La trampa del «sistema deuda», el mayor robo a la ciudadanía de la historia contemporánea

Iturria: cadtm.org – Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo / Jérome Duval – 2012/10/18

La deuda no es un fallo del sistema, sino un producto del mismo. Su abolición lleva implícita una profunda transformación política, económica, social y cultural.

Se utiliza la deuda como pretexto para imponer recortes, privatizaciones y reformas, un paso más en una estafa. Por eso, no quieren ver países librarse de la deuda, por eso siguen escrupulosamente endeudando Grecia con nuevos prestamos. Cuando se habla de reducción de deuda, de quita o alivio, es únicamente para que el reembolso vuelva a ser sostenible, para que el pueblo siga pagando, y sobre todo, para que cumpla con las condicionalidades ultra conservadoras que acompañan los prestamos. Esa es la trampa de la deuda: una vez sometido, no dejan salir de sus políticas de extorsión de riquezas, siempre se debe pagar el servicio de la deuda a los acreedores como el esclavo ofrece el servicio a su maestro. Nos quieren endeudados para que quedemos bajo la tutela de los poderosos prestamistas.

La situación actual en Grecia, Portugal, Irlanda, e incluso muy pronto en España, (visto que será “rescatada”), donde el FMI – junto con la Unión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) – interviene directamente en los asuntos internos del Estado, nos recuerda la situación del Sur en la década de los ‘80. Ya no existe soberanía frente al sistema financiero. De hecho, el 15 de octubre (hasta el día 26) una misión del Fondo Monetario Internacional se quedara en Madrid para supervisar el proceso de reforma del sistema bancario español y preparar las futuras medidas de ajuste…

¿De donde viene el problema de la deuda?

1.Viene de una injusta política fiscal que disminuye los impuestos para las rentas altas y las empresas privadas mientras aumenta los impuestos sobre el consumo (IVA) que afecta a los más vulnerables que dedican todos sus ingresos a su sobrevivencia. 2.El Estado tuvo que endeudarse para rescatar a los bancos. A julio de 2012, la banca española ha recibido 208.000 millones de euros en ayudas públicas. A principio de la crisis el problema de la deuda del Estado español no venia de la deuda publica muy por debajo de los requisitos de Maastricht, venia del sector privado de las sociedades y entidades financieras. Después, el Estado se hizo cargo de una parte de la deuda privada con el rescate bancario, es decir hubo una transferencia de deuda privada al Estado, a la ciudadanía.

Todo eso no hizo más que aumentar el déficit de recursos y el Estado ha duplicado la deuda pública desde el principio de la crisis para colmarlo. No es porque el pueblo vivía por encima de sus posibilidades como nos lo repiten todos los días.

El pago de la deuda como prioridad absoluta

En septiembre del año pasado PP y PSOE acordaron cambiar la Constitución para incluir el pago de la deuda como prioridad absoluta en el gasto público. Así se confirma que el Estado tiene que satisfacer a los acreedores ante cualquier necesidad social como las pensiones, la educación o la sanidad. La puesta en marcha del MEDE (el mecanismo permanente europeo para el rescate de la banca y la austeridad perpetua), confirma esa prioridad y propone multas si un país no cumple con los requisitos de déficit.

La deuda se ha convertido en un potente instrumento de dominación, vinculado a planes de ajuste mortíferos, que desencadeno un neocolonialismo devastador en el sur, y ahora, en nombre de su sagrado reembolso, nos echa por tierra nuestro débil estado de bienestar en Europa, precariza la clase media y acaba con lo que queda de democracia. Se trata del mayor retroceso desde la segunda guerra mundial.

En nombre de la deuda, nos exigen sacrificios inhumanos, en nombre de la deuda nos imponen planes de austeridad sobre planes de austeridad, en nombre de la deuda nos cambian la constitución y recortan en sanidad y educación. Pero nunca, nunca, se lee en la prensa o se oye en boca de políticos, una alternativa potente, una propuesta que llevamos décadas proponiendo, un primer pasó para una posible salida de la crisis: EL NO PAGO.

El no pago porque es una necesidad urgente para restablecer los servicios sociales, pagar las nominas pendientes y no echar familias a la calle.

El no pago porque nos permitiría llevar a cabo una auditoria ciudadana para averiguar si esa deuda es legítima y si debemos seguir pagándola.

El no pago porque no podemos reembolsar una deuda que no nos beneficio y porque queremos enseñar el camino de la soberanía popular a otros pueblos.

En fin, para fomentar un frente de movimientos sociales euromediterráneos contra la austeridad y la deuda, para la auditoria ciudadana y el no pago.

Nos imponen sus notas, pero siempre es el mismo AAA, Austeridad, austeridad, austeridad que vivimos. Nosotras contestamos AAA: Auditoria, Anulación, Alternativa política.

Auditoria ciudadana de la deuda, Anulación de deudas ilegitimas, Alternativa política para un cambio radical de sociedad.

Adelante compañeras,

Unidos, desde abajo, podemos.

¡No debemos, no pagamos, la deuda no es nuestra!

15 de octubre: Día de Repudio de la Deuda en memoria de Thomas Sankara

“No hay crisis porque las masas rechazan que las riquezas se concentren en las manos de unos pocos individuos. Hay crisis porque algunos individuos depositan en los bancos extranjeros unas sumas colosales que bastarían para desarrollar África. Hay crisis porque ante las riquezas individuales a las que se puede dar un nombre, las masas populares se niegan a vivir en los ghettos y en los barrios bajos. (…) Hay lucha y la exacerbación de esta lucha hace que los defensores del poder financiero se inquieten.” «La deuda no puede ser reembolsada, porque en primer lugar, si no pagamos, los prestamistas no se morirán, estemos seguro de ello; en cambio, si pagamos, somos nosotros los que vamos a morir, estemos igualmente seguro de ello (…) Si solo Burkina Faso rehúsa el pago de su deuda, yo no estaré en la próxima conferencia.» Eso lo decía el “Che Guevara negro”, Thomas Sankara, ex presidente de Burkina Faso (1983-1987), en su discurso de Addis-Abeba, (Etiopia) ante la OUA en 1986. Fue asesinado el 15 de octubre de 1987. El 15 de octubre será el 25 aniversario de su muerte.

El decía también: «Fomentaremos la ayuda que nos ayude a prescindir de la ayuda». “ …las masas populares en Europa no son opuestas a las masas populares en África. Los que quieren explotar África son los mismos que exploten Europa. Tenemos un enemigo común.”

¡Rompamos las cadenas del endeudamiento!

¡Cambiamos el sistema!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: