Posts tagged ‘Grecia’

junio 13, 2013

«2.800 langabe gehiago besterik ez gara. Larriena demokrazia falta da»

Iturria: Adrian Garcia / Berria.info – 2013/06/13

MARIA KONTAXI. ERT GREZIAKO TELEBISTA PUBLIKOKO KAZETARIA

Greziako Gobernuak seinalea eten arren, telebista publikoko langileek Internet bidez jarraitzen dute emititzen. Troikaren eskariei men egitea leporatzen diote gobernuari.

Haserre eta aldi berean herrialdearen patuagatik kezkatuta dago Maria Kontaxi (Atenas, 1968). ERT Greziako telebista publikoko albistegietako nazioarteko burua da. 27 urte eman ditu lanean telebistan, 18 urte zituenetik. Greziako Gobernuak telebista publikoa ixtea erabaki zuen herenegun, eta sindikatuek greba orokorrera deitu dute gaurko.

Nolako egoera duzue ERTko kazetariek?

Atzo [herenegun] arratsaldetik ERTko egoitzan gaude, ministerioak katearen itxiera iragarri zuenetik. Langileok gure gain hartu dugu telebistaren jarduna. Gobernuak telebistaren seinalea eten du, baina Internet bidez zabaltzen jarraitzen dugu.

Zergatik uste duzu gobernuak telebista ixtearen erabakia hartu duela?

Presio handia jasotzen ari da Troikatik. Sektore publikotik 2.000 lanpostu ezabatzeko agindua dute. Ez dakite zer egin, ez dute planik, eta ERT ixtea erabaki errazena zen haientzat. Gobernuarekiko fidelago izango den telebista bat nahi dute.

Oso hitz gogorrak erabili ditu Simos Kedikoglou gobernuko bozeramaileak ERTren funtzionamendu okerra salatzeko. Berregituraketa bat beharrezkoa al zuen telebistak?

Berregituraketa bat egin daiteke, horretarako plan bat badago. Berregituraketak justua izan behar du, bai langileentzat, bai greziarrentzat. Greziako herritarrek finantzatzen dute telebista ordainsariaren bidez, dirua ez dator gobernuaren aurrekontuetatik. Ondo egitekotan, berregituraketa barrutik egin behar da. Kedikoglou jaunak ustelak deitzen gaitu? Aurreko urteetan hark eta haren aurretik egondakoek etengabean euren laguntxoak jarri dituzte ERTn lanean. Gu ez gara egoera honen arduradunak; politikariek eta haien gertukoek sortu dute. 800 euroko soldata jasotzen genuen telebista publikoko kazetariek. Bizpairu hizkuntza hitz egin eta ikasketa maila altuak dituzten langileentzat soldata duina al da?

Egun batean telebista publikoa itxi du gobernuak. Greziako demokraziaren gainbeheraz beldur al zara?

Bai, noski. Oso larria da. Ez da bakarrik gure lanpostuak galdu ditugula. Hori gutxienekoa da. Ez gara langabe bakarrak Grezian, beste 2.800 gehiago gara, besterik ez. Larriena da gure herrialdean demokraziarik ez dugula. Telebista publikorik ez duen Europako Batasuneko herrialde bakarra gara.

Zein urrats egingo dituzue aurrerantzean?

Amaierara arte jarraituko dugu. Poliziak kanporatu arte gure lana egiten jarraituko dugu. Ez dugu amore emango; indarrean eraman beharko gaituzte. Telebista hau herriarena da, eta gu herriarekin gaude. Herriak erabaki behar du zer egin telebista publikoarekin, ez Samaras jaunak [Greziako lehen ministroa]. Kazetariak gara, eta gure lana egin nahi dugu.

Zer deritzozu gobernuaren telebista berriro irekitzearen asmoari?

Bai, berriro irekiko dute, baina haien neurrira egindako telebista izango da. Herritar orori eragiten dion erabakia da, langileekin, sindikatuekin, herritarrekin eztabaidatu beharrekoa. Ez dira erabaki errazak, modu horretan, alde bakartasunez hartzeko. Hedabideen sektorea oso kaltetuta geratuko da. Ireki behar duten telebista berria askoz ere malguagoa izango da gobernuarekin. Gainontzeko kate pribatuak dirudun gutxi batzuen esku daude. Oso arazo larria da, greziarrek ahotsa galdu dute.

Elkartasun uholdea jaso duzue gizartetik. 

Bai, jende askoren babesa jaso dugu, Grezia osotik. Medikuak, irakasleak… langile guztiek euren sostengua erakutsi digute. Halere, badago jendea sektore publikoa arazoaren muina dela pentsatzen duena. Egia da ez duela ondo funtzionatzen, baina ez da sektorearen errua; politikariek egin dute horrela.

Etiquetas: ,
mayo 23, 2013

Las medidas neoliberales llevan a Grecia a un 30% de pobreza infantil

Iturria: librered.net – 2013/05/23

La infancia griega es uno de los sectores más afectados por las políticas neoliberales impuestas por la Troika (BCE, CE y FMI) y el Gobierno heleno, donde uno de cada tres niños vive en situación de pobreza o exclusión social según un informe presentado este miércoles.

“La situación de los niños en Grecia”, es un estudio realizado por la Universidad de Atenas en colaboración con el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), donde se señala que un 30,4 por ciento de los menores, lo que equivale a 597.000 infantes, viven en la pobreza o en condiciones de exclusión social, mientras que otros 322.000 lo hacen en medio de graves necesidades en diferentes áreas sociales.

Los datos suministrados, corresponden al año 2011, lo que supone un incremento de ambos indicadores con respecto al año anterior del 9,1 por ciento y del 38,2 respectivamente.

“La realidad es muy preocupante”, aseguró el presidente de Unicef Grecia, Lambros Kanellopulos, durante la presentación, pues los índices de pobreza continúan aumentando y “esto afecta su calidad de vida, no sólo en el aspecto psicológico sino también en aéreas de salud, educación y formación en general”.

Las carencias relacionadas con el deterioro de las condiciones sociales a consecuencia de los severos paquetazos de recortes, hacen que aumente el número de menores de edad que viven en hogares donde los miembros de la familia están desempleados o con serias dificultades para hacer frente a los gastos familiares básicos.

La Oficina de Estadísticas Griegas (OEG), reveló meses atrás que la falta de empleo afecta principalmente a los menores de 24 años, por lo cual 50,8 por ciento de ese sector carece de ocupación.

Toda esta realidad incide en dietas alimentarias pobres, carentes de los nutrientes necesarios para el adecuado desarrollo de los niños.

La dificultad habitacional que en la mayoría de los casos, no poseen in domicilio fijo, no cuentan con calefacción o están expuestos a problemas ambientales, como la contaminación.

Los ciudadanos han padecido restricciones en el acceso a servicios públicos de salud y hospitalarios a causa de los recortes presupuestarios y el proceso de privatización del sector.

Otro dato alarmante de la investigación fue el aumento de la delincuencia juvenil, la cual tuvo un incrementó del 53,4 por ciento entre los años 2010 y 2011.

Los responsables de Unicef mostraron su preocupación por los datos revelados y solicitaron a las autoridades un aumento de las coberturas sociales entre los menores, pues las características del presupuesto no permiten identificar los recursos asignados al cumplimiento de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño.

noviembre 8, 2012

Una empresa alemana suspende el suministro a Grecia de fármacos contra el cáncer La compañía farmacéutica suspende el suministro del medicamento a hospitales públicos griegos

Iturria: RT.com – 2012/11/03

La compañía farmacéutica suspende el suministro del medicamento a hospitales públicos griegos

La crisis que azota Grecia pone al borde de la muerte a algunos ciudadanos del país heleno quitándoles sus últimas opciones de supervivencia, ya que una empresa farmacéutica alemana ha dejado de suministrar una medicina vital contra el cáncer a los hospitales públicos griegos.

El fármaco en cuestión es el Eribitux, fabricado por  Merck KGaA, que es eficaz para el tratamiento de diferentes tipos de cáncer, como el de colón, de cabeza y de cuello. Matthias Zachert, responsable por las cuestiones financieras de la compañía farmacéutica, señaló al diario alemán ‘Boersen-Zeitung’ que los hospitales públicos de varios países de la zona euro “están luchando por pagar sus cuentas”. Sin embargo, apuntó que Grecia es un caso aparte. “La medida solo afecta a Grecia, donde hemos tenido muchos problemas”, dijo. Zachert destacó que se podrá seguir adquiriendo el Eribituxen en establecimientos privados. El representante de Merck KGaA señaló que los Gobiernos de algunos países de la Unión Europea afectados intensamente por la crisis, como el de España, decidieron intervenir y ayudar a restablecer los fondos de sus hospitales públicos. Merck KGaA no es la única farmacéutica que ha decidido últimamente suspender sus relaciones comerciales con Grecia, cuya economía cada vez está más ahogada por la crisis. Otra empresa alemana, Biotest, suspendió las entregas de medicinas al país heleno en junio de este año a causa de la acumulación de impagos.

octubre 22, 2012

Las cifras de la estafa

Iturria: Ricardo Molero Simarro / Colectivo Novecento – 2012/10/22

El retraso en la aprobación de las medidas para constituir la denominada “unión bancaria” dentro de la UE va a hacer que se confirme lo que era un secreto a voces: el rescate a la banca privada (o privatizada) española va a ser definitivamente incorporado al montante de la deuda pública. Este va a ser el penúltimo paso del proceso de socialización de pérdidas privadas que estamos viviendo desde que comenzó la crisis. Una crisis que, como ya es evidente para una mayoría de la población, no es una crisis, sino una auténtica estafa. El montante al que está llegando dicha socialización es ciertamente difícil de calcular, pero es posible obtener una cifra aproximada con simplemente resumir las principales operaciones de rescate bancario que se han llevado y se siguen llevando a cabo.

Tenemos que empezar por recordar que, a pesar de la falsa retórica del “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”, como explica Eduardo Garzón, la deuda pública aún no supone más que un 20% del total de la deuda de la economía española. Hay que tener en cuenta, además, que esta cifra es de finales del año pasado, una vez que según los datos de la Comisión Europea la deuda estatal se ha prácticamente doblado desde su nivel anterior a la crisis, pasando de suponer un 36,3% en 2007 (uno de los niveles más bajos de toda la UE) a un 68,5% en ese año 2011 (una cifra que aún sigue siendo más baja que las de Alemania o Francia y, por supuesto, Grecia, Italia, Irlanda o Portugal). Es decir, que contrariamente a la extendida idea de que el problema de la deuda proviene del despilfarro del sector público y por ello la disminución de su tamaño y el recorte de los servicios que presta sería la solución a la crisis, en realidad, dicha deuda tiene una clara naturaleza privada.

No en vano, del montante total del endeudamiento de la economía española, el cual supera el 300% del PIB, un 80% lo constituye la deuda de bancos, empresas y familias. La deuda de estas últimas sólo representa un 25%, mientras que la de bancos y empresas supone un 75%. Y dentro de la deuda de las segundas, un 95% es deuda de las grandes empresas. Más aún, como también detalla Eduardo Garzón, el 40% de las familias de menor renta, dedican casi un 75% de la deuda que han contraído a la financiación de la hipoteca sobre su primera vivienda, algo cuya ostentación es un derecho social básico garantizado por la Constitución. Es decir, que contrariamente a la también extendida idea de que toda la población habría participado en la bacanal de la burbuja inmobiliaria y, por ello, tendría ahora que pagar la factura de la crisis, en realidad quienes habrían hecho negocio con la especulación inmobiliaria serían únicamente quienes tenían capacidad para ello: las familias de mayor poder adquisitivo, las constructoras, las promotoras y los propios bancos.

A pesar de que en su momento los beneficios del crecimiento económico generado con la burbuja quedaron en manos de muy pocos, desde 2008 las pérdidas de la crisis financiera que aquélla provocó no han dejando de canalizarse hacia las cuentas públicas. Según los datos de la misma Comisión Europea, el montante de ayudas estatales dadas a la banca entre 2008 y 2010, es decir, antes incluso de que el famoso rescate se pusiese en el horizonte, podría llegar a ascender a un 8,4% del PIB. Como explica Bibiana Medialdea, dicha cantidad, transferida al sector bancario en buena medida a través del FROB, se habría repartido en 10.800 millones de ayudas para recapitalizar los bancos, 55.830 de avales y garantías que se les habría dado para endeudarse con terceros y 22.180 millones en facilidades de financiación e inyecciones de liquidez. Estos importes, que pasaron a contabilizarse como deuda pública, explican, junto con la merma de ingresos fiscales generada por la crisis, que el monto de aquélla esté llegando al equivalente al 80% del PIB este año 2012, después de haberse incrementando el gasto en pago de los intereses que genera en un 80% entre 2007 y 2012.

Sin embargo, aunque esto supone una carga ilegítima para el Estado, esos fondos públicos dedicados a la ayuda del sector bancario no tendrían que haber supuesto tal incremento en los intereses. Si en vez de proveer de crédito público subvencionado a la banca privada, el Banco Central Europeo (BCE) se hubiese dedicado a financiar directamente a los Estados el precio de su financiación hubiese sido mucho menor. El problema último es que mientras desde el inicio de la crisis ha puesto a disposición de la banca privada europea una facilidad de crédito a un tipo de interés de entre el 1% y el 1,5%, el BCE tiene prohibido por sus estatutos prestar a los Estados. Lejos de canalizar este crédito hacia empresas o familias, dicha banca lo ha dedicado a la especulación con la deuda pública de países como España, obteniendo rentabilidades de más del 5% (diferencia entre esos tipos a los que le ha prestado el BCE y aquellos a los que el Estado español se ha visto obligado a colocar sus títulos de deuda). Para hacernos una idea de la magnitud de este mecanismo, según los datos del mismo Banco de España (BdE), el montante neto que la banca privada española había obtenido a través de él llegó a alcanzar el pasado mes de agosto la cifra de los 388.000 millones de euros.

Pero ni siquiera con este mecanismo, que ha contribuido decisivamente a multiplicar el montante de intereses pagados por el Estado, ha sido suficiente para sanear la banca. Según los cálculos realizados por la consultora privada Oliver Wyman, las entidades bancarias españolas aún necesitarían unos 55.000 millones de euros de inyección directa de capital por parte del sector público. Esta cifra es la que va a ser financiada con el dinero procedente del mecanismo de rescate de la UE. La cantidad que el Estado tomaría para el rescate de la banca privada incorporándola, como contábamos al principio, al total de la deuda pública, sería de 40.000 millones de un total de 100.000 millones de euros de los que estaría provista la línea de crédito abierta por la UE.

Sin embargo, tampoco estos fondos serían suficientes, ya que después de poner en marcha el rescate aún quedaría la guinda del pastel: la “limpieza” de los denominados “activos tóxicos” (principalmente derivados del mercado inmobiliario) presentes en los balances de la banca, los cuales, según los cálculos del BdE, superarían los 180.000 millones de Euros. De ellos, está previsto que el denominado “banco malo” que se dispone a crear el Gobierno adquiera unos 90.000 millones, cuya financiación, tal y como explica Antonio Sanabria, provendrá en buena medida de transferencias del FROB o estará garantizada por el Estado.

En total, todo ello supone que la ayuda pública dada a la banca privada desde 2008 ascendería a 218.000 millones de euros, equivalente aproximadamente al 20% del PIB de la economía española y a un tercio de la deuda pública en 2011. De ellos, al menos 73.000 millones serían ayuda directa. A estas cantidades habría que sumar los casi 400.000 millones provenientes de la facilidad de préstamo del BCE. Es todo ello lo que explica que, tal y como afirmé en un artículo anterior, en los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año se hayan tenido que recortar 40.000 millones de gastos en servicios como la sanidad, la educación, la investigación y desarrollo, o la dependencia, como contrapartida a los, al menos, 38.000 millones de euros que va a suponer el pago de intereses de la deuda.

Según reza el lema de la Plataforma por una Auditoria Ciudadana de la Deuda, ésta es una deuda que no debemos y que, por lo tanto, no tendríamos que pagar. Lo primero porque es completamente injusto que sea asumida por toda la población cuando los que la han generado son, como hemos visto arriba, únicamente un grupo de privilegiados. Lo segundo, porque como apunta Miguel Montanyà, los rescates no funcionan. Y por último, porque las medidas para tratar de que lo haga nos están empujando, al igual que está pasando en Grecia, Irlanda o Portugal, hacia una auténtica dislocación económica y social. No en vano, la economía española se ha situado a la cola del crecimiento mundial, sólo por delante de Grecia, y las cifras de desigualdad y pobreza no se están sino disparando. Por ello, porque no debemos, y, sobre todo, porque no debemos pagar, esta semana toca volver a movilizarse. No hay otra manera de parar esta estafa.

octubre 15, 2012

Los presupuestos de la deuda

Iturria: madrilonia.org – 2012/10/12

Como ya sabíamos por Grecia, Portugal e Irlanda y antes por los países de América Latina que tuvieron que sufrir el ajuste estructural impuesto por el FMI durante los años ochenta, el gobierno de la deuda no sólo implica una transferencia permanente de recursos públicos, en última instancia de riqueza social, hacia los acreedores financieros. También implica una constante declaración de que todas las políticas públicas, hasta el más nimio gesto del Estado, van a estar subordinadas al pago de la deuda.  En casos como el de España, en el que además de la deuda pública los niveles de endeudamiento privado son gigantescos, este enunciado puede hacerse extensivo a toda la estructura económica, a toda la producción social. A fin de cuentas, los productos financieros no son más que eso, derechos privados sobre los recursos sociales del futuro. La deuda se sitúa por encima de cualquier otra consideración social, ética o legal, vía reforma constitucional. Los derechos futuros de los acreedores, de la oligarquía financiera están por encima de los derechos de la ciudadanía.  Tenemos deberes de pago sin derechos de vida. 

Los Presupuestos del Estado de 2013 son exactamente este tipo de declaración política de sumisión al poder financiero. Como ya aprendimos en los Presupuestos de 2012, de poco sirven las cuentas de los presupuestos a la hora de saber cuáles van a ser los recortes reales.  Como ya sucediera el año pasado, los nuevos recortes en educación, sanidad, en el seguro de desempleo o en las pensiones van a venir en disposiciones adicionales y en anuncios posteriores, preferentemente por sorpresa y con la menor cantidad de detalles posibles. Para lo que sí han servido los presupuestos es para decir que la deuda manda y en su presentación se declaró por activa y por pasiva que pagar la deuda va a ser la prioridad absoluta del Estado.  De hecho, en estos presupuestos el servicio de la deuda, 38.590 millones de Euros ya cuesta más que el pago de todas las nóminas de los funcionarios y la partida del pago de intereses aumenta frente a la del año pasado en más de 10.000 millones de euros. Una cantidad semejante a los recortes en sanidad y educación impuestos a las Comunidades Autónomas en Marzo de 2012.

En lo demás, los presupuestos son una trampa para la opinión pública tolerada por Bruselas y Alemania. Como se han hartado de decir en los grandes medios sin analizarlo políticamente, las previsiones económicas que maneja el gobierno para 2013 en términos de PIB y de empleo están descaradamente distorsionadas al alza. Esto afecta a las previsiones de ingresos del Estado que se estiman muy por encima de sus niveles reales. A medida que se vayan incumpliendo estas previsiones de ingresos del Estado, y creciendo el déficit, se irán anunciando recortes y privatizaciones que no constan en los presupuestos. Los candidatos más firmes a ser los primeros campos en ser recortados son las pensiones, que ya en estos presupuestos descienden en relación al IPC, y las diferentes modalidades de prestaciones por desempleo. Medidas ambas que lejos de haber surgido de los actuales programas de austeridad forman parte de la agenda neoliberal desde mediados de los ochenta y que se repiten como un mantra en los informes de los principales organismos económicos transnacionales FMI, BM y OCDE.

¿Tendríamos que pensar que los economistas del gobierno se han equivocado? Desde luego, hasta el economista más dogmático debería saber que en un contexto de austeridad en toda Europa y desaceleración en medio mundo, escasez de crédito, caída de la demanda interna y facilidades crecientes para el despido, no hay resortes para que se recupere el crecimiento. Más convincente es pensar que las trampas contables están toleradas por Europa como parte de la estrategia de gobierno de la economía española que se viene practicando desde el verano de 2011. Por un lado, el gobierno español sabe que cada anuncio de recortes sociales le supone una pequeña crisis de legitimidad que sumadas han dado como resultado una gran crisis de legitimidad, no sólo del gobierno sino del régimen. Por otro lado, Bruselas y Berlín deben mantener la ilusión de la soberanía nacional española si no quieren que suceda como Grecia. En el país heleno la toma directa de los asuntos políticos nacionales a cargo de la UE le ha valido para que su intervención haya sido percibida, por una parte importante de la población, como parte del proyecto político neoliberal de expolio en lugar de como una prescripción aséptica de normas económicas. Además está explícita injerencia liderada por Alemania está  provocando una politización incipiente de la escala europea. Para que esto no suceda es necesario que la UE no asfixie al gobierno de Rajoy y se vea obligada a gobernar España de una manera tan visible que focalice el conflicto político entre la UE y las poblaciones de los países de la periferia europea.

El “aire” que Bruselas da al gobierno es muy limitado y, en última instancia, la UE se va a ver abocada a gobernar de forma más directa en España.  A pesar de que oigamos rumores cada vez más fuertes de rescate, España ya está tutelada desde un mecanismo de intervención europea que desarrolla los mismos mecanismos de un rescate pero de manera escalonada. La economía española es demasiado grande para ser puesta a disposición de los agentes financieros mediante el rescate de la misma manera que en Grecia. En su lugar, el rescate funciona mediante un goteo constante de intervenciones sobre los tipos de interés de la deuda soberana que deben ir asociados a contrapartidas en términos de privatizaciones y recortes. Pero las contrapartidas no llegan por si mismas sino que las imponen los mecanismos disciplinarios de la Unión Europea. No es casualidad que en la semana antes de la presentación de los presupuestos y tras la visibilización a escala internacional de la puesta en cuestión de la legitimidad del gobierno que supuso el 25S, el Banco Central Europeo suspendiese su programa de compra de bonos y dejase aumentar la prima de riesgo como “recordatorio” disciplinario de cuál es el programa político que tiene que emprender el gobierno: austeridad, recortes y privatizaciones.

En realidad, la única ruptura posible con este modelo de gobierno de la deuda es la declaración de un impago democrático de la deuda decretado “desde abajo”. Para llegar a este escenario es indispensable que salte en pedazos el pacto bipartidista que junto a CIU ha gobernado España desde 1978 y que no es más que un impedimento para que la ciudadanía se plantee democráticamente el modelo de sociedad y de economía en la que quiere vivir. Y que nuestras demandas se encuentren con las de los demás países, cada vez más,  de la UE sometidos al gobierno de la deuda y los programas de austeridad, creando un nuevo espacio europeo para el empoderamiento democrático frente a los intereses de los capitalistas financieros transnacionales. Como ya dijimos claramente entre los días 25 y 29 de septiembre, el primer paso para que llegue este momento es que el gobierno de Rajoy dimita y que nos veamos las caras directamente con la alianza Alemania/agentes financieros que detenta el mando europeo en estos momentos.

octubre 12, 2012

Grecia: Las macabras políticas de ajuste destruyen mil empleos diarios

Iturria: Kaos en la Red /PL – 2012/10/12

La economía griega atraviesa su quinto año de recesión, provocada en gran medida por las drásticas políticas de austeridad exigidas por los prestamistas internacionales que lejos de ofrecer solución están profundizando la crisis.

El desempleo en Grecia continúa aumentando, a un ritmo de más de mil personas al día, y ya afecta al 25,1 por ciento de la población activa según los datos ofrecidos hoy por el organismo griego de estadísticas ELSTAT.

En concreto el número de parados se elevó durante el pasado mes de julio a un millón 216 mil personas, lo que supone un incremento del 42,8 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior y un 1,9 por ciento más que el registrado en junio.

La situación es alarmante si se tiene en cuenta que durante el verano suele aumentar la contratación en el sector turístico, uno de los principales puntales de la economía, pero es aún peor si se atiende a la situación de los menores de 25 años, donde el desempleo llega al 54,2 por ciento.

La siguiente franja de edad, jóvenes entre 25 y 34 años, también supera ampliamente la media nacional y se situó en el 31,4 por ciento.

Por regiones, la tasa de paro más elevada se halla en Epiro, al noroeste del país, con un 27,1 por ciento, mientras que en la provincia de Atenas, donde se concentran las dos terceras partes de la población griega, el porcentaje superó en una décima la media nacional.

La economía griega atraviesa su quinto año de recesión, provocada en gran medida por las drásticas políticas de austeridad exigidas por los prestamistas internacionales que lejos de ofrecer solución están profundizando la crisis.

En los últimos tres años, cuando comenzaran los recortes a gran escala en el sector público, la tasa de paro se triplicó y los salarios se redujeron un 30 por ciento de media.

Los datos oficiales muestran una caída del 25 por ciento del Producto Interno Bruto desde el inicio de la crisis, y una bajada del 3,8 por ciento para 2013, lo que augura un difícil futuro tanto para la recuperación económica como para el mantenimiento de los servicios públicos más elementales.

septiembre 21, 2012

La Federación Sindical Mundial muestra su apoyo a la huelga en Euskadi

Iturria: Finanzas.com – 2012/09/20

La Federación Sindical Mundial (FSM) ha mostrado su apoyo a la huelga general convocada el próximo 26 de septiembre en el País Vasco y Navarra por los sindicatos nacionalistas, entre ellos ELA y LAB, en contra de los recortes aprobados por el Gobierno, han informado fuentes de los convocantes.

Según el listado que han facilitado, además de la FSM han mostrado también su apoyo a la convocatoria otras organizaciones de ámbito internacional como la Unión Internacional de Sindicatos del metal y la minería y la Unión Internacional de Sindicatos de Construcción y Madera.

Asimismo, han expresado su adhesión a la movilización organizaciones de Grecia, Francia, Italia, Portugal, Serbia, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, India, Pakistán y Congo, entre otros países.

También en España, diversos sindicatos han mostrado su apoyo a la jornada de huelga general, según las mismas fuentes.

El denominado “sindicalismo de clase y alternativo” ha suscrito una declaración en la que da su apoyo expreso a la huelga general del 26 de septiembre y convoca para ese día una “jornada de lucha” con movilizaciones en diversos puntos de España (Asturias, Aragón, Andalucía, Canarias, Madrid…).

Esa declaración está suscrita por el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Corriente Sindical Izquierdas de Asturias, Intersindical de Aragón, Intersindical Alternativa de Cataluña, Intersindical Canaria, Confederación General del Trabajo (CGT), Movimiento Asambleario de Trabajadores de la Sanidad, Sindicato Obrero de Puertos Canarios y Solidaridad Obrera, entre otras organizaciones.

septiembre 17, 2012

O nos movemos o nos engullen, ¡a la huelga general!

Iturria: Juan Basterra – Gara.net – 2012/09/17

Nos quieren hacer creer que lo que está pasando es normal, porque estamos en crisis. No tienen vergüenza. Quienes al inicio de la misma, hace ya cinco años, iban a adoptar medidas para frenar la fuga de capitales a los paraísos fiscales o para que los ricos pagasen más impuestos, resulta que son en este momento quienes les llevan las maletas a los poderosos a esos lugares paradisíacos.

Así, el peso de esa gran losa llamada crisis aprieta en las espaldas de los trabajadores, de los pensionistas, de los parados, de los excluidos, de los pobres y, entre otros, de los emigrantes. Quienes tienen el poder económico de lo único que se están preocupando hasta el momento es de seguir amasando beneficios para su bolsillos. Les importa muy poco las enormes listas de paro y el aumento de la pobreza. Confebask pide que se pida el rescate a Bruselas cuanto antes, lo que elevará la pobreza y los problemas entre la población. Está inventado. Ha ocurrido en Grecia y en Portugal. Así de claro.

Los datos son precisos: la contabilidad española muestra que los beneficios empresariales se están comiendo el terreno de los salarios de los trabajadores y, de hecho, se conoce que el sueldo medio de los consejos de las empresas del Ibex fue de 7,5 millones, un 5% más que un año antes, tres veces más que el aumento experimentado de los salarios de los trabajadores y una cantidad inmensa para aquellos que viven de la mísera ayuda social que, además, han recortado.

¿Cómo puede ser que mientras el paro empobrece a uno de cada cuatro personas en el Estado español los empresarios y los banqueros sigan teniendo enormes beneficios y sueldos millonarios? El 1,5% de la población vasca controló el 44,4% de la riqueza que se generó en 2009, y las rentas altas, con más de 90.000 euros al mes, crecieron en seis años -hasta el 2008- en un 114,52%, pero la recaudación fiscal a penas varió.

Así ocurre que mientras unos siguen ganando enormes cantidades un tercio de las personas de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa no tiene ingresos que superen el umbral de la pobreza.

Lo dicho, o nos movemos o nos engullen en esa miseria. La huelga general es uno de esos pasos necesarios. Aurrera!

septiembre 4, 2012

El Gran Capital quiere una jornada laboral de 6 días a la semana en Grecia

Iturria: libreRed.net – 2012/09/04

El Gran Capital ha pedido al Gobierno griego que “flexibilice las relaciones laborales” con diversas medidas, entre ellas aumentando la semana laboral de cinco a seis días.

La información procede de un correo electrónico enviado por representantes de la llamada “troika”, formada por la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), a los ministerios griegos de Finanzas y Trabajo y filtrado este lunes por el diario económico Imerisia.

La autenticidad de este e-mail y de su contenido fue confirmada por una fuente del Ministerio de Finanzas que no quiso revelar los detalles de su contenido. Entre las propuestas más polémicas se encuentra aumentar la semana laboral a seis días y reducir el descanso mínimo entre turnos de trabajo a once horas, además de eliminar las restricciones a los cambios de turno de mañana y de tarde según las necesidades del empresario, relata el diario.

Igualmente, la troika exige reducir a la mitad la indemnización por despido y el plazo del que dispone el empresario para notificar al trabajo su rescisión de contrato. También pretende que disminuya la contribución al Fondo de la Seguridad Social que pagan las empresas por cada empleado, a pesar del empeoramiento de la recaudación del Estado en este sentido.

La tasa de desempleo en Grecia se situó en mayo en el 23,1% de la población activa (54,9% en el caso de los menores de 25 años) y el nivel adquisitivo de los trabajadores griegos ha caído a niveles de hace tres décadas, según cálculos de los sindicatos griegos.

septiembre 4, 2012

La crisis de deuda y la socialización de pérdidas financieras

Iturria: diagonalperiodico.net – 2012/08/30

Respuestas al cataclismo

Ante las políticas de austeridad que desmantelan la Europa que conocíamos, el autor apuesta por la movilización y la denuncia de las políticas de choque.

“Quien siembra vientos, recoge tempestades”. En ésas estamos. Ahora que el espectro del comunismo se ha alejado paulatinamente desde la caída del muro de Berlín, el capitalismo, erigido sistema globalizado, ya no tiene necesidad de hacer concesiones como las que hizo Roosevelt en su época con el New Deal. Puede rematar el trabajo comenzado en la era Reagan- Thatcher para echar por tierra el Estado del bienestar.

El estado de choque en que se ha sumido Europa con la “crisis de la deuda” ofrece la oportunidad de acelerar ese ataque contra los derechos que adquirimos luchando. La precariedad se extiende dentro de los propios países considerados ricos. El sobreendeudamiento y la pobreza masiva ya no es propiedad exclusiva de los países del Sur: esos ingredientes inherentes al capitalismo radical ya no tienen fronteras.

Nos dirigimos hacia el mismo camino que ya tomaron algunos países de América Latina por los mismos motivos cuando la “década perdida” y las revueltas del hambre, un camino que ya ha recorrido Grecia. España está llevando a cabo un rescate bancario enorme, nacionalizando las deudas privadas en beneficio de los detentores del capital pero, ¿a qué precio?

Tras haber ofrecido cerca de un millón de euros a cada uno de los despachos privados de auditores OliverWyman yRoland Berger, el Gobierno de Rajoy abona alrededor de dos millones de euros a la empresa privada Álvarez & Marsal para crear la entidad que gestionará los activos tóxicos de los bancos nacionalizados. Así pues, son cuatro millones de euros que salen de las arcas del Estado para pagar a empresas privadas.

No olvidemos que los bancos privados españoles se financian en el BCE al 1%, al tiempo que perciben intereses sobre la deuda pública del país del que son acreedores. Unos jugosos beneficios que parecen insuficientes para colmar las pérdidas debidas a una corrupción endémica, a unos salarios prohibitivos y a una gestión desastrosa en el sector inmobiliario. ¿De modo que no basta con conceder dinero barato por vía del BCE para que esos bancos especulen y se enriquezcan con la deuda pública? ¿Es preciso también que la población venga en su auxilio?

En Grecia, donde el paro alcanzó el nuevo récord histórico del 23,1% de la población activa en mayo de este año, el nuevo Gobierno de Antonis Samaras se está preparando para reducir el gasto público en 11.500 millones de euros para 2013 y 2014 para satisfacer a la Troika de acreedores (Unión Europea, BCE y FMI). Las pensiones ya se han reducido en un 40% en dos años. El desbloqueo o no del siguiente tramo de préstamos de la UE y del FMI esperado por Atenas, de un montante de 31.500 millones de euros, depende de la aplicación de esta nueva ola de austeridad. Grecia acaba de embolsarse en agosto 4.063 millones de euros en bonos del tesoro a tres meses, a una tasa del 4,43%, para poder hacer frente a un vencimiento de 3.200 millones de euros del BCE. Afectada por un sobreendeudamiento crónico cuidadosamente mantenido, Grecia no se beneficia de sus entradas de capital, que desaparecen inmediatamente en forma de reembolsos; sólo una ínfima parte del dinero permanece en las arcas del Estado.

Otros países están entrando en la espiral infernal del ajuste estructural, en el que el endeudamiento sirve como pretexto para imponer la austeridad. Después de Chipre, las tres principales agencias privadas de calificación han bajado la nota de la deuda soberana de Eslovenia, donde los tipos de interés para préstamos a largo plazo están por las nubes. El gran plan de austeridad votado a principios de julio por el Parlamento para reducir el déficit público al 4% del PIB de aquí al final de 2012, frente al 6,4% actual, no basta. En los próximos meses debería hacerse público un segundo plan destinado a recortar aún más el gasto público, so pena de que la Troika envíe una misión de expertos a investigar las cuentas públicas.

El FMI ha suspendido un desembolso a Ucrania, que se niega a aumentar el precio del gas, al igual que hizo con Grecia cuando esperaba los resultados de las últimas elecciones. Impera el dictado de los acreedores. Ante los mayores retrocesos sociales desde la guerra, es hora de reclamar justicia, soberanía popular y democracia real. Es necesario rechazar radicalmente esta política de austeridad que no ofrece ninguna salida de la crisis, sino que, por el contrario, incrementa el déficit y la deuda. Ha llegado la hora de que las fuerzas de la izquierda se unan, sin concesiones con el capitalismo, para hacer frente a este ataque sin precedentes contra la democracia.

Grecia_Mehran Khalili
A %d blogueros les gusta esto: