Posts tagged ‘eskubideak’

mayo 20, 2012

Gasteizko manifa

Eskerrikasko Ziortza eta Xabiri argazkiengatik
Anuncios
mayo 11, 2012

ELA, LAB, STEE-EILAS eta ESK sindikatuen manifestua.

INPOSAKETEI AURRE EGIN: MURRIKETAK EZ APLIKATU.

POR LOS DERECHOS LABORALES Y SOCIALES

La reestructuración del sistema capitalista tiene como objetivo desregular el mercado laboral, vaciar de contenido los servicios públicos y anular el derecho a la lucha. En este sentido, estamos sufriendo un ataque sin precedentes a los derechos laborales y sociales. Se trata de primar los beneficios empresariales y enriquecer a una minoría, a cambio de empobrecer a la mayoría de la población, recortando los salarios, precarizando el empleo, aumentando el paro, recortando las prestaciones sociales, las pensiones y el gasto público en sanidad, educación o servicios sociales, medio ambiente y cooperación internacional.

El camino recorrido en Hego Euskal Herria para denunciar y exigir una alternativa ha tenido como resultado cuatro huelgas generales, paros, y decenas de movilizaciones. En la huelga general del 29 de marzo, convocada en Hego Euskal Herria por diferentes sindicatos y movimientos sociales, al igual que en la manifestación del 25 de febrero de este año, hemos expresado nuestro rechazo a las medidas impuestas por los intereses económicos, dirigidas directamente a mermar nuestros derechos sociales y laborales. Y hemos exigido la necesidad de un cambio radical de las políticas públicas. Las instituciones de la CAPV y de Navarra vienen aplicando múltiples recortes, que afectan a los servicios públicos y a las prestaciones sociales. Cabe recordar que el presupuesto de este año del Gobierno Vasco en sanidad o en educación era ya inferior en 140 millones en cada departamento al gasto realizado en 2010. El Gobierno de Navarra había presupuestado en 2012 para sanidad 120 millones menos que lo realmente gastado en 2010 y en educación 70 millones menos. Y ambos gobiernos nos han anunciado nuevos recortes presupuestarios.

El hachazo a las prestaciones sociales ha sido importante en su cuantía, a la vez que directamente se deja sin derecho a percibirlas a muchas personas, especialmente inmigrantes y pensionistas, al modificar los requisitos de acceso. Además, se criminaliza y persigue a quienes las perciben y se culpabiliza a la gente desempleada de su situación.

La política fiscal que se aplica en los 4 territorios de Hego Euskal Herria da cobertura a estos recortes, algo que las patronales están aplaudiendo sin rubor alguno. Se perdonan impuestos a quienes más tienen, no hay voluntad de perseguir el fraude fiscal. Se trata de una política fiscal injusta, regresiva y decidida sin participación social. Las haciendas reconocen que este año no se van a cumplir las previsiones de recaudación, y dicen que es necesario recortar más. No aceptamos esta impostura, y más con un fraude fiscal para estos territorios de miles de millones de euros.

De la mano de los poderes públicos el capital avanza, y las imposiciones y ataques no paran. El gobierno de Rajoy ha presentado su proyecto de presupuestos para este año, que supone un paso más en su apuesta por primar la reducción del déficit público a costa de mermar nuestros derechos, aumentar el desempleo, precarizar el empleo y desprotegernos socialmente. En ese proyecto se recoge la ampliación de la jornada laboral en la función pública a 37 horas y media, que se considera básica y que se pretende, por tanto, que se aplique en todas las administraciones públicas. Cabe recordar que existen dos leyes aprobadas en el Parlamento Vasco y en el Parlamento de Navarra, que recogen las 35 horas en el sector público, y que son fruto de las Iniciativas Legislativas Populares por la Carta de Derechos Sociales, impulsadas por los movimientos sociales y sindicales.

Ante los recortes nos hemos movilizado, estamos confrontando Y la contrapartida ha sido la vía de la represión, castigo y criminalización. Además, se han anunciado nuevas medidas que tienen como objetivo reprimir y criminalizar la manifestación y respuesta social. Es una nueva imposición antidemocrática.

También se nos trata de imponer recortes en la educación y en la sanidad:

  • En educación destacan el aumento de las horas lectivas del personal docente, la no cobertura de las bajas del profesorado inferiores a 2 semanas, el aumento del ratio máximo de estudiantes por aula, o el aumento de las tasas universitarias y el del numero mínimo de alumnas y alumnos para poder ofrecer una titulación, y la obligatoriedad del equilibrio presupuestario de las universidades que cercena toda autonomía universitaria, dentro del contexto de privatización y mercantilización de la educación.
  • En la sanidad se aumenta el porcentaje de los medicamentos a pagar por las personas enfermas, incluidas las personas pensionistas, se acaba con la universalidad del sistema sanitario, excluyendo a las personas que se encuentran en una situación administrativa irregular, se abre la vía a hacer lo mismo con quienes tengan más de 26 años y que no trabajen, y se avanza la voluntad de establecer una cartera de servicios común, lo que da pie a la reducción de la atención sanitaria cubierta por los servicios públicos.

En este contexto, las organizaciones sindicales y sociales que suscribimos este manifiesto vemos necesario continuar con las movilizaciones sociales. Convocamos manifestaciones en las cuatro capitales de Hego Euskal Herria. Serán el próximo 20 de mayo en Bilbao y Gasteiz, y el 26 de mayo en Donostia e Iruñea, para:

  • Rechazar los recortes y las políticas que se vienen aplicando, que nos llevan al desastre social.
  • Exigir a todas las instituciones de Hego Euskal Herria que no apliquen los recortes que Rajoy quiere imponer: en la sanidad, en la educación, las 37 horas y media, etc. No aceptamos que se diga, en el mejor de los casos, que no se está de acuerdo con estas medidas, pero que se van a aplicar y que se va a presentar un recurso jurídico. Para hacer frente a las imposiciones es necesaria acción política, en este caso la no aplicación de las medidas injustas y antisociales.
  • Exigir a las administraciones de Hego Euskal Herria un giro radical de sus políticas: derogar los recortes y exclusiones aplicadas en prestaciones sociales, en sanidad, educación, vivienda, servicios sociales, derechos laborales, etc. Una política fiscal justa y progresiva, que dé marcha atrás en las reformas aprobadas en las últimas décadas, y que contribuya a un reparto más equitativo de la riqueza. Una verdadera lucha contra el fraude fiscal. Garantizar el derecho de participación real de los agentes sociales y sindicales, y de la sociedad en su conjunto, en la definición y evaluación de las políticas públicas que queremos que se apliquen aquí. Diseñar políticas de igualdad de oportunidades, políticas efectivas de conciliación de la vida laboral y personal. Reparto del empleo y del trabajo productivo y reproductivo.
  • Exigir a las administraciones de Hego Euskal Herria el desarrollo de un Marco Vasco de Relaciones Laborales y Protección Social basado en el reparto del trabajo y en el reparto de la riqueza.

Queremos avanzar en nuestra alternativa, no retroceder, en el reconocimiento de los derechos laborales y sociales, y vamos a seguir impulsando la movilización social para conseguir el necesario cambio de las políticas. Este cambio depende solo de que haya voluntad política de hacerlo real. Todas las conquistas sociales, han sido fruto de las luchas que los distintos sectores han ido desarrollando a lo largo de su historia. Y es claro que solo la movilización y la presión social van a hacer que este cambio de políticas se produzca. Por eso es importante llenar las calles de Bilbao, Gasteiz, Iruñea y Donostia los próximos 20 y 26 de mayo.

marzo 13, 2012

La idealización de los emprendedores/empresarios

Iturria:  Samuel García Arencibiaren bloga: Utópico terminando el prólogo

 

Hay un concepto angelizador de los emprendedores y de los empresarios. Reconozco que yo no tengo clara la diferencia entre esos dos términos. Pero lo que sí observo es la pugna de los grandes partidos por hacerle guiños a esas figuras.

Reconozco su valor a muchos autónomos y a muchas personas que emprenden un proyecto el valor que adoptan para meterse sin la protección de una empresa en esa selva de incertidumbres que es el mercado. Estimo el arrojo que tienen endeudándose e poniendo en riesgo su patrimonio. Igualmente estimo el esfuerzo que pueden hacer y que el empleado se ahorra, cuando se acaba la jornada laboral y ellos tienen que solventar algún problema que no puede esperar al día siguiente, cuando sus jornadas se alargan.

Por todos esos méritos, dentro del modo de sociedad que tenemos comprendo que en esas situaciones el mérito invertido alcance una plusvalía. Pero para que la plusvalía no se desborde mi concepto de justicia social, entiendo que esa plusvalía no puede superar unos parámetros de racionalidad. Es entendible que en un plazo prudente parte de los ingresos se destinen a la reprivatización del patrimonio aportado y que se retribuya el tiempo y la responsabilidad extraordinaria que asume en la dirección y administración de la empresa. Algún incremento patrimonial mesurado debe tolerarse igualmente por el esfuerzo inicial.

Desde luego la gestión de la deuda, del crédito y del patrimonio de la empresa deberían aislarse del patrimonio del empresario. Salvando las tres compensaciones antes enumeradas (recuperación del patrimonio invertido, remuneración de su tiempo adicional y de su responsabilidad, premio a su esfuerzo emprendedor) entiendo que los ingresos ya son de la empresa. Para ir más allá en ese escenario creo que la dirección de la empresa en mi sentido de justicia ya no debe ser privado por el emprendedor, sino en la cogestión con los trabajadores. La representación de los trabajadores no debería estar apartada de la dirección de la empresa y debería tener cauces de participación en una nave que debe mucho, nadie lo duda al esfuerzo fundador, pero también a la suma de esfuerzo.

Ese modelo de empresa no es sólo una ocurrencia de una persona que no tiene nada mejor que hacer que pensar cómo deberían funcionar las empresas. Funciona y se demuestra muchas veces eficaz. En los proyectos cooperativos se diluye aún más las diferencias entre empresario y trabajadores. Son formas de capital pero con menos desigualdad.

Sin embargo, en el mundo en el que vivimos hay muchas fuerzas que prefieren al emprendedor y empresario que crea la empresa y con un ordeno y mando se desenvuelven. Muchas veces hay una ambición de elevar las plusvalías al infinito.

En ese modelo de empresa es normal que surja el conflicto con los trabajadores, que, si bien no pueden participar en la dirección de la empresa, al menor sí pretenden acordar las reglas de la relación de trabajo. En ese escenario los trabajadores se asocian, crean sus órganos de representación, usan con sus medidas de presión para llegar a convenios colectivos que protejan al trabajador individual de una relación desigual con un empresario. A veces los convenios no se hacen en el marco de una empresa sino ya en el sector en el que se inscribe todas las empresas similares.

Se produce una presión normal entre los trabajadores que quieren garantizar unos derechos y los empresarios que quieren magnificar unos beneficios. En el seno de las empresas cogestionadas o cooperativas igualmente habrá conflicto, pero el funcionamiento es más equilibrado.

Cuando se hace el elogio irreal al emprendedor o al empresario parece que nos olvidamos de que entre ellos hay muchos ejemplares cuya cualidad no consiste en haber encontrado una fórmula para satisfacer una necesidad social no cubierta o mal atendida. Hay muchos empresarios con avaricia infinita a quienes poco importan las leyes y viven en la economía sumergida porque allí sus beneficios están libres de muchas mermas, sin compasión por la precariedad a la que somete a sus trabajadores. También hay empresarios con unas nociones empresariales tan pobres que empujan sus empresas inviables por la precariedad de sus trabajadores. Hay empresas semisumergidas que ya cotizan a la seguridad social pero imponen a sus trabajadores jornadas de 14 horas o que pagan medio salario en blanco y medio salario en negro o que pagan por debajo de la cualificación que exigen o que  no se preocupan lo más mínimo de la seguridad e higiene.

Las estadísticas nunca podrán llegar ahí, pero la sensación es que la economía sumergida o semisumergida es muy grande. Esa economía no paga impuestos, no paga seguridad social, no paga salarios debidos, agota al trabajador. Parte de ese coste no asumido se transforma en unos beneficios que se transforman en coches de lujo, en chalets, en dobles y triples viviendas, en unas acciones que aspiran a absorber más beneficios, en una vida de lujo, en unos ambientes selectos, …

Mientras al empresario se le santifica sin ver su lado oscuro se produce una paralela estigmatización del trabajador, generalizando al absentista, al indisciplinado, al inepto o al inadaptado. Justifican la reforma laboral diciendo que no se puede echar a alguien que no vale, cuando la legislación siempre ha dado entendibles vía de expulsión, cuando sea razonada.

Teniendo en cuenta el crecimiento de la desigualdad con los datos de la OCDE o de Cáritas en los últimos años y décadas, parece que el fomento de estas dos posiciones ideológicas lleva a una sociedad en la que cada vez es más claro que se premia demasiado a quien no se lo merece y se castiga con el empobrecimiento a quien no tiene falta (sobre todo al tercer mundo olvidado y a las generaciones de trabajadores futuras). La delegación del pueblo de sus responsabilidad de gobierno en los representantes de los (los grandes se llevan grandes premios) empresarios tiene estas consecuencias.

marzo 13, 2012

MARTXOAK 29 MARZO GREBA OROKORRA

Martxoak 29, Greba Orokorra!
Gure eskubideen alde, gelditu egin behar ditugu!

29 Marzo, Huelga General!
En defensa de nuestros derechos, les tenemos que parar!

febrero 27, 2012

Los embates del gran capital contra el mundo del trabajo

Por Adrián Sotelo V. – Rebelión 27/02/2012

El gran capital, representado en la UE por la llamada troika —integrada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo—, ha emprendido una furiosa cruzada contra los trabajadores y el mundo del trabajo para tratar de resarcirse de la profunda crisis que asola al capitalismo europeo y mundial.

Desde 2008—2009, que marcó la anterior crisis, y que tuvo como epicentro a Estados Unidos, los poderosos dueños de los bancos y de las bolsas de valores han impulsado, a través del Estado capitalista, una serie de medidas de austeridad cuyo objetivo declarado formalmente es contrarrestar—y superar— el déficit del gobierno que en una buena parte de los países europeos, pero en particular, en los de la Eurozona, rebasa con creces el límite máximo de 3% impuesto por la Unión Europea. Los países hasta ahora más afectados son Grecia, España y Portugal, donde en los últimos meses se han aprobado, por los dóciles parlamentos y gobiernos de esos países, una serie de medidas de austeridad contra la población que atentan contra sus derechos económicos, sociales y humanos, sin que hasta ahora se vislumbren indicios de una pronta salida a la crisis.

Por vez primera los voceros del gran capital internacional temen que esta no sea solamente una crisis regional, sino que se pueda convertir, en el transcurso de 2012, en crisis mundial, que va a afectar a los países dependientes y subdesarrollados (por cierto mal llamados países “en vías de desarrollo” o “emergentes”) que venían experimentando aumentos importantes en sus tasas de crecimiento en los últimos años. Nos referimos, en particular, a los sudamericanos (como Brasil y Argentina) que de alguna manera soportaron la crisis anterior gracias a su fuerte vinculación y dependencia de la dinámica de la economía China que experimentaba sustanciales incrementos internos de sus tasas de crecimiento, así como de sus importaciones de aquella región.

Los informes actuales de organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) e, incluso, de los propios miembros del gobierno chino, revelan que también este país está experimentando, aunque en menor medida que las demás regiones económicas del mundo, una cierta desaceleración de su proceso de crecimiento económico que va a afectar, en menor o mayor grado, a los países que dependen de la dinámica de su comercio internacional.

En este contexto de crisis estructural del capitalismo salvaje el mundo del trabajo, vale decir parafraseando a Marx, el conjunto de procesos productivos y de relaciones sociales de producción que crean y regeneran la producción de valor y de plusvalor a través de la explotación del trabajo por el capital, está sometido a un profundo ataque en los elementos centrales que lo constituyen, tales como reducción de los empleos y aumento del desempleo; reducción de los salarios y de los ingresos reales de los trabajadores; en las funciones que éstos desempeñan y en las categorías bajo las que el capital los contrata para desplegar sus labores. De manera particular el gran capital, a través del Estado (y éste de los parlamentos y de los partidos políticos), han desplegado una campaña en contra de los derechos históricos conseguidos por las luchas de los trabajadores a lo largo del siglo XX, tales como el conjunto de prestaciones que constituyen una forma del salario indirecto, la reducción de la jornada laboral y los tiempos de jubilación y las pensiones que son las formas de vida útil para subsistir una vez que el trabajador deja de estar formalmente contratado.

Insistimos en que la actual —como la anterior de 2008–2009— no es una crisis financiera, una crisis monetaria o de déficit del sector público, por más que éstos sean partes constituyentes de ella, y se manifiesten en los comportamientos de los bancos y de las bolsas de valores de todo el mundo. En el fondo la crisis radica, a nuestro juicio, en el hecho de que el sistema capitalista, o más exactamente el modo capitalista de producción universal, presenta cada vez más límites estructurales en la producción de valor y de plusvalor que atentan y afectan directamente a la tasa de ganancia promedio y extraordinaria del gran capital internacional. Este, en sí mismo, no produce valor; sólo el trabajo, bajo el concepto de tiempo de trabajo socialmente necesario para la producción y reproducción de las mercancías y de la propia fuerza de trabajo, puede hacerlo bajo las relaciones sociales capitalistas de producción y apropiación cimentadas en la propiedad privada, en la dinámica del mercado y en las condiciones estructurales y superestructurales que dicta el estado través de leyes, códigos, reglamentos y medidas represivas que garanticen el buen funcionamiento de lo que István Mészáros denomina metabolismo social del capital, que devora y destruye hombres, recursos naturales y materiales para garantizar el orden existente y su reproducción.

Sin embargo, este proceso no es lineal, sino dialéctico y contradictorio ya que al mismo tiempo en que el capital reproduce su rentabilidad en los bancos y bolsas de valores con la especulación y la centralización, al mismo tiempo reduce la masa y la tasa de plusvalor lo que en el largo plazo termina por castigar a la tasa de beneficio. Entonces al capital —y al mundo empresarial ligado a él— sólo le queda el recurso de incrementar la explotación del trabajo a través de lo que Marini denomina superexplotación, que implica la constante propensión a expropiar, incluso, parte del fondo de consumo de la fuerza de trabajo para convertirlo en una fuente suplementaria de la acumulación de capital, junto al aumento de la intensidad promedio del trabajo de los ocupados en activo, de la jornada laboral y la rebaja de los salarios y prestaciones para compensar las caídas en la producción de plusvalor.

Hasta ahora este círculo vicioso tiene un punto de inflexión en los actuales intentos de reformar las leyes laborales con el objetivo de reglamentar y legalizar las condiciones de superexplotación del trabajo, la precariedad laboral y la flexibilización, en tanto piezas clave para romper la unidad económica, social y política del mundo del trabajo, y de esta manera, profundizar, aún más, las medidas de austeridad y la políticas neoliberales en curso.

En otra dimensión del lenguaje dialéctico, no unidimensional ni posmoderno o romántico, esto se llama lucha de clases, que hasta ahora ha sido ganada por el capital y el Estado gracias a la profunda fragmentación social y, sobre todo, política, que la clase obrera y el mundo del trabajo experimentaron, particularmente, a partir de la década de los años ochenta del siglo pasado.

La reciente reforma laboral implementada por el gobierno derechista de Mariano Rajoy, es un precioso baluarte del proceso de flexibilización, precarización y construcción de un sólido acueducto que de cause a la libre entrada de la superexplotación del trabajo y que adelanta las medidas que se habrán de tomar, en el corto y mediano plazos, para garantizar la continuidad de las políticas neoliberales que, probablemente, hagan innecesaria la puesta en marcha de un “plan” o “programa” de recate elaborado por la Troika para la economía española.

Al respecto, nos dice Vicenç Navarro, que la reforma laboral “…es la más agresiva que haya existido en España en su periodo democrático…tiene como objetivo reducir los salarios a base de intervenciones que intentan debilitar al mundo del trabajo; como son la facilitación del despido (que inevitablemente aumentará el desempleo), la descentralización y debilitamiento de los convenios colectivos y el debilitamiento muy marcado de la protección social (con reducción muy acentuada de derechos laborales y sociales que la clase trabajadora y otros sectores de las clases populares habían adquirido). Los recortes en gasto público social, con reducción de las transferencias, como las pensiones, así como del gasto en los servicios del Estado del bienestar, tienen también como objetivo debilitar al mundo del trabajo, diluyendo la universalidad de tales servicios, convirtiéndolos en servicios de beneficencia, de tipo asistencial. Hoy, las clases populares en España están sometidas al ataque más frontal que hayan experimentado en el periodo democrático, bajo el pretexto de aumentar la competitividad.” (“Salarios y competitividad (I)”, en: rebelión: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=145263&titular=salarios-y-competitividad-(i)-, 25 de febrero de 2012).

La voracidad del gran capital se revela en las declaraciones del presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, cuando dice que el recientemente aprobado “rescate” de Grecia, el 21 de febrero de 2012, por un monto de 130 mil millones de euros, puede ser insuficiente y, quizás, se requiera de la implementación de un tercer paquete condicionado, sin embargo, a los resultados que arroje el segundo; es decir, de acuerdo como el gobierno implemente e imponga las medidas de superexplotación y austeridad social contra la población (El país on line: http://economia.elpais.com/economia/2012/02/25/actualidad/1330146234_949691.html. Y aquí las reformas regresivas y autoritarias desempeñan un papel central dentro de las estrategias patronales de recuperación de la crisis.

De esta forma, el mundo del trabajo está sometido a una profunda reestructuración y regresión social y laboral, que pone en jaque la posibilidad de que se mantengan las condiciones de trabajo y de seguridad social que mínimamente había garantizado el llamado Estado (capitalista y autoritario) de “bienestar social”.

Lo que se asoma en el horizonte es que las políticas neoliberales y protocapitalistas seguirán profundizándose al ritmo en que se profundice la crisis, y en la medida en que se multipliquen y se hagan más complejas las problemáticas de la producción del plusvalor en el capitalismo contemporáneo.

Por todo ello, la respuesta de la clase trabajadora está por venir.

febrero 26, 2012

Ainhoa Etxaide eta Txiki Muñozen hitzak manifa hasieran

febrero 26, 2012

Bilboko manifako argazkiak!

ZORIONAK DENOI! JENDE PILA ELKARTU GINEN BILBON MURRIZKETEI AURRE EGITEKO! 

DENON ARTEAN GELDIARAZIKO DITUGU!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

febrero 26, 2012

Langileon eskubideen aldeko manifestazio jendetsua Bilbon

Bilbo – 2012/02/25

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CGT, EHNE eta HIRU sindikatuek eta hamarnaka eragile sozialek deituta manifestazio jendetsua egin da gaur arratsaldean Bilbon. Guztira 20.000 pertsona baino gehiago elkartu dira “Mugi gaitezen geure eskubideen alde” lemapean. Manifestazioa arratsaldeko 6:00etan abiatu da Jesusen Bihotzaren Plazatik, eta Arenalean amaitu da.

Multitudinaria manifestación en Bilbao en defensa de nuestros derechos

Más de 20.000 personas han participado esta tarde en Bilbao en la manifestación convocada por los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CGT, EHNE e HIRU, junto a numerosos colectivos y plataformas sociales bajo el lema “Mugi gaitezen geure eskubideen alde”. La manifestación ha partido a las 6 de la tarde desde la Plaza del Sagrado Corazón y ha finalizado en las inmediaciones del Arenal.

febrero 24, 2012

Bihar gure eskubideen aldeko manifestazioa Bilbon

2012/02/24

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CGT, EHNE eta HIRU sindikatuek eta 14 eragile sozialek manifestazioa deitu dute biharko, otsailaren 25rako “Mugi gaitezen geure eskubideen alde”. Manifestazioa arratsaldeko 6etan abiatuko da Bilboko Jesusen Bihotzaren Plazatik. Dagoenekoz, 70 eragileek babesa jaso du.

Mañana a las 6 de la tarde manifestación en Bilbao en defensa de nuestros derechos

Los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CGT, EHNE e HIRU, junto a numerosos colectivos y plataformas sociales, han convocado una manifestación para este sábado, 25 de febrero bajo el lema“Mugi gaitezen geure eskubideen alde”. La manifestación partirá a las 6 de la tarde desde la Plaza del Sagrado Corazón de Bilbao. Más de 70 organizaciones sociales han mostrado su apoyo a la protesta.

El 25 de febrero, todos y todas a Bilbao. Ver video.

Eskuorria (egin klik hemen)

Otsailak 25eko manifarako autobusak

febrero 24, 2012

Murrizketen aurka larunbatean deitutako manifestazioan parte hartzera deitu dute sindikatuetako eta eragile sozialetako ordezkariek

2012/02/23
ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CGT, EHNE eta HIRU sindikatuetako eta hainbat eragile sozialetako ordezkariak Eusko Jaurlaritzak Bilbon duen egoitzaren aurrean elkarretaratu dira gizarte alorrean ematen ari diren murrizketak salatzeko. Bertan bildutakoek dei egin dute larunbateko manifestazioan parte hartzera.

Ezartzen ari diren politikak, injustuak izateaz gain, ez gaituztela krisitik aterako nabarmendu dute bildutako lagunek. “Euskal Herrian gizarte sariak murriztu, sari hauek kobratzen dituztenak kriminalizatu eta enplegutasunaren diskurtsoarekin langabezian direnei euren egoeraren errudun egiten zaie”.

Era honetan, sektore publikotik enplegua sortu eta ekonomiaren motorea izan beharrean, lanpostua ez duen jendea erruduntzat jotzen dela adierazi dute.

Otsailaren 25ean, denok Bilbora! Ikusi bideoa.

Representantes sindicales y de las organizaciones sociales llaman a participar en la manifestación del sábado en Bilbao contra los recortes

23/02/2012

Representantes de los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CGT, EHNE e HIRU y de diversas organizaciones sociales han realizado una concentración frente a la sede del Gobierno Vasco en Bilbao para denunciar el recorte de las prestaciones sociales. Han llamado a participar en la manifestación del próximo sábado 25 en Bilbao.

Representantes de los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CGT, EHNE e HIRU y de diversas organizaciones sociales han realizado una concentración frente a la sede del Gobierno Vasco en Bilbao para denunciar el recorte de las prestaciones sociales. Han llamado a participar en la manifestación del próximo sábado 25 en Bilbao.

Durante la protesta han denunciado que se recortan las prestaciones sociales, se criminaliza a quien las cobra y se culpabiliza a la gente desempleada por su situación, con el discurso de la empleabilidad. “Las administraciones, en lugar de ser motores de la economía desde el sector público y generar empleo, se dedican a culpabilizar a la gente que lo tiene”.

El 25 de febrero, todos y todas a Bilbao. Ver video.

A %d blogueros les gusta esto: