Posts tagged ‘FAO’

mayo 23, 2013

Nueva dieta: escarabajos, chinches, moscas… y esclavitud

Iturria: Rosa María Artal – 2013/05/22

Escarabajos, orugas, abejas, hormigas, grillos, cigarras, saltamontes, libélulas, chinches o moscas. La FAO ha encontrado una solución al hambre en el mundo: comer insectos. Estima esta organización de Naciones Unidas que muchas especies tienen tantas proteínas como la carne y que su producción es barata. Anima a su consumo, tanto por seres humanos como por animales. Muchos países con gran parte de población sin apenas recursos ya los utilizan y el informe imagina un futuro aún más prometedor: “En los países en desarrollo, los miembros más pobres de la sociedad [nótese que este menú “tan saludable y nutritivo” no es para ricos]  pueden participar en la recolección, el cultivo, el procesamiento y la venta de insectos. Estas actividades pueden mejorar directamente sus propias dietas y proporcionar ingresos en efectivo a través de la venta de los excedentes de producción”, dicen.

Seguramente la FAO tiene razón, la dieta humana ha incorporado muchas especies a su alimentación a lo largo del tiempo y los insectos, como la más prolífica y extendida, representan una fuente inagotable. Aún. Porque no hemos de olvidar que también se trafica y especula con la necesidad humana de comer. Incluso cotiza en bolsa. En concreto y más que en ninguna otra en la de Comercio de Chicago, CBT (Chicago Board of Trade) especializada desde 1848 en “negociación de contratos en el comercio de bienes básicos agrícolas”. Tampoco se libran los alimentos de “productos financieros” de esos que compran y venden sin recibir mercancía alguna.

En un mundo en el que sobra y se desperdicia la comida, la primera gran crisis alimentaria –tras décadas de suaves descensos- estalla en 2008, pocos meses antes de la gran crisis financiera. Y se reproduce con dureza en 2010, cuando la FAO refleja un 39% de subida en sólo un año, con mayor incidencia en cereales, aceites y grasas, que superaron el 71%. Como los tsunamis siempre se organizan en un punto y luego se extienden –aunque la conciencia popular lo obvie- este enorme saqueo social fue uno de los detonantes de la revolución en la primavera árabe.

Por tanto, cuantos más productos ofrezcamos “al mercado”, más “oportunidades de negocio”. Habrá que ser más imaginativos. Aunque púdicos y políticamente correctos ojos no puedan seguir leyendo. El problema es acuciante. ¿Que hay que buscarse chinches en el pelo para freírlas con patatas o cazar moscas en todos los lunes al sol? Antes que no comer, cualquier cosa, dirán muchos. También estamos brindando a la usura el empleo porque  igualmente antes que morirse de hambre sin trabajo preferible es… morirse de hambre trabajando. Uno está más entretenido, que es de lo que se trata.

Esto viene de lejos y se reproduce siempre que la ciudadanía hace dejación de su dignidad consintiendo la codicia de unos pocos. En 1729, sí, siglo XVIII, el escritor irlandés Jonathan Swift escribió  su “ Modesta proposición… para acabar con el hambre en Irlanda. Su propuesta –irónicamente trágica- conmocionó a la sociedad de la época muy alarmada porque desgranaba cómo los niños podían ser un alimento de lo más rentable, una solución al problema: “ Me ha asegurado un americano muy entendido que conozco en Londres, que un tierno niño sano y bien criado constituye al año de edad el alimento más delicioso, nutritivo y saludable, ya sea estofado, asado, al horno o hervido; y no dudo que servirá igualmente en un fricasé o un ragout”.

No, niños no, pobrecitos, aunque ya lo sean y hayan dejado de considerarse fetos a proteger. Pero mientras llega hasta bañarnos los pies la ola de la avaricia extrema podemos ir pensando en nuevos productos destinados al consumo. Hay uno del que todos disponemos –en mayor o menor medida- según la ingesta de alimentos: la mierda. Yo creo que convenientemente procesada –por empresas privadas naturalmente- se puede reciclar también. Es asequible, muy eficiente y susceptible de ahorro general. No resulta tan descabellado, IKEA –esa gran pionera- ya se adelantó al incluirla en sus tartas de chocolate.

O podemos comernos unos a otros. Otro escritor, el estadounidense conocido como Harry Harrison, publicó en 1966 la novela que daría origen a la película (de 1973) Soylent Green. Imaginaba en ella un futuro -entonces lejano- que hoy encontramos asombrosamente cerca: 2022. Un Nueva York atestado de mendigos hacinados. Sólo la élite minoritaria –como siempre- tiene acceso a alimentos básicos y nutritivos como la carne y las verduras. A la mayoría les reparten Soylent Green –hecho de ese plancton que comen sin esfuerzo los percebes – y Soylent Red… que un día llegarán a saber, estupefactos, de qué se compone. Sí, todo se recicla. Es más productivo.

Llevamos los 5 años de la crisis advirtiendo, desgañitándonos, de un futuro que se cumple inexorable. La UE acaba de decretarnos “austeridad” hasta final de la década en sus nuevos presupuestos. A todos, pero más a los países “malos”, como el nuestro. No nos faltaba más que alimentarnos de insectos  como solución. Su captura y elaboración en las nuevas granjas de la miseria. En España los dirigentes actuales se están comiendo también… el Estado (con auténtica saña sus Servicios Públicos), la gallina de todos los huevos. ¿Todavía seguirán soñando algunos que la crisis se resuelve así? ¿Aún espera alguien que los depredadores devuelvan y repartan su botín?

La crudeza del momento exige reflejar esta amarga realidad tal cual es. Pero también sus soluciones. Nada fáciles, insisto. No tan “fáciles” como abrir la boca y que entren las moscas por todo alimento. Ni siquiera tan “difíciles” como seguir aguantando, resistiendo, los atropellos de esta inconmensurable estafa. Hay que echar a la Europa azul de sus mayorías en la UE. Con los votos. Eso no representa un enorme esfuerzo físico. Y a los dirigentes de cada país que desean, amparan y ejecutan estas políticas. Y, posiblemente, juzgarlos, para que sean ellos los que atrapen moscas “a la sombra”. No hay más. Es cuestión de supervivencia. ¿Y no habla de eso la FAO? Ingerir justicia, cordura y valor, en lugar de cucarachas.

Anuncios
septiembre 8, 2012

Aznar celebra su aumento de sueldo: “El Estado del bienestar es insostenible”

Iturria: Kaos en la Red – Agencias – 2012/09/08

El exjefe del Gobierno de España y presidente de la Fundación FAES, José María Aznar, al que Rupert Murdoch le subió el sueldo esta semana, dijo ayer que “el futuro de la Unión Europea pasa por mayor flexibilidad y disciplina”, además de pedir que se acabe con el estado del bienestar.

El expresidente (1996-2004) insistió además en la necesidad de “crear un Fondo de Garantía de Depósitos que garantice las mismas condiciones en todos los países miembros, porque si el euro vale diferente en cada uno de ellos no es sostenible”.

Durante su intervención, Aznar aludió al anuncio hecho ayer por el Banco Central Europeo (BCE) de poner en marcha un programa de compra ilimitada de deuda en el mercado secundario.

“La decisión es buena, pero no es una cuestión de palabras sino de hechos”, subrayó según señala un comunicado enviado por FAES.

Aznar también aseguró que “España es un país solvente, puede tener problemas de liquidez, pero es solvente”.

“España necesita modernizar el país, más flexibilidad y más disciplina”, afirmó, a lo que -según FAES- añadió que “los dos grandes problemas de España ahora mismo son el modelo de Estado, que no funciona y hay que reformar, y el estado de bienestar, que es insostenible“.

En su intervención en la mesa The Economic Outlook, el expresidente del Gobierno también ha apuntado que “el futuro no está solo en el eje Pacífico sino también en el Atlántico, cuyos cuatro pilares son Norteamérica, América del Sur, parte de África y Europa”.

En esta edición del Foro Ambrosetti, celebrado anualmente en la localidad italiana de Cernobbio, intervienen, entre otros, los presidentes de la República de Italia, Giorgio Napolitano; y de Israel, Shimon Peres; el primer ministro italiano, Mario Monti y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

También participarán el expresidente del BCE, Jean-Claude Trichet; los vicepresidentes de la Comisión Europea, Olli Rehn y Antonio Tajani, y los senadores estadounidenses John McCain y Joe Lieberman.

julio 4, 2012

Aumenta la cantidad de personas en el estado español afectadas por la crisis que buscan comida en la basura

Iturria: Kaos en la Red – 2012/07/02
Ayer aparecieron fotos en las agencias internacionales que dan cuenta de la realidad que viven miles de personas del estado español, que para sobrevivir deben buscar comida en la basura. La resolución neoliberal de la crisis neoliberal provoca este desastre.

Ayer en la mañana teníamos acceso a informaciones y fotos que indicaban que había aumentado el nñumero de personas que para poder comer recurren a la basura, tratando de encontrar comida para ellxs y sus familias. Ya existen grupos de ecologistas y activistas de DD HH que frente a la crisis, sostienen que se tira demasiada comida que está apta para consumir. A esta altura, parece que hay miles de personas que no tendrán opción.

Aguardan al cierre de los supermercados para llenar su despensa sin gastarse un euro. La necesidad les obliga a buscar en los contenedores algo que echarse a la boca. Son inmigrantes, parados y también muchos pensionistas. Esta práctica va a ser duramente sancionada. El Ayuntamiento de Madrid (entre otros) multará con hasta 750 euros a los que hurguen en la basura.

Esta es la noticia publicada por las agencias:

Ante la crisis económica que afecta a España muchos españoles sin hogar o sin recursos financieros no han tenido otra alternativa que hurgar en la basura para conseguir comida y así poder alimentarse. Esta práctica ha generado que grupos organizados como el llamado Comida Basura, cuyo lema es “tu basura es mi tesoro”, preparen con desperdicios multitudinarias cenas gratuitas para los más necesitados.

Los miembros de este colectivo, fundado en 2010, recorren las calles de Madrid, capital de España, en búsqueda de alimentos que hayan desechado vecinos, tiendas o supermercados, para organizar con estos desechos las cenas gratuitas.

“Hay días en los que encuentras muchísimo, pero muchísimo, y otros que no encuentras nada”, explicó Luis Tamayo, de 43 años de edad, uno de los fundadores de Comida Basura.

Tamayo lamentó que algunos grandes supermercados rocíen los desechos con productos químicos para inutilizarlos.

La idea de estas cenas “surgió en el año 2010 cuando vimos que había una gran cantidad de alimentos que se desperdiciaban, los datos estadísticos nos llamaron la atención y a partir de ahí buscamos qué podíamos hacer”, explicó.

Según un informe del Parlamento Europeo, cada ciudadano de la Unión Europea (UE) tira a la basura 179 kilogramos de alimentos al año. La media en España, aunque por debajo de la europea, es de 163 kilogramos anuales por habitante.

“Demasiado a menudo los comerciantes y los consumidores tiran a la basura alimentos perfectamente comestibles debido a normas de calidad que exageran la importancia del aspecto exterior”, denunció la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés) en un estudio de mayo de 2011.

Comida Basura busca dar regularidad a sus cenas populares y acompañarlas de acciones como elaborar un mapa con los lugares donde se encontraron buenos alimentos para que otras personas se puedan aprovechar de ello.

Para Pepe Rodríguez, un desempleado de 44 años de edad que se enteró por un amigo de la posibilidad de comer gratis, la comida “está muy rica (…) No me causa ningún problema comer un plato de estos porque sé realmente que la comida que se tira no está en mal estado”, afirma.

Este grupo de activistas no les empuja la pobreza o el hambre para realizar esta obra, lo hacen por convicción y así ayudar a un número creciente de españoles que se encuentran sumidos en la pobreza.

Un 21,8 por ciento de la población española vivía en 2011 bajo el umbral de la pobreza, según datos del Instituto Nacional de Estadística, frente a 20,7 por ciento en 2010 y 19,5 por ciento en 2009.

A %d blogueros les gusta esto: