha están cansados, con ampollas. Y nosotros, los que luchamos en las cuencas con lo que tenemos, vemos cómo los antidisturbios entran hasta el corazón de los pueblos”, añadía.

Los riesgos y la dedicación que están asumiendo miles de mineros son evidentes. Han llegado a esa línea que marca la entrada de la nada. Se juegan el trabajo, el salario, la permanencia o no del tejido social en los pueblos de las cuencas mineras, el futuro de sus hijos y un modo de vida heredado en buena parte de los casos de padres y abuelos. El Estado no les está buscando una alternativa. Es la mina o la nada. Y cuando ya se trata del pan, es probablemente más fácil mantener la unión y asumir ciertos riesgos sin perderse en debates sobre el cómo, el cuándo o el quién es más puro que quién.

Al igual que hiciera el 15m, los mineros, con su protesta, han escrito una página de la historia de las movilizaciones en España, en una semana de recortes que sin duda se estudiará en el futuro. El gobierno afila aún más su tijera: sube el IVA, disminuye la prestación por desempleo, suprime una paga extra a los funcionarios.

La fragilidad de nuestra democracia es evidente: se suprimen derechos laborales sin consultar a la ciudadanía a pesar de que las medidas ahora anunciadas no estaban en el programa electoral de Rajoy. Todo ello en un momento en el que la cifra de parados se acerca a los cinco millones. De ellos, casi dos millones tiene más de 45 años de edad.

En 2011 58.241 familias se quedaron sin vivienda en un país con tres millones de casas inhabitadas (en este enlace más datos). Siete de cada diez jóvenes de 20 a 29 años viven con sus padres. Según estimaciones de los sindicatos, más de 40.000 universitarios no podrán seguir estudiando por culpa de los recortes, pero los bancos recibirán 60.000 millones de euros de la UE. Casualmente los recortes en cifras anunciados esta semana son de 65.000 millones de euros.

El coste del fraude fiscal en España asciende a unos 70.000 millones de euros al año, es decir, el 7% del Producto Interior Bruto, lo que equivale al presupuesto total del sistema sanitario español. De ese fraude fiscal anual, el 72% lo cometen las grandes empresas y fortunas.

La desigualdad social ha aumentado en muy poco tiempo. Entre 2009 y 2010 España fue el país de la UE donde más subió el riesgo de pobreza hasta afectar al 20,7% de la población, y al mismo tiempo creció el número de millonarios. Un año después el riesgo de pobreza o exclusión siguió incrementándose hasta afectar al 25,5% de la población. La brecha entre ricos y pobres crece mientras la minoría que acumula el poder y la riqueza no sufre la crisis. De hecho en 2011 el sueldo medio en los consejos del Ibex 35 fue de 7,5 millones de euros, un 5% más que en 2010.

En una época en la que se socializan las pérdidas y se privatizan las ganancias, en la que los salarios bajan o se congelan mientras suben las retribuciones de los directivos de las grandes empresas, queda claro que sigue vigente la división de la ciudadanía entre explotadores y explotados, entre los de arriba y los de abajo.

Frente al expolio impulsado por la minoría dominante, el único muro de contención posible es la unión basada en las demandas compartidas, en la defensa de los intereses comunes, que son tantos. La otra opción es que se mantengan las divisiones, la ausencia de empatía, la defensa de la pasividad basada en el “como esta vez a mí no me toca a mí….”, mientras nos arrebatan derechos fundamentales. Y así, hasta que lleguemos a esa línea que anuncia la entrada de la nada, que marca la diferencia entre tener un futuro laboral y no tenerlo más. Y quizá entonces sea ya demasiado tarde.

En este sentido, los mineros nos están recordando que solo desde la unidad y la constancia se puede lograr algo. O al menos, intentarlo. Es en ese recorrido, en el intento, donde reside la dignidad.

julio 14, 2012

Rescate de los bancos, robo al pueblo

Iturria:  Andrés Martínez Lorca / Rebelion.org – 2012/07/14

El gobierno del PP continúa, implacable, la política económica antipopular emprendida hace un año por el gobierno del PSOE en una nueva versión corregida y aumentada. Poco importa que los trabajadores se empobrezcan cada vez más, que las clases medias sientan también recortados sus derechos y su pequeño bienestar, que los pensionistas rocen la precariedad, que los pequeños empresarios y autónomos no puedan acceder al crédito, que los jóvenes sigan en el paro… Esta permanente agresión a los ciudadanos renovada y recrecida cada viernes tras el consejo de ministros y esta burla de los derechos sociales reconocidos en la Constitución se dan por bien empleadas por nuestros gobernantes derechistas con tal de salvar al mismo capital financiero que ha llevado al país a la ruina.

En la pasada campaña electoral estos nuevos cruzados del capitalismo rampante prometieron, entre otras cosas, crear empleo, no subir los impuestos indirectos, incrementar la economía productiva y no tocar las pensiones. Nada de eso han cumplido. Gracias a su desastrosa política, el número de trabajadores en paro va camino de los 6 millones y el porcentaje de la población activa afectada superará pronto el 25%, es decir, uno de cada cuatro asalariados. Subieron el impuesto de las rentas del trabajo, el IRPF, y ahora acaban de elevar el IVA lo que traerá consigo no sólo una disminución del consumo sino también un incremento de la carestía de la vida. Congelaron las pensiones y ahora traman recortarlas. Como consecuencia de todo ello y debido a la falta de inversión pública y privada, la economía nacional está en recesión y todo indica que seguirá así en 2013.

Haciendo gala de su tradicional inmoralidad pública, estos vaticanistas y atlantistas dirigidos por el registrador de la propiedad de Santa Pola (acompañado al mando por el exconsejero para Europa del banco quebrado estadounidense Lehman Brothers) protegen con una generosa amnistía a los evasores de impuestos, abaratan el despido, rebajan el sueldo a los funcionarios suprimiéndoles una paga anual y ofrecen a Mr. Adelson el terreno que haga falta, así como las condiciones laborales fiscales que le plazcan, para construir el mayor conjunto de casinos y puticlubes de Europa compitiendo en su actitud servil con la mismísima Cuba de Batista y los 40 ladrones, quiero decir, los 40 mafiosos.

Rajoy repite el estribillo de Thatcher: “no hay alternativa”

Como no hay información concreta a los ciudadanos acerca de la deuda de los bancos, ni tampoco argumentos a favor de las medidas draconianas adoptadas por el gobierno, sólo queda como salida fácil el negar la posibilidad de elegir otro camino que evite el desastre. En esto como en tantas otras cosas, la derecha española no innova nada sino que copia. Margaret Thatcher, la siniestra dama de hierro que liquidó el estado de bienestar en Gran Bretaña, ya creó el lema que ahora repite ─ sin convicción aparente, la verdad sea dicha ─ Rajoy: there is no alternative (TINA, en su abreviatura inglesa), o sea, “no hay alternativa”. Estábamos acostumbrados a la cantilena del fatalismo árabe cuando ahora llegan los neoliberales de turno a defender sin pudor el más opresivo determinismo económico fijado no por una pretendida ciencia social ni por unas abstractas fuerzas económicas ahora llamadas eufemísticamente «los mercados» sino por los intereses mezquinos de una oligarquía financiera que cada día acapara una mayor parte de la renta nacional en perjuicio de las clases populares.

Esa aparente necesidad de aplicar una política económica destructiva para el pueblo la llamaba Rajoy «circunstancias» en el congreso de diputados con un aparente guiño orteguiano. Los que no compartimos el liberalismo de Ortega y Gasset ni su hostilidad hacia el socialismo, pensamos que “los hombres hacen su propia historia” aunque no de una forma arbitraria sino “en condiciones directamente dadas y heredadas del pasado”, como escribió Marx. Una paradoja de nuestra época: los aparentemente liberales, no los dignísimos demócratas de las Cortes de Cádiz sino los representantes de esta ideología capitalista desde la Escuela de Chicago a Margaret Thatcher y desde Pinochet a Aznar, niegan en el fondo la libertad humana, la libertad de elegir una vida digna para la mayoría de la población sometiendo así lo público, lo colectivo, al interés privado. Por el contrario, los herederos de los ideales comunistas rechazamos el ciego determinismo económico que intentan imponer las clases dominantes y sus intermediarios políticos tomando como punto de partida la lucha por una sociedad donde los hombres y mujeres sean dueños de su destino y construyan su futuro en libertad, no sometidos a pretendidos designios divinos ni a ocultas fuerzas económicas.

La farsa se acabó: o lucha o resignación

Después de varios meses mareando la perdiz e intentando ocultar la verdad bajo edulcorados nombres (“reformas”, “lucha contra el déficit”, “modernización”, “competitividad”, “flexibilidad del mercado laboral”, “inyección de liquidez al sistema monetario”, etc.), hemos llegado a conocer esta dura realidad: España está intervenida por culpa del rescate a los bancos solicitado por el gobierno. Mariano Rajoy tiene ya sobre sus espaldas el vergonzoso baldón de haber ordenado el mayor recorte presupuestario en la historia de nuestro país. Esta enésima acometida al bienestar de los españoles se eleva a 65.000 millones de euros. La cifra que necesitarán nuestros bancos para sanearse se estima, según fuentes solventes, en 62.000 millones. ¡Una curiosa coincidencia! Decía el flemático don Mariano que no se trataba de rescate y que el Estado no asumiría ninguna carga por la inyección de liquidez por parte del Banco Central Europeo ya que en dicha operación no habría causalidad. Ahora sabemos a ciencia cierta que se trata de un rescate ─ como él mismo reconoció ante el congreso de diputados en un lapsus freudiano ─ del que sale garante el Estado a cambio de una intervención de nuestra economía y de unos recortes salvajes en el gasto público tanto estatal como de las autonomías y las corporaciones locales.

Las recetas económicas impuestas hace años por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial a sangre y fuego en los países de Suramérica y que se han aplicado recientemente en Irlanda, Grecia y Portugal con las desastrosas consecuencias sociales que saltan a la vista, han sido puestas en marcha en nuestro país con mano de hierro por el gobierno actual. Cuando las iba desgranando Rajoy ante el congreso, los diputados del PP en vez de guardar un prudente silencio, aplaudieron felices cumpliendo al pie de la letra su papel de marionetas en la farsa.

Por mucho que le disguste al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, cuyo apoyo agradeció públicamente Rajoy, y a los dirigentes de CCOO y UGT, en esta etapa dramática para la nación no habrá espacio para el diálogo, la concertación o el consenso. Los poderes de la oligarquía financiera internacional así lo han ordenado y el gobierno así lo ha asumido. Frente a ello sólo cabe la resignación o la rebeldía.

Los mineros, una vez más, como antes en 1934 y más tarde en 1962, indican el camino de la resistencia. Su llegada a las calles de Madrid entre el fervor del pueblo y el silencio de los grandes medios de comunicación temerosos del despertar ciudadano, abre un antes y un después en las luchas obreras de un pueblo que se niega a agachar la cabeza ante el destino impuesto por los poderosos. Sin esperar a lo que decidan las cúpulas de los grandes sindicatos, los funcionarios han salido hoy mismo a la calle en Madrid para protestar contra los anunciados recortes. Otros sectores laborales y otras capas sociales tendrán que elegir pronto entre lucha y resignación antes de que sea demasiado tarde para ellos y para sus hijos.

julio 13, 2012

El por qué de los recortes

Iturria: Vicenç Navarro / diario PÚBLICO – 2012/07/12

Este artículo señala que una de las causas reales de los continuos y constantes recortes de gasto público incluyendo el gasto público social que están debilitando enormemente el Estado del Bienestar español es la exigencia de que España pague la deuda a los bancos europeos, y muy en especial, a la banca alemana.

Una de las tesis que se promueven con mayor ahínco en los círculos neoliberales del país es que España entró y permanece en crisis por su excesivo gasto público y falta de disciplina fiscal. De esta tesis se concluye que hay que reducir el gasto público y recuperar la famosa disciplina fiscal, reduciendo el déficit público para alcanzar el nivel exigido por el Pacto de Estabilidad (el 3% del PIB).

Esta tesis es fácilmente demostrable que carece de credibilidad. El Estado español era, en realidad, el modelo de rectitud ortodoxa neoliberal. Tenía un superávit en las cuentas del Estado en los años 2005, 2006 y 2007, y su deuda pública era de las más bajas de la Eurozona. Durante el periodo 2004-2007, tal deuda pública bajó del 46% al 36%. España no podía ser más modélica desde el punto de vista neoliberal. Los responsables de la política económica y fiscal del Gobierno español recibieron el aplauso de las autoridades europeas que gestionan y dirigen la Eurozona (desde el Consejo Europeo y la Comisión Europea al Banco Central Europeo) y como no, del Fondo Monetario Internacional.

En realidad, la sensación de euforia era tal que el Gobierno socialista español, bajo la presidencia de José Luis Rodríguez Zapatero, decidió bajar los impuestos, identificando tal medida con ser de izquierdas. Su slogan más conocido en aquellos años fue que “bajar los impuestos es de izquierdas”. Esta bajada de impuestos aumentó el déficit estructural del Estado, es decir, el déficit público, que determinan los ingresos y gastos estructurales y no coyunturales. Este aumento del déficit estructural permaneció ocultado o ignorado por el aumento de los ingresos al Estado, resultado de la situación coyuntural provocada por la burbuja inmobiliaria. Ahora bien, cuando esta burbuja explotó, el déficit estructural apareció con toda claridad y contundencia. Los ingresos al Estado bajaron en picado, resultado, en gran parte, de que la estructura fiscal del Estado español depende excesivamente de las rentas del trabajo y muy poco de las rentas del capital. Cuando la actividad económica se colapsó y el desempleo se disparó, los ingresos al Estado bajaron y mucho. De ahí el déficit público del Estado. No tiene nada, nada que ver con el aumento del gasto público, el cual, medido en gasto público por habitante, ha ido bajando, no subiendo. Y los datos así lo muestran. Se están recortando y recortando, y en cambio el déficit público apenas baja y el crecimiento económico está decreciendo. ¿Qué evidencia esperan los círculos neoliberales para poder ver que están profundamente equivocados?

Por otro lado, un punto clave poco estudiado y con escasa visibilidad mediática es ¿por qué la burbuja inmobiliaria explotó? La causa primordial es que la mayoría del dinero que estaba detrás de la burbuja inmobiliaria procedía de bancos alemanes, franceses, holandeses, belgas, entre otros. En realidad el enorme flujo de dinero (lo que se llama inversión financiera) a España explica que la balanza de pagos (la diferencia entre el capital que entra y el que sale del país) se disparara en aquellos años de burbuja inmobiliaria. El hecho de que la banca europea alimentara a la banca española se debía, como no podría ser de otro modo, a que eran inversiones financieras extraordinariamente beneficiosas. Su rentabilidad era enorme. Pero cuando esta banca europea contaminada por los productos tóxicos procedentes de la banca estadounidense se paralizó, el dinero dejó de venir a España y la burbuja inmobiliaria explotó, creando un agujero en el PIB español equivalente a un 10% de su tamaño. Y todo ello en cuestión de meses.

Ahora España tiene un problema enorme porque debe mucho dinero a los bancos europeos, que no puede pagar. Y los bancos europeos tienen un problema incluso mayor, porque han prestado tanto dinero a España y a los otros países intervenidos (Grecia, Portugal e Irlanda) que si éstos no lo pagan, tienen un problema gravísimo. En realidad, muchos de ellos se colapsarían. Los bancos alemanes habían prestado en 2009 la enorme cantidad de 704.000 millones de euros a los países PIGS (España, Grecia, Irlanda y Portugal), convertidos en GIPSI con la inclusión de Italia. Esta cantidad es muchas veces superior al capital en reserva de la banca alemana. Si estos países no pudieran pagar su deuda, la banca alemana colapsaría. El establishment financiero alemán y su Gobierno, presidido por la Sra. Merkel, es plenamente consciente de este hecho. Y de ahí su énfasis en que el objetivo prioritario de las políticas de austeridad que está imponiendo a aquellos países y de la supuesta “ayuda financiera”a sus bancos, sea el de que la banca alemana recupere el dinero prestado.

El objetivo de los recortes es salvar la banca alemana

Y así nacieron las políticas de recortes. Como bien escribía recientemente nada menos que el editor senior del Financial Times, el Sr. Martin Wolf (25.06.12) el objetivo de estos recortes en España tiene poco que ver con recuperar la economía española y sí con que se pague a los bancos europeos, incluyendo los alemanes, lo que se les debe. Así de claro.

Ahora bien, como las cosas no se pueden decir tan claro, el argumento que se utiliza por los economistas y políticos neoliberales, es que hay que reducir el déficit público para “inspirar confianza a los mercados financieros” de manera tal que éstos vuelvan a prestar dinero a España. Según tal argumento, la desconfianza de los mercados hacia España determina que la prima de riesgo española haya subido tanto, ignorando que el que marca los intereses de la deuda pública no son los mercados, sino el BCE, que es el lobby de la banca, y muy en especial de la banca alemana. El hecho de que el BCE no haya comprado deuda pública española durante más de tres meses es la mayor causa de que la prima de riesgo se haya disparado. Lo que le importa más a la banca alemana (y a su instrumento, el BCE) es que continúe la austeridad, que sigan y se profundicen los recortes por parte del Estado español a fin de que éste y la banca privada a la que el Estado español ha estado subvencionando y ayudando en cantidades exuberantes (más de un 10% del PIB) paguen ahora lo que deben a aquellos bancos europeos, incluyendo los bancos alemanes. Y los famosos 100.000 millones de euros que el Gobierno Rajoy ha solicitado de las autoridades que gobiernan la Eurozona irán destinados a continuar ayudando (todavía más) a los bancos, y todo ello financiado por el ciudadano normal y corriente que paga al Estado y sostiene la deuda pública. En realidad, incluso dirigentes del Gobierno alemán así lo han reconocido. Uno de los consejeros económicos del Gobierno alemán, Peter Böfinger, así lo ha dicho. “Las ayudas a la banca (de los países en dificultades) no tienen que ver con el intento de ayudar a tales países en sus problemas, sino ayudar a nuestros bancos que tienen gran cantidad de deuda de aquellos países” (Chatterjee, Pratap, Bailing Out Germany: The Story Behind The European Financial Crisis).

En realidad, si de verdad tanto el Gobierno Rajoy o el Consejo Europeo desearan ayudar a la economía española, no transferirían estos 100.000 millones a la banca (que no ha estado ofreciendo crédito ni a las familias ni a las medianas y pequeñas empresas), sino a organismos estatales como el Instituto de Crédito Oficial (ICO), con el mandato de ofrecer crédito accesible y razonable (no el que provee la banca hoy) a la ciudadanía y a medianas y pequeñas empresas españolas. Tales transferencias públicas podrían también estimular el establecimiento de bancas públicas (tanto centrales como autonómicas) o cooperativas de crédito que garantizaran la existencia de crédito, uno de los mayores problemas que existe hoy en la España endeudada.

Pero lo que las autoridades europeas desean más que nada es que la banca española y el Estado español paguen a los bancos alemanes, franceses, holandeses, belgas y otros lo que les deben, a fin de -según dicen ellos- recuperar la confianza de los mercados. Pero este argumento asume que existen mercados, lo cual es fácil de demostrar que no ocurre. En un mercado, la responsabilidad de un préstamo fallido es compartida. Es un fallo de la persona o institución que pidió el préstamo, pero lo es también de la persona o institución que ofreció el préstamo. Y esto no está ocurriendo. En esta situación se está penalizando al primero a fin de salvar los intereses del segundo. Esto es lo que está haciendo, entre otros, el Gobierno alemán, que acusa y critica al Estado español por haber permitido la formación de la burbuja inmobiliaria sin citar el papel clave que el Estado alemán y la banca alemana jugaron en el establecimiento y explosión de tal burbuja. No se puede hablar de prestatarios irresponsables sin hablar también de los prestamistas irresponsables. Y el Gobierno alemán está imponiendo las políticas de austeridad para asegurarse de que a la banca alemana irresponsable se le pague la deuda con intereses (que, por cierto, alcanzan niveles estos últimos que cubren varias veces el coste de la deuda en sí). Y así estamos.

julio 13, 2012

Sindikatu eta gizarte eragileek murrizketen aurkako mobilizazioak iragarri dituzte uztailaren 17 eta 18rako

2012/07/13

Azkenaldian bestelako politika sozialen alde mobilizatzen ari diren sindikatu eta gizarte eragileek prentsaurrekoa egin dute gaur Bilbon. Bertan PPk onartu dituen murrizketen berrien aurkako mobilizazioak iragarri dituzte uztailaren 17 eta 18rako.

Hau da bertan irakurri den testua.

HERRITARRENTZAT POBREZIA, BANKARENTZAT DIRUA. NO A LOS RECORTES!!

Espainiar Gobernuak azken urteotako murrizketa sozialik handiena iragarri du. Herritar gehienon diru sarrerak txikitzea dakar, honek langabezian dauden pertsonen sariak murriztuko direlako, pentsioak, menpekotasunezko prestazioak eta administrazio publikoetako langileon soldatak ere murriztuko dira (aparteko soldata bat eta egun libreak kenduz).

Era berean, erosten ditugun produktuak garestituko duen BEZ-a igotzea onartzen da eta, aldiz, etekin enpresarialak handitzeko helburuaz kotizazio sozialen beherapena.

Baina gobernuak ez dago soilik murrizketak onartzen ari. Erabaki du bankari 100.000 miloi euro emango diola, bere zuloak estali ditzan. Honetarako badago dirurik. Hemen gauden eragile sozial eta sindikalak salatu nahi dugu dirua kentzen ari zaizkigula bankari emateko. Politika hau bidegabea eta inmorala da eta horregatik errefusatu egiten dugu.

Politika hauek gizartea orohar pobretzea dakartzate. Atzeraldia larriagotzen dute langabezia handituz, babes soziala murriztuz eta geroz eta jende gehiagok hilaren atzenera iristeko arazoak izan ditzan eraginez. BEZ-a igotzea, prestazio sozialak murriztea edo sektore publikoan soldata murrizteak bidegabeko politikak dira hain zuzen krisiaren sorreran zerikusirik izan ez dutenei ordainaraziko zaiena.

Politika hau manipulazio eta gezurretan oinarritzen da. Espainiar gobernuak asteak daramatza bere benetako asmoak ezkutatzen, sasi informazioak zabalduz eta egia esan gabe Bruselasen negoziatzen ari zenaz. Bere helburua hauxe izan da: jendea prestatu espoliazio hau ezinbestekotzat onar dezan. Errentaren trasbase itzela ematen ari da Gutxi batzuren eskuetara bideratzen ari da errentaren kopuru itzela. Arpilaketa honek aginte politiko, ekonomiko eta fnatziarioaren adosjartzearen eskutik dator.

Hemen gauden erakunde sindikal eta sozialek neurri hauei gure erabateko errefusa adierazi nahi diegu. Era berean, argi eta ozen esan nahi dugu alternatiba errealak egon badaudela. Borondatea politikoa badago bestelako neurriak aplikatu litezke. Krisiaren bidezko irteerara murrizketen ez aplikazioan eta zerga zein politika sozialean aldaketa batean dago, lehenago ere askotan aipatu dugun bezala. Murrizketak bertan behera uztea exijitzen dugu eta Hego Euskal Herriko erakundeei dei egiten diegu aplikatu ez ditzaten.

Azkenik, murrizketa hauen kontra eta bestelako politikak lortzeko bidean gure konfidantza osoa berresten dugu gizarte-mobilizazioan. Hori dela-eta, eta lehendabiziko urrats baten gisan, honako mobilizazioak deitzen ditugu:

• Uztailaren 17an, asteartea, 11:00tan, Lanbideko eta Nafarroako Enplegu Zerbitzuko bulegoen aurrean.

• Uztailaren 18an, asteazkena, 19:00tan, kazerolada-kontzentrazioa zaratatsuak eskualdetako ohiko lekuetan.

LANBIDE-KONZENTRAZIOEN ZERRENDA

BIZKAIA

  • Bilbo- Alameda de Mazarredo 39
  • Basauri- Urbi 5
  • Barakaldo-”Rontegi”
  • Erandio. Educador Hno. Benjamín 5.
  • Gernika. Karmelo Etxegarai Bajo 8-10
  • Iurreta, Zubiaurre 10.

GIPUZKOA

  • Tolosa. Larramendi 3 Bis
  • Eibar. Bittor Sarasketa 9
  • Arrasate. Nafarroa Etorbidea 12.
  • Azpeitia. Urola 6
  • Orereta. Maurice Ravel 14.
  • Donostia. Marino Tabuyo 14.

NAFARROA.

  • Iruñea. Arkadio MªLarraona 1
  • Lizarra. Plaza de Aralar,2
  • Tafalla. Paseo Padre Calatayud, 19 (Golem)
  • Tutera. Diaz Bravo 20-22.
  • Altsasu. Garcia Ximenez, 3
  • Doneztebe. Crta. Leitza,1

ARABA

  • Laudio. Virgen del Carmen 25.
  • Gasteiz. José Atxotegi 1.
  • Ollon. Giralda 1.

DEITZAILEAK

Eragile sozialak: AHT gelditu! ELKARLANA, Anitzak, Argilan, Asamblea abierta en defensa de las prestaciones sociales, Asamblea de invisibles, Asambleas de parados y paradas (Bizkaia, Gipuzkoa), Askapena, Asociación de trabajadoras del hogar, Asociación de vecinas y vecinos de Bilbao La Vieja, Axola, Barrenkale, Berri-Otxoak, Bilgune Feminista, Bizkaiko Emakumeen Asanblada – Asamblea de Mujeres de Bizkaia, Colectivo de parados de Iruñerria, Danok lan, Deshazkundea, Euskadiko Gazteriaren Kontseilua, Eguzki, Ekologistak Martxan , Elkartzen, Erromoko Greba Batzordea, Eskuz Esku, Ezker Gogoa, Gazte Abertzaleak, Gazte Independentistak, Gazteak Alternatiba, Gipuzkoako pentsionisten duintasun elkartea, Ikasle Abertzaleak, Harresiak Apurtuz , Iratzarri, Komite Internazionalistak, Matxingune Taldea, MDMA Taldea, Mugarik Gabe, Mujeres del Mundo, Pentsionistak Martxan, Plataforma por los derechos sociales de Gasteiz, Plaza Beltza Kultur Elkartea , Posada de los abrazos, PTParen aurkako Asanblada, Red contra la pobreza, Renta Básica Universal Taldea, Salhaketa, Sare Antifaxista, SOS Racismo-SOS Arrazakeria, Stop Desahucios, Urtxintxa Eskola, Zazpigarren Alaba

Sindikatuak: ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, EHNE, HIRU, CGT-LKN, CNT

A %d blogueros les gusta esto: