Archive for agosto 27th, 2012

agosto 27, 2012

El Gobierno de Rajoy quiere acabar con las vacaciones pagadas

Iturria: canarias-semanal.com – 2012/08/27

Para “reducir costes laborales” y “aumentar la productividad”

La  reducción de los salarios de los trabajadores europeos que, según los analistas económicos constituye una de las principales finalidades de las contrarreformas que actualmente se están imponiendo a través de la UE, el FMI, el BCE y los diferentes ejecutivos nacionales, podría verse acelerarada en España de manera inminente.

Así se desprende de las informaciones filtradas a la prensa sobre el último paquete de medidas neoliberales que actualmente estaría preparando para su aplicación el ejecutivo de Mariano Rajoy. El Gobierno está contemplando imponer que, en principio durante 2013 y 2014, las vacaciones anuales de los trabajadores pasen a ser no remuneradas o al menos lo sean sólo durante 7 días.

Por el momento, el proyecto gubernamental no plantea eliminar el derecho a disfrutar de las vacaciones, pero sí que éstas pasen a ser no remuneradas. Es decir, que durante el tiempo de disfrute los trabajadores no percibirían su salario.

Según fuentes del Ejecutivo, dicha medida  “se tomaría para reducir los importantes costes laborales que tienen tanto las empresas privadas como la administración por las vacaciones durante un periodo de dos años, y de esa forma permitir que se ganar en competitividad y reactivar la economía y fomentar nuevas contrataciones”.

La excusa oficial aducida, por tanto, no es demasiado diferente a la esgrimida para justificar las sucesivas contrarreformas laborales por el actual gobierno del Partido Popular y sus antecesores.

Esas mismas fuentes justifican también su pretensión apuntando que no en todos los países las vacaciones son remuneradas como en España, y señalan especialmente el caso de los  Estados Unidos.

Anuncios
agosto 27, 2012

Los medios internacionales culpan de los incendios a los recortes

Iturria: elconfidencial.com – 2012/08/26

TAMBIÉN DENUNCIAN SOLAPAMIENTO INSTITUCIONAL Y FALTA DE POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL

Muchos medios internacionales lo tienen claro. La terrible temporada de incendios de 2012, la peor en España de los últimos 10 años, está directamente relacionada con los recortes y las medidas de austeridad emprendidas por el Gobierno. Y por supuesto, la enconada recesión económica de nuestro país tampoco ayuda. Es la conclusión a la que llegan publicaciones como The Guardian, The Times o Reuters, que esta semana dedican espacio al análisis de las catastróficas cifras de los incendios forestales de nuestro país y no escatiman críticas a la falta de regulación, la burocratización o el solapamiento institucional en la protección ambiental y la lucha contra el fuego.

Los recortes, responsables

“España se enfrenta a los peores incendios de la década después de que en lo que va de año se haya quemado tres veces más masa forestal que en 2011”, reseña la agencia Reuters. “Mientras, el presupuesto de la lucha contra incendios ha sido recortado a la mitad como parte de las medidas de ahorro en el gasto público”.

Hasta mediados de agosto de este año se han registrado en España casi 3.800 incendios, 24 de ellos de grandes proporciones, que han arrasado cerca de 140.000 hectáreas. Según los datos difundidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la extensión de suelo forestal perdido durante los primeros ocho meses de 2012 triplica la registrada el año pasado en el mismo periodo de tiempo, que apenas pasó de las 40.000 hectáreas.

“España ha puesto en marcha una serie de medidas de austeridad para ahorrar más de 65.000 millones de euros de déficit en dos años”, recuerda la agencia Reuters para ilustrar estas cifras, y explica que se trata de “un esfuerzo por evitar un rescate soberano a gran escala”. Pero inevitablemente, prosigue, “esos recortes tienen consecuencias en los servicios públicos”.

Aunque Reuters concede que los mayores niveles de temperatura y sequedad de 2012 impiden que “quede claro que el incremento del número de fuegos de este año esté relacionado directamente con los recortes en los presupuestos de la lucha contra incendios”, sí se hace eco de algunas de las denuncias que han podido oírse dentro de nuestras fronteras, como la de escasez de medios. Antonio del Río, portavoz de UGT, explica a la agencia que incluso han podido verse bomberos incapacitados para entrar en acción al carecer siquiera de botas y guantes.

Acusaciones de burocratización

“Mientras los políticos discuten por las cifras, un malestar más profundo subyace tras la pérdida de estos paisajes “, explica a su vez el británico The Guardian en su reportaje de esta semana sobre los devastadores fuegos en España. Se trata del ocasionado por “décadas de abandono del campo y leyes que impiden que los vecinos usen el suelo público“.

Aunque relacionada con las condiciones climáticas y la escasez de medios, la clave que explica la dramática experiencia de este año en España no reside tanto en los recortes como sí en las políticas urbanísticas y medioambientales emprendidas durante años a nivel nacional y autonómico. La legislación española, según ellos, no sólo es deficiente en materia antiincendios, sino que impide la explotación racional del suelo forestal público, lo que contribuye a la degradación de la que el incendio es, aunque espectacular, sólo una parte. “Un suelo público bien gestionado se paga a sí mismo”, sintetizan, “y contribuye a crear trabajo en un país con un 25% de desempleo”.

Uno de los ejemplos, según la cabecera, está en la ganadería. “Siete millones de ovejas y cabras, el 28% del total, han desaparecido en España en los últimos cuatro años. Que no haya ovejas implica que la hierba seca y los arbustos se acumulen, creando las condiciones idóneas para que el fuego se propague”. El periódico también denuncia que la escasez de actividad en el medio forestal se traduce en la ausencia de pastores o explotadores  que den cuenta de los focos del fuego cuando aún son controlables.

El medio británico recurre al municipio de Andilla, en Valencia, para ejemplificar que las medidas de prevención contra incendios son compatibles con la explotación sostenible del suelo. “Aquí sólo quedaba un rebaño, pero la crisis económica nos ha ayudado a persuadir a cuatro hombres para que empiecen con sus propios rebaños y vuelvan al pastoreo”, explica para The Guardian Roberto Rubio. “Pagamos la primera limpieza del monte vendiendo madera”, asegura este hombre, que culpa a la “irritante burocracia de gobierno regional” de impedir que proyectos similares vean la luz en otros puntos.

Solapamiento y falta de cooperación

Muchos mantienen que estos obstáculos políticos e institucionales no son síntoma de la sobrerregularización, sino precisamente de lo contrario. Para EuroActiv, agencia de información sobre política y Europa, la causa de los fuegos que arrasan los bosques españoles no son sólo los recortes en la lucha antiincendios, sino que “también la falta de cooperación entre los diferentes niveles de gobierno alimenta la amenaza del fuego”.

“Un informe de 2008 sobre el estado de las áreas naturales de España dice que 14 millones de hectáreas, el 28% del país, está formado por espacios naturales protegidos por leyes nacionales o regionales”, explican en EuroActiv. “Sin embargo, el informe también habla de la falta de coordinación en la protección de áreas naturales y la ausencia de leyes nacionales y europeas que refuercen la protección de la biodiversidad“.

Es una denuncia a la que se suman algunos de los entrevistados en el artículo, como María Melero de Blas, portavoz de WWF en Madrid. “Aunque las leyes españoles obligan a los bosques a disponer de un plan de gestión, sólo el 13% de ellos lo tiene”, explica. “Lo mismo ocurre con las áreas naturales protegidas; sólo el 9% de las áreas Natura 2000 [una red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad ] dispone en España de un plan de gestión”.

El fuego se propaga por las inmediaciones de Boadella, en Gerona, el pasado julio. (REUTERS)
agosto 27, 2012

¿Qué futuro nos espera?

Iturria: rosamariaartal.com – Rosa María Artal – 2012/08/27

El 1 de Septiembre va a marcar un punto de inflexión en nuestro camino a la pobreza. Según el diseño del PP para, presuntamente “salir de la crisis”, pagaremos más por menos y mermará de nuevo nuestra calidad de vida. Sube el IVA con incrementos sin precedentes. En múltiples productos. Puede que entre lo más notable esté la elevación del precio de las proteínas: carne, pescado… Como en tiempos de la posguerra habrá que dosificarlas, tomarlas mucho más de tarde en tarde. Entretanto –y la verdad no es demagogia- os invito a daros una vuelta por el Club del Gourmet de El Corte Inglés por ejemplo. Un obsceno espectáculo de ostentación en donde vemos elevadísimos precios de alimentos por ser a veces tan solo más sofisticados y llamados a distinguirse de clases con menos recursos.

A partir de ese 1 de Septiembre también pagaremos íntegramente medicinas de uso muy habitual como el Almax o el Fortasec, expectorantes o –con más consecuencia para quienes lo necesitan- vasodilatadores periféricos. En torno a 150.000 emigrantes se verán privados de la sanidad pública, salvo en urgencias, contraviniendo los derechos humanos.

Todo es para pagar un pufo de los poderes financieros que los ciudadanos de a pie no causamos. Espero que todo el mundo recuerde el inicio de la crisis mundial. Ésa que agravó en España la burbuja inmobiliaria –inflada por el PP y no desactivada por el PSOE de Zapatero- y nuestro endémico tejido productivo basado en el turismo y los servicios.

Toda Europa se encamina a la pobreza. Le Monde recoge las declaraciones de un responsable de Unilever, una potente industria de alimentos cosméticos anglo-holandesa, que así lo afirma textualmente. Y en ese conjunto hay sociedades destinadas a pasarlo peor. Muy prácticos los de Unilever, declaran que van a tratar al mercado español como a los países asiáticos en vías de desarrollo: venden productos en envases más pequeños para que sean más baratos. El gasto se nota menos, aunque sea el mismo.

Porque ¿Qué nos espera? Se puede firmar y rubricar que con estas medidas no “se sale de la crisis”, se ahonda. La subida del IVA en Portugal ha conseguido recaudar menos por ese impuesto: los ciudadanos reducen sus compras y no les salen las cuentas al gobierno conservador. Suele pasar con esta injusta tasa. Se fastidia al contribuyente y encima se obtienen menos ingresos. Ni a mala fe, sale peor.

Pero es a Grecia adonde debemos mirar con más atención aún. Tenemos en común con ese país la corrupción política y la tolerancia social a esa corrupción. Algo que siempre pasa una durísima factura. Y aunque en una economía aún más débil, los mismos fundamentos productivos: turismo y construcción inmobiliaria.

El escritor griego Petros Márkaris ha escrito un libro, Las luces se apagan, donde reseña el camino seguido tras 18 meses de “reformas” noeoliberales. Y es desolador. Entresaco algunos párrafos del artículo que Márkaris ha escrito en El País y que merece la pena leer completo:

“Mientras tanto, el conjunto de los ciudadanos sin recursos no deja de crecer. Muchos de ellos no pueden ni siquiera costearse sus medicamentos. ¿Qué hacen entonces? Recurren a la organización Médicos sin Fronteras, que proporciona de forma gratuita algunas medicinas. Las dos clínicas de Médicos sin Fronteras que existen en Atenas están pensadas para asistir a inmigrantes sin recursos, que llegan a Grecia desde África en barcas de remos. Pero cada vez son más los griegos que piden ayuda. Algunos días hay casi mil personas haciendo cola en Médicos sin Fronteras.

Entre ellos, por ejemplo, diabéticos que ya no pueden permitirse comprar insulina. La miseria de los inmigrantes se extiende a los griegos. Hasta hace apenas medio año, cuando me asomaba a la calle desde el balcón de mi casa, veía a inmigrantes que revolvían entre los cubos de basura, en busca de algo para comer. En las últimas semanas, se han unido a ellos cada vez más griegos. No quieren revelar su miseria, por eso hacen su ronda a primera hora de la mañana, cuando las calles están casi desiertas.

(…)

Lo peor para los miembros del partido de los mártires es el desánimo. Han perdido la esperanza. Para ellos, tras la crisis no se esconde perspectiva alguna de alcanzar un futuro mejor. Cuando uno habla con ellos, no es posible dejar de pensar que solo están esperando a que llegue el final. Cuando una gran parte de la sociedad no logra reunir el optimismo necesario, significa que la vida es en verdad agobiante. En muchos de los bloques de viviendas en los que viven ciudadanos con ingresos escasos o moderados ya no se enciende la calefacción. Las familias carecen de dinero para gasóleo, o prefieren utilizarlo para otras cosas.

(…)

La recesión no es la única preocupación de los mártires. A pesar de que sus negocios ya no rinden, están obligados a pagar sus tributos por partida triple: primero, el Impuesto sobre la Renta, después diferentes impuestos adicionales y, por último, un complemento de solidaridad. Un impuesto este, el de solidaridad, que el año próximo deberán abonar en dos ocasiones, mientras que otro impuesto indirecto, el IVA, se incrementó dos veces durante el año pasado. Mientras que los defraudadores no pagan nada o casi nada de estos impuestos adicionales o del complemento de solidaridad, porque muchos no presentan la declaración de Hacienda o disfrazan una gran parte de sus ingresos, los ciudadanos honrados no pueden casi ni respirar.

(…)

La contención del consumo y la falta de créditos ha frenado el crecimiento económico del país y, por este motivo, son muchas las pequeñas empresas que se hunden estos días. Desaparecen, pero no se llevan consigo las numerosas deudas contraídas. Mi cuñado, representante de moda infantil, me contaba entristecido que solo la pasada semana había vivido tres casos semejantes. Es desesperante. Ahora, delante de las oficinas de empleo, se ven largas colas de parados que cada mes aguardan pacientemente la orden de pago con la que el banco debe transferirles su subsidio. Sin embargo, nunca pueden tener la certeza de que el pago llegue a principios de mes. A veces, tienen que esperar algo más para cobrar sus 416,50 euros, pues el número de parados no deja de crecer y a las oficinas de empleo se les termina el dinero.

(…)

El cuarto y último partido de la sociedad griega es el que más me preocupa. Es el partido de los desesperanzados: los jóvenes griegos, sentados todo el día frente al ordenador, buscando en Internet, desesperados, un trabajo, sea donde sea. No son emigrantes como sus abuelos, que en los años sesenta llegaron a Alemania desde Macedonia y Tracia para buscar trabajo. Estos jóvenes han ido a la universidad, algunos incluso tienen un doctorado. Sin embargo, cuando terminan la carrera se van directos al paro. (…)

Ya sea a causa de la recesión, de las medidas de contención del gasto, del recorte de la deuda o de las reformas, el caso es que vamos a sacrificar a tres generaciones en nombre de la crisis. Hoy son los jóvenes los que más pierden; mañana lo seremos nosotros, porque en algunos años nos faltarán las fuerzas para seguir luchando. (…)”.

Pero no todos pierden en Grecia, tampoco en España, ni en el resto de Europa…

“Está claro que los beneficiarios y los defraudadores no tienen tales preocupaciones. Apenas sienten que el país está en crisis. Antes de que Grecia entrase en esta situación, ya habían trasladado su dinero al extranjero. Mientras que los bancos griegos han perdido en los últimos 18 meses alrededor de 6.000 millones de euros, los bancos extranjeros —especialmente los suizos— se frotan las manos”.

Añadamos que los griegos han cometido el error histórico de volver a entregar el poder a los causantes de sus males. Como en otros países, como en España, el miedo y la manipulación, el desinterés por la realidad, conduce a votar contra los propios intereses. Nada conseguiremos mirando para otro lado. Discutiendo si son galgos o podencos mientras nos engulle el lobo. Enchufándonos en vena fútbol, cualquier otra distracción, o diciéndonos que no queremos sufrir pensando estas cosas o que no sirve para nada lo que hagamos. Un negro futuro camina sin pausa, y es inexorable si no se cambia su trazado.

agosto 27, 2012

Se aproxima el “rescate”. Esto es lo que se nos viene

Iturria: Kaos en la Red – 2012/08/26

Un rescate conllevaría exigencias y recortes incuestionables. Así lo demuestra la experiencia de los países rescatados…La respuesta en manos de la gente.

Un rescate conllevaría exigencias y recortes incuestionables. Así lo demuestra la experiencia de los países rescatados, el diario económico conservador, Expansión, lo ha resumido así:

1-Funcionarios: despidos y más bajadas de sueldo

En España en 2010 se tomó una medida sin precedentes: se bajó el sueldo de los funcionarios un 5% de media y después se mantuvo congelado en 2011 y 2012. Además, se ha aplicado una tasa de reposición del 10%, que este año se ha reducido al 0% excepto para Sanidad y Cuerpos de Seguridad del Estado. Sin embargo, este colectivo podría sufrir otro revés: que se introduzca la posibilidad de despedirles y que haya más descensos salariales.

En Grecia, por ejemplo, entre 2010 y 2011 el sector público se redujo en 200.000 funcionarios, entre jubilaciones no cubiertas y despidos de empleados públicos con contratos temporales. Pero además se pretende suprimir otros 150.000 hasta finales de 2015. Esto es a lo que el país heleno se comprometió ante sus socios europeos y el FMI para recibir ayuda. Sólo en este ejercicio está previsto que deje en la calle a 15.000 funcionarios.

Hasta ahora Portugal ha reducido la plantilla del sector público gracias a las jubilaciones (el año pasado 20.000 menos), pero ahora ya se plantea despidos con 20 días por año trabajado con un límite de doce mensuales.

Además, los funcionarios lusos que cobraban más de 1.000 euros al mes han visto como desaparecía su paga extra de Navidad y la de verano y el cobro de los festivos trabajados, unas medidas que han supuesto un recorte del 20% en su sueldo.

Irlanda también va a reducir los empleados públicos en 37.500 entre 2008 y 2015.

2-Recorte de las pensiones

En España las pensiones se congelaron en 2011 por primera vez en la Democracia, pero el nuevo Gobierno ha retirado esta congelación para este año. En los rescatados los pensionistas han salido peor parados sufriendo importantes rebajas en sus prestaciones.

En Grecia se han recortado un 20% las pensiones de más de 1.200 euros y hasta 40% en el caso de los jubilados con menos de 55 años.

En Irlanda se han reducido las pensiones de los nuevos jubilados un 10%, además se han quitado deducciones fiscales.

En Portugal los pensionistas igual que los funcionarios han visto desaparecer las dos pagas extras.

3- Acelerar el retraso en la edad de jubilación

En este apartado España ya ha avanzado bastante con la reforma de las pensiones que retrasa la edad de jubilación a los 67 años, una medida que se va a aplicar de forma progresiva y que será plenamente vigente en 2027. Una ayuda externa podría provocar el adelanto o endurecimiento de esta medida.

En Grecia se ha retrasado la edad de jubilación a los 65 años de forma generalizada (las mujeres se jubilaban a los 60 y en el sector público la edad daba igual era suficiente haber cotizado 37 años) y el periodo de cotización para acceder a la pensión completa ahora es de 40 años, frente a los 35 años que se exigían antes. Además, el importe de la pensión paso a ser el 64% del sueldo, frente al 805 que era antes, y se calcula en función de la medida del salario de toda la vida laboral, y no del último recibido.

En Portugal se ha suspendido hasta 2014 la posibilidad de solicitar la jubilación anticipada con 55 años y 30 años cotizados.

Irlanda aprobó la elevación de la edad de jubilación a los 66 años en 2014, los 67 en 2021 y los 68 en 2028.

4- Más impuestos, sobre todo sobre el consumo

En este punto, el Gobierno español ya acometido una subida del IRPF, pero podría tener que subir el IVA este mismo año (ahora está en el 18%) o suprimir las deducciones a la compra de vivienda como ya le ha recomendado Bruselas.

En Grecia el IVA se subió dos veces en el mismo año (4 puntos en total) hasta el 23%. Además, se incrementaron en 10 puntos los impuestos sobre tabaco, alcohol y combustibles. Además, se lanzó un nuevo impuesto para la propiedad inmobiliaria.

Portugal también subió el IVA hasta el 23% aplicando el tipo general a productos que hasta entonces se regían por un tipo reducido (esto ha hecho que el IVA de la luz y gas pase del 6% al 23%). Además, este país elevó la fiscalidad de las rentas más altas y de las empresas con beneficios.

En Irlanda la subida fiscal más importante también ha sido la del IVA que se ha aplicado de manera progresiva y aumentará del 21 al 22% en 2013, con un incremento posterior al 23% en 2014.

5- Reducir la prestación por desempleo

En España la prestación por desempleo y el conocido como cheque parado (subsidio para los parados que han agotado su prestación) se mantiene sin variación, pero en los últimos meses ha habido rumores de que podría sufrir alguna rebaja aunque el Gobierno lo ha negado.

En este sentido, sólo Portugal ha acometido una rebaja del período para recibir la prestación a un máximo de dos años y dos meses, cuando hasta ahora el tope estaba en tres años.

6- Reforma laboral, donde más se ha avanzado

La última ley laboral ha introducido importantes novedades. La principal es que ahora las empresas pueden despedir a un trabajador con una indemnización de 20 días alegando tres trimestres de caída de ingresos y con 33 días si el despido es improcedente (frente a los 45 días que había). Además, se ha introducido más flexibilidad en la negociación colectiva permitiendo que la empresa pueda negociar con el trabajador directamente una bajada de sueldo o un cambio de tarea, por ejemplo.

En Grecia la indemnización por despido se redujo un 50% y se eliminaron los convenios colectivos en Grecia. Esta última medida ha provocado un descenso medio del 20% en los salarios del sector privado, según datos recogidos por los inspectores del Ministerio de Trabajo.

En Portugal se han reducido el número de festivos (cuatro menos) y la cantidad pagada por cada hora extraordinaria desciende a la mitad. Además, se ha recortado la indemnización por despido de 30 a 20 días por año trabajado para los nuevos contratos y con un límete de 12 mensualidades y el Gobierno podría estar ya estudiando nuevas rebajas.

En Irlanda no ha habido grandes novedades en este terreno porque su mercado de trabajo ya era flexible.

7-Más control de las cuentas de las comunidades autónomas

Las comunidades autónomas son uno de los focos de preocupación para Bruselas y para los analistas internacionales. De hecho, son las responsables del desvío de déficit hasta el 8,9% en 2011 (desde el 6% que se prevía inicialmente). Por ello, un rescate podría suponer un control adicional de las cuentas de estas regiones, pero esto es sólo una hipótesis.

8-Más exigencias para el sistema financiero

Una de las opciones que está ganando fuerza es que se busque una vía para que la ayuda externa a España se focalice en la banca. Por ello, según altos cargos alemanes citados por Reuters, si finalmente esto es así los fondos europeos podrían liberarse sin que la economía española tuviera que someterse al estricto tipo de programa de reformas que acordaron Grecia, Portugal e Irlanda. En su lugar, España sólo tendría que acordar nuevas condiciones ligadas a la reforma de su sector bancario.

A %d blogueros les gusta esto: