Archive for enero 31st, 2013

enero 31, 2013

El becerro de oro del capital

Iturria: Susan George / nº 182 de Red Pepperhttp://www.redpepper.org.uk

El modelo económico que defienden las elites está más basado en la fe ciega que en la racionalidad, lo cual debe reflejarse en nuestras resistencias al mismo.

El informe del Grupo Euromemorandum, publicado recientemente, es tanto un análisis como un conjunto de propuestas particularmente importante y minucioso en lo que se refiere a reparar años de daño autoinfligido en la Eurozona. Su voz, aunque bienvenida, no es la única de un coro que ha llegado a ser potente.

Muchos expertos prestigiosos, como el premio Nobel Paul Krugman, Martin Wolf del Financial Times e innumerables ONG cantan con la misma partitura. Esta amplia coalición ha propuesto alternativas válidas y convergentes basadas tanto en la historia como en el sentido común.

Pero seamos honestos. Ninguna de las propuestas razonables y factibles de este consenso, trabajado desde el centroizquierda a los radicales veteranos, está encima de la mesa. Los gobiernos, el FMI e instituciones como la Comisión Europea y el Banco Central Europeo no sólo no las están discutiendo o implementando, sino que ni siquiera las leen. Esta cruda verdad debería darnos una pista con respecto a lo que sucede realmente.

No es de la economía de lo que hablamos. Hablamos de religión, de la religión del fuego eterno. No había ninguna razón económica para permitir que la suspensión de pagos griega, aparente o real, socavara y posiblemente destruyera 50 años de construcción europea. Grecia no representa más que el 3% de la economía europea. Sin embargo, en vez de obligar y ayudar a Grecia a corregir las evidentes anomalías económicas, lo que incluye un presupuesto militar inflado y ningún ingreso por vía de impuestos procedente de la Iglesia o los ricos, se impuso un escenario de obra de teatro medieval con moralina.

Las políticas de austeridad impuestas en todas partes son tan dogmáticas como cualquier dogma inventado por Calvino o el papa. No importa que las doctrinas recetadas no funcionen. No se trata de que funcionen si “funcionar” significa que se beneficie la gran mayoría de los pueblos europeos. Los mandamientos recetados deben aplicarse cualesquiera que sean las consecuencias: de acuerdo con las repetidas advertencias de sus adversarios, una recesión en toda regla y la más que probable destrucción de las notables, aunque deficientes, conquistas de la posguerra.

Se trata de antiguos y oscuros ritos de sacrificios humanos; hay que aplacar a los mercados. A estas misteriosas fuerzas casi divinas se les rendirán tributos: echar al fuego otro servicio público, más recortes salariales, más niños sin educación y más padres sin empleo, sin ayudas o mal pagados. La sed de estos dioses no se puede apagar. Como descubren con frecuencia los dirigentes europeos, siempre exigen nuevos sacrificios.

Sí, reconozco que también operan otras fuerzas casi racionales. No hablamos sólo de religión. También hablamos de política, dinero, poder y Rapport de Forces y las elites que nos gobiernan seguramente piensan que han encontrado una manera a toda prueba de que el pueblo vuelva a pagar la crisis de éstas. El capital debe continuar devorando el tejido social, privatizar los servicios públicos, incrementar la plusvalía y perpetuar las desigualdades ostensibles que lo mantienen a flote.

Lo que quiero decir a las personas que todavía están dispuestas a seguir luchando es que entiendan que en este momento no se trata de una discusión racional sobre las alternativas económicas con otras personas respetables cuyas ideas son simplemente distintas de las nuestras. Nos enfrentamos a un sistema de creencias rígidas, con muchos recursos a su disposición, cuyo sacerdocio está dispuesto a defenderlo hasta la muerte. Sí, debemos seguir con nuestras campañas y explicaciones, nuestras propuestas y publicaciones, nuestras ocupaciones y marchas. Pero también debemos hacer mucho más que esto.

Con la campaña de impuestos sobre las transacciones financieras de Attac verificamos la regla del pulgar [un procedimiento destinado a recordar o calcular aproximadamente un valor o tomar una decisión] de Gandhi: “Primero te ignoran, luego se ríen de ti, luego te critican y dicen que no puede funcionar nunca, entonces ganas”. Hemos avanzado considerablemente con esta campaña, pero sigue sin aplicarse al euro. Sólo ganas cuando la mayoría de tus adversarios se da cuenta de que es de su interés o cuando ya no aguanta la presión.

Las propuestas del Euromemorandum no son del interés de los mercados financieros y no podemos maquillarlas para que lo sean, de manera que nos situamos en la fase 1 de Gandhi: nos ignorarán. Es por esta razón que necesitamos el apoyo no sólo de economistas sino también de antropólogos, historiadores, actores, cómicos y teólogos. Necesitamos la sátira y la denuncia, los sermones y nuestras propias obras de teatro medievales con moralina.

Algunos de nuestros enemigos quizá hasta reconozcan que se están poniendo en peligro al adorar al becerro de oro. No olvidemos al enviado papal a quien en 1209, durante la cruzada albigense, le preguntaron sus soldados qué hacer con los católicos que se pudieran encontrar entre los herejes. Él, como los mercados sagrados y el 1%, gritó “Mátalos a todos, Dios reconocerá a los suyos.” Quizá también a los alemanes.

enero 31, 2013

La plantilla de Grupo Antolín Álava convoca una huelga indefinida por el despido de 9 trabajadores

Iturria: 20minutos.es – 2013/01/21

La plantilla de Grupo Antolín Álava, empresa proveedora de Mercedes Benz, ha convocado una huelga indefinida a partir del 28 de enero en protesta por los nueve despidos efectuados el pasado viernes en la compañía.

Los despidos se produjeron con el argumento de la existencia de “causas económicas y productivas”, según ha informado este lunes ELA en un comunicado.

El sindicato ha denunciado la actitud de la dirección, de la que ha afirmado que “lejos de trabajar para mantener el empleo, ha optado por el camino del medio, con la resultante de nueve puestos de trabajo menos”.

Tras recordar que hace menos de diez años trabajaban la planta de Vitoria daba trabajo “a casi 200 familias”, ha lamentado que la dirección haya decidido “potenciar su planta de Burgos en detrimento” de la de la capital alavesa, en la que hoy en día apenas hay 30 operarios.

“menos traumáticos”

El sindicato ha asegurado que ésta es “la única” empresa proveedora de Mercedes Benz que ha actuado de esta forma, ya que el resto se han “amoldado” a la menor demanda existente con Expedientes de Regulación de EMPLEO (ERE) de suspensión, “menos traumáticos para sus trabajadores”.

ELA ha destacado que seis de los despedidos son afiliados de este sindicato. Además, ha informado de que tras los despidos, se celebró una asamblea de trabajadores “en la quedó patente la actitud de compadreo que UGT mantiene con la empresa”. No obstante, ha subrayado que los empleados decidieron por mayoría la convocatoria de una huelga indefinida a partir del día 28 de enero.

Esta organización sindical ha pedido a la dirección de Grupo Antolín Álava que readmita de manera “inmediata” a los trabajadores despedidos y que se abra un proceso negociador “transparente” y que pueda “satisfacer a todas las partes”.

enero 31, 2013

¿Para qué sirven las privatizaciones?

Iturria: Juan Torres López – 2013/01/31

Las políticas neoliberales se presentan casi siempre revestidas de argumentaciones sofisticadas y bien difundidas gracias a la generosa financiación de los grandes grupos financieros y empresariales a grupos mediáticos y de investigación, a académicos, economistas y periodistas que se encargan de crear opinión favorable a las medidas que toman los gobiernos. Sin embargo, las evidencias empíricas que pudieran demostrar la veracidad de esos argumentos con prácticamente nulas en casi todos los casos. En estos momentos estamos sufriendo una nueva amenaza al bienestar social y a la eficiencia económica que igualmente se trata de justificar como imprescindible y positiva con argumentos que una vez más carecen de fundamento y realismo.

Me refiero a la nueva fase del proceso privatizador que en España comenzó a mediados de los años ochenta del pasado siglo, que ha ido dejando unas secuelas lamentables en nuestra economía y que ahora se dirige hacia servicios públicos esenciales en el sector sanitario y educativo.

De 1984 a 1996 se llevaron a cabo unas 70 operaciones de privatización de empresas públicas mediante distintos tipos de procedimientos, generalmente orientadas a abrir su capital a los intereses privados y casi siempre justificadas por la necesidad de ajustarse a lo establecido en las normas y directivas de la Unión Europea, a la que nos incorporábamos en esos años.

Más tarde, y hasta el final de la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero, se entró en una segunda fase, muy distinta, más radical y orientada a desmantelar la práctica totalidad del sector público empresarial español para ponerlo en manos del capital privado. Y ahora, como he dicho, se trata de hacer lo mismo con la sanidad y la educación públicas.

Esto último era algo difícil de justificar en años anteriores, dado el alto aprecio que la población tiene por esos servicios, pero ahora se puede utilizar la crisis y los problemas de la deuda pública para argumentar que es algo imprescindible para resolverlos.

Este argumento se une a los que siempre se han dado para llevar a cabo las privatizaciones: que hay que acatar las normas europeas, que es imprescindible vender para proporcionar recursos al Estado y que, además, al hacerlo se dispondría de los mismos bienes o servicios a menor precio y con mayor calidad y eficacia.

Los medios de comunicación e incluso muchas revistas académicas están llenas de textos dirigidos a justificar y desarrollar estas tres ideas pero, como señalé al principio, la evidencia empírica muestra claramente que no tienen mucho fundamento y que no reflejan la realidad de lo que sucede cuando se privatizan empresas o servicios públicos.

Es verdad que la Unión Europea ha impuesto un adelgazamiento del sector público (con el mismo objetivo que en España) pero no lo es menos que aquí se ha llegado más lejos innecesariamente, con el único propósito de satisfacer en mayor medida a los grupos privados interesados en quedarse con la antigua propiedad pública. Buena prueba de ello es que en otros países aún perviven empresas públicas en sectores estratégicos que en España han sido desmantelados.

Tampoco es verdad que las privatizaciones sean una fuente de ingresos netos para los Estados. Son, por el contrario, un negocio ruinoso. Las que se llevaron a cabo de 1984 a 1996 reportaron un total aproximado de 13.200 millones de euros, y las que se realizaron de este último año a 2007, unos 30.000 millones. La prueba de que fueron operaciones nefastas para los intereses del conjunto de la sociedad española es que solo cuatro empresas en su día privatizadas (Telefónica, Gas Natural, Endesa y Repsol) obtuvieron en un solo año, 2011, unos beneficios superiores a los 10.000 millones de euros, y todas las de energía y telecomunicación más de 12.000. Si a ello se le suman los que hubieran proporcionado los antiguos bancos públicos y las demás empresas privatizadas, es fácil deducir que lo que ha producido su traspaso a manos privadas es una extraordinaria merma en los ingresos del Estado.

Finalmente, tampoco es cierto que la privatización haya generado más competencia. En realidad, se ha reproducido el mismo mercado de carácter oligopolista, ineficiente y caldo de cultivo de grandes acuerdos para imponer precios a los consumidores. La prueba la tienen mes a mes todos los españoles cuando pagan las tarifas que suelen estar entre las más elevadas de toda Europa.

Y tampoco es cierto que la privatización vaya acompañada de mejor calidad en el servicio. Por el contrario, diversos estudios han demostrado que las política de privatizaciones están asociadas al aumento de la mortalidad por abuso de alcohol, enfermedades cardiovasculares, suicidios y homicidios, especialmente entre hombres. Y está bien demostrado que llevan consigo la disminución del número de médicos, dentistas y de camas cuando se llevan a cabo en el sector hospitalario.

Los estudios empíricos que se han llevado a cabo en España, como el de las profesoras Laura Cabeza y Silvia Gómez Ansón, demuestran que las antiguas empresas públicas no han registrado “mejora significativa en la rentabilidad, en la eficiencia, en el volumen de ventas y de inversión, ni cambios significativos en el nivel de endeudamiento o en el empleo” después de haber sido privatizadas (“Los procesos de privatización en España: determinantes e implicaciones de la eficiencia empresarial”, ‘Estudios de economía aplicada’, vol. 27-2, 2009, p. 20).

Los resultados de las privatizaciones han sido simplemente el beneficio de los grupos privados que adquirieron la propiedad pública a bajo precio. No hay rentabilidad social en ellas y en realidad constituyen un vergonzoso expolio al conjunto de la sociedad. Por eso urge que en España se lleve a cabo una investigación profunda de las privatizaciones realizadas, de las condiciones en que se efectuaron, de sus beneficiarios y de lo que éstos dieron a cambio a quienes las aprobaron y ejecutaron, que no ha sido poco, como puede comprobarse casi a diario cuando se tienen noticias de la corrupción tan generalizada en los partidos que las impulsaron. Ningún robo debe quedar impune y es un elemental deber de ejercicio democrático que la ciudadanía conozca lo que se ha hecho con su patrimonio, así como castigar a los culpables de su dilapidación en manos de grupos privados amigos.

enero 31, 2013

El “Vía Crucis” de los recortes sociales del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2013/01/30

70 personas realizan un vía crucis desde las oficinas de Lanbide en Mazarredo hasta “Sabin Etxea” donde 3 han sido crucificadas. Esta iniciativa surge para exigir a los nuevos responsables políticos de Lanbide acabar con las malas prácticas del Servicio Vasco de Empleo y ampliar la protección social

“Vía Crucis”…
  • Esta mañana unas 70 personas afectadas por los recortes del Servicio Vasco de Empleo-Lanbide han desarrollado un vía crucis desde las oficinas de Lanbide en Alameda Mazarredo hasta “Sabin Etxea”; donde han sido finalmente crucificadas. Esta iniciativa surge con el ánimo de exigir a los nuevos responsables políticos de Lanbide acabar con las malas prácticas del Servicio Vasco de Empleo y ampliar la protección social, siempre en base a criterios de justicia social.
     
  • Con esta movilización se ha denunciado la constante vulneración de derechos sociales que se producen a diario en las oficinas de Lanbide, afectando de manera más directa a las familias que sufren en sus carnes las consecuencias de la actual situación de crisis económica: personas en paro, con empleos precarios y pensionistas con escasos recursos económicos. Así,
contra los recortes sociales de Lanbide
  • Las personas “sin techo” o que residen de forma temporal en albergues, centros residenciales, pisos de inserción y acogida por diferentes motivos (exclusión social, enfermedad mental, minusvalías, drogodependencias…); ya no podrán acceder a las prestaciones sociales de Lanbide: Renta de Garantía de Ingresos, Renta Complementaria de Ingresos de Trabajo, Complementos de Pensiones y la Prestación Complementaria de Vivienda. Por lo tanto no tendrán posibilidad de salir de la calle, la mendicidad y la pobreza; nunca podrán desarrollar un proceso de inclusión social. Esta medida afecta, a día de hoy, a cerca de 4.000 personas sólo en Bizkaia.
     
  • Demora de dos meses en la atención a las personas que necesitan las prestaciones para poder llegar a fin de mes debido a la falta de personal para dar salida al aumento de las situaciones de desempleo, precariedad y pobreza.
  • Imposición de un número máximo de personas que pueden ser atendidas por día, esto supone guardar cola durante toda la noche a las puertas de la mayoría de oficinas de Lanbide.
  • Incumplimiento sistemático de la normativa que rige la tramitación y acceso a las prestaciones sociales; vulneración de derechos en la revisión y resolución de los expedientes de acceso a las prestaciones sociales.
  • Falta de operatividad de las oficinas y fallos en el sistema informático.
     
  • Retrasos en la actualización de los expedientes de entre 6 y 8 meses.
  • Continúas campañas de criminalización sobre las personas perceptoras.
 
COLECTIVOS SOCIALES DE BIZKAIA:
Argilan, Asamblea Abierta en Defensa de las Prestaciones Sociales, “Asamblea de Invisibles” (Ikustezinak), Asamblea de Parad@s de Sestao, Berri-Otxoak (Barakaldo), Danok Lan (Galdakao), Elkartzen, Mujeres del Mundo, Posada de los Abrazos, R.B.U. Taldea (Renta Básica Universal) y SOS Racismo.
 
4d276277f5da3b6d2c311da161363f5e_XL
A %d blogueros les gusta esto: