No al rescate: más dinero para los bancos son más recortes

Iturria: En lucha – 2012/10/01

Tras 3 años de brutales recortes, ahora se anuncia que habrá 100.000 millones de euros para la banca. No se trata de un ‘préstamo’ a la banca en condiciones ‘muy ventajosas’ como ha dicho Luis de Guindos, ministro de Economía: es un rescate en toda regla que interviene al Estado español y que va a traer como contrapartida más recortes sociales.

Es el propio Estado español quien avalará a los bancos y quien tendrá que devolver esos 100.000 millones a la UE. Así, unos 100.000 millones de deuda problemática de los bancos pasan a ser deuda pública. Vemos de nuevo cómo se rescatan los intereses privados de los bancos, que han especulado durante más de una década con la vivienda, para que los paguemos entre todos y todas.

Con Bankia ya hemos visto cómo la inyección de dinero público (23.500 millones) no implica el control público de la entidad: su gestión la harán directivos procedentes de empresas privadas. Lo mismo pasará con el resto de bancos que a partir de ahora reciban dinero del rescate. Con estas nuevas ‘ayudas’ el dinero dado a la banca sumará más de 210.000 millones, lo que supone el 21% del PIB.

Hasta que no se firme el ‘Memorándum de Entendimiento’ del rescate no estarán claros los detalles. Pero ya se sabe que habrá numerosas exigencias y un estricto control desde la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI. Dado que la inyección de los 100.000 millones se va a hacer escalonadamente, la Comisión Europea podrá amenazar con cerrar el grifo si no se “hacen los deberes”. Algunas de las condiciones que ya se apuntan son: subida del IVA, aceleración del recorte de las pensiones, endurecimiento de la reforma laboral y nuevos recortes en servicios sociales. Todo esto va a llevar a un empobrecimiento generalizado de la clase trabajadora.

Los planes de austeridad, la intervención de Bankia o el rescate de la banca no son medidas para el bien común, ni medidas técnicas o neutrales. El gobierno español y la UE están haciendo una gestión de la crisis basada exclusivamente en salvar los intereses de los poderosos a costa de los trabajadores y trabajadoras.

El rescate no solamente lo vamos a pagar la mayoría de la población, sino que éste no solucionará los problemas de la economía. La deuda pública del Estado español aumentará en un 15% (llegando hasta casi al 90% del PIB a finales de año) y el pago de los intereses hará subir el déficit. Las medidas de austeridad profundizarán, aún más, la recesión en la que nos encontramos y los objetivos de déficit no se cumplirán, cosa que llevará a los inversores a desconfiar de nuevo de la deuda pública y a aumentar la prima de riesgo, como ya está pasando. Es probable que finalmente esto lleve a otro rescate, esta vez del Estado, con consecuencias catastróficas para la mayor parte de la población.

Todo esto demuestra que el mercado no está funcionando y que los gobiernos que nos están mintiendo sobre la crisis no van a ser capaces de terminar con ella. El capitalismo en crisis es como un animal desbocado que no se puede intentar domar y que nos arrastra hacia el precipicio.

Cada vez está más claro que el sistema es incapaz de organizar la producción social para satisfacer las necesidades de la población. Como vemos en Grecia, estas circunstancias abren la puerta al fascismo. Ante esta amenaza, habrá que impulsar en otras partes del Estado español el modelo de lucha amplia que representa en Catalunya Unidad Contra el Fascismo y el Racismo. Además, hace falta que desde la izquierda propongamos alternativas concretas que lleven a superar el sistema en su conjunto:

  • No al rescate de los poderosos, no al memorándum de condiciones.
  • Ni un euro más para la banca para continuar con sus beneficios privados.
  • Nacionalización del conjunto de la banca bajo el control democrático del pueblo.
  • No pagar la deuda pública. Salida de una UE diseñada para favorecer las finanzas y los intereses de las grandes empresas.
  • Subida de impuestos a los grandes capitales y fortunas. Intervención de las grandes sumas de capital que las empresas no están invirtiendo en fines sociales y terminar con la crisis ecológica.
  • Reducción de la jornada laboral y reparto del trabajo, sin bajar salarios, para acabar con el paro. Edad de jubilación a los 60 años.
  • Intervención de los pisos en manos de los bancos para la población que necesita una vivienda.

Conseguir estas medidas anticapitalistas va de la mano de presentar batalla ante cada uno de los ataques que nos quieren imponer. Debemos también luchar para conseguir la dimisión del gobierno del PP, que con sus mentiras y falsas promesas ha perdido ya toda su legitimidad, y exigir un referéndum en el que decidamos acerca del rescate.

De momento hace falta conseguir una movilización lo más multitudinaria y unitaria posible. Por otro lado, va a ser clave seguir el ejemplo de Grecia: tras 19 huelgas generales en los dos últimos años, una mayoría social se posiciona en contra del rescate y de los recortes.

Es responsabilidad de todas las personas y en especial de los dirigentes sindicales ir calentando motores para una nueva huelga general y un plan sostenido de luchas. Los éxitos de la huelga general del 29M, de la huelga de la educación el 22M y, ahora, de la huelga de la minería, así como las multitudinarias manifestaciones del 12M y 15M, animan a adoptar una estrategia de confrontación generalizada y sostenida.

El futuro que nos espera dependerá de la respuesta que seamos capaces de dar a partir de ahora mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: