Archive for octubre 15th, 2012

octubre 15, 2012

Entrevista a Carlos Taibo

Iturria: Sntido Común – 2012/10/13

Carlos Taibo es profesor de Ciencia Política y de la Administración en la Universidad Autónoma de Madrid. Ha escrito numerosos ensayos sobre la Europa central y oriental contemporánea, y sobre temas geopolíticos diversos. Aprovechando la invitación de la asamblea 15-M Dos Hermanas, “sentido común” habló con él sobre este movimiento (al que tan vinculado se siente), el decrecimiento y otros temas relativos a la participación social.

Anuncios
octubre 15, 2012

Los presupuestos de la deuda

Iturria: madrilonia.org – 2012/10/12

Como ya sabíamos por Grecia, Portugal e Irlanda y antes por los países de América Latina que tuvieron que sufrir el ajuste estructural impuesto por el FMI durante los años ochenta, el gobierno de la deuda no sólo implica una transferencia permanente de recursos públicos, en última instancia de riqueza social, hacia los acreedores financieros. También implica una constante declaración de que todas las políticas públicas, hasta el más nimio gesto del Estado, van a estar subordinadas al pago de la deuda.  En casos como el de España, en el que además de la deuda pública los niveles de endeudamiento privado son gigantescos, este enunciado puede hacerse extensivo a toda la estructura económica, a toda la producción social. A fin de cuentas, los productos financieros no son más que eso, derechos privados sobre los recursos sociales del futuro. La deuda se sitúa por encima de cualquier otra consideración social, ética o legal, vía reforma constitucional. Los derechos futuros de los acreedores, de la oligarquía financiera están por encima de los derechos de la ciudadanía.  Tenemos deberes de pago sin derechos de vida. 

Los Presupuestos del Estado de 2013 son exactamente este tipo de declaración política de sumisión al poder financiero. Como ya aprendimos en los Presupuestos de 2012, de poco sirven las cuentas de los presupuestos a la hora de saber cuáles van a ser los recortes reales.  Como ya sucediera el año pasado, los nuevos recortes en educación, sanidad, en el seguro de desempleo o en las pensiones van a venir en disposiciones adicionales y en anuncios posteriores, preferentemente por sorpresa y con la menor cantidad de detalles posibles. Para lo que sí han servido los presupuestos es para decir que la deuda manda y en su presentación se declaró por activa y por pasiva que pagar la deuda va a ser la prioridad absoluta del Estado.  De hecho, en estos presupuestos el servicio de la deuda, 38.590 millones de Euros ya cuesta más que el pago de todas las nóminas de los funcionarios y la partida del pago de intereses aumenta frente a la del año pasado en más de 10.000 millones de euros. Una cantidad semejante a los recortes en sanidad y educación impuestos a las Comunidades Autónomas en Marzo de 2012.

En lo demás, los presupuestos son una trampa para la opinión pública tolerada por Bruselas y Alemania. Como se han hartado de decir en los grandes medios sin analizarlo políticamente, las previsiones económicas que maneja el gobierno para 2013 en términos de PIB y de empleo están descaradamente distorsionadas al alza. Esto afecta a las previsiones de ingresos del Estado que se estiman muy por encima de sus niveles reales. A medida que se vayan incumpliendo estas previsiones de ingresos del Estado, y creciendo el déficit, se irán anunciando recortes y privatizaciones que no constan en los presupuestos. Los candidatos más firmes a ser los primeros campos en ser recortados son las pensiones, que ya en estos presupuestos descienden en relación al IPC, y las diferentes modalidades de prestaciones por desempleo. Medidas ambas que lejos de haber surgido de los actuales programas de austeridad forman parte de la agenda neoliberal desde mediados de los ochenta y que se repiten como un mantra en los informes de los principales organismos económicos transnacionales FMI, BM y OCDE.

¿Tendríamos que pensar que los economistas del gobierno se han equivocado? Desde luego, hasta el economista más dogmático debería saber que en un contexto de austeridad en toda Europa y desaceleración en medio mundo, escasez de crédito, caída de la demanda interna y facilidades crecientes para el despido, no hay resortes para que se recupere el crecimiento. Más convincente es pensar que las trampas contables están toleradas por Europa como parte de la estrategia de gobierno de la economía española que se viene practicando desde el verano de 2011. Por un lado, el gobierno español sabe que cada anuncio de recortes sociales le supone una pequeña crisis de legitimidad que sumadas han dado como resultado una gran crisis de legitimidad, no sólo del gobierno sino del régimen. Por otro lado, Bruselas y Berlín deben mantener la ilusión de la soberanía nacional española si no quieren que suceda como Grecia. En el país heleno la toma directa de los asuntos políticos nacionales a cargo de la UE le ha valido para que su intervención haya sido percibida, por una parte importante de la población, como parte del proyecto político neoliberal de expolio en lugar de como una prescripción aséptica de normas económicas. Además está explícita injerencia liderada por Alemania está  provocando una politización incipiente de la escala europea. Para que esto no suceda es necesario que la UE no asfixie al gobierno de Rajoy y se vea obligada a gobernar España de una manera tan visible que focalice el conflicto político entre la UE y las poblaciones de los países de la periferia europea.

El “aire” que Bruselas da al gobierno es muy limitado y, en última instancia, la UE se va a ver abocada a gobernar de forma más directa en España.  A pesar de que oigamos rumores cada vez más fuertes de rescate, España ya está tutelada desde un mecanismo de intervención europea que desarrolla los mismos mecanismos de un rescate pero de manera escalonada. La economía española es demasiado grande para ser puesta a disposición de los agentes financieros mediante el rescate de la misma manera que en Grecia. En su lugar, el rescate funciona mediante un goteo constante de intervenciones sobre los tipos de interés de la deuda soberana que deben ir asociados a contrapartidas en términos de privatizaciones y recortes. Pero las contrapartidas no llegan por si mismas sino que las imponen los mecanismos disciplinarios de la Unión Europea. No es casualidad que en la semana antes de la presentación de los presupuestos y tras la visibilización a escala internacional de la puesta en cuestión de la legitimidad del gobierno que supuso el 25S, el Banco Central Europeo suspendiese su programa de compra de bonos y dejase aumentar la prima de riesgo como “recordatorio” disciplinario de cuál es el programa político que tiene que emprender el gobierno: austeridad, recortes y privatizaciones.

En realidad, la única ruptura posible con este modelo de gobierno de la deuda es la declaración de un impago democrático de la deuda decretado “desde abajo”. Para llegar a este escenario es indispensable que salte en pedazos el pacto bipartidista que junto a CIU ha gobernado España desde 1978 y que no es más que un impedimento para que la ciudadanía se plantee democráticamente el modelo de sociedad y de economía en la que quiere vivir. Y que nuestras demandas se encuentren con las de los demás países, cada vez más,  de la UE sometidos al gobierno de la deuda y los programas de austeridad, creando un nuevo espacio europeo para el empoderamiento democrático frente a los intereses de los capitalistas financieros transnacionales. Como ya dijimos claramente entre los días 25 y 29 de septiembre, el primer paso para que llegue este momento es que el gobierno de Rajoy dimita y que nos veamos las caras directamente con la alianza Alemania/agentes financieros que detenta el mando europeo en estos momentos.

octubre 15, 2012

Intervencion de Juan Torres Lopez sobre la situación económica actual

Iturria: juantorreslopez.com – 2012/10/14

Intervencion de Juan Torres Lopez sobre la situación económica actual, presentando el libro Hay alternativas.

Esto es una estafa pero que tiene arreglo si la gente quiere, si desobedece a los de arriba y si se moviliza reclamando otro tipo de políticas y de reparto de la riqueza.

Juan Torres López (Granada, 1954) es economista. Es miembro del Consejo Científico de Attac España y Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Sevilla.

octubre 15, 2012

ELAk erabat arbuiatzen du abenduko ordainsaria kentzeko Foru Gobernuaren proiektuak Parlamentuan aurrera segitu izana

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/10/15

ELAk talde politikoei gogoraratzen die 2012ko soldataren %7a mantentzeko ardura osoa daukatela. Oso kritikagarria da UPNren proiektu horren aurkako zeuden alderdi batzuek, bozkatzeko orduan, azkenik onartu izan dutela euren abstentzioen bidez.

ELA sindikatuak erabat arbuiatzen du abenduko ordainsaria (hau da, urteko %7ko soldata) kentzeko Foru Gobernuaren proiektuak Parlamentuan aurrera segitu izana, atzoko osoko bilkuran oposizioko alderdiek ez zutelako euren gehiengoa aprobetxatu Barcinari bere proiektua itzultzeko. Oso kritikagarria da UPNren proiektu horren aurkako zeuden alderdi batzuek, bozkatzeko orduan, azkenik onartu izan dutela euren abstentzioen bidez.

ELAk talde politikoei gogoraratzen die 2012ko soldataren %7a mantentzeko ardura osoa daukatela, LORAFNA legeak Nafarroari ematen baitio arlo horren ahalmen osoa, beste inon gertatzen ez dena. Horrela aitortzen dute Parlamentuko zein Gobernuko txosten juridikoek.

Gauzak horrela, ELAk ez du uste batzorde parlamentari bat sortzea balizko irtenbide onena denik, arazoa luzatzeaz gain, abenduko ordainsaria kentzeko proposamena ere bere baitan hartuko duelako. Dena den, Parlamentuko alderdiei eskatzen diegu behar diren neurri guztiak hartzeko, beti ere 2012ko Nafarroako Aurrekontu Orokorretan dauden ordainsari guztiak ordaintzeko, langile publiko guztiontzako eta aurreikusita dagoen epean.

Zentzu honetan, eta batzorde hori jada gauzatu den neurrian, ELAk eskatzen du bere baitan parte hartzea bere jarrera ezagutzera emateko. Gainera, ELAk berresten du bere mobilizazioaren aldeko apustua, talde politikoengan presioa egiteko beste biderik ez dagoelako.

octubre 15, 2012

ELA rechaza frontalmente que la propuesta del Gobierno foral para suprimir la paga extra siga adelante en el Parlamento

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/10/15

ELA recuerda a los grupos parlamentarios que tienen la responsabilidad exclusiva de que los empleados públicos mantengan ese 7% de su salario en 2012. Es muy criticable que algunos partidos que decían estar en contra de la ley de UPN, al llegar la hora de votarla, hayan permitido con su abstención que esta siga adelante.

ELA rechaza frontalmente que el proyecto de Ley Foral impulsado por el Gobierno de Navarra para suprimir la paga extra de los empleados públicos (supone el 7% de su salario anual de 2012) siga adelante en el Parlamento tras el pleno de ayer en que los partidos de la oposición no sumaron mayoría para devolver a Barcina dicha propuesta. Es muy criticable que algunos partidos que decían estar en contra de la ley de UPN, al llegar la hora de votarla, hayan permitido con su abstención que esta siga adelante.

ELA recuerda a los grupos parlamentarios que ellos tienen la responsabilidad exclusiva de que los empleados públicos no pierdan ese 7% de su salario en 2012, ya que la Ley Orgánica del Amejoramiento del Fuero de Navarra (Lorafna) atribuye a la Comunidad Foral competencias exclusivas en esta materia, algo que no ocurre en ningún otro territorio. Así lo reconocen tanto el informe jurídico del Parlamento como el del propio Gobierno.

Así las cosas, ELA considera que la creación de una ponencia parlamentaria no es la mejor solución, porque además de dilatar la cuestión, debatirá entre otras propuestas la de suprimir la paga extra. En todo caso, ELA exige a los grupos parlamentarios que adopten las medidas necesarias para que, con cargo a los presupuestos generales de Navarra de 2012, el personal de las Administraciones Públicas de Navarra perciba las retribuciones recogidas en dichos presupuestos y en las fechas establecidas.

En este sentido, y dado que dicha ponencia ya es una realidad, ELA solicita su participación en ella para exponer su postura sindical, y además reafirma su apuesta por la movilización de los trabajadores, única vía para mantener la presión hacia los grupos parlamentarios.

octubre 15, 2012

Berrio-Otxoak: editado nuevo número del periódico contra los recortes

Iturria: Berri-Otxoak (Plataforma Contra la Exclusión Social y Por los Derechos Sociales) – 2012/10/15

Editado el Séptimo Número del Periódico Monográfico
●Este periódico gratuito es una recopilación de noticias sobre la nefasta gestión política y social impulsada por el Ayuntamiento de Barakaldo. Noticias que reflejan una realidad bastante desoladora, por cierto. ●A lo largo del día de hoy se han distribuido en todas las paradas de metro de la localidad los 11.000 ejemplares que hemos editado de este nuevo número.
 
contra los recortes y los chanchullos del Ayuntamiento de Barakaldo
●11.000 ejemplares para denunciar la pésima gestión del Ayuntamiento de Barakaldo y sus continuos recortes en los servicios sociales; el aumento de los desahucios o de las familias atendidas por el Banco de Alimentos; los sueldos millonarios de los políticos del Equipo de Gobierno fabril; los casos de enchufismos, las adjudicaciones a dedo o los tratos de favor; el despilfarro de los recursos económicos municipales; o la desatención en materia sanitaria… Todas estas situaciones se recogen en las 8 páginas a color de este periódico.

Periodico Otoño 2012

octubre 15, 2012

El paro: un disparate cruel y evitable

Iturria: nodo50.org / Bibiana Medialdea /Colectivo Novecento – 2012/10/12

Si un ser de otro planeta aterrizara en el nuestro, una de las cosas que más le costaría entender es el papel que juega el desempleo en nuestra sociedad. Al sistema capitalista prácticamente siempre le sobra gente dispuesta a trabajar. Y no es porque las principales necesidades sociales ya estén cubiertas. En realidad, lo habitual es que conviva la insuficiencia de ciertos bienes y servicios con “excedente” de fuerza de trabajo en esos mismos sectores. Cualquiera sabe, por ejemplo, que nos faltan escuelas infantiles; y sin embargo, nos “sobran” educadores. Carecemos de servicios de atención a la dependencia, pero acumulamos “excedente” de personal cualificado en la materia. Precisamos avanzar en áreas de conocimiento claves para el progreso social, pero resulta que tenemos “demasiados” investigadores. De hecho, nos permitimos exportarlos. Cualquier ser, extraterrestre o no, capaz de dar un paso atrás y analizar la lógica de este nuestro sistema capitalista con cierta objetividad, se quedaría de piedra.

Pero así son las reglas con las que permitimos que se organice nuestra sociedad: no es la disponibilidad de personas capacitadas y dispuestas a desarrollar una tarea, ni la necesidad social de que se lleve a cabo, sino su rentabilidad, lo que determina que dicha actividad se realice o no. El problema es que la rentabilidad privada a corto plazo como criterio supremo para la toma de decisiones suele obtener resultados disparatados, si se analizan desde el sentido común más elemental. Y el disparate alcanza cotas demenciales en situaciones de crisis como la actual.

Cómo explicar que es precisamente cuando la sociedad tiene mayores problemas económicos cuando más gente capaz y dispuesta a trabajar nos “sobra”. No hace falta ser de otro planeta, cualquiera con dos dedos de frente detecta el sinsentido de la situación. Puede que los datos estén perdiendo ya la capacidad de impresionarnos, pero no debiéramos dejar de dimensionar el despropósito. Según el INE en el segundo trimestre de 2012 el número de personas en situación legal de desempleo se acercaba a los 6 millones, lo que significa que de cada 4 personas que pueden y quieren trabajar, hay al menos una que no puede hacerlo. Casi la mitad de la población en paro lleva más de un año sin trabajo, y esa es aproximadamente la proporción de desempleados que no accede a ninguna prestación ni subsidio. Nadie, ni el gobierno, ni el FMI, ni el BCE, ni el más osado de los tertulianos, se atreve a negarnos que la situación no sólo no va a mejorar en el corto plazo, sino que empeorará. Como siempre, tras los promedios se esconden realidades aun más insoportables. Por ejemplo, entre la juventud ya hay más personas en desempleo que trabajando. Y tengamos en cuenta que la gente joven es el espejo donde se anticipa nuestro futuro colectivo: una juventud sin futuro es una sociedad desahuciada. Un último dato demoledor: actualmente hay casi 1.800.000 familias en las que ningún miembro tiene un empleo legal, por precario que sea.

Además, hay que considerar que el desempleo coexiste con otros rasgos también típicos de nuestra economía y que ahora se agudizan: precariedad, bajos sueldos, derechos sociales y económicos incompletos, servicios públicos insuficientes, parte importante de la población desvinculada del mercado laboral formal por razones “ajenas a su voluntad” (y que por tanto no “salen” en las estadísticas), y un desgraciadamente largo etcétera. Y como sabemos, la catastrófica situación laboral desencadena múltiples procesos de exclusión económica y social. El caso de las familias desahuciadas de sus viviendas habituales, o el de las personas que no pueden financiar el coste de los medicamentos que necesitan, serían suficientes para convencer a nuestro visitante marciano de que la lógica que rige nuestra sociedad no sólo es disparatada; también es muy peligrosa.

Seguramente el 15 de mayo de 2011 la mayoría de nosotros no éramos capaces de imaginarnos la velocidad con que seguirían sucediéndose los ataques en el terreno del empleo y los derechos laborales. Sin embargo, cuando en uno de sus primeros encuentros en la Plaza del Carmen la nutrida asamblea de economía de Sol decidió dividirse en subgrupos temáticos, todo el mundo vio con naturalidad que uno de los primeros en formarse fuera el de “laboral”. Al poco de acomodarnos en la esquina de la plaza que nos fue asignada fuimos conscientes de la dificultad del ámbito delimitado. ¿Laboral? El listado de problemáticas que nos sentíamos obligados a tratar era amplio y complejo. Inabarcable, llegamos a pensar. Pero rápidamente vislumbramos que el paro, como problema en sí mismo y como manifestación de una determinada forma de entender la organización social del trabajo y la riqueza, ocuparía un lugar central.

En efecto, las discusiones de aquel subgrupo de laboral, que luego iban siendo socializadas en la asamblea de economía, se estructuraron en gran medida en torno al paro y sus problemáticas asociadas. Visto con perspectiva, y teniendo en cuenta la improvisación reinante y la enorme heterogeneidad del grupo, cabe felicitarse por no pocas de las cuestiones analizadas. No tardamos, por ejemplo, en detectar las trampas del discurso productivista, que utiliza la creación de empleo como mantra que pretende justificar cualquier iniciativa generadora de puestos de trabajo, por muy insensata que sea desde el punto de vista medioambiental. El grupo concluyó sin mayor dilación que el desempleo es un problema gravísimo, pero que la insostenibilidad ecológica del actual modelo también lo es, por lo que las alternativas propuestas deberían ser coherentes con ese diagnóstico.

Las reflexiones en torno a la consideración del trabajo reproductivo también ocuparon un tiempo importante. La necesaria equiparación completa del estatus laboral de las trabajadoras domésticas pareció una cuestión obvia, pero el tratamiento de aquellas tareas reproductivas que se llevan a cabo al margen del mercado fue más complejo. Las trampas de la mal llamada “conciliación”, la importancia de reivindicar unos servicios de educación infantil y atención a la dependencia públicos, de calidad y gratuitos, o el papel crucial de los horarios y los permisos de maternidad/paternidad, fueron aspectos ampliamente debatidos.

La discusión sobre estos y otros temas puso al descubierto cómo imaginar alternativas en torno a la problemática del (des)empleo nos obligaba a conectar con propuestas de otros ámbitos, avanzando de esta forma hacia alternativas cada vez más globales y coherentes. Elementos como una fiscalidad potente y muy progresiva, una red de servicios públicos amplia y de calidad, o un sistema de pensiones justo y suficiente, se descubrieron piezas necesarias dentro de un esquema amplio donde el desempleo podría dejar de ser un problema.

Quizás sea anecdótico, pero en todo caso resulta una anécdota muy significativa el que entre las dos propuestas de “laboral” que tuvimos que elegir para incluir en el documento consensuado por la asamblea de economía de Sol (http://madrid.tomalaplaza.net/2011/…) estuviera la “reducción efectiva de la jornada y la vida laboral”. Explícitamente, el texto consensuado señalaba el reparto del empleo como instrumento para “la redistribución de la riqueza y de todos los trabajos (también de los que se realizan en el ámbito doméstico)”.

En estos tiempos -es decir, con la que está cayendo-, puede parecer una ingenuidad mayúscula. Sin embargo, lo cierto es que la alternativa de repartir el empleo es una fórmula sencilla y eficaz no sólo para acabar con el paro, sino también para conseguir un reparto más equitativo de la riqueza y caminar hacia una mayor racionalización de la producción, del consumo y de nuestro tiempo. En nuestra sociedad el empleo es el mecanismo básico que permite el acceso a los ingresos, los derechos y el espacio público. Lo más lógico, por tanto, es organizarlo de forma que ningún colectivo quede excluido. Por otra parte, vidas y jornadas laborales demasiado largas son causa de múltiples problemas, tanto de orden personal como social.

Aunque partidos y sindicatos mayoritarios obvien la evidencia, la idea de repartir el empleo es de una lógica aplastante: nuestra sociedad se lo puede permitir y las ventajas asociadas saltan a la vista. El problema, como sabemos, es que la rentabilidad cortoplacista que rige el sistema y el sentido común que puede salvarnos del desastre, apuntan en direcciones opuestas. Pero ese es, precisamente, el mayor logro del movimiento hasta el momento: construir y difundir un sentido común colectivo que apele a nuestra inteligencia y a nuestro sentido de la justicia. Aunque desafíe, qué le vamos a hacer, las reglas de este disparatado sistema.

octubre 15, 2012

ELA denuncia el despido de tres trabajadoras en una residencia de Bilbao

Iturria: Elcorreo.com – 2012/10/13

El sindicato ELA ha denunciado el despido de tres trabajadoras y la acumulación de sanciones disciplinarias «indiscriminadamente y sin justificación» que, a su juicio, viene sucediéndose en la residencia Sar Quavitae situada en la zona de Miraflores, en Bilbao. Según han explicado los portavoces de la central abertzale mediante un comunicado, desde la llegada de la nueva gestora del grupo residencial Sar Quavitae y la salida de los anteriores responsables -Mapfre- «se ha incrementando sin reparos la carga de trabajo y se ha reducido la calidad del servicio que se venía prestando desde hace siete años».
Vista la situación, desde ELA también han hecho un llamamiento al Departamento de Acción Social de la Diputación, a la que exigen que se involucre para buscar una solución a la «grave situación» del centro, que cuenta con más de un centenar de usuarios, dado que la Administración foral «tiene aquí plazas concertadas».
En los próximos días los trabajadores de la residencia podrían iniciar un calendario de movilizaciones que ya han confeccionado para protestar por «la situación en que se encuentra el centro y la readmisión de las trabajadoras que han sido despedidas».

 

octubre 15, 2012

España es el país con mayor desigualdad social de la eurozona

Iturria: vamosacambiarelmundo.org / Cristina Delgado  y Amanda Mars – 2012/10/12

– La diferencia de ingresos crece por quinto año consecutivo

– El paro y la crisis hacen mella en la brecha entre los más ricos y los más pobres.

Siempre ha habido ricos y siempre ha habido pobres en España. Pero nunca en los últimos años la distancia entre unos y otros fue tan grande. Ni la diferencia de ingresos tan amplia. La tasa de paro ha hecho mella en los ingresos de las familias. Más de 1,7 millones de hogares españoles, según la última Encuesta de Población Activa, tiene a todos sus miembros en paro. Y solo el 67% de los registrados en las oficinas de empleo reciben alguna ayuda o prestación del Estado. Como resultado, España ocupa una de las posiciones más preocupantes en las estadísticas que miden la desigualdad social y se ha convertido, por primera vez, en el país de los Veintisiete con mayor distancia entre las rentas altas y las bajas.

En España la brecha económica ha superado siempre la media de los socios del euro, al menos desde que arrancan las series estadísticas de Eurostat, en 1995. Pero se mantenía estable. Hasta que la crisis atacó con virulencia y la brecha comenzó a crecer hace cinco años. El llamado coeficiente Gini, que mide la diferencia de ingresos de un país, es una clara muestra de ese cambio. Si la estadística arrojara un cero, significaría que en ese país hay una igualdad perfecta. El 100 sería la desigualdad más absoluta. España sacó en 2011 un 34. El nivel más alto desde que hay registros.

De momento solo 16 países han facilitado sus datos para la estadística Gini de 2011. Pero de entre los que lo han hecho, solo uno supera a España: Letonia, con un 35,2. Cada vez más lejos queda Alemania, con el 29 (y donde además la distancia de ingresos se ha reducido en los últimos años) o Noruega, con el 22,5. Aunque este país no es socio del euro ni miembro de la UE, Eurostat recoge también sus estadísticas.

Y no es esta la única estadística que muestra que la desigualdad está creciendo en España. Otro de los indicadores recogidos por Eurostat, el llamado ratio 80/20, establece una relación entre el 20% de la población que más ingresa y el 20% de la que menos ingresa. Los valores más altos indican mayor desigualdad. Y aquí España bate récord: saca un 7,5. Es la nota más alta de los Veintisiete, que obtuvieron de media un 5,7. Ni Letonia en este caso supera a España, ya que se quedó en 2011 en el 7,3. Alemania tiene un 4,6. En Noruega baja al 3,3.

La losa del paro y los recortes salariales

La destrucción de empleo, el fin de las prestaciones y las rebajas de sueldos han castigado las ganancias. “Hay países como Lituania o Letonia que, aunque también tienen índices de desigualdad elevados, al menos remontan en 2011. España no se beneficia de ese avance”, lamenta Antonio Márquez, profesor de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Málaga. Apunta, sin embargo, a que al menos el crecimiento de los indicadores se ha frenado, ya que el escalón fue más amplio entre 2009 y 2010. “Pero lo preocupante es el desastre que puede llegar en unos años. Veremos el efecto del enorme desempleo juvenil actual y de los problemas de formación que arrastra España. Eso puede hacer que el escalón sí sea tremendo”, advierte

El aumento de la brecha social es un fenómeno global sobre el que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) encendió las alarmas a finales del año pasado: la distancia entre ricos y pobres se encontraba en 2008 (últimos datos analizados) en el nivel más alto de los últimos 30 años debido sobre todo a la cada vez mayor diferencia salarial. No se trata siempre de una consecuencia de las crisis, las desigualdades también crecen en la bonanza debido, según el organismo, a que desde mediados de los 90 las políticas correctoras como los impuestos y los servicios sociales han perdido poder de redistribución de riqueza.

El aumento de la desigualdad en España

La riqueza de los hogares españoles baja un 18,4%

EP

Las familias españolas han sufrido hasta mediados de 2012 una pérdida de riqueza del 18,4% respecto al año anterior, lo que r

epresenta la caída más acusada registrada entre las economías de la zona euro, especialmente perjudicadas por las adversas condiciones económicas producto de la crisis de la deuda soberana y la apreciación del dólar respecto al euro, según refleja un informe sobre la riqueza mundial elaborado por Credit Suisse.

En términos absolutos, el importe agregado del empobrecimiento de los hogares españoles sumó 177.000 millones de euros, sólo por detrás de la pérdida de 286.000 millones de los hogares italianos y por delante de la caída de 148.000 millones de Francia y de 50.000 millones en Alemania.

A %d blogueros les gusta esto: