Posts tagged ‘empresarios’

enero 29, 2013

El Tribunal Constitucional permite a los empresarios leer los ‘e-mails’ de sus trabajadores

Iturria: cuartopoder.es – 2013/01/26

1.- Los hechos

Se remontan a 2004. Ese año dos empleadas de la compañía “Global Sales Solutions Line, S.L.” instalaron, sin autorización ni conocimiento de la empresa, el programa “Trillian” en un ordenador de uso común para todos los trabajadores y sin clave de acceso. Gracias a este programa de mensajería instantánea, casi idéntico a un sistema de telefonía, las dos empleadas mantuvieron numerosas conversaciones en las que incluyeron comentarios críticos, despectivos o insultantes respecto a compañeros de trabajo, jefes y clientes. Conviene decir que la empresa había prohibido de forma explícita la instalación del programa.

Tiempo después, las conversaciones fueron descubiertas de forma casual por un trabajador, que dio parte a la dirección. La empresa entró en las correspondientes carpetas del ordenador, leyó sistemáticamente los correos electrónicos que se habían cruzado las dos empleadas en cuestión y las convocó a una reunión a la que asistieron cuatro responsables y mandos de la firma. Finalmente, las trabajadoras fueron sancionadas con una amonestación verbal.

2.- La sentencia

Las dos afectadas, considerando que se había vulnerado su derecho fundamental al secreto de las comunicaciones (artículo 18.3 CE), demandaron a la empresa sin éxito alguno. Agotada la vía judicial, una de ellas interpuso en 2007 recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC). Tampoco en este caso ha tenido más suerte, pues el TC, en sentencia publicada el 22 de enero, deniega el amparo solicitado al no ver nada reprochable en la conducta de la empresa. El Tribunal pondera el conflicto entre la dignidad del trabajador y el poder directivo del empresario para verificar el cumplimiento de las obligaciones laborales. Este último resulta  limitado ya que la empresa no puede acceder a su antojo a las cuentas de correo electrónico de los trabajadores o de los sindicatos (STC 281/2005). Sin embargo, en el caso de autos, las notas de (1) uso común del ordenador para todos los trabajadores, (2) ausencia de clave de acceso y (3) prohibición expresa de instalar programas en el ordenador, conducen al TC a afirmar que “la pretensión de secreto carece de cobertura constitucional, al faltar las condiciones necesarias de su preservación”.  En este caso, las conversaciones mantenidas por las dos trabajadoras, según el TC, no pueden incluirse en los conceptos de “vida privada” y de “correspondencia”.

3.- La crítica

La sentencia contiene un voto particular formulado por el Magistrado Fernando Valdés, al que se adhiere la Magistrada Adela Asua. El voto es muy interesante y categórico, llegando a sostener que la sentencia “representa un paso atrás en la muy acreditada jurisprudencia constitucional dictada en tres décadas por el Tribunal en materias laborales”. Dicen los magistrados disidentes que sus compañeros confunden gravemente un doble plano: el de la prohibición de interferencias en el proceso o en el contenido de las comunicaciones privadas (incluso en la esfera de la relación de trabajo), y el de las sanciones laborales. El contrato de trabajo no otorga al empresario ningún derecho de intromisión en las comunicaciones “que sus trabajadores lleven a cabo entre sí o con terceras personas”.

No se puede desvelar el secreto de las comunicaciones sin el consentimiento de los afectados (en este supuesto, el de las trabajadoras) o sin autorización judicial. Descubierta la instalación ilícita del programa “Trillian”, la empresa debió limitarse a paralizar el uso del sistema de mensajería, desinstalar el programa e incluso sancionar a las infractoras. Pero fue mucho más lejos: leyó conversaciones íntimas violando el derecho fundamental al secreto de las comunicaciones. “Más allá de las precauciones que cada usuario pueda adoptar, debe afirmarse que quien abre un enlace o un archivo informático teniendo constancia de que contiene datos de las comunicaciones ajenas no hace nada diferente de quien abre una carta dirigida a otra persona.

Estoy plenamente de acuerdo con el voto particular. La empresa estaba facultada para ejercer todos los derechos que le otorga la legislación laboral. Pudo incluso plantearse el despido de las dos infractoras. Sin embargo, trascendiendo el ámbito objetivo que encuadra las relaciones sociales de los individuos (en este caso el de una organización industrial), penetró en el ámbito de la intimidad de dos personas y violó su derecho fundamental al secreto de sus comunicaciones. ¿Por qué disfruta de tanta audiencia la telebasura en nuestro país? ¿Tendrá algo que ver la demanda irresistible de algunos espectadores que llevan dentro de sí al voyeur y al inquisidor?

Anuncios
diciembre 23, 2012

Hogares asfixiados por los recibos

Iturria: Lamarea.com – 2012/12/23

La supuesta mejora de la economía española de la que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría se jactó este viernes con el argumento del buen dato de la balanza comercial, no se ha traducido aún en el maltrecho bolsillo de los ciudadanos de a pie. Todo lo contrario, desde la llegada del PP al Gobierno, los servicios básicos se han encarecido mientras los sueldos siguen prácticamente congelados o incluso bajan, lo que ha asestado un severo golpe al poder adquisitivo de las familias.

Entre estos servicios destaca uno que ya ha subido cuatro veces en los últimos doce meses: la luz. El viernes se supo que el recibo de la electricidad se encarecerá alrededor de un 3% al mes, lo que representará, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), un aumento anual para los hogares de este gasto de unos 44 euros.

Los españoles han visto desde 2008 cómo la luz subía un 70%, situándose la factura media en alrededor de 80 euros. Si la electricidad no ha dejado de aumentar su precio desde ese año, las políticas de austeridad y recortes del actual Ejecutivo han elevado ahora el recibo de la electricidad a cotas nunca vistas. En abril, la factura subió un 7%; en julio, otro 4%. Más tarde, el aumento del IVA del 18% al 21% provocó el tercer incremento en menos de cinco meses. Con esta nueva subida, la cuarta, que se empezará a aplicar en enero, la factura de la luz ascenderá una media de cuatro euros al mes por hogar.

El nuevo aumento esconde además un recargo adicional: el que se aplicará a los usuarios que consumen un 10% más que la media. En ese caso, el recibo se encarecerá hasta un 8% extra. Las asociaciones de consumidores han calculado cuánto puede representar este segundo recargo y han llegado a la conclusión de que para muchas familias, las que consumen más, la factura subirá de media, no ya el 3%, sino el 6%.

La luz no es lo único que ha subido, pese a que, según datos de la OCU, España tiene las tarifas eléctricas más altas de Europa. En verano aumentó también el coste del gas natural (unos 15 euros al año) y del butano (un euro más por bombona). No sólo eso; incluso los pensionistas, algunos de los cuales tienen pensiones no contributivas inferiores a 400 euros, sufragan ahora el copago sanitario de los medicamentos (un mínimo de 8 euros al mes), por no aludir a que la subida del IVA ha representado un aumento generalizado de precios.

De vuelta a 1985

Este contexto de alza de precios y de salarios prácticamente congelados ha provocado un desplome del poder adquisitivo de los españoles a niveles de 1985, hace 27 años, según los datos del propio Gobierno.

Y la tendencia no parece que vaya a invertirse. Un ejemplo es la propuesta del Ejecutivo de Rajoy a los sindicatos, a los que ha avanzado que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2013 subirá sólo el 0,6%, con lo que pasará de 641,40 euros a 645,30 euros. Los agentes sociales ya han rechazado esta propuesta pues consideran que, en realidad, se trata de una bajada encubierta del SMI. Con esos apenas 4 euros mensuales que subirá el salario mínimo no se cubre ni de lejos el aumento de los precios, por lo que los trabajadores que cobran ese salario perderían 2,3 puntos de poder adquisitivo.

Los trabajadores están asumiendo, con enorme esfuerzo, la moderación salarial que pidió el Gobierno para reactivar la competitividad de la economía. No parece que sea el caso de los empresarios, a quienes también se instó a que limitaran sus márgenes de beneficio; la constante subida de precios indica que están haciendo lo contrario.

Incluso el Banco de España ha tenido que llamar al orden, aparentemente con escaso éxito, en reiteradas ocasiones a los empresarios para que contengan sus beneficios.

octubre 24, 2012

José María Gay de Liébana, el economista indignado

Iturria: Asesores Fiscales Comunidad Valenciana – 2012/10/19

Cinco minutos de la intervención del economista catalán José Maria Gay de Liébana durante la mesa debate que tuvo lugar en Elche (Alicante), a finales de septiembre, como cierre de la celebración de las XIX Jornadas Tributarias de la Comunidad Valenciana.

José Maria Gay de Liébana, Economista, Profesor Titular en Universidad Barcelona, Doctor en Economía Financiera y Contabilidad y Administración de Empresas y Doctor en Derecho.

octubre 19, 2012

España, a la cabeza de Europa… en los sueldos de los consejos de administración

Iturria: R. Pozo / vozpopuli.com – 2012/10/18

La delicada situación económica en la que se encuentra España no tiene correlato en la retribución de las grandes empresas del país a sus consejos de administración. Si en algo es capaz España de estar a la cabeza de Europa es en la remuneración de los consejeros, algo que se pone de manifiesto en un informe elaborado por la firma francesa Alphavalue.

En este capítulo, España ha logrado encaramarse a lo más alto después de remontar tres puestos. Hace un año, los consejos de administración españoles eran los cuartos mejor remuneradosde Europa, por detrás de los belgas, los británicos y los luxemburgueses. Sin embargo, un incremento del 28% en la media de las retribuciones ha hecho que la situación cambie y ha permitido poder afirmar que un consejero de una gran empresa española percibe, de media, más que uno en la City.

Todo un desafío si se tiene cuenta que los órganos ejecutivos de las grandes empresas españolas perciben un 16% más que los británicos, un 23% más que los alemanes, un 45% más que los franceses y un 64% más que los italianos, por mencionar los países del entorno de España. Unos mercados, eso sí, en los que es mucho más frecuente una retribución basada en incentivos y ligada a la trayectoria y objetivos de las empresas.

Porque uno de los aspectos que más llama la atención es que las cifras que no se corresponden precisamente con el rendimiento de las grandes empresas a lo largo del ejercicio, tanto en resultados corporativos como en su rendimiento bursátil. Los beneficios de las compañías que integran el Ibex-35 cayeron un 34% mientras que el índice selectivo cerró 2011 con un descenso del 13%, un retroceso agravado además por el hecho de que la bolsa española ya acumulaba tres años consecutivos de caídas.

Atención de los inversores institucionales

No obstante, la situación podría revertirse próximamente, toda vez que un buen número de empresas cotizadas ha decidido congelar las retribuciones del consejo de administración ante el escenario de prolongada crisis y también por los resultados de las corporaciones.

El Gobierno también ha querido poner fin al descontrol en torno a las retribuciones, al menos de las entidades financieras que han tenido que ser intervenidas por el Ejecutivo como consecuencia de su desesperada situación.

Las cuestiones relacionadas con las retribuciones entran en el capítulo del gobierno corporativo, que es cada vez más observado por los inversores institucionales a la hora de tomar una decisión de mercado. De hecho, las compañías españolas han hecho numerosos guiños al gobierno corporativo en los últimos meses buscando precisamente la atención en especial de fondos de inversión y de pensiones, que cada vez emplean más estos parámetros.

octubre 12, 2012

ELA advierte de otra reforma laboral para evitar resoluciones judiciales

Iturria: Deia.com – 2012/10/12

El secretario general de ELA, Adolfo “Txiki” Muñoz, ha advertido hoy del riesgo de que a corto plazo se promueva una nueva reforma laboral para evitar resoluciones judiciales en contra de decisiones de empresas, como en el caso de la antigua Laminaciones Arregui o la bilbaína Koyo.

Muñoz ha comparecido hoy ante los medios de comunicación para presentar un estudio elaborado por Eurostat, el instituto europeo de estadística, en el que se constata que el coste laboral por hora en el País Vasco y Navarra está por debajo del de los países de la Zona Euro.

El secretario general de ELA ha explicado que la patronal, “que tiene como aliados al poder político y al miedo”, está trabajando para que se produzca una “devaluación interna” a través de la bajada generalizada de salarios y “si gana esa batalla habrá más desempleo” y más crisis.

Muñoz ha advertido de que “ya se empiezan a oír voces” sobre la posibilidad de que se acometa una nueva reforma laboral, porque las anteriores “no se han hecho para que los jueces sean un obstáculo sino para que la decisión del empresario sea inapelable”.

En este sentido ha recordado las resoluciones del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en contra de los Expedientes de Regulación de Empleo de las empresas Koyo y Celsa Atlantic (La antigua Laminaciones Arregui).

Por eso, ELA teme que se vaya a acometer una nueva reforma para que “no quepan las dudas de algunos jueces”.

En cuanto al informe, Muñoz y Joseba Villarreal, responsable de negociación colectiva de ELA, han explicado que el año pasado el coste por hora en la Comunidad Autónoma Vasca fue de 24,7 euros y en Navarra de 22,9, lo que supone 2,9 y 4,7 euros menos la hora respectivamente sobre la media de la UE-17.

Villarreal ha explicado que estos datos “desmienten” los argumentos de la patronal que achaca buena parte de la situación de las empresas a unos supuestos altos costes laborales en Euskadi.

Ha añadido que si esto fuera así, países como Noruega, que tiene un coste de 44,2 euros por hora, o Bélgica y Suecia, por encima de los 39 euros, deberían estar inmersos en una crisis aún más profunda que la que atraviesa el Estado, y no es así.

Ha reclamado a la patronal que diga claramente si su objetivo es acercar los costes laborales en el País Vasco y Navarra a los de Bulgaria, que los tiene en 3,5 euros la hora.

 
 
 
El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz "Txiki", durante una rueda de prensa (EFE)
marzo 13, 2012

La idealización de los emprendedores/empresarios

Iturria:  Samuel García Arencibiaren bloga: Utópico terminando el prólogo

 

Hay un concepto angelizador de los emprendedores y de los empresarios. Reconozco que yo no tengo clara la diferencia entre esos dos términos. Pero lo que sí observo es la pugna de los grandes partidos por hacerle guiños a esas figuras.

Reconozco su valor a muchos autónomos y a muchas personas que emprenden un proyecto el valor que adoptan para meterse sin la protección de una empresa en esa selva de incertidumbres que es el mercado. Estimo el arrojo que tienen endeudándose e poniendo en riesgo su patrimonio. Igualmente estimo el esfuerzo que pueden hacer y que el empleado se ahorra, cuando se acaba la jornada laboral y ellos tienen que solventar algún problema que no puede esperar al día siguiente, cuando sus jornadas se alargan.

Por todos esos méritos, dentro del modo de sociedad que tenemos comprendo que en esas situaciones el mérito invertido alcance una plusvalía. Pero para que la plusvalía no se desborde mi concepto de justicia social, entiendo que esa plusvalía no puede superar unos parámetros de racionalidad. Es entendible que en un plazo prudente parte de los ingresos se destinen a la reprivatización del patrimonio aportado y que se retribuya el tiempo y la responsabilidad extraordinaria que asume en la dirección y administración de la empresa. Algún incremento patrimonial mesurado debe tolerarse igualmente por el esfuerzo inicial.

Desde luego la gestión de la deuda, del crédito y del patrimonio de la empresa deberían aislarse del patrimonio del empresario. Salvando las tres compensaciones antes enumeradas (recuperación del patrimonio invertido, remuneración de su tiempo adicional y de su responsabilidad, premio a su esfuerzo emprendedor) entiendo que los ingresos ya son de la empresa. Para ir más allá en ese escenario creo que la dirección de la empresa en mi sentido de justicia ya no debe ser privado por el emprendedor, sino en la cogestión con los trabajadores. La representación de los trabajadores no debería estar apartada de la dirección de la empresa y debería tener cauces de participación en una nave que debe mucho, nadie lo duda al esfuerzo fundador, pero también a la suma de esfuerzo.

Ese modelo de empresa no es sólo una ocurrencia de una persona que no tiene nada mejor que hacer que pensar cómo deberían funcionar las empresas. Funciona y se demuestra muchas veces eficaz. En los proyectos cooperativos se diluye aún más las diferencias entre empresario y trabajadores. Son formas de capital pero con menos desigualdad.

Sin embargo, en el mundo en el que vivimos hay muchas fuerzas que prefieren al emprendedor y empresario que crea la empresa y con un ordeno y mando se desenvuelven. Muchas veces hay una ambición de elevar las plusvalías al infinito.

En ese modelo de empresa es normal que surja el conflicto con los trabajadores, que, si bien no pueden participar en la dirección de la empresa, al menor sí pretenden acordar las reglas de la relación de trabajo. En ese escenario los trabajadores se asocian, crean sus órganos de representación, usan con sus medidas de presión para llegar a convenios colectivos que protejan al trabajador individual de una relación desigual con un empresario. A veces los convenios no se hacen en el marco de una empresa sino ya en el sector en el que se inscribe todas las empresas similares.

Se produce una presión normal entre los trabajadores que quieren garantizar unos derechos y los empresarios que quieren magnificar unos beneficios. En el seno de las empresas cogestionadas o cooperativas igualmente habrá conflicto, pero el funcionamiento es más equilibrado.

Cuando se hace el elogio irreal al emprendedor o al empresario parece que nos olvidamos de que entre ellos hay muchos ejemplares cuya cualidad no consiste en haber encontrado una fórmula para satisfacer una necesidad social no cubierta o mal atendida. Hay muchos empresarios con avaricia infinita a quienes poco importan las leyes y viven en la economía sumergida porque allí sus beneficios están libres de muchas mermas, sin compasión por la precariedad a la que somete a sus trabajadores. También hay empresarios con unas nociones empresariales tan pobres que empujan sus empresas inviables por la precariedad de sus trabajadores. Hay empresas semisumergidas que ya cotizan a la seguridad social pero imponen a sus trabajadores jornadas de 14 horas o que pagan medio salario en blanco y medio salario en negro o que pagan por debajo de la cualificación que exigen o que  no se preocupan lo más mínimo de la seguridad e higiene.

Las estadísticas nunca podrán llegar ahí, pero la sensación es que la economía sumergida o semisumergida es muy grande. Esa economía no paga impuestos, no paga seguridad social, no paga salarios debidos, agota al trabajador. Parte de ese coste no asumido se transforma en unos beneficios que se transforman en coches de lujo, en chalets, en dobles y triples viviendas, en unas acciones que aspiran a absorber más beneficios, en una vida de lujo, en unos ambientes selectos, …

Mientras al empresario se le santifica sin ver su lado oscuro se produce una paralela estigmatización del trabajador, generalizando al absentista, al indisciplinado, al inepto o al inadaptado. Justifican la reforma laboral diciendo que no se puede echar a alguien que no vale, cuando la legislación siempre ha dado entendibles vía de expulsión, cuando sea razonada.

Teniendo en cuenta el crecimiento de la desigualdad con los datos de la OCDE o de Cáritas en los últimos años y décadas, parece que el fomento de estas dos posiciones ideológicas lleva a una sociedad en la que cada vez es más claro que se premia demasiado a quien no se lo merece y se castiga con el empobrecimiento a quien no tiene falta (sobre todo al tercer mundo olvidado y a las generaciones de trabajadores futuras). La delegación del pueblo de sus responsabilidad de gobierno en los representantes de los (los grandes se llevan grandes premios) empresarios tiene estas consecuencias.

A %d blogueros les gusta esto: