Archive for octubre 1st, 2012

octubre 1, 2012

No al rescate: más dinero para los bancos son más recortes

Iturria: En lucha – 2012/10/01

Tras 3 años de brutales recortes, ahora se anuncia que habrá 100.000 millones de euros para la banca. No se trata de un ‘préstamo’ a la banca en condiciones ‘muy ventajosas’ como ha dicho Luis de Guindos, ministro de Economía: es un rescate en toda regla que interviene al Estado español y que va a traer como contrapartida más recortes sociales.

Es el propio Estado español quien avalará a los bancos y quien tendrá que devolver esos 100.000 millones a la UE. Así, unos 100.000 millones de deuda problemática de los bancos pasan a ser deuda pública. Vemos de nuevo cómo se rescatan los intereses privados de los bancos, que han especulado durante más de una década con la vivienda, para que los paguemos entre todos y todas.

Con Bankia ya hemos visto cómo la inyección de dinero público (23.500 millones) no implica el control público de la entidad: su gestión la harán directivos procedentes de empresas privadas. Lo mismo pasará con el resto de bancos que a partir de ahora reciban dinero del rescate. Con estas nuevas ‘ayudas’ el dinero dado a la banca sumará más de 210.000 millones, lo que supone el 21% del PIB.

Hasta que no se firme el ‘Memorándum de Entendimiento’ del rescate no estarán claros los detalles. Pero ya se sabe que habrá numerosas exigencias y un estricto control desde la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el FMI. Dado que la inyección de los 100.000 millones se va a hacer escalonadamente, la Comisión Europea podrá amenazar con cerrar el grifo si no se “hacen los deberes”. Algunas de las condiciones que ya se apuntan son: subida del IVA, aceleración del recorte de las pensiones, endurecimiento de la reforma laboral y nuevos recortes en servicios sociales. Todo esto va a llevar a un empobrecimiento generalizado de la clase trabajadora.

Los planes de austeridad, la intervención de Bankia o el rescate de la banca no son medidas para el bien común, ni medidas técnicas o neutrales. El gobierno español y la UE están haciendo una gestión de la crisis basada exclusivamente en salvar los intereses de los poderosos a costa de los trabajadores y trabajadoras.

El rescate no solamente lo vamos a pagar la mayoría de la población, sino que éste no solucionará los problemas de la economía. La deuda pública del Estado español aumentará en un 15% (llegando hasta casi al 90% del PIB a finales de año) y el pago de los intereses hará subir el déficit. Las medidas de austeridad profundizarán, aún más, la recesión en la que nos encontramos y los objetivos de déficit no se cumplirán, cosa que llevará a los inversores a desconfiar de nuevo de la deuda pública y a aumentar la prima de riesgo, como ya está pasando. Es probable que finalmente esto lleve a otro rescate, esta vez del Estado, con consecuencias catastróficas para la mayor parte de la población.

Todo esto demuestra que el mercado no está funcionando y que los gobiernos que nos están mintiendo sobre la crisis no van a ser capaces de terminar con ella. El capitalismo en crisis es como un animal desbocado que no se puede intentar domar y que nos arrastra hacia el precipicio.

Cada vez está más claro que el sistema es incapaz de organizar la producción social para satisfacer las necesidades de la población. Como vemos en Grecia, estas circunstancias abren la puerta al fascismo. Ante esta amenaza, habrá que impulsar en otras partes del Estado español el modelo de lucha amplia que representa en Catalunya Unidad Contra el Fascismo y el Racismo. Además, hace falta que desde la izquierda propongamos alternativas concretas que lleven a superar el sistema en su conjunto:

  • No al rescate de los poderosos, no al memorándum de condiciones.
  • Ni un euro más para la banca para continuar con sus beneficios privados.
  • Nacionalización del conjunto de la banca bajo el control democrático del pueblo.
  • No pagar la deuda pública. Salida de una UE diseñada para favorecer las finanzas y los intereses de las grandes empresas.
  • Subida de impuestos a los grandes capitales y fortunas. Intervención de las grandes sumas de capital que las empresas no están invirtiendo en fines sociales y terminar con la crisis ecológica.
  • Reducción de la jornada laboral y reparto del trabajo, sin bajar salarios, para acabar con el paro. Edad de jubilación a los 60 años.
  • Intervención de los pisos en manos de los bancos para la población que necesita una vivienda.

Conseguir estas medidas anticapitalistas va de la mano de presentar batalla ante cada uno de los ataques que nos quieren imponer. Debemos también luchar para conseguir la dimisión del gobierno del PP, que con sus mentiras y falsas promesas ha perdido ya toda su legitimidad, y exigir un referéndum en el que decidamos acerca del rescate.

De momento hace falta conseguir una movilización lo más multitudinaria y unitaria posible. Por otro lado, va a ser clave seguir el ejemplo de Grecia: tras 19 huelgas generales en los dos últimos años, una mayoría social se posiciona en contra del rescate y de los recortes.

Es responsabilidad de todas las personas y en especial de los dirigentes sindicales ir calentando motores para una nueva huelga general y un plan sostenido de luchas. Los éxitos de la huelga general del 29M, de la huelga de la educación el 22M y, ahora, de la huelga de la minería, así como las multitudinarias manifestaciones del 12M y 15M, animan a adoptar una estrategia de confrontación generalizada y sostenida.

El futuro que nos espera dependerá de la respuesta que seamos capaces de dar a partir de ahora mismo.

Anuncios
octubre 1, 2012

La salida de la crisis para el gobierno: más explotación laboral

Iturria: Jesús M. Castillo / En Lucha – 2012/10/01

El 22% de la población del Estado español se encuentra por debajo del umbral de la pobreza. La ‘pobreza invisible’ sigue extendiéndose en familias que viven con los abuelos u otros familiares. Cerca de 1.800.000 hogares tienen a todos sus miembros en paro. El desempleo alcanza ya a más del 25% de la población. Cientos de miles de personas están obligadas a migrar al extranjero en busca de trabajo. 58.241 familias fueron desalojadas de sus casas durante 2011, un 22% más que en 2010. Entre 2008 y 2011, un total 116.716 familias han sido expulsadas de sus hogares. Cerca de un 38% de los contribuyentes del Impuesto de la Renta son mileuristas y un 20% más de declarantes cobran menos de 1.500 euros al mes.

Estas son algunas de las causas y de las consecuencias del aumento del nivel de lucha de clases producto de la crisis y que, por ahora, van ganando los capitalistas. En plena crisis, las rentas empresariales están avanzando más que los salarios, que no paran de perder peso en la riqueza estatal. Así, el conjunto de las retribuciones de las y los asalariados descendió un 3,9% en el segundo trimestre de 2012, debido al desplome del empleo y a la desaceleración de la remuneración media por trabajador, que creció solo un 1,3%. Sin embargo, el excedente bruto de explotación (el beneficio empresarial, fundamentalmente) subió casi tres veces más que el salario medio. Los salarios suponen ahora el 47% del PIB y las rentas empresariales un 46%. En el arranque de los ochenta, la remuneración conjunta de todos los asalariados equivalía al 53% del PIB, mientras que el excedente bruto de explotación era el 41%.

Estas cifras reflejan que los grandes empresarios y banqueros, a través de gobiernos mentirosos y antidemocráticos, están utilizando la crisis para aumentar el nivel de explotación de los y las currantas, a la vez que privatizan los servicios públicos con los que hacen negocio. El ejemplo paradigmático de este aumento de explotación es la última reforma laboral que abarata y facilita el despido en empresas privadas y administraciones públicas, favorece el descuelgue de los convenios colectivos y los EREs, introduce un contrato precario de un año sin indemnización y la reducción de salarios en función de la competitividad y la productividad.

Por si esto fuera poco, el Impuesto sobre la Renta recae cada vez en las rentas del trabajo que son ya más del 80% de la base imponible (los ingresos que se declaran, una vez realizadas ciertas reducciones) en el IRPF, a la vez que el peso de los impuestos en la riqueza estatal cae al 8% del PIB, cuando venía siendo del 10%, debido fundamentalmente a la caída de la actividad económica provocada por los recortes sociales.

La población trabajadora en el Estado español se está viendo sometida a un proceso similar al sufrido por los pueblos de muchos de los países de América Latina en los años ochenta y noventa. Un aumento desorbitado de la deuda externa que lleva a recortes sociales que deprimen aún más una economía que se orienta hacia la exportación, especializando la producción local en unos pocos sectores y productos controlados por grandes transnacionales en manos de unas pocas familias (15 grandes clanes familiares de ladrones con corbata controlan las grandes empresas del IBEX).

La situación actual muestra claramente la afirmación marxista de que la lucha de clases es el motor de la historia. Hagamos historia.

Jesús M. Castillo es militante de En lucha y delegado sindical del Sindicato Andaluz de Trabajadores/as en la Universidad de Sevilla.

La tasa de pobreza aumenta drásticamente con la crisis
octubre 1, 2012

No debemos, no pagamos

Iturria: Esther Vivas – Público.es – 2012/10/01

“La deuda se paga o se paga”. Nos lo han grabado a sangre y fuego. Una de esas máximas que a fuerza de ser repetidas una y otra vez se convierten en verdades absolutas. Pero, ¿es eso cierto? ¿Y si la deuda hipoteca nuestro futuro? ¿Y si la deuda no la hemos contraído nosotros? Entonces, ¿porque hay que pagarla?

Anteayer el ministro de hacienda Cristóbal Montoro presentaba el proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado. Todo, o prácticamente todo, baja. La sanidad encabeza la lista, con un 22,6% de recortes; educación, pierde un 17,4%. Nos quieren enfermos y analfabetos. También disminuyen las prestaciones por desempleo, los fondos destinados a las políticas de igualdad, las subvenciones a la cultura, la cooperación al desarrollo. Y ¿qué sube? De lo prácticamente poquísimo que sube: los intereses de la deuda.

La deuda pública alcanzará en 2013 el 90,5% del PIB, cuando en 2012 cerró en un 70,2%. Sus mayores niveles en un siglo. ¿Por qué? El rescate de la banca, la respuesta. Las aventuras y desmanes del sistema bancario nos han salido caros. Se socializan las pérdidas, mientras que los beneficios continúan siendo privados. Se nos recorta en sanidad, educación, ayudas públicas…, mientras se invierte en salvar, precisamente, a aquellos que nos han conducido a la actual situación de bancarrota.

Salvar a la banca es un pozo sin fondo. Hasta el momento se han invertido ya miles de millones de euros. ¿Sus destinatarios? Bankia, Novagalicia Banco, CatalunyaCaixa, Cajasur, la CAM, UNNIM, Banca Cívica, Banco de Valencia… Y el propio Gobierno reconoce que, muy probablemente, una suma importante de los mismos, 21 mil millones, ya no se recuperará. La factura, al final, la pagamos nosotros. Los beneficios se los quedan ellos, claro.

El gran problema de la deuda privada, muy superior a la pública, ha acabado repercutiendo en las arcas públicas, en la medida en que una parte de la deuda bancaria ha sido asumida por el Estado. Y la crisis de la deuda soberana y el aumento de la deuda pública han servido de excusa perfecta para justificar medidas de ajuste y recortes, mientras que las grandes fortunas y las rentas altas cada vez pagan menos impuestos. Conclusión: se transfiere el coste de la crisis creada por unos pocos al grueso de los ciudadanos. Un negocio redondo.

Llegados aquí volvemos a la pregunta inicial, ¿hay que pagar la deuda? Una deuda que es resultado, principalmente, de salvar a unos bancos que “han vivido por encima de sus posibilidades”. Unos bancos que durante años regalaron crédito fácil a constructoras para edificar pisos que han quedado vacíos, aeropuertos que aún están esperando aviones e infraestructuras en desuso. Bancos que endeudaron a miles de familias aún y a sabiendas que éstas no podrían devolver dichos créditos.¿Nosotros tenemos que pagar esta deuda? ¿Tenemos que pagar por la avaricia y la codicia de unos pocos? Creo que no.

Las deudas no siempre se pagan. Y así deja constancia la historia. La doctrina de la deuda odiosa, que en derecho internacional se utiliza para exigir el no pago de una deuda tomada por un gobierno y utilizada en contra de su pueblo, se ha esgrimido y aplicado para no pagar deudas contraídas a lo largo de los siglos XIX, XX y XXI. Incluso Estados Unidos esgrimió dicha doctrina para no hacerse cargo de las deudas adquiridas por el gobierno de Irak, cuando en 2003 este país pasó a estar bajo su administración. Aunque finalmente Estados Unidos renunció al argumento de la deuda odiosa, consciente del precedente que podría sentar. Nota: el alivio de la deuda, de todos modos, se llevó a cabo alegando razones de “sostenibilidad”. Cuando interesa, la deuda no se asume y se perdona.

Si no debemos, no pagamos. Y es por lo tanto imprescindible auditar las deudas para saber quién las contrajo, a quiénes han beneficiado, para qué han servido. Así lo han hecho gobiernos como el de Ecuador, cuando en el año 2007 pusieron en marcha una comisión para auditar la deuda pública interna y externa y que culminó, en 2008, rechazando pagar parte de la deuda al declararla ilegítima.

Ahora nos toca aquí. La Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda ‘No debemos no pagamos’ indica el camino. Se trata de auditar las deudas contraídas por las administraciones públicas, señalar aquellas que sean ilegítimas, denunciar a sus responsables y exigir el no pago. En definitiva, desmontar el mito de rembolsar la deuda “sí o sí”. Pagar la deuda es pagar la crisis. ¿Por qué tendríamos que hacerlo?

octubre 1, 2012

Muñoz: “Banketxeak onbideratzen ari dira eskubide sozialen kontura”

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/10/01

ELAk gogor jo du joan zen ostiralean Espainiako ministroen kontseiluak onartutako 2013ko aurrekontuen aurka. Sindikatuaren iritziz “zorra ordaindu beharra beste edozeren gainetik jartzen dut eta . honek gero eta gehiago urruntzen ditu klase politikoa eta herritarak. Langabezia eta ekonomia erreala ez zaie batere axola.

ELAko idazkari nagusia Adolfo Muñoz “Txiki”. Mikel Noval, arlo sozialeko arduraduna eta Idoia Intxaurbe, ikerketa bulegoko kideak Estatuko 2013ko aurrekontuen inguruko txostena aurkeztu dute gaur goizean Bilbon. Muñozek adierazi du zor publikoa ez dela zilegi. Era honetan, zilegi ez dela erabakitako zatia ez ordaintzeko eskatu du, beste herrialde batzuk egin duten bazala. Zehazki, zorraren interesak ordaintzeko 38.590 milioi euro erabiliko da, estatuak egingo duen gastuaren %22,7.

Errege-Dekretuz Gobernuak Hitzarmen Kolektiboen Batzorde Kontsultibo Nazionala arautu zuen ministroen kontseiluak, joan den otsailean erabakitako erreforma laboral eta negoziazio kolektibokoa garatzeko. Erreforma hark Batzorde honi ematen dio enpresen eta langileen ordezkarien artean dauden desadostasunak konpontzeko ahalmena, hitzarmena ez aplikatzeko prozeduretan. Errege-Dekretu honekin gobernuak hitzarmenak ez aplikatzeko enpresen interesen aldeko beste urrats bat egin du, dekretuak ezartzen baitu alderdien arteko akordiorik ezean erabaki bat hartuko dela.

ELAk berretsi egin behar du ezinbestekoa dela mobilizatzen jarraitzea eraso hauei aurre egiteko eta politikak alda daitezen lortzeko. Halaber, Euskal Herrian sortu den gune sindikal eta sozialak erakunde desberdinen lankidetza ahalbidetzen duela uste du, helburuak eta jarduteko moduak partekatuz.

Irakurri txostena

octubre 1, 2012

Muñoz:“Se esta saneando a la Banca a costa de los derechos sociales”

Iturria: ELA Sindikatua – 2012/10/01

ELA ha denunciado que los presupuestos del Estado para el 2013 van a “traer un grave deterioro de los derechos laborales y sociales” e “impone la prioridad del pago de la deuda sobre el resto de cuestiones”. “Les importa un bledo el paro y la economía real. Cada vez es más evidente que quienes gobiernan no representan los intereses de la mayoría de la población”.

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz “Txiki”, ha participado esta mañana en Bilbao, junto con el responsable del área social, Mikel Noval e Idoia Intxaurbe, miembro del gabinete de estudios en la presentación de un informe sobre los presupuestos del Estado para el 2013, que fueron aprobados la pasada semana.

Muñoz ha retierado que la deuda contraída por el Estado español es ilegítima y ha exigido que se realice una auditoría de la deuda pública y no se pague la parte que se declare ilegítica, como lo han hecho algunos otros países. El secretario general ha subrayado que no se va a recuperar el dinero que está dando a la banca. De cada cuatro euros que gasta el Estado uno será para el pago de los intereses de la deuda, cerca de 38.600 millones de euros.

Por otra parte, el Gobierno español aprobó el pasado veirnes el Real Decreto por el que se regula la Comisión Consultiva Nacional de Convenios Colectivos, en desarrollo de la reforma laboral y de negociación colectiva aprobada en febrero de este año. Esta reforma atribuye a esa Comisión la función de resolver las discrepancias entre las empresas y la representación de los trabajadores y trabajadoras por falta de acuerdo en los procedimientos de inaplicación de los convenios. Con este Real Decreto el gobierno da un nuevo paso a favor de los intereses de las empresas para no aplicar los convenios, ya que el mecanismo establecido lleva a que se tome una decisión en caso de falta de acuerdo de las partes.

ELA se reafirma en que es imprescindible seguir movilizándonos para hacer frente a estos ataques y para conseguir el cambio de las políticas. Asimismo considera que el espacio sindical y social creado en Euskal Herria permite el trabajo común de organizaciones diversas, a quienes nos unen objetivos y métodos de actuación.

Leer informe

octubre 1, 2012

ELA dice que no se ofrece formación en Lanbide porque el servicio “se gestiona mal por la prepotencia de Gobierno vasco”

Iturria: Finanzas.com – 2012/10/01

El sindicato ELA ha afirmado que “no le extrañan las noticias” de que Lanbide mantiene suspendidos los cursos de formación desde hace seis meses, porque el Servicio Vasco de Empleo se “ha gestionado muy mal”, debido a la “gran prepotencia por parte del Gobierno vasco y de la consejera de Empleo”, Gemma Zabaleta.

El responsable del área social de ELA, Mikel Noval, ha recordado, en una rueda de prensa del sindicato, que ELA, “ya desde hace mucho tiempo, es una organización muy crítica con Lanbide”. “Denunciamos en su día -ha continuado- que la transferencia de Lanbide se hizo sin respetar los derechos que correspondían para que se decidiesen las políticas de empleo aquí”.

En ese sentido, ha asegurado que el acuerdo implicaba que se aplicasen las “políticas de empleo del Estado español, con una pérdida económica importante”. Por ello, para ELA, “hay responsabilidad” por parte de quienes “firmaron el acuerdo, el PNV y el Gobierno vasco” y ha dicho a este respecto que no se “ponían las bases para hacer una buena política de empleo”.

“A eso hay que añadir -ha dicho Noval- que Lanbide se ha gestionado muy mal”, debido a la gran prepotencia por parte del Gobierno vasco y de la consejera de Empleo”, Gemma Zabaleta.

Por eso, ha dicho que a ELA no “les extrañan las noticias” sobre la suspensión de los cursos de formación porque “se suman a las distintas cuestiones que han ido pasado, se ha dado una imagen de un aparente diálogo social, cuando realmente lo que ha pasado es que se ha dado cobertura a lo que ha querido hacer el Gobierno y se ha financiado a las organizaciones patronales y sindicales, CC.OO, y UGT, que participan en esa farsa”.

Noval ha afirmado, a este respecto, que “les preocupa muy poco el empleo y muy poco la situación de las personas en paro y es lamentable que se hagan esas cosas en alusión a la suspensión de los cursos.

octubre 1, 2012

Ha cambiado mucho; este pueblo está vivo y dispuesto

Iturria: Juanjo Basterra /Gara.net – 2012/10/01

Este pueblo está vivo, dispuesto a luchar y a pelear por sus derechos, como Pueblo, como trabajadores y como sociedad. La huelga general es un ejemplo, aunque no le guste al presidente de la patronal Confebask, Miguel Angel Lujua. Es difícil hacer equilibrios sobre la cuerda floja cuando a la mayoría se le empobrece y se le recorta los derechos laborales y sociales. Por el contrario, un notable grupo de empresarios nada en la abundancia económica. No tiene ningún problema sobre lo que va a pasar mañana, porque su futuro personal está despejado, aunque ponga cara de pasarlo mal. Es solo una pose.

Salir a la calle y perder los ingresos de un día con la que está cayendo tiene mucho mérito y muestra, entre aquellos que ejercieron el derecho a la huelga a pesar de la presión y el chantaje de más de un empresario, la enorme solidaridad y desde luego su gran corazón para conseguir una sociedad más justa.

Desde estas líneas le contesto al presidente de los empresarios vascos: sí que ha cambiado algo. Ha cambiado en cada una de las cinco huelgas generales que se han realizado en Hego Euskal Herria en estos tres años y medio. La sociedad lucha cada vez con más convicción frente a quienes acumulan y acumulan beneficios a costa de explotar, mandar al paro y recortar las prestaciones sociales de quienes menos tienen. Sí que ha cambiado porque desde la primera huelga general hasta esta última las empresas que cotizan en la Bolsa española han obtenido 125.005 millones de beneficios netos. Sí que ha cambiado porque los gobiernos, en vez de atender a los más desprotegidos y a los más débiles, se pone a favor de los poderosos. Paga la deuda privada de la banca con nuestro dinero y, a nosotros nos recorta por todos los lados, en temas tan importantes como las prestaciones sociales, la Educación y la Sanidad, por ejemplo.

Sí, señor Lujua, ha cambiado. El Gobierno español del PP, ese que hace todas las reformas contra los trabajadores -como antes lo hizo el PSOE-, terminará con la ayuda de 400 euros a los parados de larga duración el 15 de febrero, reducirá las prestaciones por desempleo y las partidas para los pobres y bajará el control del fraude fiscal.

Sí, este pueblo está en pie. Lucha y se defiende. Aurrera!

octubre 1, 2012

La deuda se lo come todo en España

Iturria: Alberto Pradilla – IPS . 2012/09/28

Uno de cada tres euros que prevé gastar el gobierno de España durante 2013 estará destinado a pagar los intereses de la deuda pública.

Los Presupuestos Generales del Estado presentados por las autoridades el jueves 27, evidencian que el lastre de esas obligaciones seguirá ahogando a una población ya castigada por el desmantelamiento de servicios públicos y sociales como educación y salud, entre otros.

El costo de los intereses de la deuda subirá en 9.742 millones de euros (unos 12.500 millones de dólares), para llegar a 38.590 millones de euros (49.700 millones de dólares), casi 34 por ciento más que este año.

La deuda se lo come todo. El pago de intereses equivale a lo presupuestado para todos los ministerios, que cuentan con una previsión de 39.722 millones de euros (unos 51.000 millones de dólares).

Los drásticos ajustes de los últimos meses ni siquiera alcanzan para hacer frente a los pagos extraordinarios que exigen los acreedores, motorizados por la creciente desconfianza de la capacidad del Estado para hacer frente a sus obligaciones.

En 2007, el endeudamiento público constituía 35,5 por ciento del producto interno bruto (PIB); este año llegó a 75,9 por ciento, y en 2013 pasará de 80 por ciento, según previsiones del gobierno.

En este contexto, la pregunta es cuál será el próximo recorte, a la espera de un previsible rescate financiero resuelto por la troika (la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) que acarrearía más restricciones para una población cuyo nivel de vida cae en picada.

“Estos son los presupuestos generales de la troika; la respuesta a las exigencias de controlar el déficit. Sin embargo, esto será imposible mediante estas cuentas. Se trata de una aparente paradoja, pero lo cierto es que el objetivo es empobrecer a la ciudadanía y cambiar de modelo”, dijo a IPS el economista Alberto Garzón, diputado de la opositora Izquierda Unida.

En su opinión, la coyuntura política y económica de España tiene muchos puntos en común con la de América Latina en las décadas de 1980 y 1990, marcadas por un elevado endeudamiento que desnudó las debilidades de las economías de los países de esa región y los llevó a seguir a pie juntillas una agenda de ajuste, privatización de los bienes del Estado y liberalización de la economía, con negativas consecuencias sociales.

Para Pablo Iglesias, profesor de ciencias políticas de la Universidad Complutense de Madrid, “los años 80 marcan el éxito de las políticas neoliberales que provocaron el desmantelamiento de los avances sociales logrados en años previos, y que creó muchas desigualdades”, dijo a IPS.

En su opinión, esa situación se repite ahora en los países periféricos europeos, donde las medidas de ajuste están poniendo fin a derechos sociales que hasta ahora no se ponían en cuestión.

“Son los presupuestos para salir de la recesión”, justificó el jueves 27 el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en una rueda de prensa. La vicepresidenta Soraya Sáez de Santamaría dio un paso más y calificó las cuentas como “las más austeras”.

Según sus números, el PIB español experimentará una contracción de 0,5 por ciento y el desempleo se mantendrá en torno del actual 24 por ciento de los activos.

Pero el Fondo Monetario Internacional (FMI) proyecta una caída de 1,2 por ciento del PIB. Si esta previsión se confirma –y considerando que el objetivo de déficit fiscal de 4,5 por ciento, impuesto por la Unión Europea, constituye la línea roja para el gobierno de Mariano Rajoy–, el único recurso que le quedaría al presidente será aplicar de nuevo la tijera.

En menos de un año, su gabinete ha adelgazado rubros básicos como la educación o la sanidad, con medidas como prohibir la atención de salud a los inmigrantes sin documentación y hacer obligatorio el pago de medicamentos que antes se entregaban gratuitamente.

A falta de conocer la letra pequeña de los presupuestos, que se hará pública este sábado 29, las miradas se centran en las pensiones.

En julio, Rajoy aseguró que las asignaciones de los jubilados serían “lo último” que tocaría. Por el momento, el gobierno afirma que les aplicará un aumento de uno por ciento, insuficiente si se tiene en cuenta que el costo de vida subió tres por ciento en septiembre tras la entrada en vigor del aumento del Impuesto al Valor Añadido (IVA).

Como alternativa, el Poder Ejecutivo optó por echar mano al Fondo de Reserva, del que retirará el equivalente de casi 4.000 millones de dólares para pagar las pensiones.

Pero si el gobierno termina por congelar las jubilaciones, el impacto se sentirá en toda la sociedad. Con el elevado desempleo y las reducciones de los subsidios a los desocupados, la pensión del abuelo o de la abuela se ha convertido en el único medio de subsistencia de muchas familias.

“Es inevitable que paguen los ciudadanos”, reconoció el ministro Montoro. La vicepresidenta Sáez de Santamaría insistió en que la prioridad es el “gasto social”. Pero basta con darse un paseo por las calles de Madrid para comprobar cómo se deterioran las condiciones de vida. Cada vez más gente busca comida en los contenedores de basura.

El gobierno insiste con la receta de “reformas estructurales, control del déficit y recuperación de la senda del crecimiento”, un mantra que defiende gracias a su mayoría absoluta en el parlamento, pero que cada vez genera más malestar, como el del martes 25, cuando decenas de miles de personas accedieron a la convocatoria de rodear el Congreso legislativo en una jornada de incidentes y 35 detenidos.

Las autoridades presentaron también un plan de reformas que inciden en la senda marcada por la troika. Se trata de 43 proyectos de ley para la liberalización de diversos sectores de la economía, una medicina ampliamente aplicada por el FMI en América Latina, 20 años atrás.

Si la experiencia de esa región despierta tantos ecos en la España de hoy, también podría apuntar posibles soluciones.

En opinión de Iglesias, la deuda puede servir para “devolver la política al centro de la economía”. Y puso el ejemplo de Ecuador, cuyo presidente Rafael Correa estableció en 2008 una auditoría sobre el endeudamiento público para determinar qué porción era ilegítima y declaró el cese de pagos de 70 por ciento de la deuda en bonos.

Sectores ciudadanos y grupos políticos como Izquierda Unida defienden que el país celebre un referéndum ciudadano para fijar límites al pago de la deuda y a los ajustes presupuestales.

“El desmantelamiento sin precedentes del Estado de bienestar apunta a una crisis social”, argumentó Iglesias. No se pueden equiparar los diferentes procesos latinoamericanos y europeos, matizó. Pero en España “hay condiciones” para un nuevo paradigma político y económico, opinó.

Etiquetas: ,
A %d blogueros les gusta esto: