O la deuda o nosotros

Iturria: rebelion.org / Mariucha Fontana – 2012/10/29

El rescate de la banca convertido en deuda pública es un atraco a los trabajadores y al pueblo para garantizar los beneficios privados de los banqueros y socializar sus pérdidas.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2013 aprobados con el voto del PP en su primer trámite parlamentario, son una clara demostración de que gobiernan para la banca y están dispuestos a inmolar a los trabajadores y al pueblo para hacer lo que exige la troika en beneficio de los banqueros, los especuladores, los grandes empresarios y los millonarios. El rescate de la banca convertido en deuda pública es un atraco a los trabajadores y al pueblo para garantizar los beneficios privados de los banqueros y socializar sus pérdidas.

Las cuentas presentadas (ver el recuadro adjunto) tendrán gravísimas consecuencias para la vida del pueblo trabajador. El pago de las cargas y de los intereses de la deuda equivalen a la suma de los gastos de todos los ministerios. Como en una transfusión de sangre, un puñado de bancos absorbe toda la riqueza que los trabajadores producen, exigiendo aún más sobreexplotación. Con ello los recortes se profundizan, es un atraco sin fin a la clase trabajadora y al pueblo para mantener los beneficios del 1% de capitalistas. Nos enfrentamos a una disyuntiva en que o trabajamos y comemos o pagamos la deuda, una deuda que nos es nuestra sino de los banqueros y que nos conduce a un empobrecimiento sin precedentes.

Vivimos en una situación de permanente atraco. Los empresarios, aprovechándose de la crisis y de la reforma laboral, rebajan sueldos y abusan de una mano de obra joven altamente cualificada, pagando sueldos indignos. Los ERES no paran. Una cantidad enorme de parados están dejando de cobrar la prestación y no consiguen empleo, y cerca de dos millones de familias tienen ya a todos sus miembros en paro y sin ingreso alguno. Una situación que sigue empeorando, pues se profundiza la recesión y el desempleo superará el 25% en el 2013. Muchos trabajadores/as no cobran sus sueldos y se ven obligados a hacer huelgas para cobrarlo.

A esta situación insostenible, se le suman nuevos recortes en los Presupuestos del 2013, que el ministro de la Hacienda, Cristóbal Montoro, califica cínicamente como “los más sociales de la democracia”. En ellos a la reforma laboral, al “pensionazo”, al robo de la paga de navidad de los empleados públicos, al recorte de la prestación por desempleo, a la subida del IVA, de la luz y del gas, a los desahucios masivos, se les suman nuevos recortes en el gasto público y social para poder destinar más dinero aún a los bancos.

El gobierno anunció que “incrementaría” las pensiones en un 1%, casi dos puntos por debajo de la inflación. La difusión de la noticia de que la Seguridad Social acumula un déficit superior al 10% confirma que ni tan sólo ese 1% está garantizado, dibujándose en el horizonte nuevos “pensionazos”.

El propio ministro de Hacienda anuncia además que preparan nuevas “reformas estructurales”, 43 reformas legales que afectarán al mercado laboral y la política de empleo, la educación, las pensiones, el sector público, la ciencia, la competencia, el mercado inmobiliario, el sector primario y la seguridad jurídica…, es decir, un conjunto de leyes que profundizarán en los recortes y agresiones a la mayoría social.

Otro rescate, otro atraco

Los Presupuestos de 2013 han sido descalificados por el propio FMI y por la mayoría de los “expertos” y economistas de la burguesía por considerarlos “optimistas”, al basarse en un escenario de caída del 0,5% del PIB, cuando la recesión que ellos prevén es tres veces superior.

Es por ello que este presupuesto es visto como chapucero e increíble porque ni la recaudación será la prevista ni los gastos tampoco, ya que aumentará el desempleo y el paro, además de la deuda. Una deuda que cuanto más se paga, más se debe, dado que los intereses suben a voluntad de la banca y de los especuladores, con la troika exigiendo más recortes para pagarla.

De hecho estos Presupuestos son la antesala de un nuevo e inminente rescate. En la reciente reunión de jefes de Estado de la UE, el gobierno de Rajoy acaba de recibir la orden de Merkel de sumar los 40 mil millones del rescate bancario a la deuda del Estado, así como de que debe hacer efectiva la petición de rescate bajo “condiciones estrictas” supervisadas por la troika, es decir, una nueva reforma laboral y otro “pensionazo”, más desempleo y rebajas salariales, nuevos recortes sociales y el desmantelamiento de la educación, la sanidad y los servicios públicos.

La espiral a la griega es el camino a seguir en todo el sur de Europa. Grecia ya está a las puertas de un nuevo “rescate” con el que la troika (BCE, FMI y Comisión Europea) impondrá nuevos recortes. Ahora les exigen una nueva reforma laboral, cuyas medidas principales son la ampliación de la semana laboral a 6 días, la reducción de las indemnizaciones por despido, eliminar los aumentos salariales por antigüedad y congelar los salarios hasta que el índice de desempleo se sitúe por debajo del 10%. Además exigen más despidos masivos de empleados públicos (entre 5 y 15 mil).

El nuevo rescate que se avecina solo interesa a la banca y a las multinacionales españolas y supondrá un nuevo y profundo atraco al pueblo y a la soberanía del Estado español, que camina en dirección a la semicolonización. Como gritaba la gente en las manifestaciones del 13-O: “No queremos, no nos da la gana de ser una colonia de la banca alemana”.

No debemos, no pagamos

No hay salida a la crisis sin acabar con el pago de esta deuda ilegítima y sin romper con la Unión Europea del capital, con el euro y con la troika. Hablar de salir de la crisis en contra del PP sin dejar de pagar la deuda, como hacen el PSOE, CCOO y UGT y hasta Izquierda Unida, es seguir haciendo que el coste de la crisis de los capitalistas lo paguemos nosotros. La opción hoy es sencilla: o empleo, o pago de la deuda; o sanidad y educación públicas o pago de la deuda; o se come, se estudia y se tienen pensiones dignas o se paga la deuda. No hay otra alternativa.

CIFRAS DE LOS PRESUPUESTOS 2013

Rescate al banquero…

Subida del 33,8% de los intereses de la deuda a los bancos.

El 50% del presupuesto es para pagar la deuda.

la deuda ha crecido hasta el 90% DEL PIB.

El 80% de la “deuda pública” es del “rescate” de la banca.

…Recorte al obrero

Reducción del 6,3% en prestaciones para desempleo.

Reducción del 17,2% en Educación.

Recorte del 22,6% en Sanidad.

Reducción del 20% en dependencia.

Recorte del 25% en los servicios públicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: