Archive for junio 8th, 2013

junio 8, 2013

El Supremo exime a trabajadores y sindicatos de pagar tasas judiciales

Iturria: eldiario.es – 2013/06/07

La Sala de lo Social considera que los trabajadores, los funcionarios, los beneficiarios de Seguridad Social y los sindicatos deben ser beneficiarios de justicia gratuita cuando interpongan recursos en la jurisdicción social.

El Supremo exime a los trabajadores de pagar tasas. EFE

El Supremo exime a los trabajadores de pagar tasas. EFE

Desde que las tasas judiciales entraron en vigor, recurrir un despido o reclamar salarios impagados costaba dinero. Sin embargo, ahora el Tribunal Supremo ha acordado que los trabajadores, los funcionarios o personal estatutario, los beneficiarios de Seguridad Social y los sindicatos cuando representan los intereses de los trabajadores están exentos de pagar las tasas cuando interpongan recursos de suplicación o de casación en las jurisdicción social.

La Sala de los Social del Tribunal considera que estos colectivos deben ser beneficiarios de la justicia gratuita. “Las tasas suponían pagar, por ejemplo, por recurrir un despido, reclamar salarios pendientes, por reclamar indemnizaciones en caso de haber sufrido un accidente de trabajo, por recurrir un expediente de regulación de empleo o interponer una demanda de conflicto colectivo por incumplimiento de un convenio”, explican fuentes jurídicas, que asegura que la decisión del Supremo abre una vía crucial “para seguir luchando contra las tasas”.

La decisión se basa en el artículo 119 de la Constitución: “La justicia será gratuita cuando así lo disponga la ley y, en todo caso, respecto de quienes acrediten insuficiencia de recursos para litigar”. En su escrito, la Sala explica que ese derecho se articuló en una Ley de 1996 en la que se dice que entre los beneficiarios de justicia gratuita deberán estar -independientemente de sus recursos- los trabajadores y beneficiarios de Seguridad Social cuando recurran a la jurisdicción social, “tanto para la defensa en juicio como para el ejercicio de acciones para la efectividad de los derechos laborales en los procedimientos concursales”. También se les reconocía este derecho a los trabajadores y beneficiarios de la Seguridad Social para los litigios ante el orden contencioso-administrativo.

El Supremo concluye, por tanto, que estos colectivos -trabajadores y beneficiarios de Seguridad Social- “tienen el beneficio de justicia gratuita”. En cuanto a los funcionarios y el personal estatutario, la Sala de los Social hace extensiva sus reflexiones y estima que “tampoco ellos tendrá que abonar tasa alguna por interponer recursos de suplicación y casación”.

En cuanto a los sindicatos, considera que estos tienen reconocido el beneficio de justicia gratuita porque actúan como representantes de sus afiliados pero también del interés colectivo de los trabajadores cuando se personan, por ejemplo, en conflictos individuales y colectivos o “interviniendo en otros procesos donde estén en juego intereses colectivos”.

La Sala subraya que las tasas no son exigibles ni siquiera en los recursos interpuestos con anterioridad, lo que abre la puerta a que los trabajadores o sindicatos que ya hayan tenido que pagarlas puedan exigir su devolución.

Anuncios
junio 8, 2013

Sábado 15 de Junio: Marcha por Ezkerraldea

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2013/06/07

15 de Junio: Marcha por Ezkerraldea. 12:00 Horas. Plaza del Kasko (Sestao). 

Para anunciar esta nueva edición de la “Marcha por Ezkerraldea” se colocarán carteles en todos los comercios de la comarca; se realizarán repartos en la totalidad de paradas de metro; y se buzoneará buena parte de los municipios de Barakaldo y Sestao. A la par que se realizarán diferentes movilizaciones previas, se colocarán mesas informativas o varios coches con megafonía recorrerán los días previos los municipios de la comarca.

Contra el paro y los recortes sociales.

Ezkerraldea sufre las mayores tasas de desempleo de Euskal Herria y padece una auténtica situación de emergencia social:

  • 23.000 personas de la Margen Izquierda se encuentran desempleadas –lo que representa una tasa de paro cercana al 24%-.
  • 2.200 personas trabajan en las grandes superficies de la comarca, con salarios muy por debajo de los convenios provinciales de comercio y trabajando más horas que cualquier trabajador del sector; la mayoría con salarios por debajo de los 500 euros al mesDel total de contratos en precario, el 60% corresponden a mujeres.
  • 2.049 pequeños comercios de la Margen Izquierda han cerrado entre 2007 y 2012.
  • El 6’5 de la población sufre situaciones de pobreza severay cerca de un tercio tienen dificultades para llegar a fin de mes. Cerca de mil familias subsisten gracias a la labor del Banco de Alimentos o los vales de comida y el comedor social de Cáritas.
  • 608 familias (12 a la semana) han sido desahuciadas de sus viviendas en el año 2012.

No al gasto militar.

En una época de crisis económica como la actual es inaceptable el desorbitado gasto militar existente en nuestra sociedad. Cuando nos recortan nuestros derechos sociales y laborales con la excusa de buscar un mayor ahorro económico nos encontramos con un derroche de recursos económicos públicos a través de la financiación de guerras, el militarismo y la compra de armamento.

Asambleas de Parad@s, Colectivos Sociales, Comités de Empresa y Sindicatos de Ezkerraldea:

Asambleas de Parad@s y Colectivos Sociales:

Andere Bidatz Talde Feminista, Asamblea de Parad@s de Barakaldo, Sestao, Portugalete y Santurtzi, Asamblea Anti-Desarrollista, Barakaldoko Gazte Asanblada , Berri-Otxoak (Barakaldo), Centros Asesores de la Mujer de “Argitan” (Barakaldo) y “Neba-Neba” (Sestao), Colectivo de Personas Desempleadas de Sestao, Koordinadora Antimilitarista KAKITZAT, “La Kelo” Gaztetxea (Santurtzi), Pentsionistak Martxan, Portugalete Eraikitzen, Santurtziko Herri Komitea, Txirbilenea Kulturgunea (Sestao).

Sindicatos: ELA, LAB, STEE-EILAS, ESK, CGT, CNT y CAT.

Comités de Empresa:

Petronor, Nervacero, Bahía Bizkaia, Konekta Bto, ABB, Supermercados Día, Limpiezas Garbialdi S.A., BEC, Acciona, Virtisu, NH Plalacio Oriol, Feu Vert Ballonti, Feu Vert Sestao, Ayuntamiento de Santurtzi, Ayuntamiento de Sestao, Ayuntamiento de Trapagarán, Ayuntamiento de Ortuella, Ayuntamiento de Muskiz, Ayuntamiento de Balmaseda, Ayuntamiento de Gueñes, Teatro Barakaldo, Inguralde, Escuelas Infantiles Municipales Barakaldo, IMD Ayuntamiento Barakaldo, Agua Muskiz, Ayuda a Domicilio de Santurtzi, Ayuda a Domicilio de Ortuella, Residencia Sanitas Barakaldo, Aspaldiko, Centro de Día de Muskiz, Centro de Día de Trapagarán, Terminales Portuarias, Tamoin Construcciones Metálicas, Mfs-Sinterig Trapaga, Fersint, Iss Facility Services, Autoridad Portuaria De Bilbao, Amarradores Puerto De Bilbao, Remolcadores Ibaizabal, Xupera, Corporación de Practicos de Bilbao, Sertisa, Airlan…

e7a5b64e626998097c07053273a52c97_XL

junio 8, 2013

Pentsioen jaitsiera orokorrari atea ireki dio adituen proposamenak

Iturria: Jon Fernández / Berria.info – 2013/06/08

  • Pentsioak gaurkotzeko inflazioa erabili beharrean iraunkortasun faktorea erabiltzea proposatu du aditu batzordeak

  • Espainiako Gobernuak alderdiei bidali die proposamena, erreforma negoziatzeko

Praktikan, egungo erretiratuen erosteko ahalmena jaistea ekarriko du Espainiako pentsioen erreformak. Aurrerantzean pentsioak ez dira KPI kontsumo prezioen indizearen arabera gaurkotuko. Beste aldagai batzuei lotuta egongo da pentsioen eguneraketa etorkizunean: alde batetik, Gizarte Segurantzaren diru kutxaren osasunari lotuta, eta, bestetik, pentsiodunen bizi-itxaropenari. Baina hemendik aurrera erretiratzen direnentzat gogorragoa izango da kolpea: zuzeneko jaitsiera nabariko dute euren pentsioan. Eta luzera begira pentsio nominalak igotzen jarraitu arren, erreformaren proposamena egin duen aditu taldeak onartu du soldataren batez bestekoaren eta pentsioaren arteko zuloa geroz eta handiagoa izango dela, pentsioen kaltetan. Hau da, gaurko zein biharko pentsiodunen poltsikoek igarriko dituzte erreformaren eraginak.

Oraindik ez da erreforma onartu —Mariano Rajoyren gobernuak irailerako prest egotea agindu dio Bruselari—, baina prozesua aurrera doa. Gobernuak orain hilabete inguru hautatutako hamabi kideko aditu taldeak erreformarako proposamen txostena onartu zuen atzo, kontrako boto bakarrarekin eta abstentzio batekin. Hain zuzen, txosten horrek proposatu dio Madrilgo gobernuari pentsioak KPIaren arabera egin beharrean iraunkortasun faktorearen arabera gaurkotzea. Hamabi adituetatik zortzi bankuen edo aseguru etxeen soldatapekoak izanak dira, eta atzokoan CCOOko ordezkariak ere txostenaren alde bozkatu zuen. UGTko ordezkaria izan zen kontra bozkatu zuen bakarra, eta PSOEren ordezkariak egin zuen abstentzioaren alde. Txostena dagoeneko Espainiako Enplegu Ministerioaren esku dago.

1. Zein da aldaketa nagusia?

Desindexizazioa. Pentsioaren eguneraketa KPIaren arabera —inflazioaren arabera— neurtu beharrean iraunkortasun faktorearen arabera kalkulatzea. Bi aldagaik osatzen dute iraunkortasun faktorea: alde batetik, FEI —belaunaldi arteko zuzentasun faktorea— aldagaia sortu dute, eta, bestetik, FRA —urteroko errebaluazio faktorea—.

2. Zer da FEI?

Erretiratu berrien hasierako pentsioak kalkulatzeko erabiliko den faktore bat da, haien bizi-itxaropen estimazioan oinarrituta. Printzipioz, arrisku demografikoei aurre egitea du helburu. Txostengileen arabera, Espainian gaur bederatzi milioi pentsiodun daude, baina 2052an hamabost milioi izango dira.

Pentsiodun bakoitzak jasoko beharreko dirua haren bizi-itxaropenaren arabera banatuko da: zenbat eta bizi-itxaropen luzeagoa izan, urtean kopuru txikiagoa kobratuko du erretiratuak. Hau da, zenbat eta gehiago bizi, pertsona bakoitzari aurreikusitako bizi arteko pentsio bolumen osoa urte gehiagotan zatituko zaio kalkulua egiterakoan. Horrek, praktikan, etorkizuneko pentsioak jaitsiko ditu: hamarkada bakoitzean %5 inguru beheratu daiteke, hainbat kalkuluren arabera. Txostenak pentsio txikiak «aurrezki pribatuekin» osatzeko aukera ere aipatzen du.

Gainera, aldiro aldatu beharko lirateke FEIren balioak, unean uneko bizi-itxaropen datuen arabera. Zehaztu beharko da zenbat urtetik behin egin bizi-itxaropenaren berrikusketa.

Dena dela, jada pentsiodunei FEI faktorea ez aplikatzeko gomendatzen du txostenak. Horren ordez, Gizarte Segurantzaren egoera ekonomikoa okerra denean, pentsioak izoztea proposatzen du. Izozte hori «egungo pentsiodunentzako babes saretzat» jo dute adituek.

3. Zer da FRA?

Urtetik urtera pentsioak eguneratzerakoan Gizarte Segurantzaren kontuei begiratuko dio FRAk. Txostengileen esanetan, «pentsio sistemaren oreka bermatuko du». Hau da, Gizarte Segurantzak irabaziak baino gastu gehiago dituen urteetan behera egingo dute pentsioek —edozein delarik KPIaren joera—, eta Gizarte Segurantzak superabita lortzen duenean gora egingo dute pentsioek. Alegia, pentsioak igoko direla soilik Gizarte Segurantzak ondo funtzionatzen duenean.

Faktore horrek Espainiako egoera ekonomikoaren menpe jartzen ditu pentsiodunen diru sarrerak. %27ko langabezia tasarekin eta aurreikuspen ekonomiko ilunekin ez dirudi urte gutxiren buruan lortuko denik Gizarte Segurantzan kotizazioak igo eta geroz eta desorekatuagoa dagoen langile (pentsio ordaintzaile) eta pentsiodun (pentsio jasotzaile) kopuruen arteko oreka lortzea. Ahultasun ekonomikoa ez eze, demografia ere arazo zaio Madrili, datozen urtetan pentsiodunen kopurua nabarmen handituko duelako baby boom belaunaldiak.

4. Pentsiodunek aurrez kalkulatu ahal izango dute pentsioaren gaurkotzea?

Gaur egun KPIaren bilakaerari begira jakin dezakete pentsiodunek hurrengo urtean zer bilakaera izango duten euren pentsioek. Erretiratuei segurtasun batzuk emate aldera, KPI bezalako indize bat sortzea gomendatu diote adituek gobernuari, eta indize hori aldiro argitaratzea pentsiodunek haren bilakaera jarraitu ahal izan dezaten.

5. Inflazioaren gainetik hazi ahal izango dira pentsioak?

Txostenak atea zabalik laga dio ekonomia hazten ari denean eta Gizarte Segurantzaren kutxak superabita daukanean pentsioen eguneraketa inflazioa baino handiagoa izateari. Areago, txostengileak baikorrak dira, eta epe ertainera eta luzera erreformarekin pentsioen batez bestekoa igo egingo dela uste dute. Hori bai, aitortu dute pentsioen balizko hazkunde hori datozen hamarkadetako soldaten hazkundea baino txikiagoa izango litzatekeela.

6. Noiz sartuko litzateke indarrean pentsio eredu berria?

Iraunkortasun faktorearen oinarritako pentsio sistema datorren urtetik 2019ra bitartean indarrean sartzea gomendatu dute adituek. Azken hitza, dena den, gobernuak dauka.

7. Noiz onartuko dute erreforma?

Datorren udazkenean onartzea espero du Rajoyren gobernuak. Baina oraindik bidea du egiteko txostenak. Gobernuak dagoeneko alderdi politikoei igorri die adituen proposamena. Printzipioz Toledoko batzordearen esku geratuko da erreforma adosteko ardura. Halere, alderdiak ados jartzen ez badira, PPk gehiengo osoa baliatuko du. Pentsioen erreforma da Europako Batzordeak Madrili eskatutako egiturazko erreformetako bat.

Ostera, Jose Luis Rodriguez Zapateroren gobernu sozialista hasi zen erreformarekin. Urtarrilaz geroztik indarrean da erretiro adina 65etik 67ra atzeratu, aurretiazko erretiroak zaildu eta kotizazio urteak luzatzen dituen erreforma. 2027. urtera bitartean mailaka ezartzekoa zen erreforma, baina Rajoyk azkartu egin nahi du prozesua, eta baldintzak gehiago gogortu.

 

ERREAKZIOAK

Adolfo Muñoz ELAko idazkari nagusia

«Sortzen ari diren sistema da pentsioen aurkako eraso nagusia. Iraunkortasun faktore bakarra da enpleguak funtzionatzea. Enpleguaren eta soldaten aurka egiten ari direna Gizarte Segurantza hustutzen ari da».

Ainhoa Etxaide LABeko idazkari nagusia

«Gehiengo handia gizarte honen motorra gara, aberastasuna sortzen dugunak. Eskubideak ditugu, eta iraunkortasun faktoreak esan nahi du ez dugula pentsiorako eskubiderik, aukera bat izango dela».

Unai Sordo Euskadiko CCOOko idazkari nagusia

«Gobernuak aurrez aurre izango gaitu pentsio sistema elkarrizketarik gabe aldatu nahi badu. Unerik txarrena da orain sistema aldatzeko, baina hala egingo dute ereduaren aldaketa erradikala justifikatzeko».

Fatima Bañez Espainiako Enplegu ministroa

«Eskerrak eman nahi dizkiet adituei, beren profesionaltasun eta zintzotasunarengatik. Espero dut alderdiek eta gizarte eragileek ere ezaugarri horiek erakustea. Ahalik eta adostasun handiena behar dugu».

J. Antonio Garcia Rubio IUko Enplegu idazkaria

«Aditu ustez inpartzial horien ondorioak onartezinak dira, eta pentsio plan pribatuak laguntzera bideratuak. Erabilitako indizeek nahi zuten ondorioa lortu dute, eta zenbakiak trikimailuz josita daude».

Candido Mendez UGTko idazkari nagusia

«Pentsioen jaitsiera ez da ibili beharreko bide bat. Gobernuak zuhur jokatu beharko luke, eta Toledoko Itunean eta elkarrizketa sozialean beste neurri batzuk proposatu. Oraingo legea errespetatu behar da».

Joan Tarda ERCko diputatua Espainiako Kongresuan

«Eraso bat da langile klasearen koroaren harribitxiaren aurka. Sistema berriaren helburua da publikoa zenean funtzionatu duen sistema pribatizatzea, marrazoei eta eta finantza merkatuei mesedei egiteko».

junio 8, 2013

La falsedad de atribuir el elevado desempleo a las supuestas rigideces del mercado de trabajo

Iturria: publico.es – 2013/06/06

Vicenç Navarro: Catedrático de Políticas Públicas en la Universidad Pompeu Fabra y Profesor de Public Policy en The Johns Hopkins University.

Una de las consecuencias del enorme dominio que las fuerzas conservadoras tuvieron sobre el proceso de transición de la dictadura a la democracia (mal definido por los establishments políticos y mediáticos españoles como modélico) es, además de las enormes deficiencias y limitaciones de la democracia española y las grandes insuficiencias del Estado del Bienestar español (todavía hoy uno de los que tiene el gasto público social por habitante más bajo de la UE-15), el asfixiante monopolio que las ideologías y posturas conservadoras, favorables al mundo financiero y a las grandes empresas, tienen de los medios de información de mayor difusión del país. Tal monopolio explica la reproducción de posturas claramente ideológicas que se presentan como científicas.

Un ejemplo de ello es el atribuir el elevado desempleo en España a la excesiva fuerza de los sindicatos que se han pasado de rosca en la protección de los trabajadores fijos (los que se llama los “insiders”) y ello a costa de dificultar el acceso a los puestos de trabajo por parte de los que están desempleados (conocidos como los “outsiders”), que son los jóvenes y las mujeres. Se intenta así crear una división dentro de la clase trabajadora, de manera que el supuestamente excesivo apego de los fijos a su puesto de trabajo dificulta que los mas jóvenes y las mujeres puedan tener más trabajo. La política pública que se deriva de esta interpretación de la causa del desempleo es que los primeros dejen de tener protección y dejen de tener contratos fijos. Se argumenta así que si los empresarios pueden despedir fácilmente a los trabajadores, los mismos empresarios tendrán menos reservas en contratar a los desempleados. Su paradójica conclusión es que facilitar la destrucción de empleo estimula la creación de empleo.

Esta postura de que el elevado desempleo es debido a la excesiva protección de los “insiders” ha alcanzado en España la categoría de dogma. Y se reproduce incluso en círculos progresistas y de izquierda. Tal como he indicado al principio del artículo, la falta de diversidad ideológica de los mayores medios de información del país explica que estos argumentos ideológicos se presenten como “verdades” basadas en el conocimiento científico económico, a pesar de que este conocimiento muestra y documenta precisamente la falta de sostenibilidad empírica de los supuestos de dicho dogma. Veamos los datos.

Que la existencia de protección social del trabajador (lo que los neoliberales llaman “rigideces” en el mercado laboral) no es la causa del desempleo en España lo demuestra el hecho de que en Europa sean precisamente los países con mayor protección social los que tengan menor desempleo. Es precisamente en los países escandinavos, de mayor cultura y tradición socialdemócrata y donde los sindicatos han sido más fuertes, donde precisamente hay menores tasas de desempleo y mayores tasas de ocupación. El desempleo en Suecia (8%), Noruega (3,2%), Dinamarca (7,5%), Finlandia (7,7%) e Islandia (6%) es menor que el promedio de la UE (UE-27 10,5%; UE-15 10,6%). Y en Alemania, el modelo que, por regla general, se presenta como ejemplo de las “reformas laborales que deberían hacerse” (pensando en las reformas realizadas por el canciller Schröder y continuadas más tarde por la Sra. Merkel), el bajo desempleo se debe precisamente a la fuerza de los sindicatos que codirigen las empresas (una situación impensable en España) y que han forzado el reparto del tiempo de trabajo en lugar del despido. (Ver el artículo “El gobierno alemán no hace lo que predica”, Sistema, 10.05.13, donde hablo de la reforma alemana).

EEUU ha tenido mayor desempleo que la UE

Otro caso que muestra la escasísima credibilidad de las tesis insiders-outsiders es comparar la evolución del desempleo en EEUU con la de la Unión Europea. Se repite constantemente que el hecho de que EEUU tenga un desempleo menor que el promedio de la UE se debe a la mayor flexibilidad laboral del mercado de trabajo en EEUU (es decir, a la mayor facilidad de despedir al trabajador que tiene el empresario estadounidense) en comparación con la UE. Si así fuera, ¿por qué, entonces, el desempleo en EEUU fue mayor que el promedio de la UE durante la mayoría del periodo post II Guerra Mundial, cuando el mercado de trabajo de EEUU era ya más flexible que el de los países que más tarde formarían parte de la UE-15? En realidad, el desempleo en la UE comenzó a ser mayor que en EEUU a partir de los preparativos del establecimiento del euro, cuando las instituciones que gobiernan al euro dieron prioridad al objetivo de controlar la inflación sobre la creación de empleo.

La mayor causa del desempleo no se encuentra en el mercado de trabajo: se halla en las políticas macroeconómicas realizadas por el establishment europeo (incluido el español)

Y ahí está el punto clave, raramente visible en los medios que quieren culpabilizar a los sindicatos del elevado desempleo. El mayor desempleo en la UE se debe, en gran parte, al sistema de gobernanza del euro, muy distinto al sistema de gobernanza del dólar, y que refleja el dominio del capital financiero sobre la vida económica del continente europeo, un dominio casi absoluto y asfixiante, sin igual en otras partes del mundo. En realidad, la manera cómo se estableció el euro (ver mi artículo sobre este tema “Causas y consecuencias del euro”, Público, 26.07.12) fue el triunfo de la ideología neoliberal, debilitando a los Estados, forzándoles a desmantelar el modelo social europeo, que daba protección social al trabajador. Basta con ver los documentos y las declaraciones del Banco Central Europeo (BCE), de la Comisión Europea, del Fondo Monetario Internacional o del Banco de España para ver claramente las propuestas que estas instituciones financieras están haciendo para resolver el elevado desempleo en España, que consisten en intentar, por todos los medios, debilitar al mundo del trabajo llegando incluso a niveles de gran insensibilidad humana y social. Es ofensivo que estas instituciones, cuyos funcionarios están entre los mejor pagados en el mercado laboral y con una enorme estabilidad laboral, estén imponiendo recortes a personas en paro con muy pocos medios -incluso en su seguro de desempleo- con la ayuda de académicos que también gozan de los mismos privilegios, una situación que muestra el grado de agresividad y hostilidad de clase que estos establishments están practicando en contra de las clases populares.

En España, sin embargo, el elevadísimo desempleo tiene muy poco que ver con la situación en el mercado de trabajo, como lo muestra que todas las reformas encaminadas a “flexibilizar” tal mercado hayan aumentado en lugar de disminuir el desempleo, con grandes descensos de los salarios. La evidencia de que el elevado desempleo se debe a otras razones, casi nunca visibles en los medios, es abrumadora. El hecho de que EEUU tenga un desempleo menor que los países de la eurozona se debe a que en EEUU existe un gobierno federal con un Banco Central Estadounidense (el Federal Reserve Board, FRB) que tiene como objetivo tanto estimular el crecimiento económico y la creación de empleo como controlar la inflación. El comportamiento de la institución liderada por el Sr. Bernanke (FRB) es casi opuesto al seguido por el BCE, liderado por el Sr. Draghi y antes por el Sr. Trichet.

La gran pobreza de la infraestructura social y física de España

Otra causa es la enorme pobreza de la infraestructura social y física de España, resultado, a su vez, de la enorme pobreza de recursos del Estado (sea este central, autonómico o municipal). Y los datos hablan por sí solos. España es uno de los países que tiene los menores ingresos al Estado, menor empleo público y menor desarrollo de los servicios públicos del Estado del Bienestar. Todo ello es resultado de una enorme regresividad fiscal, situación que comparte con los otros países PIGS (Grecia, Portugal e Irlanda) que están en mayores crisis (ver mi artículo sobre la crisis de los países periféricos “Por qué no se está resolviendo la crisis actual en España y qué debería hacerse para salir de ella”, Sistema, 29.07.11).

Estas grandes insuficiencias han sido ocultadas debido a las burbujas, consecuencia de comportamientos especulativos que caracterizan el desarrollo económico del país (resultado, a su vez, de la enorme concentración de las rentas y del carácter especulativo de las instituciones financieras españolas, apoyadas por las europeas, y muy en especial alemanas, donde se depositan las rentas derivadas primordialmente del capital).

Una última observación. El lector debería ser consciente (y actuar frente a ello) de la escasísima pluralidad de los medios. Ninguno de los cinco rotativos más importantes del país (o canales de televisión) publicaría este artículo. En realidad, los artículos semejantes han sido rechazados. Admito que esto podría deberse a las insuficiencias del artículo o de su autor, pero, francamente, no creo que este sea el caso. A riesgo de parecer inmodesto, el hecho de que el autor sea uno de los científicos españoles más citados hoy en la literatura científica internacional muestra que su escasa aparición mediática no se debe a las posibles insuficiencias del autor. La única y exclusiva causa es que presenta datos que cuestionan la asfixiante sabiduría convencional que está arruinando el país.

Ante este hecho, el lector no puede permanecer pasivo. Le ruego que distribuya ampliamente este artículo y otros semejantes (ver mi blog www.vnavarro.org y el blog “ganas de escribir” de Juan Torres) y que lo envíe como protesta a los diarios y canales de televisión, así como a los tertulianos que constantemente propagan las tesis de que el desempleo lo crean los propios trabajadores, al aferrarse a su puesto de trabajo. Ante esta falsedad, cualquier persona con sensibilidad democrática debería, no solo indignarse, sino rebelarse y movilizarse para denunciar el ataque al bienestar de nuestra población. No hacer nada y estar en silencio es hacerse cómplice de tal canallada. Y lo que está ocurriendo no puede definirse de otra manera.

junio 8, 2013

Pensiones, envejecimiento y distribución de la renta

Iturria: Albert Recio Andreu / mientrastanto.org – 2013/06/01

Era cosa cantada que el nuevo ajuste se iba a centrar en las pensiones públicas. Se trata de un tema, como el laboral, recurrente desde hace muchos años y que ya se ha tocado sucesivas veces. La última con Zapatero. Rajoy está condenado a repetir la misma política pero sin tantos remilgos, a pesar de haber nombrado un comité de expertos para dar un barniz tecnocrático a la reforma. Unos tecnócratas que año tras año repiten un mismo esquema simplista que en gran medida contiene las respuestas en el enunciado.

La justificación de las propuestas de recorte de las pensiones (otra cosa no es, aunque se vista de alargar la vida laboral, o de “aplicar un coeficiente corrector”) se fundamenta en un esquema simple: el alargamiento de la vida de la gente prolonga el periodo de jubilación, aumentando considerablemente el gasto en pensiones. Como además se ha reducido la fertilidad, el volumen de personas en edad de trabajar se reduce y no se reemplaza en volumen suficiente a las personas que abandonan el mercado laboral. De lo que se colige una desproporción de la ratio jubilados/activos. Ello abriría dos escenarios: o mantener las pensiones actuales, con la consiguiente sobrecarga para la población activa (que habría de aumentar considerablemente su contribución a la seguridad social), o reducir la pensión individual para reducir la carga a pagar. La prolongación de la vida laboral sería una modalidad intermedia entre las dos, pues por una parte si trabajamos más tiempo cobraremos menos años la pensión y por otra estaremos contribuyendo más a sufragarla. Con cuatro miradas a las pirámides de edad y unas pocas proyecciones económicas, el argumento parace convincente.

La defensa del actual sistema de pensiones se ha basado en cuestionar alguna de estas hipótesis: los mismos economistas que ahora defienden los recortes vieron desmentidas sus anteriores previsiones sobre proyecciones demográficas, en torno a las cuales argumentan sobre el problema del empleo. Por ejemplo, si ahora la Seguridad Social está en déficit no es debido a un problema demográfico, sino a otro de raíz económica: hay más de 6 millones de personas dispuestas a trabajar (y a aportar contribuciones) a las que hoy la lógica del sistema económico les niega esta posibilidad. Se trata de críticas ciertas: si fracasaron las viejas previsiones que aseguraban que el sistema de seguridad social ya tendría que haber colapsado es porque no se han cumplido sus hipótesis: en cuanto la actividad económica se disparó, no dejó de llegar gente al mercado laboral español, tanto del interior (aumento la participación laboral de las mujeres, especialmente) como del exterior. Si se trata de ir reemplazando la gente que sale del mercado laboral, bastaría una buena política inmigratoria para llenar los huecos de los que se van jubilando. El problema no es la demografía, sino el funcionamiento de la economía y las políticas migratorias. A ello añanden los heterodoxos que al pensar en las contribuciones necesarias para financiar las pensiones hay que tener en cuenta no solo el volumen de personas que trabajan sino también su productividad: si ésta crece, el mismo número de gente está en condiciones de financiar con su producción un volumen mayor de dinero. Por tanto, la defensa tradicional del sistema actual se basa en considerar que la viabilidad de las pensiones se puede sustentar promoviendo una política económica de pleno empleo, permitiendo un flujo migratorio adecuado y aumentando la productividad.

Comparto bastantes de estos argumentos. Pero me temo que no abordan el meollo de la cuestión y que van a ser desoídos con relativa facilidad. No estoy seguro de cuál va a ser el comportamiento de la productividad en una economía que ha esquilmado reservas naturales como la de petróleo. Ni tengo mucha confianza en que sin cambios radicales podamos esperar que en el corto o medio plazo podamos pensar en el relanzamiento de políticas económicas de pleno empleo. Y por esto me parece necesario que, sin despreciar los contraargumentos posibilistas, desarrollemos un debate más general en el que repensar la cuestión de las pensiones en particular y del envejecimiento en general.

La cuestión fundamental es que una sociedad debe mantener al conjunto de su población en un grado aceptable de bienestar. Y debe ser capaz de conseguir tanto los recursos adecuados para garantizarlo como un sistema distributivo que permita a todo el mundo acceder a él. Qué constituye un nivel de bienestar aceptable es sin duda una cuestión discutible, que sin embargo exige una acción social permanente. Una parte de la victoria del neoliberalismo se ha basado en la capacidad del capital de modelar el concepto de bienestar, confundiendo necesidades básicas, caprichos y males sociales en un mismo paquete (y a la vez metiendo en la categoría de “trabajo” actividades que aportan bienestar social, otras que son simple reflejo de un modelo de dominación e incluso algunas que deberían entrar en la categoría de ocio). Hay que plantear el debate de las pensiones dentro de otro más general sobre la distribución de la renta. Si la sociedad va a ser más rica en el futuro, como prometen los economistas ortodoxos, no tiene sentido que sea una parte de la población, la de edad más avanzada, la que tenga que empobrecerse de forma absoluta o relativa. Si la sociedad va a ser más pobre, como sospechan sobre todo los economistas ecológicos, tampoco tiene sentido que sea la gente mayor la que deba pagar el pato. En este caso habría que plantear un modelo distributivo y de organización social viable para todo el mundo.

Hay otra cuestión asociada tan vital como la del reparto. La del trabajo. En el debate del envejecimiento tiene dos dimensiones. En primer lugar está el hecho que en un mundo con empleos diferentes el impacto laboral sobre la vitalidad, la salud y la posibilidad de trabajar es muy desigual. No todo el mundo llega en iguales condiciones a la misma edad y por tanto no todos tienen las mismas posibilidades de desarrollar, con los parámetros actuales, una actividad laboral “normal” a la misma edad. Alargar la edad de jubilación castiga especialmente a las personas con empleos “manuales” (aunque casi todos lo sean, no son reconocidos homólogamente). Lo de trabajar hasta los setenta años lo puede sustentar un profesor universitario o un directivo, pero no un trabajador de la construcción o una enfermera. La propia continuidad de la vida laboral está sujeta al espacio laboral de cada cual. El sistema castiga duramente a las personas con trayectorias laborales intermintentes, a los empleos más precarios, a los que suelen ser pobres toda su vida laboral. Y, por otra parte, el envejecimiento obliga a plantear otra cuestión fundamental, al exigir una mayor carga laboral de cuidados. La forma como se resuelva esto — con trabajo familiar, con servicios públicos, con trabajo informal…— afectará directamente a las desigualdes sociales —de renta y de trabajo— y de nuevo a la cuestión de la distribuciónde la renta.

Romper la presión sobre las pensiones públicas exige, a mi entender, abrir el espacio de debate más allá del que nos proponen. Obliga a plantear socialmente la cuestión de qué es una distribución social justa, cómo hay que contribuir a la misma, qué carga laboral debemos soportar. El neoliberalismo —y los grupos de capital que representa— ha tenido éxito porque ha sabido acotar los marcos de debate que le son favorables. Sólo cambiando de marco referencial forzaremos una perspectiva diferente.

La defensa de la negociación colectiva

La última reforma laboral contenía importantes bombas de relojería de efectos retardados. La más importante afectaba a la negociación colectiva. El objetivo explícito de la reforma era limitar la negociación colectiva al marco de la empresa. Y para ello introducía mecanismos, como la limitación de la ultractividad a un año, que iban a facilitar la transición. Al concluir el término de vigencia de los convenios colectivos, los empresarios que quisieran podían dejar pasar un año para que dejar que se extinguiera completamente y, una vez eliminada toda protección del viejo convenio, imponer una negociación a la medida. En algunos casos, simplemente para imponer clausulas más favorables que las del anterior convenio, sobre la base del chantaje de que o firmas esto o no hay acuerdo. En otros, dinamitando los convenios sectoriales simplemente forzando a negociar nuevos convenios de planta o de empresa.

Los principales estudios internacionales sobre los espacios de la negociación colectiva son concluyentes. Allí donde predominan los convenios de empresa —especialmente en el mundo anglosajón— las desigualdades laborales de todo tipo, especialmente las salariales, son mucho mayores y afectan incluso a personas de una misma profesión. Allí donde la norma es negociar a nivel de empresa hay enormes sectores de asalariados a los que no llega la negociación colectiva. Sus condiciones laborales vienen marcadas por las normas legales —salario mínimo, jornada legal de trabajo— y lo que individualmente quiera dar el empresario. Es un modelo favorable al empleo para pobres, al autoritarismo y al paternalismo empresarial (la cara amable del otro paternalismo). La fragmentación de la negociación colectiva abre además las puertas a una competencia empresarial basada en lo peor —el que paga menos y explota más tiene la esperanza de desbancar a sus rivales—. En lugar de promover la eficiencia se consigue rentabilidad a base de elevados costes sociales. La negociación colectiva a nivel de empresa promueve la injusticia social y la ineficiencia productiva.

El modelo de negociación colectiva español es al respecto bastante confuso. Combina negociación de empresa y convenios sectoriales. Un modelo complejo del que muchas empresas han sabido sacar tajada recurriendo a la subcontratación —que les permite utilizar de forma indirecta mano de obra en diferentes condiciones laborales según el convenio que se le aplica— o incluso diferenciando las condiciones de su propia empresa (en el curso de una investigación sobre el sector de componentes de coche, encontramos por ejemplo una misma empresa que en la provincia de Barcelona aplicaba cuatro convenios colectivos, uno distinto en cada planta). El sindicalismo español no ha sido capaz de generar un marco general en la negociación colectiva que, por ejemplo, limitara por arriba y por abajo las diferencias salariales. Y ello explica el elevado grado de desigualdad salarial de nuestro país. Aunque hay que reconocer que al menos los convenios de sector han conseguido generar un suelo de condiciones laborales en los sectores que ocupan la base de la pirámide ocupacional. Esta falta de perspectiva igualitaria ha afectado tanto a las corrientes más acomodaticias de nuestro sindicalismo —que han tendido a negociar sin cuestionar los marcos— como a los sectores radicales más propensos a primar las luchas en las grandes empresas que a promover un marco de negociación más integral. Al fin y al cabo, todo el mundo hace lo que puede.

Ahora la cosa es mucho peor. Pues de lo que se trata es no sólo de rebajar derechos sino de romper los suelos de negociación. La demanda de movilización sindical es totalmente justa, aunque quizás llega tarde y habría exigido una amplia campaña de información pública de lo que representa el cambio de modelo. De momento han conseguido un acuerdo con la patronal que da un margen de tiempo para seguir negociando. Es posible que incluso para una parte de empresarios la desregulación de condiciones de trabajo a que puede llevar la quiebra del sistema actual les puede parecer una aventura peligrosa. Pero el peligro sigue ahí y conjurarlo solo se puede conseguir si se consigue que una enorme masa social entienda y luche por imponer un marco de negociación que garantice condiciones laborales dignas para todo el mundo.

Jóvenes: la nueva moda en política de empleo

Que la situación de los jóvenes es crítica está fuera de duda. Hace dos meses ya me referí a ello en este mismo cuaderno y las cosas siguen igual. Lo discutible es focalizar el tema como lo han hecho las autoridades europeas, con una maniobra que en parte trata de dar respuesta a una situación insostenible, pero que puede resultar una mera estrtaegia de distracción.

En primer lugar, porque el paro masivo de los jóvenes es un reflejo extremo del problema más general de empleo que atenaza a las sociedades europeas. Un problema que solo tiene salida en el marco de una política general de pleno empleo. Cuando las politicas de empleo son generales tiene sentido organizar políticas adaptadas a colectivos con características especiales. Es lo que ya sabían los redactores del Informe Beveridge en 1943. Pero cuando se carece de una política general, focalizar el tema en un solo sector no resuelve el problema y se convierte en una vía que puedeenfrentar a sectores de parados entre sí. La aplicación de medidas específicas en este contexto tienden a incluir otros componentes negativos: generar empleos en condiciones degradadas para el colectivo en cuestión (como ocurre con el nuevo marco contractual que condena a los jóvenes españoles a la precariedad laboral asegurada hasta los treinta años), o justificar la transferencia de costosas subvenciones a los presuntos creadores de empleo.

Todo ello está presente en la pomposa política de empleo juvenil que anuncia la Unión Europea. Los jóvenes dan miedo y hay que entretenerlos con algo. Pero para que den miedo de verdad y obliguen a cambios sustanciales en la lógica de las políticas es necesario que entiendan que en su situación tienen escasas posibilidades de mejorar si no se desarrolla una verdadera política de empleo y bienestar, un cambio institucional orientado a garantizar a todo el mundo —jóvenes, mujeres, personas mayores,…— una vida laboral y personal digna. De ahí que uno, que es malpensado, sospecha que lo que ahora se nos trata de vender es una nueva maniobra de diversión y división para mantener el statu quo.

Tejidos ensangrentados: el coste de la globalización

La muerte de más de un millar de personas al hundirse una fábrica-taller en Bangladesh ha hecho evidente lo que muchas personas ignoran. El bajo coste de los textiles asiáticos (y de otros países pobres) tiene un coste social no contabilizado: el de “la sangre, sudor y lágrimas” de cientos de miles de personas condenados a largas, duras y costosas jornadas laborales para producir unas prendas que nunca podrán vestir. El discurso liberal dice que gracias a estas actividades está aflorando una nueva clase media bienestante en esos países, aunque más bien parece que lo que se está desarrollando son unas capas parasitarias que cooperan con las multinacionales en la explotación de sus propios compatriotas. El discurso liberal también dice que lo que tenemos es una competencia entre la producción más cara de los países ricos y la más barata de los pobres (y por ello si queremos mantener el empleo no tenemos otra posibilidad que renunciar a derechos sociales). Pero lo que también ha puesto en evidencia este nuevo desastre social es que aquí, de competencia poca. Que se trata de un sistema de organización piramidal en la que la cúpula está ocupada por las grandes marcas internacionales que tienen una limitada competencia en sus mercados. La historia se repite, hace poco tiempo supimos de la explotación en las fábricas chinas de los subcontratistas a cuenta de Apple. Hoy son las glamourosas marcas textiles, las Zara, Corte Inglés, Mango, Tchibo, H&M, C&A, Tommy Hilfinger…. las que aparecen relacionadas con el desastre. Unas empresas reluctantes a negociar con los sindicatos y pagar pequeñas mejoras salariales.

No hay que ser muy experto para entender la situación. Al menos en España donde la familia Ortega, propietaria de Inditex, y la familia Andic, propietaria de Mango, se han situado entre las personas más ricas de España y del planeta en pocos años. Su historia es la del éxito de sus marcas. Pero la acumulación de un excedente tan rápido está sin duda deteminada por su capacidad de obtener un elevado margen gracias al ahorro de coste en la producción internacional. Aunque tampoco podemos perder de vista que sus condiciones laborales en la cadena de distribución dejan mucho que desear: forma parte del segmento de empleo juvenil, mayoritariamente femenino, donde predominan los bajos salarios y el empleo a tiempo parcial agravado por la continua variabilidad de horarios a que están sometidos los empleados. Por cierto, dentro de esta cadena de desastres siempre hay unos peores que otros: mientras que Inditex ha aceptado entrar en algún tipo de negociación, por el momento e Corte Inglés figura entre las empresas reluctantes a cualquier pacto, algo que no parece extraño conociendo la política antisindical que la empresa desarrolla en España.

¿Podemos hacer algo ante todo esto? Lo más simple es dejarles de comprar. Aunque el problema con el poder de los consumidores es que casi nunca tenemos suficiente información para saber quién actua de forma distinta. Por ello es bueno combinar acción colectiva e individual. Y parece claro que la primera debe ir orientada en una triple dirección: imponer cambios en las políticas comerciales mundiales —permitiendo un cierto grado de proteccionismo a los países en desarrollo para que su industria no dependa exclusivamente de las exportaciones—; apoyar los avances democráticos y de los movimientos sociales en estos países —hay que acorralar a los gobernantes que dan cuerda a los represores locales—; y exigir algún tipo de carga a las empresas locales que importan en condiciones infames.

Etiquetas:
junio 8, 2013

ELA: El 75% de trabajadores de residencias de Gipuzkoa han firmado acuerdos

Iturria: diariovasco.com – 2013/06/07

El sindicato ELA ha cifrado en un 75% el porcentaje de trabajadores de residencias de ancianos en Gipuzkoa que han firmado acuerdos con sus empresas, cuando se cumplen cuatro semanas de huelga indefinida en el sector.

El representante de ELA, Iñigo Zubeldia, ha declarado, antes del comienzo de una manifestación de protesta por el conflicto celebrada en San Sebastián, que esta semana se han alcanzado seis nuevos acuerdos en los centros de Aretxabaleta, Segura, Legazpi, Pasionistas de Irún, Nuestra Señora de las Mercedes de San Sebastián y Argibeleta de Hondarribia.
Según Zubeldia, en ninguno de estos centros estaba convocada la huelga ni tampoco había delegados de ELA, por lo que “no había presión sindical”. Esto ha supuesto que la patronal “llegue a la conclusión de que se pueden alcanzar dichos acuerdos”, ha afirmado Zubeldia.
El representante sindical ha recordado que, de los centros en huelga, todavía hay 13 residencias que no han firmado el acuerdo con sus correspondientes empresas y ha cifrado en 900 los trabajadores que aún se encuentran fuera de estos acuerdos.
junio 8, 2013

ELA llama a una huelga de siete días en el metal en Euskadi

Iturria: eldiario.es – 2013/06/06

  • Itziar Larrazabal (ELA) “El objetivo es que la reforma laboral de Rajoy no entre en las empresas”.
  • LAB plantea tres días de huelga en Gipuzkoa, dos en Bizkaia y un día conjunto en todo el País Vasco.
  • UGT responsabiliza a la patronal de la conflictividad en el metal del Vizcaya por su “intransigencia e inmovilismo”.
  • El convenio del metal afecta a unos 145.000 trabajadores en el País Vasco.

El sindicato abertzale ELA ha convocado una huelga en el sector del metal en todo el País Vasco de siete días de duración este mes de junio. La convocatoria, que se ha presentado ante la autoridad laboral este jueves, pretende evitar que la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy entre en las empresas del sector. En Gipuzkoa, el convenio del metal afecta a alrededor de 50.000 trabajadores, en Bizkaia a 65.000 y en Álava a 30.000. Los días elegidos para la huelga y las movilizaciones van del 17 al 21 de junio, según confirmaron ayer fuentes de la central sindical mayoritaria. ELA está celebrando estas semanas asambleas de delegados en los tres territorios para preparar tanto el paro, como las movilizaciones que le van a acompañar.

La secretaria de Organización del Metal de ELA, Itziar Larrazabal, aseguró a EDN que el objetivo de esta huelga es que “no entre la reforma laboral [del gobierno de Rajoy] en las empresas. Y ¿cómo se logra esto? Blindando los convenios de las empresas”, se respondió. ELA ha realizado la convocatoria de paro de siete días en solitario, pero han hecho un llamamiento al resto de sindicatos para que la secunden y se sumen a ella. El sindicato LAB ha recogido el guante hoy viernes.

El sindicato LAB ha presentado una propuesta de movilizaciones, durante la semana del 17 al 21 de junio, en el Metal que está “abierto al acuerdo” con el resto de centrales sindicales. El responsable del Metal de LAB Jon Ander Goñi ha explicado que la “propuesta movilizadora” del sindicato para la semana del 17 al 21 plantea “tres días de huelga el 17, 19 y 21 en Gipuzkoa, la posibilidad de convocar un día conjunto de huelga en los tres territorios de Euskadi y la posibilidad de convocar dos días de paro en Bizkaia”. Goñi ha propuesto que estas movilizaciones se lleven a cabo en todas las empresas del Metal, no sólo en las que se hayan llegado a acuerdos para el convenio de obligado cumplimiento, como ha planteado ELA que ha anunciado huelga en el Metal de Euskadi del 17 al 21 de junio. El responsable de LAB ha esperado que haya una “respuesta unitaria” de movilizaciones en el sector. En este sentido, ha señalado que LAB está abierto a acordar su propuesta de movilización con el resto de centrales sindicales.

La central que dirige Txiki Muñoz pretende, con la convocatoria de esta semana de movilizaciones y huelga, que el 7 de julio “el mayor número de empresa de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa tengan un convenio de empresa de cumplimiento obligatorio”. A partir del 8 de julio, y como efecto de la reforma laboral, vencen la ultraactividad de los convenios: 95 convenios sectoriales del País Vasco, con 276.000 trabajadores afectados, y de otros 327 de empresa, con 46.000 empleados. La huelga que ahora ha convocado ELA afectará únicamente a las compañías que no hayan pactado “un suelo mínimo de obligado cumplimiento”.

ELA ya había denunciado el “bloqueo que ejercen Adegi, SEA y Cebek en los sectores para obtener rentabilidad de la pérdida de ultraactividad”, el planteamiento de movilización en las empresas sin acuerdo “incorpora elementos que romperían este bloqueo y tendrían efectos incluso en la posición patronal”, según la central.

junio 8, 2013

ELA y LAB seguirán apostando por la movilización como “vía para cambiar las políticas”

Iturria: eldiario.es – 2013/06/07

Afirman que han salido “reforzados” de la huelga del 30 de mayo y apuestan por seguir impulsando la Carta de Derechos Sociales

Los sindicatos ELA y LAB, junto con el resto de centrales y colectivos convocantes de la huelga del 30 de mayo, han afirmado que seguirán apostando por la movilización como “vía para cambiar las políticas”.

Los sindicatos y organizaciones sociales que convocaron la huelga general del 30 de mayo han ofrecido este viernes una rueda de prensa en Vitoria, en la que han participado, entre otros, el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, y la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, en la que calificado de “muy positiva” esta convocatoria

En su comparecencia, han asegurado que la huelga general ha sido un “paso importante” en el proceso de movilización social a favor de un cambio de las políticas públicas y se han reafirmado en que la movilización es la “vía para cambiar las políticas”.

Según han señalado, los datos de seguimiento de la huelga, así como la asistencia a las manifestaciones convocadas muestran que “no solo existe una amplia demanda social” que avala la apuesta que se hizo para ese día, sino que “una parte importante” de la clase trabajadora vasca y de la sociedad en general participó activamente a favor de las reivindicaciones de la huelga.

“Damos un valor muy importante a lo que hicimos el día 30. Nos movilizamos, hemos dado lo mejor porque creemos en lo que defendemos y porque nos negamos a que la movilización quede como recurso para cuando no haya remedio. Dicho de otra manera, porque pensamos que es esencial mantener un espacio colectivo que no se deje arrastrar. En el fondo, ¿qué se nos pide? Que les dejemos hacer, que no se planteen otras alternativas”, ha agregado.

A su juicio, la huelga general ha conseguido poner en el debate las razones por las que se convocó como el aumento del desempleo, unos presupuestos públicos “muy restrictivos” que “agravan” el paro, la pobreza y las desigualdades sociales, la reforma de las pensiones o una política fiscal favorable al capital y que no lucha contra el fraude fiscal.

Tras denunciar también el “ataque” contra los salarios en lo público y lo privado, han afirmado que se convocó la huelga con la “ambición de darle la vuelta a esta situación”.

“Decidimos que tocaba defender un espacio, el nuestro, marcando un posición clara. Conscientes de la importancia que tiene trabajar y enviar referencias alternativas y de movilización. No se nos escapaba la dificultad, nunca hemos dicho que vaya a ser fácil. Pero reivindicar un espacio colectivo nos parece esencial”, han apuntado.

Además, las organizaciones convocantes de la huelga se han reafirmado en su compromiso con la construcción de la ‘Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria’. Este proceso, que se puso en marcha el pasado 25 de mayo, va a tener continuidad el 14 de junio, fecha en la que se va a celebrar, en Altsasu, una asamblea.

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz ha afirmado que no existe “otro camino” que la movilización social y ha señalado que continúa la “ola neoliberal”.

En este sentido, ha advertido de las consecuencias de nuevas reformas como pueden ser la de pensiones, con la que, a su juicio, se pretende “hacer negocio”.

El responsable de ELA ha afirmado que los ciudadanos están “aterrorizados” con la posibilidad de salir a la calle para defender sus derechos, mientras que los partidos y los gobiernos “no sirven para nada”.

Por su parte, la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, ha indicado que la huelga supone el paso que va a dar pie a un nuevo calendario de movilizaciones, “porque hemos salido reforzados de la huelga del 30 de mayo”.

En este sentido, ha destacado que hay tres razones para afirmar que han salido reforzados: por un lado, porque la huelga ha tenido un amplio seguimiento, a pesar de las “amenazas” de la patronal empresa a empresa, con la reforma laboral en la mano; por otro, porque la lucha es “la única opción que queda”; y finalmente, porque la huelga ha reforzado la colaboración entre sindicatos y agentes.

Etxaide ha indicado que lo que está en juego es el modelo social que dará como resultado esta crisis y que el curso va a terminar dando pasos para reforzar la lucha por ese modelo social.

En este sentido, ha asegurado que la Carta Social será el “instrumento de lucha” para continuar sumando adhesiones de cara a reforzar la vía de la movilización y sumar nuevos sectores a la lucha por el cambio de modelo.

A %d blogueros les gusta esto: