Posts tagged ‘derechos laborales’

octubre 19, 2012

2013, el AÑO

Iturria: Manu Robles-Arangiz Institutua Fundazioa – 2012/10/18

La ofensiva que estamos sufriendo contra las condiciones laborales no nos debe hacer olvidar las causas que generaron la mal llamada crisis que, en realidad, es una estafa. Ni nuestros salarios ni nuestros convenios colectivos han tenido nada que ver en la difícil coyuntura que nos está tocando vivir.

Extractado del Landeia número 184

Unai Martinez, Secretario general ELA-Metala

De 1994 al 2008 las empresas vivieron, en general, su época de mayores beneficios. Es por ello que quienes señalan al coste laboral como causante de la actual situación mienten con descaro. En esta inmensa estafa, quienes la generaron –banqueros, patronal y clase política, en general– continúan intentando exprimir a la inmensa mayoría de la sociedad: desempleados/as, asalariados/as, autónomos, pensionistas, dependientes, etc.

En este contexto, los y las trabajadores de la Industria, en general, y del Metal, en particular, nos enfrentamos a un gran reto: defender unas condiciones de trabajo dignas. Es necesario recordar que los y las trabajadoras somos los principales interesados en que las empresas tengan continuidad y sean viables. Es duro ver como una parte de la patronal intenta retratar a quienes defienden sus condiciones de trabajo como enemigos de la empresa. Detrás de esta posición existe una gran falta de respeto y, sobre todo, la negación de una obviedad: los y las trabajadoras son indispensables para la actividad de las empresas.

La situación del Metal nos enfrenta a una realidad compleja. En un primer grupo, nos encontramos con empresas donde su realidad industrial es positiva. Son, en general, empresas exportadoras, y la exportación está viviendo un momento relativamente dulce, tal como las estadísticas confirman.

Las que se encuentran en una situación complicada cuentan con uno de estos factores, o los combinan: problemas de mercado, gestión negligente y/o problemas de financiación. La presencia de ELA en miles de empresas nos permite realizar esta afirmación con contundencia. Señalando, además, que el tercer factor (el financiero) es la principal causa de los problemas en la industria. La patronal debe de ser tan consciente como ELA de esta realidad, pero no escuchamos crítica alguna hacia las entidades financieras. El drama es que cuando la fuente de la crisis es la falta de crédito, la patronal apunta a nuestras condiciones laborales, y eso resta toda credibilidad a sus análisis económicos. El experimento social que está suponiendo esta estafa provoca que sean los salarios de los y las trabajadores los que realicen la labor de las entidades financieras, proveyendo de crédito a las empresas. Quieren que seamos entidades de crédito pero, eso sí, sin que nuestra economía pueda esperar rescate alguno. Nos encontramos con empresas con agujeros económicos de 600 millones de euros que plantean como solución, sin ofrecer ningún otro plan, bajadas salariales del 35%. Estas medidas no tienen sentido alguno: los y las trabajadoras podrían acudir durante décadas gratis a sus puestos de trabajo sin que la empresa se recuperase.

2013 se presenta en la negociación colectiva no como un año más sino como EL AÑO. En julio todos los convenios que no hayan sido renovados perderán su vigencia. Esto podría suponer que miles de compañeros y compañeras vean que sus condiciones laborales retroceden décadas. No lo podemos permitir.

La salida de esta estafa pasa por el reparto de la riqueza. Hego Euskal Herria cuenta con convenios con salarios más altos y menor jornada que sirven para repartir más el trabajo que en el estado español. Eso repercute en menos desempleo y una mayor actividad económica. Cuanto más empeoren nuestras condiciones más pobre será esta sociedad. Grecia, Portugal o el estado español combinan mercados laborales precarios con bajos salarios y altas jornadas. ¿Resultado? Alto desempleo, millones de trabajadores/as pobres, actividad económica decreciente…

Por contra, los países del norte de Europa cuentan con una mayor protección social, menor jornada y mayores salarios. ¿Resultado? Menos desempleo y un mejor reparto de riqueza.

A la gente humilde nos sobra el compromiso social que quienes dirigen la estafa desconocen. Sirva como ejemplo que los y las trabajadoras asalariados declaramos hasta el último céntimo de nuestras ganancias; nuestro salario repercute en nuestro pueblo o ciudad y, sobre todo, vuelve a generar riqueza. Los 219.000 millones de euros evadidos legalmente del estado español en los seis primeros meses del año nos demuestran cómo se manejan las rentas del capital.

Es hora de defender lo nuestro. Queremos empresas competitivas, pero no a costa de nuestra pobreza. El principal aliado de quienes dirigen la estafa es el miedo. Si miramos de rodillas a nuestros adversarios nos van a parecer enormes; hay que ponerse de pie y, apoyados en nuestros y nuestras compañeras, los problemas nos van a parecer mucho más pequeños. Todo nos hará falta para el 2013, EL AÑO.

Anuncios
octubre 15, 2012

El paro: un disparate cruel y evitable

Iturria: nodo50.org / Bibiana Medialdea /Colectivo Novecento – 2012/10/12

Si un ser de otro planeta aterrizara en el nuestro, una de las cosas que más le costaría entender es el papel que juega el desempleo en nuestra sociedad. Al sistema capitalista prácticamente siempre le sobra gente dispuesta a trabajar. Y no es porque las principales necesidades sociales ya estén cubiertas. En realidad, lo habitual es que conviva la insuficiencia de ciertos bienes y servicios con “excedente” de fuerza de trabajo en esos mismos sectores. Cualquiera sabe, por ejemplo, que nos faltan escuelas infantiles; y sin embargo, nos “sobran” educadores. Carecemos de servicios de atención a la dependencia, pero acumulamos “excedente” de personal cualificado en la materia. Precisamos avanzar en áreas de conocimiento claves para el progreso social, pero resulta que tenemos “demasiados” investigadores. De hecho, nos permitimos exportarlos. Cualquier ser, extraterrestre o no, capaz de dar un paso atrás y analizar la lógica de este nuestro sistema capitalista con cierta objetividad, se quedaría de piedra.

Pero así son las reglas con las que permitimos que se organice nuestra sociedad: no es la disponibilidad de personas capacitadas y dispuestas a desarrollar una tarea, ni la necesidad social de que se lleve a cabo, sino su rentabilidad, lo que determina que dicha actividad se realice o no. El problema es que la rentabilidad privada a corto plazo como criterio supremo para la toma de decisiones suele obtener resultados disparatados, si se analizan desde el sentido común más elemental. Y el disparate alcanza cotas demenciales en situaciones de crisis como la actual.

Cómo explicar que es precisamente cuando la sociedad tiene mayores problemas económicos cuando más gente capaz y dispuesta a trabajar nos “sobra”. No hace falta ser de otro planeta, cualquiera con dos dedos de frente detecta el sinsentido de la situación. Puede que los datos estén perdiendo ya la capacidad de impresionarnos, pero no debiéramos dejar de dimensionar el despropósito. Según el INE en el segundo trimestre de 2012 el número de personas en situación legal de desempleo se acercaba a los 6 millones, lo que significa que de cada 4 personas que pueden y quieren trabajar, hay al menos una que no puede hacerlo. Casi la mitad de la población en paro lleva más de un año sin trabajo, y esa es aproximadamente la proporción de desempleados que no accede a ninguna prestación ni subsidio. Nadie, ni el gobierno, ni el FMI, ni el BCE, ni el más osado de los tertulianos, se atreve a negarnos que la situación no sólo no va a mejorar en el corto plazo, sino que empeorará. Como siempre, tras los promedios se esconden realidades aun más insoportables. Por ejemplo, entre la juventud ya hay más personas en desempleo que trabajando. Y tengamos en cuenta que la gente joven es el espejo donde se anticipa nuestro futuro colectivo: una juventud sin futuro es una sociedad desahuciada. Un último dato demoledor: actualmente hay casi 1.800.000 familias en las que ningún miembro tiene un empleo legal, por precario que sea.

Además, hay que considerar que el desempleo coexiste con otros rasgos también típicos de nuestra economía y que ahora se agudizan: precariedad, bajos sueldos, derechos sociales y económicos incompletos, servicios públicos insuficientes, parte importante de la población desvinculada del mercado laboral formal por razones “ajenas a su voluntad” (y que por tanto no “salen” en las estadísticas), y un desgraciadamente largo etcétera. Y como sabemos, la catastrófica situación laboral desencadena múltiples procesos de exclusión económica y social. El caso de las familias desahuciadas de sus viviendas habituales, o el de las personas que no pueden financiar el coste de los medicamentos que necesitan, serían suficientes para convencer a nuestro visitante marciano de que la lógica que rige nuestra sociedad no sólo es disparatada; también es muy peligrosa.

Seguramente el 15 de mayo de 2011 la mayoría de nosotros no éramos capaces de imaginarnos la velocidad con que seguirían sucediéndose los ataques en el terreno del empleo y los derechos laborales. Sin embargo, cuando en uno de sus primeros encuentros en la Plaza del Carmen la nutrida asamblea de economía de Sol decidió dividirse en subgrupos temáticos, todo el mundo vio con naturalidad que uno de los primeros en formarse fuera el de “laboral”. Al poco de acomodarnos en la esquina de la plaza que nos fue asignada fuimos conscientes de la dificultad del ámbito delimitado. ¿Laboral? El listado de problemáticas que nos sentíamos obligados a tratar era amplio y complejo. Inabarcable, llegamos a pensar. Pero rápidamente vislumbramos que el paro, como problema en sí mismo y como manifestación de una determinada forma de entender la organización social del trabajo y la riqueza, ocuparía un lugar central.

En efecto, las discusiones de aquel subgrupo de laboral, que luego iban siendo socializadas en la asamblea de economía, se estructuraron en gran medida en torno al paro y sus problemáticas asociadas. Visto con perspectiva, y teniendo en cuenta la improvisación reinante y la enorme heterogeneidad del grupo, cabe felicitarse por no pocas de las cuestiones analizadas. No tardamos, por ejemplo, en detectar las trampas del discurso productivista, que utiliza la creación de empleo como mantra que pretende justificar cualquier iniciativa generadora de puestos de trabajo, por muy insensata que sea desde el punto de vista medioambiental. El grupo concluyó sin mayor dilación que el desempleo es un problema gravísimo, pero que la insostenibilidad ecológica del actual modelo también lo es, por lo que las alternativas propuestas deberían ser coherentes con ese diagnóstico.

Las reflexiones en torno a la consideración del trabajo reproductivo también ocuparon un tiempo importante. La necesaria equiparación completa del estatus laboral de las trabajadoras domésticas pareció una cuestión obvia, pero el tratamiento de aquellas tareas reproductivas que se llevan a cabo al margen del mercado fue más complejo. Las trampas de la mal llamada “conciliación”, la importancia de reivindicar unos servicios de educación infantil y atención a la dependencia públicos, de calidad y gratuitos, o el papel crucial de los horarios y los permisos de maternidad/paternidad, fueron aspectos ampliamente debatidos.

La discusión sobre estos y otros temas puso al descubierto cómo imaginar alternativas en torno a la problemática del (des)empleo nos obligaba a conectar con propuestas de otros ámbitos, avanzando de esta forma hacia alternativas cada vez más globales y coherentes. Elementos como una fiscalidad potente y muy progresiva, una red de servicios públicos amplia y de calidad, o un sistema de pensiones justo y suficiente, se descubrieron piezas necesarias dentro de un esquema amplio donde el desempleo podría dejar de ser un problema.

Quizás sea anecdótico, pero en todo caso resulta una anécdota muy significativa el que entre las dos propuestas de “laboral” que tuvimos que elegir para incluir en el documento consensuado por la asamblea de economía de Sol (http://madrid.tomalaplaza.net/2011/…) estuviera la “reducción efectiva de la jornada y la vida laboral”. Explícitamente, el texto consensuado señalaba el reparto del empleo como instrumento para “la redistribución de la riqueza y de todos los trabajos (también de los que se realizan en el ámbito doméstico)”.

En estos tiempos -es decir, con la que está cayendo-, puede parecer una ingenuidad mayúscula. Sin embargo, lo cierto es que la alternativa de repartir el empleo es una fórmula sencilla y eficaz no sólo para acabar con el paro, sino también para conseguir un reparto más equitativo de la riqueza y caminar hacia una mayor racionalización de la producción, del consumo y de nuestro tiempo. En nuestra sociedad el empleo es el mecanismo básico que permite el acceso a los ingresos, los derechos y el espacio público. Lo más lógico, por tanto, es organizarlo de forma que ningún colectivo quede excluido. Por otra parte, vidas y jornadas laborales demasiado largas son causa de múltiples problemas, tanto de orden personal como social.

Aunque partidos y sindicatos mayoritarios obvien la evidencia, la idea de repartir el empleo es de una lógica aplastante: nuestra sociedad se lo puede permitir y las ventajas asociadas saltan a la vista. El problema, como sabemos, es que la rentabilidad cortoplacista que rige el sistema y el sentido común que puede salvarnos del desastre, apuntan en direcciones opuestas. Pero ese es, precisamente, el mayor logro del movimiento hasta el momento: construir y difundir un sentido común colectivo que apele a nuestra inteligencia y a nuestro sentido de la justicia. Aunque desafíe, qué le vamos a hacer, las reglas de este disparatado sistema.

octubre 10, 2012

Comité de Laminaciones Arregui se felicita por la sentencia y mantiene su apuesta de negociación “real” con la empresa

Iturria: Finanzas.com – 2012/10/09

Entienden que la empresa deberá readmitir “en los días sucesivos” a todos los trabajadores

El Comité de Laminaciones Arregui, actual Celsa Atlantic, se ha felicitado este martes por la sentencia que declara nulo el ERE de extinción para los 358 trabajadores de sus dos plantas alavesas, y ha subrayado que mantiene su apuesta de negociación “real” con la empresa para “poder solucionar este conflicto” iniciado hace cinco meses.

El Comité ha celebrado una rueda de prensa en Vitoria tras conocer la resolución judicial del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) con la que ha declarado nulo el ERE de extinción presentado por Laminaciones Arregui por considerar que vulnera los derechos fundamentales de huelga y libertad sindical.

El responsable de ELA en la empresa, Gustavo López de Armentia, ha recordado que la reforma laboral es nueva y que las sentencias que ahora se están dando son “novedad”, por lo que ahora comienza un proceso en el que la empresa tiene cinco días para presentar recurso “si lo entienden oportuno”, pero entienden que la empresa tendrá que readmitir “en los días sucesivos” a todos los trabajadores.

Sin embargo, ha recordado que las demandas individuales que cada trabajador había presentado y que estaban paralizadas durante el proceso en el TSJPV, ahora siguen adelante. “Esperamos que en unos días, los juzgados de Vitoria nos indiquen como quieren abordar las demandas individuales”, ha informado.

López de Armentia ha resaltado que la sentencia es “muy clara” y rechaza la vía de los despidos por una “vulneración clara del derecho a huelga”, ya que “tras ponerse en huelga el 8 de mayo, al día siguiente la empresa anunció el cierre de las plantas”. “El TSJPV ha entendido que se trata de una acción-reacción por parte de Laminaciones”, ha señalado.

El representante sindical también ha señalado que el juez ha tenido en cuenta las alegaciones del Comité en las que se denunciaba que los despidos tenían “un color muy concreto, que correspondían a los sindicatos que en el conflicto han estado más activos”.

El tribunal analiza también el hecho de que hasta que tuvo lugar el juicio oral el pasado 18 de septiembre en Bilbao, la empresa despidió a un total de 178 trabajadores, de los cuales, 97 han sido empleados afiliados a ELA. “No se determinaban con un perfil productivo o de cualificación sino por estar haciendo huelga o por estar afiliados a unos sindicatos concretos”, ha explicado el representante de ELA.

El presidente del Comité de Empresa, Nando Anguiano, por su parte, ha apostado por mantener la propuesta que presentaron hace una semana — sin todavía conocer el resultado de la sentencia– con la que planteaban a la dirección un diálogo y negociación “real” con la empresa. “Estamos dispuestos a negociar para poder solucionar este conflicto que lleva ya cinco meses”, ha insistido.

Según ha explicado, tras cinco meses de huelga, la sentencia ha “demostrado” que la lucha de los trabajadores era “legítima” y ha advertido de que “los jueces van a nivelar la lucha entre empresarios y trabajadores”, después de que “la reforma laboral les haya dado potestad a los empresarios para deshacer los derechos laborales”. “UN PLAN DE FUTURO”

En este sentido, ha advertido de que, a pesar de la sentencia, los trabajadores tienen la amenaza de esta reforma laboral “todavía encima”, y ha apostado por “el mantenimiento de la actividad industrial”. “Celsa debe hacer un verdadero plan de futuro; no aceptaremos un planteamiendo de despidos fantasmas y salvajes como el que hasta ahora han querido hacer”, ha señalado.

Asimismo, ha felicitado al Comité de empresa, y especialmente a los trabajadores que han estado “aguantando” este conflicto desde la situación de huelga y “sin ceder a los chantajes de la empresa” y ha subrayado el “ejemplo” que han dado estos trabajadores que el pasado 8 de mayo se declararon en huelga al considerar “injustas” las medidas de la empresa.

“Tenemos ganas de que empiece una negociación o seria con la empresa”, ha reiterado antes de realizar un llamamiento a los trabajadores que no se han declarado en huelga, para que en esta nueva negociación haya “una unión por solidaridad con sus compañeros, para que tomen decisiones que vayan acordes con lo que hace el Comité”.

Por otro lado, ha instado al resto de empresas como Corrugados Azpeitia, los trabajadores del aeropuerto de Foronda “que tantas veces nos han acompañado en nuestras movilizaciones”, así como otras empresas en conflicto para que “sigan peleando y por el camino de la lucha” porque “se consiguen cosas”. “CHANTAJES EN EMPRESAS”

“Esta es una noticia muy buena para los trabajadores de Laminaciones y para aquellos que están siendo chantajeados por sus empresas y para los que lo van a estar. Esta noticia es muy importante para toda la clase trabajadora”, ha indicado.

El Comité no ha querido avanzar si van a abandonar la huelga y han insistido en que mantienen esta propuesta de diálogo. Además, han recordado el emplazamiento que esta semana le han hecho a los partidos políticos a quienes les han pedido que se “esmeren” y les ayuden a “encontrar un acuerdo” con un posicionamiento de los candidatos para conseguir una salida “no traumática” del conflicto.

“La empresa estaba en la casilla de 178 despedidos y ahora volvemos a la casilla de salida pero somos conscientes de que el problema no está solucionado”, han subrayado.

Finalmente, ha señalado que esta sentencia debería servir “para que la sociedad recapacite” y ha animado a toda la ciudadanía a participar en la manifestación que han convocado este jueves a las 19.00 horas desde la plaza de Bilbao de la capital alavesa. “Laminaciones Arregui es totalmente viable según los trabajadores y el TSJPV”, ha concluido.

octubre 10, 2012

ELA se opone a la bajada de salarios que generarán más paro y critica la “irresponsabilidad” de Adegi

Iturria: Finanzas.com / Europa Press – 2012/10/09

El sindicato ELA ha mostrado su oposición a la bajada de salarios como medida para ganar competitividad propuesta por la Asociación de Empresarios de Gipuzkoa Adegi, cuya “irresponsabilidad” ha censurado, ya que, a su juicio, así solo se generará más paro.

En un comunicado, ELA ha indicado que el pasado mes de julio se reunió con la patronal guipuzcoana en un encuentro en el que Adegi valoró como “muy positiva” la reforma laboral del Gobierno central y mostró su intención de “ganar competencia bajando salarios”.

El sindicato ha afirmado que “no va a acompañar a la patronal mientras ésta culpa y ataca a los salarios y saca provecho de unas reformas brutales que han roto todos los equilibrios”.

A su juicio, se ha regalado a la patronal unas reformas que “destrozan la negociación colectiva y dan prioridad a los convenios estatales”, convirtiendo la negociación sectorial en “una recomendación sin que vincule a la empresas”.

Además, ha opinado que Adegi para “evitar exigir responsabilidades, que sabe perfectamente dónde están, ha decidido buscar culpables” en quienes se resisten “a un futuro con menos economía real, más paro, más pobreza y más marginación”. El sindicato ha considerado “inaceptable la irresponsabilidad y la intolerancia de una patronal que sabe que cuenta con apoyo político para todo”.

Finalmente, ha advertido de que “si caen salarios, se perderán más empleos” y ha opinado que la apuesta empresarial contra los salarios debe ser contestada por el sindicalismo.

octubre 9, 2012

EAEko Goi-Auzitegiak Laminaciones Arreguiko kaleratzeak bertan behera utzi ditu

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/10/09

Laminaciones Arregui enpresak erabakitako 174 kaleratze indargabetu egin ditu EAEko Goi-Auzitegiak. Ebazpenak dioenez, Celsa taldeak Gasteizko lantegitik 174 langile iraizteko erabakia greba eskubidearen eta askatasun sindikalaren aurkakoa da, eta beraz despidoak ezdeusak direla esan du.
octubre 9, 2012

TSJPV declara nulo el ERE de extinción de Laminaciones Arregui para los 358 trabajadores de sus plantas alavesas

Iturria: Finanzas.com / Europa Press – 2012/10/09

Afirma que el ERE vulnera los derechos de huelga y libertad sindical y es una “represalia empresarial” por la huelga indefinida

La sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ha declarado nulo el ERE de extinción presentado por Laminaciones Arregui para los 358 trabajadores de sus plantas de Vitoria y Urbina, por considerar que vulnera los derechos fundamentales de huelga y libertad sindical.

El pasado 18 de septiembre se celebró en Bilbao el juicio para decidir si se declaraba o no nulo el ERE de extinción para toda la plantilla de Laminaciones Arregui, perteneciente al grupo Celsa, que suponía el cierre de las plantas de Vitoria y Urbina. En el centro de trabajo de Vitoria la plantilla es de 301 personas y en el de Urbina de 57.

El 20 de abril de este año, Celsa Atlantic comunicó el inicio de un periodo de consultas para adoptar diversas medidas como un incremento de la jornada hasta 1.824 horas anuales, una reducción salarial del 30 por ciento y la amortización de 91 puestos. La empresa adujo causas económicas, como una operatividad de sus plantas por debajo del 80 por ciento de su capacidad y pérdidas “muy elevadas” desde el cuarto trimestre de 2008.

El 3 de mayo, el comité convocó una huelga indefinida y unos días después, la empresa, que había presentado previamente EREs de suspensión, les comunicaba la decisión de presentar un ERE de extinción de los contratos de la plantilla de Vitoria y Urbina. Para ello, alegó unas pérdidas acumuladas de 79 millones a 31 de marzo de 2012.

En el auto se señala que hasta la fecha del juicio oral, se produjeron 178 despidos, 97 de ellos de afiliados a ELA y los 178 despedidos habían secundando la huelga iniciada el 8 de mayo, salvo cuatro personas. En el momento del juicio, otras 177 personas estaban trabajando, de las que 37 mantenían la huelga.

En el juicio, el comité de empresa pidió la nulidad o, en su defecto, la improcedencia del expediente porque, a su juicio, “no concurren ni causas económicas, ni productivas para el cierre total de la empresa”. En concreto, tanto ELA como el comité intercentros presentaron una demanda de impugnación de despido colectivo y reclamaron la nulidad del ERE, al considerar que vulneraba los derechos fundamentales de huelga y de libertad sindical.

La resolución judicial señala que se han aportado “sobradamente” los indicios para demostrar la vulneración del derecho de huelga. A su juicio, los datos muestran una “conexión directa e inmediata” entre la decisión del comité intercentros de iniciar una huelga en protesta por la posición de la empresa en el ERE iniciado el 20 de abril y la decisión de iniciar un ERE de extinción.

El TSJPV señala que la cercanía entre los expedientes y la “falta de variación” en la situación de la empresa es suficiente para entender concurrente la prueba indiciaria. Además, también considera “reveladores”, el modo de ejecutar la decisión de despido colectivo y la incidencia de la efectividad de la medida en personas huelguistas en relación con las que no secundaron la huelga o la abandonaron.

El Alto Tribunal vasco considera que la empresa no aportado una justificación “razonable y objetiva” de su decisión de presentar un ERE de extinción. Según señala, la compañía ha acreditado que tiene una situación económica “complicada”, pero “en modo alguno” se prueba que esta situación sea suficiente para poder adoptar “la medida extintiva de la intensidad de la adoptada”.

“El propio devenir de los acontecimientos y los propios actos de la empresa así nos lo demuestran”, señala la resolución. En concreto, se hace alusión al hecho de que la empresa pretendiera en un primer momento modificar las condiciones de trabajo y despedir a 91 trabajadores y que, “sin que se haya producido variación alguna en la situación económica”, haya procedido a decidir extinguir los 358 contratos de la plantilla de las plantas de Alava. “REPRESALIA EMPRESARIAL”

A su juicio, la medida extintiva obedece a un “claro intento de vulneración del derecho fundamental de huelga” y constituye una “respuesta o represalia empresarial” al ejercicio de este derecho o bien “una medida de presión para negociar en mejor posición las medidas que la plantilla rechazó en el anterior expediente”.

El TSJPV ha indicado que el único acontecimiento que ha mediado entre los dos expedientes ha sido la convocatoria de la huelga indefinida.

En la resolución se señala que, con la misma situación económico-financiera y productiva, la empresa, antes de convocarse la huelga indefinida, planteaba modificar la jornada y salario y extinguir 91 puestos. “Se aprecia directa e inmediata conexión entre el ejercicio del derecho de huelga por la plantilla de los centros de trabajo de la demandada en Alava y la decisión empresarial impugnada”, añade.

Por otra parte, respecto a la vulneración del derecho de libertad sindical, el TSJPV indica que se han aportado “indicios suficientes” y hace referencia a que de las 178 extinciones hasta el día del juicio, 97 lo eran de personas afiliadas a ELA y a que los despidos están afectando a la producción normal de la empresa.

A juicio del Alto tribunal, los datos muestran una conexión directa entre el modo en que la empresa está haciendo efectivas las extinciones de contratos y la afiliación sindical a una determinada central, como es ELA.

El TSJPV indica que la empresa no ha conseguido acreditar que la decisión de despedir a toda la plantilla tenga causas ajenas a la denunciada vulneración del derecho fundamental de libertad sindical. “Es más, podemos afirmar que ni siquiera lo ha intentado”, añade. Por lo tanto, declara también nulo el despido por vulnerar el derecho fundamental a la libertad sindical.

Ante el hecho de que las causas de la decisión de la empresa sean económicas y no productivas y de organización, el Alto Tribunal señala que sorprende que la “drástica” medida de cierre de los dos centros se haya adoptado en relación a las dos plantas alavesas, sin que conste medida alguna en los centros de Laracha y Orense y ello, pese a que la situación económica “complicada” sea “general” para toda la empresa.

Por ello, indica que esta reflexión final “no hace sino reforzar el convencimiento” de que la medida extintiva de todos los contratos de las plantas alavesas constituye una vulneración de los dos citados derechos y una “directa respuesta” a la decisión de secundar una huelga indefinida, tras el fracaso de las negociaciones para modificar las condiciones de trabajo y amortizar 91 puestos de trabajo.

El TSJPV no se pronuncia sobre una posible readmisión de los trabajadores, dado que este ERE se le aplica la normativa vigente en el momento de su inicio, el Real Decreto Ley 3/2012 y esta norma no contempla para la declaración de nulidad efecto alguno como el de la readmisión. Por ello, dice que no puede realizar más que la declaración de nulidad, todo ello sin perjuicio de lo que “pueda decidirse en las demandas individuales” que las personas trabajadoras puedan plantear.

octubre 9, 2012

Langabeziaren igoera eta gizarte babesaren jaitsiera

Iturria: Manu Robles-Arangiz Institutua Fundazioa – 2012/10/09

Langabe kopurua 213.816 pertsonatara igo daira ilean Hego Euskal Herrian, abuztuan baino 5.339 gehiago eta 2011ko irailean baino 29.292 gehiago. Datu hauek %15,9ko langabezi tasara garamatzate, 27-EBeko %10,5a baino nabarmen altuagoa. Langabezia da arazo nagusia, eta arduradun politikoak ez dira batere berataz arduratzen. Defizit publikoaren murrizketari ematen diote lehentasuna, horretarako gero eta jende gehiago langabeziara daramaten politikak aplikatuz.

ELAren Azterketa Bulegoaren 11. Buletinetik hartua

Langabeziaren datuak eta bere bilakaerarenak oso larriak badira ere, langabezian daudenen egoera larria ere azpimarratu nahi du ELAk, langabeen%40,2ak ez baitu inolako langabezi saririk jasotzen. Portzentaje hau %38,1koa zen orain dela urte bete, eta prestaziorik gabeko langabeen portzentajeak igoz jarraitzen duela erakusten du honek. Era berean, langabeek jasotzen duten zenbatekoa gero eta baxuagoa da:

• Kotizaziopeko prestazioa jasotzen dutenen portzentajea murriztu egin da, eta kotizaziopekoa ez den saria jasotzen dutenena,aldiz, igo. Zehazki, kotizaziopeko saria jasotzen duten langabeen portzentajea %38,5koa izanda, orain dela urte beteko %39,6aren aldean.

• Etengabeko murrizketek ere eragina daukate langabezi prestazioan: uztailean eta abuztuan onarturiko langabezi sariaren zenbatekoan,lanaldi partziala dutenen langabezi sarian, edota langabezia subsidioan murrizketak, honen adibide dira, eta baita 400 euroak jasotzeko mugaketa ere.

Urteko lehen 9 hilabeteetan 645.718 lan kontratu sinatu dira Hego Euskal Herrian, eta hauetatik 39.547 bakarrik izan dira behin-betikoak. Agerian geratzen da, berriro ere, sinaturiko kontratuen gehiengoak behin-behinekoa izaten jarraitzen duela, kontratu guztien %93,9a izan baitira(2011ko lehen 9 hilabeteetan baino 3 hamarren gehiago).

Aplikatzen diren politikak langabezia, jendearen zailtasun ekonomikoak eta pobrezia areagotzenari dira, eta era berean, atzeraldia sakontzen. Sektore finantzarioa saneatzeko helburuarekin gizartearen aurka doazen politika hauek praktikatzea arduragabetasun osoa da, are gehiago, sektore finantziero hau izan dela egoera honetara eraman gaituena kontuan hartzen badugu.

Politiketan erabateko aldaketa eskatzen du ELAk, kalitatezko enplegua sortu eta jendearen lan eta bizi baldintzak hobetzeko. Hau da joan den irailaren 26ko greba orokorraren aldarrikapenetariko bat. Mobilizazioa da politikak aldatzeko bide bakarra.

octubre 9, 2012

Aumento del paro y de la desprotección

Iturria: Manu Robles-Arangiz Institutua Fundazioa – 2012/10/09

El número de personas desempleadas ha ascendido a 213.816 en el mes de septiembre en Hego Euskal Herria, lo que supone un aumento de 5.339 respecto al mes de agosto y de 29.292 en relación a septiembre de 2011. Estos datos nos sitúan en una tasa de paro del 15,9%, muy por encima del 10,5% registrado en la UE-27. El paro es el principal problema y los responsables políticos no se preocupan en absoluto por él. Dan prioridad a la reducción del déficit público para lo que aplican políticas que condenan al desempleo a cada vez más personas.

Recoogido del Boletín 11 del Gabinete de Estudios de ELA

Además de lo preocupante de las cifras de desempleo y su evolución, ELA destaca la grave situación en la que se encuentran quienes están en paro, ya que el 40,2% no recibe ningún tipo de prestación por desempleo. Este porcentaje era del 38,1% hace un año, lo que evidencia que sigue subiendo el porcentaje de personas desempleadas sin prestación. De la misma forma, la cuantía que reciben quienes se encuentran en paro es cada vez menor:
• Disminuye el porcentaje de quienes reciben una prestación contributiva frente a quienes cobran una prestación no contributiva. En concreto, el porcentaje de personas desempleadas que cobran prestación contributiva ha sido del 38,5%, frente al 39,6% de hace un año.

• Los contínuos recortes afectan también a la cuantía de las prestaciones por desempleo (la reducción de la cuantía de la prestación por desempleo, el recorte de la prestación por desempleo a quienes tienen empleo a tiempo parcial, del subsidio por desempleo, o la limitación del acceso a los 400 euros aprobados en julio y agosto son ejemplos de ello).Durante los 9 primeros meses del año se han firmado en Hego Euskal Herria 645.718 contratos de trabajo, de los que tan sólo 39.547 han sido indefinidos. Se vuelve a constatar, una vez más, que la inmensa mayoría de los contratos registrados siguen siendo temporales, ya que su porcentaje sobre el total ha ascendido al 93,9% (3 décimas más que en los 9 primeros meses del 2011).

Las políticas que se aplican están aumentando el desempleo, las dificultades económicas de la población y la pobreza, a la vez que agravan la recesión. Es una irresponsabilidad absoluta que quienes gobiernan practiquen estas políticas antisociales para sanear un sector financiero, que es precisamente el que nos ha llevado a esta situación.

ELA exige un cambio radical de las políticas, para que se cree empleo de calidad y se mejoren las condiciones de vida y de trabajo de la gente. Esta es una de las reivindicaciones de la huelga general de pasado 26 de septiembre. Solo la movilización va a conseguir que se cambien las políticas.

octubre 9, 2012

ELA denuncia el riesgo y la precarización a la que están sometidos los transportistas

Iturria: Gara.net – 2012/10/09

Bajo el lema «La fatiga mata» el sindicato desarrollará una serie de movilizaciones para denunciar la progresiva desregularización y liberalización a la que se someten los tranportistas. Una situación que incide en la multiplicación de accidentes en carretera.

Dentro de la Semana de acción del transporte de mercancía por carretera, ELA está desarrollando una serie de movilizaciones para denunciar la situación a la que día a día deben hacer frente los transportistas y exigir que se regularice dicha actividad. Ayer, con el objetivo de concienciar al sector, miembros de la central sindical repartieron panfletos informativos a los transportistas que transcurrían por Irun.

La Federación Internacional de Transporte (FIT), a la que está adherido el sindicato ELA, lleva desde el año 1997 desarrollando una campaña internacional sindical para denunciar la progresiva desregularización y liberalización en el sector de transporte por mercancias.

El objetivo de dicha campaña -según indicó ELA en una nota informativa- es «protestar por las largas jornadas laborales en el sector del transporte por carretera». La central apuntó que dichas jornadas pueden alcanzar hasta las 10, 11 o 12 horas diarias al volante. «Con ello se incumple sistemáticamente la limitación media de jornada semanal regulada a nivel internacional», añadió.

Estas condiciones laborales son la que -según la central- inciden en la «alarmante multiplicación de accidentes aparentemente inexplicables», y citó como ejemplo los siniestros que pueden darse en rectas con visibilidad etc.

Al respecto, ELA subrayó que no solo son los tranportistas los que están riesgo, sino que el peligro se extiende al resto de usuarios de las carreteras. Afirmó que muestra de ello es la «larga lista de accidentes mortales registrados».

«Falsos autónomos»

Ante esta situación, ELA denunció la actitud de las empresas transportistas cuya «piratería sin escrúpulos sigue campando a sus anchas en este sector». También criticó la «indolencia» de instituciones que «tienden a mirar hacia otro lado» frente a los problemas que padecen los trabajadores del sector.

«La feroz competencia por unos precios a la baja está provocando el despido masivo de trabajadores asalariados para reconvertirlos de forma forzada y mediante chantaje en falsos autónomos», advirtió. En este sentido, censuró la actitud de la administración por no frenar este tipo de prácticas.

Recalcó que estos «falsos autónomos» se encuentran «atrapados» en una dinámica de «jornadas abusivas y sin derechos sociales». Por todo ello, reclamaron que se regularice el sector y llamaron a movilizarse por ello.

octubre 8, 2012

Los trabajadores de las ITV de Urnieta e Irun piden la renovación de su convenio

Iturria: Gara.net – 2012/10/05

Empleados de las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Urnieta e Irun, pertenecientes a la empresa concesionaria del Gobierno de Gasteiz TUV Rheinland Ibérica SA, se concentraron ayer ante la delegación territorial de Industria de Lakua en Donostia para reclamar la renovación de su convenio, sin vigencia desde el pasado diciembre.

Los trabajadores de las dos estaciones guipuzcoanas se encuentran inmersos en una protesta indefinida desde el pasado 7 de setiembre. Durante este periodo han llevado a cabo diversos paros con el objetivo de presionar a la dirección de la empresa para que renueve el convenio a los trabajadores.

Según el comité de empresa, ante la actitud de la dirección, que «ignora y elude su responsabilidad en el conflicto», debe ser el Ejecutivo autonómico «como dueño legal de las concesiones del servicio público» el que obligue a la compañía concesionaria a «cumplir sus obligaciones».

A %d blogueros les gusta esto: