Posts tagged ‘derecho laboral’

marzo 12, 2014

Casi 600.000 británicos son explotados laboralmente con los llamados “contratos de cero horas”

Iturria: librered.net – 2014/03/11

En total, 582.935 personas trabajaron durante 2013 en lo que se llaman “contratos de cero horas”, que permite al empresario disponer de los trabajadores el tiempo que requiera, sin garantizarle un mínimo de horas semanales y, por lo tanto, con una remuneración variable.

e8f8063b-10a9-4f9a-acb1-0b31d208bb0a_112561118

Legalmente, los asalariados bajo esta modalidad deben estar disponibles las 24 horas del día, lo que les impide tener otra fuente laboral y en promedio, cobran 236 libras a la semana, menos de la mitad que la media de 557 libras.

Si bien esto nació hace años como una forma de darle un ingreso a aquellos que necesiten un empleo de medio tiempo como jubilados y estudiantes, la cantidad de personas bajo estos contratos se triplicó desde el 2010, con la llegada del actual gobierno de coalición.

La alianza entre los conservadores y los liberales redujo la tasa de desempleo al actual 7,2 por ciento, pero lo consiguió en buena parte debido a una mayor precarización de los trabajadores, tanto en el sector público como privado.

Hasta el año pasado, Londres estimó que 250.000 trabajadores estaban empleados con las “cero horas”, aunque investigaciones como la que realizó la organización Chartered Institute of Personnel and Development elevaron la cifra hasta un millón.

“Los contratos de cero horas están provocando estrés y ansiedad en la gente común que no puede planificar su semana ni saber si van a ser capaces de poner comida en la mesa”, indicó en declaraciones a Télam Steve Turner, vice secretario general del sindicato Unite.

“Tenemos que actuar ahora para poner fin a la explotación y la inseguridad de estos contratos”, sostuvo el representante del gremio que tiene más de 3 millones de miembros en el Reino Unido.

A través de su cuenta en Twitter, Unite inició una campaña contra la “Sala de fama” de las firmas que más empleados tienen bajo estas condiciones de explotación, que encabezan las cadenas de comida rápida McDonalds y Burger King, los pubs J.D Wetherspoon y la tienda de ropa deportiva Sports Direct.

Turner explicó que una investigación realizada por Unite demostró que un 75 por ciento de los empleados que están con un “contrato de cero horas” quisieran estar en otra situación laboral.

El gremialista agregó que existe “una cultura de explotación” llevada adelante por los empresarios y acusó al gobierno británico de “hacer la vista gorda”.

Anuncios
Etiquetas: ,
marzo 11, 2014

Los trabajadores de Ambulancias Bizkaia inician una huelga indefinida

Iturria: deia.com – 2014/03/11

Trabajadores del sector de Ambulancias de Bizkaia iniciaron ayer una huelga indefinida contra la reducción salarial y para exigir un convenio propio, ya que se les está aplicando el estatal, tras la eliminación de la ultraactividad. Los empleados del sector, que aglutina a 600 personas, venían realizando paros todos los lunes y viernes desde el pasado 14 de febrero y se ha decidido iniciar una huelga indefinida. Según fuentes del sindicato USO señalaron que el seguimiento fue “total” entre los trabajadores que no estaban sujetos a servicios mínimos. Asimismo, también ayer se ha nombrado en el Preco al abogado economista Ángel Toña como mediador para intentar llegar a un acuerdo. – Efe

marzo 11, 2014

Un grupo de trabajadores de ambulancias de Álava se encierra y se encadena durante una hora en el H. Santiago

Iturria: lainformacion.com – 2014/03/11

Empresas y sindicatos del sector en Bizkaia se reunirán este miércoles en el PRECO

Un grupo de trabajadores del sector del Transporte Sanitario de Alava se ha encerrado y encadenado durante una hora en el hospital Santiago para reclamar un convenio autonómico o provincial en Álava y exigir su equiparación con los empleados de Osakidetza, según han confirmado fuentes del sindicato ELA a Europa Press.

La protesta, convocada por todas las centrales sindicales (ELA, CC.OO., LAB, UGT, ESK y USO), se ha llevado a cabo a las once de la mañana frente a la Delegación Territorial de Sanidad en Vitoria y, posteriormente, se han dirigido hasta el Hospital Santiago.

En el hall del centro hospitalario, un grupo de alrededor de siete u ocho trabajadores ha realizado un encierro y se han encadenado en el lugar, mientras informaban de sus reivindicaciones. La protesta se ha prolongado durante una hora, sin que se haya producido ningún incidente.

Los trabajadores de este sector, que aglutina a algo más de 200 empleados, vienen realizando diversas movilizaciones para reclamar un convenio autonómico o provincial en Álava, que no existe hasta la fecha, y exigir su equiparación con el resto de trabajadores de Osakidetza.

En concreto, al igual que los trabajadores de ambulancias de Bizkaia, todos los lunes y viernes venían realizando paros, en el caso de Álava, desde el 21 de febrero. Desde este pasado lunes, día 10, en ambos Territorios se ha iniciado una huelga indefinida.

Fuentes de ELA han señalado que, en este momento, no hay abiertas negociaciones con las empresas y el director de Trabajo del Gobierno vasco les ha convocado el martes a un encuentro.

En el caso de Vizcaya, las protestas, secundadas por LSB-USO, CC.OO., ELA, LAB y UGT, vienen motivadas por la intención de las empresas de proceder a una reducción salarial y para reclamar que se aplique el convenio provincial al sector, en el que trabajan 700 empleados, ya que consideran que mantiene su vigencia al incluir una cláusula de ultraactividad.

En este Territorio, está abierta la mesa de negociación y este martes fue nombrado Ángel Toña como mediador para intentar buscar una solución al conflicto. Este miércoles está prevista a las tres de la tarde una reunión en el PRECO para intentar avanzar en el proceso negociador.

enero 20, 2013

La precariedad en el empleo: las políticas importan

Iturria: Octavio Medina / José Luis Cives – eldiario.es – 2013/01/19

La alta tasa de temporalidad –la llamada “dualidad”- es uno de los rasgos característicos del mercado de trabajo español y uno de sus principales problemas. Si bien este diagnóstico parece ser compartido por un número cada vez mayor de personas, lo cual nos alegra, las vías para su solución no terminan de reunir el consenso que sería deseable. De todas las propuestas, probablemente la más articulada sea la idea de un “contrato único” . Esta propuesta logró reunir un apoyo considerable tanto entre académicos de primera línea, como entre ciudadanos que le prestaron su apoyo en una petición online. Sin embargo, todavía encuentra críticas, algunas de las cuales pensamos pueden darnos la oportunidad para aclarar algunos puntos de la propuesta. Esta es la tarea que intentaremos llevar a cabo en este artículo.

Cuando las tornas no cambiaron

Un argumento común para atacar la idea del contrato único es relativizar la importancia que tienen los costes de despido sugiriendo que estos no son tan onerosos como se plantea a menudo. Losautores argumentan que, a pesar de que allá por los inicios de la crisis en 2008 y 2009 el número de empleos temporales destruidos fue mayor, hoy en día se destruyen más empleos indefinidos que temporales, por lo que las diferencias entre trabajadores y contratos no pueden ser tan grandes. Los números ofrecidos son, por desgracia, un efecto estadístico. Pensamos que lo que importa a la hora de analizar la desigual protección de trabajadores indefinidos y temporales no es la pérdida de empleos absolutos, sino la probabilidad de pérdida de empleo de cada trabajador. Y esta tasa apenas ha cambiado desde que comenzó la crisis, como se puede observar en el gráfico a continuación. De cada 100 trabajadores con contrato temporal en el primer trimestre de 2009, 14 habían perdido su empleo el trimestre siguiente. El número para indefinidos es 7 veces menor, un 2%. Los últimos datos que tenemos son aún peores. En el tercer trimestre de 2012, el 18% de los temporales perdió su empleo. Solo un 2% de los indefinidos perdió el suyo.

Porcentaje de trabajadores que pierden su empleo cada trimestre por tipos de contrato

Porcentaje de trabajadores que pierden su empleo cada trimestre por tipos de contrato

Porcentaje de trabajadores que pierden su empleo cada trimestre por tipo de contrato

Porcentaje de trabajadores que pierden su empleo cada trimestre por tipo de contrato

¿Cómo es posible entonces que hayamos pasado de una situación en que el 96% de los empleos destruidos sean temporales a una en que el número de indefinidos que pierden su empleo sea ligeramente superior? Imagínense una jarra de agua de 1 litro a la que se le retira el 15-20% de la cantidad en cada periodo. La cantidad de agua menguará rápidamente, de forma que en el 4º periodo solo quedará medio litro. De igual manera, la cantidad de agua que se retira en cada periodo menguará también, porque un 20% de 1 litro son 200ml y un 20% de medio litro apenas son 100ml. Este es el caso de nuestros trabajadores temporales, una rapidísima disminución del número de empleos, que no varía en porcentaje pero sí en términos absolutos porque cada vez quedan menos empleos. En cambio, los indefinidos son una jarra de 2 litros de la que apenas se retira el 2% de la cantidad cada periodo, unos 20ml. Como pueden imaginarse, llegará un momento en que la cantidad retirada en términos absolutos de la botella de 1 litro sea similar a la que retiramos de la botella de 2 litros, que es lo que ha ocurrido.

La razón por la que se destruyen más empleos indefinidos que temporales a día de hoy en España es que ya se han destruido la mayoría de empleos temporales. Las probabilidades de pérdida de empleo se mantienen más o menos constantes, pero en la jarra de los temporales quedan muy pocos empleos. Las tornas no se han cambiado; los temporales siguen en clara y evidente desventaja.

La fragmentación del ordenamiento jurídico laboral o los inesperados efectos del incrementalismo

La evolución de la legislación laboral en España se puede caracterizar por lo que en política públicas se denomina un patrón “incrementalista”. En la medida en que han ido apareciendo patologías, se han intentado solucionar con cambios marginales –típicamente creación de nuevos contratos y bonificaciones- pero nunca se ha tenido el coraje de tomar la distancia necesaria y enfrentar una reforma global en el marco de un contrato social más justo y más eficiente.

Casi tres décadas de incrementalismo se han traducido en un ordenamiento jurídico muy fragmentado que ha buscado cubrir con regulaciones ad hoc todos y cada uno de lso casos concretos. Así aunque las bonificaciones de los contratos y la precariedad son problemas diferenciados (aunque no independientes), las razones por las que las bonificaciones han resultado estar mal diseñadas reflejan una “filosofía” regulatoria similar a la que ha guiado la creación de contratos atípicos.

En efecto, ambas series de soluciones parten de la idea que es posible solucionar un problema (como el paro joven o la inserción en el mercado laboral) como si se tratara de un caso independiente, sin modificar el resto de la regulación. La problematicidad de querer regular exhaustivamente cada uno de los casos concretos proviene de la dificultad de enumerar de forma suficientemente exhaustiva todos y cada uno de los casos. Esto va a generar dos tipos de problemas. Por un lado, la creación de un estatus especial va a favorecer a unos grupos artificialmente frente a otros, creando los que los economistas llaman un “efecto sustitución”. El hecho de crear un contrato temporal para menores de 30 años, por ejemplo, hará que entre dos personas idénticas que difieran únicamente en su edad (mayor o menor de 30 años), el empresario se decida por el primero condenando al segundo al paro. De forma más realista, el hecho de que exista un contrato de obra que se extingue con el fin de un proyecto, va a favorecer que una empresa tienda a favorecer aquellas actividades de naturaleza “temporal”. El efecto sustitución afecta por tanto a la composición del empleo, no a su volumen y explica por qué a la hora de decidirse por una fórmula de contratación, las empresas se decidan por la que les otorga mayor discrecionalidad en detrimento de la alternativa.

En segundo lugar, una regulación “casuística” de este tipo es siempre, necesariamente, más difícil de hacer cumplir. Si el menú de contratos para elegir es más amplio, es más fácil para un empresario encontrar en el catálogo un caso que se adapte a su situación y le permita sortear la contratación indefinida. Del mismo modo que la creación de deducciones fiscales facilita su trabajo a los asesores fiscales creando oportunidades masivas para los arbitrajes regulatorios que no necesariamente son constitutivas de fraude (este es el caso de lo que en derecho tributario se llama “economías de opción”), los contratos atípicos facilitan el trabajo a los abogados de las empresas.

Naturalmente, se podría argumentar que esto no es un argumento para eliminar el casuismo, sino para hacerlo cumplir más enérgicamente. Es posible, tal vez, que la tasa de temporalidad en España no se explique por su ordenamiento jurídico que crea oportunidades para el abuso, sino por la tolerancia de este. Pensamos que existen motivos para dudar de esta explicación. Para ello podemos ver en el gráfico de abajo que España no es precisamente un país cuya inspección de trabajo tenga pocos recursos.

Inspectores Laborales por cada 100.000 habitantes

Inspectores Laborales por cada 100.000 habitantes

Inspectores Laborales por nivel de riqueza

Inspectores Laborales por nivel de riqueza

El argumento a favor del contrato único nace de la constatación de que el arte de hacer políticas públicas tiene mucho más que ver con lograr un objetivo mediante una legislación que los agentes implicados tengan incentivos para no eludir que con poner reglas especialmente duras, lo que los economistas llaman diseñar mecanismos que cumplan la condición de “compatibilidad de incentivos”.

Casuismo y causalidad en el despido

Una crítica que se ha dirigido a la idea del contrato único con indemnización creciente es que, al “descausalizar el despido”, esto abriría la puerta a la arbitrariedad empresarial y, además, sería inconstitucional. Pensamos que existen motivos para ser muy escépticos sobre esto.

En primer lugar, cabe argumentar que la mejor forma de proteger a los trabajadores frente al empresario no es necesariamente mediante la judicialización de la relación laboral, sino fortaleciendo la posición negociadora del trabajador al reducir su dependencia del empresario. Las socialdemocracias nórdicas han optado por esta avenida mediante un esquema de “flexiseguridad” muy similar al que aparecía en la propuesta original. Los pilares de esta estrategia son dos. En primer lugar, la “amenaza” de ser despedido es mucho menos efectiva cuando los trabajadores gozan de un seguro por desempleo generosa –una protección que por motivos políticos muy ligados a la dualidad en España ha evolucionado en un sentido restrictivo. La idea es por tanto no proteger los puestos de trabajo, sino proteger a la persona en sus transiciones entre puestos de trabajo con un seguro de desempleo generoso y políticas activas. En segundo lugar un efecto bien documentado de los costes de despido es el de reducir simultáneamente la destrucción y la creación de empleo a la vez, además de incrementar la duración media del desempleo, de modo que si realmente se volviera más barato despedir, el desempleo se volvería menos doloroso porque sería más fácil encontrar un empleo nuevo.

En segundo lugar, el efecto de obligar a justificar el despido es naturalmente el de convertir esa causalidad en contenciosa llevando a la judicialización del conflicto. Una legislación que genere contensiosidad no solamente genera costes procesales (tanto explícitos, como en términos de tiempo) de los que nadie se apropia (salvo los abogados), sino que además aumenta la incertidumbre sobre el verdadero coste del despido. La importancia de estos costes quedaba reflejada en que con anterioridad a la reforma, los empresarios preferían no ir a juicio y aceptar la improcedencia del despido (el llamado “despido express”).

Naturalmente, se podría argumentar que, aún pudiendo ser una medida efectiva, esto vulnera el derecho constitucional a la tutela judicial efectiva. Ante esta crítica, cabría decir naturalmente que esto puede hacer la reforma política y legalmente inviable, pero no la convierte en inefectiva. Pero aún aquí pensamos que hay razones para el escepticismo ( por ejemplo).  El llamado despido express, cuya constitucionalidad nunca fue puesta en duda, permitía de facto sortear la causalidad en el despido, de modo que no es difícil pensar en que será posible diseñar algún mecanismo de este tipo con un recurso procesal dónde el papel del juez quede limitado a controlar casos de discriminación o vulneración de derechos fundamentales. Este mecanismo podría diseñarse, por ejemplo, mediante una redefinición suficientemente amplia de las causas de despido, de las reglas de prueba y una reforma que endurezca de las reglas de admisión a trámite del recurso.

El empleo temporal o el problema del huevo y la gallina

Otro argumento habitual en contra del contrato único es que la temporalidad en España no es fruto de nuestro extenso menú de contratos laborales y de las diferencias entre ellos, sino que viene determinada por nuestra famosa estructura productiva. Esta explicación parte de la constatación de la gran importancia que tienen en nuestro tejido industrial las PYMES o sectores como la construcción o el turismo para argumentar que existe una demanda natural de este tipo de trabajadores que el menú de contratos se limita a cubrir. Por lo tanto, se dice, unificar todos los contratos sería inútil, ya que el mercado se encargaría de reproducir los mismos patrones bajo la nueva legislación. Son las llamadas “explicaciones de demanda”.

Por suerte este es un problema, como tantos otros, que la evidencia empírica nos puede ayudar a solucionar. Y los datos apuntan en dirección contraria. En primer lugar, es importante subrayar que aunque observáramos una alta correlación entre determinados sectores y la temporalidad, esto no implicaría necesariamente que la causalidad vaya de la estructura productiva a la regulatoria: es perfectamente posible que vaya en sentido contrario. Precisamente, la evolución temporal del empleo en estos sectores dónde la creación de contratos temporales precedió al aumento del peso de los mismos indicaría que la causalidad va en la dirección contraria.

Un análisis detallado de la evidencia permite ver que el vínculo causal entre estructura productiva e instituciones es cuanto menos ambiguo. El sociólogo económico Javier Polavieja ha dedicado una buena parte de su carrera a analizar el problema de la precariedad laboral en España. Es posible encontrar un buen resumen de su pensamiento en un excelente artículo de 2005 de laRevista Española de Investigaciones Sociológicas donde analiza de forma comparada la temporalidad y sus posibles causas. La conclusión es clara: una análisis estadístico riguroso revela que la tasa de temporalidad de España (la más alta de la OCDE) es muchísimo más elevada de lo que nos correspondería dada la importancia relativa de nuestros sectores temporales o volátiles. O, en otras palabras, nuestra estructura productiva no justifica nuestra elevada tasa de temporalidad. Por si fuera poco, esta temporalidad no es una característica exclusiva de nuestros sectores volátiles, sino que está presente en el resto de la economía. Tanto es así que nuestros sectores menos volátiles como las manufacturas o el transporte sufren una tasa de temporalidad mayor que la de los sectores más volátiles del resto de países. España es un campeón indiscutible en términos de precariedad.

Incidencia del empleo temporal por sectores industriales en países seleccionados de la UE

Incidencia del empleo temporal por sectores industriales en países seleccionados de la UE

Polavieja llega a un resultado similar comparando la importancia de los empleos de cuello blanco o el peso de las PYMES en el tejido industrial: tanto en las ocupaciones más cualificadas, como en la totalidad de nuestra estructura productiva, la temporalidad es mayor de lo que se esperaría.

En cambio, el análisis de Polavieja muestra que las instituciones sí que juegan un papel muy relevante; las leyes y regulaciones sobre la protección del empleo indefinido y la estructura de la negociación colectiva contribuyen a determinar los niveles de temporalidad que observamos hoy en día. En concreto, no se trata de que la protección del trabajo sea alta, sino de que el diferencialde protección entre contratos temporales e indefinidos sea tan abrumadora la que causa este problema. Además, el hecho de que los trabajadores indefinidos tengan más representación y poder de negociación en los convenios tiende a acentuar este problema. Estos dos factores, encuentra Polavieja, unidos a los grandes shocks de desempleo que vivimos de forma periódica en España, son los grandes culpables de la temporalidad.

Como venimos diciendo, muchas de las críticas dirigidas a la idea del contrato único no se sostienen.

  • La desventaja de los temporales a la hora de mantener su trabajo apenas ha cambiado desde que empezó la crisis: la probabilidad de perder el empleo es del orden de 7 a 9 veces mayor para temporales que para indefinidos.
  • El número de inspectores laborales en España es similar al de otros países europeos, lo cual sugiere que la temporalidad no es un problema de falta de inversión en inspección. En cambio, sí podría estar relacionada con la excesiva oferta de contratos disponibles, que facilita a los empresarios evitar los contratos indefinidos (de forma legal).
  • El problema de si el contrato único es o no constitucional no tiene nada que ver con su efectividad, y en cualquier caso tenemos dudas de que no se pueda encontrar un encaje. Por otra parte creemos que es mucho más efectivo mejorar la posición negociadora del trabajador (con subsidios de desempleo más generosos, por ejemplo) que judicializar el proceso.
  • Las explicaciones de demanda no son satisfactorias. Los estudios de que disponemos sugieren que nuestra estructura productiva no causa nuestra elevada tasa de temporalidad. La tesis según la cuál un contrato único reproduciría de forma encubierta el mismo patrón dual, por tanto, no se sostiene.

En definitiva, estamos lejos de ser prisioneros de la temporalidad por nuestra naturaleza o la de nuestra economía. Es más, el castigo es autoimpuesto: estamos sufriendo las consecuencias de un mal diseño institucional y regulación de nuestro mercado laboral. Y creemos que es hora de cambiarlo.

noviembre 22, 2012

El TS rechaza el recorte salarial del 5% a los trabajadores de centros educativos de iniciativa social

Iturria: Europa Press – 2012/11/21

ELA EXIGE QUE NO HAYA “NINGÚN RECORTE” EN LA RED CONCENTADA
 
El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso presentado por las patronales Kristau Eskola y AICE a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco contraria al recorte salarial del 5 por ciento en 2010 a los trabajadores de los centros de iniciativa social, con lo que se reconoce su derecho a “cobrar íntegro su salario”, según ha informado ELA.El central ha recordado que los representantes sindicales de la “práctica totalidad” de los trabajadores de los centros de enseñanza concertada presentaron conflicto colectivo ante el tribunal, en contra de los recortes salariales “impuestos por las patronales” a sus trabajadores desde otoño de 2010.

La sentencia del Tribunal Superior vasco fue favorable a los trabajadores al “reconocer el derecho a cobrar el salario íntegro”, tras lo que las patronales Kristau Eskola y AICE presentaron recurso ante el Tribunal Supremo. La resolución de este tribunal, según ha destacado ELA, “da nuevamente la razón a la denuncia presentada por los sindicatos y a los derechos de los trabajadores”.

El conflicto se produjo después de que el Gobierno central decidiera en mayo de 2010 reducir los salarios del sector público en un 5 por ciento “con excusa de la crisis” y de que, según ha censurado, los ejecutivos navarro y vasco, “además de imponer esta decisión en Euskal Herria, decidieron extenderla a la enseñanza concertada”.

Según ha denunciado el sindicato, las patronales de la educación concertada “cargaron el peso de este recorte sobre los salarios” de sus trabajadores, “violando los convenios y el derecho a la negociación colectiva y sus reglas de juego”.

“La sentencia hecha público ahora ratifica la denuncia que hizo ELA en su día de que estos recortes violaban la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva y protege los derechos y las condiciones laborales recogidos en el convenio, declarando, en este caso, que la quita de parte del sueldo es contraria a la ley y que los trabajadores tienen derecho a cobrar íntegro su salario”, se ha felicitado ELA.

NINGÚN RECORTE EN CENTROS CONCERTADOS

 Finalmente, ha instado a los trabajadores a “defender sus derechos” y aprovechar “la cobertura que da la sentencia” para reforzar sus reivindicaciones de que “no haya ningún tipo de recorte en los centros concertados”. Según ha indicado, tiene previsto trasladar esta exigencia tanto al Gobierno vasco como a las patronales.

En este sentido, ha emplazado a los trabajadores de la red concertada, tras esta “buena noticia”, se organicen y “luchen junto a los demás trabajadores” de educación y de otros sectores para defender los derechos laborales, además de “la inversión y la calidad en educación”.

junio 29, 2012

El Congreso aprueba una reforma laboral más dura que la del decreto

 Iturria: Gara.net – 2012/06/29

El Pleno del Congreso aprobó ayer definitivamente la reforma laboral, tras incorporar 85 enmiendas durante su proceso parlamentario. Las modificaciones introducidas por el PP han acarreado que se reduzca de dos a un año la prórroga indefinida de los convenios no renovados o que se autorice al empresario a disponer de hasta un 10% de la jornada anual, frente al 5% fijado en el decreto aprobado en febrero.

La nueva «Ley de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral» superó ayer el último trámite desde que el Gobierno de Rajoy aprobase el día 10 de febrero el real decreto ley, que motivó la huelga general del 29-M. Durante el trámite parlamentario, la norma ha superado cinco enmiendas de totalidad y 656 enmiendas en el Congreso y tres vetos y 574 enmiendas en el Senado.

La reforma aprobada reduce la indemnización por despido improcedente para los contratos indefinidos de 45 a 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades (antes de la reforma eran 42) y facilita que las empresas puedan despedir con una indemnización de 20 días por año trabajado «cuando haya pérdidas actuales o previstas».

También se crea un nuevo contrato indefinido para autónomos y pymes de menos de 50 trabajadores con un año de prueba y sin indemnización por despido mientras la tasa de paro no baje del 15%.

La reforma considera asimismo causa de despido las ausencias intermitentes de un trabajador, pese a estar médicamente justificadas, que alcancen el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos.

En cuanto a los convenios, el empresario podrá incumplirlo «cuando concurran causas económicas».

Entre las enmiendas propias que ha introducido el PP, se encuentra la reducción de dos a un año de la prórroga indefinida de los convenios colectivos no renovados, lo que puede colocar a los trabajadores en una situación de desprotección ante el empresario.

Otra de las enmiendas del PP que vienen a modificar el decreto actualmente en vigor autoriza al empresario a disponer de hasta un 10% de la jornada anual, frente al 5% actual.

La última modificación también fija cómo se computan las «lagunas de cotización» a la hora de calcular una pensión contributiva. Este aspecto fue criticado ayer por los portavoces de CiU, Izquierda Plural, BNG y UPyD, partidos que consideraron que se reducirán las pensiones contributivas.

Rechazo de la oposición

En su intervención, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, agradeció el apoyo recibido por parte de CiU, y de los partidos UPN y Foro del Grupo Mixto.

El PSOE, por su parte, mantuvo su enmienda a la totalidad porque las razones que alegó tras su aprobación siguen estando vigentes, según señaló la diputada Concepción Gutiérrez. A su juicio, la reforma rompe el equilibrio entre el poder de los empresarios y los trabajadores.

En la misma línea se manifestó el diputado del PNV Emilio Olabarria, para quien la reforma supone un despido «barato y fácil», así como la portavoz de Amaiur Onintza Enbeita, quien subrayó que «no solamente no creará empleo, sino que servirá para despedir, bajar salarios y no cumplir los convenios», antes de reclamar un marco vasco de relaciones laborales.

La diputada del Grupo Mixto Uxue Barkos (Geroa Bai) señaló que con la reforma han aumentado los ERE un 44,4% hasta abril y el diputado de ERC Joan Tarda «felicitó» irónicamente a la CEOE y a sus «brazos políticos, PP y CiU» por haber ganado.

El diputado de UPN Carlos Salvador justificó su voto a favor porque considera que la reforma laboral es la más reclamada por los expertos.

Por su parte, los sindicatos CCOO y UGT afirmaron que la reforma laboral supone «la mayor agresión» al derecho del trabajo desde su nacimiento. En un comunicado conjunto, ambas centrales sindicales avisan de que piensan seguir expresando su rechazo a la reforma.

Otros dos despidos en Konecta por haber estado de baja médica

La reforma laboral española, en vigor desde que fue aprobada por decreto en febrero, sigue aplicándose en las empresas vascas, como en Konecta, donde dos trabajadoras más han sido despedidas por haber permanecido de baja médica más de ocho días.

Un grupo de empleadas de esta compañía, subcontrata de Iberdrola para su atención telefónica, se concentraron ayer ante a la Casa de Juntas de Abellaneda en Enkarterriak con motivo de la última sesión de la cámara antes de vacaciones. Exigieron a la Diputación una solución, porque «la empresa más importante de la zona sigue con su política de despidos». Tras recordar que desde diciembre de 2010 ha despedido a más de 70 trabajadoras, denunciaron que actualmente la carga de trabajo está disminuyendo por decisión de Iberdrola. Por ello, acusaron a los políticos de permanecer ajenos a la problemática de los trabajadores mientras «otorgan beneficios fiscales a su empresa modelo».

marzo 13, 2012

Manifiesto de profesores de la Universidad frente a los recortes de la reforma laboral

Gara.net – 2012/03/13

Profesores y catedráticos de universidades del Estado español, entre los que se encuentran miembros de la UPV-EHU, de Deusto y de la Universidad Pública de Nafarroa, rechazan que para despedir o no cumplir los convenios las empresas puedan alegar «pérdidas previstas».

Un total de 190 profesores y catedráticos universitarios de la rama de contabilidad han firmado un manifiesto contra la utilización de las «pérdidas previstas» como causa económica de despido y de «descuelgue» de convenio colectivo que permite la reforma laboral. A su juicio, esas medidas son subjetivas y suponen dejar en manos de los empresarios todas las posibilidades para despedir o no acatar las reglas de los convenios firmados entre las partes.

Entre los firmantes hay prestigiosos profesores y estudiosos de la contabilidad de todas las universidades del Estado español, entre ellas la UPV-EHU y la Universidad de Deusto y la Universidad Pública de Navarra, habiendo ocupado alguno de ellos puestos institucionales, como el anterior presidente del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, José Antonio Gonzalo Angulo, el antiguo responsable de la Sindicatura de Cuentas de Valencia, Vicente Montesinos Julve, o la antigua presidenta del Consejo de Coordinación Universitaria, María Antonia García Benau.

Todos ellos rechazan que las empresas puedan alegar «pérdidas previstas», como dice la ley de la reforma laboral, para establecer «las causas económicas de despido y de descuelgue de los convenios colectivos».

Afirman que la información empresarial que se utilice con propósitos externos debe ser fiable y estar auditada, pero que su pretendida objetividad es imposible con «las pérdidas previstas», porque se trata de una estimación hipotética y subjetiva que se elabora «de parte» por la empresa en situaciones como el despido o la modificación de condiciones laborales.

El manifiesto precisa que la inclusión de esta cláusula contamina los principios jurídicos más básicos al obligar a los jueces «a fundamentar sus resoluciones en pruebas que no son de hechos ciertos, sino de sucesos en todo caso futuribles». Porque, como explican, «el resultado previsto -beneficios o pérdidas- solo puede estar basado en el establecimiento de una serie de hipótesis previas subjetivas, cuya definición puede provocar grandes oscilaciones en los resultados. El resultado previsto es una magnitud meramente hipotética», apostillaron los profesores y catedráticos.

Por otro lado, el manifiesto señala que la reforma incurre en una contradicción, al pretender en su «exposición de motivos haber eliminado de la nueva redacción elementos valorativos de proyección futura e imposible prueba, cuando en el articulado se insiste en las pérdidas previstas como causa económica de despido y descuelgue de convenio colectivo».

marzo 9, 2012

Bihar zerbitzu publikoen aldeko manifestazioa Iruñean

ELA, LAB eta STEE-EILAS sindikatuek deituta zerbitzu publikoen aldeko manifestazioa izando da bihar, martxoak 10, Iruñean. Manifestazioa arratsaldeko 17,30etan abiatuko da autobuses geltoki zaharretik.

Mañana manifestación a favor de los servicios públicos en Iruñea

Los sindicatos ELA, LAB y STEE EILAS han convocado para mañana, sábado, 10 de marzo una manifestación en Iruñea a favor de los servicios públicos y contra los recortes decretados por el gobierno de Barcina. La manifestación partirá a las 17,30 de la tarde de la antigua estación de autobuses.

 

marzo 5, 2012

Muñoz: “Haserre dagoen jendea kaleak hartuko ditu martxoaren 29an”

2012/03/05

ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CGT-LKN, EHNE eta Hiru sindikatuetako eta 30 gizarte-eragiletako ordezkariek martxoaren 29rako deitutako grebaren beharra aldarrikatu dute Bilbon. ELAko idazkari nagusi Adolfo Muñozek agerraldian adierazi duenez, haserrea kalera eramateko ordua iritsi da, eta zalantzarik gabe greba arrakastatsua izango dela iragarri du.

Muñozen esanetan, onartu diren murrizketei ezetz esan behar diegu, eta etor daitezkeenei aurre egiteko prestatu behar dugula gaineratu du. “Hemen gauden sindikatu eta erakunde sozialek ezin dugu onartu gure eskubideak txiki-txiki eginda uztea. Ez gara murrizketen laguntzaile izango, eta ez dugu elkarrizketa soziala babestuko”.

Era honetan, alternatibak egin badaudela azpimarratu du. Horretarako beste zerga-politika bat eskatu du, eta ogasunei dei egin die egungo politika goitik-behera alda dezaten.

Irakurri adierazpen bateratua

Muñoz : “Vamos a llevar el descontento social a la calle”

Representantes de los sindicatos ELA, LAB, ESK, STEE-EILAS, CGT-LKN, EHNE e Hiru y de más de 30 organizaciones sociales han presentado el Bilbao un manifiesto a favor de la huelga general del próximo 29 de marzo. El secretario general de ella, Adolfo Muñoz, Txiki, ha llamado a tomar las calles para hacer frente a “la cacería contra los derechos sociales”.

Muñoz ha señalado que “tenemos que decir no a los recortes ya aprobados y hacer frente a los nuevos recortes que están en la agenda de los gobiernos. Nuestras organizaciones no aceptan que la vía del destrozo de nuestros derechos sea ineludible. No vamos a acompañar los recortes. El diálogo social es pero teatro y no vamos a dar cobertura a los recortes”.

El secretario general de ELA ha recordado que hay una alternativa que “pasa por una fiscalidad más justa y un mejor reparto de la riqueza”.

Leer declaración conjunta

marzo 4, 2012

La reforma laboral

Como parte del programa “Amanece que no es Poco” de AudioviSo y TeleK se presenta una breve explicación de algunos puntos de la Reforma Laboral.

[youtube http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=hBUQRbG-8oA]
A %d blogueros les gusta esto: