Posts tagged ‘Aragón’

agosto 9, 2012

Centenares de médicos aragoneses podrían perder su condición de funcionarios

Iturria: Kaos en la Red – 2012/08/08

Un decreto-ley obligará a estos profesionales a elegir entre seguir ejerciendo la medicina renunciando a su oposición o pasar a realizar labores de administración para conservarla.

Alrededor de medio millar de médicos de Aragón se verán obligados a elegir entre renunciar a su condición de funcionarios para seguir ejerciendo la Medicina o pasar a realizar labores administrativas si quieren mantener su actual estatus. Una disposición incluida en el Real Decreto-ley 16/2012 de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud aprobado hace unos meses por el Partido Popular provocará que este grupo de médicos locales o rurales dejen de ser funcionarios estatales para convertirse en profesionales estatutarios. Además, aquellos que decidan no renunciar a su oposición pasarán a realizar tareas administrativas que nada tendrán que ver con el ejercicio de la Medicina.

La disposición, cuyo texto completo todavía debe ser desarrollado, afectará a varios miles de profesionales en todo el país y ya ha generado una enorme incertidumbre entre afectados y sindicatos, que se han levantado contra una medida que califican de “usurpación de derechos”. Según el Sindicato de Médicos de Aragón, esta nueva normativa afectará a entre 300 y 400 titulares -también conocidos como médicos de APD- y a alrededor de un centenar de profesionales de cupo y zona. Sin embargo, desde CSI-F Aragón elevan el número de afectados a alrededor de un millar, ya que la disposición también incluye a “enfermeras, auxiliares de enfermería o técnicos”.

“Muchos de los afectados se encuentran en la recta final de sus carreras profesionales, pero también hay enfermeras y auxiliares que han aprobado hace poco las oposiciones y ahora podrían perder un derecho que obtuvieron lícitamente”, aseguran desde el sindicato mayoritario en las Administraciones Públicas, cuyos representantes se preguntan si “rellenar papeles” es la función más apropiada para un médico: “No tiene mucho sentido formar a una persona durante 12 años para ponerle frente a un ordenador a realizar labores que no se corresponden con la sanidad. Lo único que han encontrado es la mejor forma de derrochar el conocimiento de estos médicos y enfermeras”.

La medida, teóricamente justificada por la necesidad de ahorro para las arcas públicas, no encuentra los mismos argumentos entre los afectados. “Es claramente inconstitucional y no beneficia a nadie. Si solo el 20% de los médicos titulares de Aragón solicitaran conservar su condición de funcionarios, tendrían que contratar a 140 médicos nuevos y buscar 140 plazas para ellos en la administración”, sentencia Santiago Moreno, del Colegio Oficial de Médicos de Zaragoza.

Una reorganización compleja

Una opinión que comparten los sindicatos del sector, a los que tampoco les cuadran los números. “Si todos los afectados deciden no renunciar a su oposición, no habría suficientes puestos para reubicarlos, por lo quehabría que despedir al personal que ahora ocupa esos puestos y contratar a más médicos, ya que las plazas que dejan vacantes no son prescindibles”, opinan desde CSI-F Aragón sobre esta medida, que en principio iba a entrar en vigor este 31 de diciembre y finalmente se ha retrasado un año.

“Supongo que la mayoría acabará integrándose en la administración, pero la DGA no sabe qué plazas nos tiene que ofertar, cuánto tenemos que cobrar y, lo que es mas importante, cuál sería nuestra función”, explica Moreno, profundamente decepcionado: “Muchos de estos profesionales han llevado la Medicina durante muchos años a las zonas más recónditas de Aragón y España, y ahora ven ‘recompensado’ su trabajo con este decreto”.

“Todavía no están claras las consecuencias de este decreto-ley, ya que no se han matizado, pero en cualquiera de los dos casos parece que van a tener peores condiciones laborales y económicas”, indican desde el Sindicato de Médicos de Aragón. Si se convierten a personal estatutario, podrían perder algunos derechos de los que adquirieron con su oposición, como sus actuales horarios o los planes de pensiones y jubilaciones. Si, por el contrario, deciden pasar a la administración, dejarían de percibir algunos complementos salariales como las guardias o la nocturnidad.

Anuncios
julio 11, 2012

«¿Dónde está el dinero de Bruselas? Aquí no han llegado»

Iturria: naiz.info – 2012/07/05

Los mineros de Asturias y León han cumplido ya un mes de huelga sin que el Gobierno español revoque su decisión de eliminar el 63% de las ayudas al sector. En medio de la falta de expectativas, exigen saber qué ocurrió con las ayudas procedentes de Europa y destinadas a revitalizar la zona.

Ciñera, un pequeño municipio un millar de habitantes, depende completamente de la mina, que da trabajo al doble de personas que habitantes tiene la localidad

«Desde 1996, Europa lleva subvencionando los planes Miner. ¿Dónde está el dinero de Bruselas? Aquí no han llegado las ayudas. Si no luchamos, todos los jóvenes se verán en la calle este mismo año». Enfundado en un mono azul y todavía acalorado tras casi dos horas de enfrentamientos con la Guardia Civil, Abel (nombre ficticio) no se quita el nervio del cuerpo. Junto a otros cinco compañeros, se refugia en un pequeño parque de Ciñera, una pequeña localidad de León donde ayer se registraron los incidentes más duros de la vigesimotercera jornada de huelga minera en el Estado español. Abel, («no quiero dar mi nombre, no quiero publicidad, eso lo haría si fuese un político») nacido en el pueblo, con toda una vida de pozo a sus espaldas y prejubilado desde hace seis años, apela al «orgullo minero» como receta para revocar la decisión del Gobierno español de recortar en un 63% las subvenciones al carbón.

«Dicen que somos terroristas. ¡Estamos peleando por nuestro pan!» Ante la perspectiva de que los pozos terminen clausurados a finales de este año, los mineros buscan una salida en la negociación. Pero no creen en las palabras conciliadoras que les llegan desde la Administración. Ciñera, un pequeño municipio en el que apenas residen un millar de personas, depende completamente de la mina de Hullera Vasco Leonesa, que da trabajo al doble de personas que habitantes tiene la localidad. Al margen de los pozos, un pequeño polígono, desaprovechado según los vecinos, constituye la única opción de empleo.

Dinero para empresarios

La pregunta es por qué se ha llegado a esta situación. «Se han incumplido todas las condiciones, sin embargo, las ayudas han seguido llegando. Como se reparten desde Valladolid, no han tenido repercusión en la zona», explica Juan Carlos, Zapa, miembro de Izquierda Unida. Se supone que las subvenciones, muchas de ellas procedentes de Europa, deberían de haber reflotado el tejido industrial. Sin embargo, esto nunca ocurrió.

«No vino ninguna empresa, y los fondos solo sirvieron para que pequeños talleres que ya estaban en el pueblo se trasladasen de lugar», asegura. Además, también están las ayudas directas a empresarios. «Se acordó que por cada nueve prejubilaciones se garantizarían cuatro nuevos contratos. Nunca ocurrió», denuncia. Realizar una auditoría para saber qué ocurrió con los fondos europeos y quién se benefició de ellos constituye una de las reivindicaciones de las organizaciones de izquierdas.

Recordar Sabero y Cistirna

Son las 11.30 horas y la carretera que bordea el municipio ya está atravesada por al menos siete barricadas. Los trabajadores han cruzado los quitamiedos, reforzando las barricadas con troncos y matorrales para prenderles fuego. Ante la falta de perspectivas, hay dos nombres que se repiten incesantemente entre las conversaciones de los mineros: Sabero y Cistirna. Ambos municipios leoneses sufrieron hace 25 años un proceso de reconversión industrial que, tal y como denuncia «Zapa», se redujo a un «desmantelamiento» de la minería sin generar ningún recurso. «¿Dónde están las fábricas que iban a desarrollar?» se pregunta Iñaki, un minero embozado que recomienda darse un paseo por estas dos «localidades fantasma» para comprobar las consecuencias de la clausura.

Cuando toca hablar sobre el futuro, los discursos no varían en las minas de Asturias o de León. «No estamos pidiendo un aumento de sueldo, ni mejoras en nuestras condiciones. Lo único que exigimos es que cumplan con lo pactado», señala Iñaki. Junto a él, otro compañero, que también prefiere no ser identificado, lamenta que «sin empleo y sin opciones, no quedará otra que emigrar». En su caso, la minería es algo que le ha acompañado durante las últimas tres generaciones.

«Mi abuelo, mi padre y mis tíos trabajaron el carbón», señala. Aunque esto no le impide reconocer que todos sabían que esto llegaría a su fin, teniendo en cuenta que el Plan General de la Minería ya había puesto fecha de caducidad para los pozos en 2018. De hecho, esta es una certeza que sobrevolaba desde 1996. Pero, nuevamente, aparece el gran interrogante sobre qué uso se dio a los fondos europeos.

Casi un mes de huelga

Ayer, los mineros miraban de reojo dos puntos alejados de sus centros de trabajo pero en los que se estaba definiendo su futuro inmediato. En primer lugar, la votación de los Presupuestos Generales del Estado en el Senado español. En segundo, una reunión de los sindicatos para definir las próximas movilizaciones. Las minas se acercan ya a cumplir un mes de huelga y el diálogo con el Ejecutivo parece algo lejano.

En este contexto, los cortes de carretera se sucedieron, nuevamente, en toda la cuenca minera. Aunque los incidentes de mayor envergadura tuvieron lugar en Ciñera. Al contrario de lo ocurrido 24 horas antes, la Guardia Civil sí que acudió para intentar levantar las barricadas. Para las 12.00, la carretera que bordea el municipio llevaba más de una hora cortada. También la vía férrea, lo que había logrado bloquear algunas comunicaciones. Los minutos previos a la irrupción de los antidisturbios, por el puente que lleva al interior del municipio confluyen mineros encapuchados, extrabajadores y vecinos preocupados. La grave situación económica centra la conversación. Hasta que los rumores de una inminente carga ponen en tensión al medio millar de personas que ocupa la carretera.

Hora y media de cargas

«¡Se están acercando!» Un aviso y cada cual toma el puesto que le corresponde. En la retaguardia, muchos de los habitantes corean gritos en favor de la minería. En las primeras barricadas, las que llegan hasta un túnel por el que tienen que pasar obligatoriamente los uniformados, un grupo espera para lanzar la primera ráfaga de «voladores». En pocos minutos, las calles exteriores de Ciñera y la carretera se convierten en el escenario de una batalla entre guardias civiles y trabajadores.

Las calles del municipio, con recovecos para cobijarse, y el apoyo vecinal, suponen una ventaja importante para los mineros. Una hora y media después, los antidisturbios terminan abandonando los accesos perseguidos por unos mineros que han dejado atrás los cohetes para centrarse en las piedras, que recogen de las vías del tren. Es la segunda vez en este mes que la Guardia Civil no logra penetrar en Ciñera. En medio de la euforia, los habitantes que se habían refugiado en sus casas salen con las pruebas de la carga: pelotas de goma y botes de humo que han provocado daños en fachadas y ventanas.

«Hay que esperar a ver si entran en razón, pero nosotros estamos dispuestos a todo», argumenta uno de los mineros tras la refriega. Por el momento, no hay perspectivas que permitan vislumbrar el acuerdo.

julio 10, 2012

El conflicto minero

Iturria: naiz.info – 2012/07/05

La protesta minera, acallada primero y criminalizada después, lleva ya más de un mes alzando su voz en defensa de las cuencas mineras de Asturias, León y Teruel, entre otras comarcas. Protestan contra la decisión del Gobierno español de reducir las ayudas a la minería en un 64% de la noche a la mañana; una decisión sin contrapeso alguno en forma de proyecto de reconversión de las cuencas.

Gran parte del dinero destinado a la reconversión industrial de las cuencas mineras se invirtió en el «saneamiento financiero» de las empresas.

El tema de la reconversión industrial de las cuencas mineras no es nuevo. De hecho, viene de muy lejos, concretamente, desde cuando la industria del carbón dejó de ser rentable debido a la liberalización del comercio del carbón y la imposible competencia con el carbón extranjero -hoy en día las minas del Estado español producen 8,5 millones de toneladas anuales, mientras que se importan entre 16 y 20-. El concepto de la reconversión -y las cantidades ingentes de dinero que ha llevado consigo- planean, por lo tanto, desde hace más de 20 años sobre las cuencas mineras del norte del Estado, sin que haya habido resultados tangibles a día de hoy.

El primer gran plan de reconversión industrial fue puesto en marcha por Felipe González, que dedicó la poco despreciable cifra de tres billones de pesetas para remodelar el sector; dinero que no provenía de la Unión Europea, sino de las propias arcas del Estado. De reconversión, sin embargo, poco o nada, ya que la mayor parte de la inversión se dedicó al «saneamiento financiero» de las empresas mineras.

Durante las siguientes décadas, las subvenciones para la industria minera y su reconversión siguieron llegando, sobre todo desde la Unión Europea, hasta que en 2010, la propia UE anunció la prohibición de subvencionar las minas de carbón a partir de 2014 -poco después prorrogó dicha fecha hasta el año 2018-. Autoproclamado como líder de la austeridad, el PP parece haber querido adelantar dicha fecha seis años y poner fin a las ayudas cuanto antes.

Vale decir que durante todos estos años la actividad minera ha descendido notablemente, pasando de los 52.910 mineros de 1985 a los 7.900 de la actualidad. Poca duda cabe también sobre el poco futuro que le queda a un combustible fósil como el carbón en una sociedad que tendrá que caminar inexorablemente hacia las energías renovables y no contaminantes si es que quiere seguir habitando este planeta. Pero de aquí a cerrar las minas de la noche a la mañana, condenando a las cuencas mineras a un negro futuro, hay un buen trecho.

Y ese futuro sería negro, como ya se ha dicho, debido al fracaso de los sucesivos planes de reconversión. Después de jugar a ignorar la protesta, cuando la caverna mediática se ha lanzado a estigmatizar a los mineros, ha jugado la baza de las altas jubilaciones que reciben los trabajadores al dejar las minas a los cuarenta y algo años. Resulta difícil criticar dichas jubilaciones a trabajadores que desempeñan su trabajo en condiciones tan precarias, jugándose la salud a diario, sobre todo cuando dichos «privilegios» fueron conseguidos a base de movilizaciones sociales y sindicales que convirtieron Asturias en vanguardia de la lucha obrera a lo largo de todo el siglo XX.

Es iluso pensar, además, que los fondos para la minería han ido íntegramente a engordar las pensiones de los mineros jubilados cuando, como ya se ha señalado, buena parte de las subvenciones fueron a parar al saneamiento de unas empresas que no hicieron los deberes cuando el sector todavía era rentable. Tampoco caben ignorar las denuncias de despilfarros realizadas desde diferentes sectores, como las del poco sospechoso ex secretario general del PSN, Carlos Chivite, que en su etapa como senador ya señaló que los fondos mineros se estaban empleando «de forma escandalosa, no para generar actividades alternativas en las zonas afectadas, sino para otros usos, y todo el mundo sabe de qué se está hablando». Unas denuncias que deberían clarificarse todavía más en la tesitura actual.

No es difícil, por lo tanto, entender las protestas mineras, que no defienden su trabajo por las idílicas condiciones de las que disfrutan, sino porque es la tabla de supervivencia en unas cuencas donde las minas siguen siendo el único motor económico y en las que la tasa de desempleo y la emigración no han hecho más que crecer en los últimos años.

julio 10, 2012

Los mineros, en Madrid: “Pararemos la ciudad hasta que Soria dé una solución”

Iturria: elconfidencial.com – 2012/07/09

Después de 400 kilómetros andados, los mineros ya están a las puertas de Madrid. Este martes, las dos columnas procedentes de Asturias, León y Aragón se unirán en Ciudad Universitaria, desde donde iniciarán una marcha nocturna. Los manifestantes caminarán hasta la Puerta del Sol como en la mina, a oscuras, en fila, pidiendo luz para el futuro de un sector al que el Gobierno ha recortado un 63% en los presupuestos de este año. Para el miércoles, tienen prevista una manifestación en la emblemática plaza madrileña para evitar el cierre de las minas de carbón. Los mineros que llevan 17 días de marcha no tienen prisa: “Paralizaremos la ciudad” hasta que el ministro de Industria, José Manuel Soria, les dé una solución.

La marcha minera cruzó este domingo la línea que separa Castilla y León y Castilla-La Mancha de la Comunidad de Madrid por dos frentes: el corredor del Henares y por Guadarrama, y el recelo de los dirigentes gubernamentales que se han negado a brindarles alojamiento en algún edificio público. Todo pese a que los líderes sindicales han repetido hasta la saciedad que no se moverán de la capital de España (a la que llegarán en martes por la noche) hasta que no reciban una satisfacción a sus demandas, augurios que han encendido todas las alarmas entre las fuerzas de seguridad ante la posibilidad de que se produzcan disturbios.

A los mineros no les vale que Industria esté dispuesto a hablar de la situación del sector minero para 2013, ya que no habrá 2013 sin la subvención para 2012. “Las minas no son como un supermercado, que lo cierras y lo abres cuando quieres. El día que la mina se cierre, ya no se puede volver a abrir”, defienden los manifestantes. El Movimiento 15-M ha dado la bienvenida al sector afectado, y ya ha hecho público que el miércoles apoyará la causa minera.

Hasta el momento, la llegada a Madrid desde Moncloa hasta Sol ha sido ya pactada con la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, al igual que la manifestación del miércoles por la mañana, programada desde la plaza de Colón hasta el Ministerio de Industria. Desde los lugares de origen, ya hay reservas para decenas de autobuses entre familiares y vecinos que apoyan la causa minera.

Los mineros advierten al Ejecutivo y al Partido Popular que vienen a buscar una solución para mantener con vida sus pueblos. “No son unos puestos de trabajo. Hablamos de la vida de muchas localidades”, defienden. Ellos no quieren utilizar la violencia para reivindicar que levanten “aunque sea un poco” las restricciones presupuestarias para el sector, pero todos insisten en que no volverán a casa sin una solución.

La negativa de la Comunidad de Madrid a ceder instalaciones para el descanso de los caminantes que dejó generosamente a los peregrinos que acudieron en agosto pasado a recibir al Papa ha irritado a muchos, que lamentaron la doble moral de los dirigentes conservadores madrileños ante la celebración de actos masivos de signos distintos y que entran en las localidades que les recibe con un cántico al “este pueblo sí nos quiere”. UGT y Comisiones Obreras prefieren mantener altas las esperanzas sobre la resolución del conflicto, a pesar de las periódicas negativas del ministro de Industria a retirar el decreto. Según algunas fuentes sindicales, el miedo a que los caminantes acampen en Sol no tiene bases y “no está en nuestra mente hacerlo”.

Una estrategia guardada con celo

A pesar de todo, los responsables de comunicación de los participantes en la marcha guardan celosamente la estrategia que llevarán a efecto, una vez llegados a Madrid y celebrada la manifestación. Quitan hierro a cualquier calentón de los caminantes sobre la respuesta ante otra negativa del ministro de Industria, pero tampoco desmienten que no se vayan a ir por las buenas si en Madrid no se encuentra un punto de salida al conflicto. Aún peor después de que en Asturias algunos medios de comunicación interpretaran que el Gobierno podría reducir aún más ayudas, en función de ciertas declaraciones del ministro en su tierra natal, en el sentido de que 655 millones de euros para el sector minero “son demasiados”.

Las esperanzas de los representantes de los trabajadores se basan en dos elementos. En primer lugar, las fuertes presiones internas que el propio PP mantiene para que se encuentre una solución al conflicto. Una persona tan de peso en la formación popular y que tiene ganado prestigio de prudente, como el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, ha criticado con firmeza las posiciones políticas del ministro Soria y, en Asturias, varios concejales del PP se han sumado a los encierros que los alcaldes socialistas y de Izquierda Unida han iniciado ayer para solidarizarse con los trabajadores de las comarcas mineras y en defensa de su propio territorio.

No estamos aquí por una cuestión política, sino por algo que defendemos todos“, dijo el portavoz conservador en el Ayuntamiento de Lena. Otro dato optimista que manejan los representantes sindicales es la reacción suscitada en los grupos parlamentarios europeos, después de la reunión mantenida en Estrasburgo entre eurodiputados y trabajadores de la minería, con el objeto de presionar al Gobierno de Mariano Rajoy para que no vaya más allá de lo pactado en reducción de ayudas para el año 2012, que contó con el visto bueno de Bruselas.

Los líderes de UGT y Comisiones Obreras reconocen que desde que se inició el conflicto hace 42 días no han escuchado al ministro Soria ni un mínimo titubeo sobre la posibilidad de retirar el decreto de reducción de ayudas. Y esta firmeza (u obstinación, según quien mire) no escapa a los ojos de los propios trabajadores que toman parte en la marcha y a los que una falta de acuerdo puede abocar a una situación desesperada y a una reacción poco controlada. Este es el miedo que han expresado, más en privado que en público, representantes de ambas partes.

julio 9, 2012

Los profesores de la Marea Verde recibirán a los mineros a su entrada en Madrid

Iturria: elboletin.com – 2012/07/09

A cinco días de que el próximo miércoles la ‘Marcha Negra’ de los mineros llegue a su destino: Madrid, los profesores de la región han llamado a los profesionales de la Educación a darles la bienvenida y escenificar su respaldo a las protestas del sector del carbón.

El colectivo de los mineros no está sólo. Y esto es lo que quieren trasladar los profesores madrileños cuando el miércoles la ‘Marcha Negra’ haga su entrada en la capital del Estado, poniendo así fin a una ‘caminata’ que salió hace unas semanas de Asturias y Aragón.

Para ello, la Marea Verde propone a los maestros acercarse el domingo a la localidad de Collado Villalba para recibir a los trabajadores de las cuencas mineras leonesas y asturianas, y a Meco para dar la bienvenida a los que vengan de la zona aragonesa. De esta manera, los profesores han empezado a organizarse para fletar autobuses y hacer protagonizar alguna acción con la que “mostrar su apoyo a la lucha por el futuro del carbón y su solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de las comarcas mineras”, según se puede leer en un comunicado de la Marea Verde.

El colectivo de los maestros de la Comunidad de Madrid se suma así a los numerosos colectivos que han cerrado filas en torno a los mineros. Desde el 15M, hasta los sindicatos, incluso algunos partidos como IU o Foro. De hecho, el propio líder de esta última formación y exministro de Fomento con Aznar, Francisco Álvarez Cascos, participó en la manifestación que los trabajadores del carbón celebraron hace unas semanas por las calles de Madrid.

julio 9, 2012

Mineros, desde las entrañas de la tierra el gobierno les tiene miedo

Iturria: Ramón Pedregal Casanova – 2012/07/09

Ya pasan de los 40 los días que algunos mineros decidieron encerrarse hasta a 3000 metros de profundidad defendiendo el trabajo, su propia existencia, la de su familia y las de toda la clase obrera del estado español. Más de 40 días bajo tierra. Otros defienden esos mismos derechos en la resistencia a lo largo y ancho de la geografía minera. Y aun otros tantos llevan 19 días andando hasta que hoy domingo han cruzado la frontera de la Comunidad madrileña.

Desde Asturias, Castilla y León, Aragón Castilla La Mancha,… la clase obrera viene a cuerpo descubierto, al tiempo que otros defienden sus pueblos y aun unos más nos defienden en las mismas entrañas de la tierra. El gobierno, todos los gobiernos de esas comunidades autónomas los teme, el gobierno, la gobernanta, de la Comunidad de Madrid los teme, todo ese gobierno teme a la clase obrera movilizada, mira para otro lado, y sus periódicos, sus televisiones, sus emisoras de radio, sus periodistas repiten ese silencio o si no callan tildan de terroristas a la clase obrera movilizada, sus amos sienten que están en entredicho, y los lacayos repiten lo que les mandan, sólo hablan en defensa del poder. El periodismo servil recuerda al franquismo.

Los mineros y las mineras vienen paso a paso recordando allí por donde cruzan que solo la clase obrera tiene en su mano la posibilidad de cambiar la realidad, el mundo que nos imponen con toda crueldad. La fuerza de los mineros nos orienta, nos indica quienes son los culpables de la situación que tenemos.

Venir desde tan lejos a buscar al gobierno es por una verdadera razón: el gobierno es cobarde, tiene miedo, no sabe qué decir a la clase trabajadora, porque su discurso siempre ha sido para satisfacer a sus amos, y todos sabemos a quienes entrega el dinero que nos resta.

Los mineros vienen a Madrid sin ocultaciones, a llamar a la puerta de los firmantes de tanta ignominia, y su grito ¡Viva la clase obrera! Nos convoca.

El gobierno se esconde, se hace diminuto, habla por terceros, sus lacayos, para que no se pueda saber en la sociedad que no se atreven a salir a recibirlos.

Los mineros al no salir de las cuencas mineras les hacían lejanos, pero una vez en camino y regando con su voz y su paso al pueblo que escucha lo que hacen es cauce, un cauce más ancho para todos nosotros, su paso consigue aumentar el sentir de justicia de la clase obrera, ya no son “aquellos”, no son “los mineros”, mineros, mineras, somos toda la clase obrera.

Quienes vienen de tan lejos nos alientan a desafiar a los explotadores, ¿por qué se esconden éstos?. Sus escopeteros son vistos un día tras otro en los vídeos y fotos que circulan por internet asaltando los pueblos mineros, las casas de los mineros, golpeando a los mineros, rompiendo ventanas, puertas, tirando botes de humo dentro de las casas, asaltando los pueblos por la noche, siembran lo contrario de lo que pretenden.

Hablando con uno de los mineros en la entrada a la Comunidad de Madrid me decía que llevando paso a paso 19 días, están dispuestos a seguir combatiendo “el tiempo que haga falta hasta vencer, no importa el camino duro, lo que importa es la ilusión, el coraje y el objetivo, que es claro. El apoyo recibido en todos los sitios por donde hemos pasado es muy grande, nos ha llenado de emoción; al final todos somos mineros. Una mujer ha salido al camino y nos abrazaba y decía llena de moción “no decaigáis, no decaigáis, si vosotros decaéis harán de España lo que quieran”. Hay también quien nos decía que eramos héroes, y les decíamos que no se equivoquen, que nos vean como trabajadores, no queremos que mueran nuestras cuencas, no queremos que muera la clase obrera, para eso hace falta que el día 11 seamos muchos miles. La gente en todas partes nos daba comida, nos daban todo lo que tenían, nos querían entregar dinero y les decíamos que no cogemos dinero, nos preguntaban por las cajas de resistencia, y mandábamos a todo el mundo a los delegados sindicales que les indicasen cómo debían hacerlo. El recibimiento en todas partes no ha podido ser más grande, ha sido un recibimiento popular. Quiero recordar que el miércoles hay Huelga General en todas las cuencas. El miércoles día 11, a las 11 de la mañana todos con la minería”.

Una minera que me decía que trabajaba “de embarcadora en la mina” me contaba que “en el camino hemos tenido buena comunicación con las familias, con los pueblos, nos hemos ido enterando de cuál era la situación y de la solidaridad que se recibía, además de la que sentíamos por el camino, de cómo se lucha en todas partes, de los compañeros encerrados en las minas, de lo que la policía ha hecho en Pola de Lena, asaltando las casas, rompiendo todo a su paso, deteniendo gente, en Pola, en Ciñera, y luego dicen que somos terroristas, el gobernador civil nos ha llegado a acusar hasta de reutilizar las pelotas que nos tiran con sus fusiles, cuando son de un tamaño que no caben en las lanzaderas, no podemos tirarlas, ellos tiran cuerpo a cuerpo, a las ventanas, a las puertas, a quienes están en la calle lo mismo sean niños que mayores. No tenemos miedo, vamos a seguir luchando por la defensa de la minería y de toda la clase obrera. Nosotros tenemos tradición de lucha y sabemos que solo luchando se gana, y parece que esto puede resultar ya un problema político, hay gente entre ellos mismos que recula y les plantea que lo que han hecho queriendo terminar con la minería es un error y debían rectificar. Nosotros vamos a seguir luchando y os esperamos a todos estos días a nuestro paso por Madrid”.

junio 30, 2012

Hackers y mineros, distintas barricadas de una misma lucha

Iturria: maspublico.com – 2012/06/27

A mediados de este mes, un grupo hacktivista denominado La 9 de Anonymous hackeó la página web de Carbounion. Se filtraron decenas de actas de reuniones, informes económicos y todo tipo de documentos que podrían comprometer la imagen del patriarca del carbón y quién sabe si su patrimonio.

Pero, ¿qué tienen que ver hackers y mineros? Puede que esta acción sea sólo eso: una acción casual. O puede que no.
Frente al chasquido que la violencia hace en cualquiera con sensibilidad, la resistencia activa y la acción directa de los mineros cristalizan la lucha en una suerte de vanguardia.

Se enfrentan con total convencimiento y con el único límite de la ética al aparato del sistema. A los mineros no les importa lo que publique el manifestómetro, ellos están luchando, están resistiendo cada día, porque saben que su lucha es frontal y si continúan luchando vencerán.

Por otro lado tenemos a los hackers, quienes, pese a constantes campañas de criminalización, tienen una ética de piedra. Un verdadero hacker somete todo, incluida su estrategia y su propia seguridad, a la ética hacker.

Constituida en una especie de ilustración digital, esta ética se basa en principios como la igualdad, la solidaridad y la libertad. Puede que muchos hackers sean ecologistas, pero apoyarán a aquellos que necesitan bajar al pozo para dar de comer a sus hijos porque algún malnacido ha fundido el dinero de la reconversión en champán.

En contra de la imagen de trepa peligroso y enemigo social que los medios de masas difunden de ellos, hackers como Julian Assange y Bradley Manning son héroes reconocidos, mártires de la lucha armada digital que han ayudado a derrocar dictaduras poniendo sus propias vidas en peligro.

Los hackers son, sin duda, otra vanguardia y como tal se han reconocido en los mineros.

Unos pican código, los otros, carbón. Unos son auténticos ninjas del corte de carreteras, los otros del código fuente. A todos ellos se les trata como terroristas, pero seguirán, cada cual en su barricada, abrazando la misma lucha.

Tiemble el poder si mineros y hackers liberan juntos su código.

Si los hackers y los movimientos que habitan liberan el código de la lucha minera, y los hombres y mujeres del carbón se dotan de las nuevas herramientas de difusión, comunicación, coordinación y acción distribuida, la lucha obrera puede cambiar para siempre.

junio 29, 2012

Verdades y mentiras sobre los mineros y la minería

Iturria:  Julián Jiménez – 2012/06/28

ABC sacó un articulo plagado de falsedades y mentiras, como marcan los guiones de su estilo periodístico al servicio de los intereses del PP. No me sorprende, ya hicieron algo parecido en febrero cuando nos acusaban a los profesores de incitar las protestas del Lluis Vives…

Quienes siguen este blog, de sobra conocerán, que este profesor decidió cogerse una maletita e ir a las Cuencas Mineras. En parte a apoyar, en parte a conocer a esas personas sobrenaturales cuya fuerza es sorprendente para los que vivimos en Pais Valenciano y nos chocamos con la pared de una sociedad conformista y aborregada.Pero mi viaje no fue en ningún momento turístico, sino informativo. Quise SABER, quise CONOCER, quise tener datos in situ, para poder argumentar y poder explicar, a quienes no conozcan, todo o todo aquello que me dio tiempo a saber sobre la minería, sobre los mineros, sobre su lucha, sobre los motivos, sobre la represión policial que sufren.

Tanto es así que en algunos casos tenía la impresión de ser una especie de pseudoperiodista, haciendo un reportaje sobre todo lo que allí sucede.Cuando regresaba a Alicante, ABC sacó un articulo plagado de falsedades y mentiras, como marcan los guiones de su estilo periodístico al servicio de los intereses del PP. No me sorprende, ya hicieron algo parecido en febrero cuando nos acusaban a los profesores de incitar las protestas del Lluis Vives. De nuevo, artículo firmado con iniciales (cosa que en periodismo es cuanto menos sospechoso), mentiras y más mentiras, que por desgracia alguien se tragará.

Si a eso le sumamos la basura televisiva del fascio, Intereconomía, donde en una tertulia del Gato al Agua se afirmaba que “en una mina se puede entrar en tacones” cobra más sentido este texto, que trata de combatir esos bulos, no con datos de oídas, sino con datos que este profesor, simpatizante de los mineros, pudo comprobar en persona.

Verdades y mentiras sobre el sector minero. 

1.- Fatima Bañez: Los mineros se prejubilan con 2.100 euros.

Solo es cierto lo de se prejubilan. Si se prejubilan es porque han cotizado, algo que nuestra ministra de Trabajo no ha hecho dado que no tiene ningún día cotizado en su vida laboral que no sea cargo político (chupar del bote). Tiene guasa que hable de “privilegios” una señora que lleva años viviendo de la teta pública.Ya el anterior gobierno con los controladores o los funcionarios, y este con los profesores o los mineros, jugó a levantar las envidias haciendo comparaciones para que la opinión pública desconfiase de los sectores que protestan.

Para empezar, pueden existir mineros que estén prejubilados con 2.100 euros por ser ingenieros, cargos de relevancia en la empresa o vaya usted a saber, del mismo modo que hay trabajadores del Mercadona que cobran 2.000 euros, pero son un porcentaje mínimo.
Lo que la señora Bañez omitió es que existen por ejemplo muchos mineros prejubilados con menos de 1000 euros, sin ir más lejos, aquí les pongo una copia de un recibo de salarios donde un prejubilado cobra la “privilegiada cantidad” de 913 €. Vamos, un sueldazo en los tiempos que corren.
2.-“En la mina se puede entrar en tacones”
Esto solo lo puede afirmar alguien en estado de embriaguez, lo cual no sorprende dado el vino que se chupan en los platós de Intereconomía. El suelo de la mina, solo de la entrada, donde suele haber restos de carbón mezclados con agua es un auténtico lodazal en el que te hundes. Y eso que solo es el inicio. En una sala hay un vestuario donde a 30º se dejan los uniformes de trabajo, para que se sequen después de haberlos usados. Basta comprobar la foto para visualizar “lo limpios” que están los uniformes. En algunos casos, las manchas de agua o agua mezclada con carbón  o barro llegan hasta las rodillas.
Sala donde se secan los uniformes cuando se cambian los trabajadores.
 Por cierto, esta prohibido ir a la mina sin calzado adecuado. Imaginen en tacones…. En fin.
3.- Las minas son seguras y, hoy en día el trabajo de un minero, también.
Si las minas lo fuesen, no seguirían existiendo tal cantidad de accidentes. Quien afirma esto, desconoce como es una mina y las condiciones en las que trabajan los mineros.
En Laciana pude escuchar como un minero me explicaba:  “cuando llegaba el domingo por la tarde, empezaba a tener un cierto grado de nerviosismo, al saber que al día siguiente tocaba volver a la mina. Claro que tenemos miedo, pero te guste o no, tienes que ganarte el pan de tu familia”
Ellos van a trabajar (y las madres  y las novias o esposas también) sabiendo que el día o la jornada laboral puede ser la última. Todos conocen casos de gente que se ha matado en la mina. También muchas madres ponen énfasis en que sus hijos continúen estudios para evitar de ese modo que tengan que acabar en “el matadero de la mina”.
Una simple combinación de gases, un desprendimiento, un error en la maquinaria o un mareo en una zona con gases tóxicos es suficiente para perder la vida en la jornada de trabajo.
4.- El sueldo en la mina es muy elevado. Los mineros son unos privilegiados. 
Otra patraña repetida desde los medios conservadores. ¿Elevado? Hemos sido tan bobos que hemos asimilado que todo sueldo superior a los 1.000 euros es un privilegio. Sin embargo, recordarán que hace años se hablaba de “mileuristas” para referirse a gente que cobraba un sueldo bajo.

Los sueldos en la mina, en los niveles básicos, oscilan entre los 1.000 y los 1.500 euros. En algunos casos existen nóminas, en algunas empresas privadas de minería, cuyo importe no alcanza los 1.000 euros. ¿De verdad alguien considera que eso es un sueldo “decente” por jugarte la vida y con el grado de peligrosidad y el elevado número de accidentes mortales que existen en la mina? Un policía, cuyo grado de peligrosidad es menor y requiere los mismos estudios para entrar que el minero, se lleva un sueldo de entre 1.700 y 1.900 euros. Comparen ustedes.Yo lo tengo claro, pero un sueldo de 1.200 euros en las condiciones que trabajan en la mina y con los riesgos que existen no es ni mucho menos un privilegio. Más bien es un “esto es lo que hay” en las comarcas mineras.

Aquí les pongo una copia de una nómina de un trabajador con unos años de antigüedad.
5.- Los mineros están defendiendo su puesto de trabajo.
Es lo que muchos pensábamos. Pero va más allá incluso. Están defendiendo el futuro de las comarcas mineras, comarcas enteras como Laciana, Valle de Gordon, zona asturiana, zona del Bierzo, comarca de Andorra en Teruel, ciudad de Puertollano y Peñarroya.
Mucha gente tiene claro que el cierre de las minas será el fin de esas comarcas. Y no exagero. Podemos ver el ejemplo de un pueblo que, en el pasado tuvo mina y fue cerrada por el Gobierno de Felipe Gonzalez: Sabero. El pueblo llegó a tener 3.000 habitantes, hoy ese pueblo no sobrepasa los 1400. Se prejubiló a mucha gente, pero eso hizo que al final, los hijos de los mineros perdieran la posibilidad de seguir trabajando. Supuestas promesas de reindustralización que no llegaron, etc. La realidad de Sabero está muy presente en todas las comarcas mineras.
Si las comarcas mineras corren la suerte de Sabero, miles de personas se verán forzadas a una emigración forzosa para buscarse un futuro que habrá sido borrado allí, en la tierra en la que nacieron. Por esa razón también luchan los mineros y sus vecinos.
Ejemplo de Pozo abandonado, Ybarra, cerrado en 1996. Ejemplo de lo que podría suceder con toda la comarca y contra lo que luchan hasta la extenuación los mineros.
6.- La minería no es rentable y vive de las subvenciones.
Otra media verdad repetida hasta la saciedad. Que la minería recibe subvenciones es un hecho. Muchas son las actividades que reciben dinero público: transportes, educación, agricultura, etc. No es algo que suceda solo en la minería. Lo interesante es el resultado final de ese dinero y si genera o no riqueza. Y a la vista está que si lo hace. De cada euro que reciben las comarcas de León y Asturias, el Estado recauda más del doble. Luego esa ayuda pública acaba siendo devuelta con creces.
Si lo comparamos con la banca, quizá el ejemplo es más clarificador: en los últimos años la banca ha recibido miles de millones. Y no ha generado, que digamos, un solo puesto, directo o indirecto de trabajo, mientras que el dinero que se destina a las comarcas mineras no es ni un 1% de ese, y genera, aproximadamente, miles de trabajos directo y otras decenas de miles de puestos de trabajo indirectos que, de no existir, se verían abocados al cierre: autónomos, pymes, pequeños negocios.
7.- Los mineros están reclamando subvenciones en época de crisis. 
Falso. Los mineros están denunciando que, un acuerdo, firmado por el anterior Gobierno del PSOE, que reducía el dinero destinado a la minería, ha sido tirado a la basura y, sin saber porque, se ha reducido esa partida en más de un 60%, lo que implica el cierre y el despido de miles de trabajadores y, al mismo tiempo, un golpe o estocada mortal para esas comarcas mineras, que sufrirán en sus carnes la depresión económica de forma brutal.
Es decir, no reclaman, como afirma el ABC (mintiendo a sabiendas) más dinero. Reclaman que se mantengan los acuerdos que en su día se firmaron y que, por imposición y por un “mis cojones” del Gobierno, han sido derogados.
8.- Los mineros quieren tener conflicto y quieren tener protestas.
Solo un necio, un periodista con una cara muy dura, o un auténtico chupón a sueldo de Génova (o de Ferraz en otros tiempos) puede hacer tan estúpida afirmación. Los mineros tienen suficiente valor y agallas para llevar ya un mes en huelga indefinida, para hacer una marcha a Madrid, para cortar carreteras…. Pero ellos no desean el conflicto. Se ven forzados a ello porque saben y conocen muy bien, que los derechos y el futuro solo se consiguen con la lucha obrera. Si de ellos dependiera, mañana estarían trabajando, con todo arreglado… Un conflicto no es deseado por nadie, pero si te tocan la moral, es de lógica que luches por tus derechos y por el pan de tus hijos.
9.-Las comarcas mineras han recibido gran cantidad de dinero de los Fondos MINER
Ojalá. Sin embargo, esos fondos, que deberían haber servido para reindustrializar esas zonas, se han usado en ocasiones de forma irregular por diferentes partidos: el PP en la Junta de Castilla y León y el PSOE en Asturias (y de ello no tienen culpa ni los mineros ni sus familias).
En el caso castellanoleonés incluso hay obras en ciudades como Valladolid que se han realizado con fondos de la Minería (cuando Valladolid no tiene nada que ver con la minería).
En otras ocasiones se han hecho verdaderas payasadas con esos fondos, obras faraónicas como en ciudades de Asturias que no han repercutido directamente en las comarcas que viven de la minería.
También existen casos de empresas que eran creadas con ayudas de los fondos mineros que en estos años han cerrado y han despedido a todos sus trabajadores mediante EREs. La gestión de esas ayudas ha sido cuanto menos irregular y son muchos los que deberían dar explicaciones sobre ello. Porque en algunos casos dinero que debería haber servido para mejorar las comunicaciones por tren o carretera de esas comarcas se han usado en otros menesteres.
La frase más característica en la zona que yo visité cuando preguntabas que había pasado con el dinero de los fondos MINER era la siguiente “eso me gustaría saber a mí, donde está el dinero ahora”
10.- Los mineros son violentos y no respetan nada.
Para empezar habría que lavarse un poco el cerebro de la basura con la que nos han intoxicado. ¿Qué es violencia? ¿Acaso no es violencia condenar a la muerte económica a toda una región? ¿Acaso no es violencia dejar a las personas sin futuro?¿Acaso no es violento robar a los trabajadores dinero de sus impuestos, recortando en Educación y Sanidad cuando ese dinero acaba en manos de la banca?
Las protestas son contundentes, qué duda cabe, pero es que el ataque al que se ven sometidos los mineros también lo es. ¿Qué esperan algunos? ¿Qué se pongan a cantar “estas son nuestras armas”?
Lo que deberíamos fijarnos es en la violencia constante que sufrimos dia a dia, en leer la Historia y comprobar que nada se consiguió con florecitas ni pacifismo barato (ni siquiera lo que nos venden como tal).
Y fijarnos de paso en la brutal represión que sufren constantemente los vecinos de las cuencas mineras, con un ejemplo característico en Ciñera (León) donde se hiere a ancianos y niños con pelotas de goma, se gasean parques infantiles a la salida del colegio, se reprime condureza a los trabajadores o se les detiene ilegalmente y se les ata con bridas. 
Y de paso ver cosas como las que yo mismo vi en aquellas tierras: Casas con desperfectos de pelotazos de goma o al Ejército patrullando las carreteras en Mieres. Y con todos esos datos, valorar si tienen o no derecho a protestar como protestan. A mi me parece que les sobran motivos para ello. La pena es que no seamos más quienes les imitemos, porque empieza a ser una necesidad moral e imperiosa, ante los ataques que estamos sufriendo.
Fotos del Ejército en la tarde del viernes en Mieres, en algunos casos parados junto a GRS de la G. Civil.
11.- Las prejubilaciones son de privilegio y buscan alcanzar más prejubilaciones.
Otra falsedad u opinión sin criterio alguno. Para empezar, los mineros se jubilan antes debido a las duras condiciones de trabajo existentes. Por ejemplo, muchos de ellos sufren enfermedades derivadas del trabajo en la mina, antes era frecuente que existiesen enfermedades pulmonares graves, como la silicosis u otras similares, que en ocasiones provocaban la muerte una vez acabado el trabajo en la mina.
Para que se hagan ustedes una idea, esas personas encerradas 35 días en los pozos, tendrán secuelas físicas y psicológicas de por vida. Y solo por permanecer durante muchas horas de forma continuada en la mina sin salir.
Si las jubilaciones son anteriores a las de otros sectores laborales, es por las durísimas condiciones de trabajo. No solo la alta mortalidad que todavía sigue existiendo dentro de las minas, sino las enfermedades que acaban afectando a las personas que, una vez abandonan el trabajo, las sufren de forma continuada. Por tanto, no hablamos de privilegios, como el ABC pretende. Sino de derecho, el derecho de todo trabajador a una salud digna, derecho que no solo deberían tener los mineros y los trabajadores del mar, sino oficios que requieren un esfuerzo fisicio extra, como por ejemplo los trabajadores del campo.
Tiene valor una ministra en hablar de privilegio porque un trabajador se prejubile con 45 años por condiciones de excesiva dureza, cuando los diputados si cuentan con el privilegio de jubilarse con 8 años cotizados, privilegio, este si, con el que no contamos el resto de los trabajadores del Estado.
Por otro lado es falso que los mineros busquen conseguir prejubilaciones en sus reivindicaciones. Todo lo contrario. Saben que es “pan para hoy y hambre para mañana”. Prefieren el mantenimiento de minas, que beneficiará no solo a ellos, sino a sus hijos y a las futuras generaciones. Cosa que no leerá ningún lector del ABC.
Conclusión. 
Con este texto, pretendo que aquellos que desconocen tantas cosas de la minería, puedan tener una idea más o menos importante para valorar gran parte de las falacias que gratuitamente circulan sobre unos trabajadores que son solidarios y comprometidos. Trabajadores que, por ejemplo, tienen  muy claro la importancia de la Educación para conseguir que sus hijos no vuelvan a pasar por el “matadero de la mina”. Aún recuerdo el comentario de un conocido de Villablino, que señalaba “que como su guaje no pudiera estudiar y le impidieran hacerlo, era capaz de embolarse” (se refería a inmolarse)
O como una conocida afirmaba. “Que paradoja. La mina ha matado a muchos conocidos, y sin embargo, estamos luchando para que siga abierta, para que posiblemente, muchos otros conocidos acaben dejándose la vida allí trabajando. Si la gente conociese lo que es esto, no diría las cosas que dicen”
 PD: Les dejo este vídeo como material para comprender más las condiciones en las que trabajan y viven los mineros.
PD 2: Este texto no hubiera sido posible sin la ayuda de muchos vecinos y vecinas de las comarcas mineras, que tan amablemente explicaban muchos datos e información a este profesor alicantino que un día quiso conocer in situ el problema por el que luchan esas personas a las que tanto admiramos gente como yo.

A %d blogueros les gusta esto: