Posts tagged ‘derechos de los trabajadores’

julio 20, 2013

Condenan a Tubos Reunidos en relación a la prestación a un extrabajador enfermo

Iturria: Gara.net – 2013/07/20

La empresa Tubos Reunidos ha sido condenada a pagar un 30% de recargo de prestaciones a un extrabajador enfermo de cáncer, debido a la «falta» de medidas preventivas en el puesto de trabajo durante el transcurso de la jornada laboral, en relación al amianto, según informó la Asociación de Víctimas del Amianto en Euskadi (Asviamie).

En un comunicado, la asociación indica que el Juzgado de lo Social número 2 de Gasteiz ha condenado a la empresa, situada en Amurrio, a abonar el recargo debido a que el extrabajador se encuentra afectado por un carcinoma de pulmón.

La asociación precisa que, «según ha evaluado» el Instituto de Seguridad y Salud Laborales de Lakua, Osalan, el carcinoma «ha sido derivado de la exposición laboral al amianto durante su actividad como refractarista, durante más de 20 años». Asimismo, señala que la Inspección de Trabajo y el INSS ha argumentado contra el recargo, justificando el uso legal del amianto, «ignorando» el incumpli- miento de la legislación.

A C.L.L.G. le diagnosticaron en 1997 un cáncer de pulmón y la correspondiente incapacidad permanente por enfermedad común. Posteriormente, en marzo de 2011, «gracias a la insistencia» de Asviamie, logra una revisión de la resolución, por la cual le fue reconocida la incapacidad absoluta por enfermedad profesional, siendo indemnizado posteriormente por daños y perjuicios.

La demanda interpuesta por el extrabajador reclamaba un recargo del 50% de las prestaciones por «incumplimiento de la legislación preventiva existente», debido «al hecho probado del uso del amianto como aislante en las cucharas, hornos, artesas, incluso la utilización de ropas de amianto».

Ante dichas condiciones laborales, el exreflactarista sostuvo que «solo se entregaron mascarillas de papel para la protección respiratoria a partir de mediados de los 80 y que ninguna evaluación de riesgos realizados por Mutua Vizcaya Industrial contempló el riesgo cancerígeno del amianto, ni informo del riesgo, ni la empresa se registro por riesgo de amianto».

Inspección y Seguridad Social

La Inspección de Trabajo, apoyada por el por el Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), argumentó que, «a pesar de la exposición al amianto del trabajador, en la época en que la misma se produjo, no se había prohibido legal, ni reglamentariamente la utilización del amianto», por lo que «no procede el reconocimiento del correspondiente recargo, en tanto no hubo incumplimiento de Tubos Reunidos de las disposiciones de seguridad y salud vigentes ante la exposición al amianto».

Anuncios
julio 17, 2013

Lucha de clases y sentido de la vida: el motor de la historia

Iturria: Pedro Antonio Honrubia Hurtado / Kaos – 2013/07/17

El sentido de la vida no solo no es algo del pasado, sino que no podrá serlo nunca. El sentido de la vida es, junto a la lucha de clases, el motor de la historia. O, dicho de otro modo, la lucha de clases no puede ser entendida sin analizar su relación con las cuestiones de sentido de la vida…

Nuestra realidad hoy es el fruto de un proceso histórico, desarrollado a la luz de la lucha de clases, donde las cuestiones de sentido de la vida han jugado un papel fundamental, aunque a no pocos intelectuales hablar en estos términos les parezca propio de un pensamiento irracional  casi primitivo y, por tanto, impropio de la modernidad, donde, se supone, estas cuestiones han quedado superadas y relegadas a espacios privados de alcance personal y subjetivo, desde donde reminiscencias del pasado se pueden hacer presentes con normalidad.

Nosotros, en cambio, pensamos que tal hipótesis no puede estar más equivocada: nuestra sociedad actual no solo maneja sus propios códigos de sentido que le han permitido ser lo que es hoy y funcionar como funciona en la actualidad, sino que, además, sin analizar estas cuestiones a lo largo del proceso histórico que ha vivido occidente en los últimos siglos, es imposible comprender ninguna de las dos cosas: ni el proceso histórico como tal, ni la situación actual.

El sentido de la vida no solo no es algo del pasado, sino que no podrá serlo nunca. Ni en esta ni en ninguna otra sociedad. El sentido de la vida es, junto a la lucha de clases, el motor de la historia. O, dicho de otro modo, la lucha de clases no puede ser entendida sin analizar su relación con las cuestiones de sentido de la vida. Son estas cuestiones las que permiten, en última instancia, que una determinada ideológía de clase dominante pueda ser asumida como ideología hegemónica por el conjunto de la sociedad, sometiendo así a las clases dominadas a los intereses de las clases dominantes, cuyo modelo de sociedad hacen suyo y, por ende, actúan en defensa de los intereses de la clase dominante como si estuvieran defendiendo con ello los suyos propios. Lo que la lucha de clases es en el plano de la realidad material, el sentido de la vida, como reflejo de ésta, lo es en el ámbito de la hegemonía cultural. No hay hegemonía cultural que no se haya basado en cuestiones de sentido de la vida para imponerse socialmente, y no hay proceso de cambio revolucionario real que, a una vez que se desarrolla al amparo de la evolución y los cambios en la estructura económica, no esté relacionado, de una forma o de otra, con cuestiones de sentido de la vida.

La imposición de una hegemonía de clase, principalmente si está basada en el consentimiento como principal mecanismo de acción existencial, toma siempre de las cuestiones de sentido su carácter hegemónico.

Así, cuando los códigos de sentido que son propios de ese modelo hegemónico son mayoritariamente asumidos como válidos por el global de la sociedad, tanto por los miembros de las clases dominantes, como, sobre todo, por los medios de las clases dominadas, el consentimiento, la aceptación social de la hegemonía, es un hecho. En cambio, cuando estos códigos de sentido comienzan a tambalearse, incluso aunque la hegemonía se pueda seguir sustentando sobre la imposición de la violencia, la represión y la coacción, tal hegemonía habrá entrado en una profunda crisis de la que difícilmente podrá salir victoriosa a la larga, salvo que sea capaz de volver a imponer sus códigos de sentido como mayoritariamente aceptados y compartidos por el conjunto de la sociedad, ya sean los mismos que habían dejado de ser efectivos y habían provocado la crisis de hegemonía, ya sean otros que resulten de la reformulación y adaptación al proceso histórico de esos primeros, o ya sean unos nuevos que nazcan a la luz de lo acontecido en las luchas sociales y políticas, así como en las transformaciones de tipo económico, que son propias a todo periodo de crisis de hegemonía. Un periodo en el que, como afirmase Gramsci, los viejo no termina de morir y lo nuevo no acaba de nacer.

Por ello, los momentos más potencialmente revolucionarios, entendiendo por revolución el avance hacia un cambio de modelo que contenga cambios de orden cualitativo y no meramente cuantitativo, no son, lejos de los que se pueda creer desde una perspectiva marxiana clásica, los momentos de mayor penuria en la condición económica de las clases explotadas, sino los momentos donde, unida a los condicionamientos económicos, la cuestión de sentido entra en crisis, donde los sujetos de una sociedad se rebelan contra el sistema socio-cultural hegemónico, cuando ya no aceptan como eficientes los criterios socio-culturales de sentido impuestos por las clases dominantes. Gramsci lo llamaría crisis de hegemonía. Si bien es cierto, claro, que cuanto peores son las condiciones económicas de la sociedad mayor será la posibilidad de que tal sociedad, al menos en lo que toca a sus clases dominadas, acabe por perder la confianza en la plena incuestionabilidad del sacro hegemónico establecido y, en consecuencia, deje de hacer suyas las respuestas de sentido que emanan de él.

Cuando la vida del hombre carece de sentido, mejor dicho, cuando el sistema socio-cultural impuesto ya no es capaz de satisfacer las exigencias de sentido vital de la mayoría de sus ciudadanos, cuando el modelo sacro/religioso hegemónico dejar de ser absoluto e incuestionable per se, entonces la revolución, no solo política o económica, sino en su máxima expresión como revolución civilizatoria, está próxima, es inminente. Por el contrario, mientras las clases desfavorecidas encuentren acomodo en el sistema social que los explota y ello quede justificado por una cuestión de sentido, ya pueden ser periodos de hambre y penuria, de recortes sociales o cualquier otra forma de ataque contra los derechos e intereses de las clases explotadas, que pocos serán los cambios en el sistema económico y social imperante ya que, pareciera, lo que más atormenta al ser humano a lo largo de la historia no es el hambre, que es ley de la naturaleza buscar comida cuando no se tiene, si no el desconocer la finalidad de su existencia. El hambre produce revoluciones políticas coyunturales que, incluso, pueden llegar a ser reversibles y remplazadas con el tiempo por aquel mismo modelo político y económico al que habían conseguido derrocar temporalmente -como trístemente sabemos por propia experiencia en nuestra historia socialista revolucionaria-, pero solo la decadencia en los modelos de sentido produce revoluciones civilizatorias. La historia está llena de ejemplos.

No es, pues, como pensaba Hegel, la lucha por la libertad y el reconocimiento lo que mueve la parte “thymótica” de la existencia en su evolución, como motor de la historia, a través del proceso histórico. Es la capacidad -o no- que tenga una determinada ideología dominante, es decir, vinculada a una determinada realidad concreta expresada en lucha de clases, de someter tales deseos a los códigos de sentido que le sean propios como ideología dominante, viendo con ello los individuos saciados sus deseos más profundos, incluidos aquellos que nacen de la lucha por la libertad y el reconocimiento.

Tales deseos no son ni podrían ser nada, de no ser por su vinculación con la lucha de clases, es decir, por su relación entre diferentes sujetos, integrantes de diferentes clases sociales, que representan intereses antagónicos, y que, efectivamente, solo pueden ser entendidos, unos y otros, sobre su comparación con su opuesto, pero no desde la base de querer y poder apoderarse, como expone la dialéctica hegeliana, de aquellas cosas que son también deseadas por quienes no pueden poseerlas ni apoderarse de ellas cuando otro ser humano ya lo ha hecho, sino desde la percepción que cada cual pueda tener de su capacidad para controlar -o no- el devenir de su propia existencia, la capacidad para satisfacer –o no- sus propias necesidades vitales y, por supuesto, su relación con la propiedad -o no- de los medios de producción que han de servir para abastecer de lo necesario para la satisfacción de tales necesidades.

Las clases dominantes son clases dominantes porque existen clases dominadas, y los sujetos de las clases dominantes solo se pueden reconocer como tales porque existen sujetos a los que pueden percibir como dominados, eso es cierto. Pero, precisamente, por esa misma razón, si fueran la lucha por el reconocimiento y la búsqueda de la libertad, en sí mismos, los valores y motivos que mueven al hombre a actuar y a mover la historia, a llevarla desde unos estados civilizatorios a otros, nunca el sujeto de las clases dominadas aceptaría someterse, por consentimiento, al orden social representativo de los intereses de clase de la clase dominante, pues, en su comparación con ésta, se reconocería a sí misma como clase dominada, y ello impediría que pudieran sentir saciados ni sus deseos de libertad ni sus ansias de reconocimiento respecto a ese otro -como afirma Hegel-, pues ni es libre ni es reconocido socialmente aquel que es excluido del poder político y económico y es relegado a una situación de sumisión y explotación, y si en algún momento acepta tal situación como válida o natural, no será porque su miedo a la muerte o cualquier otra cosa semejante le haya paralizado en su afán de ser reconocido o en su lucha por la libertad, sino que será porque el “otro”, la clase dominante, habrá conseguido convencerle, por vía del sentido, de que así lo haga.

Lo que fusiona en un mismo proyecto histórico a dominados y dominantes, no es ni el Estado –como afirma Hegel- ni la coacción que se pueda imponer a través del mismo, es el sentido de la vida, son las hermenéuticas de sentido que se desarrollan  al amparo de la dialéctica existente entre los deseos e intereses de las diferentes clases sociales, pero expresada en forma de hegemonía cultural, política, económica e ideológica de la clase dominante.

El Estado es un mecanismo más en manos de las clases dominantes, pero por sí mismo no es capaz de poder garantizar la unión de intereses, en un mismo proyecto histórico, o, mejor dicho, la confusión de intereses de las clases dominantes y las clases dominadas en un mismo modelo de sociedad histórica. De hecho, cuando ha logrado hacerlo no ha sido sobre la base de su capacidad de coacción, sino sobre su transmutación ideológica en un proyecto colectivo, de tipo emocional y profundamente vinculado con cuestiones de sentido, como es la “nación”, agente ideológico que otorga sentido de identidad y pertenencia, esto es, sentido, a la vida de las personas, y que absorbido por la ideología burguesa en no pocas ocasiones consigue confundir al individuo de la clase dominada y hacerle creer que forma parte de un mismo proyecto común de intereses colectivos no determinado por relaciones de clase, sino por la común pertenencia a una misma colectividad de intereses: tal cual ha sido y es el modo de funcionamiento del nacionalismo burgués como ideología.

La dialéctica del amo y el esclavo de la que Hegel nos habla no puede ser, pues, una simple cuestión de deseos innatos, de luchas por la satisfacción de estos o aquellos deseos, sino una cuestión de realidades materiales y sociales, reflejada, como bien viese Marx, en forma de lucha de clases. La lucha de clases es el motor de la historia y se expresa, desde el punto de vista del “thymos”, no en deseos satisfechos o insatisfechos, sino en cuestiones de sentido que sirven para anular o enmascarar éstos, independientemente de que estén o no estén satisfechos. De hecho, mientras exista un código de sentido que se imponga como hegemónico, tales deseos no podrán aparecer, ante la consciencia de los hombres, sino como satisfechos.

El intocable de la India que se sienta satisfecho con su condición de tal, porque esté firmemente convencido de que es un producto del karma y que, por tanto, debe asumirlo así, y actuar en consecuencia, para poder evolucionar, en la siguiente vida, hacia otra de las capas superiores de la sociedad hindú, jamás de rebelará contra el sistema de clases que hace posible esa realidad social, ni despertará deseos ni de libertad ni de reconocimiento alguno, tampoco se verá como esclavo, ni como un marginado, ni como un oprimido, y si alguno de estos pensamientos apareciera, si no le hace dudar de tales códigos de sentido que dan explicación y valor a su realidad subjetiva como miembro de una clase explotada, humillada y marginada, serán rápidamente anulados por el efecto de sus propias creencias y sus propios códigos de sentido interiorizados. Los guerrilleros maoístas, en cambio, que han dejado de creer en tal modelo de sentido, sí están dispuestos a luchar a muerte contra el sistema político y económico que hace posible la división de clases en la India, y no porque les mueva ningún deseo innato de libertad o reconocimiento, sino porque han comprendido que la libertad de los oprimidos solo podrá venir de la mano de la derrota de los opresores y el derrocamiento del sistema político y económico que los ampara, incluido, por supuesto, el propio código de sentido que le es inherente y que sirve para que otras muchas personas que siguen creyendo en él, pese a ser de clases oprimidas, no piensen siquiera en liberarse de su situación, pues para ellos tal liberación se deberá dar en la próxima reencarnación y no en esta vida de miseria y explotación que viven ahora. Ningún guerrillero creerá verdaderamente en el karma ni en nada de la metafísica hinduista que justifica el sistema de castas.

Así, como afirma Zizek, “cualquier universalidad que pretenda ser hegemónica debe incorporar al menos dos componentes específicos: el contenido popular auténtico y la deformación que del mismo producen las relaciones de dominación y explotación. […] La hegemonía ideológica no es tanto el que un contenido particular venga a colmar el vacío universal, como que la forma misma de la universalidad ideológica recoja el conflicto entre (al menos) dos contenidos particulares: el popular, que expresa los anhelos íntimos de la mayoría dominada, y el específico, que expresa los intereses de las fuerzas dominantes.[1].

Las clases dominantes, cuando uno de estos proyectos tiene éxito, consiguen así imponer su ideología dominante sin necesidad de que ésta exprese únicamente la defensa de sus intereses de clase, sino que también es capaz de abrir un espacio, real o imaginado, para que los sujetos de las clases dominadas puedan verse reflejados en lo propuesto, a nivel de códigos de sentido, por tal ideología dominante, y, con ello, puedan sentir que sus deseos más profundos, tanto a nivel de identidad, como a nivel de reconocimiento, como cualquier otro deseo que pueda adquirir un carácter similar (el deseo de pertenencia a una comunidad que comparte un proyecto de vida y unas finalidades históricas colectivas, por ejemplo, citado por Zizek como clave en el éxito del fascismo entre las masas de varios países durante la primera mitad del siglo XX), se están viendo plenamente satisfechos. Ello, finalmente, genera una adhesión emocional del sujeto al normal funcionamiento del sistema que garantiza su implicación no solo en el normal funcionamiento del mismo, sino, llegado el caso, incluso en la defensa del mismo de cualquier peligro que pueda amenazarlo.

La lucha de clases, pues, es el motor de la historia. Pero esa lucha de clases tiene una forma de hacerse presente en los hombres ante la historia, y esa forma no es otra que las cuestiones relacionadas con las hermenéuticas de sentido hegemónicas, con las cuestiones de sentido de la vida. La lucha por apropiarse de la hegemonía cultural, expresada en forma de hermenéutica de sentido dominante, es una manifestación fundamental de la lucha de clases, es, ella misma, lucha de clases. Las clases sociales no solo se enfrentan por el control de los medios de producción, sino que lo hacen también -deben hacerlo- por el control del dominio sobre las cuestiones de sentido de la vida. Cuando una de ellas consigue apoderarse de tal control e imponer como hegemónica su propia ideología expresada en forma de hermenéutica de sentido, su control sobre el resto de clases sociales, y, por tanto, sobre los medios de producción, está garantizado.

De la misma manera, si una clase dominada quiere derrocar a la clase dominante, además de ser absolutamente necesario que sus integrantes hayan dejado de asumir como propio el marco de sentido que les estaba proporcionando como válido y universalmente aceptable la clase dominante, debe de luchar también por imponer su propio código de sentido dominante, y solo en aquellos casos donde la sociedad pudiera funcionar sin la existencia de clase social alguna, porque la acción de las clases dominadas, en su lucha contra el poder de las clases dominantes así lo haya logrado, la hermenéutica de sentido que sea propia de esa sociedad no expresará hegemonía alguna, sino el verdadero estado de la evolución histórica en que el antagonismo de clase habrá dejado de existir y, por tanto, el proyecto de sentido será verdaderamente un proyecto colectivo donde los intereses de todos los miembros de la sociedad se fusionan en un mismo proyecto histórico.

Se dará entonces una hegemonía cultural y una hermenéutica de sentido que ya no será el reflejo del dominio de una clase sobre otras, sino la expresión simbólica, en el mundo de las ideas y de la consciencia social, de la inexistencia de dominio, esto es, de una sociedad basada en la justicia social, la cooperación mutua, la igualdad y la solidaridad: “de cada cual según sus capacidades, a cada cual según sus necesidades”.

A su vez será esa sociedad donde los sujetos que en ella vivan ya no darán sentido a sus vidas a través del egoísmo, el individualismo o la competitividad, pues, de acuerdo a las propias necesidades del sistema productivo, convertidas en hermenéutica de sentido como expresión ideológica de tales necesidades, serán la solidaridad, la cooperación, la identidad en la igualdad y la confianza en la justicia social lo que hará de esos seres humanos los sujetos virtuosos que la propia estructura económica de la sociedad demande, y, con ello, no habrá el menor espacio ni al conflicto social por cuestiones económicas ni a la cosificación de los seres humanos por el efecto de su tener, esto es, expresados a través de tales relaciones de posesión, en la terminología de Fromm, como meros exponentes del modo de existencia vinculado al tener, sino que será la sociedad del ser humano en su máxima expresión como sujeto referido al modo de existencia del ser: el sujeto comunista.

julio 17, 2013

Gallardok egunotan Corrugados Azpeitiako langile guztiak kaleratuko dituela jakinarazi dio batzordeari

Iturria: Gara.net – 2013/07/17

Azken urtean Corrugados Azpeitiako langileek bizi izan duten egoera are zailago bilakatu da azken asteetan. Izan ere, atzo ELA sindikatuak ohar baten bidez jakinarazi zuenez, Gallardo taldeak langileen gehiengoa kaleratzeko asmoa duela adierazi dio batzordeari. Kaleratzeak hurrengo egunetan gauzatuko direla uste du sindikatuak.

Albiste horren aurrean, ELAk orain arte izandako kaleratzeak eta aurrerantzean etorriko direnak ere salatu zituen. Neurri horrek ehunka familia kinka larrian jartzeaz gain, Urola eskualdeko, Gipuzkoako eta EAEko industria kaltetuko dituela ohartarazi zuen.

Gainera, erabakia argudio sendorik gabe hartu dela adierazi du sindikatuak, enpresa bideragarria dela defendatzen baitu. Azken hilabeteetan izandako negoziazioetan, Gallardok akordio batera iristeko borondate falta izan duela dio langile batzordeak, sindikatuek aurkeztutako proposamenei «muzin egin» baitie.

Era berean, Gipuzkoako Aldundiak egindako bitartekaritza lanei esker lortutako 150.000 tonako kontratua kontuan hartu ez izana salatu zuen. Horrez gain, Gallardok berak 300.000 tona material ekarriko zituela agindu zuela gogorarazi zuen, baina material hori ez da inon ageri.

Lakuaren arduragabekeria

Gatazka honetan Lakuako Gobernuak izandako jokabidearekin ere desengainatuta agertu zen sindikatua. Enpresako 241 lanpostuak mantentzeko baldintzarekin, bost milioiko mailegua eskaini zion Lakuak Gallardori, baina Extremadurako taldeak ez du emandako hitza bete. Horren aurrean, Gallardori dirua bueltatzeko eskatu beharrean, Gobernuak jarrera «erabat pasiboa» hartu duela salatu zuen, «langileen eskaerari entzungor eginez».

Gauzak horrela, eta hurrengo egunetan langile guztien kaleratzea gerta litekeen arren, lanpostuen alde borrokan segituko dutela azpimarratu zuten ELAk, horretarako mobilizazioak eta bide juridikoa baliatuz.

Ildo horretan, zuzendaritzak lehen lan erregulazio espedientea aurkeztu zuenetik abiatutako prozedura judizial guztietan epaitegiek langileen alde egin dutela nabarmendu zuen sindikatuak, eta horrek borrokari eusteko beste arrazoi bat ematen diela.

julio 17, 2013

150 empresas han comunicado ya modificaciones salariales y laborales

Iturria: Juanjo Basterra / Gara.net – 2013/07/17

Más de 150 empresas de la CAV han transmitido ya a los trabajadores que aplicarán modificaciones salariales y laborales de acuerdo con la reforma laboral y de negociación colectiva. El Balneario de Zestoa pagará a los trabajadores el salario mínimo a partir del 31 de julio. EH Bildu, por otro lado, criticó ayer a Confebask y llamó a PNV y PSE a no ceder y aprobar la iniciativa contra la patronal y la reforma laboral.

Aunque la patronal vasca intente negar que las empresas estaban esperando este escenario para cambiar a su antojo las condiciones laborales y salariales, como les permite la reforma laboral y de negociación colectiva, con que el Gobierno español les obsequió, ya se empiezan a conocer, diez días después de que hayan decaído el 85% de los convenios sectoriales vigentes comunicaciones empresariales que empeoran las condiciones de trabajo.

Los sindicatos llaman a los trabajadores a que tengan en cuenta que tienen solo 20 días para reclamar un cambio de las condiciones, por lo que deben estar atentos, más en este momento de vacaciones estivales. GARA cuenta ya con un listado de 126 empresas que han comunicado cambios. Fuentes sindicales destacaron que la empresa cántabra Tres Mares, propietaria del Balneario de Zestoa, ha comunicado a las trabajadoras que partir del 31 de julio, les aplicará el Estatuto de los Trabajadores, con un salario de 646 euros, que es el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). porque «no hay ámbito superior al que acogerse en este convenio».

Esta situación podría repetirse en el convenio del Metal, según afirman las diferentes centrales sindicales, porque a nivel estatal el convenio no tiene pactados los salarios. No creen que se produzca esta situación, puesto que afecta a 145.000 trabajadores en Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. También está el caso de Adegi que quiere dejar de aportar a la EPSV Geroa y, aunque diferentes informes jurídicos dicen que no puede hacerlo, algunas empresas, apoyadas por la patronal guipuzcoana, mostraron esa disposición.

Las empresas que han mostrado interés en el cambio de condiciones son muy variadas. Están PCB, Lejarza, Instalaciones Eléctricas Erandio, Gepce, Aldaiturriaga, Cartisa, Cartonajes Erabil, Etra Norte, Stef, Koyo, Matiena Fepa, Talleres Arzamendi, Hormigones Premezcalados, Ambulancias Bizkaia, Rothenberger, Neco, Pine, Hormigones y Minas, Maderas Torresar , Fundiciones Palacio, UTE Miramón, Tekniker Deba, Transportes Sanitarios Toro y Betolaza, Vasco Catalana, José María Candina, Erhardt, Cristalería Recalde, Pasaban, Acciona, Talleres Agui, Selak, Sete, Zeleta, Amantegi, Solmesa, Celsa Gasteiz, Autobuses Garayar, Tüv Rheinland y Clínica Alava, entre otras.

También se encuentran un amplio listado dedicado a los hoteles, los más conocidos en Donostia; empresas de limpieza, lo mismo que marcas comerciales importantes como H&M, Zara, Berskha, Massimo Dutti, Stradivarius, Calcedonia, entre otras.

No todas las empresas actúan igual. Algunas respetan las condiciones solo hasta julio, otras hasta diciembre, en el caso de los hoteles de Donostia.

EH Bildu contestó ayer a Confebask ante la injerencia directa que realizó al criticar con dureza la proposición no de ley de la coalicón soberanista para que la Diputación Permanente del Parlamento rechace la reforma laboral y de negociación colectiva, que aprobó el Gobierno español para favorecer a los empresarios. La parlamentaria Belén Arrondo dijo que la patronal vasca «quiere aplicarnos la misma presión que usa contra la clase trabajadora para condicionar el debate sobre la reforma laboral». Mañana se reunirá el órgano parlamentario para adoptar una posición. El PSE anunció ayer la presentación una enmienda a la totalidad a la propuesta por vía urgente de la coalición.

«No ceder a las presiones»

EH Bildu sostiene que Confebask «se deslegitima al dar la espalda a la mayoría de este pueblo» y llamó a PNV y a PSE a no ceder a las presiones, a la vez que entiende que esas críticas de la patronal vasca «son intolerables». Así las cosas, Belén Arrondo afirmó ayer que «Confebask pretende aplicar en el Parlamento los métodos de presión que emplea contra la clase trabajadora para condicionar el debate sobre la reforma laboral y de negociación colectiva».

Tras reivindicar la independencia de la Cámara legislativa, la parlamentaria de EH Bildu tildó de «vergonzoso que Confebask pretenda interferir y condicionar la agenda política del Parlamento que representa a la ciudadanía de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa». Al hilo de ello, Arrondo instó al PNV y al PSE a que se sumen a la mayoría social de este país, contraria a la reforma laboral, y «no cedan a las presiones de la patronal, que es la que en este tema está en completa soledad».

Arrondo negó, de forma rotunda y en contra de lo dicho por Confebask, que haya una campaña de deslegitimación de ese organismo empresarial. Por el contrario, sostiene, es Confebask «la que se deslegitima por aplicar la reforma laboral en contra de la mayoría social, política y sindical y por este tipo de injerencias en la labor política e institucional». Añadió que «Confebask miente cuando dice que la reforma solo se aplica en casos puntuales; eso no es así, miles de trabajadores y trabajadoras han recibido ya las cartas de aviso para aplicarles la reforma. Por ejemplo, en la clínica Alava de Gasteiz el recorte salarial llega al 50-60%».

En palabras de la parlamentaria abertzale, por último, «el objetivo de Confebask es seguir aplicando la reforma con total impunidad; desea volver al siglo XIX, no quiere empleos de calidad y con condiciones dignas, quiere nuevos esclavos».

Enmienda del PSE

El PSE presentó ayer mismo una enmienda a la totalidad a la propuesta de EH Bildu. El portavoz Txarli Prieto solicitó que «se denuncie la postura de Confebask; que el Parlamento vasco rechace la reforma laboral; que el Gobierno de Urkullu mantenga el diálogo social y que en los pliegos de condiciones de cualquier acción pública se exija que solo pueden acceder a las mismas si mantienen vigente el último convenio colectivo que se hubiera negociado».

ELA pide a Urkullu que responda a Euskaldendak

ELA pidió a Urkullu una respuesta a la denuncia de Euskaldendak, que acusa a Confebask de impedirle negociar en el sector del Comercio. La central llegó a un acuerdo de convenio con esa asociación, pero Cecobi, la patronal del comercio vizcaino, lo veta, «aunque no sabemos a cuantos ni a quienes representa», denunció ayer el sindicato.

Mirari Irure, secretaria general de la Federación de Zerbitzuak, y Marije Fernández, responsable del sector del Comercio de Bizkaia, recordaron que con Euskaldendak ya han alcanzado un acuerdo. «Se demuestra que se pueden mantener las condiciones y los salarios. Estos comercios son pequeños y se han dado cuenta que la estrategia de reducir salarios impide el consumo, que es lo que necesita el sector», señalaron.

ELA cuenta con más del 50% de representación en el comercio textil en Bizkaia. Llegó a un acuerdo, para trasladarlo a las mesas de negociación colectiva que se constituyan, con la patronal Bizkaidendak, asociación empresarial formada con posterioridad al inicio de las últimas negociaciones en el comercio «que afirma contar, cuando menos, con igual o superior representación que Cecobi y representa, fundamentalmente, al pequeño comercio». Este acuerdo para el comercio textil recoge el compromiso de «volver a constituir la mesa de negociación con la nueva representación empresarial y sindical, exigir transparencia y buena fe», además de apoyar ambas partes «la vigencia de los convenios hasta fin de 2013, garantizar ultraactividad indefinida y que las empresas no se puedan descolgar de los convenios con las facilidades que les da la reforma», dijo Marije Fernández.

Entre otros aspectos, fija una «flexibilidad tasada» para casos muy concretos, «jornada de lunes a sábado, siendo domingos y festivos no laborales, plus específico para jornada a partir de las 8.30, e incrementos de salarios referenciados en el IPC». Declararon que el acuerdo con Bizkaidendak, tras el 7 de julio, es positivo y permite « desbloquear la situación». Irure y Fernández expresaron que se pueden cerrar acuerdos con contenidos. «Si el pequeño comerciante puede asumir estos contenidos, esto implica que los márgenes con los que cuentan las grandes cadenas son muy superiores, también pueden hacerlo».

En ese sentido, Irure preguntó a los comerciantes de Cecobi «qué piensan de la estrategia de la patronal basada en la caída salarial, porque yo estaría en contra, porque me perjudica como comerciante». J.B.

julio 9, 2013

Denuncian los recortes en gasto y en empleados en un acto oficial en Cruces

Iturria: Gara.net – 2013/07/09

Sindicatos de la Sanidad Pública denunciaron ayer los recortes en gasto y en empleados que se están materializando en Osakidetza, ante la visita efectuada por el lehendakari Iñigo Urkullu y el consejero de Salud, Jon Darpón, al nuevo laboratorio del Hospital Universitario de Cruces.

Medio centenar de trabajadores sanitarios de los sindicatos ESK, SATSE, ELA, UGT, SME, FFHE, CCOO y LAB recibieron ayer en el Hospital de Cruces al lehendakari, Iñigo Urkullu, y al consejero de Sanidad, Jon Darpón, con gritos de «la sanidad pública no se vende» y «Darpón dimisión», en protesta por los recortes en gasto y empleados que, según indicaron, sufre la sanidad vasca, durante la inauguración del nuevo laboratorio del centro sanitario situado en Barakaldo.

Tras intercambiar unas palabras con el consejero a las puertas del nuevo edificio, uno de los trabajadores obtuvo permiso para acceder al mismo, y, durante la visita a las instalaciones, entregó a ambos mandatarios una carta que recogía sus críticas, centradas, fundamentalmente, en la «mayor carga de trabajo» que, aseguran, sufren los trabajadores de Osakidetza, así como la «menor contratación» llevada a cabo por el Departamento este año.

Durante su intervención ante los medios, Darpón no pudo obviar la protesta y señaló que Osakidetza «funciona bien, con pitos o sin ellos», y argumentó que los ciudadanos que acuden al servicio «se sienten en buenas manos». Insistió en el «compromiso» del Gobierno autonómico por trabajar en favor de un servicio sanitario «público, gratuito, y de calidad» y dijo que la crisis «no va a ser una excusa para lo contrario».

No obstante, el consejero admitió que su Departamento está pidiendo «un esfuerzo importante, pero necesario» a los trabajadores de Osakidetza y que ha tomado la decisión de «no gastar lo que no tenemos», si bien destacó su apuesta por «avanzar y mejorar» hacia una gestión «eficiente» de los sistemas sanitarios.

Sin embargo, los sindicatos presentes en la concentración señalaron que la gestión llevada a cabo por los responsables de Cruces supone un ataque a la sanidad pública y a los derechos de sus trabajadores, «como lo certifican las más de 10.000 firmas» de usuarios de este centro recogidas en defensa de una sanidad pública y de calidad.

Ante esta visita del lehendakari, las centrales trasladaron a la opinión pública «la otra cara» de Osakidetza y denunciaron los «efectos negativos» que las «políticas de recorte» del Gobierno de Urkullu están teniendo en la calidad asistencial y en los derechos laborales.

Entre otras medidas, criticaron la apuesta de Osakidetza por la privatización de las tareas de limpieza del nuevo edificio de laboratorios, lo que supone «un incumplimiento del acuerdo de mesa general y del Acuerdo Regulador de las Condiciones de trabajo» del ente sanitario.

Los sindicatos denunciaron el déficit de personal que eleva las cargas y ritmos de trabajo, lo que «dificulta un trato adecuado» e «incide en la posibilidad de mayores errores».

20.000 análisis cada día

El nuevo laboratorio de Cruces realizará 20.000 pruebas cada día, algunas de las cuales se derivaban con anterioridad a laboratorios externos.

El nuevo edificio, incluido en un proyecto de reforma del hospital iniciado en 2007, ha supuesto una inversión de 20 millones de euros, y dará servicio a las comarcas de Ezkerraldea, Enkarterri, Uribe-Kosta y a los hospitales de San Eloy y el futuro hospital de Urduliz.

julio 9, 2013

Solo 3 empresas de Adegi siguen en huelga, según denuncia ELA

Iturria: Gara.net – 2013/07/09

Las residencias de personas mayores de Mutriku y la Residencia Nuestra Señora de la Paz de Donostia han alcanzado preacuerdos este pasado viernes, por lo que solo quedan en huelga tres empresas con seis centros de trabajo, pertenecientes, según ELA, a miembros de Adegi.

julio 9, 2013

Firmado el convenio colectivo de Nervacero por cuatro años

Iturria: Gara.net – 2013/07/09

La dirección y el comité de empresa de la siderometalúrgica vizcaina Nervacero firmaron ayer el convenio colectivo para los 300 trabajadores de la plantilla por un periodo de cuatro años, hasta 2016, ejercicio en que finaliza el plan de viabilidad 2012-2016 de la compañía pactado el pasado verano.

Según informó la empresa, el convenio ha contado con el apoyo de los sindicatos con representación en el comité -UGT, CCOO, ELA y LAB- y fue ratificado por la asamblea de trabajadores.

La compañía subrayó el hecho de que «el diálogo y la negociación» han sido los instrumentos para llegar a los acuerdos que contribuirán a dotar a Nervacero de las herramientas de competitividad y a posibilitar la continuidad de su actividad industrial a futuro.

julio 3, 2013

Movilizaciones contra el recorte de las pensiones

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2013/07/03

Gizarte eskubideen alde…

El martes 9 de julio se realizarán concentraciones a las 11:30 horas ante las sedes de la Seguridad Social de Bilbo (Gran Vía, 89), Gasteiz (Eduardo Dato, 36) y Donosti (c/ Podavines, 1-3). A finales de mes se realizará en Iruñea.

 Mugi Gaitezen.

Estas iniciativas surgen para denunciar a quienes nos imponen el empobrecimiento generalizado para asegurar sus ganancias; y frente a las élites políticas gobernantes en nuestro pueblo que comparten e impulsan el proyecto neoliberal. Hay que tener en cuenta que…

  • El factor de sostenibilidad pretende disminuir drásticamente la cuantía de las nuevas pensiones. El objetivo es recortar  el gasto en pensiones de manera automática.
  • No es la esperanza de vida quien pone en peligro las pensiones. Son las políticas neoliberales quienes hacen insostenible el sistema de pensiones.
  • El factor de sostenibilidad viene para imponer nuevas tendencias: pensionistas con pensiones más bajas y más trabajadoras y trabajadores sin pensiones.
  • El factor de sostenibilidad es la alfombra roja que el Estado pone para que los bancos y las aseguradoras puedan aumentar su cuota de mercado.

 Murrizketarik EZ!!!

Ahora más que nunca es necesario construir una Euskal Herria sobre unas bases sociales que garanticen la igualdad, la justicia social y la dignidad.

BERRI-OTXOAK
(Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales)

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=CyBZoSEYq2k]

julio 3, 2013

La plantilla de Amilibia y De la Iglesia inicia una huelga indefinida

Iturria: gara.net – 2013/07/03

Los 80 trabajadores de la empresa Amilibia y De la Iglesia (AMIG), de Zornotza iniciaron este lunes una huelga indefinida. Se dedica a la comercializacion de productos de ferretería.

El comité solicita la negociacion del nuevo convenio de empresa «incorporando textos que frenen los efectos de la reforma laboral tan dañina para el conjunto de los trabajadores», según indicó ELA en una nota. Sin embargo, en las reuniones «ha sido imposible cualquier acercamiento con la dirección». No ha movido «una coma» desde el inicio de la negociacion y dijo que no acepta convenios de empresa.

ELA anima a todos los trabajadores a la huelga y a la reivindicación, «ya que se trata de la única manera posible de defender nuestros derechos».

julio 3, 2013

Comité de Empresa de Condesa- Fabril convoca paros parciales en su planta de Legutiano para reclamar un convenio “digno”

Iturria: eldiario.es / Europa Press – 2013/07/02

El comité de empresa de Condesa-Fabril, ubicada en Legutiano (Álava) y dedicada a la fabricación de tubos y perfiles por soldadura, ha convocado a sus 177 trabajadores a secundar paros parciales durante todo el mes de julio para reclamar un convenio colectivo “digno”.

En un comunicado, el Comité de empresa, formado por ELA, LAB y UGT, ha mostrado su disposición a “hacer el esfuerzo” y pactar una congelación salarial para los años 2012 y 2013, dejando el resto de artículos del convenio “tal y como estaban redactados”.

Sin embargo, ha denunciado que la gerencia de la empresa, por su parte, “está empeñada en modificar algún punto y en incluir la reforma laboral dentro del propio Convenio”, motivo por el que han iniciado las movilizaciones.

Por todo ello, el comité ha convocado paros de una hora por turno, tres días a la semana en todo el mes de julio. También ha avanzado que realizarán una manifestación por el centro de Vitoria, donde el Grupo Condesa tiene oficinas, y no descartan “otro tipo de movilizaciones”.

A %d blogueros les gusta esto: