«El objetivo de la patronal no es crear empleo, sino ganar dinero»

Iturria: Juanjo Basterra / Gara.net – 2013/07/21

Joseba Villarreal | Secretario de Negociación Colectiva de ELA

La reforma laboral y de negociación colectiva trae de cabeza a los sindicatos. Joseba Villarreal considera que es necesario «la deslegitimación social» de la patronal, porque «solo persigue un mayor empobrecimiento de los trabajadores». Pide al Gobierno Urkullu que equilibre esta situación.

¿Está complicada la negociación colectiva?

Muy complicada. El Gobierno de Rajoy ha decidido que los convenios sectoriales y provinciales no son ya el mínimo y, como no lo son, la prioridad aplicativa está en la empresa. La situación de bloqueo de los convenios sectoriales nos lleva a que de ninguna de las maneras se pueda entender que ningún sindicato renuncie a la lucha en las empresas, porque constituye la alternativa a esta situación.

¿A qué se refiere?

Es incomprensible, que algunos sigan negando el ámbito de la empresa como ámbito de pelea frente a los privilegios que la ley ha dado a la patronal. Es claro, complicado y muy difícil. Lo han hecho para eso. Pero esa es la clave. Si no se reconoce, mal vamos. Como dato, en Gran Bretaña en la época de Margaret Thatcher la cobertura sectorial o estatal llegaba al 85% de los trabajadores; hoy, al 20%. Eso es lo que pasa.

¿Se va a ese modelo británico?

Indudablemente. Es la máxima que pretende la patronal. Alguien puede pensar que el Gobierno ha dado una prioridad aplicativa para ir a mejor. No, es para ir a peor desde el punto de vista de los trabajadores. De la sindicalización y la lectura que hagamos las centrales sindicales dependerá que acabemos como los británicos. No hay que olvidar que, además, vienen más reformas. El ministro español De Guindos lo decía claro: ya han metido mano en la negociación colectiva. En ELA lo único que hacemos es tratar de fijar una lectura correcta de lo que es la reforma y reorganizarnos a nivel del sindicato para estar mejor ante este ataque que sufrimos los trabajadores. A partir de ahí, empezar a funcionar, a luchar.

¿Cuántas empresas se han acogido a esta nueva situación?

Más de 150 empresas tenemos listadas en las que se hacen comunicaciones vinculadas a la reforma. En Nafarroa no ocurre tanto por la realidad sindical, porque el pacto social con el Gobierno de UPN y CCOO y UGT lleva aparejado eso. Seguro que para estas fechas ya son más las empresas que se acogen a la nueva reforma. Hay empresarios brutos, otros más y otros menos brutos. A nivel general se están prorrogando y manteniendo condiciones de salarios, de jornada y calendario. Podrá ser a 31 de julio, en algunos casos, a diciembre en otros, o en función de que cada uno negocie. Es general. Otras proponen ya la aplicación de un convenio en el ámbito superior o del Estatuto de los Trabajadores, si falta. Y en tercer lugar, otro elemento muy importante y central es que solo se prorrogan las condiciones a los trabajadores que a fecha de 7 de julio estaban en la empresa. Quiere decir que la patronal tiene las manos libres para aplicar condiciones diferentes a las nuevas contrataciones. Creando una discriminación legal.

¿Se permite contratar a bajo sueldo?

Sí, claro.

En la anterior crisis de 1993 y 1994 ya se produjeron dobles y triples escalas salariales, ¿se les ha quedado pequeña esa medida a los empresarios?

Sí, a pesar de que se ha mantenido esa diferencia salarial. En muchas empresas ocurre. Entonces discutíamos si era apropiado o no, para que la gente tuviera empleo. Se habilitaron dobles y triples escalas salariales pensando que con la mejora económica se reconduciría. No. Todas las que se establecieron son difícil atajar. Solo se ha dado marcha atrás en algunas con lucha sindical y huelgas muy largas, pero fueron muy complicadas. La patronal tiene esa vía porque se lo ha dado el Gobierno del PP y no quiere desaprovechar esta nueva oportunidad para rebajar las condiciones salariales, abaratamiento de los costes laborales, y el ataque a la defensa colectiva.

¿Ganar competitividad así es un poco engañoso?

Es poco inteligente.

¿Quieren que nos equiparemos a los trabajadores chinos, indios, etc para ganar competitividad?

Claro. Así ocurre. Se cae un edificio en Bangladesh y mata a un montón de trabajadores que están currando por nada y nos tiramos de los pelos. Ese es el objetivo. Una decisión tremenda- mente injusta, poco inteligente, para mejorar la situación económica. Así se frena el consumo interno. Todos no van a poder exportar. Si hay menos dinero, habrá menos consumo y, sin duda, menos empleo. Urkullu y Rajoy podrán decir que 2014 irá a mejor, pero con esa política no será así.

¿A qué se refiere en concreto?

A que atacar salarios es atacar empleo, la gente debe tenerlo claro. Si cada vez trabajamos más horas los que tenemos empleo; quienes están en desempleo tendrán menos posibilidades. Si los salarios son más bajos, habrá menos consumo. Defender en la negociación colectiva una subida salarial en torno al IPC es un instrumento para crear empleo, que niega la máxima patronal de a menor salario, más empleo.

¿Es lo que ha ocurrido ya en Sidenor, que los salarios se calculan por una fórmula matemática rara y aumenta la jornada?

Cierto. Cuando uno renuncia a unos principios inevitablemente acaba perdiendo el norte. La patronal tiene una estrategia clara. Lo ha hecho en Gerdau-Sidenor. Te dice que quiero 14 días más de flexibilidad y 10% menos de salario, si hay interlocutores que entran a negociar es evidente el final., Porque prefieres una reducción salarial del 5% en vez del 10%. Ahí no nos podemos meter los sindicatos. El sindicato que se coloca ahí traiciona a la clase trabajadora. Es una política muy complicada y no se puede defender. En Sidenor, la patronal ha mandado el mensaje que da igual que hayáis hecho una huelga de 26 días porque he pasado el cepillo.

¿Cómo se puede parar?

Situarse ante la nueva realidad: hacer frente a la patronal donde tira las condiciones laborales y salariales, es decir en las empresas. Vamos a discutir en las empresas. Cuando hay un sindicato, en este caso LAB, que para defender una firma de un convenio del comercio general en Gipuzkoa, nos dice que mantener, incluso mejorarlo, es un avance porque no nos van a aplicar el Estatuto de los Trabajadores, nos quiere decir que lo que viene es peor, por lo que cualquier firma es mejor. Esa máxima no tiene límite. ELA firma también convenios de sectores. Hemos peleado y pelearemos siempre. Nuestros criterios están referenciados en el IPC, cláusula inaplicación y de ultraactividad. Son tres elementos inamovibles. Uno se coloca en que está dispuesto a hacer y qué hay, porque, de lo contrario, la deriva es impresionante. Se trata de bajar, bajar y bajar hasta encontrarse con la patronal, que está en las catacumbas.

UGT y CCOO en el Estado firmaron con la patronal acuerdos del 0,60%, ¿qué le parece?

Sí, hicieron eso. Y Rajoy respondió con la reforma laboral. Al final tragan todo.

¿Existe alguna patronal más sensible, más consecuente?

No, la patronal está en un estado de euforia y de orgasmo permanente desde que se aprobó la reforma. Rajoy les da lo que incluso pensaban que no les iba a dar. Y después, incluso, ha ido corrigiendo lo que le han propuesto los empresarios. Tienen la llave y no la entrega. Se negocia como en el Estado español: moderación salarial y sin cláusulas antirreforma, o aquí no hay convenios.

¿Solo les queda el despido libre?

El despido es libre desde hace muchos años. Otra cosa es que sea más caro o más barato. Una cosa es que sean 45, 33, 20 días a pagar; lo que quieren es abaratarlo. Libre es. Porque no hay ningún ámbito de esta vida en el que el juez diga que lo ha hecho un empresarios es improcedente y, en vez de rectificar, compra lo que ha hecho mal, te indemniza por salirse con la suya: el despido. Ahora quieren que sea gratis. Apostar por un futuro desregulado, en el que el trabajador va a pasar los siguientes meses mal es malo para el trabajador, pero nefasto para la empresa.

¿A qué se refiere?

Para nosotros es muy importante la deslegitimación social de la patronal, porque no puede ser y seguir siendo quien active este país. El objeto de la patronal no es crear empleo, sino ganar dinero. Para eso, le hacen falta trabajadores. Le decimos que cada uno tiene papel y derechos. Tenemos que reclamar y conseguir que los trabajadores tengan la parte de riqueza que les corresponde. En época de crecimiento fue para abajo y ahora va peor todavía. Ya lo dijo la ministra española Fátima Bañez, cuando presentó la reforma que iba a haber un antes y un después; sí, a peor.

¿Hay posibilidad de llegar acuerdo sindical para hacer frente al problema de la negociación colectiva?

No tenemos problema en sumar con aquellos que de verdad quieran hacer frente a la reforma. Lo que no podemos es sumar con aquellos que está encantados con la centralización de la negociación colectiva, o quienes aceptan cualquier condición en convenios que ni siquiera son un mínimo obligatorio. Para llegar a un acuerdo, las centrales sindicales necesitan realizar una movilización donde los ámbitos sean vinculantes, donde los convenios sean vinculantes. La reforma es clara: los convenios sectoriales provinciales no son el mínimo de aplicación y los convenios de empresa son prioritarios en determinadas materias como salarios, horas extras, jornada, entre otros.

Pero, son menos.

Sí. Pero es un problema serio. Es una irresponsabilidad que los sindicatos no aceptan el ámbito de la empresa para hacer frente a los privilegios de la patronal.

«Los conflictos aumentarán en otoño y vamos impulsarlos allí donde cercenen derechos»

¿Aumentará los conflictos en otoño?

Van a aumentar más. ELA va a tratar de conseguir todos aquellos convenios de empresa que sitúe en mejores condiciones a los trabajadores. Si para ello hay que ir al conflicto, no renunciaremos. Vamos a impulsar conflictos allí donde la patronal pretenda cercenar derechos a los trabajadores.

A su juicio, ¿la patronal ha actuado de forma irresponsable con este país?

En vez de apostar por avanzar como país, pretende que los trabajadores seamos más pobres, tengamos menos derechos y menos garantías. La patronal es un peligro social. sin duda.

Y, ¿el Gobierno vasco?

Tiene que decidir si va a equilibrar las relaciones laborales donde tiene competencia y pueden condicionar, o si va a seguir dando a la patronal todo lo que le pide y va a seguir ejerciendo de ariete de la patronal. Es muy complicado ser garante de los derechos de los trabajadores y, a la vez, ser patronal. Cuando ejerce de patronal baja salarios, quita pagas, precariza y subcontrata de forma indiscriminada.

Y elimina las 35 horas

Eso es, elimina las 35 horas. Con todo esto ya está realizando una declaración de principios en qué lado está. Nos gustaría que no fuera así, pero es difícil no tenerlo en cuenta en el análisis.

¿Cómo interpreta el portazo de la patronal a Urkullu?

Es muy bueno. Algunos descubren a la patronal ahora. Ha habido dos intentos de pactar una interprofesional y dos fracasos por el veto patronal. La patronal quiere traer las condiciones laborales y contenidos del Estado español aquí. Y utilizar cada una de las posibilidades que les otorga la reforma. Es imposible el acuerdo, así. El Gobierno vasco puede pasarle factura.

¿En qué?

En regular una comisión de inaplicación con dificultades respecto a lo que dice Madrid. Tiene posibilidades de meter mano a la formación continua. La patronal es un lobby que se financia con dinero público, para ir contra la clase trabajadora. El lehendakari tiene instrumentos para equilibrar y pasar factura, Lo que veo hoy no me da una pista que el Gobierno de Gasteiz vaya a ir por ese camino.

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: